Archive for Hisdesat

Tejemanejes en HISPASAT para asegurar su control desde el Ministerio de Defensa

Por Bethany Weeks

Fuente: Merca2

La industria militar española, en gran parte, pertenece al sector público o guarda con éste estrechas relaciones de dependencia y complicidades de intereses.

Es el caso de Hispasat, por ejemplo, que inicialmente tenía un porcentaje de su accionariado muy importante en manos del INTA, un instituto autónomo militar que actúa como una empresa y de la que el 100% de su propiedad está en manos del Ministerio de Defensa.

Defensa, en un momento dado, quiso hacer pasta pero sin perder el control de Hispasat, para lo que vendió el 16´4% del accionariado en sus manos a un amiguete que le endosó 172´5 millones de euros a cambio.

El amiguete, la empresa Abertis, que tras la compra de las acciones de INTA controlaba el 57% del total de las acciones de Hispasat, se fue haciendo con más y más accionariado de aquella, hasta acumular el 90´7% de sus acciones en julio de 2017.

Aclaremos que el negocio principal, al menos el oficial, de Abertis es la gestión de autopistas, algo que poco tiene que ver con los satélites, que es a lo que se dedica Hispasat, y con la industria militar, otro de los fuertes de Hispasat.

HIspasat a  su vez propietaria principal de Hisdesat, (43% de su accionariado, que comparte con el 30% de ISDEFE, el 15% de Airbus., el 7% de INDRA y el 5% restante de SENES, todas ellas de las grandes de la industria miliar española) que fabrica satélites militares.

Aclaremos que Hisdesat, junto con otras lindezas, es propietario de los satélites Spainstat y X-tar EU, que porveen de comunicaciones a las múltiples operaciones militares en el exterior.

El SpainSat, lanzado en 2006, permite las telecomunicaciones entre las diferentes misiones de las Fuerzas Armadas Españolas en el extranjero. Da cobertura sobre una amplia zona que va desde Estados Unidos hasta Sudamérica, pasando por África, Europa y Oriente Medio. Su servicio incluye la cobertura a labores humanitarias, seguridad e inteligencia, operaciones militares, envío de imágenes, servicios a embajadas y comunicaciones gubernamentales de España.

El Xtar-Eur, operativo desde 2005, está operado por Star y presta servicios de comunicaciones y sirve a las necesidades de defensa de los Estados Unidos y países aliados, opera como satélite redundante del SPAINSAT, ante fallos de este

Hasta aquí todo normal, porque amiguete no come amiguete, pero parece que las cosas han variado, porque el mundo de los ricos es el mundo de la jungla, y la empresa italiana ATLANTIA (también dedicada a la gestión de autopistas y a la gestión de aeropuertos como negocio principal) ayudada por el Banco Santander, ha lanzado una OPA contra ABERTIS, con lo que el tinglado de Defensa y sus amiguetes se pone en peligro, lo que ha hecho que maniobre Defensa. Dice la noticia que comentamos que esta semana ha habido :

reuniones de urgencia entre los secretarios de Estado de Fomento Julio Gómez-Pomar y de Defensa, Agustín Conde Bajén, con objeto de evitar que estos activos estratégicos caigan en manos extranjeras. Más concretamente, evitar que caigan en manos de la italiana Atlantia.

La cuestión es que Defensa prefiere que las acciones de Abertis queden en manos de una empresa española, más manejable y dependiente del interés del Ministerio de Defensa, en realidad una especie de dueño del tinglado por empresas amigas interpuestas y generosamente recompensadas.

Por eso ahora han elegido a Red Eléctrica Española, para que se quede con las acciones de Abertis en Hispasat, otra vez amiguete al canto, y esta vez del oligopolio eléctrico, porque parece evidente que los oligopolios tienden, por una especie de la ley de la gravedad económica, a atraerse mutuamente.

 

 

Share

Mapa del Complejo Militar-Industrial estatal español

Uno de los problemas para entender y valorar en su justa medida del Complejo Militar Industrial español es que no sabemos dónde está ubicado.  No hay imágenes o mapas en los que basarnos para poder tener una imagen mental de su presencia.

Desde Utopía Contagiosa queremos empezar a romper esta situación de ocultamiento de lo militar en España mediante una serie de mapas. El primero presenta la localización de las empresas militares del Complejo Militar-Industrial estatal español.

 

Los datos están recogidos de las propias páginas web de las empresas militares.

Lo primero que nos llama la atención es que hay 53 localizaciones de esta industria militar.

Lo segundo es que una gran parte de ellas se encuentra agrupada en Madrid, donde están las sedes centrales de gran cantidad de estas empresas y en Cádiz (donde, sin embargo, no representan un polo de desarrollo que lleve riqueza a la sociedad gaditana y, sí, sin embargo, una gran rémora para cambiar el modelo económico de la zona hacia una economía ética y sostenible).

INTA:

  • Centro de ensayo con aviones no tripulados.  Aeródromo de Rozas (Lugo)
  • Estación de la Red de Espacio Lejano de la ESA.  Monitoriza la exploración espacial en el Sistema Solar.  Carretera de Ávila 562, km 10  05260, apartado 32, Cebreros, (Ávila)
  • Sede central del INTA.  Carretera Torrejón a Ajalvir, km 4  28850 Torrejón de Ardoz, (Madrid)
  • Estación de la ESA para comunicaciones con vehículos espaciales europeos.
    Camino Bajo del Castillo s/n  Urbanización Villafranca del Castillo
    28692 Villanueva de la Cañada, (Madrid)
  • Centro de experimentación de vehículos aeroespaciales
    del Ministerio de Defensa y de investigaciones atmosféricas.  Carretera San Juan del Puerto, km 33  21130 Mazagón, (Huelva)
  • Labores de desarrollo del Airbus A400.  Aeropuerto de Sevilla carretera N-IV Madrid-Cádiz, km 532 41020, Sevilla
  • Ensayos de experimentación en vuelo para la certificación de aeronaves.
    Aeropuerto de Granada Autovía A-92 (dirección Sevilla) 18329 Chauchina, (Granada)
  • Estación especializada en satélites de observación de la Tierra y geoestacionarios.  Montaña Blanca-Maspalomas 35100, (Las Palmas de Gran Canaria)

Hispasat

  • La red del Segmento de Terreno de HISPASAT está formada por cuatro Centros de Control (Arganda del Rey, Tres Cantos, Las Palmas y Flamengo) y otras estaciones terrenas con capacidad de telemetría y telecomando y monitorización de portadoras (Maspalomas/España)
  • Madrid.  Sede Central.

Hisdesat

  • Madrid.

INDRA

Avenida de Bruselas, 35 28108 Alcobendas Madrid

c/ Aviación, 14 41007 Sevilla

Purita De La Riva 6 bajo 33008 Oviedo Asturias

c/ Numancia, 185 08034 Barcelona

Carretera de Zaragoza, km 3 31191 Galar Navarra

c/ Julian Camarillo 19-21 1º 28037 Madrid.

c/ Alcalá, 506. 28027 Madrid.

c/ Príncipe de Vergara, 109.  28002 Madrid

Avda. dels Traginers 14, 1ª planta 46014 Valencia

Muelle de Poniente s/n 03001 Alicante

Ibaibe 29, 1ªplanta Oficina 5  48902 Barakaldo  Bizkaia

Ronda de Toledo, s/n  13005 Ciudad Real

c/ Aviación, 14  41007 Sevilla

c/ Severo Ochoa, 23  29590 Málaga

Polígono Industrial Salinas de Poniente 11500 El Puerto de Santa María  Cádiz

Carretera Prado de las Torrres. s/n  41110 Bollullos de la Mitación  Sevilla

c/ Luis Moya Blanco, 82  33203 Gijón  Asturias

Navantia:

C/ Taxonera, S/N 15403 Ferrol.

Astillero San Fernando: Carretera de la Carraca, s/n 11100 SAN FERNANDO (Cádiz)

Astillero Puerto Real: Polígono Río San Pedro, s/n  11510 PUERTO REAL (Cádiz)

Reparaciones Cádiz: Carretera Industrial, s/n 11007 CÁDIZ

 

Carretera de la Algameca, s/n 30205 Cartagena

Velázquez, 132 28006 Madrid

Airbus Defence and Space.

Carrer Entença 95   08015 de Barcelona

Torres Quevedo, 9 (P.T.M.)  28760 Tres Cantos.  Madrid.

Edificio Cuzco IV, Paseo de la Castellana 141.  28046 Madrid

C/San Severo, s/n, Barajas Park – Ed. A1  28042 Madrid

Avda. de Aragon, 404  28022 Madrid-Barajas

Avenida John Lennon, s/n  28906 Getafe

Avenida de García Morato, s/n  41011 Sevilla

Centro Bahía de Cadiz, Carretera del Puerto de Santa Maria a Sanlicar de Barrameda, Km 5,5  11500 Cádiz

ALESTIS.

Parque Tecnológico AerópolisC/ Ingeniero Rafael Rubio Elola, nº 1 (ala Este)41309, La Rinconada (Sevilla)

Leonardo da Vinci, 8 Oficina 122-123-124 Pq. Empresarial La Carpetanía -28906 Getafe (Madrid)

Polígono Industrial TrocaderoC/ Portugal s/n11510 Puerto Real (Cádiz)

Parque Tecnológico TecnoBahíaAvda. Sindicalista Isidoro Gálvez s/n Parcela 39-40-4111500 Puerto de Santa María (Cádiz)

Polígono de JúndizC/ Júndiz, 1601015 Vitoria-Gasteiz

Parque Tecnológico de ÁlavaC/ Marie Curie, 201510 Miñano (Álava)

DEFEX.

Av. del General Perón, 38, 28020, Madrid

ISDEFE.

Calle Beatriz de Bobadilla, 3. 28040 Madrid.

Share

El satélite militar “Paz” ofrecerá servicios a … Arabia Saudí

The+sun+and+the+moon

Por Tecnomovida Caracas

Fuente: Infodefensa

Ya hemos explicado en otras ocasiones el carácter militar del satélite de observación “Paz”, encargado para la política de Defensa española a Hisdesat y cuyo gasto público hasta la fecha hemos imputado al gasto militar encubierto en el Ministerio de Industria, que es desde donde se paga este artilugio.

El satélite, después de considerables retrasos en la ejecución, va a ser puesto en órbita en el verano, y ya tiene los primeros clientes:  la Guardia Civil y el Ministerio de Defensa, que eran los clientes originarios y los que encargaron por sus “necesidades estratégicas” este engendro, y …

Y Arabia Saudí.  Como lo oyen.  Uno de los países más beligerantes y guerreristas del momento, con conflictos armados abiertos en varios países de la región y en franca guerra total por la hegemonía regional.

Arabia Saudí, nuestro gran cliente en adquisición de armas.

Ya lo ven, apoyamos con un descaro descomunal el ardor guerrero de un estado cruel y despiadado. Lo hacemos porque consideramos que las personas que caen son meros accidentes desgraciados pero inevitables, por supuesto nada comparables con el enorme beneficio económico de nutrir de material militar a Arabia Saudí, nuestro gran y fiel amigo.

El Estado Español apoya las guerras intervencionistas que estça haciendo Arabia Saudì en la región, por lo tanto somos corresponsables de las muertes y destrucciones.  Somos responsables de ayudar militarmente a los suníes frente a los chiíes.  No podemos hacernos los ignorantes.  Tampoco podemos escurrir el bulto cuando ellos nos ataquen alegando que nosotros jamás les agredimos.

Este es otro ejemplo de nuestra política exterior y económica militarista e intervencionista de que estamos ayudando a generar con esta violencia directa y estructural unas injusticias en Oriente Medio que acabarán por llegarnos, cual bumerang.

Entonces reclamaremos que los responsables son los ministros de Exteriores y de Industria actuales.

Share

Otro paso más hacia el Polo Militar Industrial made in Spain

002 632 + - + Alcal% C3% A1 + de + Henares

Mr Reivaj

Fuente: Elboletin.com

Lo veníamos diciendo y ahora se confirma. Morenés, en su intento de construir el “polo” militar-industrial español, estaba luchando por quedarse con el control político de las principales industrias “militares” con participación del Estado, entre ellas INDRA (de la que el estado controla el 20,14%) y NAVANTIA y la participación española en AIRBUS (4%) o en HISPASAT (7,8%).

El capital público de empresas pertenecen de facto a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que depende de Hacienda. Es por ello que la mayor parte de la participación del Ministerio de Hacienda en el gasto militar español se realiza a través de esta participación de la SEPI.

Durante los últimos meses se ha vivido una soterrada lucha entre Morenas, ministro de defensa, y Montoro, ministro de Hacienda por posicionar a sus peones en estas empresas para decantar el control político de las mismas a favor del uno o del otro.

El Consejo de Ministros del viernes 25 de julio ha dado la razón a Morenés, y a partir de ahora, será Defensa quien asuma el control de las empresas de defensa encuadradas en la SEPI.

Defensa, según el lenguaje burocrático de la nota de prensa del Consejo de Ministros “dispondrá del ejercicio de los derechos, excepto los económicos, derivados de la participación pública estatal en el capital de sociedades mercantiles cuya actividad se desenvuelva en el sector industrial de la defensa, y liderará la acción de gobierno en relación con los procesos de reestructuración y consolidación de la misma a nivel nacional e internacional”  aunque, eso sí, deberá comportarse y colaborar con los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de sus nuevas asignaciones.

Además de estas empresas, de las que ahora Defensa se hace con el control, el Ministerio de Defensa, según informa Infodefensa,  ya controla otras de ese “complejo” militar-industrial que quieren montar a toda prisa, como es el caso del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el cual a su vez es partícipe de la empresa Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE), encargada de la comercialización en el mundo mundial de las armas made in Spain, y que a su vez es la dueña del 30% la empresa privada HISDESAT, de la que es el socio mayorista.

Tal vez todo esto parezca un galimatías. De hecho lo es. Y al parecer es tan enrevesado precisamente para conseguir lo que todos sospechamos: que sea un lío comprender los entresijos del manejo de las industrias de defensa en manos del Estado y sus cambalaches con las que están en manos de otros.

Al darle tanto poder a Morenés, seguramente el Consejo de Ministros se ha olvidado del papel relevante de dicho señor como girapuertas en su etapa pre-ministerial y post-secretario de estado de defensa, o del pequeño detalle de que el mismo ya nos ha endeudado con su política de créditos a las industrias militares con una deuda impagable e inmoral, mientras concedía créditos a las industrias militares a interés cero, razones ambas cuando poco, más que de peso para no poner en sus manos este poder de decisión política, pues es capaz de empobrecernos más aún con tal de vender más armas por doquier.

En todo caso, ¿se han preguntado para qué necesitamos un polo militar industrial fuerte, a imitación del americano o del francés, pongamos por caso?

Puede que no se les ocurra ninguna razón a bote pronto. De hecho es lo más probable que la razón “verdadera” tenga poco que ver con lo razonable. Pero, miren, si siguen leyendo la nota del Consejo de Ministros con paciencia (y benignidad para el redactor) encontrarán la razón oficial del empeño:

La industria de defensa es clave para la seguridad y soberanía nacional, al aportar el valor diferencial a los sistemas utilizados por nuestras Fuerzas Armadas en las operaciones, que le confieren la ventaja operativa en la acción y la necesaria capacidad de disuasión.

Y esto nos consuela mucho: porque nosotros empezábamos a sospechar que querían hacer este “polo militar industrial” para forrarse y para imponerse a otros y resulta que no, que no tiene nada que ver con fines tan soeces y poco espirituales, sino que necesitamos ventaja operativa  por el valor diferencial de los sistemas utilizados por nuestras fuerzas armadas (dicho sea de paso, los mismos que los de las demás) y bla, bla, bla.

Osea, traducido al román paladín, que efectivamente no necesitamos este tipo de negocio absolutamente para nada sensato.

Share

El polo militar-industrial español se articula con falta de transparencia, girapuertas y … Hernández Mancha. ¡Que no nos falte de ná!

Imagen de José Javier Martín Espartosa

Fuente:  Hispanidad.com

La historia, que ya va convirtiéndose en una saga comenzó con la noticia de Hispanidad de que el gobierno proponía a Eduardo Serra Rexach (ex secretario de estado de Defensa con el PSOE y ex ministro de Defensa con el PP) como coordinador de un macro proyecto que aglutinase a gran parte de la industria militar española (Indra, privada;  Navantia, pública;  Airbus, con participación pública; e Hisdesat, cuya parte militar es pública).  Ya entonces anunciaban que no se tenía claro cómo se iba a realizar esa fusión y que, lo más seguro, es que no fuese una fusión, sino una coalición.

La segunda intentona de Hispanidad fue la de anunciar, una semana después, que el gobierno quería a Hernández Mancha en la presidencia de Indra.  En el aspecto militar, de Hernández Mancha sólo sabemos que formaba parte del Consejo Científico del Instituto ElCano (2007)  Con ello el PP buscaría el control de la parte más rentable del conglomerado militar-industrial que quiere montar.    Esta noticia cuenta que Hernández Mancha tiene el apoyo de Rajoy (con el que dicen que se lleva muy bien) y de Cospedal (lo cual no se sabe si le beneficia o le perjudica).  Parece que Indra hay pelea y unos optan por apoyar a Mancha, otros al actual presidente de Indra (y presidente en los últimos 20 años), Javier Monzón, y otros al consejero delegado, Javier de Andrés.

En la tercera aproximación a la noticia de  Hispanidad.com nos cuenta que la lucha en Indra está siendo dura porque, el consejero de SEPI en Indra, Adolfo Menéndez,

advirtió a Monzón de los problemas de reputación corporativa que puede suponer la contratación de ex altos cargos políticos. Se refería a casos como los de los ex ministros de Defensa socialistas Julián García Vargas y José Bono, o de los populares Juan Costa y Ramón de Miguel. Todos ellos para el consejo asesor de Indra, hoy felizmente desaparecido.

Esta parte de la noticia nos llama mucho la atención porque el propio Adolfo Menéndez es el presidente de TEDAE (Asociación Española de empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica, Seguridad y Espacio), es decir, la patronal de buena parte de la industria del armamento (85 empresas) y, antes fue subsecretario de Estado de Defensa, bajo el mandato del Secretario de Estado de Defensa, Pedro Morenés, bajo el mando del Ministro Eduardo Serra Rexach.  Parece que este es el ejemplo máximo de girapuertismo en temas de Defensa.

Hispanidad no consigue tampoco aclararnos cómo va a ser la creación del polo militar-industrial español, aunque algunas cosas parece que siguen el curso habitual de la política de defensa en España:

En paralelo, prosigue la creación del polo militar industrial español. Cuando Hispanidad pregunta al ministro Morenés por él, naturalmente, como siempre, no obtiene respuesta alguna, lo mismo que ocurriría si se preguntara al secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles

Y, además, Hispanidad acaba diciendo que

 Pero quien manda en SEPI no en Defensa, sino Hacienda. Cristóbal Montoro es mucho más claro: “No se trata ni de fusiones ni tan siquiera de conglomerados”. Se trata de “acudir conjuntamente” a la mayoría de contratos de militares que sea posible en todo el mundo.

En plata, no se trata de fusionar una empresa privada y cotizada como Indra con otra pública y en números rojos como Navantia, sino crear un mecanismo de actuación conjunta con Indra, Navantia, INTA, Hisdrasat y hasta la participación mínima (entre el 4 y el 5% de España en EADS).

Y nos parece que algo tan serio como la Defensa Nacional acaba siendo el cortijo privado y el chiringuito financiero de 3 personas.

Share

Polo Industrial Militar: fusión de Indra, Navantia e Isdefe, amparados por la SEPI del Ministerio de Hacienda

Fuente:  Hispanidad.com

No estamos, claramente, de acuerdo con Hispanidad.com en lo que dice que Morenés es más industrial que militar y que por ello ha aceptado las restricciones de Montoro al Presupuesto de Defensa para 2014.

Pensamos que hemos demostrado lo contrario en nuestro artículo:  “Avance del Gasto Militar en 2014“, donde, con los datos en la mano, queda claro que el Presupuesto Militar de 5.745’77 millones, acabará convirtiéndose en un Gasto Militar de 25.843’84 millones de €, con la participación de 12 de los 13 ministerios actuales.

Sin embargo, nos parece muy interesante el cuerpo de la noticia:  el Polo Industrial Militar, en palabras de Morenés, que parece que vuelve a la caduca terminología franquista.

El proyecto sería unir la división militar de Navantia y la ingeniería militar Isdefe, ambas estatales, con la privada Indra, donde la SEPI compró un 20% a Bankia.

Ahora bien, el proyecto es difícil, sobre todo en cuanto fusión pura y dura. Indra está en beneficios, Navantia en pérdidas. Indra cotiza en bolsa, y hay privados que poseen cuatro quintas partes de la empresa. ¿Qué pensarían los March o los Del Pino, accionistas de Indra con la mezcla? Probablemente no les gustaría.

Además, Indra no sólo se dedica a Defensa sino también a tecnologías de la información, y está presente en los cinco continentes.

Otrosí: el poderoso titular de Hacienda del Gabinete, Cristóbal Montoro, ya ha advertido que el proyecto Morenés le parece estupendo pero que no le puede costar un euro al Estado. El déficit fiscal es prioritario.

Pero según El Confidencial, las negociaciones entre la SEPI, por parte del Ministerio de Hacienda, y el Ministerio de Defensa están mucho más avanzadas de lo que parecen y el objetivo sería:

garantizar el suministro de las Fuerzas Armadas permita también el desarrollo tecnológico en un sector especialmente intensivo de capital

Y supone un punto de inflexión en las ansias privatizadoras de los gobiernos del PP.

el Gobierno ha apretado el botón de la SEPI para que actúe como guardaespaldas de excepción y ampare a todas esas empresas que operan al servicio de los cuarteles generales de las Fuerzas Armadas. El Ministerio de Defensa tiene también intereses industriales muy legítimos que han de ser preservados por encima de cualquier tentación mercantil, incluso de aquellas que están inspiradas en causas de fuerza mayor como pudiera ser el propio rescate bancario y los consiguientes pactos con la Comisión Europea, el BCE y el FMI.

Es decir, el Polo Militar Industrial va a ser intocable.  Ni las decisiones políticas, ni las económicas nacionales o internacionales de la Comisión Europea, el BCE y el FMI.  Nadie va a poder decir nada, ni contradecir, ni obligar a nada al Polo Militar Industrial.  Sería el sueño de los militares y de los políticos-industriales militaristas.

El conglomerado militarista sería importantísimo:

Las capitulaciones del matrimonio de conveniencia que están ultimando la SEPI y el Ministerio de Defensa apuntan a la configuración de un grupo accionarial estable encargado de cobijar las posiciones financieras que los distintos organismos del Estado mantienen dispersas en empresas del sector. Además de la citada participación de referencia en Indra, la futura cúpula societaria incluirá a Navantia y su filial Sainsel así como también a Isdefe, esta última sociedad de ingeniería del Ministerio de Defensa y por cuya auditoría técnica pasan todos los programas supranacionales de carácter militar en los que participa España. También se integrarán bajo la misma unidad de gestión los poderes derivados del 4% de EADS y el 9% de Hispasat con su filial de defensa Hisdesat.

Además, no somos originales, ni en el fondo ni en la forma:

El modelo de negocio que se trata de aplicar es análogo al que vienen desarrollando otros países europeos, como Francia y Alemania, donde la industria de defensa se mira pero no se toca. España no quiere ser menos y, salvando las distancias, el Gobierno pretende armarse con voz y voto para demostrar la recuperación de soberanía en un sector inequívocamente estratégico para la política y la economía de cualquier país.

Nuestra preocupación es máxima, por la premura en las fechas:

El objetivo de Mariano Rajoy es presentar en sociedad el proyecto ante los líderes europeos y ministros de Defensa en el próximo Consejo Europeo previsto para el 19 y 20 de diciembre.

Share

El secretario de Estado de Defensa despide a “PAZ”

Noche+Internacional+de+Observaci%C3%B3n+Lunar

Fuente: Atenea Digital

El Secretario de Estado de Defensa ha participado en un acto que no sabemos si tomarlo a pitorreo o con preocupación.

El acto en sí ha sido la “despedida” del primer satélite espía de titularidad totalmente española.

¿Quiere decir que hasta ahora comprábamos los satélites espía a medias con otro país?¿Sería a su vez espiado dicho país por nosotros?¿Era de fiar?

Pero ojo, de titularidad quiere decir que lo ha adquirido el ejército español en propiedad, pero no que la tecnología sea española. El satélite es de patente alemana, luego ¿supone eso que el satélite puede ser controlado por los alemanes?

¿Y para qué vale el satélite? Según la propaganda que han dado al evento de despedida, para observar cuanto pasa en la tierra o los mares, incluso de noche, con nubes o cualquier otra inclemencia.

¿Y es que necesitamos saber cuanto pasa en la tierra, etcétera?¿No sería suficiente con fijarnos en lo que pasa con los recortes de nuestros derechos, con el empobrecimiento de la población, con el deterioro de nuestro medio ambiente?

Dicen los expertos que el satélite espía lo usaremos para verificar los tratados internacionales, controlar la frontera (principalmente las pateras de quienes quieren venir porque no pueden vivir en los países donde gracias a la geopolítica de la que participamos la vida se ha vuelto insegura o imposible) y lucha contra la piratería.

Hay otros datos más a destacar que, aunque la propaganda nos dice que el satélite será de uso mixto, civil militar, nos enseñan la constante trampa y falta de transparencia del militarismo patrio:

  • Paz es propiedad de la sociedad Hisdesat Servicios Estratégicos, empresa participada mayoritariamente por el operador de comunicaciones civiles Hispasat (43%), junto con la sociedad pública ISDEFE (30%) -perteneciente al Ministerio de Defensa- Astrium CASA Espacio (15%), Indra (7%) y SENER (5%). Es decir, es un artefacto de propiedad militar y de dominio militar.
  • Para el uso de este cachivache se ha creado una “plataforma” llamada Programa de Observación Nacional de la Tierra por Satélite (PONTS), cuyo coste aproximado es de 346 millones de euros, de los que 135 millones corren a cargo del Ministerio de Defensa y los restantes 211 se los endosan a Industria para que no aparezca como gasto militar.

Como las desgracias no vienen nunca solas, se nos ocurre un comentario más: Hace poco se rasgaban las vestiduras nuestras autoridades porque se enteraban de que éramos espiados por EE.UU, Alemania o Reino Unido, entre otros, pero nosotros no tenemos empacho en hacer un satélite para hacer exactamente lo mismo. ¿Cabría aplicar eso de donde las dan las toman?¿Consideramos que espiar es moral?

Y, para remate de la cutrez, el nombre dado al satélite espía que el Secretario de Estado acaba de despedir: “Paz”.

El satélite para la guerra se llama paz, bonita manera de explicar lo que entienden por paz estos señores de la guerra. 

 

Share

Hispasat, Hisdesat y el “complejo militar empresarial español”

Fuentes:  El Confidencial y El País.

El inicio de esta entrada fue la venta por parte del Estado de una gran parte de sus acciones de Hispasat.

Abertis pagará 172,5 millones por el 16,42% que estaba en manos del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas (INTA), adscrito al Ministerio de Defensa. El precio se desglosa en 153,5 millones por el valor de las acciones (lo que implica una valoración de 935 millones, la misma pactada en la reciente compra de un paquete a Telefónica) más 19 millones de prima de control.

Tras la adquisición, sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia y del Consejo de Ministros, Abertis tendrá el control exclusivo de Hispasat, con un 57,05%. En total, Abertis ha invertido 475 millones en alcanzar su participación actual. En 2013, Hispasat espera generar alrededor de 200 millones de ingresos y más de 160 millones de resultado bruto de explotación (Ebitda). El grupo de infraestructuras consolidará mediante integración global su participación.

Abertis “se compromete a desarrollar todo el potencial de crecimiento y creación de valor en Hispasat”, según afirmó en un comunicado.

Estos 172’5 millones de € que recibe Defensa no va a suponer que el Estado pierda el control de esta empresa puntera en telecomunicaciones:

Eutelsat (33,69%), y las públicas Sepi (7,41%) y CDTI (1,85%) completan el accionariado. Pese a que el Estado ve reducida su participación al 9,26%, el nuevo pacto de accionistas le respeta el derecho a nombrar al presidente no ejecutivo, un cargo que en la actualidad ocupa Elena Pisonero. El pacto también supondrá aumentar la presencia de representantes de Abertis en el Consejo de Administración, de acuerdo con su posición de control.

Así dada la noticia no parece que de mucho jugo:

  • Defensa recibe 172’5 millones de € para paliar, en parte, su endeudamiento por la financiación de los ruinosos programas de armamentos en los que está invirtiendo desde hace años,
  • Defensa mantiene parte del control (nombra el presidente no ejecutivo de la empresa) sobre una empresa que estaba considerada como estratégica, eufemismo que significa que es vital para los intereses (militares) españoles.

Pero El Confidencial nos alerta de que parece que el precio que ha aceptado Morenés no es todo el que se podría haber sacado por la transacción, al menos, no es tan alto como pretendía Montoro.  El problema está en la valoración de la empresa y en la valoración de la prima de control que exigen por considerar a la empresa como estratégica para los intereses militares españoles (hay que recordar que además de España, sólo Reino Unido, Francia e Italia disponen de una red de comunicaciones propia de uso militar):

Hacienda utilizaba la referencia del precio fijado por Telefónica y reclamaba además una compensación del 20%, que no ha sido puesta en valor, ni mucho menos, por su colega de Defensa, Pedro Morenés. Los intereses del Estado han perdido la protección directa de los máximos responsables de las cuentas públicas, poniendo en evidencia el viejo aforismo que tiende a confundir lo que es de todos como si no fuera de nadie.

Es decir, acusan a Morenés de minusvalorar la empresa porque es Estatal y, por lo tanto, de todos, favoreciendo a Abertis y a La Caixa.

Además, en la noticia se acusa a Morenés de sobrevalorar la compra de la mexicana de satélites Satmex, a la cual calcularon un valor mucho mayor que el que han dado, en comparación, a Hispasat:

En otras palabras, Defensa ha vendido su participación de Hispasat a la mitad de precio de lo que puede costar la compra de Satmex. Todo ello con el añadido de que la empresa ahora bajo control de Abertis representa casi el doble que la empresa americana, tanto en el número de satélites vivos en operación como en proyectos en fase de construcción.

Otro punto oscuro de esta historia es que la nueva estructura accionarial de Hispasat sobrepasa lo que se considera óptimo en la composición del consejo de administración, llenándose de personal que recibirá sus emolumentos y será un cargo para la empresa:

La reordenación accionarial de Hispasat ha supuesto también un nuevo pacto de accionistas, traducido en una ampliación del consejo de administración que pasa de 12 a 19 miembros, superando con creces los límites máximos que recomienda el buen  gobierno corporativo. Un total de 10 vocales representarán a la entidad de La Caixa, cinco sillones se reservarán a los delegados de Eutelsat y los cuatro restantes, incluyendo a Elena Pisonero en su calidad de actual presidenta, serán nombrados por el Gobierno. A partir de ahí, Abertis manda y quien  no se contenta es porque no quiere.

Esto historia viene de lejos porque El Confidencial ya nos informaba en febrero de 2012 que Defensa dudaba entre seguir en Hispasat o quedarse sólo con la parte militar de los satélites.  La razón para desprenderse de Hispasat era hacer caja.

Defensa pasaría a quedarse con la parte del negocio militar de Hispasat, que desarrolla a través de Hisdesat, donde tiene una participación mayoritaria del 43%, mientras el resto de accionariado se reparte entre otras compañías públicas como INTA, INSA y EADS-CASA, además de las tecnológicas Indra y Sener.

Esto nos desvela una parte de la jugada de gran importancia militar:  Hisdesat.

La pujante Hisdesat

La empresa española de servicios gubernamentales por satélite es una de las divisiones pujantes dentro de la estructura de Hispasat, hasta el punto de ser considerada una empresa clave en la industria espacial española. Creada en 2001, su volumen de negocio representa ya casi un tercio respecto al total de su matriz, tras cerrar 2011 con una facturación de 44 millones de euros y unos resultados finales de 32 millones, según la información pública.

Además, han sido varios las maniobras políticas por el control de Hisdesat:

  • Primero el PSOE poco antes de ceder el ejecutivo a Rajoy nombró un nuevo Presidente de Hisdesat:

Sin embargo, en torno a Hisdesat existe una estela de polémica desde hace unos meses relacionada con el nombramiento de su actual presidente. A pesar del carácter público de la compañía, Juan Antonio del Castillo Masete, teniente general en la reserva del Ejército del Aire, fue nombrado para el cargo en vísperas del cambio de Gobierno, ocupando un puesto que antes correspondía a Petra Mateos, a su vez responsable de Hispasat, el accionista mayoritario.

Este movimiento ha generado un profundo malestar dentro del nuevo equipo del Ministerio de Defensa por considerar que el Ejecutivo saliente no estaba legitimado para tomar una decisión de ese calado. La elección del Gobierno del nuevo presidente de Hispasat, al considerarse amortizada en el cargo a Petra Mateos, ocho años al frente de la compañía tras llegar de la mano del entonces ministro José Bono, habría dado acceso también a la de Hisdesat.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés ha nombrado a Miguel Ángel Panduro, consejero delegado de Hisdesat. El caso es que Panduro es un hombre de José Bono, exministro de Defensa con Zapatero. En realidad, el responsable de este nombramiento ha sido el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, que se niega a dar ningún tipo de explicación.

Lo cierto es que él, junto a Morenés, ha creado un ‘complejo militar empresarial’. Conviene recordar que el ministro proviene del consorcio aeronáutico EADS mientras Argüelles lo hace del gigante americano Boing donde, por cierto, cobraba un millón de euros anuales.

Todo esto da para pensar, sobre todo teniendo en cuenta que Argüelles fue secretario de Estado de Defensa cuando el socialista Eduardo Serra (¿se acuerdan?) siguió al frente de ese ministerio tras la llegada de Aznar a la Moncloa.

Alucinados nos quedamos.

¿Podría ser que hubiese un entramado o “complejo militar empresarial español” en el que entrasen a formar parte, a pachas, PP y PSOE?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed