Archive for especulación militar

Un nuevo ciclo inversor en armas

Por Ejército de Tierra

Fuente: El Economista.

Lo veníamos sospechando y anunciando. Nuestros dirigentes políticos y los señores de la guerra estaban muy contentos y esas alegrías suelen preludiar tristezas donde más duele al común de los apaleados mortales.

Lo veníamos advirtiendo: al escándalo de una burbuja de deuda militar impagable (más de 30.000 millones de euros) que nos provocó el ciclo de inversión en armas iniciado por el PP en tiempos de Aznar y continuó con pasmosa fidelidad el PSOE en los de Zapatero y, de nuevo, el PP del pasmoso Presidente Rajoy y su ex-ministro Pedro Morenés, le iba a suceder algo peor.

La codicia de los señores de la guerra es casi insaciable, e insondable la comprensión hacia sus demandas por parte de nuestro partido militarista tácito, con miembros adscritos en todo el arco parlamentario.

Ahora la Ministra de Defensa ha lanzado la noticia, como quien lanza una bomba.

Defensa confirma que lleva tiempo preparando un plan quinquenal de inversión en armas para “reactivar el gasto en armamento militar” (reactivar debe leerse como figura retórica) y “potenciar las nuevas tecnologías y modernizar y dinamizar la industria y su tejido.”

Un plan de esfuerzo inversor con cinco años de duración.

Obsérvese el crudo y descarnado realismo con el que nos explican sus intenciones. En el enunciado de lo que se pretende no aparece la idea de defender a la sociedad, que es justamente lo que aparentemente justifica el colosal gasto militar español. No. El ciclo inversor en armas es más caprichoso. Lo hacen para reactivar el gasto militar, para modernizar la industria militar, para dar pasta flora a sus amiguetes, no para defendernos.

Estamos trabajando para impulsar un ciclo inversor en el que se incluirán nuevos programas como adquisiciones que no necesariamente tienen que estar integradas en los planes especiales de armamento (PEAS) y que sin lugar a dudas supondrá un cambio de paso y de ritmo en la industria de defensa española. La idea es reactivarla.

¿Se fijan? Reactivarla, como si estuviera tiesa. Como si el PP no la tuviera en estado de excitación febril. Cuando, hace unos días, el Presidente de la TEDAE nos acaba de explicar que la industria de defensa durante la crisis ha salido triunfadora, ha ganado más de un 10´2%, como informa Infodefensa.

La Ministra, que se está especializando en decir naderías, dijo además

Una nación sin una industria eficaz, inteligente, competitiva y a la vanguardia de la innovación sin duda alguna es un país débil. La industria tiene que adaptarse al nuevo escenario tal y como está dispuesta a hacer

Fíjense que la frase en sí no dice nada. O nada específico. Es una generalidad que vale tanto para una industria que fabrique veneno como para otra que fabrique tecnología biomédica.

Es evidente que la inteligencia, la innovación y las otras zarandajas son objetivos estratégicos para cualquier sector productivo, pero para el bien común no da lo mismo que el dinero se use para una u otra cosa. Si la industria en la que buscamos eficacia es la que queremos que sea “competitiva” vendiendo armas a troche y moche, resulta que el perjuicio social es alarmante, pues incentiva y exporta guerras y busca un enriquecimiento que ni es socialmente útil, ni es equitativo, sino lucrativo para cuatro listillos y generador de inseguridad humana para el resto.

Si en vez de en cañones invertimos en mantequilla, en desarrollo humano y en derechos en serio, ocurre todo lo contrario: crece el bienestar social, decrece la desigualdad, se construyen nuevos consensos más inclusivos, se acorta la distancia entre los que más tienen y los que más sufren, se rompe el elitismo, se abordan los verdaderos problemas de la sociedad y se ataca el círculo vicioso que nos ata al malestar social que nos impone esta elite egoísta y calamitosa. ¿Se dan cuenta de las muy sólidas y persistentes razones que tienen los que mandan para invertir en cañones, no en mantequilla?

Añadió la Ministra que España va a cumplir cuanto antes su compromiso de elevar su presupuesto de Defensa al 2% del PIB (ojito al dato, ya no se habla de elevar el gasto militar, sino el Presupuesto de Defensa, que es una pequeña parte del gasto militar).

No lo hacemos porque lo haya pedido Donald Trump, lo hacemos porque se pactó en 2014 con los demás países socios de la OTAN y porque el gobierno tiene el compromiso de mantener la seguridad y la integridad de su población.

Ya lo ven, para ayudarnos. ¡Menuda ayuda!. Nos quieren mantener seguros, íntegros y sobre todo esquilmados y sin derecho a decidir, que es lo suyo, para que no nos volvamos molicie, que ya saben ellos que somos incorregibles. Habrá que preguntarse si no habrá alguien más y diferente dispuesto a darnos un poco de ayuda, pero en otra dirección, que a estos ya les tenemos vistas las intenciones.

Share

Base militar de Hoya Fría: un accidentado culebrón desde el franquismo a la expropiación final. Como siempre, pierde el pueblo

Path+-+Anaga

Por Luc.T

Fuente. La Moncloa.

El Consejo de Ministros de 11 de noviembre ha dado para varios acuerdos militares.  Uno de ellos ha sido el de declarar de utilidad pública y necesidad de adquisición y urgente ocupación para la defensa de la finca registral nº 35.032 del Registro de la Propiedad de La Laguna (Tenerife),

necesarios para el mantenimiento de la operatividad en su actual ubicación de la base militar de “Hoya Fría” en Santa Cruz de Tenerife.

Y es que Defensa ha decidido no trasladar la base militar de Hoya Fría y consolidar su dominio sobre este territorio mediante la expropiación forzosa de los terrenos que consideran “necesarios”.

La valoración del terreno hecha por el perito designado al efecto es de 1.156.336,35 euros. Esta cantidad será abonada al expropiado

Como este proceder de Defensa, expropiar un terreno donde ya están instalados, parece poco habitual, nos hemos dedicado a indagar sobre la situación de Hoya Fría y lo que hemos encontrado, gracias al periódico local Diario de Avisos  es, cuando menos, asombroso.

Primero, parece ser que la ocupación de Hoya Fría por parte del Ejército fue un poco singular: el terreno fue donado tras el golpe de estado del general Franco por una familia propietaria (la familia Rodríguez-López, más conocida por patrocinar alguno de sus miembros el estadio de fútbol del Tenerife) como pago por el rescate de un familiar, Rubens Marichal, capturado por los sublevados.

Esta donación poco volulntaria, al parecer, fue revocada por el Tribunal Supremo en 2007. Pero no por la extorsión antedicha, sino porque en la donación la familia Rodríguez-López puso como condición que los terrenos tenían que tener un uso exclusivamente militar y Defensa cometió la torpeza de vender una porción para especular, con lo que los propietarios anteriores pudieron demostrar que se habían usado con fines inmobiliarios y revocar la donación.

Después de la sentencia se celebró un contrato de arrendamiento del terreno entre los propietarios de Hoya Fría y Defensa. Contrato que, parece ser, distingue entre dos parcelas, una más amplia (200.000 metros cuadrados), que según el Diario de Avisos, no finaliza hasta 2019 y otra menos extensa (53.792 metros cuadrados que es donde está enclavada la base militar), que es objeto de la actual expropiación, y cuyo arriendo vencía en 2015 pero se prorrogó (no sabemos por cuánto tiempo) con el compromiso de que Defensa abonara los alquileres atrasados e impagados una vez aprobara los nuevos presupuestos generales.

Defensa pretendía un cambio de emplazamiento de la base de Hoya Fría, para ubicar una nueva base más moderna en Los Rodeos, pero la oposición del principal grupo de ganaderos de la zona, la Asociación de Ganaderos de Tenerife (AGATE), y de los vecinos afectados por el previsible nuevo emplazamiento, lo evitaron, por lo que el Ministerio se encontró entre la espada y la pared, y se avino a negociar con la familia propietaria de los terrenos para solucionar la ubicación definitiva del ejército en Hoya Fría y comprar los terrenos.

Agárrense, que ahora viene una de traca.

Al parecer en algún momento de todo esto, dos dirigentes del PP, según aparece en una grabaciones de la policía que desveló a los medios el Secretario de Estado Agustín Conde, “querían influir en el resultado del expediente” de la venta. Esto lo afirma el ABC en una noticia de época en la que habla del famoso “caso Lezo”.

Dice así ABC

La orden la ha dado el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, en nombre de la ministra, María Dolores de Cospedal, tras las información que apunta a que el expresidente madrileño Ignacio González y el exministro Eduardo Zaplana trataron de “influir” en el ministerio para que agilizara los tramites sobre el uso de los terrenos de propiedad privada donde se encuentra la base militar.

¿Se imaginaban que en una cosa tan rara aparecieran nombres tan mediáticos? Nosotros nos hemos quedado de piedra.

Enterada la ministra Cospedal de este humo tóxico, al parecer, ordenó la cancelación del expediente y de la negociación de venta y dio inicio al expediente de expropiación que ahora el Consejo de Ministros materializa con  la expropiación de la finca de 53.792 metros cuadrados y la fijación de un justiprecio de 1´15 millones de euros.

De modo que, por unas y otras, Tenerife mantendrá una flamante base militar, ahora consagrada como necesaria, la familia expropiada (es de esperar) iniciará un pleito para sacar más tajada al precio que les deban dar por dichos terrenos, los señores Zaplana y González incrementarán su ya redomada mala fama y los habitantes de la isla, como siempre, de convidados de piedra entre los movimientos de los ricos.

Porque, se habrán fijado, en todo este relato falta el protagonismo de la gente. ¿Quieren la base?, ¿han dejado que opine?, …

 

 

 

 

 

Share

Bando. De campo de tiro a pelotazo pasando por varios desafueros

r2hox

Fuente:  La Voz de Galicia.

Desde 2013 a 2017 los terrenos del polígono de tiro de Bando en Santiago de Compostela han permanecido sin utilidad pública ninguna y llenándose de rastrojos.

La razón es que por diversas vicisitudes, penalidades y pleitos que parecen sacados de un cuento de Cunqueiro, Defensa aún no ha conseguido dar el pelotazo que espera poder dar y el alcalde del cambio de Compostela no se da prisa en ayudar a tan loable fin.

Si seguimos la “narratio” de la Voz de Galicia, bolígrafo en mano para ir apuntando las idas y venidas del relato, podemos ir sacando en claro la trama:

  1. Defensa intentó vender los terrenos de Bando, el otrora campo de tiro con más de 900.000 metros cuadrados, donde durante décadas pegaba petardazos a diestro y siniestro. Para ello contrató una empresa inmobiliaria (¡Pero cómo!, ¿no cuenta con un instituto autónomo militar para estos menesteres, el INVIED?) para que los sacara a subasta. ¿Cuánto habrán pagado a una “inmobiliaria” por estas gestiones?
  2. En un momento dado se dan cuenta de que no pueden hacer la operación y dan marcha atrás, arguyendo que prefieren hacer un “convenio” con el Ayuntamiento (convenio del que no volvemos a tener noticia en el relato).
  3. Al margen de esta operación negociadora, el hecho es que Defensa decidió regularizar la situación de la parcela“. Es decir, se dan cuenta de que no tienen “regularizada” (digamos mejor “inscrita” o al menos “bien inscrita” a su nombre) la parcela y se dedican a arreglar el papeleo, mediante el “deslinde” (separarla e individualizarla de otras parcelas con las que está confundida) y la “regularización registral” (es decir, poner bien en el registro, ya sea porque no está bien inscrita, no lo está en absoluto, lo está por menos metros de los que corresponde, consten cargas y gravámenes en el registro que no existen en realidad, o servidumbres, etc.). ¿Defensa no tenía puesta a su nombre la finca? (lo cual nos deja claro que la administración del Ministerio de Defensa es malísima, dado que no saben ni lo que tienen ni en qué situación lo tienen).¿Explica eso por qué no pudo venderla antes?, ¿acaso es que se la han quedado por la cuatro cuarenta, como los obispos con los inmuebles de regularizan a nombre de la iglesia?  Parece que empieza a verse la luz en el relato.
  4. Ahora, 2017, están además a la espera de que el Ayuntamiento les indique en qué situación urbanística está esta parcela. Es decir, si es terreno rústico (que por tanto vale poco dinero), urbanizable (vale bastante más y permite un pelotazo en condiciones), urbano (mucho más),… Nos parece más que sospechoso, porque con ver el plan urbanístico se comprueba esto. ¿Qué es lo que impide conocer los usos a Defensa?, ¿qué es en realidad lo que no les proporciona el Ayuntamiento?
  5. Se comprueba de paso que eso de negociar un Convenio con el Ayuntamiento era trola y una excusa del Ministerio al darse cuenta en 2013 de que el pelotazo que intentaron no se podía dar hasta tener la parcela “regularizada” y suficientemente aclarado el tema de lo que dejarán hacer en ella al comprador cuando la vendan.
  6. Por cierto, dice Defensa que ha procedido a declarar la “desafección” de la parcela a la utilidad militar que tenía, lo que nos permite atrevernos a preguntar al Ayuntamiento de Compostela si por una casualidad le están pidiendo el correspondiente impuesto y tasas a Defensa por dicho terreno, dado que ya no está afectado a un uso de la defensa y no pueden oponerse al pago por tal motivo. Y, ya que estamos, deberían prepararse para cobrarles el correspondiente impuesto de plusvalía una vez peguen el pelotazo.
  7. Defensa pretende de nuevo sacar a la venta el terreno, una vez el Ayuntamiento, que parece que se retrasa, les diga los usos permisibles en el mismo., pues

    La idea del Ministerio de Defensa es sacarlo a subasta pública en cuanto hayan finalizado todos los trámites

Añade la noticia, con un alarde de lirismo que nos place, que el departamento que dirige Dolores de Cospedal señala que

con el aliño legal y físico de la finca aspira a tener éxito en la nueva venta.

Y es que es verdad. De nuevo, los negocios de Defensa necesitan de mucho aliño.

Y de no menos morro.

Share

Furor inmobiliario

Por Börkur Sigurbjörnsson

Fuente: El Confidencial

En su consabida puesta en venta de patrimonio militar para hacer cuartos, Defensa ha sacado a la venta en pública subasta dos parcelas, por las que se han interesado alguno de  tiburones de nuestro panorama inmobiliario-especulativo.

El primero, en Alcalá de Henares, cuenta con 14.400 metros cuadrados, y 44.700 de edificabilidad (en alturas se entiende). Por ella ha puesto encima de la mesa 27´5 millones de euros Realia Business (unos activos de 1.204 millones de euros, según aparece en El Economista)  dedicada a la especulación en patrimonio e inmobiliaria,

Al parecer piensan hacer 500 viviendas sobre ese solar.

Una segunda parcela, por la que han obtenido un pelotazo más, está en Vicálvaro, también en Madrid y cercana al aeropuerto de Barajas, con 13.700 metros cuadrados y una edificabilidad de algo más de 19.000 metros. Aquí han pujado dos compañías, Vía Célere y Pryconsa, que es la que ha ganado el concurso por 15´12 millones de euros y pretende construir 240 pisos más.

Madrid cuenta con un impresionante problema de suelo, y Defensa ha salido en auxilio de los tiburones inmobiliarios, poniendo a su disposición nada menos que 28.100 metros cuadrados que no usaban para nada, por el módico precio de 42,62 millones de euros que pasarán a engrosar las arcas del INVIED para la compra de infraestructuras militares y armas, que sumar a otras ventas de terreno en Madrid, como el pelotazo por 111 millones de euros que  dio Defensa a finales de 2014, al vender terrenos en la calle Raimundo Fernández Villaverde de Madrid.

Por no hablar de los 25 millones que piensan sacar, también en Madrid, por subastar en antiguo hospital militar del aire, según informa Infodefensa.

 

 

Share

La “Castellana del Sur” vuelve a fracasar y el pelotazo del Ejército se retrasa

desconch%C3%B3n

Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Fuente: Vozpopuli

Desde tiempos de Joaquín Leguina (PSOE) como presidente de la Comunidad de Madrid se viene preparando el pelotazo de la famosa “operación Campamento”, teóricamente un desarrollo urbanístico para la ciudad de Madrid que afecta a más de 221 hectáreas de terreno. De ellas más del 80% son propiedad del Ejército (que, por cierto, piensa hacer una importante caja con la venta de sus propiedades en torno a la autopista A-5, de Extremadura, para comprar con ello armas y equipamientos militares),

Los planes han pasado por todo tipo de locuras fastuosas, desde casinos, hoteles privativos y centros de ultralujo para turistas enloquecidos por tener una especie de Las Vegas en el Sur de Europa, hasta todo tipo de especulaciones urbanísticas para hacer de esta zona una especie de “Castellana del Sur” con su milla de oro y todo.

El caso es que la especulación de Campamento cuenta, entre otros, con el rechazo de los vecinos y de grupos sociales y ecologistas, que ven en el megaproyecto una nueva agresión social y medioambiental.

Por su parte, los diversos interesados en apostar en estas inversiones y en comprar los terrenos de Defensa, un tal Adelson, el grupo chino Wanda y otros grupos por el estilo, han ido, poco a poco, saliendo escaldados al saber que sus leoninas y denigrantes condiciones para generar la inversión que prometen son más propias de una república bananera (es decir, más bananera aún) y no eran asumibles para nuestros políticos de uno u otro bando, sensibles como son al cabreo ciudadano y a que se pongan luz y taquígrafos sobre los negocios militares.

El caso es que el PSOE, interesado como se ha mostrado en general al desarrollo urbanístico de la operación Campamento, ha preguntado al equipo de Manuela Carmena por el tema, en una de las últimas comisiones de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

Y así se ha conocido que el Ayuntamiento de momento no baraja reactivar esta operación porque a pesar de que han intentado establecer una mesa de concertación con el Ministerio de Defensa para aclarar el panorama, dado que el interés de defensa es muy otro al de ordenar este territorio y, menos aún, permitir un desarrollo urbano sostenible, como reza la comisión susodicha, ya que

“la intención de Defensa sigue siendo subastar el terreno y, a partir de ahí, hay poco que dialogar

Pues eso, Defensa quiere hacer caja como sea con unos terrenos que no sabemos bajo qué título y legitimidad adquirió o expropió y posee sin utilidad razonable alguna y en una situación de cada vez mayor deterioro medioambiental. No le importa nada más y no pretende nada menos que la pasta.

Y así no hay quien pueda.

Share

Protestas en Burgos contra la especulación militar de suelo

Imagen de Daniel Lobo

 

Fuente:  Burgos Conecta y Noticias de Burgos.

Ocurre que el Ministerio de Defensa es el segundo terrateniente español.  Ello conlleva que muchos de sus pisos, solares, garajes, edificios y terrenos rústicos y urbanos estén en desuso o abandonados, muchas veces desde hace muchos años.

Por tanto, en muchas ocasiones se producen conflictos entre los municipios y los intereses del Ministerio de Defensa, que siempre son los mismos, lucrarse con la especulación para luego invertir en armas.

La postura del PCAS (Partido Castellano) en Burgos es muy clara:

El Partido Castellano (PCAS), a través del Grupo Parlamentario Compromís, ha trasladado a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, varias preguntas relativas a los terrenos que ocupa el abandonado Parque de Artillería de Santa Bárbara en Burgos. El PCAS, con estas preguntas, intenta que el Ministerio de Defensa rectifique y paralice la actual subasta de los terrenos prevista para mediados de septiembre.

Además, los castellanistas defienden que estos casi 50.000 metros cuadrados de suelo deberían de volver a manos municipales “sin coste alguno”. Luis Marcos, secretario de Organización del partido, considera que “todavía se está a tiempo de parar esta operación”. Y es que, en su opinión, “no solo se trata de hacer justicia, sino de compensar el injusto tratamiento del Ministerio de Defensa con Burgos en los últimos años, con el cierre de diferentes dotaciones militares”.

Esa es la opción 1, la opción del PCAS.

La opción 2 es la del Ministerio de Defensa:  vender los terrenos (y aplicar lo obtenido por la venta a comprar armas y equipamientos militares), actualmente tasados en 14 millones de €, para edificar 337 viviendas por parte de empresas privadas.

Esta opción no le parece correcta al PCAS porque trata mal a Burgos, que siempre se ha portado bien con Defensa:

ha recordado el trato exquisito que la ciudad brindó durante más de 100 años a Defensa mediante concesiones gratuitas de terrenos destinados a cuarteles y el establecimiento de unidades militares acarreando la pérdida de multitud de importantes edificaciones, solares, acuartelamientos y unidades militares. Con estas enajenaciones el Ministerio ha obtenido 80 millones de euros, según Marcos, lo que considera un lucro aprovechando las facilidades del Ayuntamiento.

La opción 3, la del ayuntamiento, es permutar la parcela por otras de titularidad municipal.  Esta solución también es rechazada por el PCAS porque

las otras parcelas que posee el Ayuntamiento “deben de servir para hacer políticas sociales de vivienda y el Ministerio de Defensa no está por la labor porque lo que quiere es hacer caja rápido”

Nuevamente más pruebas de la insolidaridad del Ministerio de Defensa con la población civil.

Share

Defensa no cede a los ayuntamientos ni los túneles que no usa desde hace décadas

Imagen de Heimlich

Fuente:  ABC.

¿Quién estaría dispuesto a comprar una extensa red de túneles?

Ya, ya, Gallardón, para soterrar la M-40 de la capital.  O, si los venden por kilómetros, Valladolid para enterrar sus vías de tren y hacer la ciudada más paseable y comunicada.

No, en serio, ¿quién estaría dispuesto a comprar una extensa red de túneles hábilmente situados en el término de Calatayud?

¿¿¿???

Y por sólo 387.000 €.

Sabíamos que Defensa es el segundo terrateniente nacional, sólo por debajo de RENFE.  Pero desconocíamos que el pique hubiese llegado a tanto y ahora reclamen ser el segundo mayor tunelador de España.

Los túneles en cuestión, una red de cinco oscuras galerías de considerable extensión, formaron parte durante décadas de la lista de enclaves de acceso restringido por su carácter militar. Un valor defensivo que perdieron hace más de treinta años. Desde entonces, son testigos mudos de un pasado en el que estos túneles fueron utilizados como robusto almacén de munición, armas y materiales explosivos.

Funcionaron como polvorines durante décadas. Desde el exterior, poco delata su presencia, salvo los peculiares respiraderos -asemejan la forma de los viejos búnkeres- que asoman en lo alto del cerro y que servían para airear el interior de los túneles que se extienden por las entrañas de este monte del paraje bilbilitano de Campiel.

La propiedad en cuestión no solo incluye esta singular red de viejos túneles militares -300 metros cuadrados-, sino también la amplia extensión de terrenos en las que se enclavan y que pertenecían al Ejército. En total, 184.790 metros cuadrados de terreno. Eso sí, de escasas posibilidades a efectos inmobiliarios, porque se trata de suelos rústicos y, además, en una zona protegida por su valor medioambiental, el entorno de las Hoces del Jalón.

Esta zona del término municipal de Calatayud está catalogada en la Red Natura 2000 de la Unión Europea como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

¡Qué desilusión!  Leyendo la noticia nos damos cuenta de que, quizá, como mucho, son 100 metros de largo de túnel por 3 metros de ancho.  Bah.  Y el terreno no tiene mucha pinta de poder ser llenado de inmuebles.  Menudo engaño.

Por supuesto, Defensa no quiere ni oír hablar de cesión al ayuntamiento para uso comunitario o social.  ¡Faltaría más!  Aunque parece que llevan muchos años intentando engañar a alguien para que lo compre, pero nadie pica.  Y eso que han hecho ímprobos esuferzos bajando lentamente el precio del agujero:

El precio en el que el Estado ha tasado estos curiosos túneles es sustancialmente inferior al que aspiraba obtener hace menos de diez años. Según ha explicado el actual portavoz municipal del PSOE en Calatayud, Víctor Ruiz, en 2008 -cuando él era alcalde- planteó al Ministerio de Defensa la posibilidad de que cediera esas galerías al Ayuntamiento, pero en aquel momento les contestaron que el Estado no estaba dispuesto a darlas gratis: en aquel momento pidió más de 400.000 euros por esta propiedad.

Nada.  Que algo en el ADN militar impide soltar a los ayuntamientos cualquier terreno, mueble o inmueble, rústico o urbano, aunque no lo usen desde hace décadas.  Esta es la famosa acción social del ejército, la famosa solidaridad de los militares con los civiles.

Esperan sacar 387.000 euros para invertirlos en armamento, nunca en mantequilla.

Share

La necesidad de desmilitarizar Gran Canaria

Imagen de Aysha Bibiana Balboa

Fuente:  Eldia.es

Nuevamente se hace patente el alto grado de militarización de Canarias, ahora es

El diputado de NC Pedro Quevedo preguntará en el Congreso a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, “si comparte” la proposición no de ley aprobada la pasada legislatura para que Las Palmas de Gran Canaria puede recuperar para uso ciudadano el suelo de la Base Naval.

Remarca Quevedo que las instalaciones ya no tienen sentido en la Canarias actual y que hay un alto grado de consenso para que se recuperen los terrenos de la base naval para uso civil:

Quevedo sostiene que los motivos que llevaron en los años cuarenta a la Armada a construir esas instalaciones en el puerto de la capital grancanaria -las más importantes que tiene en Canaria- han quedado “obsoletos” y recuerda que el pleno del Ayuntamiento de la ciudad ha pedido en varias ocasiones que la Base Naval se traslade a otro lugar.

El diputado nacionalista opina, además, que existe un “elevado consenso general, tanto político como social, para que la ciudad recupere la Base Naval y la integre con el resto de la capital”.

Parece ser que la Comisión de Defensa, en 2016 había aprobado una propuesta que

Su texto definitivo -en el debate se introdujeron enmiendas- insta al Gobierno a crear un grupo de trabajo del que formarían parte el Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria, el Gobierno canario y la Autoridad Portuaria “al objeto de determinar el futuro de un área clave para la ciudad, tanto por su contacto con el mar, como por constituir un espacio potencialmente receptor de equipamientos y dotaciones de espacio público y ocio”.

Ese grupo de trabajo, decía la propuesta, tendría entre sus tareas estudiar las posibles alternativas para una nueva ubicación de la Base Naval, calcular cuánto costaría el nuevo emplazamiento y definir las posibles vías para la cesión del espacio actual que hagan posible su recuperación para la ciudad.

Era, por tanto, la propuesta de la Comisión de Defensa un mero intercambio de lugar, que acabaría por militarizar y hacer dependiente la economía de otro lugar de Canarias.

Como se ve, son dos las constantes que caracterizan al Ministerio de Defensa:  nunca pierde en lo económico, y nunca es solidario con las necesidades civiles y ciudadanas.

¿Se acabará convirtiendo este caso en una oportunidad más para la especulación militar?

Share

Polémica por el convenio de Ferrol y Defensa

Imagen de José Manuel García

Imagen de José Manuel García

Fuente:  La Voz de Galicia.

En julio de 2013 nos hacíamos eco de que El Ferrol:

En el mes de agosto se firmará el convenio por el cual el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Ferrol más de un millón de metros cuadrados que actualmente posee allí a cambio de una contraprestación de 500.000 euros, que irán a parar, como ya anunció el INVIED, a pagos de los programas de armamento que nos han endeudado por 30.000 millones de €.

(…)  Pero, al parecer, el acuerdo tiene una letra pequeña (ya nos extrañaba a nosotros) que no viene en el mismo: Según parece, a cambio de esta cesión, el ayuntamiento se había comprometido (y ahora ratifica su compromiso) a recalificar los terrenos del antiguo cuartel Sánchez Aguilera (más de 100.000 metros cuadrados) para permitir que Defensa pueda construir viviendas allí.

Al menos, durante dos décadas los ediles de Ferrol se ven obligados a negociar con Defensa la devolución de instalaciones militares al municipio para que puedan realizar planes civiles.

También La Voz de Galicia nos informa de

El Concello de Ferrol firmó en 2015, aún con el anterior gobierno municipal, la última versión del acuerdo. En ella, a diferencia de en los textos anteriores firmados por los dos ejecutivos precedentes, se incluía una contrapartida económica que la administración local debía pagar al ministerio. Lo hacía a cambio de la inclusión de dos parcelas: la del observatorio de Monteventoso -incluida en convenios anteriores pero que posteriormente se retiró del listado de propiedades a ceder- y, especialmente, la antigua estación de radio de Mandiá. Por ello, se debían pagar 560.000 euros, una parte en el momento de la firma y la restante, cuando se sucribieran oficialmente las escrituras de compraventa.

Así, el Ayuntamiento ha pagado ya a Defensa 140.000 euros. ¿Qué pasará con ese dinero si finalmente se desiste y no se lleva adelante el convenio? Responde el alcalde: «Se consideramos que os informes de Intervención son os correctos e as valoracións son tamén correctas, pagarase o segundo prazo», aseguró. En caso contrario, «se consideramos que non é beneficioso para os intereses da cidade de Ferrol, terá que ser demandado o reembolso desas cantidades», advierte. «Estamos a falar de case 500.000 -concretamente 420.000- e queremos saber se corresponde pagalos ou non», apunta.

Parece que los desacuerdos abarcan a ambas partes:

Después de que trascendiese un escrito del ministerio en el que advierte de que podría denunciar el acuerdo por el retraso en la aprobación de la reparcelación del Sánchez Aguilera, el alcalde, Jorge Suárez, dejó la puerta abierta a desistir de ese convenio si se considera que no es beneficioso para la ciudad.

El regidor expresó varias dudas sobre el convenio «que hai que clarificar e ter ben claro o que se acorda antes de dar ese paso». En concreto, mostró la disconformidad municipal que ya había avanzado hace meses respecto a las tasaciones realizadas por Defensa de las propiedades y los informes de fiscalización.

Apuntó que la valoración realizada por el ministerio es «unilateral» y sin justificar «en base a que criterios se fai». Incide en que se trata de una decisión que compromete una cantidad importante del erario público y también «parcelas para edificar no centro da cidade». Por ello, reclama que se clarifiquen esos extremos y que una vez aclarados «ver se ese convenio é bo para os intereses da cidadanía de Ferrol».

En todo caso, Suárez mantiene que hacerse con la propiedad del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera es «fundamental» para la recuperación de la ciudad, pero «resúltanos difícil de entender esas taxacións unilaterais». El Concello ha encargado una asistencia técnica a la empresa Entyl para que realice una valoración propia de los bienes «para determinar se é adecuada ou non conforme aos intereses de Ferrol».

Share

Los trapicheos de los militares

Imagen de Hans Pohl

Imagen de Hans Pohl

Fuente:  Confidencia Digital.

Hay bastante de cutre y casposo en esta noticia.  Algo nos deja una agria sensación.  También la tienen los propios militares:

Muchos de los militares en situación de reserva han mostrado su malestar en relación a esta práctica. Alegan ante El Confidencial Digital que “es una falta de respeto para el ejercicio militar”.

El hecho que comentamos es

Lo cierto, es que las nuevas prácticas entre los militares en situación de reserva han abierto un debate del que se ha hecho eco este confidencial: Poner a la venta sus uniformes oficiales, accesorios y demás complementos en webs de compra venta.

Uno de los casos más significativos es el del Uniforme de gala de general. Los familiares anuncian las fotografías del traje que había pertenecido a un miembro de la familia ya fallecido. Aluden ante ECD a la “inutilidad del uniforme militar en el trastero”.

Afirman a esta redacción que el motivo de su venta no es más que ayudar a otras personas que le vayan a dar algún uso mayor que “estar guardado en el armario cogiendo polvo”. Además del Uniforme de Gala de general anunciado, al ponernos en contacto con ellos, también se vieron interesados en vender otros complementos militares.

El precio de compra era de unos 150 euros, mientras que en la actualidad, el uniforme de gala de un general tiene un precio aproximado de 350 euros. Una cantidad que depende del lugar donde se encargue. Además, por otra parte este aumentará o disminuirá en relación a los bordados y los galones que lo conformen.

Nosotros negamos la mayor:  pensamos que la pompa y el boato militar son totalmente innecesarios.  Lo son los desfiles y paradas militares que sólo sirven para que se pavoneen y presuman a costa del gasto público.  Con ello no se hace ningún servicio a la patria ni a la defensa, ni a nada.  Es todo despilfarro militar.  Si no existiesen esos fastos militares, no se provocaría la “oportunidad” de revender los uniformes militares. ¿Tal vez podamos aspirar, incluso más allá, a que no haga falta ni siquiera comprar ni usar ningún tipo de uniforme militar?.

Por otra parte, otro caso significativo, es el de un particular que ha puesto a la venta uniformes de campaña militares de camuflaje por 15 euros. Esta redacción se pudo en contacto con el individuo que vendía los trajes para partidas de paintball.

Este militar apasionado por esta actividad y con unos uniformes que ya no le valían, decidió venderlos para “que la gente viva al 100% este juego por equipos con una indumentaria original que represente la lucha y el combate”.

Asegura a ECD que se tratan de trajes originales del ejército español que le han quedado pequeños. Este cabo vende los uniformes de campaña en estas webs de segunda mano para que sean de utilidad para fines de ocio.

En la sección militar de estas páginas de compra venta podemos encontrar, además de los ejemplos anteriormente citados, multitud de anuncios en los que se pueden encontrar: botones militares, emblemas, medallas, chapiri, gorras de la armada, placas oficiales de policías y guardias civiles…. Etc.

Algunos de los usuarios que deciden poner a la venta estos accesorios y complementos en sus webs los venden a precios muy bajos, entre uno, dos y tres euros. Su uso, para attrezzo en obras de teatro, disfraces e incluso para coleccionistas.

Es decir, el dinero sale de los presupuestos, de lo que pagamos tod@s l@s español@s con los impuestos y, luego, a la postre, acaba derivando en un negocillo de los militares que se lucran con la reventa.

Sus razonamiento para justificar la reventa son patéticos (que la gente disfrute del paint ball en plenitud, el bajo precio, …) y bochornosos.  No es corrupción, son corruptelas e irregularidades militares, pero siguen dando una imagen penosa de las Fuerzas Armadas.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed