Archive for ejército del aire

La mala gestión de Defensa provoca que tengamos que pagar una multa de 243 millones de €

Imagen de Aerofossile 2012

Fuente:  El País.

La programación militar española quería poder tener fuerza de proyección (eufemismo de intervencionismo o de invasión) muy lejos de nuestras fronteras.  Para ello eran indispensables aviones de transporte con mucha capacidad y amplio radio.

El diseño militarista pensó que lo necesario eran 27 A400M.  La cifra era disparatada para un país como España.

Por ello, mucho más tarde, el anterior Secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles, pactó con Airbus la compra de 14 A400M (avión de transporte militar) entre 2016 y 2022, y posponer la recepción de los 13 restantes hasta 2025.

Entonces a Morenés y a Arguelles les pareció un ejemplo de gran gestión comercial.  Es decir, postergaban el problema unos cuantos años, los suficientes para salir del Ministerio de Defensa y para que otros tuviesen que ocuparse del problema.  Genial.

Si Defensa no cumplía, el Estado debería pagar 243 millones de € como penalización a Airbus.

Ahora el problema está aquí:

Defensa ya ha declarado estos 13 aviones como “no operables” –es decir, innecesarios—y ha aceptado pagar a Airbus 243 millones por la cancelación de este pedido.

Vemos muchas malas prácticas en estas decisiones:

  •  La primera es que nuestros militaristas dirigentes siempre planifican los gastos muy por encima de las necesidades y de las posibilidades de España.  Les da igual porque nadie les va a pedir cuentas.
  • Para ellos prima el programa de fabricación de armamentos sobre las necesidades de defensa españolas reales o sobre las posibilidades económicas españolas, lo importante para los políticos militaristas es que se pueda hacer el nuevo modelo de armas, ofertándolo como un futuro éxito de ventas.  Luego, como en el caso que nos ocupa del A400M estas ventas no llegarán, pero les da igual porque nadie les va a pedir cuentas.
  • La tercera es que nuestros dirigentes militaristas siempre acaban favoreciendo a la industria militar y son capaces de firmar multas que le impondrá la industria militar al Estado si no cumplen con lo pactado.  Les da igual, el Estado somos todos y lo pagaremos a escote con los impuestos.  Además, la ciudadanía no acaba de entererarse.
  • La cuarta es que los políticos militaristas ven muy fácil endeudar a España porque nadie les va a pedir cuentas.  Total, cuando la deuda militar sea un problema ellos ya no estarán en el poder (estarán jubilados), o podrán recurrir al argumento de echar la culpa a gobiernos previos.

Mientras el Parlamento y la sociedad permanezcan ignorantes y callados no habrá problema para los políticos militaristas.  Hasta que no haya una auditoría independiente de Defensa no habrá soluciones.

Queremos comprar cazabombarderos F-35, el más caro y avanzado del mundo, a 115’4 millones de € la unidad

Imagen de El Mundo

Fuente:  El Mundo.

Queremos comprar, Cospedal se lo está pensando, a la estadounidense Lockheed Martin el cazabombardero F-35, el más caro (entre 88’9 y 115’4 millones de € la unidad) y más avanzado del mundo.  Por otro lado, El Confidencial, comenta que su precio sería, ahora, de 120 millones de € (sin motor).  A esto hay que añadirle el precio de hacerlo volar:  una hora de vuelo sale a 40.000 € (lo que valdría contratar por un año a Casi 2 profesores de secundaria).

el avión es el programa de material de defensa más caro de la historia (más de un billón de dólares, con ‘b’

El interés lo han confirmado tanto Lockheed Martin como la Secretaría de Estado de Defensa.

El primer objetivo que cumplirían estos F-35 sería sustituir a los Harrier de despegue vertical del buque de asalto anfibio Juan Carlos I, que tienen vida operativa extendida hasta 2024.

Tanto el precio como el potencial bélico del aparato pueden ser discutibles, pero hay un hecho cierto: si España quiere disponer de aviones de combate navales en su flota a partir de 2030-2034, no le quedará más remedio que adquirir entre dos y tres docenas de F-35B, la versión con capacidad de despegue y aterrizaje vertical (o ‘vertical take-off and landing’, VTOL, en sus siglas en inglés), ya que es el único modelo en el mercado mundial que puede operar en el buque de proyección estratégica ‘Juan Carlos I‘, el buque de combate de mayor tamaño y tonelaje de la Armada española.

Y como ejemplo máximo de la lógica-ilógica de lo militar:

En otras palabras: para sacar partido a los 500 millones invertidos en el buque (mucho más si contamos todo el grupo de combate), es necesario poner aviones en su cubierta.

Tanta tecnología militar tiene, como siempre, el principal problema de lo militar:  no funciona:

este programa de desarrollo aeronáutico lleva décadas dando una gran cantidad de problemas hasta tal punto que se ha convertido en una pesadilla para las fuerzas armadas de EEUU y ha llegado a aparecer en los tuits de su nuevo presidente, que lo ha calificado de demasiado caro e incapaz.

Sin embargo, y a pesar de todo, son muchos los países interesados o que ya cuentan en sus filas el F-35:

En total, 11 países han comprado el F-35: EEUU, Gran Bretaña (138), Turquía y Australia (100 cada uno), Canadá (65), Italia (60), Noruega (52), Israel (50), Japón (42), Corea del Sur (40), y Dinamarca (27). Es el sistema de armas más caro de la Historia, con un presupuesto hasta la fecha que supera los 1,3 billones de dólares (1,2 billones de euros). Como ejemplo de la sofisticación y del precio del F-35, un detalle: sólo un casco del piloto cuesta 600.000 dólares (casi 565.000 euros).

 

 

 

Partido de rugby “Tierra / Armada”

All+Blacks+Bus

POR RAY

Fuente: El confidencial digital

Resulta curioso conocer algunas de las actividades que ocupan el tiempo de los militares. Podría parecer que su ocupación es defendernos de un hipotético enemigo que, según dicen los políticos, nos acecha aunque no tenemos conciencia del riesgo y vivimos así, por las buenas, desprevenidamente, sin caer en la cuenta de que gracias a los ejércitos seguimos respirando libres y ufanos.

Pero no, no es oro todo lo que reluce.

Y como para muestra vale un botón, el pasado 4 de febrero el Ejército de Tierra y la Armada organizaron un pequeño entretenimiento, un asueto en su abnegado esfuerzo militar.

Se marcharon, conformando dos equipos de rugby, para enfrentarse en singular competición deportiva “Ejército contra Armada”, Armada contra Ejército, que tanto montan, y dirimir así sus cuitas en el campo de batalla deportivo de la Complutense.

Según la noticia, las selecciones de uno y otro ejército

estarán formados por una selección de jugadores de las ligas internas que se disputan en Tierra y en la Armada

de donde conocemos que además de esta pequeña transgresión deportiva del obsesivo ardor guerrero, tienen otros tantos deslices con equipos, ligas y categorías rugbísticas con las que se desenfadan y estimulan el sano deporte, mens sana in corpore sano, que no se diga que no cultivan todos los saberes.

Y, por cierto, además del partidillo inter-ejércitos, jugaron otro con las selecciones femeninas del Ejército contra un combinado de “civiles”. Para que no se diga que están contra el sexismo y por la igualdad.

¡Hay que amolarse!.

El inmoral despilfarro de la Junta de Bardenas

Imagen de Manuel Fernández

Imagen de Manuel Fernández

Fuente:  Deia.

Hace poco titulábamos:  “Que dimitan todos los implicados en el mantenimiento del campo militar de Bardenas Reales“.  Parece, por lo que sigue, que no exagerábamos:

La Junta de Bardenas Reales, entidad responsable de la gestión y mantenimiento del parque natural en el que se ubica el polígono de tiro del Ejército, ha gastado una media de 40.000 euros anuales los últimos diez años en “atenciones protocolarias y representativas”. Cerca de 400.000 euros en una década, en muchos casos además sin que conste motivación ni destinatario del desembolso, y en ocasiones incluso sin que esté justificado documentalmente.

La Junta de Bardenas ya quedó en ridículo y en entredicho cuando se supo que su órgano asesor no se reunía desde hacía 16 años.  Ahora nos cuentan que aunque no se reunían sí que gastaban en protocolo.  Y de manera desaforada.

Un gasto llamativo por su ambigüedad y dotación en una entidad formada por apenas una treintena de personas entre miembros de la junta y empleados, y sobre el que ya puso el foco el tribunal de cuentas navarro, que en 2011 emplazó a detallar “el motivo y los destinatarios” de una partida que da margen para la discrecionalidad de comidas y viajes de los congozantes. Y que aunque se ha moderado en los últimos ejercicios, mantiene una asignación de 30.000 euros para este año.

La de protocolo es una partida habitual en los presupuestos de la Comunidad de Bardenas, que entre 2009 y 2012 llegó a superar los 60.000 euros de previsión y los 40.000 en ejecución. Tres veces más de lo que Tudela destina a protocolo, y casi lo mismo que Iruñea, y eso que en el caso del Ayuntamiento de la capital se incluyen los actos de Sanfermines.

Ahora vamos entendiendo bien qué supone el canon que paga el Ministerio de Defensa para la Junta de Bardenas:

  • Hasta ahora pensábamos que con ello compraban a los ayuntamientos para que no se negasen a la militarización de sus tierras.
  • Ahora comprendemos que, sobre todo, lo que buscaban es tener contentos a los que mandan y legitiman la base militar.  Para que lo hiciesen con una estructura opaca, nada democrática y dilapidadora.

¿En qué han gastado estos milies de € anuales?

Prebendas como suculentas cestas de Navidad. O como los viajes de una semana con gastos pagados para visitar parques naturales en Senegal, Costa Rica, Lanzarote o Argentina. Otorgados a dedo en su mayoría por el presidente. O como el pago “por asistencia a reuniones y conferencias”. Los privilegios, y hasta enriquecimiento descontrolado, de los miembros de la Junta son merecedores de una explicación pública por parte de sus responsables.

Como todos tienen que callar, nadie de la Junta de Bardenas se va a oponer a que las cosas sigan como hasta ahora, sin democratizar la toma de decisiones, y sin informar a los pueblos de qué ocurre realmente en las maniobras militares.

Casi la mitad del presupuesto se reparte así entre las 22 entidades congozantes, responsables de elegir a su órgano directivo y que desde 2009 reciben 195.000 euros cada uno para gastos de ámbito municipal. Casi dos millones más se dedican a afrontar préstamos y el resto se destina a la gestión y mantenimiento del parque.

En este último apartado tradicionalmente se han reservado diversas partidas, de cantidades entre 40.000 y 100.000 euros y no siempre transparentes, para actividades y retribuciones de los miembros de la Junta. Entre ellas la de gastos de protocolo de una entidad que sin actividad pública que no da servicio directo a los ciudadanos.

Lo que nos hace deducir que el servicio directo, si no se lo dan a los ciudadanos, se lo dan entre ellos y a los militares que les subsidian.

La Junta de Bardenas no tiene que dar cuentas a los ciudadanos, sino a los representantes de los ayuntamientos, valles y monasterio congozantes.  Son ellos, por tanto, los responsables secundarios de este despilfarro.

Volveremos a ser Policía Aérea en el Báltico en 2017 y 2018

Imagen de Ejército del Aire España

Imagen de Ejército del Aire España

Fuente:  La Razón.

Es una misión militar compartida en la que los países de la OTAN ponen a disposición de Letonia, Lituania y Estonia sus pilotos y cazas para evitar la invasión de su espacio aéreo por parte de cazas rusos.

Es decir, se cambia una invasión militar del espacio aéreo por otra.

Ya estuvimos allí en 2015 y en 2016.

Además, según el JEMAD sólo es necesaria la autorización del Consejo de Ministros, pero no del Parlamento y mucho menos el debate social.

ya que al tratarse de una operación enmarcada en la pertenencia a la Alianza Atlántica, no es necesaria la aprobación del Congreso de los Diputados.

En 2017 el despliegue tendrá lugar entre el 1 de marzo y el 1 de julio.  Es decir, los F-18 permanecerán alejados de su teórica misión principal, la defensa del territorio español, durante 4 meses.  Esto nos lleva a concluir que su presencia en nuestros cielos no es, ni mucho menos, tan necesaria y que tales aviones sobran en realidad.

El contingente no será moco de pavo: 115 efectivos y 4 cazas.

Lo que se les ha olvidado contarnos es el precio de la aventura para el entrenamiento de nuestros pilotos.  ¡Qué curioso!  Posiblemente, como siempre, lo harán con cargo a los presupuestos generales del Estado pero sin figurar en las partidas del Ministerio de Defensa, sino ocultándolo en los créditos extrapresupuestarios.  Porque aunque los haya prohibido el Tribunal Constitucional, hay instituciones más altas, y a nadie se le escapa que una de ellas es la OTAN.

Los tribunales militares protegen a los pilotos militares que han hecho un fraude masivo

Imagen de Javier Aroche

Imagen de Javier Aroche

Fuente:  El País.

El fraude de casi 100 pilotos del Ejército del Aire que aportaron falsas facturas de mudanzas para cobrar la indemnización por cambio de residencia se va a saldar, únicamente, con multas de 5.000 € y sin penas de cárcel gracias a un pacto al que han llegado la Fiscalía Militar con los acusados.

Parece ser que el monto del fraude no es pecata minuta (suponemos que no les han a poco más de lo que defraudaron, así que aproximamos cálculos):  100 pilotos por 5.000 € cada uno nos dan 500.000 € que engañaron al Ejército del Aire y a todos los españoles.

En algunos casos ni siquiera eso, pues los tribunales castrenses dan por prescritos los delitos de hace más de cinco años.

Los casos nos parecen graves y la sanción nada ejemplarizante, con el peligro de que se puede animar a muchos militares a seguir delinquiendo de esta manera.

El sargento M. A. ha reconocido que cobró en 2012 una Indemnización por Traslado de Residencia (ITR) de 3.150 euros tras aportar una factura falsa de la empresa Mudanzas Gil. El fiscal pidió para el suboficial una condena de dos meses y 15 días de prisión, frente a la pena mínima de tres meses y un día y máxima de 10 años de cárcel prevista en el artículo 81 del Código Penal Militar para los delitos contra el patrimonio militar, agravada si existe lucro personal. Para justificar tal rebaja el fiscal adujo que el suboficial reparó el daño, pues devolvió el dinero antes de la celebración del juicio oral (aunque después de que se abriera la investigación), y le aplicó también la atenuante de dilación indebida del procedimiento, pues este se inició en agosto de 2012 y duró cuatro años.

Antes del juicio, celebrado en julio pasado en Barcelona, el fiscal y la defensa llegaron a un pacto en virtud del cual el primero cambió su petición de prisión para el suboficial por una multa de 150 días, con una cuota de 31 euros diarios: 4.650 euros en total.

Pero esto no es todo.  Nos parece igual de grave lo que hizo el Tribunal Militar Central para evitar que el Ejército del Aire se viese inmerso en un macroproceso con decenas de mandos sentados en el banquillo:

el Tribunal Militar Central decidió en febrero de 2015 revocar dicho procesamiento y trocear el sumario en al menos ocho procedimientos repartidos por distintos juzgados. A partir de entonces, aunque la cifra de imputados continuó aumentando hasta rondar el centenar, la causa se fue diluyendo para concluir ahora con la imposición de módicas multas y sobreseimientos.

Todos han colaborado para salvar el buen nombre y la operatividad del Ejército del Aire:

El fiscal militar ha ofrecido una sentencia de conformidad a decenas de pilotos del Ejército del Aire acusados de cobrar indemnizaciones por falsas mudanzas. La oferta pasa por que se declaren culpables, acepten una pena de tres meses y un día de cárcel y devuelvan el dinero indebidamente cobrado (entre 1.500 y 4.500 euros). La fiscalía pretende evitar una cadena de juicios en los que hasta un centenar de mandos debería sentarse en el banquillo y enfrentarse a penas de hasta 10 años de cárcel, lo que podría dejar sin pilotos a algunas unidades.

 

El razonamiento del Tribunal Militar Central es bastante grosero porque hay un teniente que cobraba una comisión del 25 % y que es considerado el cerebro de la trama:

El Juzgado Togado Militar Central número 2 dictó en 2014 auto de procesamiento contra 45 pilotos del Ejército del Aire (un comandante, 20 capitanes, 18 tenientes y seis sargentos), pero el Tribunal Militar Central lo revocó y ordenó dividir el sumario entre nueve juzgados militares, en función del lugar de residencia, por estimar que los acusados no formaban una trama organizada para defraudar a las arcas públicas, sino que seguían el patrón de una picaresca individual.

Y

Según el auto dictado en su día por el juzgado militar central, eran un teniente y un capitán quienes se encargaban de contactar con los pilotos recién salidos de la Academia de San Javier (Murcia) para ofrecerles facturas falsas a cambio de un 25% de la indemnización que percibirían por una mudanza que nunca tendría lugar.

El troceamiento ha acabado multiplicando los acusados:

el troceamiento del caso lo ha multiplicado como una hidra y ya se acercan al centenar los militares imputados. Solo en el juzgado militar territorial número 12 de Madrid hay 43 implicados: un comandante (diferente al que investigó el juez central), 21 capitanes, cuatro tenientes, 12 suboficiales y cinco cabos.

Y es que parece que la Justicia Militar es, primero, Militar, y luego, si hay ocasión Justicia.

La solución deja, sin embargo, cabos sueltos: la impunidad de las empresas de mudanzas que facilitaron las falsas facturas; el escaso castigo para el cerebro de la trama, un teniente que cobraba una comisión del 25%; o la posibilidad de que aquellos para los que el delito ha prescrito no tengan que devolver el dinero.

Y

Una compañía de transportes, Sancho Ortega Int., con sede en Torrejón de Ardoz (Madrid), alegó que lo que entregó no fueron facturas, sino ofertas de presupuesto, lo que choca con el hecho de que cobrase más de 500 euros a cada implicado, una cantidad exorbitante por una mera oferta comercial. Si se demostrase la culpabilidad de las empresas de mudanzas, estas no solo podría ser acusadas del delito cometido por los militares, sino también de falsedad de documento o fraude fiscal, ya que no habrían declarado dichos ingresos a Hacienda.

Si no se trataba de facturas legales, también podrían haber incurrido en negligencia o complicidad los órganos de control del Ejército del Aire que las dieron por buenas.

La Patrulla Águila sigue derrochando el dinero público a espuertas

Son varias las ocasiones en las que hemos denunciado el despilfarro continuo que supone para los contribuyentes las actuaciones por medio mundo de la Patrulla Águila.

Últimamente están que no paran.  El día 10 actuaron por Teledeporte al final de la etapa de la Vuelta Ciclista a España.  Llegaron los corredores a la base militar de Aitana para dar publicidad gratis a las Fuerzas Armadas.  O quizá no fue gratis y hemos tenido, entre todos, que pagar el dispendio por medio de los presupuestos o los gastos extraordinarios del Ministerio de Defensa.

 

Hoy toca, otra vez hablar de sus exhibiciones publicitarias en:

  • El Air Power 16 en Austria, los pasados 2 y 3 de septiembre, donde 300.000 personas asistieron a sus maniobras.  Participaron en el evento 240 aviones de 20 países.  Es decir, no son sólo las Fuerzas Armadas españolas las que participan en estas cuestiones propagandísticas, sino que son muchos más ejércitos
  • Antes lograron el trofeo al mejor display en el SIAF 2016 de Eslovaquia, a finales de agosto.  En dicho evento sus actividades tenían mucho que ver con la defensa de nuestras fronteras, como se puede apreciar en su siguiente twit:

 

  • A finales de julio estuvieron en el Festival Aéreo TorreMar Air Show, en Vélez-Málaga.
  • Poco antes hicieron de las suyas en Santiago de la Ribera, en Murcia.  Por cierto, también firmaron pósters.

 

  • A mediados de julio entrenaron sobre el Mar Menor, también en Murcia.
  • Poco antes, pusieron fin a la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos tenientes en la Academia General del Aire, también en Murcia.
  • A primeros de julio estuvieron exhibiéndose en Lisboa.  La vuelta la hicieron por el camino más largo, dado que bordearon por Granada y Almería.  Sin reparar en gastos, vamos.

  • En junio recibieron en Sevilla al avión solar que ha dado la vuelta al mundo, el solar impulse

Bueno.  Como muestra de sus intrepideces ya vale.  Un verano pleno de actividad y cada una de ellas plena de despilfarro militar.  Y cada despilfarro genera deuda militar que acabarán pagando los contribuyentes civiles.  No hay crisis para el despilfarro militar.

Parecen empeñados en demostrar que la defensa no es una cosa seria, sino un jueguecito veraniego de colorines.

Nuevo derroche del Ejército del Aire: participan en un entrenamiento aéreo en la base Nellis (USA)

Imagen de The National Guard

Fuente:  Infodefensa.

¿Es un despilfarro lo que les vamos a contar?  Ustedes juzgan.

Se han desplazado dos Hércules C-130 (cada uno tiene un coste de 30 millones de dólares) desde su base de Zaragoza hasta Nevada, Estados Unidos.

Han llegado el domingo 31 de julio para estar a tiempo de participar en los juegos de guerra (ejercicios militares con fuego real) Red Flag, que se van a realizar entre el 15 y el 26 de agosto.

Suponemos que esos 15 días entre la llegada y los juegos de guerra no se dedicarán a las vacaciones en la cercana ciudad de Las Vegas. Pero, al final, entre unas cosas y otras van a estar en esta empresa un mes fuera de su base militar maña.

Un mes que tendrá sus costes en:

  • sueldos extras y dietas para los participantes
  • combustibles (hay que tener en cuenta que en el viaje de ida tardaron 3 días en llegar)
  • materiales militares usados
  • comidas, alojamientos, etc., de los militares españoles.

¿Cuál es el alcance de todo este gasto?  No se informa y ningún parlamentario (están ocupados en cosas más importantes, como el reparto de sillones) lo pregunta.

Pero, no se pierdan lo gordo de la noticia y, consecuentemente, del gasto despilfarrador. La propia noticia de Infodefensa nos informa de que estos son los adelantados para preparar todo para el grueso de la delegación española, compuesta por:

  • Miembros del Cuartel General del Mando Aéreo de Combate
  • Miembros de la Dirección de Asuntos Económicos
  • Miembros del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo
  • Miembros del Ala 12
  • Miembros del Ala 15.

Aquí sí que se nos dispara el gasto en transporte, manutención, alojamiento, dietas, etc.

Y también las sospechas de turismo militar o, incluso, de turismo sin más.

Realmente, cada vez es más obvio y necesario que hay que regular de alguna manera estos ejercicios-juegos militares para no caer en el despilfarro y en el turismo militar.

Lucha social para liberar del militarismo las Bardenas

Nos llega el video de Bardenas ya dentro de su campaña de lucha social contra el campo de tiro.

Ante la sumisión impuesta a la que nos aprisionan las autoridades militares y sus complicidades civiles, debe abrirse espacio la lucha legítima por acabar con el campo militar de Bardenas Reales, un espacio donde diversos ejércitos occidentales y de sus aliados “entrenan” los bombardeos que luego efectúan en escenarios de guerra donde se juega la imposición y la dominación.

Dado que los acuerdos entre Defensa y las instituciones creadas ad hoc para legitimar sus intereses, pero sin contar con la sociedad, consagran la permanencia del campo militar de Bardenas, un contrasentido dentro de un parque reserva de la biosfera, no cabe sino promover la movilización social y la exigencia de que el pueblo recupere la soberanía y decida si quiere destinar este territorio a lo militar.

Debe promoverse el referendum que, dentro de su campaña de lucha, reclama Bardenas ya.

El material que nos han presentado es fabuloso. Esperamos que os guste.

El tuneo de los F-18: nuevo gesto de despilfarro militar

Imagen de Rob Schleiffert

Fuente:  El Confidencial Digital.

El Ministerio de Defensa debería ser un ministerio serio, de los que dan ejemplo y se dejan de jueguecitos y chorradas porque su misión es harto importante.  No en vano el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2016 es de 5.787’89 millones de €, y el Gasto Militar total para este año de 31.160’61 millones de €.

Sin embargo, la noticia que comentamos nos informa de que

  • entre los días 16 y 27 de Mayo en la base aérea de Zaragoza va a tener lugar el Tiger Meet de la OTAN.
  • Será la tercera vez desde 1961 –año de fundación de este ‘club’- que se celebre en España, y la primera en Zaragoza.
  • Los escuadrones participantes en la reunión ‘Tigre’ entran en este selecto ‘club’por invitación. La asociación, que no forma parte de la estructura formal de la OTAN, nació en 1961 por iniciativa francesa.
  • Actualmente, todos los escuadrones que forman parte del club portan el dibujo de un tigre en su emblema oficial de unidad. En España, sólo el Ala 15 y el 142 Escuadrón –Ala 14- forman parte de él.
  • Este año, el Ejército del Aire estará presente con el Ala 15 -con seis EF-18 Hornet- y el 142 Escuadrón de la Base Aérea de Albacete -con seis EurofighterTyphoon-.
  • El resto de la lista de participantes en esta edición será: 1 Escuadrón de Eslovaquia (con 3 MiG 29), 1 Escuadrón OTAN (2 E-3A), 11 Escuadrón de Suiza (6 F-18), 192 Escuadrón de Turquía (5 F-16), 211 y 221 Escuadrón de República Checa (con 6 cazas, JAS-39, Mi-24 y Mi-17), 230 Escuadrón de Reino Unido (2 Puma), 31 y 313 Escuadrón de Holanda (11 F-16), 335 Escuadrón de Grecia (4 F-16), 338 Escuadrón de Noruega (8 F-16), 59/1 Escuadrón de Hungría (4 JAS-39), 6 Escuadrón de Polonia (F-16), 74 Escuadrón de Alemania (8 Eurofighters), el Escuadrón 5/330 francés con 3 Mirage 2000 y la Flotilla 11 de la Marine nationale con 6 Dassault Rafale M.
  • Todos los países que participan anualmente en este encuentro deben presentar el fuselaje de sus aviones de caza pintado con rayas de tigre o motivos que recuerden al felino. Característica que ha convertido al evento en uno de los mayores reclamos para los spotters –fotógrafos especializados en aeronáutica-.

Como ven, nuestra defensa está en buenas manos.  Gente sería.  Gente que no se distrae con tonterías, gente a los que la apariencia no les dice nada y que sólo piensan en lo importante.  Gente que, como dicen los muchos militares que escriben a este blog para protestar por nuestras opiniones, se deja la vida para que nosotros vivamos mejor.  Gente dura y adusta que sólo viven en permanente sacrificio por el bien de los demás españoles.

Seguro.

Habrá militares así.

Pero hoy no hablamos de ellos sino de estos otros que se dedican a jugar a chorradas con materiales que valen millones y con objetivos totalmente espurios:  presumir, propaganda, presentar las armas como juguetes, banalizar la guerra.

¿Cuánto costará el dispendio?  ¿Quién lo criticará como despilfarro militar?  ¿Quién pedirá explicaciones?  ¿Quién asumirá la responsabilidad política de este malgasto?

Entre tanto, la gente en paro, con desahucios, con su sanidad mermada, con la educación en solfa, sin prestaciones.

Pero los militares presumiendo y jugando con sus avioncitos.  Una vergüenza.

Con estos casos siempre nos salta la pregunta básica:  ¿qué queremos defender:  las fiestas militares o los derechos básicos de la población?

¡ AUDITORÍA EN DEFENSA YA !

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed