Archive for frontex

Despilfarro militar de la Guardia Civil

Imagen de Golbal Panorama

Fuente:  El Plural.

Magnífica la información de Celia Guzmán para El Plural.

La opacidad con la que la Guardia Civil maneja sus cuentas no permite conocer despilfarros como el producido con el buque transoceánico Río Tajo, en el que se han trasladado dos embarcaciones donadas al Gobierno de Guinea Bissau, y que ha supuesto un gasto “no inferior a 200.000 euros”, según han confirmado a ELPLURAL.COM fuentes solventes que cuestionan que el traslado no haya sido realizado en un carguero convencional, que habría supuesto “un coste de no más de 20.000 o 30.000 euros”.

¿Qué razón les habrá llevado a decidir gastar 10 veces más de lo necesario para hacer el traslado de esta militar manera?

Seguramente la sensación de que si no lo hacían así, la Guardia Civil, no haría nada útil con la patrullera, estarían mano sobre mano sin defender a la patria de manera alguna.

Con ello se pierden 170.000 ó 180.000 €, pero se hace indispensable a la Guardia Civil.

¿Ocurren casos parecidos habitualmente?  Pues sí.  ¿Por qué ha de recurrirse a la UME para apagar fuegos, por ejemplo, cuando las Brigadas Antiincendios hacen la misma labor con más rapidez y más eficacia?  Pues por dos razones:

  • para militarizar una nueva faceta de la sociedad, la lucha contra los incendios y catástrofes.
  • para justificar lo militar como la forma preponderante de actuación gubernamental.

La costumbre de donar patrulleras no es nueva:

  • 2 patrulleras donadas a Guinea Bissau en 2017
  • 2 patrulleras donadas a la gendarmería de Mauritania en 2006
  • 1 patrullera donada a Senegal en 2007

¿Significaron las anteriores donaciones despilfarros como el actual?

Por otro lado, nos preguntamos para qué le sirven a Guinea Bissau 2 patrulleras.  Seguramente para controlar el tráfico de personas hacia el norte, España, para buscar una vida mejor.

Si es así, la cesión no supone una ayua a Guinea Bissau para solucionar sus problemas, sino un regalo para que nos ayuden a solucionar nuestro problema con la inmigración.  Una donación pues, muy interesada.  Y es que la militarización de la cooperación siempre acaba en la búsqueda de nuestro interés y no resuelve ningún problema a los países con los que presuntamente colaboramos.

Y, por último, otra pregunta:  ¿Si la Río Tajo se dedica al transporte, realmente la necesitamos para nuestra defensa militar?

Empresas españolas y control de fronteras de la UE

.

waferboard

Fuente: bez.es

Citamos un extenso trabajo de Marta Molina, que a su vez cita fuentes del Centre Delás, Amnistía Internacional y otros no menos enjundiosos, en el que nos explican la preponderante participación de cuatro empresas españolas en el control de fronteras (en realidad control migratorio a partir de la nueva y brillante estrategia de “fronteras inteligentes” de la de la UE) que viene aplicando Europa frente a sus vecinos.

Las empresas en cuestión son Indra, participada por el Estado y una de las principales con las que el Ministerio de Defensa cuenta para construir su idea de “polo militar industrial español”, Mora Salazar, dedicada a cercados entre otras cosas, GMV, que vende artilugios de “seguridad” y “ciberseguridad”, y Atos España, también enfocada a la seguridad y la ciberseguridad.

Cuantifica el artículo en más de 15.000 millones de euros el volumen económico que mueve la “seguridad fronteriza” de la UE al año, teniendo en cuenta tanto el dinero que se invierte en políticas específicas de seguridad como en otras políticas (y se espera que la cifra se aumente exponencialmente hasta alcanzar en 2022 los 29.000 millones de euros anuales).

El principal instrumento (no el único) con el que cuenta Europa para llevar a cabo su política de fronteras es el nefasto y militarizado  programa Frontex, para el que se destinarán desde su inicio en 2005 hasta 2020 la nada despreciable cifra de 4.500 millones de euros.

Según datos de la Comisión Europea, España recibirá desde 2007 a 2020 la cantidad total de 484,4 millones de euros, siendo a su vez el principal receptor de “ayudas” para hacer el trabajo sucio de vigilancia de fronteras (seguido de Rumanía con 421,9 millones, Italia con 406,5  y Grecia con 374,6)

En cuanto a Indra, nuestra empresa bandera en el negocio, y según una investigadora avezada en el asunto es

Pionero en la puesta en marcha de un sistema de vigilancia de fronteras, el SIVE patentado por Indra, España es ejemplo para el resto de Estados miembros

Marta Molina explica en su artículo también, respecto de Indra que

 es una de las grandes beneficiarias de las licitaciones de Frontex. La multinacional facturó en 2015 540 millones de euros relacionados con la defensa, el 19% de sus ingresos totales. A la cabeza de una unión temporal de empresas, en 2015 se hizo con el contrato marco para desarrollar el equipo técnico en los vuelos de vigilancia por valor de 10 millones de euros. En abril del mismo año, ganó un nuevo contrato para la mejora de las comunicaciones por satélite, como parte del programa Copérnico, por 48.179 euros.

Añade otra investigadora, esta vez de Stop Wapen Handel, respecto de las industrias de defensa españolas que

“Todas ellas han sacado gran tajada del presupuesto de Fronteras”

Es decir, que la militarización del enfoque migratorio se ha convertido en un nicho de negocio evidente para la agresiva industria militar española. ¿Habrán maquinado también para que esto ocurra, o simplemente aprovechan la ocasión que se les brinda?

Marta Molina nos da una respuesta con datos que tal vez aclare este punto

La empresa española (se refiere a INDRA)  ha gastado cerca de un millón y medio de euros en intentar influir en las políticas de defensa de las fronteras europeas, según el Registro de Transparencia de los grupos de presión de la UE, en datos recogidos por Stop Wapen Handel. “Indra no sólo ha vendido sistemas de seguridad en las fronteras de España, sino que también tiene Rumanía y Portugal como clientes importantes en este campo”, agrega Mark Akkerman.

También ISDEFE, propiedad del  Ministerio de Defensa, moja en el negocio. Al menos 8 millones de euros de financiación en seis proyectos europeos.

En resumen, un artículo el que comentamos muy en consonancia con los datos ya aportados anteriormente por Yago Álvarez y Genoveva López en el Salmón Contracorriente, y que confirma la creciente militarización del enfoque migratorio y de las fronteras europeas, en consonancia con el gran negocio para unos pocos de esta exacerbación del miedo.

La guerra migratroria europea y la Guardia Civil

Patrullera

Por Eduardo-Martín Larequi García

Fuente: defensa.com

Ya hemos alertado en otras ocasiones del desplazamiento del enfoque, desde el plano de los derechos humanos al de la defensa y la guerra, que ha ido sufriendo la temática migratoria.

Ahora, con plasticidad ejemplar, Arsenio Fernández de Mesa, jefazo político de la Guardia Civil, nos ha dado la muestra palpable de esta realidad:  para España la migración es cuestión de defensa y punto y pelota.

Lo hizo al explicar las operaciones de Frontex en las que España participa.

Dejó claro que a España le preocupa, en términos de seguridad y defensa, el posible desplazamiento de las rutas migratorias de los que huyen de las guerras hacia el Mediterráneo Occidental y que para combatir esta preocupación, la Guardia Civil, que lidera las misiones de Frontex “Indalo” y “Hera” y que también pone su resto en bastos en la misión Tritón liderada por los italianos y Poseidón en aguas del Egeo, redoblará sus esfuerzos para que aquí no entre ni el Tato por la frontera y sin autorización.

Para ello, la misión Indalo, de vigilancia de la Costa Sur española, (más concretamente, según el propio Frontex, el control de flujos de migración irregular y de delitos transfronterizos procedentes de Norte de África y de países subsaharianos) contará con el buque de la Guardia Civil “Río Miño” de forma permanente, y con una patrullera de altura italiana, así como con aviones de patrulla marítima italianos y de la Força Aérea Portuguesa, así como con un avión sofisticado dotado de sensores y alquilado por FRONTEX, un “Diamond Aircraft Industries DA42 Twin Star, junto con el apoyo de militares de Bélgica, Chequia, Francia, Letonia, Noruega, Polonia, Rumanía, Suecia, más la Guardia Civil española y los ejércitos de Italia y Portugal.

Todos estos contingentes tendrán su base de operaciones en Málaga, según explicó el General de Brigada Pérez Martín, al mando del asunto.

Pero si elocuente es el militarismo de esta primera misión, no le queda a la zaga la misión, que también lidera España, “Hera”, ya en su III fase según la página de Frontex, de vigilancia de las aguas al Sur de Canarias, cuyo cometido es, según dicha página “hacer frente a los flujos de migración ilegal de Senegal y Mauritania que pretende acceder a las fronteras europeas mediante el desembarco en las Canarias”.

Esta vigilancia subsahariana se realizará con la aportación del buque militar Río Tajo español y dos patrulleras de altura que el SEMAR tiene permanentemente desplazadas a Dakar, así como por un avión de vigilancia francés.

Cuenta con apoyo militar de Alemania, Italia, Holanda, Luxemburgo, Portugal , Reino Unido y Suecia, además de Francia y España.

¿Hace falta más comentario? Un enfoque militar para un problema de seguridad humana. Algo así como querer curar enfermos pero inoculándoles enfermedades.

Un claro ejemplo del militarismo creciente de las políticas de la UE y de España.

La nueva Estrategia Global de la UE sobre la Política Exterior y de Seguridad: reaccionaria y militarista

Imagen de europa.eu

Fuente:  Unión Europea.

En Junio de 2016 se publicará la Estrategia Global de la UE  sobre Política Exterior y de Seguridad.  Este documento sustituirá a la Estrategia de Seguridad Europea de 2003.

Desde entonces, el documento, elaborado bajo la supervisión del antiguo alto representante, Javier Solana, solo ha sido revisado en una ocasión: en 2008, cuando se pasó revista a la implementación de la Estrategia durante sus primeros años de vida; se añadieron nuevas amenazas como el ciberterrorismo y se delimitaron los instrumentos de actuación de la UE.

En diciembre de 2013, el Consejo Europeo encomendó a la actual alta representante y vicepresidente de la Comisión, Federica Mogherini, evaluar estas transformaciones globales e informar al Consejo a lo largo de 2015 sobre los desafíos y oportunidades que se derivan. Finalizada la fase de evaluación, el Consejo Europeo de junio de 2015 encargará a la alta representante la actualización de la Estrategia Europea de Seguridad, a la luz de los desafíos y oportunidades identificados.

Aquí, en España, nadie se ha enterado de este crucial debate político, ni los ciudadanos lo tenemos en mente, ni los partidos políticos, siempre por delante (ironía), nos han informado.  Sin embargo, en la presentación que hace Federica Mogherini nos dice que:

Este proceso nos da la oportunidad de forjar una política exterior de la UE más fuerte y más eficaz y la participación del público en los debates sobre política exterior. En el mundo actual la política exterior no es sólo una cuestión de expertos – que nos afecta a todos: desde los alimentos que consumimos y la ropa que usamos para nuestra seguridad diaria y la prosperidad futura de nuestros hijos. Es por ello que creo que es importante involucrar a todos ustedes en nuestra reflexión estratégica – escuchar muchas voces y obtener diferentes perspectivas. A través de este sitio web me gustaría tener una gran conversación sobre la política exterior de los intereses, objetivos y medios para alcanzarlos de la UE. Espero poder colaborar con usted en los próximos meses “.

Sin duda, a Morenés, Rajoy, Sánchez, …, etc., les habrá dado un patatús al ver que la política de Defensa, aquí considerada de élites y a la que no se da ninguna oportunidad de debate popular, es considerada por Mogherini como digna de participación ciudadana.

Para preparar esta nueva revolución en los asuntos de exteriores y defensa, Mogherini presentó en 2015 la Revisión Estratégica con el habitual título de “La U.E. en un entorno global cambiante“.

Las conclusiones a las que llegó Mogherini son muy violentas:

1.-  No duda, sin ningún recato, en militarizar la acción exterior de la U.E.:

• La Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) es un marco probado para la Acción exterior colectiva de la UE, incluido el apoyo a los derechos humanos y la democracia, el control de armas y el desarme, la prevención de conflictos y las matanzas en masa, la mediación, las estrategias regionales y las alianzas estratégicas.
• La Seguridad Común y Política de Defensa (PCSD), con sus misiones civiles y militares de gestión de crisis, y su contribución al desarrollo de las capacidades de los Estados miembros en particular a través de la Agencia Europea de Defensa, que es un instrumento clave para la acción exterior.

2.-  Tampoco duda en militarizar la política interna y la justicia:

• En la lucha contra el terrorismo (TC) y la lucha contra el extremismo violento (CVE), la UE está cristalizando un doble enfoque:  lucha contra la radicalización interna y externamente a través de una narrativa basada en el respeto de los derechos humanos, la diversidad y el respeto a la religión;  y un enfoque de justicia penal incrustado en un marco de seguridad y de defensa basado en el fortalecimiento de la justicia, y las capacidades de los socios en cuanto a policía e inteligencia, en el pleno respeto de los derechos humanos.

Mogherini define 5 cuestiones clave:

Dirección.  En los últimos años la UE ha iniciado la actualización de la dirección de sus relaciones exteriores, pero en varias áreas, sin embargo, las adaptaciones son necesarias. En la Política de Seguridad y Exteriores Común, la UE ha perdido relevancia y el impulso en algunas áreas – por ejemplo, en las “asociaciones estratégicas”. En desarme y control de armamentos, el enfoque de la UE, concebido en un entorno post-Guerra Fría, debe responder a las realidades del siglo 21. Del mismo modo, en la Seguridad Común y Política de Defensa, aunque el Consejo Europeo de diciembre 2013 subrayó que en “los asuntos de defensa”, el nivel actual de objetivos, ambición y capacidad no están adaptados al entorno estratégico degradado. La asistencia humanitaria también tiene que adaptarse a las crisis humanitarias  y convertirse en la ‘nueva normalidad’, con unas necesidades cada vez mayores.  (…)  En la política comercial, la UE todavía necesita encontrar formas efectivas para manejar las tensiones que puedan surgir entre los objetivos comerciales y no comerciales. Y las políticas cibernéticas y de lucha contra el terrorismo deben encontrar un equilibrio sostenible entre la libertad y la seguridad.

Flexibilidad: Como el mayor donante combinado mundial, la UE es un líder en el desarrollo, la cooperación y la asistencia humanitaria. Pero la insuficiente flexibilidad reduce la eficacia de la ayuda sobre el terreno.  Asimismo, en la lucha contra el terrorismo, la aplicación se ve obstaculizada por los pesados requisitos de procedimiento.
Apalancamiento: en la política comercial y el desarrollo, la UE ejerce un poder potencialmente significativo. Aún disminuyendo el dinamismo económico de la UE, las altas exigencias que hace sobre sus socios comerciales, y lo que está dispuesto a ofrecer puede ser que dificulte su apalancamiento. Del mismo modo, las sanciones dependen de la economía, la fuerza y ​​el grado en que la UE puede integrar sus esfuerzos dentro de un marco de referencia multilateral más amplio. El apalancamiento es un reto también dentro de la Política Europea de Vecindad, en particular cuando se trata de vecinos que tienen poco interés en aprobar normas de la UE.
Coordinación:  en la diplomacia, una serie de iniciativas por diversos grupos de Estados miembros son esfuerzos complementarios realizados dentro de la PESC: una buena coordinación puede hacer una acción colectiva más eficaz. En la política de desarrollo, una mayor coordinación con los Estados miembros aumentará el impacto, pero en esto, así como otras áreas políticas, una mejor aplicación requiere la superación de la fragmentación de los instrumentos financieros, tanto a través de los servicios de la Comisión, como  entre la UE y los Estados miembros. En el dominio cibernético, el que los Estados miembros acojan un enfoque común de la UE sigue teniendo límites, y la coordinación tanto entre las instituciones de la UE como a través de la división público-privada es insuficiente.
Capacidades: En el campo de la migración, las asociaciones de movilidad y de concesión de visados ​​se mantienen subexplotadas. A la luz de los desafíos migratorios, las capacidades de la UE tienen que ser fortalecidas mediante la asignación de recursos adicionales para sus organismos y mediante la integración de las dimensiones externa e interna de la gestión de la migración, así como por la lucha contra las causas profundas del fenómeno en el largo plazo. En seguridad y defensa, PCSD se ha desarrollado desde cero desde el año 2000 y su modus operandi en asociación con organizaciones internacionales y regionales funciona bien. Sin embargo, todavía se enfrenta a dificultades en la disponibilidad de la fuerza y ​​el acceso al financiamiento, facilitadores, la inteligencia y la logística de manera temprana y común. Los grupos de combate nunca se han desplegado y el artículo 44 del Tratado de Lisboa no ha sido implementado. Los presupuestos de defensa han sido recortados de manera descoordinada e irregular, con el gasto en I + T pagando el mayor peaje. Mientras, la UE no es una alianza militar, y no puede ignorar la ‘D’ en su PCSD.

El texto consta de 20 páginas y lo que nosotros hemos entresacado son sólo algunos pocos aspectos.

Parece que nada cambia a mejor y que Mogherini está dispuesta a diseñar, como sus antecesores, una Política Europea de Seguridad y Defensa muy reaccionaria y militarista.

¿Cuál es la misión humanitaria del buque Canarias?

Rompiendo+el+atardecer

Armada Española

Fuente: Agencia Efe

En una de las famosas noticias que proporciona la Agencia EFE sobre temas militares nos explica que el Ministro de Defensa Pedro Morenés, durante su reciente visita a Sicilia, ha elogiado la labor encomiable del buque militar Canarias, que en un mes que lleva en la operación militar de la UE EURONAVFOR SOPHIA, ha rescatado a 629 emigrantes a bordo de embarcaciones a la deriva en aguas cercanas a Libia.

Como de costumbre la noticia de EFE parece una mera transcripción de la propaganda del equipo de comunicación del Ministro Morenés, y por tanto informa tanto como desinforma, poniendo el énfasis en que los militares “han rescatado” a 629 personas que iban en embarcaciones a la deriva pero sin explicarnos, acto seguido, qué ha sido de esos 629 personas: dónde se encuentran ahora, qué protección tienen y esas otras preguntas inquietantes que nos hacen temer que la noticia encubra un gran fiasco.

Por ejemplo, dónde acaban los inmigrantes que son “rescatados” por las tropas españolas. ¿Acaban en Europa, son retornadas a Libia?, ¿se les aplica algún protocolo de protección?

O, en otro orden de cosas, qué pasa con las otras actividades que realiza el contingente español en esta operación militar, como por ejemplo la interceptación de 9 embarcaciones de “piratas” (junto con las 12 de inmigrantes a la deriva, se entiende) y sus “piratas” de a bordo. ¿Qué ha sido de ellos?, ¿los han detenido?, ¿los han puesto a disposición de alguna autoridad judicial occidental?, ¿o acaso de Libia?, ¿se les han proporcionado las debidas garantías como detenidos?

O, mejor aún, ¿en qué ha mejorado el tratamietno de la migración causada por la guerra el hecho de que se aplique en Libia una operación militar de control?

O, teniendo en cuenta que la misión se desarrolla bajo un mandato del Consejo de la UE que dice, nada menos, que el pasado 23 de abril de 2015 el realizar acciones, en línea con el derecho internacional y el respeto a los derechos humanos, para capturar y destruir embarcaciones de los traficantes de migrantes irregulares antes de que puedan ser usadas, qué aplicación han hecho de este mandato de destrucción.

O, cuál es el coste para las arcas públicas de toda esta parafernalia, sobre todo si tenemos en cuenta que según informa Defensa.com

Hasta la fecha el destacamento español, que está bajo el mando del teniente coronel Ignacio Zulueta Martín, ha cumplido un total de 22 misiones, en las que se han completado 151 horas de vuelo, desde su activación el pasado 17 de septiembre. El ritmo normal de las operaciones es de tres misiones por semana, con una duración de unas ocho horas por salida, que suelen efectuarse mayoritariamente en horario nocturno

y que el destacamento español cuenta con

 Destacamento, formado por un avión de patrulla marítima Lockheed Martin P-3 Orion, y 45 militares del Ejército del Aire, en su mayoría pertenecientes al Grupo 22 del Ala 11, que tiene  base en Morón de la Frontera (Sevilla), aunque también están asignados a la fuerza  personal del Segunda Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA) y del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA).

y, según La Vanguardia,  con

la fragata Canarias, que lleva a bordo más de 200 efectivos, así como un Equipo Operativo de Seguridad (EOS), organización sanitaria tipo Rol I con médico y un helicóptero embarcado para

Y puestos a ser exquisitos, y teniendo en cuenta que el viaje del Ministro y su séquito se hizo en un avión del ejército y se aprovechó para celebrar un agasajo, ¿cuánto habrá costado tener esta noticia tan tendenciosa (sin contar con los periodistas agraciados con el mimo del ejército para darla de forma tan sesgada)?

¿Ejercito europeo? Nuevo documento de reflexión y propuestas

Resultado de imagen de ejército europeo

Por VoxEurop

Fuente: ¿Ejército europeo?  Colectivo Utopía Contagiosa.

Acabamos de publicar, con el apoyo de diversos colectivos de lucha antimilitarista y eco-pacifista (Ecologistas en Acción, Revista El Topo Tabernario, Red Antimilitarista Noviolenta de Andalucía, Bardenas Ya, Espazo Aberto Antimilitar), un documento sobre la idea que se maneja en Europa de un ejército europeo.

Aunque es algo oculto, la realidad es que la construcción de la superestructura europea también consolida un refuerzo del militarismo y la idea intervencionista como uno de sus grandes ejes.

La opinión publicada nos afirma la debilidad militar europea, lo cierto es que los países europeos, en su conjunto, cuentan con más de 6.300.000 efectivos adiestrados para la guerra o en activo militar, con un gasto militar conjunto que supera los 230.000 millones de euros anuales, con una industria de armas que exporta armas (y conflictos) por más de 140.000 millones de euros cada año y con un historial intervencionista de más de 40 operaciones militares en el exterior bajo bandera de la U.E.

Pero eso no es todo. La “pacífica” Europa cuenta con un verdadero cuerpo militar, que ya opera en acciones en el exterior, así como con un Estado Mayor propio, un sistema de espionaje al uso, un “comité político y de seguridad” que en teoría dirige las operaciones militares en las que se involucra Europa, un Comité MIlitar que conduce dichas operaciones, y una Agencia Europea de Defensa que consolida un polo militar-industrial al servicio de la remilitarización industrial y la venta de armas al exterior.

A ello se unen una serie de disposiciones políticas y económicas que en la práctica están suponiendo la creación de nuevos cuerpos militares especializados, la coordinación de inversiones militares, el aumento del gasto militar europeo y una política exterior cada vez más implicada militarmente.

A todo ello no es extraña la aparición de nuevos objetivos militares difusos y poco habituales, basados en justificaciones más que discutibles, como los riesgos planetarios, la inseguridad global,  el terrorismo yihadista o incluso los inmigrantes y refugiados que huyen de otros conflictos (en gran parte potenciados por las políticas de dominación de las que Europa es artífice).

La operación militar EURONAVFOR MED, contra la “piratería” y la inmigración, y las apelaciones actuales a la idea de seguridad en la crisis de los refugiados que huyen de las guerras de Siria, Libia, del desastre dejado por las operaciones militares occidentales en Afganistán y otras tantas,aparecen como puntas de lanza de este ideal que aboga por el uso de la fuerza militar para abordar estas situaciones.

La idea de un “ejército europeo” que hace unos meses lanzó el Presidente de la Comisión Europea J.C. Juncker y corifeó entre otros la iInistra de Defensa alemana Ursula von der Leyen y el ex-secretario de la OTAN Javier Solana, entra de lleno en esta idea de refuerzo militarista de Europa.

Desde una postura crítica nos preguntamos si esta idea es asumible para quienes aspiran a hacer de la paz basada en el desarrollo humano y en la idea de seguridad humana.

Desde el pacifismo entendemos que no. Ningún ejército defiende la seguridad humana y un ejército europeo no cambiaría este panorama, ni en lo que se refiere al desmesurado gasto militar, ni en lo que se refiere al enfoque de su industria militar, ni en lo que se refiere a sus objetivos intervencionistas militares. Por otra parte, dicho ejército nos arrastraría a una mayor deuda y se haría, en todo caso, en detrimento de necesidades sociales básicas para los europeos y para la humanidad.

El documento que presentamos aboga por iniciar a escala europea un proceso de transarme, encaminado a realizar cambios profundos y graduales para abandonar la defensa militar, basada en la idea de seguridad militar, y sustituirla por una defensa noviolenta basada en la idea de seguridad humana y promoción de los bienes sociales.

Como botón de muestra de algunas de las propuestas a corto plazo que deberían llevarse a cabo en Europa, se encuentran

  • El reconocimiento de la Convención Universal de Derechos de los Trabajadores Migratorios y de sus familias, y de sus implicaciones en cuanto a la protección internacional de los migrantes. Dicha convención, a pesar de su vigencia internacional al ser reconocida por la ONU y por el número suficiente de países para su plena aplicación, no h sido aprobada y acogida por ninguno de los países de la UE
  • El reconocimiento sin restricciones del cuerpo de derecho internacional de refugiados y de las normas internacionales del derecho del mar, actualmente restringidos en Europa.
  • La eliminación del enfoque militar de los actuales instrumentos de FRONTEX y de las operaciones EURONAVFOR
  • La apuesta por una lucha integral contra la violencia estructural que impone a millones de personas la inmigración como una, o la única, salida personal, porque tan esencial como el derecho a emigrar debe ser el derecho a no tener que hacerlo.
  • La renuncia de la UE a las operaciones militares en activo para el área mediterránea, África y Oriente Medio.
  • La prohibición de venta de armas a países del área.
  • La inversión de Europa en el área en desarrollo humano y consecución de los Objetivos del Milenio en relación con la región
  • Apostar por apoyar un movimiento social de inmigración que luche contra las políticas tanto de los estados expulsores como de Occidente y que luche por un mundo sin fronteras e inclusivo, donde no haya “extranjeros” sino personas, podría servir de aldabonazo a un cambio más radical.

Esperamos que el documento propicie un debate necesario y ayude a un cambio en las agendas políticas y en las propuestas que se llevan a esa cosa que llaman Europa.

Se abre paso la visión militarista de la inmigración de quienes huyen de la guerra y de la violencia estructural

 

mil21

Fuente: indefensa

A medida que pasan los días se viene publicitando desde todos los medios oficiales del poder un creciente enfoque militarizador a la cuestión migratoria. ¿Enfoque interersado?, ¿nos preparan para lo peor?. Cada vez más pasa de ser una política de movilidad humana relacionada con la búsqueda de prácticas de desarrollo humano y basadas en crear círculos virtuosos de integración y desarrollo, a ser un asunto de seguridad y defensa enfocado desde la óptica militar y la remilitarización de la idea de fronteras, tanto exteriores como interiores.

Declaraciones más gruesas o más rebuscadas de políticos de todos los signos rezuman xenofobia y una apuesta por el enfoque duro de la crisis de refugiados más grande en Europa desde la segunda Guerra Mundial se va perfilando poco a poco, eso sí, sin que los voceros de la linea dura expliquen a las claras su programa para abordar esta situación.

Pero, afortunadamente, contamos con analistas que proponen, negro sobre blanco, en qué consiste la apuesta “realista” de la UE (léase la oferta de los halcones para la UE) en materia migratoria. Es el caso de un esclarecedor artículo publicado en la revista de la patronal de las industrias militares españolas, infodefensa, y de autoría de Enrique Navarro, un halcón que sonó en su día como ministrable de defensa del gobierno del rajoiniato.

Navarro explica en la principal dimensión de la inmigración “ilegal” (este término es importante para la mentalidad de la derecha) en Europa es abrumadora y tiene que ver principalmente con la guerra:

“muchos de los nuevos inmigrantes que llegan a las costas de Italia o al Este de Europa son personas que huyen de conflictos bélicos. La amenaza de vivir bajo los verdugos del Estado islámico, o de Al Qaeda en Libia, Siria, Eritrea, Afganistán, etc. empuja a muchas familias a buscar un mejor futuro en otros países ante la incapacidad de sus naciones de origen de resolver problemas que cada vez se están enquistado más, sin que la acción de los estados occidentales sea definitiva”

Con independencia del olvido llamativo de que la amenaza de la guerra, amén de los demonizados enemigos de occidente que combaten en un frente de ella, tiene que ver también con las malas políticas de la alianza militar OTAN y de occidente, contendiente y promotor en y de alguno de estos conflictos, así como con la venta de armas de occidente a alguno de los bandos en liza (otro factor a menudo ocultado pero vital para entender la cronificación de las guerras), o con el posicionaimiento geoestratégico que juegan de un lado los aliados de EEUU y de otro los oponentes  a dichos aliados (entre ellos Rusia o China),  resulta asombroso el candor del articulista al insinuar, no sin un sesgo etnocentrista abrumador, que es la incapacidad de los estados en guerra (la vieja idea de los estados fallidos) y la inacción actual de los estados occidentales, que parece ser no se deciden a una acción definitiva,  la clave (militar) para resolver la situación.

Dice, por tanto  Navarro que el problema es militar y la solución también

“los volúmenes y sobre todo la tendencia exigen para resolver este problema abordar esta cuestión migratoria como de seguridad nacional y que sean los organismos militares de la Unión los que se pongan en marcha…”

Ya ven, un camino preparado hace no tanto con toda la parafernalia (y con su maquinaria mediática para publicitarlo) de la UE pidiendo un ejército europeo creíble, o de la OTAN exigiendo un 2% de PIB de cada país europeo como esfuerzo militar hacia la OTAN,  anticipaba la respuesta militar que ahora se propone: que los organismos militares de la EU se pongan en marcha y den caña.

Y ¿qué propone este pensador del militarismo español en concreto para incendiar el conflicto?. Veamos su recetario:

  1. Que se actúe (militarmente) en los estados de origen y prioritariamente en Líbano, LIbia y Turquía
  2. Que Europa y la EU adopten acciones militares más beligerantes en los países en conflicto y contra el enemigo común, que denomina como “extremismo radical islamista” y que recorre al parecer el mundo entero e incluso aparece como quintacolumna en nuestras sociedades.
  3. Un control férreo de las fronteras, con medidas como el blindaje de las mismas, el establecimiento de grandes campamentos en zonas aisladas (antiguamente los llamábamos campos de concentración) y medidas para la devolución inmediata de quienes no reúnan condiciones para ser considerados refugiados.
  4. Involucrar a los servicios de inteligencia de los países europeos en la lucha contra “las mafias” que transportan inmigrantes y para asegurar que estas sean juzgadas por tribunales europeos (algo parecido a lo que hace EE.UU que puede secuestrar por el mundo entero a personajes para juzgarlos en su territorio).
  5. Diplomacia que presión a países permisivos como Turquía, Irán, Arabia Saudita y países del Golfo.
  6. Estados Unidos no puede quedar al margen de esta cuestión de seguridad de Europa (como si en algún momento hubiera dejado de interferir en Europa).
  7. Muestra su preocupación porque la caída del precio de las materias primas dará a España una mayor presión migratoria, dado que es un país de frontera (nótese que todos los países son países de frontera, lo que hace al argumento tan o más peregrino que los demás que utiliza) que pretende se ataje con estas políticas militares hacia Marruecos y los países del Sur.

Remata el articulista diciendo

“creo que es hora de que las instituciones militares internacionales tanto de la Unión como de la Alianza tomen el problema como una cuestión de seguridad nacional e invocando los artículos de defensa común de los tratados adopten medidas claras, resolutivas para terminar con los conflictos bélicos, instaurar gobiernos estables en los países sometidos a guerras y regulen el tráfico migratorio hacia nuestra fronteras y entre nuestros estados.

Y para ello necesitamos presupuestos de defensa muy superiores a los que tenemos. Algunos como Francia, Alemania o Reino Unido ya están en esta linea. España como país fronteras, debe realizar un esfuerzo mayor en su gasto para poder contribuir a paliar la crisis humanitaria y de seguridad con más y mejores medios…”

Tal vez una expresión tan clara de la política autoritaria y ultramilitar que impera en materia migratoria no sea fácil de encontraren el lenguaje correcto de nuestros alambicados políticos de la casta (salvando claro está el esperpento de algunos políticos acreditados desde hace tiempo en decir burradas y en presentar la cara menos amable de la extrema derecha para ganr votos a favor de las élites europeas) pero es, dicho en plata, lo que se está construyendo en Europa.

Tal vez esta política, por desgracia compartida con la boca chica por tanta gente resignada de la calle, resulte incómoda en su crudeza, pero es la visión que se impone y la que practica Europa ante la pasividad de una ciudadanía que tal vez comparta el punto de partida y el miedo ( esperemos que no el odio ni la creencia en nuestra superioridad o de la excelencia de la violencia) y que se siente desbordada por los acontecimientos.

MIentras el teórico Navarro propone incendiar con gasolina el conflicto migratorio, el tranquilo Rajoy dice que no podemos ser solidarios, Francia prepara su ejército para intervenir en las ciudades francesas, para atacar disturbios en ellas, y reconquistar el territorio nacional, ante “redes altamente organizadas de militantes islamistas han estado adquiriendo de contrabando rifles automáticos Kalashnikov y misiles anti-tanque, que ya han introducido en Francia“, medida que desdice el carácter progresista de sus pulcros políticos; y Hungría modifica su ley para que el ejército pueda reprimir la migración en la frontera, sin olvidar que la Unión Europea cuenta con una misión militar para combatir la inmigración irregular procedente de Libia.

Frente a estos ejemplos deplorables de la creciente militarización de la política migratroria europea, sorprende la iniciativa local de algunos pueblos que se destacan para acoger a los desertores de la guerra, como es por ejemplo la iniciativa de red propuesta por la alcaldesa de Barcelona y a la que ya se han sumado las ciudades de Madrid o Valencia, o  el ejemplo de miles de voluntarios alemanes que han desbordado las calles para prestar solidaridad y acogida a los Sirios que atraviesan su frontera.

Como se ve, de nuevo es la iniciativa de la gente contra la guerra la que desborda las políticas desastrosas de la casta dominante y promueve solidaridad ante el drama creado por la acción política calculadora en la que Europa tiene tantas responsabilidades.

No todo está perdido pero el esfuerzo es grande y debemos desbordar a los militaristas con más antimilitarismo.

No hay respuesta militar posible a la crisis migratoria mediterránea

Refugee+Welcome+Center+Hamburg

Palazzo Chigi

Fuente: Revista Real Instituto Elcano

Hemos leído con atención la publicación realizada en la revista ARI, del Real Instituto Elcano por Felix Arteaga y Carmen González Enriquez analizando la respuesta militar europea al drama de la inmigración fallida del Mediterráneo.

LLegan a afirmar en sus conclusiones el fracaso anunciado de la opción militar elegida, porque

El temor a una avalancha no digerible y el horror ante las muertes en el Mediterráneo han llevado a la UE a un proyecto que intenta atacar uno de los eslabones del proceso: las llamadas mafias, las redes que organizan el viaje. Pero no resulta probable que el instrumento elegido, una operación militar en aguas internacionales, pueda conseguir su objetivo, más apropiado para fuerzas de tipo policial que obtienen información en tierra. Es más probable que, en aplicación del derecho marítimo, EUNAVFOR MED se convierta en una operación de salvamento, algo para lo que no son necesarios recursos militares, y que tenga en consecuencia un efecto llamada.

1 ¿Por qué creen estos analistas que la alternativa militar fracasará?

El drama actual es terrible:

A lo largo de 2014 han llegado a Italia 170.000 inmigrantes irregulares y solicitantes de asilo por vía marítima, y unos 3.500 han muerto en la travesía, mientras que en los primeros cuatro meses de 2015 han llegado otros 24.000 y el número de muertos se calcula en unos 1.500…Una gran parte de estos refugiados, los que proceden del Sahel, del Cuerno de África o de Oriente Próximo, no tienen más alternativa de safe haven que la UE. Por su capacidad económica, los Estados petroleros del Golfo Pérsico podrían convertirse en un polo de acogida, pero, simplemente, no acogen refugiados. Tampoco hay alternativas hacia el Este o el Noreste: ni Rusia, ni China, ni Irán ni la India son acogedores de refugiados. Para los africanos del Sahel y los países subsaharianos, la migración hacia el Sur y el Oeste, hacia otros países africanos, es posible y frecuente, pero llena de incertidumbre

La operación militar EuronavForMed, que así se llama el engendro, se articula en tres fases de “escalada militar” y tiene como objetivo

 desarticular el modelo de negocio de las redes de tráfico ilícito de personas en el Mediterráneo central (entre Libia e Italia), detectando, capturando y eliminando los buques y medios que utilizan.

Pero el propio diseño, tanto por sus objetivos como por su operatividad, genera mucha dudas, pues

De entrada, el objetivo estratégico de EUNAVFOR MED es desbaratar las redes, no facilitar el salvamento, lo que resulta paradójico porque los medios militares no son lo más idóneos para combatir actividades delictivas y los buques de la operación pueden acabar salvando a los mismos emigrantes cuyo traslado a Europa por las redes trataban de evitar.

Junto con ello la pretendida eficacia adquirida en la operación Atalanta es pura mentira

La experiencia adquirida en la misión Atalanta contra los piratas marítimos tiene poca utilidad en el Mediterráneo.

Las patrullas europeas lograron una disminución radical de los ataques piratas pero no su erradicación porque las actuaciones delictivas se fueron desplazando más lejos. La detención de piratas generó complicaciones en su traslado a puerto, custodia y entrega a las autoridades judiciales, que se tradujeron a menudo en su puesta en libertad.

Y además

Si el objetivo estratégico de EUNAVFOR MED es desbaratar el modelo de negocio de las redes de tráfico de personas, no resulta nada claro cómo podrá hacerse actuando desde fuera de las aguas territoriales libias sin actuar sobre el territorio libio. Para destruir las embarcaciones en sus puntos de salida sería preciso desplegar tropas sobre el terreno para obtener información sobre su localización y evitar daños colaterales… Se les culpa de la inmigración irregular, pero sólo son un medio necesario para cumplir un deseo, ya sea mejorar social y económicamente o vivir en un país en paz. En cualquier caso, por su naturaleza, estas redes no son destruibles con medios militares. Sólo un trabajo policial y judicial, complicado por su carácter transaccional, podría debilitarlas.

Y

Además del coste que supone emplear fragatas, su uso desnaturaliza la función disuasoria de las fuerzas armadas y de las de control de fronteras ya que se ven obligados a asegurar la protección de los buques en tránsito en lugar de evitar su llegada. Si se añade a lo anterior la participación de buques no gubernamentales en tareas de salvamento –tanto los buques mercantes y de pesca como los de organizaciones de ayuda, como Médicos sin Fronteras–, el refuerzo de las capacidades de salvamento, por un lado, ayuda a evitar naufragios pero, por otro, impulsa a correr riesgos. Como resultado, y en el afán de evitar todo riesgo, es probable que los buques militares y civiles acaben acercándose lo más posible a las costas libias para rescatar más emigrantes, generando así un efecto llamada.

Por último

La situación y las perspectivas serían muy diferentes para Europa si Libia contara con un gobierno estable (un objetivo en el que las negociaciones entre las distintas facciones parecen ir avanzando) con el que la UE pudiera llegar a un acuerdo de devolución de los inmigrantes recogidos en sus aguas territoriales…. Pero, en ausencia de un acuerdo semejante, y en el contexto del derecho marítimo, la operación EUNAVFOR MED se convertirá en una operación de salvamento que evitará muertes en el mar pero que, por eso mismo, provocará un aumento de las llegadas y, antes o después, el rechazo de los Estados a mantenerla.

El resultado esperado es el fracaso. Un fracaso militar y político que, por demás, complicará más aún la solución y habrá acabado con ingentes sumas económicas que bien pudieran usarse de otro modo más eficaz y humano.

2) ¿Que fracase la opción militar prevista es algo pretendido por la élite europea?

Pero la lectura entre lineas nos permite responder al menos a una pregunta: ¿Por qué Europa hace este esfuerzo militar abocado al fracaso si sus medios de pensamiento militar ya le advierten del fracaso de las medidas?

Desde nuestro punto de vista lo de menos es la crisis humanitaria del Mediterráneo.  De hecho se usa solamente de excusa para crear una situación de hecho que refuerce la creciente militarización de la política exterior europea.

Tiene, por tanto, un objetivo a corto plazo:  militarizar la intervención migratoria y consolidar una fuerza naval europea.

Pero tiene, esto es más terrible, un objetivo a largo plazo:  ejercer la dominación empleando incluso la opción militar.

Que esto es así podemos leerlo entre lineas en el artículo de los investigadores de Elcano, que, recordemos, no son precisamente pacifistas.

En un momento en el que la UE y alguno de sus Estados miembros están desarrollando el concepto de seguridad marítima, varias armadas europeas han visto en la crisis migratoria una oportunidad

Esta es una de las clave: los halcones tenían previsto ir hacia ese megaejército europeo que le diera dimensión militar a la pretensión de las élites de hacer de Europa una potencia política al uso clásico.

La crisis migratoria les ha proporcionado la oportunidad y la excusa. No se intenta atajar una crisis, sino emplearla de campo de ensayo.

Curiosamente, ha sido la violencia estructural ejercida desde nuestra posición dominante la que ha definido, en gran medida, la crisis migratoria, que se explica en gran parte como huida política, social y humana ante la violencia estructural existente. Lo dicen a su modo los analistas

el Mediterráneo se ha convertido en la frontera migratoria más desigual del mundo –excluyendo a la que separa las dos Coreas–, con una diferencia de renta per cápita entre sus dos orillas mucho mayor que la que separa a los dos países de la otra gran frontera migratoria mundial, EE.UU. y México

Si nos fijamos, son en gran parte nuestras malas políticas las que han generado la presión migratoria al imponer una violencia estructural como gran argumento “expulsor” y son ahora nuestra malas políticas las que pretenden imponer la fuerza militar para seguir generando la dominación e imponiendo una injusta violencia estructural.

La militarización de la política internacional y de inmigración de la UE sigue dando vueltas de tuerca

Detail+of+tool-marks

Por Pablo César Pérez González

Nos informa La Vanguardia de la asistencia de Pedro Morenés, ministro de Defensa español, al Consejo de Ministros de Exteriores y Defensa del 18 de mayo en Bruselas.

Según la nota, que en realidad recoge la nota de prensa lanzada por la Agencia EFE, el citado Consejo se dedicaba a tratar

problemas como las mafias que mueven la inmigración, la situación en Ucrania o la amenaza del autodenominado Estado Islámico,

Es decir, más de lo mismo: una especie de legitimación del creciente intervencionismo militarista europeo.

Pero, aquí está lo bueno, también nos informa de que esta cumbre es “preparatoria” de una cumbre de jefes de Estado en Junio, sobre materia militar.  Ojito porque parece que aquí sí que pueden tomarse decisiones trascendentes en el creciente camino militarizador de la Unión Europea.

También nos informa esta noticia que a la reunión asistió el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, que como se sabe no es una organización de la UE por mucho que los países de la UE pertenezcan además a la OTAN.

Ello nos llama la atención porque nos hace confirmar la subordinación de los ministros europeos, aunque sean los de defensa, a la OTAN, un claro ejemplo de la Europa que están construyendo estos piezas.

Por otra parte la presencia de la OTAN en la reunión de ministros europeos no parece que sea protocolaria o de cortesía, sino para abundar en unas pequeñas preocupaciones de la OTAN respecto del papel que se espera de Europa, como

 la necesidad de coordinar una política común para hacer frente “a un nuevo tipo de amenazas” con elementos no convencionales como “la propaganda en internet, la desinformación o la guerra económica

Ya ven, ahora las redes sociales, internet, la “desinformación” (¿a lo mejor la información alternativa a la que ellos empaquetan y nos dan?) o la “guerra económica” pasan a militarizarse y a ser objetivo militar.

Pero no acaba ahí el tema: la reunión, además de discurrir por los derroteros señalados, sirvió para algo peor, según El País: militarizar también y definitivamente (es decir, más de lo que ya estaba siéndolo) la política migratoria europea, mediante la autorización del poderío militar (naval principalmente) para resolver a cañonazos el tema de los barcos que arriban a Europa desde la ribera sur del mediterráneo (principalmente refugiados y huidos de las guerras que hemos provocado, potenciado, auspiciado y enquistado gracias a la geopolítica mortífera y militar en la que nos hemos embarcado desde la “frontera norte” del mediterráneo). La operación nueva se llamará EURONAVFOR y se desarrollará en

 se desarrollará en tres fases. La primera consiste en recabar la necesaria información sensible para poder parar los barcos antes de que zarpen. Se trata de una labor compleja en un país desmembrado como Libia, aunque la UE pretende colaborar también con Estados fronterizos como Túnez y Egipto. La segunda fase contempla la captura, abordaje y desvío en alta mar de las embarcaciones que se sospeche estén destinadas a traficar con personas. En una etapa más avanzada, se pretende extender esas actividades a los barcos que puedan estar en aguas territoriales libias.

Con esto pasamos a dar una vuelta de tuerca a la idea actual de FRONTEX, un verdadero dispositivo militar al servicio de una orientación militarista de la política migratoria. Se supone que la reunión de Junio de los Jefes de Estado acabará de pegar el cerrojazo militar a la política migratoria europea.

Un panorama cada vez más preocupante y sombrío y, por cierto, ante el que no se observa una crítica suficientemente contundente de quienes hasta ahora han actuado de tribunos de los inmigrantes.  ¿Tan mala salud y aspiración a la justicia nos queda?

La militarización y el intervencionismo de la Guardia Civil

Imagen de Escalepade

Fuente:  Estrella Digital.

Jugosísimo el artículo de Carlos Penedo en la Estrella Digital.

1.-  Sobre la militarización de la Guardia Civil.

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional de 2005 establece en su articulado la necesidad de definir las misiones militares de la Guardia Civil, que las sitúa bajo la autoridad del ministro de Defensa. En concreto, el artículo 23 de la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, establece que la Guardia Civil es un Instituto armado de naturaleza militar, dependiente del ministro del Interior en el desempeño de las funciones que se le atribuyen por la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y del ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden.

La determinación de las misiones de carácter militar y la consecuente dependencia del ministro de Defensa de los miembros de la Guardia Civil que las desarrollen están regulada en un Real Decreto de noviembre de 2010, que no aclara gran cosa en el apartado internacional.

Otros datos y argumentos más para aquellos que niegan que incluyamos en el Gasto Militar anual a la Guardia Civil.

Y como dice Penedo, cada vez es más difícil distinguir entre actuaciones miliares y/o policiales:

En el campo de la seguridad cada vez es más complicado delimitar las amenazas y respuesta en el apartado de seguridad interior o exterior. Sobre el terreno, los contingentes militares de las Fuerzas Armadas muchas veces desarrollan tareas policiales en un escenario conflictivo, mientras que cuerpos policiales como la Guardia Civil van tomando competencias en seguridad dura.

La militarización de la Guardia Civil se realiza desde hace tiempo y cada vez es mayor, también su intervencionismo:

En los últimos años la Guardia Civil ha ido completando capacidades navales y aéreas desconocidas en su historia,actuando incluso a miles de kilómetros de territorio nacional en escenarios habitualmente competencia del Ejército del Aire o la Armada.

2.-  El intervencionismo de la Guardia Civil.

En mayor o menor medida, agentes de la Guardia Civil están destinados en este momento en escenarios como Líbano, Afganistán, Timor Leste, Guatemala, Haití, Níger, Israel, Kosovo, Gambia, Senegal, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Bissau.

Es decir, nada más y nada menos que en 13 países.

3.-  La falta de control parlamentario de las acciones de la Guardia Civil en el extranjero.

Mientras el ministro de Defensa está obligado a comparecer para informar sobre las misiones de Defensa fuera de nuestras fronteras, el de Interior se libra de informar sobre estas 13 misiones militares en el extranjero.

4.-  El trabajo clandestino de la Guardia Civil en Mauritania.

La Guardia Civil patrulla en estos momentos por tierra, mar y aire, incluso a pie y hasta en solitario, las fronteras de Mauritania. Su labor es continuada desde hace ocho años, creciente, discreta y habitual, como lo muestra las imágenes que ilustran este artículo: elsacerdote local que ofició una misa el pasado 12 de octubre, día de la Patrona, en Nuadibú se puso el tricornio como homenaje a los asistentes a la ceremonia, en su mayoría agentes de la Benemérita, también del CNI y del Cuerpo Nacional de Policía.

La actividad de la Guardia Civil en Mauritania es seguida

en tiempo real desde el centro subterráneo de mando que la Guardia Civil ha construido en su sede madrileña de Guzmán el Bueno, una inversión de 20 millones de euros financiados en su mayor parte por Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores.

Es decir, Frontex se convierte (ya lo decíamos) en parte del Gasto Militar anual.

5.-  Programas y financiación comunitaria de la Guardia Civil en África Occidental:

  • West Sahel II, el proyecto más reciente, con un coronel de la Guardia Civil al frente, contempla el desarrollo en los próximos años de actividades de formación con la Gendarmería mauritana, cesión de material y medios para el control de sus fronteras terrestres. Prevé la creación de un Centro de Cooperación Policial Internacional con sede en este país, un destacamento fluvial en el río Senegal y tiene un coste de 620.000 euros, 500.000 a cargo de la UE y 120.000 por España a través de la Guardia Civil. Contempla patrullas conjuntas con las gendarmerías de Mauritania, también Senegal y Malí. Este proyecto es la continuación del West Sahel desarrollado en años anteriores.
  • Red Seahorse, que ha establecido a partir de 2006 la conexión de centros de coordinación con Mauritania, Senegal, Malí, Guinea Bissau, Gambia, Níger, Cabo Verde, Portugal y Marruecos para el intercambio permanente de información. Una iniciativa similar a ésta se ha implantado en 2013 en el Mediterráneo.
  • Medios marítimos: dos patrulleras de altura de la Guardia Civil -30 metros de eslora-, más un buque oceánico incorporado este 2014, están destacadas de forma permanente en Mauritania desde 2006, con tripulaciones mixtas con la Gendarmería local, para patrullar sus aguas y controlar la salida de cayucos que ese año disparó su número hacia Canarias. En origen, con un coste de 180.000 euros, este despliegue fue financiado al 60% por la Comisión Europea en el marco del programa Atlantis.
  • Medios terrestres: el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, firmó el pasado mes de marzo un acuerdo con las autoridades mauritanas  sobre cooperación en el control de la inmigración irregular y “actividades ilícitas” que ha permitido la creación de patrullas conjuntas terrestres, y también en solitario.
  • Medios aéreos: el Servicio Aéreo de la Guardia Civil -SAER- se ha dotado recientemente de dos aviones de patrulla marítima C-235, estacionados habitualmente en Canarias aunque este noviembre uno de los aparatos se ha trasladado a Mauritania, donde opera en los aeropuertos de Nuakchot y Nuadibú. En esta última ciudad, en el límite norte del país, tiene como base un helicóptero Bo-105 de la Guardia Civil desde 2006.

Es decir:

Al menos 800.000 €, 2 patrulleras de altura, 1 buque oceánico, 2 aviones de patrulla marítima C-235, y 1 helicóptero Bo-105.

Formación, cesión de materiales y medios, patrullas conjuntas y patrullas en solitario, intercambio de información.

Y suponemos que etc. porque el excelente artículo de Carlos Penedo no habrá podido descubrir todo.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed