Archive for escudo antimisiles

España apoya a USA en la guerra de Siria

Imagen de evqfaugpbl pxryjoycfr

Fuente:  El Diario.

La noticia no deja lugar a dudas:

Los dos buques desde los que Estados Unidos ha lanzado los misiles contra una base militar del Gobierno sirio, el USS Porter y el USS Ross, forman parte de la base naval de Rota (Cádiz), desde donde han salido para llevar a cabo el ataque.

Los dos destructores forman parte del escudo antimisiles de la OTAN. El Porter llegó a España en abril de 2015 y el Ross lo hizo en junio de 2014.

Aún así se insistirá en que España no participa en ningún conflicto armado, que nuestras tropas no están invadiendo otros países sino que las hemos proyectado a Misiones Internacionales de Paz.

Tampoco queda duda de que el escudo antimisiles no es el elemento exclusivamente defensivo que nos vendían, sino que se usa, también, o sobre todo, como un elemento ofensivo para la política estadounidense.

Es fácil deducir que el resto de las bases militares yankis también tienen carácter ofensivo y que los ejercicios que se hacen permanentemente en el polígono de tiro de Bardenas Reales sirven para entrenar estas intervenciones militares.

Es fácil deducir que somos co-agresores.  Aunque alardeamos que no somos enemigos de nadie, nuestras políticas nos van llevando, paso a paso, a conseguir que múltiples países nos consideren como uno de los enemigos a batir.

Es fácil deducir que Rota y todo el territorio español aumenta su riesgo de atentados terroristas en represalia por nuestra actuación militarista y seguidista del imperio yanki.

Resulta asombroso y turbador comprobar que ningún político español hará autocrítica ni asumirá las consecuencias.

Y todo porque la política de defensa es una política de Estado.  ¿Qué significa eso?  Pues que no se discute, que no se cambia, que no se cuestiona.

Da la casualidad de que esta política de Estado es también una política ranciamente de derechas y violenta, pero eso es sólo casualidad, nos dirán.

Navantia, la desastrosa empresa pública de armas, también se exhibirá en HOMSEC

Otra de las empresas que va a participar en HOMSEC los próximos 14, 15 y 16 de marzo en Madrid es Navantia.

Hemos podido saber que Navantia ha reservado suelo para su stand en HOMSEC 2017 por valor de 15.000 €.

NAVANTIA es una empresa pública española perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que controla el 100% de su capital.  Se dedica a la construcción de buques, tanto civiles como militares.

Tiene instalaciones en Ferrol y Fene (Galicia), Cartagena (Murcia), Cádiz, Puerto Real y San Fernando (en Andalucía), y Madrid.

En lo militar han construido fragatas-destructores (F-100), fragatas ligeras-corbetas, patrulleras, buques de apoyo logístico, buques anfibios, portaaviones, lanchas de desembarco, cazaminas y submarinos (S-80).

En los últimos años ha vendido buques a Brasil, Noruega, Turquía, Argelia, Australia, India, Indonesia, y Arabia Saudí.  Además de múltiples buques de guerra para el Estado Español.

Algunos de sus productos tienen una merecidísima mala fama internacional:

  • El submarino S-80 es conocido por su sobrepeso, problema que proviene desde los primeros momentos, dado que estuvo mal diseñado.  Por ello también sufre de continuos problemas de sobrecostes que lo están encareciendo repetidas veces y que habrá de pagar la sociedad española.  El proyecto se inició con unas previsiones de gasto de 1.796 millones de €.  A día de hoy, los costes se han encarecido hasta los 3.013 millones de €, es decir, un 67’76 %.  Se van a hacer 4 unidades del S-80, lo cual quiere decir que cada una nos saldrá a 753’5 millones de € (por lo menos).
  • Las fragatas F-100 son peculiares porque se están usando como escaparate móvil para la industria militar española.  Después de que Defensa las comprase, ahora las dedica no a defender nuestras costas, sino a mostrarse en aguas australianas para ver si las vendemos allí.  Lo cual deviene la fragata que allí se encuentra ha sido un despilfarro inútil de 823 millones de €, innecesario como se ve para nuestra defensa.
  • Las fragatas F-100 también son polémicas porque el último contrato que se espera conseguir es, nada menos, que con la dictadura de Arabia Saudí, que las usará, probablemente, en su guerra, poco publicitada, en Yemén.
  • Navantia, además, se adjudicó el mantenimiento de los destructores yankis del escudo antimisiles de Rota, por 171 millones de €.

Además, Navantia se niega reiteradamente a pagar el IBI por los inmensos terrenos que ocupa en Ferrol (unos 600.000 € anuales).

Y Navantia, como empresa es un ejemplo paradigmático de mala gestión porque

  • Desde hace años, arrastra pérdidas millonarias. Pérdidas que la SEPI por una parte (mediante capitalizaciones y entregas de beneficios de la corporación para compensar pérdidas) y el Gobierno por otra (mediante créditos bajo cuerda y contratos cautivos de la defensa española) se ven obligados a ir cubriendo a costa de los impuestos de toda la sociedad.
  • En realidad, Navantia arrastra una deuda, en 2013, de más de 1.200 millones de euros.
  • Navantia se ha visto forzada, varias veces, a hacer nuevos planes estratégicos, supuestamente para mantener la sostenibilidad, en todos ellos se ha previsto reducir la plantilla por despidos, dada su escasa viabilidad económica.

La militarización del espacio exterior

Saturday+Night

Bethany Weeks

Fuente: Blog realelcano

Lo hemos explicado aquí en múltiples ocasiones. Asistimos a una creciente militarización y expansión de la obsesión militarista por apoderarse de la idea de seguridad en todos los planos. También, y cada vez más, la militarización del espacio exterior.

Ahora reflexiona sobre este aspecto el Real Instituto Elcano en un artículo donde parte de la afirmación de que la competencia espacial de las superpotencias es, desde su inicio, sobre todo una competencia bajo el enfoque militar.

Pero, dice, ahora el cambio es cualitativo

El proceso, en todo caso, ha ido madurando hasta el punto de que hemos llegado probablemente al inicio de una nueva etapa en la que especialmente Estados Unidos y China van tomando la delantera

Para EE.UU. el dominio del espacio exterior es parte de su estrategia de hegemonía mundial, su gran aportación cultural, junto con el jazz, y el cine, al desarrollo de la humanidad.

Washington, que ya habla abiertamente del “control espacial”, el espacio exterior es una de sus principales vulnerabilidades en la medida en que para defender sus intereses y ejercer su hegemonía global es el país más dependiente de los múltiples sistemas de C4ISR (Command, Control, Communications, Computers, Intelligence, Surveillance and Reconnaisance) que allí ha ido desplegando. Suyos son, por ejemplo, 549 de los 1.355 satélites que estaban operativos en agosto de 2015 (seguido por China, con 142, y Rusia, con 131, junto a otros doce países que tienen al menos diez satélites operativos).

Por parte de China el dominio del espacio también parece levantar pasiones

… contando ya con cuatro centros espaciales (Taiyuan, Xichang, Jiuquan y Wenchang), se ha planteado una nueva misión lunar tripulada para 2020 (lo que ha propulsado inmediatamente el programa estadounidense para hacer lo propio con el nuevo cohete Ares 1-X) y acaba de lanzar el pasado 27 de junio el cohete Larga Marcha 7, el más potente de todos los construidos en China hasta la fecha. Tanto o más significativo es que ese cohete ha colocado en órbita el satélite Aolong-1, capacitado para atrapar basura espacial. Con solo dar un paso más allá, el Aolong-1 puede convertirse también en un sofisticado sistema ASAT, atrapando, en lugar de eliminando (para no aumentar una basura espacial que también perjudicaría a China) satélites de otras potencias.

Parece que otros competidores se sitúan a la estela de las grandes potencias. No quieren ser menos

De este modo se va acelerando una carrera en la que también están presentes Rusia, Israel y Japón y en la que la Unión Europea presenta, al menos de momento, una imagen de claro contraste.

No aporta el artículo, fuera de estas vagas explicaciones, datos del enorme dineral que las diferentes potencias están soltando para conseguir ese dominio del espacio exterior que, lejos de ayudar al avance del género humano, buscan la plena dominación de unos pocos sobre el resto, aunque sea a riesgo de la completa depredación y degradación del planeta, y convierten al planeta azul en una especie de cárcel blindada al servicio de sus intereses.

Y es que la voracidad del militarismo no tiene freno, al menos en los de arriba, y no parará de expandirse si no la paramos los pies.

Las bases militares de Morón y Rota no traen trabajo a Cádiz

Por Infolibre

Fuente: Infolibre

Ahora que se avecina el viaje de Obama a Morón y Rota, quien viene a comprobar la puesta a punto de las bases militares de su entramado de dominación militar conocido con el nombre de “escudo antimisiles”, no está de más contrastar las promesas suculentas del amigo americano con la realidad paupérrima de que las bases americanas no traen, sobre todo a los afectados por dichas instalaciones, la felicidad ansiada y El Dorado prometido.

Y es que, nos informa la prensa, el personal contratado por las bases ha caído un 25% desde que España autorizó que las bases fueran “permanentes” para EE.UU.; y se llenaron de marines y de todo el entramado del referido escudo antimisiles.

Y ahí lo vemos: por una parte, las bases nos amenazan al hacernos punto de mira del “hipotético enemigo” contra el que se ha diseñado todo este entramado de bases americanas y por otra degrada el trabajo y supone un vomitorio de paro para la zona, como corresponde a esta especie de juego de caramelos envenenados que es el militarismo y la dependencia a la que someten a zonas deprimidas y con políticos dispuestos a venderlo todo por cualquier promesa vana.

Es por eso que nos parece más que discutible quimérica la pretensión de los sindicatos del régimen de reunirse con Obama para que éste abra la mano:  sólo nos falta que el coro de políticos listillos se una al sarao pidiendo a los americanos encadenarse a la suerte de la base a cambio de migajas, en vez de cortar de una vez por todas el nudo gordiano que les somete al capricho militar.

Así transcurre el mundo.

200.000 yankis ocupando 100 países

Imagen de Montecruz Foto

Fuente:  librered.net

EE.UU. invade militarmente el mundo entero.  Aquí un breve resumen de las ofensas:

  • 9.800 invasores en Afganistán.  El presidente Barack Obama, anunció el 15 de octubre pasado su decisión de mantener los 9.800 militares que están en Afganistán actualmente y reducir esa cantidad a 5.500 a principios de 2017, después que termine su mandato como jefe de la Casa Blanca.  Todo ello ha supuesto bastantes bajas humanas a EE.UU., por lo que parece asumibles por sus políticos apoltronados:  desde el inicio de la guerra en Afganistán en octubre de 2001, murieron más de 2.400 oficiales y soldados estadounidenses, y otros 20.000 resultaron heridos.
  • 3.500 invasores en Irak y Siria
  • 40 buques invadiendo todos los mares, el mayor es el portaaviones USS Harry S. Truman -con unos 5.000 marineros y oficiales a bordo-.
  • También en el Golfo Pérsico opera un grupo anfibio de infantería de marina, con capacidades para cumplir misiones ofensivas de desembarco, y encabezado por el buque USS Kearsarge, con unos 5.000 marines a bordo.
  • 50.000 militares en Japón,
  • otros 28.500 militares más en Corea del Sur
  • Cerca de 1.000 en Australia y Singapur.
  • Fuerza de Tarea Combinada Conjunta del Cuerno de África, ubicada en Camp Lemonnier, Djibouti, la mayor base norteamericana en África. Allí hay más de 4.000 uniformados norteamericanos, mientras otros 1.000 están desplegados en diversos lugares en toda la región.
  • Además, la Casa Blanca ordenó en 2013 el despliegue de unos 500 infantes de Marina en la base militar de Rota, en el sur de España, cuya misión es actuar como elemento de intervención rápida en caso de amenazas a intereses estadounidenses en territorio africano.  Sobre esto recomendamos el artículo:  “Rota es clave para el imperialismo yanki
  • Según el diario Stars and Stripes, en los últimos dos años, unidades de la primera División de Infantería del Ejército estadounidense, con sede en Fort Riley, estado de Kansas, participaron en más de 100 ejercicios y entrenamientos en cerca de 40 países de la región.
  • Según el Pentágono, más de 64.000 militares estadounidenses están estacionados en Europa, en enclaves castrenses ubicados en Alemania, España y las repúblicas ex soviéticas del Báltico y otros 3.000 en Turquía. En los últimos dos años Washington incrementó sus actividades bélicas en el continente europeo, acciones denunciadas por Rusia como una amenaza a sus intereses.
  • En Centro y Suramérica hay unos 5.500 militares del país norteño. En áreas del Caribe el Pentágono mantiene una presencia naval permanente, con el pretexto de la lucha antidrogas, mientras en Cuba está la base naval de Guantánamo, ubicada en territorio de la isla contra la voluntad del Gobierno y el pueblo de la mayor de las Antillas.

En otra entrada de 2013 hacíamos un recuenta de en cuántos países EE.UU. ha dado (o intentado) dar golpes de estado:  ¿Es terrorismo de estado el imperialismo yanki?).

Y también queremos recordar que el imperialismo y sus bases militares desplegadas por todo el mundo tienen facetas negativas en múltiples aspectos, como se puede ver en la entrada en la que hablábamos del Estudio sobre el pernicioso impacto sexual de las bases yankis.

Y, por último (en este artículo) que USA ha intervenido en 201 guerras desde la Guerra Mundial.  Triste récord que les pone, casi, en una media de 3 guerras por año en los 70 años pasados.

El tercer destructor del escudo antimisiles americano en Rota llegará en silencio a España

Puesta+de+sol+2A

Por Goya Bauwens

 

Fuente: La voz digital

El tercero de los cuatro destructores que formarán el “escudo antimisiles” americano en España llegará a Rota el día 30 de abril y parece que lo hará con sigilo, para que no se monte lío.

Casi todos sabemos que este armamento es uno de los dispositivos americanos para promover su estrategia de hegemonía mundial y que no es un dispositivo defensivo, sino agresor a múltiples pueblos, pero la embajada americana en España no pierde su costumbre de disfrazar la realidad con relatos cinematográficos y ha dicho en su nota de prensa que

este navío es parte de la contribución estadounidense a la arquitectura de defensa antimisiles de la OTAN, que la Alianza acordó desarrollar durante la Cumbre de Lisboa en noviembre de 2010 para proteger a las poblaciones europeas de la OTAN contra las crecientes amenazas que plantea la proliferación de misiles balísticos

Osea, que estos cachivaches, según los americanos, son un regalo desinteresado que hacen para defender a toda Europa, identificada con la OTAN, contra las crecientes amenazas del planeta que no nos acaban de decir en qué consisten y quién las atiza como el fuego.

Es curioso. Usamos un armamento agresivo e inaccesible para los demás, contamos con la única organización militar multilateral con capacidad de invasión en cualquier lugar del mundo, imponemos reglas de juego con la coacción, la amenaza y el uso de la fuerza, contamos con el mayor gasto militar conjunto entre los países OTAN y EEUU  y decimos que todo esto lo hacemos para defendernos de las amenazas de los demás; el cuento al revés.

Algo no cuadra.

Adquisición de sistemas de defensa alemanes por otros 41 millones de euros

American+Flag

yetdark

Nota del Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros de 5 de diciembre ha sido especialmente jugoso para el incremento del gasto militar.

Junto con la aprobación de autorizaciones y compromisos de gasto militar mediante partidas “plurianuales” que comentamos hace unos días, por más de 4.674 millones de euros destinados a los programas de armamentos (cuya deuda comprometida ya está por encima de 40.000 millones de euros), ahora nos enteramos de que también se ha reservado otro pequeño fleco de 41,16 millones de euros, destinados a comprar un “sistema de defensa alemán”. ¿Qué sistema de defensa?  Pues una batería de misiles Patriot que los alemanes han desmantelado y que ahora nos van a colocar a nosotros. ¿Será el que piensan mandar a Turquía? Vamos a intentar explicarlo

Dice la nota de prensa del Consejo de Ministros que

El objeto de este acuerdo es la adquisición de un sistema de defensa aérea Patriot, consistente en una central de operaciones de la Central de Control e Intervención (ICC) y dos baterías de cuarenta misiles, vehículos portadores, equipos de comunicaciones y elementos complementarios de logística y mantenimiento, procedentes de material SURPLUS del Ministerio de Defensa alemán, mediante un acuerdo gobierno a gobierno.

Aclaremos que en 2004 España compró una bateria Patriot es decir, el cacharro para lanzar los misiles y los misiles en sí, pero no así la “central de control e información”, al parecer necesaria para que todo este cachivache funcione. Ahora es lo que están comprando, junto con vehículos portadores y otros chismes logísticos impresicindibles para el funcionamiento del asunto.

De modo que lo que teníamos de 2004 hasta ahora no valía, desde el punto de vista militar, más que para fardar y decir que teníamos misiles Patriot, pero no para hacerlos operativos, y ahora, que parece que se va a mandar a Turquía esta batería, quieren llevar el equipo completo y aprovechan que Alemania, a la vez, vende uno, para comprarlo “barato”.

También es casualidad cómo se dan las cosas:  tenemos un sistema de defensa a medias y nos comprometemos con los colegas de la OTAN a mandar uno entero a Turquía, y por pura casualidad de la vida los alemanes a la vez venden uno y nos lo encasquetan.

Así se las ponían a Felipe II (y que no se lo tome a mal el actual). Y encima tendrán el morro de decirnos que lo hacen así para ahorrar y aprovechando una casualidad de la vida.

En lo que se refiere al pago de este nuevo invento de nuestro mediocre expansionismo militar, el pago se distribuirá del siguiente modo:

  • 489.348 euros en 2014 (se supone que se hará un nuevo crédito extraordinario para pagarlo porque, casualidades de la vida, tampoco está presupuestado en los presupuestos generales de 2014).
  • 16,2 millones de euros en 2015, que deberemos sumar a los 23.373,95 millones de euros que hemos detectado en los presupuestos de 2015 en el informe “Gasto MIlitar Español 2015
  • 8,15 millones de euros por cada uno de los años 2016 a 2018.

Hay que ver cómo nos la juegan día sí día sí día no.

Otra mentira militarista: España desprotege su flanco sur por enviar misiles a Turquía

Imagen del Ejército del Aire de España

Fuente:  El Confidencia Digital.

Así, titulan los militares, con su habitual angustia y alarmismo:

El envío a Turquía de una batería de Patriots deja “desprotegido” el sur de España.

Y es que

El Ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunciaba el pasado miércoles que España aportaría medios materiales y personal militar al dispositivo de la OTAN para frenar al Estado Islámico de Irak y Siria.

En concreto, España ha ofrecido a la Alianza Atlántica el despliegue en Turquía de una batería de misiles antiaéreos Patriot, además de 130 militares, que llegarán al país euroasiático en los primeros meses de 2015.

Esta batería, la única que dispone el Ejército, pertenece al Regimiento de Artillería Antiaérea 74 –con sede en Sevilla- y su misión es proteger los cielos del Estrecho y del flanco sur de España.

Fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital muestran su preocupación por la decisión tomada por Defensa, ya que en la práctica “supone dejar al sur de España sin su mejor arma de defensa antiaérea”.

Gran peligro.  Peligro extremo.  España indefensa.

Sin embargo, si miramos el anexo de materiales del Ejército de Tierra publicado en wikipedia, nos damos cuenta de que España tiene muchos más misiles antiaéreos:

  • 168 puestos de tiro con 640 misiles MBDA Mistral, autoguiados por infrarrojos, son de baja cota y tienen un alcance de 20 km.
  • 18 lanzadores con 414 misiles Roland
  • 36 lanzadores Hawk
  • 6 baterías cada una con dos lanzadores cuádruples Selenia Aspide.
  • 4 baterías compuestas por 8 lanzadores del misil antiaéreo NASAMS II, con alcance eficaz de 20 km.
  • 8 lanzadores cuádruples con 64 misiles Patriot, adquiridos de segunda mano a Alemania por 54’2 millones €.  Detectan a una nave o misil enemigo a 150 km de distancia y lo abaten a 80 km, y a una altura de 20 km.  Fabricados por Raytheon y con un coste aproximado de 170 millones de €, es decir, unos 125 millones de €.

A todo ello habría que añadir todos los aviones del Ejército del Aire y de la Armada, con sus respectivos misiles.

Y, por supuesto, habría que destacar que contamos con el famosísimo escudo antimisiles situado en Rota y que nos hace, prácticamente, invulnerables (según se nos vendió para que lo instalásemos).

Es decir, España no queda en absoluto desprotegida. Ni mucho menos. Tal vez demasiado militarizada y, como consecuencia de ello, en riesgo de ser considerada una amenaza para los demás.

Por otro lado, quizá lo que estén buscando los militares es fomentar su habitual lamento sobre lo poco armados que estamos y lo necesario que es aumentar el gasto militar.  ¿Apostamos?

Navantia se adjudica el mantenimiento de los destructores yankis en Rota

Estación de trabajo + - + + abril 2011

BuquesdeGuerra.com

Fuente: Infodefensa

Cada vez se ve con mayor claridad la apuesta de EE.UU. por España como socio canalla privilegiado en materia militar y el regusto de los políticos españoles por este abrazo singular con el nuevo emperador; abrazo que nos convierte en cola de león, un puesto patético pero que colma las ilusiones y la vanagloria de nuestra casta zafia.

Ahora los americanos hacen un nuevo guiño, y ofrecen a Navantia (con astilleros en la provincia de Cádiz) el mantenimiento de los destructores desplegados a Rota (Cádiz) para terminar de completar su escudo antimisiles y amenazar con ello a medio mundo, sobre todo a África.

¿Donde mejor, más cerca, más servilmente y más barato iban a encontrar mantenimiento para sus armas de guerra de Rota?

El gesto y el gasto, al fin y al cabo nada del otro mundo para el poderoso ejército americano, será de 171 millones de euros, y al parecer el compromiso tiene varios años de duración, pero salva la cara a los políticos del PP en período preelectoral, pues actualmente se encuentran con un problema grave por la inviabilidad económica objetiva de Navantia, la conflictividad laboral asociada al paro que esto ha generado, y las propias promesas que hicieron los altisonantes políticos populares a los trabajadores de Cádiz de reflotar Navantia al precio que fuere.

¿Importa que el precio de este empleo sucio sea el que España, principal colaborador de EE.UU. en el escudo antimisiles a las puertas de los países árabes, pase a ser considerado enemigo por parte de estos?  ¿Importa algo que ahora los países del este europeo bajo la órbita rusa pongan también el punto de mira sobre el gran socio militar americano?

Pecata minuta, dicen los del PP. Para cuando todo esto pase ellos ya estarán cobrando sus pensiones de jubiliación y que les quiten lo bailao.

Unos y otros se entienden bien y se prestan favores: dinero se traduce en promesas de empleo y promesas de empleo en votos. El PP gana, pero EE.UU. gana por partida doble, pues consigue consolidar su dispositivo de agresión mundial del escudo antimisiles y mitiga la crítica social que a este expansionismo militarista acompañaría si no fuera porque la gente hundida por el monocultivo militar se vende por un plato de lentejas.

La pena:  Cádiz multiplicará por mucho y durante bastantes años su dependencia económica y laboral de las bases americanas.

La, cada vez más preocupante, militarización de Andalucía

Imagen de Paco Solís

Ya nos hemos hecho eco de la militarización preocupante de Canarias en los últimos meses.  Por ejemplo:  “El coste militar del petróleo canario“, “Un vertedero submarino de material militar en desuso en Canarias“,   y de las protestas antimilitaristas en Canarias, reclamando, incluso, la devolución de instalaciones militares.  En todas estas entradas también hacíamos hincapié en la nueva idea de “Fronteras Avanzadas” que torna a Canarias como base del militarismo intervencionista español en África.

Ahora le toca el turno a Andalucía (parece que para completar todo nuestro flanco sur y contener a los magrebíes y africanos en general).

Todos sabemos que Andalucía es una de las regiones donde más se ceba el paro en España.  Por ello resulta más conmovedor que el Ministerio de Defensa les tenga chantajeados en varias provincias con perder más puestos de trabajo:  Defensa acepta el tercer ERE en Morón mientras autoriza 900 marines más.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate, ha hecho oídos sordos a la petición de los trabajadores de la Base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) de que defienda los puestos de trabajo frente al nuevo ERE –y van tres– que finalmente ha planteado Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), la sociedad que gestiona los servicios civiles para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa. De este modo, mientras el patriótico Gobierno de Mariano Rajoy Brey, muy preocupado de crear empleo, autoriza el aumento de 900 militares y 18 aviones norteamericanos más, acepta sin rechistar el despido de decenas de trabajadores españoles en esa base militar de utilización conjunta.

Y todos suponemos que al haber más militares y más aviones yankis, lo lógico es que se crease empleo en la zona.  Sin embargo, vemos, por tercera vez, que es justo al contrario y que:

  1. Perdemos soberanía nacional
  2. Ganamos en paro.

Pedro Morenés y su Ministerio de Defensa parecen ajenos a las necesidades de los españoles y deudores de las necesidades yankis.

Morenés, con su cinismo habitual, no tuvo ninguna preocupación al prometer más trabajo a Andalucía a cargo de su Ministerio y de su industria militar.  Sin embargo, como vemos, todo ello ha quedado en agua de borrajas.

Las bases generan muy poco empleo y de muy baja calidad ética.

Por ahora sólo somos los antimilitaristas quienes nos oponemos a las bases yankis, pero llegará el momento en que se nos unan las poblaciones de las zonas afectadas por las bases militares.  Lo decimos porque:

Todos los partidos están por la labor de mantener los puestos de trabajo ligados a la industria y a las bases militares:

En los primeros días de julio, el portavoz parlamentario de Izquierda Plural y diputado de IU, José Luis Centellaremitió una carta a Morenés pidiéndole que abogue ante los norteamericanos por el mantenimiento de los puestos de trabajo de los civiles españoles en la Base de Morón y que exija a los contratistas estadounidenses la aplicación de los convenios y el mantenimiento del empleo. El ministro no le ha contestado. Antes de enviarle la carta, varios miembros del comité de empresa se desplazaron a Madrid y, acompañados por el diputado del PP Ricardo Tarno y el senador socialista Enrique Abad, lograron hablar con Morenés y solicitar su intervención para que los norteamericanos mantengan los puestos de trabajo.

Pero al final a ninguno le hacen caso.  Y parece que Estados Unidos ha venido para quedarse pero sin proporcionar ninguna contrapartida a España y menos a las zonas donde se instalan:

La concesionaria VBR ya aprovechó la primera reforma laboral del PSOE para eliminar empleo fijo. A mediados de 2010 presentó el primer ERE con el fin de suprimir “por causas organizativas” 286 de los 594 puestos de trabajo. La negociación permitió reducir la cifra inicial a 150 despidos. Después quedó en 119 porque 31 trabajadores habían sido despedidos antes. Su inclusión en el ERE fue una práctica presuntamente fraudulenta que está siendo investigada por el juzgado 15 de Sevilla.

Los ejecutivos de VBR volvieron a la carga el año pasado, con el despidió de otros 66 trabajadores mediante un ERE que “no se ajustaba a derecho”, según sentenció el Tribunal Superior de Andalucía (TSA) en abril pasado. Los norteamericanos aplicaron la reforma laboral del PP que abarató el despido a 20 días por año. Aunque la sentencia del TSA no les obliga a readmitir a los trabajadores, la han recurrido al Tribunal Supremo y, tal como se temían los miembros del comité de empresa, han seguido adelante con más despidos. El lunes pasado comunicaron vía notarial que el 4 de agosto abren un nuevo un periodo de consultas para realizar otro “despido colectivo”.

Y no olvidemos que en el fondo, los encargados del mantenimiento de las bases son empresas yankis que buscan, única y exclusivamente, su propio beneficio, según el Diario de Sevilla:

Vecinos, empleados y antiguos trabajadores aseguran que la empresa norteamericana VBR busca ahorrar en costes laborales al aprovecharse de la crisis que atraviesa España y mantener una base militar “a bajo precio”.

Lo que muchos municipios consideraron hace años como un magnífico yacimiento de empleo se ha acabado convirtiendo en una auténtica pesadilla para muchas familias. 

Aunque muchos vecinos aseguran que ya no pasan tantos aviones como antes por el cielo de Morón, este antiguo empleado insiste en que la actividad “se ha incrementado”. “Es falso que ya no hagan falta tantos trabajadores, pues se sigue contratando a gente, pero con un coste más reducido, que es lo que busca la VBR”, mantiene Cocinero, para quien hay dos fundamentos que explican los tres ERE que viene sufriendo la plantilla española desde 2010: “Por un lado, existe una directriz en las fuerzas aéreas estadounidenses por la cual se quiere prescindir de todo personal que no sea norteamericano en la zona de pista ante el temor de un posible sabotaje. Pero también han aprovechado la crisis que sufre España para abaratar los contratos”. 

Según este moronense, “aunque muchos marines americanos realizan las funciones que antes desempeñábamos los españoles, la VBR están contratando a antiguos compañeros que fueron despedidos en los ERE pero en peores condiciones laborales”. De esta forma, Cocinero afirma que a “algunos” los llaman para cubrir bajas “que realmente no son tales pues no ocupan el puesto de la persona ausente” y les hacen contratos temporales de “dos o tres meses” y con un sueldo “inferior” al que tenían antes. Este antiguo trabajador hace uso de un término anglosajón muy puesto de moda desde que estalló la crisis para explicar el objetivo principal que persigue la compañía americana: “Hacer del aeródromo una base low cost“. 

Las bases generan mucha pobreza y dependencia económica de lo militar (que ha demostrado que no es de fiar y que no comparte con los civiles).

Si suplen a españoles por americanos, éstos no dejarán ningún dinero en Morón, pues en la base tienen supermercados, hoteles y otros negocios en los que gastar. No les hace falta salir de allí

Para colmo de males, las bases generan muchísimos problemas medioambientales y en la calidad de vida como lo atestigua La Marea:

Barbate es un municipio de la costa gaditana que vive rodeado entre el Parque Natural de la Breña, el mar y unas instalaciones militares. Allí, el pasado 13 de junio se desató un incendio, en el campo de tiro del Retín, que arrasó con más de 300 hectáreas. Todas las miradas apuntaron en ese momento al Ejército. Pronto el Ministerio de Defensa se apresuró a negar cualquier intervención militar en las causas del incendio.

Un mes y medio después, Defensa ha tenido que desdecirse y pese a que a principio negó prácticas militares esos días, luego reconoció que sí hubo maniobras esos días, aunque sin fuego. Ese día, las condiciones climatológicas en Barbate eran propicias para que hubiese incendios. En esos días de riesgo, el ejército tiene prohibido hacer maniobras con fuego real.

El Ministerio de Defensa tiene más de 5.000 hectáreas en el término municipal, más de un tercio del tamaño total, incluidos los seis kilómetros de playa. En ese espacio, que no incluye ninguna instalación fija y que se encuentra a 7 kilómetros del núcleo urbano de Barbate, se realizan prácticas de tiro con fuego real. Los vecinos aseguran que se oyen “disparos, bombas, vuelos rasantes e incluso en algunos días tiemblan hasta las casas”.

Parece que todo ello está implicado la movilización de la gente de los pueblos adyacentes:

En el campo de tiro del Retín realizan maniobras miembros del ejército español, pero también acuden efectivos del ejército norteamericano o de la OTAN. Ahora en el pueblo se ha creado la Plataforma Recuperemos el Retín donde se integran partidos políticos, asociaciones ciudadanas y los comerciantes, su primer objetivo escribir al Gobierno para que le devuelvan el campo de tiro a Barbate.

También desde el Ayuntamiento de Barbate critican que el campo de tiro lastra sus deseos de crecimiento económico. Y ponen dos ejemplos: una piscifactoria que crearía 100 puestos de trabajo y que no llegó a hacerse al negar el Ministerio los terrenos y un helipuerto y enlace con la carretera nacional que no se realizan por motivos de seguridad.

Zonas de interés para la Defensa Nacional.

Por último, también nos parece muy importante el movimiento político (con hondas consecuencias económicas y sociales) que ha realizado en los últimos días el Ministerio de Defensa declarando zonas de interés para la Defensa Nacional a las bases situadas en Almería y Cádiz.

 El Ejecutivo ha declarado como “zonas de interés para la Defensa Nacional” propiedades militares que están ubicadas en Cádiz y Almería y que se utilizan actualmente “como base y campos de entrenamiento” para los distintos cuerpos del Ejército y la Armada. Según la referencia del Consejo de Ministros, se han aprobado dos reales decretos para declarar dichas instalaciones militares -ubicadas en la provincia de Cádiz y Almería- con la finalidad de cumplir “los objetivos de adiestramiento necesarios” para las misiones que le son asignadas por la ley Orgánica de la Defensa Nacional.

El Bujeo, Punta Camarinal, Sierra Plata, Sierra El Cabrito, Cerro Buenavista, Charcorredondo, Punta Acebuche, Sierra Carbonera, El Majadal Alto y Facinas, ubicados en la provincia de Cádiz, son zonas para “polvorines y asentamientos de misiles y artillería de costa en el Estrecho”, ha enumerado el Ejecutivo. Asimismo, en Almería, la zona incluida en la norma es el campamento y campo de tiro y maniobras Alvarez de Sotomayor en Viator.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed