Archive for industria militar

Mercado ilegal de armas de guerra made in Spain

Militar+en+la+puerta+del+Palacio+de+Topkapi+%28Topkap%C4%B1+Saray%C4%B1%29

Por Enrique Dans

Fuente: ABC

Ya hemos advertido en más de una ocasión del espantoso negocio de la venta de las armas. Un negocio que tiene una cara legal, que permite vender armas sin otro requisito que cumplir las normas que previamente han acordado los estados bajo la presión de los lobbys militares, y una cara opaca, que se hace de espaldas a la legalidad.

En ambos casos los beneficios son descomunales, alimentan lo peor del género humano y permiten un empresariado manchado de sangre que, por cierto, tiene pocos o ningún escrúpulo y al que no le importa la ética con tal de ganar dinero.

Es el caso del reciente negocio ilegal destapado en España de la empresa “Cantábrico Militaria”, de Gecho (Vizcaya), que regentaba un desalmado llamado M P. V., actualmente en prisión por la causa abierta por venta ilegal de armas.

Sobre MPV y sus cómplices pesan acusaciones de tráfico, depósito y tenencia ilícita de armas, pertenencia a grupo criminal y falsificación de documentos y según la policía eran “un centro clave en Europa en este tipo tráfico ilegal, especialmente peligroso“.

Según al noticia de ABC, la empresa de MPV,

hizo grandes compras de excedente de armamento, sobre todo al Ejército español, pero también a fábricas que iban a la quiebra. Además de las armas adquiría elementos indispensables para la reactivación, como agujas percutoras, sistemas de cierres completos, muelles de retenida… Por supuesto también cargadores.

Nos parece preocupante que el ejército español venda este excedente de material militar en desuso con la alegría que parece que lo hacía ¿Lo sigue haciendo?

Esta venta de material militar en desuso, sabiendo el mercado negro que existe detrás les hace los primeros responsables de la violencia que se pueda comenter con estas armas.

Pero aquí no acaba la preocupación.

Los números del negocio eran redondos: cada cetme, por ejemplo, le costaba unos 15 euros y él luego los vendía a 200. Llegó a comercalizar más de 6.000 de estos cetme, según las fuentes consultadas, de modo que solo con ese material ganó más de un millón de euros.

Es decir, el ejército le vendió a este tipo nada menos que 6.000 cetmes sin sospechar nada (¿o si?) como si 6.000 cetmens fueran moco de pavo o como si el ejército profesional donde los haya en la guerra, no supiera para qué puede querer una armería 6000 cetmes.

El Ejército y el Ministerio de Defensa deberían destruir las armas en desuso y no comerciar con ellas.

Por cierto, que 6.000 cetmes a 15 euros supone unos ingresos extra al ejército de 90.000 euros y, vendidos como se dice a 200 euros, unas ganancias al empresario chorizo de 400.000 euros (la noticia habla de más de un millón, de donde nos podemos imaginar que los más de 6.000 cetme eran muchos más o que el empresario además ha vendido otro material militar más escandaloso), todo un ejemplo de lo lucrativo del negocio de la venta de armas.

Digamos también que el asunto de los cetmes en en ejército español tiene su aquel:  el ejército español se desprendió de los cetmes, como hemos explicado en otra entrada del blog, para sustituirlos, por considerarlos obsoletos, por los alemanes G36, que costaron un pastón y encima han resultado defectuososo porque se recalientan en combate. Los cetme en desuso fueron mandados a la armería con destino a la venta y, otra porción, como posible contribución española a la guerra de Siria.

Pero dejando aparte este pequeño detalle, volvamos sobre la venta de los cetme. La armería tenía amplia clientela:

Tenía clientes en Francia, Alemania, Bégica y Estados Unidos, país cuya regulación de las armas es muy laxa y al que fueron a parar grandes cargamentos. Y por supuesto vendía en España a personas que pedían pistolas o cetmes «pero de las antiguos, de los de antes de 2011», tal como se comprobó con las intervenciones telefónicas.

Miren por donde, parece que el armero introducía en el circuito mundial armas ilegales que provenían al menos que se sepa del ejército español. En grandes cantidades.

Armas que, se insinúa, han acabado en conflictos militares o en manos de esos famosos terroristas que atemorizan a la ciudadanía y que, según nuestros interesados vendedores de armas y los políticos al uso “justifican” el gasto militar para comprar armas porque nos sentimos en riesgo de que atenten contra nosotros.

A lo mejor la manera de cortar el nudo gordiano de dicho terrorismo era no proporcionárselas previamente, pero claro, cualquiera habla de nudos gordianos a los militares, que salvo los de la armada, entienden poco de nudos; o a los políticos, que del nudo que saben bien es del de la corbata de seda con la que se emperifollan para votar a favor del gasto militar.

De modo que parece más que probable que cada vez que nos inviten a tener miedo a los terroristas que nos amenazan, debamos empezar a pensar si no se referirán a los vendedores de armas que les proveen de material y si no va a acabar resultando una especie de profecía autocumplida en la que somos nosotros mismos, es decir, nuestra legislación permisiva hecha para facilitar el negocio de unos pocos, los que amenazamos a todo bicho viviente, nosotros incluidos, y los que nos aplicamos en ejercer el doble terrorismo primero de dotar de armas a unos locos y segundo, de permitir que las usen a troche y moche, sin importarnos otra cosa que la cuenta de resultados en el banco.

Invertir en industria militar es elegir la opción menos rentable para crear empleo

Fuente:  Infodefensa.

El sector de la industria de Defensa en España tiene mucha importancia.  Y más que va a tener salvo que por parte de la sociedad hagamos algo para evitarlo.

Por ejemplo, algunos ministerios están altamente militarizados:

El sector industrial de la defensa ha continuado siendo un sector al que desde el extinto Ministerio de Industria Energía y Turismo, hoy Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, ha dedicado un volumen importante de recursos. En el marco de la colaboración que mantenemos desde hace 20 años con el Ministerio de Defensa para la financiación de los programas especiales de armamento, se han prefinanciado 23 de estos programas con unas aportaciones de 15.000 millones de euros.

Habría que añadir que la prefinanciación ha sido a interés 0.

También habría que añadir que al anterior ciclo inversor (PEAS I) ahora se une otro (PEAS II):

Asimismo, tenemos que constatar el efectivo inicio de un nuevo ciclo inversor en la industria de la defensa alrededor de los programas tecnológicos para la futura Fragata F-110 y los vehículos blindados 8×8.

La infografía que ofrecen y reproducimos aquí abajo resume los principales datos de la industria armamentística española:

Y todo parece idílico salvo que se contraste con algún otro punto de vista.  Nosotros proponemos el de la infografía siguiente que nos dice que invertir en lo militar es ruinoso, con respecto al trabajo que crea:  por cada mil millones de dólares invertidos en industria militar se crean 8.555 trabajos.  Sin embargo, por igual inversión en

  • Sanidad:  12.883
  • Educación:  17.687

 

Crisis humanitarias, guerras y Marca España

 

Woman%27s+sorrow

IIP Photo Archive

Fuente:  El Pais.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y Emergencias de la ONU, Stephen O’Brien, ha alertado de que el mundo se enfrenta a la peor crisis humanitaria desde que existe la ONU, con más de 20 millones de personas en estado crítico. La peor crisis desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Nos encontramos en un punto crítico de la historia. Ya a principios de año estamos enfrentándonos a la mayor crisis humanitaria desde la creación de las Naciones Unidas. Hay más de 20 millones de personas en cuatro países que sufren inanición. Sin esfuerzos globales y coordinados, morirán de hambre

Cuatro son los grandes puntos álgidos de este desastre: Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Kenia

Cuatro sitios que comparten la características de la severa pobreza y de unos de los peores indicadores del mundo en casi todos los derechos sociales y necesidades básicas.

Comparten otras características, como la ser víctimas de la geopolítica de dominación que se juega en el área del índico y en el golfo pérsico.

Otra más, están en guerra o sufren operaciones internacionales de guerra (por ejemplo la operación Atalanta, las diversas luchas antiyihadistas, etc.).

La violencia estructural de la que son víctimas estos pueblos (por cierto con beneficiarios entre los que nos encontramos nosotros) y la imposición de la guerra los unen en sus desgracias.

Y por lo que respecta a nosotros, otra coincidencia más.  Nuestra presencia, más bien la de nuestras armas, se hace notar sobre el terreno.

Por ejemplo, en Yemen y Sudán del Sur se han encontrado armas españolas de forma incomprensible pues oficialmente España no las vende a ninguno de estos estados. Otro ejemplo: hemos hecho un contrato de fabricación de corbetas militares para Arabia Saudí (uno de los contendientes en el conflicto yemení) con las que los observadores internacionales piensan que es probable que Arabia Saudí ejerza el bloqueo militar a los yemeníes contra los que combate. Otro más, España participa en la operación Atalanta, con base en Yibuti y bases operativas en Somalia, patrullando una amplia zona entre el Golfo de Adén y las islas Sychelles, de la que ha tomado el mando en febrero de 2017. Lo mismo podemos decir de Kenya.

Podríamos preguntamos si la Marca España, además de vender armas y aportar soldados, participa de algún modo más pacífico y creativo en paliar las hambrunas y la crisis humanitaria que provocan las políticas de fomento de la guerra en las que, como uno más, anda metida. ¿Cuántos recursos aporta al desarrollo, a la paz entendida como seguridad humana, a la acogida de refugiados de la guerra…? Las preguntas, por impertinentes y desgarradas, resultan innecesarias.

Al parecer la conexión desastre humanitario-militarismo- co-responsabilidad de España es muy evidente y lo malo es que el apabullante silencio y la ocultación de un papel tan sucio, nos impide luchar eficazmente contra esta mala política del gobierno de Rajoy (y antes ZP) y sus consecuencias y echa un jarro de agua fría a la sensibilidad pacífica de la sociedad.

Un jarro de agua fría precisamente cuando la propia movilización aquí contra nuestro militarismo y exigiendo otras actuaciones humanitarias en estos países, podría ser más eficaz para luchar contra estas hambrunas que pensar en la intervención directa y “allí” de soldados que ni son solución ni pueden serlo.

La industria de Defensa por Comunidades

Fuente:  Infodefensa.

IDS y Marca España han sacado el sexto anuario Spain Defence & Security Industry.  Está concebido para ser una herramienta para la difusión de la industria militar española.  Este año, el dossier cuenta con 124 páginas y se ha titulado “: I+D:  un enfoque estratégico”.  Por su puesto, a todo color y a todo lujo de infografías y fotografías.

Muchas son las cuestiones que se deberían aprovechar de esta publicación, pero nos vamos a centrar en una de ellas, la presencia dispar de la industria de defensa por Comunidades.

Destaca Madrid con más de 3.500 millones de € facturados en ventas militares (datos de 2015), el 62’9 % del total.  La razón es que en Madrid se sitúan muchas de las principales firmas.  Sobre todo, desnivela la balanza la presencia de Airbus, que es responsable, a nivel global del 64’8 %  del negocio de las armas en España.  Además, Madrid logró facturar en 2015 120 millones de € más que en 2014.

La segunda Comunidad es Andalucía con 1.200 millones de € y el 21’2 % del total.  La razón vuelve a ser Airbus, que tiene su planta de montaje de aviones militares en Sevilla.  Además, también son importantes los astilleros de Navantia.

El resto de la clasificación sería:

País Vasco:  3’7 %, con 210 millones de ventas en 2015, pero con un retroceso de 70 millones de € con respecto a 2014.

Castilla la Mancha:  3’7 %, por la presencia de Airbus Helicopters en Albacete.  Su facturación ha sido de algo más de 200 millones de € y su subida con respecto a 2014 ha sido de 47’5 millones de €.

Galicia:  3’5 %, sobre todo por Navantia.

Murcia:  2’2 %, también debido a Navantia.

Castilla León:  0’6 %

Asturias:  0’6 %

Valencia:  0’5 %

El pacifismo también se ejerce en los ayuntamientos: NO a HOMSEC 2017

En esta jornada llega a su fin la feria de armas que se celebra en Madrid, HOMSEC 2017.   En esta ocasión vamos a protestar contra su celebración recordando un trabajo llamado “Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas 2015“.

Quizá durante demasiado tiempo hemos pensado que el militarismo sólo tiene que ver con los Presupuestos Generales del Estado y con la labor Estatal del gobierno y del Congreso.  Sin embargo, un enfoque más cercano, más de ayuntamientos y Comunidades Autónomas nos ayudaría a ver otros aspectos del militarismo, igualmente violentos.

El militarismo también se nutre en las administraciones locales y comunitarias.  De ellos saca exenciones de impuestos, apoyos económicas para la industria militar, publicidad en calles y plazas con nombres de militares, colaboración con desfiles militares, etc.

Por ello es necesario renovar nuestro compromiso y solicitar a nuestros representantes locales una mayor implicación en la lucha contra esta lacra social.  Lo primero en sus programas electorales que han de ser específicos en este tema, también en los debates.  Las formas de colaborar son muchas y un ejemplo lo ha dado el Ayuntamiento de Madrid, negándose a financiar y a aparecer como colaborador en HOMSEC 2017.

El Gasto Militar no son sólo los presupuestos del Estado, sino iniciativas privadas: no a HOMSEC 2017

En este segundo día de “celebración” de la feria de armas HOMSEC 2017 en Madrid, queremos recordar que la economía del militarismo no sólo se nutre de los Presupuestos Generales del Estado, sino de pequeñas/grandes iniciativas privadas que aumentan mucho su impacto en la sociedad española.  La Feria de Armas HOMSEC 2017 sería un ejemplo de gasto militar ejecutado por civiles, pero con el apoyo de muchas instituciones del Estado.

El Gasto Militar 2016 es el último que hemos publicado y muchas de sus cifras son escandalosas:

  • Se publicita que el Presupuesto del Ministerio de Defensa es de 5.787 millones de €, pero el Gasto Militar de 2017 acaba siendo de 30.928 millones de €.
  • Se esconden 25.372 millones de €, el 81’29 %
  • 12 de los 13 ministerios actuales esconden gasto militar
  • El Gasto Militar es el 7’14 % del total de gasto de todos los Presupuestos Generales del Estado.
  • El Gasto Militar es el 2’71 % del total del PIB español, muy por encima del 0’8 % que anuncian el Ministerio de Defensa y los políticos militaristas, e incluso bastante por encima del 2 % que reclama que gastemos la OTAN y Trump.
  • El Gasto Militar genera una deuda de 16.127 millones de €.
  • El Gasto Militar supone:
    • 84’5 millones de € diarios
    • 3’52 millones de € por hora
    • 58.684 € por minuto
    • 978’06 € por segundo

El despilfarro militar: no a HOMSEC 2017

Penosamente hoy, 14 de Marzo se inaugura la feria de armas HOMSEC en Madrid.

Queremos protestar contra tan grave atentado a la paz recordando un trabajo reciente en el que hablábamos del despilfarro militar y que fue apoyado por 15 organizaciones.

A muchos ciudadan@s nos parece que lo militar es un despilfarro continuado que no nos podemos permitir cuando somos la primera generación que, por ejemplo, tiene en sus manos, por ejemplo, acabar con el hambre en el mundo.

El texto empezó queriendo ser una breve recopilación de las noticias que teníamos sobre despilfarro militar y que se pueden visitar en este enlace.

Pero acabó siendo mucho más:  una introducción que versa sobre el concepto de despilfarro militar, una caracterización del despilfarro militar con 12 aspectos que lo pueden describir, un capítulo sobre su conexión con las decisiones políticas y con las conexiones delictivas.  Todo ello va trufado de ejemplos de despilfarro puntual, habitual y estructural, lo cual nos llevaba a definir lo militar como un despilfarro per se.

También hemos intentado una aproximación cuantitativa al despilfarro militar español:

Despilfarro puntual:  41.087.029 €

Despilfarro habitual:  38.261.609 €

Despilfarro estructural:  18.424’77 millones €

TOTAL DESPILFARRO MILITAR (detectado para este trabajo):  18.504’11 millones de €

El texto que hoy recomendamos su lectura acaba con un análisis propositivo en el que se buscan alternativas políticas que puedan ser aplicadas y que nos libraría de la lacra del despilfarro militar.

¡Fuera de Madrid, señores de la guerra!: 14 de Marzo, 19 horas, Sol

Imagen de Desarma Madrid

 

Los señores de la guerra se frotan las manos en Oriente Medio

Whites

Por Marco Cevat

Fuente: infodefensa

Informa la patronal de la industria militar española, no sin cierta envidia, que Emiratos Árabes, esa democracia tan respetuosa de los derechos humanos y pacifista, tienen previsto firmar en la feria de Armasidex 2017 que han promovido en su capital, Abu Dabi, 21 grandes contratos de armas, con una inversión (o gasto, visto desde el punto de vista del empobrecimiento de la población y del impacto negativo del armamento en la paz mundial) de 1.200 millones de dólares.

Blindados, misiles para corbetas y otras armas, de las firmas Raytheon, Thales, Husco y otras de las principales fabricantes de armas internacionales.

Conviene destacar que el abastecimiento de material militar, según señalan las fuentes consultadas, puede tener que ver con la coalición encabezada por su país hermano Arabia Saudí contra Yemen, donde los Emiratos  tienen un papel protagonista, y con la ayuda que prestan también en lo militar a Estados Unidos en Siria y en la guerra contra el Daesh.

Es curioso: lo que para las poblaciones sirias y yemení es una desgracia, es un motivo de inversión de los petroestados del Golfo y un motivo de riqueza de las principales industrias militares, que seguramente piensan, como aquí dicen los cínicos cuando se trata de favorecer a la industria militar española, que no importa la ética, porque si no venden ellos lo harán otros y que lo que es malo para unos es bueno para otros.

Preocupa este rearme militar que aprovecha las ferias de armas para fraguar sus grandes negocios a costa de la paz. Y preocupa, sobre todo aquí, porque en fechas muy próximas Madrid va a ser la excusa para la celebración de otra gran feria de armas, si antes no lo paramos.

Cospedal insinúa un nuevo crédito extraordinario para pagar compromisos con venta de armas

PM

juantiagues

Fuente: Infodefensa

La Ministra de Defensa no se anda con chiquitas y amenaza con volver a la práctica declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional de los créditos extraordinarios para pagar compromisos de armamentos que los gobiernos del PP-PSOE han ido haciendo con el complejo militar-industrial.

La ministra dice que no es lo mismo hacer una “ley de crédito extraordinario” para blindar los intereses de las industrias militares que hacer un real decreto veraniego, como hasta hora, para el mismo fin y eludiendo el asunto de consignar en los presupuestos las partidas programadas (y disfrazadas) de estos vergonzantes créditos.

Confía la ministra en contar con el consenso, dado que PSOE y Ciudadanos han mostrado a las claras su inclinación militarista al aumento del gasto militar por tierra, mar y aire.

No es de extrañar.

A la industria militar, tan voraz, no le salen las cuentas y reclaman a sus políticos preferidos que resguarden sus intereses, que para eso están.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed