Archive for Fondos de Contingencia

Liquidación del Gasto del Ministerio de Defensa 2012

http://es.scribd.com/doc/228973749/Liquidacion-Gasto-2012

Presentamos el informe «liquidación del Gasto del Ministerio de Defensa 2012» elaborado por el Colectivo Utopía Contagiosa con la colaboración de los colectivos antimilitaristas Tortuga y Espazo Aberto Antimilitar, así como por la organización ecologista-antimilitarista Ecologistas en Acción.

El informe analiza el documento de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) en el que se fiscaliza el gasto efectivamente realizado por el ministerio de defensa en el ejercicio de 2012 (último ejercicio fiscalizado por la IGAE que, como se ve, va con bastante retraso).

Habitualmente el Ministerio de Defensa gasta mucho más de lo que presupuesta (una media cercana al 18% en los últimos 10 años) aunque en el ejercicio 2012, primero del gobierno de Rajoy, el desvío ha sido espectacular: un 43,53% de gasto por encima de lo presupuestado, pasando de los 6.316,4 millones presupuestados a los 9.066,29 gastados, todo un récord.

Pero eso no es todo, el presupuesto analizado por el IGAE es únicamente uno de los componentes del gasto militar español, disgrazado en 12 de los 13 ministerios existentes y en otro tipo de organismos, como son los 20,87 millones de euros que la IGAE adjudica, fuera del Ministerio de Defensa, al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, o los 11,8 al organismo autónomo de Cría Caballar, o los 214,6 que corresponden a la Agencia de espionaje CNI, o los 6,7 a Centros Universitarios de la Defensa y los 73,9 que corresponden al ministerio de exteriores por organismos donde participa defensa.

La composición de este gasto nos permite ver no sólo la ineficiencia de lo militar, sino la creciente militarización de actividades de toda índole y el abuso de la prioridad política de gastar en gasto militar en vez de gasto social.

Pero eso no es todo: al menos podemos sumar a la cifra que la IGAE desvela del gasto militar otras partidas de las que este organismo no habla y que constituyen claras partidas del gasto militar de 2012:

Los 2.733,55 millones de euros gastados por el Ministerio de Interior por la Guardia Civil.

Los 3.673,5 millones de euros gastados por clases pasivas militares

Así las cosas, una aproximación al gasto militar que tiene en cuenta las cifras del IGAE y los gastos reconocidos por otros organismos nos llevaría a una cifra mínima de 23.349,45 millones de euros gastados en militarismo en 2012, frente a los 6.316,4 presupuestados, lo que nos permite afirmar lo impresentable y antidemocrático del gasto militar, oculto en un 61,18%,  que equivale a 13.682,79 millones de euros.

Razones todas ellas para seguir oponiéndonos a un gasto innecesario, insolidario, opaco y contrario a los intereses de todos; un gasto al que ética y políticamente conviene oponernos y practicar la desobediencia civil que promueven los colectivos en favor de la objeción fiscal.

Share

Utopía hurga en el gasto militar en un programa de La Tuerka

La imagen explica más que mil palabras, dicen algunos, y en esta ocasión, en formato muy reducido, Utopía explica el gasto militar español en el programa de TV de La Tuerka.

Share

Protesta antimilitarista en Canarias

img-20140414-wa0003

Fuente: Canarias Ahora

Para celebrar el día mundial de acción contra el gasto militar (¡qué sorpresa que los medios oficiales tan propensos a publicitar los días mundiales por las causas más insólitas no han dicho nada en este caso!), han realizado una bonita y elocuente acción contra la base naval en el Puerto de la LUz y de las Palmas, en la capital canaria.

Desde el mar, enfundados en trajes de neopreno, y frente a estas bases, desplegaron una gran pancarta con puntitos de «recortar» para significar qué es lo que hay que quitar. Luego llegaron hasta el puerto donde están fondeados los buques militares Tornado y Meteoro (Los nombrecitos parecen de coña, pero son los que tienen estos barcos) y permenecieron allí hasta que la guardia civil los echó a tierra.

Mientras se desarrollaba esta acción, un grupo nutrido de activistas, en la otra punta del puerto, se concentraban para protestar por el gasto militar.

Los promotores de la acción, la red Alternativa Antimilitarista-MOC, denuncian el «inmenso e inmoral gasto, que en 2013 ha supuesto en el Estado casi 24.000 millones de euros». Exigen que desaparezca completamente el gasto militar y que sea invertido en las personas, en su desarrollo y satisfacción de sus necesidades básicas.

Share

Charla sobre el Gasto y Políticas Militares en el Foro Social Mundial de Madrid

El próximo 29 de marzo dinamizaremos una charla sobre gasto militar en el Foro Social Mundial de Madrid, que se celebra en la CSA La Tabacalera, calle Embajadores 53 de Madrid.

El Foso cuenta con un amplio Programa de actividades que puede ser consultado en el enlace.

La charla sobre Gasto militar tendrá lugar el 29 de marzo, en horario de 13 a 14,30, en la Sala 10.

Os esperamos.

Share

deuda militar, deuda odiosa. Debate con la Plataforma de auditoría ciudadana de la Deuda

El pasado 12 de diciembre realizamos un debate sobre la deuda militar en el C.S.O.A Patio Maravillas de Madrid.

Los compañeros de la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda de Madrid, convocantes del acto, han tenido la gentileza de mandarnos editado en video el encuentro.

El acto está contenido en dos entregas de video que acompañamos aquí.

Esperamos que sea de vuestro interés.

Share

El gasto militar español en 2014 superará los 27.000 millones de euros.

IMAG0535

Tras el paso del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado por el Congreso y el trámite que actualmente llevan en el Senado, en breve estarán aprobados definitivamente los Presupuestos Generales del Estado.

Como en años anteriores, hemos hecho un análisis de este proyecto y de las enmiendas planteadas por los partidos parlamentarios en lo que se refiere a Defensa, para intentar hacer una previsión del gasto militar que cabe esperar para 2014.

El Gasto militar español tiene la peculiaridad de estar oculto en partidas ajenas al Ministerio de Defensa (concretamente hemos detectado partidas en 12 de los 13 ministerios), así como en partidas de otros organismos, como puede ser la Casa del Rey, las Clases Pasivas, los organismos autónomos militares, gastos de diversos ministerios, fondos de contingencia, etc. También hay partidas ajenas a los propios presupuestos generales, como son los créditos extraordinarios que de forma regular se otorgan para el pago de los Programas especiales de Armanentos, para el Sistema de Vigilancia de la OTAN o para las misiones militares exteriores, así como el enorme peso de la deuda que hay que contraer ya sea para pagar estos créditos extraordinarios o para financiar el enorme gasto militar presupuestado.

Con todos estos datos, hemos realizado una estimación de gasto militar de 27.345,78 millones de euros de gasto militar para 2014, de los cuales casi 8 de cada 10 euros están escondidos.

A su vez hemos cuantificado en más de 3.300.000 las personas que de manera directa dependen del sistema de defensa montado por el estado, ya sea por ser militares o guardias civiles en activo, personal adscrito a la defensa, beneficiarios del sistema de ISFAS o pensionistas y jubilados dependientes de la defensa. Un número que condiciona y explica parte del apoyo que mantiene el permanente aumento del gasto militar.

Si sumamos al gasto militar el que destina el estado a control social, la cifra llega a los 32.029 millones de euros, una magnitud abrumadora y que perjudica a la sociedad.

Si quieres tener más información sobre nuestro informe sobre el gasto militar 2014, puedes descargarlo pinchando aqui,

Share

El presupuesto militar no ha sido enmendado en el Parlamento y el Gasto Militar sigue siendo brutal y opaco

Non+svegliare+il+can+che+dorme+-+Let+sleeping+dogs+lie

Que la política de defensa española es una de las más opacas y cerradas al cambio es algo que prácticamente ya no necesita demostración. Desde la transición hasta la fecha mantiene férreamente una continuidad absoluta, con un pacto sutil entre PP y PSOE que hace del  militarismo, de la fuerte proyección del ejército español en conflictos mundiales y como punta de lanza de la política internacional, del alineamiento con la OTAN y su política de mantenimiento del status quo, del ocultamiento y desmesura del gasto militar y del apoyo descarado a la industria militar y a la venta de armas, sus ejes principales.

La aprobación anual de los Presupuestos Generales del Estado es uno de los momentos en los que con más elocuencia se comprueba la cerrazón de esta política, blindada al cambio bajo la excusa de que se trata de una «política de estado».

Las enmiendas al presupuesto de defensa y al gasto militar:

En los pasados días se ha debatido en el Congreso de los Diputados el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2014 y, una vez más, se ha repetido el ya tradicional y deprimente espectáculo de no admitir ni una sola enmienda al presupuesto militar o a las otras partidas del gasto militar sobre las que se habían planteado enmiendas.

Pero detallemos un poco más el escenario.

Los presupuestos generales del Estado han tenido un total de 4.250 enmiendas, según puede observarse en los Boletines Oficiales de las Cortes Generales números 63-7, Serie A, de 29 de octubre de 2013 y 63-8, de la serie A, de 20 de octubre de 2013).

De estas, relacionadas con el gasto militar y la política de defensa únicamente se han presentado 74 enmiendas, lo que equivale al 1,7% del total de enmiendas a los presupuestos. En Defensa, como se ve, todo está atado y bien atado y la casta parlamentaria no echa el resto.

Pero eso no es todo. Si atendemos al número de enmiendas presentadas en relación al partido enmendante, encontramos que:

  • El 51,3% de las enmiendas son de UpyD y todas ellas insisten en el aumento de gasto militar y el refuerzo del papel del ejército

  • El 21,7 % pertenecen a IU y varían entre las que piden mayor control autónomo del gasto militar por parte de los militares, aumento de carga de trabajo para Navantia y otras industrias militares, aumento de partidas para acondicionar espacios militares de cara a su reversión civil y disminución del gasto militar.

  • El 12,1% pertenecen al grupo mixto y se distribuyen entre las que piden transferencias de i+d militar a civil, las que piden aumento del gasto militar y las que piden disminución de este.

  • EL 6,7% pertenecen a CiU, y piden igualmente transferencias de gasto a la comunidad autónoma o disminución del gasto.

  • El 5,4% pertenecen al PSOE y piden aumento de gasto militar

  • El 1,4 pertenecen al PP y piden aumento del gasto militar

  • El restante 1,4 pertenece al grupo vasco y pide control de los procesos selectivos militares.

Se comprueba con ello que para PP y PSOE la enmienda a los presupuestos no es significativa en el tema de Defensa (que, por cierto, no debe darles mayor rédito electoral y prefieren negociar bajo cuerda), y resulta poco interesante para la casi totalidad de los grupos, siendo los más «enmendantes» UPyD, que pide mayor militarismo, e Izquierda Plural, que en una visión algo esquizofrénica, pide recortes en general, pero aumentos del gasto militar para dotar de carga de trabajo a las industrias que fabrican las armas.

Desde otro punto de vista tenemos que las enmiendas planteadas responden al siguiente cuadro

SENTIDO DE LA ENMIENDA

NÚMERO TOTAL

PORCENTUAL

A FAVOR DE AUMENTAR EL GASTO MILITAR

49

66,2 %

A FAVOR DE DISMINUIR EL GASTO MILITAR

9

12,2 %

A FAVOR DE AUMENTAR GASTO PARA REVERSIÓN A CIVIL

7

9,4 %

A FAVOR DE TRASPASO DE INVERSIONES MILITARES EN I+D+I A FINES CIVILES

9

12,2

 

Este segundo cuadro enseña dos cosas importantes:

  1. La primera, que el Parlamento en general quiere más leña al mono y mayor gasto militar
  2. La segunda, que el cuadro de enmiendas no altera en ningún caso ni cuestiona la política general de defensa.

¿Por qué los diputados no se interesan por estos temas?

Podríamos conjeturar que la falta de enmiendas coherentes y que muestren un hilo argumental alternativo en materia de política de defensa se deben a alguna de estas causas:

  1. A ignorancia: Los diputados no saben de ésto ni de la relevancia del gasto militar como componente esencial de una política que refuerza un sistema militarizado de baja calidad democrática y mantenedor del status quo,  y una política militarista agresiva hacia otros países (con 67 intervenciones militares exteriores hasta la fecha y como séptima potencia de venta de armas y generación de conflictos), que dispone de ingentes recursos que dejan de usarse en necesidades sociales (no es que no haya dinero para activar la economía y la solidaridad, es que se invierten más de 26.000 millones de euros en militarismo al año y se dejan de invertir en otras cosas).
  2. A tacticismo-cinismo: Los diputados no creen que les rente plantear alternativas al modelo de defensa y por tanto no las plantean
  3. A pereza mental: los diputados no se creen la posibilidad de un cambio en esta materia y delegan en los militares.
  4. A desconocimiento: dado que no tienen referentes de una política alternativa en materia de defensa.
  5. A afinidad: A que están de acuerdo con la política militarista, participan de la visión militarista del mundo y no tienen mayor interés en que esta cambie.

Sea cual sea la razón, lo cierto es que los diputados, incluidos los de la anodina Comisión de Defensa desde la que en realidad no se controla nada la política de defensa española, pasan de estos temas, lo cual a su vez es coherente con los propios programas electorales de los partidos extractivos que padecemos, que tampoco le dedican a la defensa otra cosa que repetir lugares comunes y decir perogrulladas.

¿En qué Defensa piensa la casta parlamentaria? 

Volvamos a las enmiendas planteadas en el Congreso para apreciar hasta qué punto existe una ausencia completa en los grupos de la oposición (excluimos al PPSOE que mantiene una política de defensa clara y común ya sea cuando son gobierno u oposición) de referente y de política en materia de defensa.

Por cantidad de enmiendas tenemos los siguientes contenidos concretos:

1.- UPyD, que ha realizado 38 enmiendas, coincide claramente con el planteamiento de la defensa dominante en el PPSOE, pero les busca las cosquillas pidiendo más gasto para congraciarse con los militares:

En una de las enmiendas pide mayor número de efectivos militares

En otra se queja de la propia estructura del presupuesto de defensa: falta de transparencia del gasto destinado en Operaciones de Paz, falta de realismo de la sección 14 destinada a defensa porque con el dinero que dicen que van a gastar no se pueden cumplir los objetivos, congelación de sueldo de los militares, falta de inversiones, etc. Es decir, pide más gasto militar y más claridad del gasto.

Las otras, de un sobrado carácter populista, piden el trasvase de partidas que consideran de gastos burocráticos y gastos corrientes a a gastos operativos para mejorar salarios de los militares, para invertir en armas o para inversiones de otro tipo.

2.- Izquierda Plural, con  16 enmiendas, muestra una controvertida incoherencia que corrobora que aún no tiene un horizonte propio ni una alternativa al modelo de defensa del PPSOE.

La falta de verdadera referencia y modelo es elocuente, pero no debe extrañar, pues en realidad es endémica y se puede rastrear en las intervenciones de sus diputados en la Comisión de Defensa e incluso en el propio programa electoral con que se presenta: grandes y grandilocuentes declaraciones contra la OTAN y las bases, amago de defensa de los derechos de los militares en cuanto que trabajadores y ninguna propuesta alternativa y articulada para variar el horizonte de la defensa. ¿Demagogia,asunción del ideario militarista, ignorancia, pereza? El tiempo lo dirá.

Debe elogiarse que la primera de sus enmiendas, la dirigida a la totalidad de la sección 14 de los PGE que es la sección correspondiente al Ministerio de Defensa, denuncie la sobredimensión del gasto militar, oculto en partidas de Industria y en créditos extraordinarios, el uso de las tropas para misiones en el exterior y la falta de transparencia del gasto militar. Hasta el año pasado, en que Izquierda Plural planteó una enmienda similar, quizás menos edulcorada que la actual, nadie se había atrevido a decir este tipo de cosas en sede parlamentaria. Podemos aspirar, a estas alturas, a que la Izquierda Plural al menos denuncie la existencia de rubros del gasto militar en 12 de los ministerios, o que critique que no se cuente como gasto militar el de la Guardia Civil, inserto en el presupuesto del Ministerio del Interior, o el de las clases pasivas militares y los organismos autónomos militares, que forma parte de la catalogación de gasto militar para la propia OTAN y da de comer a más de 3.500.000 personas que dependen de este militrismo patrio, o que critique la deuda militar impagable que mantenemos como consecuencia de la adquisición de armamentos inservibles, o el descaro de ayudas a la industria militar y la constitución de un complejo militar industrial innecesario, …

Pero, junto con este principio que, sin esbozar una alternativa a la política de defensa actual al menos critica sus modales, encontramos otra enmienda que viene a pedir, para sorpresa nuestra, que sean los cuerpos de la Intervención General de la defensa los que fiscalicen el gasto militar, lo cual nos parece un paso atrás alarmamente cuando, entre otras cosas, lo que se critica es la transparencia del gasto militar y la opacidad de la cuentas ministeriales.

Son interesantes las 6 enmiendas que denuncian la inversión encubierta mediante créditos a las industrias militares y piden que este dinero no se destine a tales créditos, sino a fines civiles y de desarrollo humano, pero se quedan en meras declaraciones de intenciones a falta de un cuadro general que indique un proceso de desmilitarización de la defensa y sus pasos graduales para conseguirla.

Eso no es todo: Junto a 4 propuestas de aumentar partidas de gasto para acondicionar instalaciones militares con vistas a su reversión al mundo civil (lo que podríamos considerar un tímido proceso de transarme de lo militar a lo civil si no fuera porque parece poco creíble que el presupuesto militar use recursos para acondicionar instalaciones y desprenderse de ellas a continuación, y menos de hacerlo sin pedir nada a cambio, como ocurre con el gigantesco plan de venta de inmuebles militares emprendido por el INVIED para comprar armas con el producto de estas ventas) aparecen otras que piden traspaso de partidas de un capítulo a otros para fabricar los Buques de Acción Marítima (BAM) especialmente agresivos de la Armada española, sustituir los vehículos BMB que se usan en operaciones en el exterior por otros más sofisticados o para fabricar las fragatas que aspira a tener el ejército en los programas de armamentos (PEAS) que nos han generado ya una deuda inmoral de 30.000 millones de euros (de cuya inmoralidad nada dice Izquierda Plural).

Otra medida pide crear un fondo para indemnizar a los miembros de las agrupaciones guerrilleras antifranquistas, medida que comparten con el diputado Tardá, del grupo mixto, que pide exactamente lo mismo.

En las medidas de Izquierda Plural, a nuestro juicio, no se observa, si es que la tienen, una linea política alternativa. No marcan otro horizonte de defensa diferente al del complejo modelo que se nutre de 26000 millones de euros anualmente. No señalan si su modelo es militar o no. Si está dentro de la OTAN o no. Si aspiran a una defensa militar o social. Si aspiran a una gradual desmilitarización de la defensa y un trasvase de sus recursos a una idea de seguridad humana diferente. Ni siquiera sabemos si lo que quieren defender es lo mismo que quieren defender los mantendores del sistema. No sabemos si el tema de la paz es sólo de uso retórico y oportunista, para cuando es posible agitar algún escándalo o a la opinión pública o si es operativo en las políticas de Izquierda Plural.

De este modo las propuestas más interesantes de la coalición caen en el vacío y, como ocurre en estro presupuestos, no permiten mostrar una alternativa efectiva al modelo de defensa vigente.

CiU plantea cinco enmiendas que en realidad nada intentan cambiar. 

Es verdad que el programa de CiU apuesta por la defensa de occidente en términos muy parecidos a los del PPSOE y poco podemos esperar en esta materia de la coalición catalana.

Las enmiendas en realidad no tienen mucho que ver con la política de defensa y seguridad, y tres de ellas pretenden arañar partidas para resarcir a los ayuntamientos catalanes que cuentan con instalaciones o bases militares, una cuarta pide austeridad en los gastos de publicidad del Ministerio de Defensa y la última el cambio de una partida para constituir un fondo a los que fueron soldados en Ifni-Sahara.

 El PSOE refuerza su posición promilitarista, con cuatro enmiendas que piden el aumento del gasto militar.

El PP, autor de los PGE, hace una enmienda para pedir más flexibilidad con los créditos de defensa.

El Grupo Vasco, con otra enmienda, sigue la trayectoria del PPSOE.

El Grupo Mixto, cuenta con 9 enmiendas de todos los colores.

Como no puede ser menos, dada la composición tan plural y hasta divergente de éste: Un diputado plantea aumento del gasto militar (el diputado Alvarez Sostres) para que la fábrica de armas de Trubia fabrique blindados; otro Larreina pide aminorar el cupo vasco (3 enmiendas) en partidas relativas a ejército y Guardia Civil; otra (Barcos) pide transferencias de i+d+i militar a fines civiles útiles y otro (Tardá) pide por una parte aumento de partidas para indemnizar a las agrupaciones guerrilleras antifranquistas, crear un fondo para intervenciones humanitarias y dar de baja programas de armas y de industria militar para pasarlas a fines útiles.

En definitiva, una muestra clara de la falta de una alternativa concreta al gasto militar y a la política de defensa a la que sirve y un nuevo desencuentro de los diputados con la parte de los movimientos sociales que aspira a desmilitarizar la defensa y que lucha por la paz. Una vez más, los interlocutores de los diputados en materia de seguridad son las élites, sus expertos y los militares y no la sociedad que lucha por la paz.

Share

Avance del Gasto Militar español en 2014

Aprovechando que se están estudiando los Presupuestos Generales del Estado en el Parlamento, aportamos un avance del Gasto Militar real que encubren éstos. Tal vez este año logremos que los partidos políticos reclamen una verdadera bajada del gasto militar y exijan que éste se compute de forma limpia y clara, sin tapujos, para que la población lo conozca. Tal vez también consigamos que este año no se vean las incoherencias del pasado año en que con una mano se pedía menos gasto militar y con la otra más carga de trabajo para las industrias militares y programas de armamento.

Una vez se aprueben los presupuestos, publicaremos un informe amplio del gasto  militar con los datos definitivos.

Tabla Gasto Militar Proyecto Pge2014 by utopiacontagiosa

Share

Morenés pide respaldo a la sociedad a la que engaña

Fuente:  ecodiario.

No salimos de nuestro asombro:

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha subrayado este jueves en Zaragoza que las Fuerzas Armadas «tienen que ser reconocidas» por la sociedad «no solamente como institución de gran preeminencia moral», y ha pedido apoyo a las decisiones políticas que permiten que puedan financiarse.

Esto hace que haya una «cierta separación» entre «las Fuerzas Armadas como institución, la seguridad como un bien social» y «la manera que tiene la sociedad de comprometerse, no solamente con el reconocimiento moral hacia las Fuerzas Armadas, sino con el apoyo de las decisiones políticas» que hacen que estas «tengan las capacidades que tengan que tener» y «me refiero, fundamentalmente, al concepto de financiación de la seguridad», ha precisado.

Es decir, el Ministro de Defensa nos pide sumisión y obediencia ciega, además de ardor guerrero al acatar sus decisiones.

Parece que no se ha enterado de que, quizá, la sociedad no apoya las cuestiones de Defensa porque:

  • La falta de transparencia en la toma de decisiones es total.  Por ejemplo, la Directiva de Defensa Nacional, máximo escrito que rige las líneas generales de la Defensa durante la legislatura no se consulta al Parlamento (sólo se les informa, cuando ya ha sido aprobada), tampoco nunca se ha consultado a la sociedad.
  • El resto de los documentos del Planeamiento de la Defensa  y del Planeamiento Militar también son opacos.
  • No suelen contestar a las preguntas parlamentarias de los diputados de la oposición mas que con vaguedades e inconcreciones.
  • Los presupuestos del Ministerio de Defensa están dimensionados muy a la baja y años tras año se acaba gastando un  % más.
  • Además, 7’6 de cada 10 € del gasto militar están escondidos, por ejemplo, en otros ministerios.  De este ocultamiento participan:  Interior, Exteriores, Presidencia, Industria, Fomento, Agricultura, Sanidad, Trabajo, Empleo, Economía y, también Hacienda, que además lo coordina.
  • Además, para ocultar el gasto militar también participan:  la Casa Real, los Organismos Autónomos, las Clases Pasivas, y las Empresas Públicas.
  •  Tampoco hemos sido nunca consultados sobre los famosos Programas Especiales de Armamentos (PEAS) en los que se calcula casi un gasto de 30.000 millones de € (en varios años) y que han ido sufriendo sobrecostes hasta llegar a costar un + 59’67 %.
  • Quizá no estemos de acuerdo en que se concedan préstamos a interés 0 a las empresas militares.
  • Quizá no nos fiemos de que haya ministros «puertas giratorias» que tan pronto dirigen Defensa como las empresas de armas principales.
  • Todo puro despilfarro, sobre todo si tenemos en cuenta que se han gastado 2.212’5 millones de € (sobre una previsión  inicial de 1.502’53 millones de €, es decir, un sobrecoste del 47’25 %) en unos submarinos de última generación, los S-80 que tienen la peculiaridad de que no flotan y que, por lo tanto, vamos a tener que dedicar 400 millones de € más a que consigan salir del fondo del mar.

Quizá estamos hartos de que no se haya consultado nunca a la sociedad sobre si queremos intervenir en el extranjero y cuando nos hemos manifestado por millones en las calles contra las intervenciones armadas, nos hayan hecho caso omiso.

Quizá, también, estemos hartos del despilfarro militar que podéis ampliar en nuestra categoría «despilfarro militar» y que cuenta con joyas como:

Tanto es el despilfarro militar que ya nos vemos obligados a hacer recopilaciones, por ejemplo, el despilfarro militar a julio de 2013.

Quizá no estemos de acuerdo en que los gastos sociales (sanidad, educación, protección al medio ambiente, …) disminuyan mientras aumenta el ultranegativo gasto militar.

Todo ello, ¿son razones para no estar conformes con la Defensa Militar a la que nos someten, Morenés?

Antes de pedirnos respaldo harías bien en cambiar tus políticas de cabo a rabo, cariño.

Cada vez más, la sociedad tiene sobradas razones para ser antimilitarista.

Share

Morenés rechaza explicar en el Congreso la concesión de créditos extraordinarios para Defensa

Fuente:  Infodefensa.

Es un poco tardía pero muy oportuna la petición de ERC y de IU y muy inoportuna la excusa presentada por la portavoz popular para que no comparezca Morenés.

El Partido Popular ha rechazado la comparecencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el Congreso para explicar el crédito extraordinario aprobado recientemente para realizar pagos derivados de los Programas Especiales de Armamento (PEA,s).

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Beatriz Rodríguez Salmones, ha explicado que su grupo ha rechazado la petición planteada por ERC y la Izquierda Plural porque el asunto de los créditos extraordinarios ya ha sido debatido en dos ocasiones desde el mes de mayo en las Cortes y volverá a ser objeto de debate parlamentario cuando se presenten los Presupuestos Generales del Estado para 2014.

En el fondo lo que hay es otro intento más de secretismo y ocultismo en la política de Defensa.

La indignación de los partidos que han solicitado información al gobierno queda patente en las siguientes declaraciones:

No obstante, Teresa Jordà, de ERC, y José Luis Centella, de IU, han justificado su solicitud en el hecho de que los dos créditos extraordinarios aprobados este año para pagar programas de armamento han supuesto un incremento de casi 1.500 millones de euros en los presupuestos de Defensa que, de esta forma, aparecen “trucados”.

De hecho, Centella ha avisado de que si el Gobierno pretende hacer lo mismo el próximo año su partido va a denunciarlo. “Hay que decir a la gente la verdad: los gastos en defensa en este país son mucho más de lo que se reconocen el día en que se presentan en el registro”, ha recalcado.

Jordà, por su parte, ha aprovechado para pedir al Gobierno que recorte el presupuesto en Defensa en un 40 por ciento “como mínimo”, como ha hecho Alemania, porque el gasto militar en España es “tan exagerado como inútil y absurdo”.

Esta actitud combativa y crítica es la que se estaba esperando por parte de los partidos de la oposición de izquierdas en el Parlamento.  Su denuncia hace altavoz a un ocultamiento reiterado desde hace años de sobregasto en política de defensa mediante la utilización de los créditos extraordinarios.  Tal es la continuidad de su uso que ya se están volviendo ordinarios.

¿Cuál ha sido la postura del PSOE?

El PSOE se ha sumado a la petición de estos dos grupos y ha instado al Ejecutivo a “reflexionar” sobre dónde se gasta el dinero público. Según ha dicho el diputado Pedro Saura, los 877 millones de euros del segundo crédito extraordinario servirían para conceder 250.000 becas-salario y equivalen al presupuesto de la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Barcelona juntas.

Curiosa su postura.  Por un lado critican lo que ellos también hicieron, dado que su postura en temas de Defensa es continuista de la postura de derechas del PP.  Por otro lado, podrían haber solicitado ellos la comparecencia hace meses, sin embargo, prefirieron guardar un cauto silencio que es lo que les ha caracterizado en lo concerniente a Defensa cuando han estado en la oposición.

La postura de UPyD en este aspecto:

En el debate también ha intervenido la portavoz de Defensa UPyD, Irene Lozano, quien  ha mostrado su convencimiento de que la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas está “en su límite” con el actual presupuesto, pero ha criticado que Defensa presente un presupuesto inicial como “aparentemente mermado o recortado y luego no sea así”.

Es decir, en principio se alían al PP asumiendo su tesis de que hace falta gastar más dinero en Defensa, aunque no renuncian a sumarse a la crítica de los demás partidos sobre el uso abusivo de los créditos extrapresupuestarios para los PEAS.

Quizá convendría recordarle a Irene Lozano que leyese las noticias, cada vez más habituales, que damos en este blog sobre el mal uso de los presupuestos de Defensa en gastos supérfluos y en privilegios para los militares.  Defensa no está en su límite, es la sociedad civil los que estamos en el límite de aguantar los privilegios de los militares.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed