Archive for esclavitud

Condena a las violaciones como arma de guerra

Imagen de Erik Torner

Fuente:  Diagonal

Cualquier violación es condenable.  Por ello nos alegramos de la sentencia de Guatemala que condena a 360 años a dos militares por usar las violaciones como arma de guerra.

El caso se dio contra mujeres indígenas a las que sometieron a violaciones continuadas, esclavitud sexual y doméstica.

la fecha del 26 de febrero marcará un paradigma en los procesos de justicia y reparación para las mujeres, en América Latina y el mundo, ya que por primera vez se ha condenado la violencia sexual ante tribunales nacionales. Por primera vez, las voces de mujeres mayas se han escuchado en las instituciones de justicia con ecos a nivel internacional. Estas once mujeres  q’eqchi’ han relatado las atrocidades de los agentes del estado y los trazos del genocidio para que los crímenes sexuales no se vuelvan a repetir.

La guerra no perdona a nadie.  Y parece que las sociedades tardan en darse cuenta de lo que en realidad suponen.  Se tardan años en considerar delitos las cuestiones violentas que se hacen en el entorno de las guerras, parece que la violencia hecha en grupo y de uniforme no lo es, o lo es menos.

Esta condena además sienta un precedente en el que se reconoce que el trabajo doméstico forzado, la violación y la esclavitud sexual constituyen crímenes de guerra que deben ser condenados.

La violación sexual se reconoció como un arma de guerra que afectó tanto a las mujeres q’eqchi’ como a los varones, ya que fue una agresión al grupo del “bando contrario” y tuvo como fin su eliminación. El trabajo forzado, la esclavitud y la violación sexual de las mujeres fueron diseñados como tácticas y estrategias para el control de los territorios e implicaron gastos para el ejército (armas, agentes para utilizarlas, etc.).

Aunque el trabajo doméstico forzado, la violación y la esclavitud sexual no asesinó directamente a las mujeres o al grupo que se considera “insurgente”, sí lo eliminó a través de una política eugenésica en la que se mezcló el racismo de la élite y la oligarquía militar con la misoginia y la asociación simbólica del cuerpo de las mujeres con la posesión de los territorios. Por eso, esta sentencia es un paradigma para la justicia en América Latina porque sienta precedentes y señala horizontes para otras mujeres que han vivido situaciones similares.

La violencia contra las mujeres en las guerras se multiplica y se vuelve norma.  Parece que cuando acaban los conflictos la sociedad mira para otro lado.  Quizá porque existen demasiados implicados.  Quizá porque culturalmente no se considera grave.  ¿Cuántos casos de impunidad militar habrá en el mundo cada día?

La guerra es violencia sinérgica, violencia que multiplica sus factores directos, estructurales y culturales.  La prueba la dan las declaraciones de las mujeres que han ido a juicio contra los militares:

Julia Coc, testigo once, declaró que su hija y dos nietas fueron detenidas extrajudicialmente y asesinadas por los soldados en 1982. Dijo que le hicieron mucho daño al cuerpo de su hija cuando la violaron. En la exhumación encontraron pelo, ropa y huesos de sus hijas y “de mis nietas solo hallaron los calzoncitos, sus huesos eran polvo”. Después de matar a su hija a ella la obligan a que le dieran comida a lo soldados.

Otra sobreviviente contó cómo a su esposo lo detuvieron, cómo ella fue violada por cuatro soldados y cómo sus hijos murieron porque no tenían comida.

Sobreviviente narró que llegó al destacamento a preguntar por su esposo, los soldados la detuvieron por la fuerza y la violaron varias veces”.

“Nos obligaban a hacerles la comida y nos violaban. Por eso es muy doloroso”.

“Nos mandaban al río a lavarles su ropa y nos perseguían. Ahí nos violaban”.

“No me acuerdo cuántos me violaron porque quedé desmayada. Quedé muy dañada de mi cuerpo, sangraba mucho”.

“Ahí tenían lugares. Tenían cuartos y ahí nos jalaban. A veces eran 3, 4 o 5 (los soldados que la violaban en el destacamento)”.

“Si no me dejaba me decían que me iban a matar. A veces uno me sujetaba y otro me ponía un arma en el pecho”

Entrenamos cada año a millones de personas, hombres y mujeres, para la guerra.  Y lo hacemos en academias militares en las que no se habla de estas realidades.  Los ejércitos nos venden lo militar como un juego tecnológico, como una batalla de mentes en un inmenso tablero de ajedrez, como algo aséptico y limpio, algo bueno para todos.

Sin embargo las anteriores declaraciones de las mujeres violadas nos dan una perspectiva muy diferente y, a la vez, mucho más real.

El militarismo es violencia, hasta que no abandonemos nuestro cinismo habitual, no seremos capaces de entender la necesidad de darle alternativas noviolentas.

Share

Qué negociazo: El corte Inglés investigado por suministro de uniformes al estado islámico

%23diluviomadrid

Daniel Lobo

Fuente: Factoría de Informaciones y Opiniones

¿Han visto en la tele los uniformes del ejército islámico? Pues fíjense bien en ellos. Qué diseño, qué elegancia, qué de todo. A lo mejor los ha suministrado, nada menos, que El Corte Inglés. Así lo sospechan, al parecer, los servicios de inteligencia Europeos, que se han puesto a investigar la broma.

Tiene guasa. Aquí la casposa élite protesta y pide acabar con el ejército islámico  y mandar tropas a que los acabe, pero se forra vendiéndole cosas variopintas, como puede ser el caso, de ser cierto, del Corte Inglés y sus 150.000 uniformes de camuflaje.

Para más inri, conocemos ahora que El Corte Inglés vende uniformes de guerra a múltiples ejércitos del mundo, incluido el español y hace negocio de algo tan macabro como exacerbar la guerra. Y lo hace aprovechando una práctica muy poco ética, si se puede destacar alguna como más sobresaliente de las muchas que emplea esta empresa, que es la de manufacturarlos en lugares donde pagan salarios de miseria y explotan a la gente hasta la extenuación, para así conseguir más lucro.

Dicen las malas lenguas que esta vinculación de El Corte Inglés con los militares del Ejército Islámico se debe, en gran parte, a que el año pasado entraron a formar parte del capital de la empresa de Ramón Areces diversos fondos de Qatar, con un valor de más de 1000 millones de euros, y que por ahí viene el negocio.

Ya lo ven. Mientras la inmensa mayoría de la gente se preocupa por vivir con decencia, las grandes empresas no distinguen entre decencia e indecencia y hacer riqueza de vender para la guerra. Menudo negocio.

¿A que entran ganas de no comprar nunca ni nada que tenga que ver con El Corte Inglés?

Share

Niños soldado liberados en Birmania

destin + y + años

Por Marco Gándara Rey

Fuente: Europa Press

El ejército birmano ha liberado hace unos días a 109 niños soldados forzosos que militaban en sus filas y se ha comprometido a erradicar los niños soldados de sus filas. Desde la toma de posesión en 2012 del gobierno «reformista», los niños soldados liberados por el ejército birmano suman ya 472. La idea del ejército birmano es ir liberando «niños soldado» para conseguir recursos económicos de otros países (que condicionan la ayuda a los birmanos a que resuelvan este problema) de cara a la profesionalización del ejército (y de paso a dotarle de más medios y mejor salario).

A pesar de esto, siguen existiendo niños soldados en el ejército birmano. Junto a los niños soldados integrados en las fuerzas armadas de este país hay niños soldados en siete guerrillas que siguen operando en Birmania.

Llama la atención el uso de niños soldado por los ejércitos y en los diversos conflictos armados en el mundo. Si por lo general la adscripción de la gente a los ejércitos se hace mediante la conscripción obligatoria y puede ser tildada de secuestro legal, en el caso de los niños soldados es una clara esclavitud inmoral. Por eso, aunque sea por una razón tan poco ética como la que el ejército birmano tiene para quitarse esta lacra de encima, resulta una buena noticia que Birmania empiece a romper con esta maldita práctica.

Share

Aquel no era yo. Niños soldado

Militar+exhibition.+Bournemouth+%28England%29

De nuevo una llamada de atención sobre el drama de los niños soldados. De los niños violentados por los señores de la guerra para convertirlos en asesinos al servicio de los ejércitos donde los hacen militar.

En la actualidad, según las estimaciones de la ONU, hay más de 300.000 niños forzados por los ejércitos, regulares o no, a combatir. Se espera de la inconsciencia de los niños que su crueldad supere con creces la de gente más mayor y se les fuerza bajo el miedo, la coacción, la droga y la mentira, a ser exterminadores letales.

Con motivo del día que la ONU tiene establecido para concienciar de esta grave situación, se presentó en Febrero el cortometraje «Aquel no era yo», tal vez un medio muy elocuente de sensibilizarnos al respecto. Ojalá la sensibilización no acabe en sensiblería y se acompañe de medios eficaces y de exigencias de responsabilidad suficientes para abolir esta práctica y no tener que estar, año tras año, celebrando nuevas sensibilizaciones.

En cuanto a la película, «Aquel no era yo nació por el deseo de mostrar la dureza de la realidad de los niños y niñas soldado y lo que muy pocas veces vemos, sus secuelas. Y por otro lado, por el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan su vida por mejorar la de los demás», nos dice la página de presentación del corto.

Aquí un trailer del documental que, imaginamos, estará disponible en algún medio (no lo hemos encontrado) para que en realidad cumpla la función sensibilizadora que lo motivo y por encima de la comercial.

http://aquelnoerayo.com/?portfolio=trailer-aquel-no-era-yo

 

Share

La guerra silenciada por el Coltan y nuestra responsabilidad politica

Presentamos un material que circula en internet y que explica el valor estratégico y tecnológico del Coltan y la guerra que ha provocado, por países interpuestos, en África y en beneficio de las multinacionales y nuestro actual nivel de vida.

Tal vez somos lo que hacemos y no lo que pensamos. Por eso nos parece oportuno, abandonando las preocupaciones por la crisis y nuestro porvenir en ella, preguntarnos en qué medida nuestro personal modo de vida y nuestro consumo tiene que ver (provoca, fomenta, permite) mantener esta guerra en pié y, por ello, en qué medida somos responsables directos o indirectos del mantenimiento de esta guerra.

También, y con más urgencia, para preguntarnos qué podemos hacer directa y personalmente para que esta guerra acabe.

 

Share

Empresas multinacionales contra el hambre

JL%2C+Vicente+Capit%C3%A1n+y+Mart%C3%ADnFuente. Europa press.

17 reputadas empresas con «conciencia social» participaron dede el día 15 de septiembre en la iniciativa de la fundación acción contra el hambre «IV Torno interempresas» con el que se pretende recaudar la suma mínima de 50.000 euros para promover la lucha contra el hambre.

Los torneos a disputar son «fútbol 7», «paddel» «golf» y carreras. Es evidente que se trata de sensibilizar a las empresas en aquello que mejor saben hacer sus directivos.  La participación en las carreras y en los otros tornos estará en 1.000 euros por persona o 6.000 (Bono) para participar en todos los eventos.

El comité patrocinador de este evento lo componen empresas «destacadas» por su responsbilidad corporativa como Coca Cola, Campofrío, Estrella Damm, Wrigley, Mango, El Corte Inglés y Gren Canal Golf. Parece ser que la bienintencionada fundación pretende adorar al dios (dinero) por la peana.

Entre las empresas que van a lidiar en las competiciones «contra el hambre» se encuentran REPSOL (multinacional petrolera), Vodafone (Multinacional de telefonía), EL Corte Inglés (gran superficie multinacional), Orange (Multinacional de telefonía), Barclays (Banco de muy mala catadura), CLH (multinacional de hidrocarburos), Land Rover (multinacional de vehículos de transporte), EADS (Multinacional de material de uso militar), DKV Seguros (multinacional de seguros privados), INECO (Multinacional de servicios de transporte que gestiona entre otros, varios aeropuertos), el Colegio de Abogados de Madrid o Google.

No queremos hacer sangre, pero esta ayuda humanitaria aparece, en manos de empresas como las recitadas, como un verdadero caramelo envenenado, porque dichas empresas no se caracterizan, precisamente, por la limpieza de sus inversiones ni por la sensibilidad de su solidaridad. ¿No querrán usar esto como una inversión más en su negocio, con la conciencia de que cincuenta mil euros tampoco van a cambiar las reglas de juego del sistema que mantiene el hambre para millones de personas y el lucro para las grandes corporaciones?

Es llamativo el compromiso por el hambre de estas grandes empresas: jugar al paddel o al golf, deportes por otra parte al alcance de las élites y que marcan la diferencia de costumbres de ricos cada vez más ricos y desposeídos cada vez más explotados.

Le deseamos de corazón a esta fundación, o a cualquier otra que se preocupe de sensibilizar sobre el hambre, éxito en su propósito, pero sobre todo que aprovechen para hacer ver a estas empresas y a los intereses que representan su verdadero papel, más allá del folclorismo de una carrerita, en mantener un orden mundial que fabrica pobres a costa de los beneficios de los ricos. Tal vez el cambio de actitud de estas empresas en sus negocios valiera para algo más que los mil o diez mil euros que den ahora.

Porque una gran parte de los problemas del hambre no tienen una solución sensiblera ni paliativa con ayudas humanitarias puntuales, sino que deben ser abordadas desde aquí y con el cambio de nuestro modo de estar y de consumir, con la modificación de nuestras propias aspiraciones y prácticas y con el cambio de unas reglas mundiales de juego que ensalzan el consumismo y el lucro y perjudican a pueblos enteros.

Share

Francia quiere imponer un sistema europeo de guardias de fronteras

Boycott+U.S.A.fuente: El Público

Al hilo del debate europeo para revocar los acuerdos de libre circulación en Europa, Francia ha propuesto (y su ministro del interior dice que hay unanimidad para ello entre los «socios») crear una policía de fronteras comunitaria que se dedique a expulsar inmigrantes «en circunstancias excepcionales» (que no sabemos en qué consistirán).

Es mezquino, sobre todo porque la explicación es que lo que desestabiliza a Europa son los inmigrantes (en vez de la especulación, el reposicionamiento de sectores capitalistaas, la política de estabilización basada en la restricción de derechos sociales, los bancos, los políticos, el militarismo y otros males).

Pero culpabilizar a Francia como la cabeza del mal como si aquí viviéramos en la gloria es igualmente mezquino, porque aquí nuestra policía (de fronteras y sin fronteras) autóctona ya se dedica a aplicar «en circunstancias excepcionales» controles selectivos, sacas de personas por el color de su piel y otras lindezas que ordenan las altas instancias. Igualmente, nuestras leyes (por ejemplo el reciente reglamento de extranjería que entrará en vigor en julio) privilegian procedimientos de migración laboral cualificada y selectiva, introducen prevenciones y facultades al poder para poder restringir el «arraigo social» e impedir que miles de inmigrantes irregulares puedan obtener papeles en regla, imponen un engendro que se llama «catálogo de ocupaciones de difícil cobertura» como barrera limitativa para restringir la entrada de inmigrantes laborales a España y deniegan la renovación de las tarjetas de residencia de miles de inmigrantes en situación administrativa reglada llevándolos a la irregularidad sobrevenida por haber caído en el paro.

Tiene razón Francia cuando dice que cuenta con la unanimidad de los «socios» para llevar adelante su política racista.

Share

Espionaje del ejército contra los insumisos


Fuente: ABC

El ejército de Israel está buscando insumisos a su nefasta acción militar. Para ello están rastreando las redes sociales (Facebook, MySpace, Twitter, etc.) a la búsqueda de los insumisos e insumisas.

Su método consiste en ponerles trampas y citas a actos religiosos (los ortodoxos y ortodoxas israelíes tienen exención del ejército y los militares, en realidad, no buscan tocar las narices a los ortodoxos, sino a los y las antimilitaristas que se han hecho pasar por ortodoxos para no ir al ejército y que, por supuesto, tampoco irán a los solemnes actos religiosos ni en sueños).

De este modo muestra la hipocresía el ejército israelí por partida doble: Para lo más carca del sionismo se puede predicar la burrada del sionismo sin problema y sin ir al ejército para cumplir con la ley de dios de no mancharse personalmente en el ejército, pero para los antimilitaristas que se niegan a ir al ejército porque no quieren estructuras militares ni justifican la guerra (incluida la «Santa») no se puede y hay que buscarlos para castigar su felonía.

Share

215 millones de niños condenados a trabajar.

El sábado 27 de Noviembre es el día internacional contra el trabajo infantil.

Fuente:  Organización Internacional del Trabajo.

En el link que os ofrecemos podréis encontrar muchas informaciones sobre el trabajo infantil.  Son más de 215 millones de criaturas las que ponen de relieve una de las formas más crueles de violencia directa, estructural y cultural del mundo.

115 millones lo hacen, además, en condiciones peligrosas.  Esta cifra, además, está en aumento.

El 60 % trabaja para sobrevivir en el campo.

También os sugerimos el siguiente vídeo.

 

Share

Refundemos la esclavitud

quina+llastima%21%21%21Fuente: Europa Press.

Díaz Ferrán, el actual presidente de la patronal pandillar española, acaba de mostrar la agenda B de la patronal y con ello, de desvelar el futuro político que los mercados han decretado, a falta de conducción política de la crisis, para España. Desgraciadamente, ha dicho, hay que trabajar más de cuarenta horas semanales y ganar menos salario. Es la única manera de evitar la debacle.

Que se pongan las pilas los sindicatos, ha dicho también, y que pacten bajadas salariales en los próximos convenios (¿lo harán?).

Diaz Ferrán es un nostálgico de aquellos buenos tiempos del principio de la democracia, cuando PSOE, PC, nacionalistas y derechas pactaron las reglas de juego del postfranquismo «sin traumas». Al principio de la democracia, recuerda Ferrán, se trabajaba 48 horas y se ganaba mucho menos (parece que ese es el ideal) y ahora en cambio oficialmente se trabaja 40, pero sólo se hacen efectivas 38 horas y se gana un cojonal (aunque a muchos no les llegue, no así a Ferrán).

La lógica de Ferrán es aplastante: «Los trabajadores tienen que saber que para mantener su puesto de trabajo, el producto o el servicio que salga de su empresa tiene que ser competitivo. Si no se aumenta la productividad y si no se tienen los costes salariales adecuados, la empresa acaba cerrando y ese trabajador que quiere cobrar más al final no acaba cobrando más que el paro».

¿Podría aumentarse la productividad añadiendo valor agregado a lo producido? No, ni hablar, trabajando más horas y cobrando menos. ¿Podríamos buscar fórmulas de trabajo asociado y de gestión democrática de las empresas y su beneficio? Tampoco, trabajar más y ganar menos. Cuanto menos, mejor.

¿Podríamos aspirar a un modelo productivo en función de las necesidades de las personas?  Ni de coña, trabajar más, cobrar menos. ¿O al menos acercarnos al modelo finlandés o a cualquier otro de alta cualificación y envidiable cohesión social? Y una mierda, más currar y menos ganar.

¿No recuerda esta lógica a la que el FMI propuso para «sacar del caos» a América Latina? Trabajar más, en régimen de esclavitud casi, y ganar menos, que si no quien gana es el paro.

El FMI ya ha señalado que España sólo es viable como mercado «competitivo» si produce un 30% más o reduce sus salarios un 25%. Díaz Ferrán, más papista que el FMI, une ambas cosas. Reducir el salario y trabajar el doble.

Díaz Ferran es un oportunista del régimen franquista que ya conseguía adjudicaciones a dedo para su boyante negocio de transportes del ayuntamiento de Madrid en los tiempos de Arias Navarro y más tarde de los ayuntamientos de Santiago de Compostela y de Guadalajara. De ahí en adelante sus méritos son grandes: arruinó Aerolineas Argentinas, ahora el grupo Marsans, ha dejado tirados despiadadamente a cientos de trabajadores (porque si uno no es competitivo quien gana es el paro).

Mientras esto ocurre, parece que los que mandan oficialmente sólo pueden compungirse y lamentarse de lo que se nos viene encima. La mano invisible que lo gobierna todo les ha zurrado y ahora están deprimidos y arrodillados. La política ya no gobierna, sólo regula.

Y nosotros nos preguntamos si Díaz Ferrán y lo que representa, si el FMI y lo que representa, si los gobiernos títeres y lo que representan, si los partidos cómplices y lo que representan, si el status quo y lo que representan no van a ser las mordazas con las que nuestros enemigos reales se preparan para hacernos a todos esclavos.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed