Archive for Gasto Militar

El penúltimo Consejo de Ministros del año también incrementa el gasto militar

British+Soldier+Training+Malian+Soldiers

Por Defence Images

Fuente: Consejo de Ministros.

Parece que el Gobierno no quiere acabar el año sin incrementar sus políticas militares.

En el Consejo de Ministros de 22 de diciembre, penúltimo del año, han tomado acuerdos relativos a la participación española en operaciones militares en el exterior hasta diciembre de 2018. Concretamente para prorrogar la participación española en tropas de guerra fuera de España. El listado es abrumador y demuestra nuestro intervencionismo.

Operaciones con la UE:

  • Mantenimiento de la Operación “EUFOR ALTHEA”, en Bosnia y Herzegovina
  • Operación EUTM-Mali, como su nombre indica, en Mali.
  • Operación EUTM-RCA, en República Centroafricana.
  • En el cuerno de África, operación EUNAVFOR ATALANTA.
  • En Somalia, Operación EUTM Somalia.
  • En el mediterráneo para “evitar la piratería”, EUNAVFOR MED Sophia.
  • Integrando la “Fuerza de Reacción Rápida” de la UE, liderando un Battle Group (EUBG).

En total siete operaciones de guerra.

Operaciones con la OTAN:

  • En la fuerza de la OTAN “Presencia Avanzada Reforzada” (e-FP), en Letonia.
  •  En el Flanco Sur, dentro del Plan Permanente de Defensa Aérea “Persistent Effort” de la OTAN, con el despliegue de misiles Patriot en Turquía y con su contribución a la “Operación OTAN de Policía Aérea en el Báltico” (“Baltic Air Policing”) en Lituania u otro país Báltico (es decir, aunque se da como una única operación, en realidad hay dos, una en Turquía y otra en el Báltico).
  • En el Mediterráneo, en la operación de seguridad marítima “SEA GUARDIAN” de la OTAN.
  • En Afganistán, en la misión “Resolute Support”, con presencia en Kabul y un cuartel en Kandak.
  • Y manteniendo unidades militares a disposición de las Fuerzas de Respuesta de la OTAN y de las Fuerzas Navales Permanentes aliadas (SNMG, de escoltas, y SNMCMG, de cazaminas), aportando buques de la Armada en diferentes periodos

Total, cinco operaciones (seis en realidad) más.

Coalición contra el DAESH:

  • España mantendrá su compromiso con este esfuerzo internacional y potenciará su liderazgo de la Base de Besmayah, en Irak.

Una operación más a sumar a las doce ya glosadas.

Operaciones de la ONU:

  • Misión “UNIFIL” en el Líbano.
  • Misión de observación en Colombia.
  • Despliegue de la Unidad Militar de Emergencias en situaciones de catástrofe.
  • Despliegue de un máximo de cincuenta observadores/monitores militares, oficiales militares de enlace y asesores militares para contribuir a determinadas acciones (véase lo indefinido del asunto) de ayuda humanitaria.

Otras cuatro misiones, lo que nos sitúa en un total de 17 misiones, cifra que no coincide con las 21 misiones (Túnez, Senegal, Mauritania, Golfo de Guinea) que el propio Ministerio de Defensa reconoce en su página web.

Es llamativo que la propia nota que realiza el Consejo de Ministros permite pensar que va a aflorar en los Presupuestos Generales del Estado el importe de ese desmesurado apartado de presencia militar española en el exterior. Lo dice así:

Los gastos derivados de la participación española en estas operaciones se financiarán con cargo a la rúbrica presupuestaria “Participación de las Fuerzas Armadas en Operaciones de Mantenimiento de la Paz”.

Aumento de tropas en Mali.

El Consejo de Ministros ha aprovechado para añadir otro acuerdo relativo a la injerencia española en las guerras emprendidas en interés de la actual geopolítica de dominación de la que formamos parte.

Lo dice así

incremento del número de efectivos en la participación de las Fuerzas Armadas en la misión de entrenamiento en Mali de la Unión Europea hasta un máximo de 292 efectivos, desde los 140 actuales.

La guerra en Mali debe ir mal, aunque no es esa la noticia que nos llega. De otro modo no se explica la necesidad de aumentar la tropa.

En todo caso, un aumento de tropa implica además un mayor gasto militar, lo que tendrá su reflejo probablemente en las cuentas de 2018.

Y otros 39´9 millones de euros más de gasto autorizado.

¿Les parece poco? Nunca es poco para la voracidad militar.

El propio Consejo de Ministros ha autorizado una partida más de gasto militar, esta vez por la nada despreciable cifra de 39.926.000 euros, para vigilantes de seguridad.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del Acuerdo Marco que posibilitará la prestación de los servicios de seguridad, vigilantes con y sin armas, para el Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos, con un valor estimado de 39.926.000 euros.

De nuevo, impresionante el despilfarro en vigilantes para vigilar a nuestros propios vigilantes. Parece una inocentada, pero no estamos aún en el día apropiado, por lo que la broma se torna un escándalo.

Eso sí, un nuevo escándalo que no hará mover una pestaña a nuestra flamante casta política, que no tiene costumbre de incomodar al Ministerio de Defensa con minucias como el brutal y creciente gasto militar, el despilfarro descarado que esconde y la falta de control político de este tipo de medidas. No se les vaya a indigestar el espíritu navideño.

 

 

Share

Otro Consejo de Ministros prenavideño que aprueba gasto militar por la puerta de atrás

3380-Recreaccion+militar+nos+Cantons+da+Coru%C3%B1a.

PRO Jose Luis Cernadas Iglesias

Fuente: La Moncloa

Pues sí, como pensábamos. Otro Consejo de Ministros más que aprovecha el Gobierno para autorizar más gasto militar.

Ahora son dos nuevas autorizaciones de gasto.

  • Una, por importe de 13.818.181,80 euros, para ” la celebración del Acuerdo Marco para los servicios de transporte discrecional, nacional e internacional, de viajeros por carretera en autobús o autocar, necesarios para el desarrollo de actividades del Ejército de Tierra”.

¿Un acuerdo para que los militares viajen por la patilla?

Dice la justificación que ofrece el Gobierno que

Los transportes de personal por carretera atienden a diversas actividades de las unidades del Ejército desplegadas en toda España, no tienen carácter regular y en numerosas ocasiones la demanda es muy alta con ocasión de maniobras o ejercicios que no se pueden atender con medios militares. Por ello, los servicios a realizar deben ser prestados por compañías que operan en todas las áreas geográficas.

La duración de este acuerdo será de tres años, prorrogable por uno más.

  • El segundo, por 16.352.000 euros, para  la celebración del Acuerdo Marco que posibilitará la prestación de los servicios auxiliares de servicio y control en las bases, acuartelamiento, establecimientos e instalaciones para el Ministerio de Defensa y sus Organismos Autónomos.

Es decir, para los seguratas que vigilan las instalaciones militares, porque como se sabe, al Ejército le son necesarios cuerpos de vigilancia privados para custodiar a los propios militares.

La explicación es muy lógica, como puede comprobar cualquiera, porque con el enorme gigantismo del personal militar (del cual nos permitimos tener varios miles en una reserva de la que cobran por estar en sus casas) es imposible que ellos mismos asuman estas anodinas tareas ajenas a lo militar, al parecer. La ofrece así el acuerdo adoptado:

Entre las labores que desempeñan los Auxiliares de servicio y control destacan la inspección y vigilancia de inmuebles, los servicios de recepcionista, el control de los accesos a las bases, acuartelamientos y establecimientos, y la realización de rondas o patrullas en el interior de las citadas instalaciones para prevenir cualquier contingencia. Estas son actividades esenciales para garantizar la seguridad y el adecuado funcionamiento de determinadas instalaciones del Ministerio y de sus Organismos Autónomos.

el contrato durará un año, lo que supone un pastizal que tal vez alguien malintencionado piense que es otro ejemplo más del despilfarro secular.

Contamos por tanto con dos aumentos de gasto que implican otros 30.170.181´80 millones de euros más.

¿Acaban ahí los acuerdos relativos a gasto militar adoptados por este penúltimo Consejo de Ministros prenavideño?

  • Pues no. Porque  se ha adoptado otro relativo a la reprogramación de los PEAS.

El acuerdo aparece en la sección relativa a Hacienda y Función Pública, no en Defensa, una de las prácticas habituales para disfrazar el gasto militar.

El Consejo de Ministros ha aprobado la reprogramación de las anualidades correspondientes al año 2017 relativas a trece programas especiales de modernización de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de actualizar su planificación financiera con vista a su cierre o a la adecuación de la financiación al ritmo de los contratos.

Estos programas son:

  • NODOS CIS desplegables para la Unidad Militar de Emergencia.
  • Misil TAURUS.
  • Programas Tecnológicos asociados al futuro vehículo de combate sobre ruedas 8X8.
  • Vehículos Pizarro.
  • OBUS 155/52 REMA.
  • Buque LLX.
  • Buque de aprovisionamiento de combate (BAC).
  • Helicóptero EC-135.
  • Helicóptero NH-90.
  • Helicóptero Tigre.
  • Avión A400M.
  • Avión EF 2000.
  • Misil Contra Carro Spike.

Conforme a la nueva reprogramación, los nuevos límites de compromisos y los importes de anualidades quedan establecidos en los términos indicados a continuación:

Año Límite compromiso máximo a adquirir (euros)
2018 1.824.476.938,24
2019 1.721.241.276,37
2020 1.678.524.973,96
2021 1.772.442.482,48
2022 1.582.251.099,53
2023 1.566.836.709,69
2024 1.545.795.832,06
2025 1.538.905.742,97
2026 1.463.524.385,84
2027 1.403.822.838,27
2028 1.456.489.836,51
2029 1.265.000.794,65
2030 745.069.915,43

Con arreglo a este acuerdo, ya sabemos que en 2018 van a meter en presupuestos otros 1.824´47 millones de euros de gasto en amortizar los PEAS, así como las anualidades previstas hasta 2030 (si no hay sobrecostes, que siempre los hay) que suman en conjunto 19.564´39 millones de euros que deben pagar aún por estos PEAS.

Añadamos que este pago de lo aún adeudado (lo pagado hasta ahora de los más de 30.000 millones adeudados ha sido abonado no por Defensa, sino fuera de su presupuesto y mediante créditos extrapresupuestarios) es sólo una parte del gasto militar por armas que no necesitamos, pues la Ministra ha anunciado un nuevo ciclo inversor que, nuevamente, añadirá más deuda y más gasto militar.

Una bicoca.

Share

Movimiento feminista contra la guerra

Por Sinkuartel

Fuente: Público.

No ha tenido la publicidad que tiene la guerra. La guerra vende, la lucha por la paz molesta.

No ha sido portada en casi ningún medio, pero el 16 de diciembre el movimiento feminista vasco partió de Santurce hacia el puerto de Bilbao, bajo el lema “Feministok gerraren aurka. Armagintza eta armasalmenta eten”, más o menos (que nos perdonen los vascos por nuestro desconocimiento del idioma y por acudir a un traductor) “feministas contra la guerra. Interrumpamos el armamentismo”.

Denunciaban el papel que juega el puerto de Bilbao en la venta de armas Made in Spain a países en guerra o que la están preparando.

La guerra empieza aquí, entre nosotr@s. La empiezan nuestros intereses sin escrúpulos y nuestras élites sin vergüenza. La comienza nuestro modo de vida, cimentado sobre una cadena de dominaciones en la que somos partícipes por acción y omisión.

Leemos una explicación de la acción en la página amiga Sinkuartel

Alrededor de mil feministas han salido desde Santurtzi esta mañana para denunciar la utilización de este puerto para el transporte de miles de toneladas de armas con destino a Arabia Saudí. En esta marcha, las mujeres se han pronunciado en contra de la guerra, la destrucción y la muerte y nos han hablado del valiente posicionamiento de las mujeres en los momentos de conflicto, así como de la necesidad de la presencia del feminismo en la construcción de la paz.

En su manifiesto denunciaban

la utilización de este puerto, mes tras mes, para el transporte de miles de toneladas de armas con destino a Arabia Saudí, donde su régimen dictatorial las usa para reprimir los derechos humanos de su propia población (especialmente las mujeres) y para alimentar guerras como la de Yemen, en la que la población civil está siendo masacrada”.

Deunciaron con nombre y apellidos a las empresas vacas implicadas en la venta de armas, tales como SENES, ITP o SAPA.

El feminismo, desde sus orígenes, se ha comprometido por la lucha por la paz. Hoy en día protagoniza muchas de las resistencias a la guerra más importantes (igualmente ninguneadas por los dueños de los medios de comunicación, alineados con los intereses del militarismo en su casi totalidad) Nos vuele a decir Sinkuartel:

Y, partiendo de todas esas luchas valientes y pacíficas, las mujeres hoy reunidas también han querido valerse de la resistencia pacífica para hacer su reivindicación. Mientras la marcha transcurría junto a las instalaciones del Puerto, han colocado un misil orientado hacia Yemen, símbolo de las armas que se envían desde nuestro pueblo y alimentan allí una guerra que está masacrando a la población civil. Además, al paso de la manifestación, ha habido mujeres que se han tirado a la carretera al paso de la manifestación, como muertas, para visibilizar la invisibilidad de las mujeres y el papel de víctimas al que son continuamente relegadas en los contextos de conflicto. “En las guerras el heteropatriarcado se multiplica exponencialmente hasta el infinito, convirtiendo nuestros cuerpos en campos de batalla y en parte del botín de guerra”, han declarado. Por último, también ha habido mujeres que se han encadenado a las vallas del Puerto. Así como las mujeres del Greenham Common bloquearon en su día la base de la OTAN, las mujeres antimilitaristas han tomado hoy el Puerto de Bilbao.

Es elocuente la asociación de feminismo y antimilitarismo, como la es la del militarismo y el patriarcado. No se comprende, en cambio, la postura distante de tantas organizaciones de izquierda y radicales hacia el antimilitarismo y la causa de la paz.

Una buena noticia para cerrar este mes.

 

Share

Dinamarca pide dinero (¡y permiso!) para comprar F-35

Imagen de Airwolfhound

Fuente:  Infodefensa.

Dinamarca es el norte, es el progreso, es la democracia, es el respeto, …

También es el militarismo rampante, pero con otro tono distinto al nuestro.

De la noticia nos llama poderosísimamente la atención que antes de realizar la comprar de los controvertidísimos F-35 yankis, había pedido permiso al Parlamento para hacerlo y allí se sometió a debate y se aprobó.

Qué espectáculo de democracia, pedir permiso para comprar armas, debatirlo en el Parlamento, suponemos que con luz y taquígrafos, que la sociedad se entere del gasto militar y que pueda opinar.

Aquí ni por asomo.  Los PEAS ahora se incluyen en el presupuesto del Ministerio de Defensa pero tras sentencia del Tribunal Constitucional.  Hasta entonces se aprobaban en verano, para que nadie se enterase, por decreto ley.

Muchos cambios, y significativos, hemos de lograr para parecernos en transparencia a las democracias nórdicas.  Pero ellas nos muestran que nuestras exigencias no son locuras y sí políticas aplicables que sólo las frena la falta de voluntad del PSOE y del PP.

En otros aspectos andamos como los daneses, dado que su ministro de Defensa acaba de solicitar oficialmente a la Comisión de Finanzas del parlamento danés el dinero necesario para comprar 27 aviones de combate F-35a por 16.374’4 millones de coronas danesas, es decir, 2.600 millones de dólares.  Además, han de solicitar 650 millones de coronas más para acometer trabajos de construcción de la base aérea de Skrydstrup donde operarán los F-35A.

En la locura del gasto militar andamos a la par, como se ve.

Share

Reabrirán el acuartelamiento Sancho Ramírez, de Huesca

Concentraci%C3%B3n+en+la+preparaci%C3%B3n

Gabriel Baiz

Fuente: Radiohuesca.com

Hoy tenemos una mala noticia. Finalmente, el Ministerio de Defensa ha optado por reabrir el Acuartelamiento Sancho Ramírez, de Huesca, cerrado hace casi un año por su falta de sentido.

Allí van a destinar ahora a la División Castillejos, actualmente en el madrileño Paseo de Extremadura (donde, por cierto, lleva el Ministerio de Defensa unos años intentando dar un pelotazo urbanístico con la venta de terrenos de la famosa “operación Campamento”) y que será trasladada a Huesca a lo largo de 2018.

Según la nota de prensa ofrecida por Defensa,

La llegada de la División Castillejos conllevará el traslado a Huesca de un número importante de militares, gran parte de los cuales serán mandos: Oficiales y suboficiales. Todavía no se ha determinado el número exacto, y se espera que este viernes la Ministra ofrezco el dato exacto

De este modo, Huesca recuperará el cuartel, PP y PSOE podrán brindar por su trabajo para devolver a Huesca los militares, la ciudadanía oscense perderá la oportunidad de destinar este espacio a fines socialmente más útiles y el militarismo recuperará un espacio abandonado que, para mayor abundamiento, no necesita para nada ni responde a ningún tipo de objetivo estratégico.

¿Obligará el Ayuntamiento a pagar impuestos y tasas municipales a Defensa, o seguirán siendo los vecinos los que soporten de su bolsillo el que los servicios y dotaciones municipales básicos (alumbrado, alcantarillado, recogida de residuos, pavimentos, etc.) sean disfrutados por los militares?, ¿les harán pagar el IBI o cualquier otro servicio de los que el municipio presta o preferirán no molestar a los militares con estas minucias?

Llama la atención que, en una región con múltiples dificultades (véase la carencia, repetidamente denunciada, que tiene Huesca de dotaciones para los bomberos, o la situación de exclusión social que denunció en 2016 el Justicia de Aragón, por poner dos ejemplos ilustrativos) sea la opción militar la preferida por el gobierno y la aplaudida por PSOE y PP. Algo dice de la sensibilidad social de estos tres “actores”.

De modo que ahora en Huesca nos aparece otro punto para la agenda de la paz: promover que Huesca pase de ser un lugar promotor de la recuperación de la vida militar y del Acuartelamiento Sancho Ramírez, a formar parte de las ciudades y pueblos promotores de la paz y que aspiran a la desmilitarización.

Esperamos que dentro de poco los pacifistas oscenses empiecen a dar que hablar en esta lucha sin cuartel.

Share

Liquidación del Gasto Militar 2015

En 2015 lo que se presupuestó para el Ministerio de Defensa llegó para pagar facturas hasta 110 días, hasta el 20 de abril.  Es decir, el Presupuesto del Ministerio de Defensa sólo llegó para pagar 110 días, el 30’13 % del Gasto Militar de 2015 total.

El resto de los 365 días, es decir, 255 fueron ocultados de diversas maneras pero se acabaron gastando a beneficio del Ministerio de Defensa:

  • Luego, 88 días más se pagaron con lo que audita como Gasto Militar la IGAE, con esto se llegó hasta el 17 de julio.
  • Luego, otros 167 días se ocultaron las cifras para acabar acumulando el Gasto Militar de 2015.  Sin ellos, el Ministerio de Defensa no hubiese sobrevivido.

Otro nuevo trabajo monográfico de Utopía Contagiosa, la liquidación del Gasto Militar 2015 según la IGAE (Intervención General del Estado).  Es decir, con cifras oficiales.

Este documento lo podéis consultar en:

En scribd:

https://es.scribd.com/document/367184485/Liquidacion-GM-2015

En google drive:

https://drive.google.com/file/d/1Nmqbn-0EqQSNY2U8I2FUzC2oRtJG8Xct/view?usp=sharing

Y esperamos que os guste.  Hemos hecho un importante esfuerzo en presentar los datos con tablas y gráficos más atractivos y claros, además, de aclarar los conceptos que utilizamos.

Agradeceríamos cualquier ayuda que nos permita corregir errores, o que nos dé nuevas ideas.

También estamos abiertos a nuevos apoyos al documento.

Y, por supuesto, os agradeceríamos su difusión por vuestros círculos habituales, además de ofrecernos a dar charlas para explicar el contenido.

 

DATOS MÁS RELEVANTES:

Presupuesto del Ministerio de Defensa 2015:  5.767’78 millones €

Gasto Militar (auditado por la IGAE) en 2015:  10.250’46 millones de €

Sobregasto militar (auditado por la IGAE) en 2014:  4.482’68 millones €

% de desviación sobre lo presupuestado:  77’72 %

 

Presupuesto del Ministerio de Defensa en 2015:  5.767’78 millones de €

Liquidación del Presupuesto del Ministerio de  Defensa en 2015:  8.102’26 millones de €

+ 2.934’48 millones (+ 40’47 %)

Diferencia entre lo presupuestado y lo liquidado: 6’39 millones € /día

La IGAE no audita el 46’41 % del Gasto Militar

Defensa es el 2º ministerio con más ingresos:  1.047’88 millones de €

IGAE sólo audita el 13’89 % del total de las clases pasivas militares

El 90’8 de la I+D relacionada con Defensa está oculta en otros ministerios

El 34’65 de las inversiones reales del Estado se destinan a Defensa

 Entre 2002-2015:

Presupuestado para el Ministerio de Defensa:  96.656’89 millones de €

Liquidado por el Ministerio de Defensa:  115.955’52 millones de €

+ 19.298’63 millones de € (+ 19’96 %)

Gasto Militar vs. Gasto Social

El Gasto Militar representa:

  • 14’66 veces más que el gasto en Servicios Sociales y Promoción Social
  • 236’94 veces más que el gasto en Fomento del Empleo
  • 12’92 veces más que el gasto en Acceso a la Vivienda y Fomento de la Edificación
  • 3’6 veces más que el gasto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • 2’77 veces más que el gasto en el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes
  • 4’99 veces más que el gasto en el Ministerio de Justicia
Share

Convocan 3.050 plazas para soldados y marineros, es decir, aumentan las plazas para 2018 en un 67’77 %

Jen%C3%ADzaros+-++%D9%8A%DA%AD%D9%8A%DA%86%D8%B1%D9%89+-+Yeni%C3%A7eri+-+Janissaries

Por Ministerio da Defesa de Brasil

Fuente: Europa Press

La nota con la que Europa Press ofrece esta noticia es escueta, pero suficientemente elocuente.

El Ministerio de Defensa ha publicado una convocatoria de plazas para soldados y marineros (3.050 en total) de los Ejércitos de Tierra, Aire y la Armada. La convocatoria se hace ahora, a finales de 2017, pero las plazas se concederán en mayo de 2018.

Es curioso, porque no tenemos aún presupuestos de 2018, pero ya sabemos que vamos a incrementar el gasto de personal, de mayo en adelante, en los 3.050 nuevos soldados y marineros. ¿Es una prioridad incrementar nuestra ya abultada cifra de militares, precisamente uno de las grandes problemas que hace insostenible económicamente el sistema de defensa militar español?, ¿lo han pactado con alguien?

Hemos indagado más y hemos encontrado en el BOE la disposición (Resolución 452/38254/2017, de 3 de noviembre, publicada el 13 de noviembre) que ordena esta nueva convocatoria.

De acuerdo con esta resolución, se modifica otra dictada en marzo del mismo año 2017 (Resolución 452/38045/17 de 9 de marzo) que establecía dos ciclos de selección de soldados de tropa y marinería a realizar en 2017. Ahora pasará a haber tres ciclos, aunque uno se aprueba ahora, a finales de año, pero no habrá incorporación efectiva hasta 2018.

Según la normativa previa, que ahora se modifica, los dos ciclos de selección de plazas de soldados y marineros establecidos en marzo de 2017 tendrían, respectivamente, 2.000 plazas convocadas (el primer ciclo) y 2.500 (el segundo). El nuevo ciclo que ahora se convoca cuenta con otros 3.050 a sumar a los anteriores.

Es decir, que de una previsión de nuevos soldados menor, a celebrar en dos ciclos que han tenido lugar ya (total 4.500 plazas convocadas) pasamos a establecer, por este cambio, un tercer ciclo (que eleva las plazas ya convocadas hasta las actuales 7.550) que se aprueba ahora, antes de que haya presupuestos, pero que se llevará a cabo después, en 2018.

El paso de 4.500 nuevos soldados en 2018 a 7.550 nuevos soldados supone un aumento del 67’77 %.

¿No llama la atención este incremento tan espectacular de plazas militares?, ¿ocurre algo parecido en cualquier sector civil?

Y más aún, ¿era necesario “precipitar” en Noviembre (que es cuando se acordó este nuevo incremento de plazas por parte de Defensa) esta nueva convocatoria a celebrar en 2018?

Tal vez Defensa, a la vista del contexto político de Noviembre y de la previsible falta de apoyos para unos nuevos presupuestos, optó por tirar por la calle del medio, como de costumbre, y por garantizarse, con presupuestos prorrogados, una nueva convocatoria de plazas, lo que le aseguraba más presupuesto, por si acaso no llegaban a un arreglo con las otras derechas.

Ahora que parece que PNV va a dar los votos necesarios a Rajoy para hacer nuevos presupuestos, la medida se antoja una (más) de las marrullerías de Defensa para hacerse con más dinero y para condicionar la política futura, pase lo que pase, Y es que Defensa siempre encuentra alguna medida para no dejar de aumentar sus exigencias.

Share

Un nuevo ciclo inversor en armas

Por Ejército de Tierra

Fuente: El Economista.

Lo veníamos sospechando y anunciando. Nuestros dirigentes políticos y los señores de la guerra estaban muy contentos y esas alegrías suelen preludiar tristezas donde más duele al común de los apaleados mortales.

Lo veníamos advirtiendo: al escándalo de una burbuja de deuda militar impagable (más de 30.000 millones de euros) que nos provocó el ciclo de inversión en armas iniciado por el PP en tiempos de Aznar y continuó con pasmosa fidelidad el PSOE en los de Zapatero y, de nuevo, el PP del pasmoso Presidente Rajoy y su ex-ministro Pedro Morenés, le iba a suceder algo peor.

La codicia de los señores de la guerra es casi insaciable, e insondable la comprensión hacia sus demandas por parte de nuestro partido militarista tácito, con miembros adscritos en todo el arco parlamentario.

Ahora la Ministra de Defensa ha lanzado la noticia, como quien lanza una bomba.

Defensa confirma que lleva tiempo preparando un plan quinquenal de inversión en armas para “reactivar el gasto en armamento militar” (reactivar debe leerse como figura retórica) y “potenciar las nuevas tecnologías y modernizar y dinamizar la industria y su tejido.”

Un plan de esfuerzo inversor con cinco años de duración.

Obsérvese el crudo y descarnado realismo con el que nos explican sus intenciones. En el enunciado de lo que se pretende no aparece la idea de defender a la sociedad, que es justamente lo que aparentemente justifica el colosal gasto militar español. No. El ciclo inversor en armas es más caprichoso. Lo hacen para reactivar el gasto militar, para modernizar la industria militar, para dar pasta flora a sus amiguetes, no para defendernos.

Estamos trabajando para impulsar un ciclo inversor en el que se incluirán nuevos programas como adquisiciones que no necesariamente tienen que estar integradas en los planes especiales de armamento (PEAS) y que sin lugar a dudas supondrá un cambio de paso y de ritmo en la industria de defensa española. La idea es reactivarla.

¿Se fijan? Reactivarla, como si estuviera tiesa. Como si el PP no la tuviera en estado de excitación febril. Cuando, hace unos días, el Presidente de la TEDAE nos acaba de explicar que la industria de defensa durante la crisis ha salido triunfadora, ha ganado más de un 10´2%, como informa Infodefensa.

La Ministra, que se está especializando en decir naderías, dijo además

Una nación sin una industria eficaz, inteligente, competitiva y a la vanguardia de la innovación sin duda alguna es un país débil. La industria tiene que adaptarse al nuevo escenario tal y como está dispuesta a hacer

Fíjense que la frase en sí no dice nada. O nada específico. Es una generalidad que vale tanto para una industria que fabrique veneno como para otra que fabrique tecnología biomédica.

Es evidente que la inteligencia, la innovación y las otras zarandajas son objetivos estratégicos para cualquier sector productivo, pero para el bien común no da lo mismo que el dinero se use para una u otra cosa. Si la industria en la que buscamos eficacia es la que queremos que sea “competitiva” vendiendo armas a troche y moche, resulta que el perjuicio social es alarmante, pues incentiva y exporta guerras y busca un enriquecimiento que ni es socialmente útil, ni es equitativo, sino lucrativo para cuatro listillos y generador de inseguridad humana para el resto.

Si en vez de en cañones invertimos en mantequilla, en desarrollo humano y en derechos en serio, ocurre todo lo contrario: crece el bienestar social, decrece la desigualdad, se construyen nuevos consensos más inclusivos, se acorta la distancia entre los que más tienen y los que más sufren, se rompe el elitismo, se abordan los verdaderos problemas de la sociedad y se ataca el círculo vicioso que nos ata al malestar social que nos impone esta elite egoísta y calamitosa. ¿Se dan cuenta de las muy sólidas y persistentes razones que tienen los que mandan para invertir en cañones, no en mantequilla?

Añadió la Ministra que España va a cumplir cuanto antes su compromiso de elevar su presupuesto de Defensa al 2% del PIB (ojito al dato, ya no se habla de elevar el gasto militar, sino el Presupuesto de Defensa, que es una pequeña parte del gasto militar).

No lo hacemos porque lo haya pedido Donald Trump, lo hacemos porque se pactó en 2014 con los demás países socios de la OTAN y porque el gobierno tiene el compromiso de mantener la seguridad y la integridad de su población.

Ya lo ven, para ayudarnos. ¡Menuda ayuda!. Nos quieren mantener seguros, íntegros y sobre todo esquilmados y sin derecho a decidir, que es lo suyo, para que no nos volvamos molicie, que ya saben ellos que somos incorregibles. Habrá que preguntarse si no habrá alguien más y diferente dispuesto a darnos un poco de ayuda, pero en otra dirección, que a estos ya les tenemos vistas las intenciones.

Share

El Consejo de Ministros autoriza tres nuevos acuerdos con compromiso de gasto militar

untitled

Por Carmen Alonso Suarez

Fuente: La Moncloa.

Luego dirán que nuestro gobierno no trabaja.

Hasta en el puente de la Constitución han celebrado un nuevo Consejo de Ministros, que alguien tiene que quedarse al frente mientras los demás sestean.

Y aprovechando el Consejo de Ministros del 7 de Diciembre, han adoptado tres medidas relacionadas con compromisos de gasto militar.

  • La primera, un acuerdo “autorizando el contrato de ejecución de obras de la quinta gran carena del submarino “Galerna” (S-71), por importe de 43.260.000 euros, que se distribuirán en cuatro anualidades, desde 2017 a 2020.

Nótese la sutileza de que de 2017 quedan exactamente 24 días desde el 7 de diciembre, lo que quiere decir que este dinero referido a 2017 o bien ya se lo han calzado o bien se lo van a pulir en los pocos días que quedan. ¿Dinero contemplado en los Presupuestos Generales del Estado?, ¿un nuevo compromiso extrapresupuestario?. No lo podemos asegurar.

En cuanto al beneficiario de este generoso acuerdo, es NAVANTIA, la  ruinosa y mimada empresa estatal en la que se va enterrando con tanta liberalidad el dinero de los contribuyentes para tapar la chapucera fabricación de ingenios tan innecesarios como caros e ineficaces. Pongamos por ejemplo los S-80 (actualmente renombrados S-81 Plus en un intento de olvidar que los S-80 originales no flotaban) que son (más bien el no tenerlos aún) el motivo de tener que gastar en la “quinta” gran carena del Galerna para que se mantenga a flote mientras llegan los esperados submarinos S-81 Plus.

La adjudicación se llevará a cabo de acuerdo con lo previsto en el Convenio entre el Ministerio de Defensa y la empresa NAVANTIA S.L., por ser el astillero de esta empresa en Cartagena el adecuado en España, por experiencia y capacidad, para acometer una obra de estas características.

  • La segunda, la autorización del “Acuerdo Marco para el desarrollo de actividades de apoyo al sostenimiento de las aeronaves de la Armada, así como los contratos derivados”, por un importe máximo de 47.040.000 euros, con una financiación distribuida en tres anualidades (2018-2020).

En este segundo caso, la pasta se le va a dar a empresas privadas, porque al parecer la Armada no tiene la preparación adecuada ni las instalaciones para llevar a cabo estos trabajos “complejos”.

Lo dice así el Consejo de Ministros:

Mediante este contrato se pretende paliar las carencias de personal para la gestión del segundo escalón de mantenimiento de aeronaves, que cuenta con un reducido espacio en sus instalaciones y falta de equipo, por ello se hace necesaria la contratación de empresas privadas, que disponen de la capacidad tecnológica, instalaciones, bancos de prueba y personal cualificado y experimentado necesario para realizar aquellas tareas más complejas.

En este segundo caso hay otra particularidad: el acurdo es prorrogable “por un período equivalente a su duración inicial”. Es decir, que en realidad no es para tres años, sino para seis, tres sutilmente condicionados a una prórroga que no dudamos que se ejercitará y que en realidad compromete gasto militar por este concepto para un período muy largo de tiempo, encadenando con ello las políticas de futuros gobiernos.

  • El tercer acuerdo hace relación a la celebración del “Acuerdo Marco para la adquisición de repuestos de vehículos Pizarro”, por un valor máximo estimado de 14.876.033´04 euros y duración de tres años prorrogables por otros tres.

Este mantenimiento también se adjudicará a empresas privadas, mediante concurso.

La explicación de la necesidad de este nuevo acuerdo que compromete por largo plazo gasto militar es la siguiente

Debido a la necesidad de continuar con el mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos “Pizarro”, y al objeto de conseguir un alto grado de operatividad por parte de las unidades en las que dichos vehículos se encuentran encuadrados, así como de disponer de dotaciones y niveles de repuestos en las distintas unidades, centros y organismos, usuarios y logísticos, responsables de su mantenimiento, resulta necesario proceder a establecer un acuerdo marco para la adquisición de piezas de repuesto para estos vehículos.

En total, tres acuerdos más a sumar al ingente gasto militar aprobado con presupuestos prorrogados, que suman otros 105.176.033´04 euros. y condicionan gasto militar al menos hasta 2020 (prorrogable).

¿Tendrán reflejo estos gastos “plurianuales” en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 que el PP parece que ya está pactando con PNV y Ciudadanos (no sabemos si alguien más)? Se admiten apuestas.

Share

Gasto en Defensa per capita

Fuente:  Datos macro.

Las estadísticas son fuentes de datos.  Y estos datos han de hacernos reflexionar.

Sin embargo, los datos que nos ofrecen las estadísticas pueden estar sesgados por intereses, en este caso nacionales, para ocultar parte del gasto militar propio a los sufridos contribuyentes.  Lo decimos porque según los datos de Datos Macro España ocupa el puesto 34 con un gasto de 291 € per capita en 2016 y, sin embargo, según nuestros datos habría gastado 438’9 € per capita en 2016 (así, estaríamos en el puesto 23, lo cual nos parece algo más sincero, pero no tanto).

La estadística que comentamos es la siguiente:

Israel1.902
Emiratos Árabes Unidos1.888
Omán1.859
Arabia Saudí1.782
Estados Unidos1.709
Singapur1.605
Kuwait1.213
Noruega1.038
Baréin996
Australia903
Brunéi861
Catar825
Francia753
Reino Unido673
Corea del Sur649
Dinamarca556
Finlandia537
Suiza512
Holanda496
Suecia488

Los cuatro primeros países tienen que ver con los conflictos en Oriente Medio.  Al igual que el 7º, 9º, 11º y 12º.  Esto nos hace fácil saber dónde se van a producir las guerras en el próximo lustro.

El quinto es el imperio militar, USA.  Cómo no.

El 8º y el 10º también llaman la atención, Noruega, la nórdica y tranquila, y Australia, la pacífica y aislada.  Quizá no lo sean tanto y sea sólo la lejanía la que nos impone el desconocimiento.

También podemos ver la estadística en sentido inverso:

Costa Rica0 €
Haití0€
Panamá0 €
Somalia0 €
Liberia2 €
Madagascar2 €
Malaui2 €
Uzbekistán2 €
Laos3 €
Mozambique4 €

Aquí los datos también son muy relativos:  Somalia está lastrada por una guerra civil desde 2009, Liberia también la ha sufrido desde hace muchos años, Haití no invierte ni en Defensa ni en nada, tras el huracán, …

A Afganistán le sitúan en el puesto 12º, con un gasto per capita de 5 € en 2016, pero todos sabemos que en Afganistán no sólo se libra una guerra, sino que se libran varias.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed