Archive for igualdad de género

Mujeres y paz

Por Radiovillafrancia

Fuente: Público

No hay paliativos que permitan divagar. La principal papeleta para sufrir pobreza, nos dice Naciones Unidas, es la de ser mujer.

Y decimos nosotros que, entonces, la principal causa de la ausencia de paz, de la violencia larvada y sutil que nos abraza como una maldición, es precisamente, la cuestión de género. La dominación de género. La dominación, que se ceba fundamentalmente en las mujeres, las primeras y primordiales víctimas a las que somete a la violencia de la pobreza, de la sumisión, del patriarcado.

Dice la ONU en el informe «Las mujeres y el mundo 2015, tendencias y estadísticas«, refiriéndose al conjunto del planeta que

el 60% de las personas que pasan hambre en el mundo de forma crónica son mujeres y niñas. Ellas constituyen dos terceras partes de los casi 800 millones de analfabetos (cifra que no ha cambiado en las últimas dos décadas), ingresan de media un 60% menos que los hombres, poseen menos de un 20% de la tierra cultivable (a pesar de que más de 400 millones de agricultoras producen la mayoría de los alimentos que se consumen en el mundo) y sólo un 50% de las mujeres en edad de trabajar tienen un empleo, frente al 77% de los hombres.

Y según el Foro Económico Mundial, la brecha entre hombres y mujeres no se cerrará hasta dentro de 170 años. Así aparece en su «Informe Global de la Brecha de género 2015-2016»

No hay paz, porque no hay paz para las mujeres. Porque el hecho de nacer mujer conlleva un número más que abrumador de papeletas para ser pobre, para ser … víctima de la falta de paz.

Porque la paz no es la ausencia de guerras, como hemos dicho tantas veces.

Y esto vale también para el opulento primer mundo y para el Cuarto Mundo que convive, más bien malvive, dentro de nuestro primer mundo.

Del primer mundo donde nos creemos en paz y algunos aventureros se apresuran a proclamar que estamos en el mejor de los mundos posibles.

Tampoco aquí hay paz.

La lista de desigualdades en España que implican esa violencia directa, esa violencia estructural y cultural negadoras de la paz es interminable.

No la hay porque la pobreza material es una ofensa para la paz, y crece el número de pobres. También en España de mujeres pobres, porque la pobreza, dicen los expertos, está feminizándose.

No la hay entre nosot@s donde el hecho de ser mujer implica casi todas las papeletas para integrar el 20% de la población en riesgo de exclusión.

No puede hablarse de paz donde hay pobreza habitacional creciente, ni donde hay pobreza energética creciente, o depauperación creciente de l@s asalariadas, o creciente violencia física y agresiones a mujeres , … Podríamos ampliar la lista hasta el infinito, pero es innecesario.

La paz pasa por la mujer porque pasa por luchar contra las violencias, y el hecho de ser mujer agrava las vulnerabilidades y la posibilidad de sufrir cualquier tipo de violencia, por separado, o la suma de varias o todas violencias.

Y por tanto la lucha por la paz pasa por una feminización (también) de dicha lucha, de sus protagonistas, de sus puntos de vista, de sus prioridades y de las mentalidades de l@s militantes por la paz.

De hecho, desde sus orígenes, la lucha de las mujeres ha sido también una lucha por la paz, hasta el punto en que una historiadora ha podido decir que el pacifismo es hijo del feminismo.

Si un día alguien pudo escribir en una pintada que no habrá revolución sin las mujeres, hoy nosotros también podemos afirmar que tampoco habrá paz, si no la hay, en el sentido estructural que estamos señalando, para las mujeres.

Share

8 de marzo: día de lucha

Acampada mujeres en Sol

Fuente: Utopía Contagiosa

Dos grandes acciones nos aparecen en el ya cercano horizonte del 8 de marzo. Son acciones de lucha que, creemos, merece la pena compartir y apoyar.

La primera es la acción, mediante su acampada con huelga de hambre iniciada, hace más de 24 días, por la asociación de mujeres Ve la Luz, a la que luego se han sumado otras activistas, contra el maltrato a mujeres y la violencia machista.

Las mujeres acampadas han dicho que no piensan levantar su acción hasta que se asuman los 25 puntos del manifiesto que han elaborado, en el que piden un pacto de estado contra la violencia machista. Han logrado una gran repercusión mediática, pues ocupan la plaza de Sol, cuna de las reivindicaciones (desatendidas y ninguneadas) de cambio de la sociedad desde el 15-M.

La gran repercusión conseguida por esta acción noviolenta  ha puesto sobre el tapete uno de los aspectos más sangrantes de la violencia contra las mujeres, la impunidad y, si se quiere, la falta de protección de las víctimas, y ha metido en la agenda mediática este tema, de forma que los políticos, siempre tres o cuatro pasos por detrás de la realidad, se han visto obligados a escuchar en el Parlamento esta reivindicación.

Con independencia de que las medidas propuestas tienen un enfoque acusadamente legalista y de que hacen hincapié en algunas medidas que pueden implicar mayor control social, lo cual no siempre es el mejor remedio, lo cierto es que nos enseñan la fuerza de la acción directa y de construir reivindicaciones desde la calle y desde la gente, sin esperar que los de arriba cambien las cosas y apelando a la movilización consciente de la gente.

Las mujeres, dicen, agradecen el apoyo y la simpatía social, pero piden que se las acompañe en la acción, no solo firmando un manifiesto, y saben que es este el modo de derribar los muros del status quo.

En segundo lugar, contamos con otra iniciativa que, al igual que la anterior, hace primar el valor de la acción directa y de la lucha en la calle. Se trata de la Huelga internacional de mujeres promovida por la organización argentina Ni una Menos, apoyada por múltiples plataformas y organizaciones, y que pide destinar el 8 de marzo a ser una jornada de lucha con acciones como manifestaciones, paros parciales en el trabajo o no consumir en empresas que se publicitan con anuncios sexistas, con el objetivo principal de reivindicar la lucha contra la violencia machista, contra la brecha salarial o el derecho al aborto.

El paro internacional de mujeres ha sido bien acogido en otros países, dice Público, como Australia, Brasil, Ecuador, Alemania, Honduras o Turquía y pretende mediante una movilización igualmente simbólica y coordinada en múltiples países, poner en la agenda un tema que el poder pretende sencillamente obviar a escala global. También en Madrid el Movimiento feminista llama a esta lucha con un paro de empleo, consumo y cuidados de 12 a 12´30 el 8 de marzo.

Otro ejemplo de movilización y llamada a nuestro compromiso activo y personal y a la acción directa como instrumentos de lucha social y de cambio político, pues en definitiva se trata de asumir la política en nuestra propia acción, la plaza pública como ágora de construcción política y de desbordar el corsé leguleyo y administrativo con el que nos van imponiendo la sumisión y el control, también en estas luchas.

El tercer ejemplo lo constituye la llamada del movimiento feminista a hacer del 8 de marzo un día de combate y no de mero folclore. La coordinadora feminista por ejemplo, llama a la movilización y dice que el 8 de marzo las feministas seguimos en las calles¡ por nuestros derechos ¡Ni un pasó atrás¡

En Madrid por ejemplo la manifestación será a las 19 horas desde Cibeles.

Otras manifestaciones a las que se pude acudir por ejemplo:

ALICANTE
Huelga de consumo durante todo el día
Paro de tiempo parcial en los puestos de trabajo de 12 a 13 hrs
Manifestación desde la Plaza de los Luceros a las 19.30 h
Feministes en lluita, pels drets de les dones, juntes som més
Convoca: Plataforma Feminista de Alicante – PFA

- ALMERIA
Alas 20:00 Calle Aguilar de Campoo
Hoy no es un dia de celebración, es un día de reivindicación
Convoca:Plataforma de Acción Feminista de Almería
https://www.facebook.com/events/1291329107649201/

- BARCELONA
Acciones…Vaga de Totes s’adhereix al Paro Internacional de Mujeres
convocat a nivell mundial pel 8 març de 2017.
12h-12:30h Aturada de dones.
Properament més informació a la nostra web https://vagadetotes.wordpress.com/ i per aquí :https://www.facebook.com/events/717715915073048/

A las 19:00 Manifestación Plaça Universitat
La revolució imparable de les dones
Convoca:Comissió unitària pel 8 de març

- BURGOS
Concentración en el HUBU(Hospital Universitario de Burgos) a las 11:00-11:30
http://asambleafeministaburgos.blogspot.com.es/2017/03/8-de-marzo-nosotrasparamos.html

A las 20:00 Plza. del Cid
Por un 8 de marzo, feminista y combativo¡
Convoca:Coordinadora Feminista de Burgos

- CASTELLÓ
A las 19:00h. Plaça Mª Agustina
Juntes som més fortes,Fem Xarxa
Convoca:Dones En Lluita Castelló
https://www.facebook.com/events/576324982573979/

- CORDOBA
A las 19:00 salida Jardines de la Agricultura (los patos)
Feminismos es…y será.
Convoca:Plataforma Nosotras Decidimos Cordoba

- CUENCA
A las 20:00 cruce carretera/sanchez vera
Somos la mitad, queremos la mitad de todo
Convoca:Comando Violeta Cuenca
https://www.facebook.com/events/119972921857959/

- ELX – ELCHE
De 12:00 a 12:30 Paro laboral, academico, de cuidados
A las 18:00 Paro Mundial, pikoteo feminista(plaza de las flores)
A las 20:30 Plaça de l´Aparadora-Plaça de Baix
«Contra les violències, resistències.»
Convoca:Plataforma feminista Elx pel dret a decidir‎
https://www.facebook.com/events/1911934789085242/

-  EUSKAL HERRIA

  • BILBO paro de empleo, cuidados y consumo de 12:00 a 12:30,esquina gran via-alameda de urquijo frente al corte ingles Convoca: Bilboko Koordinakunde Feminista

Contra la barbarie hetereopatriarcal,feminismoa zorroztu

  • BAIONA– A las 18:30 Herriko Etxea
  • BILBO – 19.30 Arriaga plazatik manifestazioa
  • DONOSTIA – A las 19.00 Boulevardetik manifestazioa
  • GASTEIZ – A las 20:00 San Antonetik manifestazioa
  • IRUÑEA – A las 20.00 Gaztelu Plazan manifestazioa

Convoca: Martxoak 8ko, Euskal Herriko Koordinadora Feminista

- JAEN
A las 19:00 concentracion en la subdelegación del gobierno
Convoca:Comando Sororidad

- GALICIA

  • FERROLTERRA 19h Concentración en (praza do inferniño)
  • OURENSE a las 12h Paro simbólico en (Praza maior) / 20h Mani-festa-acción da Castañeira aos Xardíns Padre Feijóo Fronte ao Machismo e Capitalismo: SEMPRE FEMINISMO! Convoca;Marcha Mundial Mulleres Galiza https://www.facebook.com/marchamundialmulleres.galiza/
  • LUGO 8 de marzo: 20:00 diante do concello Aquelarre Feminista Convoca:Plataforma Feminista Lugo

- GARES
A las 20:00 concentración en la plaza
Convoca:IAF Izarbeibarko Asanblada Feminista

- GIJÓN
Para aquellas que no pueden sumarse al paro el día completo, está realizada la comunicación para concentrarse de 12 a 12:30 en todos los Ayuntamientos de Asturias.
A las 19:00 Plza. Humedal de Xixón.
Toes Somos Refuxaes
Convoca:Plataforma Feminista d’Asturies
https://www.facebook.com/events/297628897320874/

- GRANADA
12:00-12:30 Paro de empleo, cuidados y consumo
12.30 a 14.00 en la Plaza del Carmen para visibilizar el Paro Internacional de Mujeres
Convoca:Asamblea Feminista Unitaria

A las 18:30 salida Plza.Mariana Pineda
Dignas, diversas, insumisas y juntas contra todas las violencias
Convoca:Plataforma 8 de marzo

- HUELVA
Saldremos desde la Rotonda del Litri a las 19,30 horas.
«Día por los derechos de las mujeres».
Convoca:el Movimiento Feminista de Huelva.
https://www.facebook.com/events/1929454457276595/

- HUESCA
A las 20.00 en la Plza. de Zaragoza
Convoca:Coordinadora 8marzo Huesca

- LEON
A las 12h, concentración-cacerolada en Pl. Botines (León) por el Paro Internacional
de las mujeres 8M
Si no puedes acudir, súmate, de 12h a 12h30, al paro de empleo, cuidados y consumo.
A las 19:30 Manifestación Inicio en Pl. Guzmán, finalizando en Pl. san Marcelo
Convoca:Movimiento Feminista de León
https://www.facebook.com/Asociaci%C3%B3n-Leonesa-Simone-de-Beauvoir-319529068104880/

- LLEIDA
A las 19:30 Plça de la Catedral
Contra el patriarcat, acció feminista
Convoca:Marea Lila Lleida

- LOGROÑO
A las 20:00 plaza.Mercado
Mujeres en pie de guerra
Convoca:Mujeres en Rebeldia
https://www.facebook.com/events/1274991665872015/

- MADRID
12:00 a 12:30 horas: Paro de empleo, cuidados y consumo.
19:00 horas: Manifestación (Cibeles-Plaza España)
Juntas y Fuertes,Feministas Siempre
Paro Internacional contra el Heteropatriarcado
Convoca:Movimiento Feminista de Madrid
https://www.facebook.com/events/620853901456352/

- MURCIA
apoyar el Paro Internacional de Mujeres convocado de 12h. a 13h.preparado por un conjunto de federaciones de mujeres de distintos sindicatos.
A las 19:00 Plza. de la Merced
Convoca:Marcha 7N Región de Murcia
https://www.facebook.com/events/781200785364297/

- PALMA DE MALLORCA
A las 19:30 Plaça de sa Porta Pintada
Som la força que mou el món. Dones, organitzem-nos!
Convoca:Moviment Feminista de Mallorca
https://www.facebook.com/events/1267742256650209/

- PLASENCIA
A las 12:00 concentración en la plaza mayor
Nosotras paramos, Huelga de cuidados, Boicot economico
Acudid vestidas de negro
Convoca:Mujeres Libres de Extremadura

A las 20:00 manifestacion salida del parque de la coronación
Convoca:Asociacion 8 de marzo de Plasencia

- PONFERRADA
Manifestación Nosotras Paramos :A partir de las 12:00 con salida de la Plaza de Lazúrtegui de Ponferrada
Convoca:Colectivo 8 de Marzo
Plataforma Berciana Contra las Violencias Machistas
https://www.facebook.com/events/1598280496849610/

- MANRESA
A las 19:30 a la Benplantada
Sortim de l’ombra!
Fartes de ser humiliades pels vostres privilegis
Convoca:Comissió 8M

- SALAMANCA
A las 20:00 plza.Mayor
No me felicites, lucha¡
Convoca: Movimiento Feminista Salamanca
https://www.facebook.com/events/772201312929799/

- SANTANDER
A las 19:30 plza.Numancia-Plza.Ayuntamiento
Todas las mujeres, todos los derechos, todos los dias¡
Convoca:Comisión 8 de marzo de Cantabria.

- SEGOVIA
A las 20:00 Plaza Azoguejo
Convoca:Diversos colectivos

- SEVILLA
A las 20:00h. en la plza.Nueva
«Nada que celebrar, mucho que reivindicar”
Convoca:Plataforma 8 de marzo

- TARRAGONA
A las 19:00 Plaça Imperial Tarraco
Ni agressions ni explotació,Feminisme i Autoorganització
Convoca:Plataforma 8 de Març

- VALENCIA

De 12:00-12:30 Crida a l’Atur Internacional de Dones a València
Vaga de treball i de cures
https://www.facebook.com/events/1221296504652397/

A las 19.30 h.Jardins del Parterre
Dones, lliures i arreu d’un mon sense fronteres.
Convoca:Moviment Feminista de Valenciá
https://www.facebook.com/events/2030821990478630/

- VALLADOLID
A las 20:00 en la Plza. Fuente Dorada
Convoca:

- ZARAGOZA
“Insumisas al sistema patriarcal, paramos el 8M”
De 12 a 12.30h.Parón Laboral y Huelga de Cuidados contra el sistema heteropatriarcal y capitalista
Convoca:Febrero Feminista
https://www.facebook.com/febrero.feminista/

A las 19:00 Glorieta Sasera
Doblemente Precarias, doblemente revolucionarias¡
Convoca:Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza.

 

Share

De eso que se encargue su madre

Veh%C3%ADculo+T%C3%A1ctico+militar++Abir+M-462+de+la+caballeria+del+Ejercito+de+Colombia

Landahlauts

Fuente: Público

Nos refiere Público un caso que ilustra de maravilla la particular lectura de los derechos que mantiene el Ejército respecto de los soldados.

En concreto se trata de la denegación de la petición de un cabo que ha solicitado que le destinen a una unidad cercana al domicilio de su unidad familiar para poder ejercer los derechos de conciliación que al menos en el papel le pueden corresponder.

El cabo, al parecer, tiene dos hijos, uno con un trastorno de la personalidad grave e invalidante. La pareja del cabo, además, se encuentra en tratamiento psicológico.

Nada más lógico que querer conciliar su trabajo con sus necesidades familiares. Pero no lo entiende así el ejército, que le ha denegado repetidas veces la solicitada conciliación por ser incompatible con su situación militar.

Para mayor brutalidad, una de las contestaciones que ha recibido, dice Público, por escrito dice que «para eso ya está su madre» (de los hijos). ¿Cabe una denegación más brutal e insensible? ¿No denota una visión machista de la vida, incompatible con el mundo en que vivimos, tal contestación?

Al parecer la conciliación de la vida familiar es también uno de los vicios de la vida civil que uno debe dejar a la puerta del cuartel, lo que nos hace, una vez más, lo poco compatible de los ejércitos y los valores civiles.

Pero no es el machismo la única explicación del caso. Al parecer, lo que se le niega al cabo se le admite a un Teniente Coronel, aún cuando se encuentran en la misma situación «administrativa». La jerarquía parece que, también aquí, convierte en privilegios lo que en el mundo civil son derechos para todos.

Según parece el caso del cabo no es excepción, sino norma. Y es que, efectivamente, los derechos quedan aparcados a la puerta de los cuarteles. Tal vez derechos y cuarteles no concilian bien. Y eso es un peligro para la sociedad.

Share

Condena a las violaciones como arma de guerra

Imagen de Erik Torner

Fuente:  Diagonal

Cualquier violación es condenable.  Por ello nos alegramos de la sentencia de Guatemala que condena a 360 años a dos militares por usar las violaciones como arma de guerra.

El caso se dio contra mujeres indígenas a las que sometieron a violaciones continuadas, esclavitud sexual y doméstica.

la fecha del 26 de febrero marcará un paradigma en los procesos de justicia y reparación para las mujeres, en América Latina y el mundo, ya que por primera vez se ha condenado la violencia sexual ante tribunales nacionales. Por primera vez, las voces de mujeres mayas se han escuchado en las instituciones de justicia con ecos a nivel internacional. Estas once mujeres  q’eqchi’ han relatado las atrocidades de los agentes del estado y los trazos del genocidio para que los crímenes sexuales no se vuelvan a repetir.

La guerra no perdona a nadie.  Y parece que las sociedades tardan en darse cuenta de lo que en realidad suponen.  Se tardan años en considerar delitos las cuestiones violentas que se hacen en el entorno de las guerras, parece que la violencia hecha en grupo y de uniforme no lo es, o lo es menos.

Esta condena además sienta un precedente en el que se reconoce que el trabajo doméstico forzado, la violación y la esclavitud sexual constituyen crímenes de guerra que deben ser condenados.

La violación sexual se reconoció como un arma de guerra que afectó tanto a las mujeres q’eqchi’ como a los varones, ya que fue una agresión al grupo del “bando contrario” y tuvo como fin su eliminación. El trabajo forzado, la esclavitud y la violación sexual de las mujeres fueron diseñados como tácticas y estrategias para el control de los territorios e implicaron gastos para el ejército (armas, agentes para utilizarlas, etc.).

Aunque el trabajo doméstico forzado, la violación y la esclavitud sexual no asesinó directamente a las mujeres o al grupo que se considera “insurgente”, sí lo eliminó a través de una política eugenésica en la que se mezcló el racismo de la élite y la oligarquía militar con la misoginia y la asociación simbólica del cuerpo de las mujeres con la posesión de los territorios. Por eso, esta sentencia es un paradigma para la justicia en América Latina porque sienta precedentes y señala horizontes para otras mujeres que han vivido situaciones similares.

La violencia contra las mujeres en las guerras se multiplica y se vuelve norma.  Parece que cuando acaban los conflictos la sociedad mira para otro lado.  Quizá porque existen demasiados implicados.  Quizá porque culturalmente no se considera grave.  ¿Cuántos casos de impunidad militar habrá en el mundo cada día?

La guerra es violencia sinérgica, violencia que multiplica sus factores directos, estructurales y culturales.  La prueba la dan las declaraciones de las mujeres que han ido a juicio contra los militares:

Julia Coc, testigo once, declaró que su hija y dos nietas fueron detenidas extrajudicialmente y asesinadas por los soldados en 1982. Dijo que le hicieron mucho daño al cuerpo de su hija cuando la violaron. En la exhumación encontraron pelo, ropa y huesos de sus hijas y “de mis nietas solo hallaron los calzoncitos, sus huesos eran polvo”. Después de matar a su hija a ella la obligan a que le dieran comida a lo soldados.

Otra sobreviviente contó cómo a su esposo lo detuvieron, cómo ella fue violada por cuatro soldados y cómo sus hijos murieron porque no tenían comida.

Sobreviviente narró que llegó al destacamento a preguntar por su esposo, los soldados la detuvieron por la fuerza y la violaron varias veces”.

“Nos obligaban a hacerles la comida y nos violaban. Por eso es muy doloroso”.

“Nos mandaban al río a lavarles su ropa y nos perseguían. Ahí nos violaban”.

“No me acuerdo cuántos me violaron porque quedé desmayada. Quedé muy dañada de mi cuerpo, sangraba mucho”.

“Ahí tenían lugares. Tenían cuartos y ahí nos jalaban. A veces eran 3, 4 o 5 (los soldados que la violaban en el destacamento)”.

“Si no me dejaba me decían que me iban a matar. A veces uno me sujetaba y otro me ponía un arma en el pecho”

Entrenamos cada año a millones de personas, hombres y mujeres, para la guerra.  Y lo hacemos en academias militares en las que no se habla de estas realidades.  Los ejércitos nos venden lo militar como un juego tecnológico, como una batalla de mentes en un inmenso tablero de ajedrez, como algo aséptico y limpio, algo bueno para todos.

Sin embargo las anteriores declaraciones de las mujeres violadas nos dan una perspectiva muy diferente y, a la vez, mucho más real.

El militarismo es violencia, hasta que no abandonemos nuestro cinismo habitual, no seremos capaces de entender la necesidad de darle alternativas noviolentas.

Share

Mujer y guerra

Imagen del Comité de la OTAN sobre Perspectivas de Género

Fuente:  El orden mundial.

El sistema militar de resolución de conflictos es inherentemente violento.  Una de las facetas en que lo es se refiere a todo lo que tiene que ver con la mujer:  desde negarle un lugar igualitario a la hora de resolver las cuestiones de seguridad y defensa, donde se las excluye, hasta ser usadas como rehén en las guerras, o, si llega el caso, como guerreras, para, cómo no, ser usadas contra ellas armas de guerra específicas como la violación, el escarnio, …. Todo ello es práctica común desde la remota antiguedad.

El artículo de El Orden Mundial que comentamos se titula:  «Género y seguridad:  el papel de la mujer en la guerra«.  En él nos cuentan que cada vez más mujeres feministas quieren poner los puntos sobre las íes en esta relación entre mujer y guerra.

El artículo hace un recorrido histórico, sin excesivo rigor, por las variadas utilizaciones de la mujer en la guerra.  Y subrayamos la palabra utilizaciones.  Porque parece que ha sido la tónica habitual.

En lo que concierne al caso español, recurrimos al informe del Observatorio Militar para la Igualdad de 4 de enero de 2016.  informe este, por cierto, que no hace honor al nombre, pues es sólo un resumen de datos estadísticos generales y, si es que podemos llamar análisis a sus reflexiones, analiza con poca profundidad y demasiada banalidad los problemas de las mujeres en las FAS.

  • Un 12’4 de los efectivos de las FAS son mujeres
  • En los tres ejércitos hay un total de 15.081 mujeres, 9.063 en el de Tierra, 2.575 en la Armada y 2.763 en el de Aire y 680 en los cuerpos comunes
  • El porcentaje de mujeres en las FAS se ha mantenido casi estable desde 2006, año en el que eran un 12 %, hasta 2015 en el que eran un 12’5 %
  • 12.676 son de tropa y marinería (hasta cabo incluido), 1.180 son suboficiales (sargentos, brigadas y subtenientes), alféreces, tenientes y capitanes son 882.  Por último, hay 274 comandantes y 69 tenientes coroneles, máximo rango militar que han alcanzado hasta la fecha.
  • En cambio, en el conjunto del Ministerio de Defensa abundan más las mujeres entre el personal civil, en concreto un 56’3 % de los funcionarios son mujeres y un 36’2 % del personal laboral.

En 1988 se permitió por primera vez a las mujeres ser militares en España. La militarización de la mujer en España avanza rápidamente (por nuestra parte diremos que no hay muchas voces que alerten de ello, incluso en el movimiento feminista, y que desvelen que pertenecer al ejército no es igualdad para las mujeres, sino militarización):

En un primer momento se les vetaron algunos destinos, como la brigada paracaidista o la legión. Ahora la igualdad es total. El Ejército español es, con el de Noruega, los únicos de Europa que les permiten acceder a cualquier destino, incluidos los de combate. Idoia Rodríguez fue la primera militar española fallecida en una misión internacional, en este caso, en Afganistán, por la explosión de una mina.

El porcentaje de mujeres militares en misiones en el exterior alcanza el 10,3%, según datos de enero de este año. Ya hay mujeres pilotos de caza, expertas en guerra electrónica, conductoras de carros de combate, legionarias, sargentos en la dotación de un submarino

Podemos preguntarnos, si es que de igualdad queremos hablar y no de señuelos: ¿Cuántas mujeres deciden la política de Defensa?  Pocas, podríamos citar, sólo a Soraya Sáenz de Santamaría, en su calidad de vicepresidente y ministra de Presidencia. Las demás no están en el plano. ¿igualdad?

La preocupación por las cuestiones de género también ya llegado a la OTAN y en ella existe un Comité de Perspectivas de Género, que nació en 1973 con otra denominación.  En la página web de la OTAN lo hemos encontrado, dentro de la Estructura Militar y con las siglas NCGP, pero sin enlace a una web en la que podamos ver su labor.  Sin embargo, con un poco de tecleo hemos visto que sí hay página web del Comité de Perspectivas de Género de la OTAN.  En ella encontramos que:

Cada nación de la OTAN tendrá derecho a nombrar un delegado a la NCGP. Los delegados deben ser oficiales en servicio activo de rango superior o equivalente civil.

A nivel internacional la militarización de la mujer cada vez es mayor, por ejemplo, el ejército de USA tiene en Afganistán unidades de marines exclusivamente femeninas.

¿Cuántas mujeres de esas deciden las políticas de paz y guerra de EEUU? ¿Cuántas mujeres deciden políticas de paz y seguridad en general?¿Representan en realidad a las mujeres?¿Se peude decir que la visión de las mujeres esté representada de forma real en la construcción de el orden de dominación y violencia vigente?¿que lo esté en la decisión política de perpetuar ejércitos permanentes?, ¿que lo esté en la consolidación de un gasto militar mundial abrumador?, ¿en la aplicación de la guerra como recurso político?, ¿en el fomento de la industria militar y de las inversiones hacia esta?

Creemos que no. Todo ello se hace de espaldas a las mujeres que, al igual que son usadas en tiempo de guerra, lo son en tiempos de «paz» por el militarismo.

 

 

 

 

Share

Oportunidades de paz y escenarios de riesgo para 2016

Imagen de aipaz.org

Con el final de año y el comienzo del nuevo suele ser habitual que los distintos observatorios de conflictos nos hagan partícipes de sus predicciones.  En este caso nos hacemos eco de los análisis del a catalana Escola de Cultura de Pau para 2016.

En 42 interesantes páginas desarrollan sus análisis sobre:

  • Oportunidades de paz:  Chipre, Burkina Faso, Tailandia, Nyanmar, y la perspectiva de género en los procesos de paz.
  • Escenarios de riesgo:  Burundi, Malí, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Venezuela, Afganistán, Filipinas, el conflicto Turkía-Kurdos, Yemen, y la amenaza yihadista.
  • En un anexo nos listan las oportunidades de paz y los escenarios de riesgo de años anteriores.

Como se ve, la Escola de Cultura de Pau ha tenido que desarrollar más trabajo en los riesgos de guerra que en las oportunidades de paz.  Todo un indicador sobre la realidad internacional.  Y, nuevamente, África y Asia son los escenarios más tormentosos.

Algunos titulares de sus planteamientos son.

  • Sobre Burkina Faso:  El nuevo escenario político en Burkina Faso caracterizado por una mayor pluralidad, representa el fin del sistema de dominio de partido único de Estado, abriendo un nuevo marco político para la consolidación de la democracia.  La reforma del sector de seguridad en Burkina Faso se presenta crucial para relegar de manera definitiva al Ejército del control del aparato político nacional
  • Tailandia:  En 2015 se cumplieron parcial o totalmente las tres condiciones que acordaron los Gobiernos de Tailandia y Malasia para el inicio de un proceso de paz: una reducción sustancial de la violencia antes del inicio de las negociaciones; la inclusión de todos los grupos armados que operan en el sur de Tailandia; y la presentación de demandas comunes o unificadas por parte de las organizaciones insurgentes
  • Nyanmar:  En 2015 Aung San Suu Kyi obtuvo la victoria en las urnas en Myanmar y se logró la firma de acuerdo de alto el fuego con ocho grupos insurgentes
  • La perspectiva de género en los procesos de paz: inclusividad y sostenibilidad.  Los acuerdos alcanzados en procesos de paz más inclusivos son más sostenibles
  • Sobre Malí:  Tanto los programas de entrenamiento de las fuerzas nacionales de seguridad implementados por EEUU y por la misión europea EUTM, como las operaciones de combate francesas se han mostrado ineficaces a la hora de contener la amenaza yihadista en Malí
  • Sobre Venezuela:  Tras más de 15 años de control absoluto de las instituciones por el chavismo, el régimen ha recibido un duro golpe que abre un escenario incierto, caracterizado por el temor al incremento de las tensiones políticas, a la mayor polarización social y a posibles estallidos de violencia
  • Sobre Turkía y los kurdos:  El colapso del diálogo entre Ankara y el PKK, la urbanización de la guerra y la “sirianización” de la cuestión kurda en Turquía apuntan a riesgos de una mayor deriva del conflicto.  Está por ver si en el proyecto de hegemonía política del régimen de Erdogan hay voluntad real para una solución pacífica y dialogada al conflicto kurdo
  • Violencia armada en Yemen: ¿una nueva Siria invisibilizada?  La Cruz Roja advirtió en septiembre que después de cinco meses de conflicto Yemen ofrecía un panorama similar al de Siria después de cinco años de guerra
Share

Las mujeres y la paz

Fuente:  20 minutos.

Las mujeres también son apartadas del protagonismo político en lo que tiene que ver con las negociaciones de paz y firmas de procesos de paz en sus propios países.

Entre 1992 y 2011, menos del 4% de las firmas en los tratados de paz  fueron de mujeres. Del mismo modo, las mujeres representaron menos del 4% de los participantes y  del 10% de los negociadores en las conversaciones de paz. Por otro lado, en las misiones de mantenimiento de la paz y en los sistemas de seguridad nacional en áreas de conflicto, las mujeres también estuvieron infrarrepresentadas.

Esta exclusión de las mujeres tiene poco sentido. Los conflictos amenazan a todos, pero implican  riesgos específicos sobre mujeres y niñas, como la violencia sexual, el tráfico de personas y un mayor aumento de las desigualdades de género. Los intentos para acabar con estos problemas están destinados a fracasar si la perspectiva y las contribuciones de las mujeres no están apropiadamente integradas en los esfuerzos de prevención y recuperación de conflictos

Recomendamos la lectura del informe completo en inglés titulado «Women, peace and security:  keeping the promise» de Oxfam, o del resumen en castellano «Mujeres, paz y seguridad:  cumplir la promesa«, donde se dan datos muy demostrativos:

La ayuda internacional utilizada para promover la igualdad de género en Estados frágiles ha ido en aumento; no obstante, sólo el 6% del total de esa ayuda tiene como objetivo principal favorecer la igualdad de género. En el ámbito de la paz y la seguridad, el porcentaje de la ayuda destinada a la igualdad de género es incluso menor, del 2%, una cantidad muy por debajo de la necesaria para cumplir con los compromisos en materia de mujeres, paz y seguridad.

En muchas ocasiones se nos plantea cómo se puede contribuir desde la sociedad civil a que los gobiernos, comunidades autónomas y ayuntamientos trabajen por la paz.  Este sería uno de los programas que habría que financiar desde cualquier municipio.  Sus frutos serían semillas de paz en el interior de las zonas en conflicto.

También sería uno de los puntos a tener en cuenta cuando hablamos de reemplazar los cañones por mantequilla.

Share

De los Objetivos de Desarrollo del Milenio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Imagen de un.org

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron un gran despliegue mediático que consiguió (a medias) varios logros reseñables, pero que se quedaron a medio camino.

Los ODM se aprobaron en el año 2000 y debían ser alcanzados en 2015.  Abordaban algunos de los grandes retos de la Humanidad:  la lucha contra la pobreza, lograr la educación primaria universal, lograr la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la mortalidad materna, combatir enfermedades como el VIH y la malaria, preservar el medio ambiente y establecer alianzas globales para que todo esto fuera posible.

Desde nuestra óptica siempre hemos criticado que, al menos, faltaba un objetivo imprescindible para lograr los otros:  reducir el gasto militar real de los países (incluyendo acabar con la producción y el tráfico de armas).  Muchas veces hemos alertado de que las grandes injusticias e inequidades mundiales se basan y sostienen por un sistema militarista y violento que impide que los cambios lleguen a ser profundos y los dejan en meras reformas o lavados de cara.

Ahora y con el horizonte de 2030 se están lanzando los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, con 17 objetivos y 169 metas (y que literalmente los podemos leer aquí):

1.-  Pobreza:  Erradicar la pobreza en todas sus formas y en todas partes.

2.-  Hambre:  Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible.

3.-  Salud:  Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos y todas las edades.

4.-  Educación:  Garantizar la educación inclusiva, equitativa y de calidad.  Y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida y para todos.

5.-  Igualdad de género:  Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas.

6.-  Agua:  Garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación sostenible, así como el saneamiento para todos.

7.-  Energía:  Garantizar a todos el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna.

8.-  Economía:  Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.

9.-  Infraestructuras:  Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

10.-  Desigualdad:  Reducir la desigualdad dentro y entre los países.

11.-  Ciudades:  Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

12.-  Consumo:  Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

13.-  Cambio bioclimático:  Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

14.-  Océanos:  Conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

15.-  Medio Ambiente:  Proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, el manejo sostenible de los bosques, combatir la desertificación, y detener y revertir la degradación de la Tierra y detener la pérdida de la biodiversidad.

16.-  Paz y justicia:  Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

17.-  Alianzas:  Fortalecer los medios de ejecución (de los Objetivos) y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 16, el dedicado a la Paz y justicia tiene las siguientes 10 metas:

1. Reducir considerablemente todas las formas de violencia y las tasas de mortalidad conexas en todo el mundo.

2. Poner fin al maltrato, la explotación, la trata, la tortura y todas las formas de violencia contra los niños.

3. Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos.

4. Para 2030, reducir de manera significativa las corrientes financieras y de armas ilícitas, fortalecer la recuperación y devolución de bienes robados y luchar contra todas las formas de delincuencia organizada.

5. Reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formas.

6. Crear instituciones eficaces, responsables y transparentes a todos los niveles.

7. Garantizar la adopción de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades a todos los niveles.

8. Ampliar y fortalecer la participación de los países en desarrollo en las instituciones de gobernanza mundial.

9. Para 2030, proporcionar acceso a una identidad jurídica para todos, incluido el registro de nacimiento.

10. Garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con las leyes nacionales y los acuerdos internacionales.

¿Cómo?

  1. Fortalecer las instituciones nacionales pertinentes, incluso mediante la cooperación internacional, con miras a crear capacidad a todos los niveles, en particular en los países en desarrollo, para prevenir la violencia y combatir el terrorismo y la delincuencia.
  2. Promover y aplicar leyes y políticas no discriminatorias en favor del desarrollo sostenible.

¿Qué os parece?

A nosotros se nos queda muy corto, muy inconcreto.  Y, por lo tanto, sospechamos que este paso dado para incluir los temas pacifistas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible va a ser un pasito muy corto.

Nuevamente nos encontramos con que los temas pacifistas primero no se tienen en cuenta, luego se incluyen pero junto con otros y, por tanto, quedan diluidos y ninguneados.

Imagen de http://primetime.unprme.org/

 

Si miramos la imagen anterior, vemos que las propias Naciones Unidas tienen claro que la Paz  está en la base de todo el desarrollo sostenible humano.  ¿Por qué, entonces, no lo promueven más con sus ODS y con agendas específicas y radicales? ¿O es que la paz no deja de ser una palabra retórica que nada tiene que ver con las intenciones de fondo de Naciones Unidas?

Share

¿Hacia la igualdad de las mujeres imponiéndolas los peores engendros masculinos?

Aguas + con + this + mujer

Por José Eugenio Gómez Rodriguez

Fuente: One magazine

Puede parecer un tanto excéntrico el titular de esta entrada, pero ¿supone un caso de lucha contra la discriminación de género el imponer a las mujeres el servicio militar obligatorio?  Otro engaña contra las mujeres, las pretendemos igualar en lo peor y no en la mejor opción.  ¿No sería más bien el abolir la conscripción militar un claro avance en la lucha contra la discriminación y por la justicia?

En la revista One Magazine ofrecen un artículo que enfatiza el gran avance que el parlamento noruego realizó en 2012, al imponer a las mujeres noruegas un servicio militar obligatorio de un año de duración, con el fin de incrementar sus fuerzas armadas.

Su constitución establecía el servicio militar obligatorio para los varones noruegos, y ahora una ley, en realidad de 2013 y no de 2012, aprueba el servicio militar obligatorio para ambos sexos con el fin de conseguir en 2015 un ejército «neutral en materia de género», según nos informó la prensa en su día.

¿Un ejército con hombres y mujeres es neutral en materia de género? ¿Un ejército no perpetúa un modelo cultural y político basado en la violencia y la dominación, mantenedor del status quo, sumido en valores como la jerarquía, la obediencia ciega, la sumisión, la amenaza, etc.? ¿Son estos valores contra la segregación de género, superadores del patriarcalismo?  ¿Desaparece el machismo por el mero hecho de admitir mujeres en las FAS?

Y nos ponen un ejemplo de ejército ya integrado que es todo un clamor de lo que supone el ejército en si: el de Israel, donde las mujeres también hacen el servicio militar obligatorio (excepto si están casadas y otra serie de dispensas similares). Un servicio militar de dos años que, además, implica en muchos casos la participación en guerras donde todo cuidado hacia los demás, toda creatividad, toda singularidad y todo lo que supone vida son negados sistemáticamente. Matan niños y niñas, hombres y mujeres indefensos, ancianos, animales y plantas…

Asimilar los peores vicios del patriarcalismo, entre ellos la insana costumbre de la guerra y sus violencias, su preparación constante y sistemática, sus ejércitos, sus valores e intereses, no es un avance ni hacia la igualdad ni hacia la superación del patriarcalismo, sino integrar a las mujeres en esta enorme lacra.

¿Podemos decir que el servicio militar de las mujeres ayuda a la lucha por la liberación de las mujeres?, ¿podemos decirlo en el actual contexto mundial?

Nosotros pensamos que no.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed