Archive for Golpes de Estado

Los militares egipcios y el militarismo yanki agravan el conflicto egipcio

Fuente:  Guerraeterna.

El premio Nobel de la Paz, Barack Obama, mantiene con Egipto una actitud muy poco ética mediante la ayuda militar que proporciona al ejército egipcio.

Esta ayuda es cuantiosa y sostenida:

la ayuda militar que EEUU concede cada año al Ejército egipcio desde los años 40, una media de 1.300 millones anuales desde 1987.

Mientras miles de personas pierden la vida, las paradojas de la política internacional, o simplemente de la política nos dejan atónitos:

Se da la paradoja de que Washington no podía llamar golpe al golpe de Estado incruento (porque la legislación norteamericana obligaría automáticamente a suspender esa ayuda) y ahora ante un baño de sangre no se espera ninguna reacción contundente.

Si no es ahora cuando hay que suspender la ayuda militar a Egipto, ¿cuándo lo será?  Con esta política queda claro que lo único que busca USA es el negocio de vender y vender armas como forma de ayuda internacional para luego cobrárselo por medio de apoyos políticos, contratos para las empresas de su país, alianzas militares frente a hipotéticos enemigos en la región árabe, etc.

Además, la cuestión se complica si en lugar de ver personas que sufren analizamos personajes que disfrutan con el conflicto egipcio y que, incluso, ganan dinero:

Pero además esa ayuda militar es muy rentable para EEUU y Egipto por otras razones. Parte de ella se desvía –eso sin contar comisiones que vayan directamente a los bolsillos de los generales egipcios– a otras inversiones del Ejército.

Si vamos a la fuente citada nos enteramos de que:

la ayuda beneficia a una pequeña y camarilla influyente de las élites en ambas capitales. En los Estados Unidos, el programa de ayuda proporciona una fuente grande y previsible de la demanda de los exportadores de armas, mientras que en El Cairo, la producción militar de colaboración con las empresas de Estados Unidos ayudar a subsidiar empresas económicas comerciales del ejército.

Las implicaciones de la paz y de la solución de conflictos internacionales por la vía noviolenta serían importantes y graves para el empleo estadounidense y para los que se benefician de la venta de armas:

Aunque los grupos de interés nacionales rara vez se invocan en el debate sobre la ayuda militar a Egipto, los $ 1.3 mil millones en asistencia anual representa un subsidio significativo para los fabricantes de armas estadounidenses. Por ejemplo, la planta de fabricación de General Dynamics en Lima, Ohio, donde se construye el tanque M1A1 Abrams no tiene más órdenes de trabajo del Ejército de EE.UU. hasta 2017 (…) la petición de 125 M1A1s (orden de 11 de Cairo desde finales de 1980) mantendrá las líneas de producción abierta hasta 2014 (…) Las reducciones que se avecinan en el presupuesto de defensa de EE.UU. han hecho  que General Dynamics y otros productores de defensa estén aún más interesados ​​en mantener esos canales de financiación abierta.

Parece que no es sólo General Dynamics de Ohio quien se encontraría en problemas si se corta esta línea de «ayuda» militar a Egipto, sino que también lo estarían Honywell de Arizona y Allison Transmission de Indiana, según desvela un cable publicado por Wikileaks.

El resultado está siendo que Egipto posee una de las flotas de tanques mayores del mundo y que es mayor que todos los tanques que poseen América Latina y Áfica subsahariana conjuntamente, más de 1.000 tanques Abrams (que no son necesarios en ninguno de los escenarios de agresión imaginables por parte de Egipto).  Lo cual no nos extraña porque es habitual verlos en cualquiera de las imágenes que ofrecen por televisión de las calles egipcias durante los disturbios.

A ello hay que añadir que desde 1980 USA ha enviado 221 aviones de combate F-16 por valor de 8.000 millones de dólares.  Queda clara la estrategia de Estados Unidos:  fomentar su empleo, ganar dólares a espuertas por la venta de armas y tener cooptada a la élite militar y política egipcia para dominar al país y amenazar la región.

Al otro lado del hilo, las consecuencias para el empleo también serían importantes:

A pesar de los reclamos militares egipcios que emplean a cerca de 40.000 personas a través de su red de fábricas, otras fuentes ofrecen cifras de más del doble de ese número. La Organización Árabe para la Industrialización (AOI), uno de los conglomerados industriales de los militares, pretende emplear 17.000 egipcios – una cifra que excluye la docena de fábricas que operan en el marco del Ministerio de Producción Militar, así como la química masiva, agrícolas y de consumo las operaciones de servicio de la Organización Nacional de Proyectos de Servicio (también bajo control militar).

Además,

Contratos públicos de defensa ha jugado un papel central en el crecimiento de los militares egipcios comerciales las empresas – sobre todo en la fabricación de automóviles civiles – que ofrece un caso instructivo para comprender el valor que la del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF) en continua ayuda de EE.UU.. La empresa de EE.UU., Chrysler, que fue el productor original del tanque M1 antes de la división fue vendida a General Dynamics en 1982, posee una participación del 49 por ciento en el árabe estadounidense Vehicles Company (AAV), donde el ejército egipcio no sólo produce versiones blindadas de los vehículos Jeep, sino también versiones civiles para la venta comercial, incluyendo el Jeep Liberty y el Jeep Wrangler. La fábrica de AAV produjo un promedio de 2.700 vehículos por año entre 1979 y 2009, pero desde entonces ha usado $ 27.000.000 para modernizar sus cadenas de montaje, y pretende producir vehículos actualmente a un ritmo de 17.500 por año. Si lo comparamos con las cifras nacionales proporcionadas por la Asociación Automovilística de Egipto, entonces AAV produce casi una cuarta parte de los automóviles ensamblados en el país de Egipto. En 2010 AAV firmó un nuevo contrato con Chrysler (con la ayuda militar de EE.UU.) por valor de 33 millones de dólares adicionales jeeps sin montar, herramientas y repuestos .

La instalación de tanques M1A1 proporciona otro ejemplo. Aquí – en la misma fábrica construida por General Dynamics – el ejército egipcio construye vehículos industriales de construcción que se venden en el mercado interno. El ejército egipcio cosecha beneficios sustanciales de los derivados de estas empresas mixtas. Al igual que otras operaciones de fabricación de los militares, los ingresos de estas ventas va directamente a las arcas de las Fuerzas Armadas – ya que la institución está exenta de impuestos. Añadir mano de obra barata (a menudo proporcionados por conscriptos en sus últimos seis meses de servicio) y otros subsidios estatales fuertes (como los precios reducidos para insumos energéticos) y estas empresas comerciales son una parte importante del imperio económico de los militares.

Estas cuestiones económico-militares nos ayudarán, sin duda, a entender un poco mejor el papel de los militares en los recientes acontecimientos. Nos hacen dudar de que busquen el bienestar del pueblo y de la democracia y nos posicionan en que sus intereses son el mero lucro y el sostenimiento de su status quo privilegiado en la sociedad egipcia, caiga quien caiga.

La locura armamentística llega al colmo si lees atentamente esta frase:

Aún más curioso es saber que EEUU también ha comprado muchos más tanques Abrams de los que necesita. El resto está en un desierto californiano cogiendo polvo. La industria militar y los congresistas de los estados donde se fabrican este material necesitan los contratos, los puestos de trabajo y los votos.

Otro dato, paradójico en primera instancia, aunque no en el fondo, complica más la situación, los intereses israelíes:

 Israel ha pedido a los gobiernos norteamericanos y europeos que no condenen el golpe egipcio. No le interesa un Egipto democrático, sino un Egipto con un Ejército fuerte que haga lo que está haciendo ahora: lanzar una ofensiva contra los grupos fundamentalistas del Sinaí.

Así, el conflicto en Egipto se puede entender mejor si:

  • consideramos nuevos actores:  industria militar estadounidense, trabajadores militares yankis
  • consideramos nuevos intereses:  el lucro de la industria militar estadounidense y el trabajo de ciudadanos estadounidenses.
  • consideramos una evolución histórica en la que los anteriores actores generan parte del conflicto, aupando al poder a una élite militar egipcia que ya no cuida de sus ciudadanos sino que está al servicio de su propio lucro y del lucro de sus socios yankis.
Share

¿Es terrorismo de Estado el imperialismo yanki?

Fuente:  CookingIdeas.

Si analizamos, aunque sea someramente, el siguiente mapa del mundo veremos una parte de la actuación diplomática de Estados Unidos en el Mundo desde la 2ª Guerra Mundial:

Invasiones, atentados, derrocamiento de gobiernos, ocupaciones, supresión de movimientos sociales, asesinatos de líderes políticos, manipulación de sindicatos, guerra biológica, narcotráfico…

 

 

El autor, William Blum, también tiene un currículum curioso:

Blum ha sido un periodista independiente en los Estados Unidos, Europa y Sudamérica. Su estancia en Chile en 1972-3, al escribir sobre «experimento socialista» del gobierno de Allende y su trágica caída en un golpe de la CIA-diseñado, le inculcó el compromiso personal y un interés más elevado en lo que su gobierno estaba haciendo en varias partes del mundo.

A mediados de la década de 1970, trabajó en Londres con el ex agente de la CIA Philip Agee.

Su libro sobre la política exterior de EE.UU., Killing Hope: EE.UU. e intervenciones militares CIA desde la Segunda Guerra Mundial , publicado por primera vez en 1995 y actualizado desde entonces, ha recibido reconocimiento internacional. Noam Chomsky llamó «de lejos, el mejor libro sobre el tema.»

No nos resistimos a incluir la lista de los países donde Estados Unidos ha intentado (o conseguido, con *, dar un golpe de estado):

  • China de 1949 a principios de 1960
  • Albania 1949-1953
  • 1950 Alemania Oriental
  • Irán, 1953 *
  • Guatemala 1954 *
  • Costa Rica a mediados de los años 1950
  • Siria 1956-7
  • Egipto 1957
  • Indonesia 1957-8
  • Guayana Británica 1953-1964 *
  • Irak 1963 *
  • Vietnam del Norte 1945-1973
  • Camboya 1955-1970 *
  • Laos 1958 *, 1959 *, 1960 *
  • Ecuador 1960-1963 *
  • Congo 1960 *
  • Francia 1965
  • Brasil 1962-1964 *
  • República Dominicana 1963 *
  • Cuba 1959 para presentar
  • Bolivia 1964 *
  • Indonesia 1965 *
  • Ghana 1966 *
  • Chile 1964-1973 *
  • Grecia 1967 *
  • Costa Rica 1970-1971
  • Bolivia 1971 *
  • Australia 1973-1975 *
  • Angola 1975, 1980
  • Zaire 1975
  • Portugal 1974-1976 *
  • Jamaica 1976-1980 *
  • Seychelles 1979-1981
  • Chad 1981-1982 *
  • Grenada 1983 *
  • Yemen del Sur 1982-1984
  • Suriname 1982-1984
  • Fiji 1987 *
  • Libia 1980
  • Nicaragua 1981-1990 *
  • Panamá 1989 *
  • Bulgaria 1990 *
  • Albania 1991 *
  • Irak 1991
  • Afganistán 1980 *
  • Somalia 1993
  • Yugoslavia 1999-2000 *
  • Ecuador 2000 *
  • Afganistán 2001 *
  • Venezuela 2002 *
  • Irak 2003 *
  • Haiti 2004 *
  • Somalia 2007 para presentar
  • Libia 2011 *
  • Siria 2012
Share

Los desmanes del militarismo (1)

Pintando+amaneceres

FUENTE: Artículo publicado en el periódico semanal Es Hora por Utopía Contagiosa

El imaginario vigente en nuestro rancio patrioterismo militarista señala, no sin épica a tono, que el ejército es una de las mas gloriosas y abnegadas instituciones que nos podemos echar a la cara. Tan admirativa devoción viene acompañada de la sumisa admiración de las estruendosas manifestaciones (desfiles, exhibiciones aéreas y otros gestos) y por la exculpación a los desmanes que sus miembros realizan o han realizado, por inmorales o graves que sean o hayan sido estos, los cuales quedarán reducidos a actos de incontrolados o excepciones a la regla general

 Podríamos ejemplificarlo con la más reciente burriez militar: el vídeo recientemente difundido sobre los malos tratos y torturas ejercidas por efectivos militares españoles a un detenido irakí en Dinawiya allá por 2004. En el momento en que se tuvo publicidad nnegable de tal desmán, se aprestó la vocera del PSOE, Doña Trinidad Jiménez, a lamentar el hecho, a pedir, “si aun estamos a tiempo” el castigo de sus culpables, pero sobre todo a enfatizar las bondades de nuestro ejército y de sus misiones en el exterior, declarando la admiración del PSOE por el ejército y aclarando que estos hechos aislados no tienen nada que ver con la dicha institución. Llamativamente, el vídeo que desvelaba torturas quedó en flor de un día y ha sido devorado por el silencio posterior y, a lo que parece, empantanado ante una supuestamente independiente investigación por parte de la “justicia militar” (qué contrasentido que ellos tengan jueces propios y se juzguen a sí mismos). Ya nadie habla de ello. Los medios de comunicación cómplice miraron para otro lado y los políticos extractivos que soportamos se dedicaron a sus peleas urgentes y alejadas de la preocupación ciudadana.

 Podemos a ello sumar el papel exaltado de la televisión publica ante las manifestaciones religiosas de la semana santa malagueña, dando una cobertura inmodesta a la Legión (si, la Legión) procesionando con el “Cristo de la buena muerte”, con elogios nada recatados a este cuerpo militar tan poco conocido en sus actuaciones en el exterior de todos los tiempos, desde que el General Millán Astray, ese novio de la muerte que amenazó a la intelectualidad, la creó, hasta nuestros días.

 ¿Llama a alguien la atención la falta de criterio de nuestros informadores sobre temas de defensa?¿Alguna vez han tenido en sus “informaciones2 una fuente que no sea el pripio militarismo?¿Han oído un análisis alternativo de los hechos?¿No son agasajados mimados por el Ministerio de Defensa?

 Llama la atención la desbordante falta de información y el ensordecedor silencio de nuestros medios de comunicación, el desinterés culpable de nuestros políticos y sus preferencias temáticas, el irresponsbale silencio de las instituciones formales, de los “agentes sociales” y de casi todo el aparataje “académico” e “intelectual” hacia los desmanes del militarismo propio (nos aprestamos a señalar antes de que el cacareo argumental nos lo indique, que por otra parte no es ni peor ni diferente al de los otros militarismos mundiales, sino uno mas de sus ejemplos) y la complacencia en un sistema militar que consume ingentes recursos económicos (recursos por otra parte disfrazados sin que casi nadie los critique, a pesar de conocerse de sobra el escándalo de que algo más de 7 de cada diez € gastados en defensa son opacos al control presupuestario, o de que arrastremos una deuda de más de 32.000 mill. de € por culpa de la compra de armas pensadas para agredir a otros pueblos, deuda que crece año tras año) en detrimento del avance de los derechos y el desarrollo humano de nuestra sociedad y del resto del planeta.

 En el año 2003, el Colectivo Gasteizkoak publicó un pequeño texto en la editorial ZapAteneo (“La abominable cara oculta de los ejércitos humanitarios”) donde detallaba no una ni cien de las muy frecuentes violaciones de derechos de nuestras fuerzas militares patrias y de las de los demás en sus acciones en el exterior. Por dicho texto pudo enterase quien quiso de diversos ejemplos de maltrato de los ejércitos humanitarios, incluidos los patrios, que superan el centenar de casos. No mereció, en general, ningún respingo en las conciencias de nuestros bienpensates apolo-getas de la intervención humanitaria y no hemos oído (salvo que se nos haya escapado) que se haya realizado ni una sola comisión de investigación en el Parlamento, o al menos de carácter interno en los ejércitos o en el Ministerio de Defensa, para esclarecer estos casos. En 2008, el mismo Colectivo Gasteizkoak volvió a la carga demostrando con datos y explicaciones puntillosas de violaciones sistemáticas de derechos humanos y violencia sexista (“los ejércitos humanitarios. La violencia sexista militar” editorial ZapAteneo) que tampoco ha tenido la atención necesaria. El periodista Gervasio Sánchez ha denunciado torturas militares españolas en diversos foros, mereciendo consiguientemente el calificativo de radical e impresentable, poco cómodo a los círculos oficiales del bien, y desde luego poco escuchado, cuando no denostado, por éstos.

 Tampoco ha llamado la atención la opinión de la portavoz de la ONU Theres Gastaud en 1996 “las naciones unidas carecen de un sistema judicial y por tanto no pueden hacer nada. Son los países de donde proceden los soldados, es decir, la justicia nacional de cada estado implicado la que debe castigar a los cascos azules que han tomado parte en los ataques…” (El Correo 05-12-1996).

 Junto con los poco edificantes casos de malos tratos cometidos durante las diversa guerras donde nuestros disfrazados soldados jugaron a la ayuda humanitaria, tenemos casos en los últimos tiempos de tropelías en maniobras que han dado lugar a incendios en zonas forestales y agrícolas (hemos contado más de 10 en los últimos cinco años), de timos y estafas cometidos por mandos militares para cobrar subvenciones, dietas indebidas o mordidas a partidas de alimentos o similares, de vejaciones sexistas cometidas hacia compañeros o compañeras, de sobrevuelos de naves militares sobre pueblos que han mostrado un cierto ánimo independentista, de opiniones debidamente dosificadas de mandos militares, casi todos en la reserva como no puede ser menos, mostrando sus nostalgias por esos espadones de la dictadura o advirtiendo de la aplicación manu miliari del artículo 8 de la Consitución para salvaguardar la indisoluble unidad territorial, diversas corruptelas y mordidas dadas con motivo de los suministros de petróleo o alimentos, “corbatas” y sobresueldos que otros funcionarios no pueden ni soñar, molestias a las poblaciones olvidadas de la mano de Dios cometidas en simulacros de acciones militares contra pueblos enemigos, y un largo etcétera. ¿son, por casualidad, todo casos aislados?¿No marcan, cuando menos, una rara tendencia?

 Son muchos los escándalos sobre los que se ha pasado página de forma rápida y a menudo sin investigación por medio, a pesar de tratarse de verdaderos e inaceptables desmanes que serían intolerables en cualquier institución no armada de nuestra sociedad. ¿Por qué este trato diferente?

 Queremos con este artículo iniciar una serie de articulos sobre las actuaciones poco edificantes de los ejércitos. Pero hacerlo no fijándonos únicamente en la actualidad, que también, sino en los tiempos pretéritos, porque sostenemos que esos desmanes son una constante. Es más, son una característica del militarismo y de la defensa militar. Precisamente una característica que desmiente el papel salvícfico, benéfico y justificativo de los ejércitos.

 Los ejércitos son un mal. Hacen el mal. Sirven al mal. Y bien haríamos, como recomendó en su día nada menos que Albert Einstein, en deshacernos de ellos en beneficio de la propia humanidad.

 ¿No resulta asombroso y turbador que ninguna fuerza política del marco parlamentario se proponga en su práctica política la desmilitarización de la defensa, o al menos la reducción de esta al máximo posible?, ¿No aparece bochornoso el melífluo entreguismo de nuestros políticos a unas fuerzas armadas que no nos defienden de lo que la sociedad quiere defender? ¿Miedo, respeto o complicidad? Que cada uno escoja.

 Vayamos a recordar, a lo largo de cinco o seis artículos, el corolario de desmanes de los ejércitos desglosando algunas de sus más memorables actuaciones contra los derechos de los muchos.

 

Share

«La patria es anterior y más importante que la democracia»

Fuente:  Público.

Las declaraciones son del general de división en la reserva Juan Antonio Chicharro el pasado 6 de febrero.

El razonamiento es el siguiente:

La patria es anterior y más importante que la democracia. El patriotismo es un sentimiento y la Constitución no es más que una ley

Es decir, cualquier día nuestro aguerridos militares nos darán un golpe de estado saltándose todas las leyes a la torera porque para ellos priman los sentimientos.  Sus sentimientos, claro, y también sus leyes.

Por si aún no os ha entrado todo el miedo que deberían dar estas declaraciones, seguimos con el razonamiento:

Luego insinuó que el artículo 8.1 forma parte del núcleo duro de la Carta Magna, lo que no ocurre con el artículo 97, que fija la subordinación de las Fuerzas Armadas al Gobierno, por lo que, a su juicio, la fuerza imperativa de este último artículo es menor.

Es decir, todo un general de división (en situación de retiro, ciertamente) nos razona que la sumisión de las Fuerzas Armadas al Gobierno no tiene mucha fuerza legal. Más bien son los vigías de la política, porque ya se sabe, su deber es mantener la integridad territorial, el orden, la propia constitución…

Como nos informa El País,

la Asociación de Militares Españoles (AME) dijo compartir sus palabras “de la A a la Z”

y, además, se está investigando a Chicharro por si sus declaraciones constituyen materia de sanción al faltar al deber de neutralidad de las Fuerzas Armadas con respecto a las diversas opciones políticas o sindicales.

Penoso hasta el fin este asunto porque sería más lógico que se le sancionase por animar al golpismo y no por hacer uso de su libertad de expresión.

La idea visionaria del ejército como último reducto de la convivencia y legitimado a intervenir en todo cuando les parezca que la cosa no está a su gusto no es nueva. Ha sido invocada para todas las asonadas y cuartelazos del Siglo XiX y XX por nuestros golpistas de pacotilla y, lo más preocupante, ha formado y forma parte de la doctrina que se ha enseñado en las academias militares, forma parte del ideario militarista como una verdad, una de sus verdades más supremas.

Cuando se habla de libertades, de profundización democrática, parece que los militares, al menos una buena parte de la cúpula, son más bien el enemigo y no tanto los que se han de encargar de defendernos.  Pero ya se sabe que hace no mucho disfrutamos de 40 años de dictadura militar (por nuestro bien, claro, argumentarán, dado que el levantamiento militar surgió de un sentimiento).

Share

¿Nuevo golpe militar en Paraguay?

Los + Nuevo + + Village People

Según informa Europa Press, la embajada de Estados Unidos en Asuncion informó en 2009 de la existencia de un plan para derrocar al presidente de Paraguay, Lugo, provocando un «error» que sirviera como excusa para su destitución por el Parlamento y colocando al vicepresidente Franco en la presidencia hasta las nuevas elecciones.

Este plan se fue retrasando, al parecer, porque Lugo no cometía el error suficiente para movilizar esta trama.

¿Quiénes estaban al frente de este plan? Según el cable desvelado por Wikileaks, Lino Oviedo, que asumiría el cargo de vicepresidente tras el triunfo de la destitución, y el expresidente Nicanor Duarte, junto con el vicepresidente Franco y dirigentes del Partido Colorado.

Ahora bien, ¿Quiénes son esos personajes?

Lino Oviedo: 

Actualmente es el presidente de la Unión Nacional de Colorados Éticos (lo cual supone una contradicción en los propios términos de la marca comercial). Anteriormente fue uno de los destacados militares que dieron primero cobertura a la dictadura de Stroessner, si bien, cuando ésta se hundió, participó en la detención del dictador y en promover su exilio a Brasilia.

Mas adelante tuvo todos los reconocimientos militares, dirigió la parte más operativa del ejército y, desde su cargo, extorsionó todo lo posible para lograr su gran ambición, mandar en Paraguay.

Fue el Comandante en Jefe del ejército paraguayo con el Presidente Rodríguez (colorado como él y familiar de Stroessner) y después con el presidente  Wasmosy (también colorado) quien mandó su destitución al darse cuenta de su peligrosidad.

A Oviedo se le acusa también de haber orquestado el asesinato del vicepresidente Argaña en 1999 con el fin de concurrir a las elecciones del 2000.

Oviedo se alzó en armas contra el presidente de la república en el año 2000 y, dado que no fue seguido en su aventura, se exilió en Brasil, desde donde siguió inspirando la insurrección militar contra el gobierno paraguayo, hasta el puto en que la desestabilización hizo al presidente González Macci decretar el estado de sitio y puso en guardia a Brasil por la actividad política tan peligrosa de Lino Oviedo.

Después de regresar a Paraguay en 2004 con vistas a intentar optar a futuro  la presidencia de la república, pero hubo de enfrentar cargos por intento de magnicidio y por la intentona golpista, de los que ha sido absuelto con muchas dudas sobre las irregularidades de los procesos. Más adelante el también presidente colorado, y aliado de Oviedo, Raúl Cubas, decretó su anmistía.

En 2008, tras su absolución, se inscribió en el padrón electoral y declaró el inicio de su campaña política

En resumen, el general Oviedo es, sigue siendo, el militar y guardián de los intereses militares que, con las herramientas propias del militarismo, lo que no excuye el uso de la fuerza, el golpe de estado ni cualquier otro método, pretende hacerse con el poder real en Paraguay.

Al parecer, en la actual conspiración contra Lugo, Oviedo aspira a la vicepresidencia de la república, paso previo a su asunción del poder absoluto.

Nicanor Duarte. 

Presidente de Paraguay desde 2003 a 2008, del Partido Colorado como sus antecesores, de los que además fue ministro. En las elecciones de 2003 se alió con el partido de Lino Oviedo, a quien había prometido exonerarle de sus responsabilidades penales y allanar el camino a sus ambiciones.

Se alió con Lino Oviedo, según informa El Mundo para derrocar al Presidente Lugo, como hemos señalado antes.

F. Franco.

Es el ambicioso líder del Partido Liberal Radical Autentico, partido de derecha que fue tolerado en la dictadura (lo cual ya dice mucho). Entre sus actos fallidos se enceuntra, ya siendo vicepresidente, el agradecimiento al general Stroessner por unas instalaciones que Franco ahora «re-inauguraba».

Entre sus amigos se encuentra el embajador americano en Asunción.

Un interesante semblante del sujeto en rebelión.

¿Un golpe blando o un golpe militar?

Atemos cabos: un general que ha sido jefe de las fuerzas armadas y golpista, que mantiene una facción importante en el mando operativo del ejército, que pasó de colaborador de Strossner a su detractor, que ha pretendido la presidencia de la república por todos los medios y que no ha ocultado nunca sus ambiciones. Un ex-presidente que le amnistió y que ahora se alía con él y con F. Franco para despojar del poder institucional al presidente Lugo,  junto con un vicepresidente nostálgico de Stroessner, ambicioso y amigo del embajador americano. ¿No estamos ante una intromisión más del militarismo caudillista en la vida civi de un país latinoamericano? ¿No es la repetición «limpia» de lo sucedido en Honduras? ¿No es l vuelta al autoritarismo militar de otros tiempos en américa latina?

Baste leer el análisis el porqué del golpe de estado y lo desafios de 2013 de Baseis.org de Paraguay para tener más claros los hechos.

En Paraguay no pasa el tiempo y hay una especie de condena a su repetición. Los intereses de antes son los intereses de ahora y precisamente es cuando Lugo, que tampoco ha hecho los deberes en cuanto a la reforma agraria, por ejemplo, universaliza la sanidad o busca otras medidas a medias reformistas cuando se alza la intentona destinada a garantizar que nada cambie en Paraguay (para bien).

Share

Rafael Correa quiere usar al ejército en tareas policiales

Bienvenida + correa + en + Milan

Fuente: El Pais

Correa quiere cambiar las misiones del ejército ecuatoriano para que desempeñe labores de policía y lucha contra la inseguridad ciudadana y ha dado sus razones “La principal preocupación de nuestra gente es la inseguridad ciudadana y para combatirla requerimos de nuestras Fuerzas Armadas».

Dudamos que las principales preocupaciones de los ecuatorianos sean la inseguridad ciudadana y no el paro, la falta de oportunidades y de justicia social, el creciente malestar por la política antiecológica de minas y petróleo en Ecuador y otras tantas similares. Es más, si en vez de Correa, nos dijeran que el argumento es obra del español Aznar, o del colombiano Uribe, o de la francesa Le Pen, lo hubiéramos creído a pies juntillas, porque el discurso de la inseguridad ciudadana es, normalmente, el discurso de la ultraderecha.

Por otra parte, el uso del ejército para labores de seguridad ciudadana implica la militarización de esta esfera de la política. Recordemos que Ecuador, como tantos otros estados, tiene también un pasado militarista y de dictadura militar que pesa y que no debería retornar. ¿Pretende Correa militarizar Ecuador? ¿Es lo que Ecuador necesita?

Dar este poder al ejército es desfilar (nunca mejor dicho) por el filo de una bayoneta y no puede traer sino nefastas consecuencias para el país.

¿Será que Correa pretende con este gesto amedrentar a las organizaciones indígenas y sociales que antaño le ofrecieron su apoyo y hoy se lo retiran?

¿Será Correa otro mas de los muchos caudillos que por desgracia ha padecido América Latina?

Share

Todo encaja: la doctrina del shock

Os recomendamos muy encarecidamente que veáis (y con mucha atención) el siguiente vídeo.

Ciertamente es una hora y cuarto, pero merece muchísimo la pena.

Nosotros hemos entendido que algunas cosas dentro de este esquema de pensamiento encajan perfectamente, por ejemplo, siempre nos había llamado la atención una realidad que reconocemos existente pero que no llegábamos a entender del todo:  está claro que todos los servicios públicos se están poniendo en manos privadas.  Pensábamos (también lo defiende en el vídeo Milton Friedman) que esto no sería llevado a cabo para los servicios de defensa.  No entendíamos que el Estado quisiera desprenderse del control de aquello que, precisamente, les da el control absoluto.  Sin embargo, tras oír las declaraciones en el vídeo de Runsfeld (anterior secretario de defensa norteamericano) hemos entendido que da igual.  Que cuando los que quieren privatizarlo todo llegan al poder, lo privatizan.  Y se quedan tan anchos porque, en el fondo, luego va a quedar el control en sus manos, sus manos privadas, en sus propias empresas privadas (véase concretamente, Blackwater).

También nos ha gustado el vídeo porque relaciona varios sucesos históricos (inicio de la dictadura chilena de Pinochet, inicio de la dictadura argentina de Videla, intervención armada de la Gran Bretaña de Thatcher en las Malvinas, guerra contra el terrorismo, etc.) con la idea económica de la ideología ultraliberal o neoconservadora de Milton Friedman y sus «Chicago boys».

También nos ha gustado porque nos va recordando, una y otra vez, que las propuestas neoliberales nunca han funcionado para los países a los que se les ha obligado a adoptarlas (sin embargo, sí ha sido muy lucrativa para aquellos países, Estados Unidos sobre todo, que nunca las han adoptado, pero las preconizan para los demás).

Por último, lo aconsejamos porque el miedo, la idea de inevitabiliad de las reformas contra la gente común, el proteccionismo de los ricos, la liberalización de servicios públicos a ultranza, etc., de otras épocas las estamos viviendo en primera persona en esta.  Todo parece un plan, todo parece una lucha a largo plazo que busca, sin ningún disimulo, que los ricos sean más ricos (aunque ello convierta en más pobres a los pobres).

Esperamos vuestros comentarios.  Que os guste y os sea útil para reflexionar en estos días previos al primer aniversario del 15 M.

Por nuestra parte, volvemos a remarcar la importancia medular y central que tienen el militarismo, la guerra, los ejércitos y la violencia en todas esta políticas.

Por lo mismo, pensamos que nuestra lucha a favor de un modelo de defensa noviolento y participativo en el que la sociedad pueda decidir qué y cómo quiere defender es crucial para las propuestas alternativas.

Mucho ánimo en nuestras luchas comunes porque es muy importante que, una y otra vez, retomemos fuerzas desde la concienciación.

Share

Se deberían pedir responsabilidades políticas a Juan Carlos Borbón

Comenta Público que el Rey no mostró repulsa ante el golpe de estado del 23 F de 1981.  Lo afirma porque se han hecho públicas las informaciones que envió el embajador alemán en Madrid a su país, en las que se leía que «es más, mostró comprensión, cuando no simpatía».

Además,según informa El Público, Juan Carlos opinaba que «los cabecillas sólo pretendían lo que todos deseábamos.  Concretamente, el restablecimiento de la disciplina, el orden, la seguridad y la tranquilidad».

Juan Carlos expresó a Lahn que trataría de mediar ante el Gobierno y los tribunales militares para que a los implicados «no les ocurriese demasiado», ya que sólo «habían querido lo mejor». Igualito decía Franco de sí mismo y de su régimen militar.

Una vez más queda claro que Juan Carlos no es deseable para todos; ahí no nos podemos incluir los antimilitaristas.  También queda claro cuáles son sus preferencias y no aparecen la libertad, la igualdad, la justicia, la soberanía popular, los derechos humanos, …

El supuesto rey de todos los españoles fue parcial y partidista; aunque luego la evolución de los sucesos y la historia escrita desde los vencedores le puso en el sitio que la historia le ha querido reconocer hasta ahora.  Parece que entendió la neutralidad como jugar a todas las bandas, o como salvar a su institución de cualquier forma.  No es justo, no es democrático, no es políticamente correcto y no es lo que nos conviene.

¿Algún partido político, la sociedad misma, le va a pedir cuentas al Borbón o a los que le ensalzaron desde el mantenimiento de tantos intereses creados?  Se le pueden pedir responsabilidades políticas, ¿no sería una actuación así merecedora de una petición de explicación y de una petición de cese?  De lo contrario quedaría acreditada una vez más que los militares y su máximo dirigente jerárquico, en concreto, son impunes ante cualquier delito o acto no correcto.

El militarismo y quienes lo apoyan no nos convienen y debemos por ello reclamar su final.

Share

No a la impunidad militar en Uruguay.

Fuente:  Público.

«Uruguay comienza a resolver una de las cuestiones de Estado más dolorosas y controvertidas que ha debido afrontar en los últimos años: conseguir que los delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura (1973-1985) puedan ser juzgados«.  Doce años de dictadura, de abusos contra los derechos humanos, sociales y políticos, podrán ser juzgados.  Doce años de impunidad militar se acaban aunque con retraso.

«El único partido que apoyó la iniciativa fue el Frente Amplio, la coalición en el poder liderada por el presidente uruguayo, José Mujica«.  Una pena que el consenso no haya sido mayor, una pena que tras 26 años de silencio aún haya muchos partidos y personas que no quieran reconocer que las dictaduras son agresiones directas contra todo lo que humanamente es ético.  Incluso ha habido problemas en la coalición Frente Amplio:  «Los dos plebiscitos que avalaron la Ley de Caducidad han sido hasta ahora, para el Frente Amplio, un lastre ético de gran magnitud y fuente de serias divisiones internas que han involucrado incluso a Mujica«.

Los hechos que se ponen en liza son graves:  unos 100 presos políticos murieron en las cárceles y hubo 174 desaparecidos.

Share

Acción noviolenta contra los ejércitos en Chile.

Fuente: La Gaceta

Cientos de antimilitaristas y estudiantes chilenos realizaron una acción de protesta en Chile mientras el Presidente Piñera presidía el desfile militar con el que secularmente intoxican de patrioterismo barato a los chilenos.

Los antimilitaristas realizaron su contraparada convocados por la Coordinadora Contraparada Militar 2011 e iban vestidos de payasos militares.

Se da el caso de que en Chile el ejército consume mucho más presupuesto nacional que la educación y supone un lastre innegable para la sociedad. No es cuestión de fastidiar con malos recuerdos, pero el ejército chileno tiene bien ganada la fama de golpista y ultraderechista, entre sus mandos principales está gran parte de la cúpula del golpismo de Pinochet y sus secuaces y no se conoce ningún mérito ni contribución de esta nefasta institución a favor de la paz o del bienestar de la sociedad.

Los antimiitaristas protestaban contra el gasto militar y la militarización social y exigían el fin de los gastos militares y su uso hacia necesidades sociales.

Los activistas iban disfrazados de «payasos» militares. La acción fue un verdadero éxito para la lucha por construir una conciencia crítica y noviolenta.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed