Archive for ecologismo y guerra

Transarmemos estos presupuestos contra natura

Imagen de José Antonio Moreno Cabezudo

 

Fuente:  El Diario.

En muchas charlas preguntamos al público qué es lo que ell@s, realmente, quieren defender. Al principio suele reinar el silencia.  Claro, nunca se les ha dado la oportunidad de contestar la pregunta básica que organiza la defensa:  ¿qué se quiere defender?  Y no se les da la oportunidad para que no tengan ideas, para que no haya debate, para que no existan opiniones.  Porque la Defensa es una cuestión de Estado y esto significa que es una política inamovible y de derechas militaristas y violentas.

Dejamos pasar algún minuto y les preguntamos de nuevo.  ¿Les vale con las fronteras, las instituciones, la patria, la nación, el status quo?  La respuesta es que no.

¿Entonces?

Siempre hay alguien que de manera tímida abre el fuego y declara que lo que quiere defender es la sanidad.  Nosotros lo apuntamos.  Luego la gente se anima.  Se suman la educación, la vivienda, …. y el medio ambiente.

Nosotros les decimos que su opción puede ser tan válida como cualquier otra y que tienen tanto derecho a plantearla como los demás; que quizá, si no les preguntan es porque no quieren que salgan estas respuestas.

Informa El Diario que los presupuestos que ha presentado el PP lo son contra natura.

Se refieren a que, por ejemplo:

El recorte del 23% en el presupuesto del Organismo Autónomo Parques Nacionales condena las principales reservas de nuestra naturaleza al deterioro.

La conservación de la naturaleza sigue siendo una cuestión menor para este Gobierno, como lo demuestra el nuevo recorte a las políticas medioambientales en los Presupuestos Generales del Estado. Siempre me he preguntado por qué los políticos conservadores son tan poco conservacionistas. Por qué muestran tanta afición por determinadas actividades extractivas vinculadas al medio natural y tan poco interés por las destinadas a su conservación y custodia, como por ejemplo el mantenimiento de los Parques Nacionales.

Si disfrutásemos de un mejor medio ambiente nuestra salud lo agradecería, también nuestro ocio y, por supuesto, muchas actividades económicas que sacan sus materias primas de la naturaleza de forma contaminada o en menor cantidad.

Sin embargo, la Seguridad Ecológica, un tipo de Seguridad Humana, no es importante para el PP.  Prefieren enclavar un polígono de tiro en medio de un Parque Natural y Reserva de la Biosfera y bombardear Bardenas una y otra vez con miles de kilos de munición.

Transarme es quitar poder (también económico) a lo militar para, a la vez, dotar de poder (también económico) a una forma alternativa de ejercer la defensa de manera noviolenta.

¿De dónde se pueden sacar recursos para mejorar y proteger nuestros Parques Nacionales?  Pues, en nuestra opinión, del comercio de armas, de la deuda militar, del despilfarro militar, de las intervenciones militares en otros países, …

En efecto, presupuestos contra natura y contra el gasto social, y contra los derechos y libertades.

Otra vez San Gregorio sale ardiendo

Na+hora+do+banho%21+CT+Don+Lima.

Por Gabriel Baiz

Fuente: 20 minutos.

Como viene siendo ya costumbre, contamos con un nuevo incendio en el campo militar de San Gregorio, uno de los mayores campos militares de Europa.

Este primer incendio del año (porque debemos recordar que aún estamos en invierno y lo suyo es que churrusquen el campo en verano) ha sido causado por unas prácticas de tiro con fuego real y, a su vez, han ocasionado varios militares heridos (un capitán y varios alféreces según informa ep aragón), afortunadamente de carácter leve.

 

Al parecer los heridos estaban aprendiendo a lanzar con el mortero, usando para ello munición real, dentro del Plan Instructor de la Academia de Zaragoza y, a todas luces, no podemos decir que fueran muy diestros en la materia.

El caso es que de nuevo se evidencia el peligro radical del campo de tiro de San Gregorio, que por unas cosas o por otras, no pasa un año sin noticias de nuevos incendios. Pelifro para el medio ambiente, pero también para las personas, militares o civiles, que se encuentran por allí.

A ver cuando se desmilitariza este espacio y se devuelve a la sociedad su uso y disfrute. A ver cuando desaparecen las actividades militares de allí. A ver si se termina de una vez el rosario de incendios de San Gregorio.

 

Otra vez maniobras con fuego real en Bardenas Reales

Bomba+va

Por Luis Sanz

Fuente: El Diario

Entre los días 7 y 8 de febrero, de nuevo maniobras militares con fuego real del ejército del Aire en Bardenas Reales.

Estas maniobras forman parte del entrenamiento para participar en el ejercicio de entrenamiento para la guerra que se va a realizar con EEUU en breve. Nos preguntamos a qué se debe tal ejercicio con EEUU, ¿dónde nos pretenden embarcar nuestros políticos y militares?, ¿qué nueva causa militar piensan los americanos que abracemos en su nombre?

El ejercicio no será  el único del mes, pues se espera una repetición del mismo a finales de Febrero.

Si acudimos al documento de autopropaganda del Ejército del Aire sobre Bardenas Reales, nos podemos quedar sorprendidos cuando dicen que Bardenas no vale nada y por eso es idóneo para el uso militar

Las Bárdenas son un entorno idóneo para un polígono de tiro, debido a que no existe en veinte kilómetros a la redonda ni una sola pequeña aldea, ni un solo caserío. La pobreza del suelo, arcilloso y salino, incapaz de retener el agua de lluvia, ha creado este desierto poblacional… Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento.

Bardenas es sobrevolada prácticamente a diario por aviones de guerra: el propio documento explica que

Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento. Desde entonces hasta ahora raro ha sido el día en que no han sobrevolado el cielo bardenero formaciones de Sabres, Phamton, Mirages o F-18. De hecho, mientras usted está leyendo este artículo es más que probable que un avión de combate del Ejército del Aire este adiestrándose sobre Bárdenas. Y es que, si algo caracteriza al Polígono de Tiro, es su operatividad, con cerca de doscientos días al año de vuelos.

Es decir, prácticamente a diario el Ejército se hace presente en la vida de los  pueblos circundantes de Bardenas Reales y molesta al vecindario con sus ruidos, vuelos, accidentes…

Habitualmente disparan “bombetas” (también llamados en argot militar ladrillos), bombas sin carga explosiva, pero

También, de forma esporádica, son lanzadas bombas reales, o misiles aire-tierra, en maniobras como el DAPEX o la Tormenta, para comprobar que este material responde a las características que las fuerzas aéreas esperan de ellos, sobre todo cuando son de reciente incorporación al arsenal del Ejército del Aire.

Otra página del Ministerio de defensa nos explica que no sólo tiran bombas y bombetas:

También se realizan ejercicios de ametrallamiento con los cañones de 20 y 30 milímetros de los F-18 y Mirage F-1 respectivamente.

Pero vayamos a la idea del “fuego real”. Hemos acudido al catálogo de bombas que tiene el ejército del aire para intentar averiguar qué es lo que van a tirar en Bardenas. En el capítulo de bombas aire/tierra, es decir, las que llevan los aviones de combate, los pesajes van desde las 2000 libras (900 kg) a los 250 kilogramos, pasando por bombas de 500 kilogramos cada una. No sabemos cuáles de todas serán pero si nos ponemos en el mejor de los casos, lanzarán no menos 2000 kilogramos de explosivos en estas operaciones, lo cual nos hace pensar que el aprecio por la seguridad ecológica de la zona es cero en el ejército que supuestamente está para protegen el territorio, no para bombardearlo.

Avanzando un poco más, hace poco se supo que España había comprado bombas aire-superficie a través de la OTAN. Un armamento vendido por el departamento de Estado de EEUU a la OTAN para que lo revendiera a sus países miembros. Concretamente bombas guiadas por láser GBU48, GBU 49 y GBU 12.

Dado que las maniobras con fuego real en Bardenas intentan probar el nuevo armamento a disposición del ejército, es probable que vayan a tirar alguna de estas bombas.

  • La GBU 48 es una bomba guiada por láser de 1000 libras, ahora con mejoras. De ellas el ejército del aire ya ha hecho una prueba con éxito hace poco en Cádiiz, La fabrica la emprepsa Raytheon y su precio unitario en 2008 era de 145.000 dólares por bomba, según Infodefensa.
  • La GBU 49 es otro arma guiada por láser y tiene un peso de 500 libras (450 kilos de explosivo).
  • En cuanto a la GBU 12 es otra bomba guiada por láser y por GPS  y cuenta con 500 libras de peso. La fabrican la anterior Raytheon y también Lockheed Martin.

Si se trata de alguna de estas bombas estarán arrojando a Bardenas no menos 2000 libras de explosivo, una verdadera pasada.

Nos cabe otra duda: ¿Qué hace la población circundante de las Bardenas ante esta nueva agresión?, ¿qué hace la Junta de Bardenas que supuestamente debe velar por el parque natural y sus valores? Si acudimos al comunicado de nuestros amigos de Bardenas Ya respecto de estas maniobras, nos dicen que

De la Junta no esperamos nada, acostumbrada que está a bañarse en sangre de inocentes para seguir gobernado una institución medieval por encima del pueblo de Navarra y manejando un inmenso caudal de dinero que esperamos que el Gobierno de Navarra investigue su uso, pidiendo cuentas, recibos, y y responsabilidades a los gerentes presentes y pasados de la Junta, caiga quien caiga.

y

Pero sí esperamos algo más de los Pueblos congozantes, que no se escuden en las rentas que reciben de la desgracia que llevamos a otros pueblos, y con la ayuda del Gobierno de Navarra, o sin ella porque con la muerte no se tiene que hacer negocio, objetar de ese impuesto de la guerra y decir NO a la renovación del contrato el 2018, para que las Bardenas vuelvan a ser Libres y para el Pueblo.

De modo que la aspiración de desmilitarizar las Bardenas y rescatarlas para los usos lógicos de la zona y, si nos apuran, para la humanidad, evitando que en éste se entrenen las guerras que luego se despliegan por el mundo, choca con las bombas que lanzan los militares primero contra las propias Bardenas y la seguridad ecológica de la zona, y sobre todo, contra la paz y la humanidad.

Los repartos de los congozantes del campo de tiro de Bardenas Reales

David+and+Noa+at+a+rock

Por Manuel Fernández

Fuente: Diario de Navarra

Ya se sabe que el que parte y reparte se lleva la mejor parte.

Y el dicho se hace efectivo y sólido en los mejunjes del Ministerio de Defensa y la Junta de Bardenas, ese ente que aprovechó el militarismo para legitimar el campo de tiro con el que someten a los ribereños del Ebro circundante en Navarra y Aragón.

El gran argumento con el que los partidarios de mantener un campo de entrenamiento militar en su territorio cercano y en un paraje con especiales figuras de protección medioambiental como es la Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales, es que a cambio de este pequeño sacrificio los pueblos “congozantes” (es decir, los que históricamente recibieron la dádiva de hacer uso de un terreno de los reyes de edades bien periclitadas) gozarán de un dinero que Defensa ofrece en concepto de canon de uso.

Y a los vecinos de la ribera les han venido contando el cuento de que el dinerillo les salvaba los presupuestos municipales y les hacía tener servicios impensables sin este apoyo del militarismo.

Al margen de lo indecente del argumento, al margen también de que la gran contribución de los militares a la región se traduce en contaminación por el armamento usado y el impacto ambiental de las actividades militares,  al margen también de las molestias que sufren cada vez (más de 250 días al año) que a los militares les da por sobrevolar los pueblos, al margen de que lo que se entrena allí es cómo hacer las guerras que luego replican los ejércitos español y sus socios por doquier, al margen, decimos, de todos estos pequeños detalles, resulta que la cuenta del canon es un cuento.

Porque, nos dice la noticia, la Junta de Bardenas, un ente privado y bien oscuro en su gestión, en realidad no entrega a los pueblos congozantes sino el 58% de lo que recibe en concepto de canon y se chupa el resto en cosas que, por la peculiar oscuridad de dicha Junta, ni siquiera conocemos, si bien algunas noticias de la prensa nos han explicado gastos injustificados (e injustificables) para viajes y solaz de los junteros, todo un descaro.

Llama la atención la farsa del canon que convierte en dependientes irremisibles del militarismo y sus actividades a los sufridos y sufrientes ciudadanos, mientras sus políticos más avezados se aprovechan a todo trapo de esta sumisión resignada y aplauden con las orejas la continuidad del campo militar que alimenta su codicia.

Razón a añadir a las muchísimas por las que hay que lograr desmilitarizar por completo Bardenas Reales y cuanto antes, impidiendo la renovación automática que pretende el Ministerio de Defensa y la Junta de Bardenas del convenio para el uso del campo de tiro.

Que se pronuncie el pueblo y diga si quiere tener un campo de tiro en Bardenas o si prefiere destinar este paraje a un uso más sensato y solidario.

El inmoral despilfarro de la Junta de Bardenas

Imagen de Manuel Fernández

Imagen de Manuel Fernández

Fuente:  Deia.

Hace poco titulábamos:  “Que dimitan todos los implicados en el mantenimiento del campo militar de Bardenas Reales“.  Parece, por lo que sigue, que no exagerábamos:

La Junta de Bardenas Reales, entidad responsable de la gestión y mantenimiento del parque natural en el que se ubica el polígono de tiro del Ejército, ha gastado una media de 40.000 euros anuales los últimos diez años en “atenciones protocolarias y representativas”. Cerca de 400.000 euros en una década, en muchos casos además sin que conste motivación ni destinatario del desembolso, y en ocasiones incluso sin que esté justificado documentalmente.

La Junta de Bardenas ya quedó en ridículo y en entredicho cuando se supo que su órgano asesor no se reunía desde hacía 16 años.  Ahora nos cuentan que aunque no se reunían sí que gastaban en protocolo.  Y de manera desaforada.

Un gasto llamativo por su ambigüedad y dotación en una entidad formada por apenas una treintena de personas entre miembros de la junta y empleados, y sobre el que ya puso el foco el tribunal de cuentas navarro, que en 2011 emplazó a detallar “el motivo y los destinatarios” de una partida que da margen para la discrecionalidad de comidas y viajes de los congozantes. Y que aunque se ha moderado en los últimos ejercicios, mantiene una asignación de 30.000 euros para este año.

La de protocolo es una partida habitual en los presupuestos de la Comunidad de Bardenas, que entre 2009 y 2012 llegó a superar los 60.000 euros de previsión y los 40.000 en ejecución. Tres veces más de lo que Tudela destina a protocolo, y casi lo mismo que Iruñea, y eso que en el caso del Ayuntamiento de la capital se incluyen los actos de Sanfermines.

Ahora vamos entendiendo bien qué supone el canon que paga el Ministerio de Defensa para la Junta de Bardenas:

  • Hasta ahora pensábamos que con ello compraban a los ayuntamientos para que no se negasen a la militarización de sus tierras.
  • Ahora comprendemos que, sobre todo, lo que buscaban es tener contentos a los que mandan y legitiman la base militar.  Para que lo hiciesen con una estructura opaca, nada democrática y dilapidadora.

¿En qué han gastado estos milies de € anuales?

Prebendas como suculentas cestas de Navidad. O como los viajes de una semana con gastos pagados para visitar parques naturales en Senegal, Costa Rica, Lanzarote o Argentina. Otorgados a dedo en su mayoría por el presidente. O como el pago “por asistencia a reuniones y conferencias”. Los privilegios, y hasta enriquecimiento descontrolado, de los miembros de la Junta son merecedores de una explicación pública por parte de sus responsables.

Como todos tienen que callar, nadie de la Junta de Bardenas se va a oponer a que las cosas sigan como hasta ahora, sin democratizar la toma de decisiones, y sin informar a los pueblos de qué ocurre realmente en las maniobras militares.

Casi la mitad del presupuesto se reparte así entre las 22 entidades congozantes, responsables de elegir a su órgano directivo y que desde 2009 reciben 195.000 euros cada uno para gastos de ámbito municipal. Casi dos millones más se dedican a afrontar préstamos y el resto se destina a la gestión y mantenimiento del parque.

En este último apartado tradicionalmente se han reservado diversas partidas, de cantidades entre 40.000 y 100.000 euros y no siempre transparentes, para actividades y retribuciones de los miembros de la Junta. Entre ellas la de gastos de protocolo de una entidad que sin actividad pública que no da servicio directo a los ciudadanos.

Lo que nos hace deducir que el servicio directo, si no se lo dan a los ciudadanos, se lo dan entre ellos y a los militares que les subsidian.

La Junta de Bardenas no tiene que dar cuentas a los ciudadanos, sino a los representantes de los ayuntamientos, valles y monasterio congozantes.  Son ellos, por tanto, los responsables secundarios de este despilfarro.

El otro modelo de defensa de los sioux

Imagen de Fibonacci Blue

Imagen de Fibonacci Blue

Fuente:  El Mundo.

En este blog llevamos tiempo argumentando y dando ejemplos históricos y actuales de la dicotomía defensa nacional versus defensa social o, lo que es lo mismo, seguridad humana.

Los sioux, ellos se llaman lakota, antiguos pobladores de Norteamérica, viven ahora bajo la tutela de los EE.UU. en una reserva entre Dakota del Norte y Dakota del Sur.  La reserva es del tamaño de Asturias pero sólo viven 8.000 personas.

Cuando en los años 50 los sioux y los cheyenne trataron de contratar a un abogado que los protegiera de los planes del Gobierno de EEUU, la Oficina de Asuntos Indios se lo prohibió. ¿Para qué iban a tener abogado cuando legalmente no podían ni siquiera votar en parte del país ya que legalmente estaban “bajo el tutelaje” del Estado?

Las condiciones de vida son penosas para los más antiguos habitantes:

Todo Standing Rock tiene un aire de pobreza desolador: los alcohólicos tumbados en medio de las calles de casas prefabricadas a las 11 de la mañana; el triste casino de Grand River, a apenas 10 minutos en coche de las tumbas de Toro Sentado y Sacagawea; las personas de apenas 50 años que parecen de 80 por los estragos de la metanfetamina, la droga de los pobres de las zonas rurales de EEUU.

La reserva, como las demás de las dos Dakotas, es tan pobre que los únicos actos electorales que se celebran allí son las “alimentaciones” (feeders) y que consisten, literalmente, en que el Partido Demócrata ofrece comida a la gente junto a los colegios electorales, a ver si así se animan a votar. El Partido Republicano, como no tiene votos entre los indios, trata de prohibir las “alimentaciones”, alegando que es compra de votos.

Ahora se han reactivado para luchar:

La única cosa que no les quitaron a los lakota fue la dignidad. Porque, en pleno 2016, la tribu ha organizado una rebelión para defender su estepa. Desde julio, cientos de activistas de 200 tribus están bloqueando la construcción de un oleoducto de 1.825 kilómetros cuya obra va a costar 3.800 millones de dólares (3.500 millones de euros) a través de un territorio que roza su reserva, y llevará el petróleo pesado extraído por medio del controvertido método del fracking desde Dakota del Norte hasta el estado de Illinois. Es la mayor concentración de tribus desde la época de las guerras indias del siglo XIX.

Por ahora, no ha habido muertes. Pero sí violencia. Las autoridades de Dakota del Norte y del Sur y los guardias de seguridad de la empresa que construye el oleoducto, Dakota Access, han empleado perros y material antidisturbios para tratar de mantener fuera de las obras a los indígenas, que ahora cuentan con el apoyo de grupos ecologistas y de izquierda.

Las autoridades están en contra y, ni siquiera, el Obama de sus últimos días de presidencia ha hecho acto de presencia o ha intentado defender a esta minoría:

Sólo el sábado de la semana pasada fueron arrestadas 127 personas por tratar de interrumpir los trabajos de Dakota Access. El 3 de septiembre, seis personas tuvieron que recibir atención médica por mordeduras de perros, y otras dos docenas fueron rociadas con spray que produce picor e irritación en la garganta y en los ojos. La periodista Amy Goodman -la misma que entrevistó a Pablo Iglesias cuando éste viajó a Nueva York en febrero de 2015 – fue arrestada por retransmitir la protesta para su programa de radio y televisión Democracy Now, que se emite a través de internet. Las autoridades de Dakota del Norte la acusaron de incitación a la violencia y a la desobediencia civil, lo que implica cárcel, a pesar de que no había ninguna constancia de que hubiera hecho otra cosa que informar. Además, este jueves la policía detuvo a 141 personas, y en el tumulto se oyeron disparos balas de verdad en dos ocasiones, aunque no hubo heridos. Los arrestados fueron puestos en libertad, salvo uno.

(Enlace para ver el vídeo)

La agresividad de las autoridades locales ha sido tan grande que los líderes de Standing Rock han pedido al Estado Federal -es decir, a Washington- que abra una investigación de lo que ellos consideran una actuación desproporcionada de las autoridades locales. Por ahora, sin embargo, el Gobierno de Barack Obama, tan dado a intervenir cuando se agrede a otras minorías -en especial la afroamericana-, no se ha pronunciado ante lo que el presidente de Standing Rock, Dave Archambult, califica de “militarización de las fuerzas policiales locales”. Lo más que ha hecho el presidente ha sido pedir que se suspendan las obras, lo que en la práctica apenas paralizó los trabajos durante 48 horas en septiembre.

Para colmo, el presidente entrante, Trump, tiene una inversión de 920 millones de € en la empresa que realiza las obras.

Así que para los indígenas está claro: lo que es necesario para las personas de origen europeo no lo es para ellos. Por eso, los descendientes de Toro Sentado se han lanzado a ocupar la pradera.

Primero lo intentaron en los tribunales, dado que la ruta del oleoducto es unaflagrante violación del Tratado del Fuerte Laramie de 1851. Perdieron. Lo cual no es una sorpresa, porque los tribunales tienden a entender los tratados de forma asimétrica: cuando benefician a los indígenas, no valen; cuando ayudan a los descendientes de los colonos, sí. De hecho, el golpe de gracia al proceso legal de los indios lo dio un tribunal de Washington el 8 de octubre, la víspera del Día Mundial de los Pueblos Indígenas.

Entretanto, Dakota Access compró el terreno en el que se estaba realizando la protesta, y el campamento tuvo que moverse a otro sitio a varios kilómetros. Así que la controversia parecía camino de ser ignorada por los medios de comunicación de Estados Unidos, para los que los indígenas son un tema de mínimo interés. A fin de cuentas, ¿qué cabe esperar cuando el equipo de fútbol americano de Washington tiene un nombre tan inconfundiblemente racista como Pieles Rojas (Redskins)?

Pero los lakotas y sus aliados tienen en el siglo XXI una ventaja de la que carecían Toro Sentado y Nube Roja: internet. El vídeo de siete minutos sobre las protestas de septiembre colgado por Goodman ya cuenta con más de 14 millones de visitas.Y la semana pasada un juez de Dakota del Norte rechazó los cargos en contra de la periodista. Al mismo tiempo, la estrella de rock Neil Young y los sospechosos habituales de este tipo de causas en Hollywood -Susan Sarandon, Leonardo DiCaprio, Ben Affleck- se han pronunciado a favor de los indios. Los disturbios del sábado fueron difundidos a través de Periscope, el servicio de vídeos de Twitter, y de Facebook Live, y esas retransmisiones han tenido decenas de miles de visitas cada una. Los indígenas también han creado la organización ReZpect Our Water, cuya grafía es claramente alternativa (sería el equivalente de emplear la letra k en lugar de la c en español), a través de la cual se han coordinado con una amplia gama de grupos de izquierda dentro y fuera de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La protección de los leones marinos y el derroche militar

Skye+Sea+Lions

lacajadezapatos

Fuente: EMAD

La campaña del militarismo por encontrar nuevas justificaciones a su injustificado argumentario general no tiene límites y todo vale.

Esto incluye la defensa de los leones marinos, que al parecer debe realizarse (también) manu militari y con el derroche de recursos que podrían destinarse mucho mejor a instituciones diferentes a los ejércitos.

Tal vez por eso los centros especializados en la defensa de la naturaleza, pero con menos recursos económicos y peor trato institucional, se ven tentados de dejarse usar por la propaganda militar para conseguir unos mínimos que de otro modo no conseguirían.  Es una perversión, que a veces se redobla cuando otras empresas privadas entran en el estrecho lazo de complicidades.

En nuestro caso, el ejército acaba de suscribir un convenio con la Fundación Oceanografic, la empresa de la Comunitat valenciana Ciudad de las Artes y las Ciencias SA, y la empresa AVANQUA, nada menos que para el cuidado de los leones marinos.

El convenio responde a un proyecto que ya es llamativo en su nombre, “Leones Marinos Asistencia Social y Conservación de la Especie” y tiene un doble objetivo

Por un lado, el programa pretende evaluar el potencial de esta especie como asistentes en labores de rescate acuático y en otras actividades de relacionadas con la protección de vidas humanas, búsqueda, salvamento, rescate, lucha contra la contaminación marina y otras acciones que puedan mejorar la capacidad de respuesta en la gestión de emergencias.

Es decir, que lo que se pretende es militarizar a los leones marinos, que es el único argumento que entienden los militares.  De otro modo no estarían dispuestos a hacer algo por ellos.

En este caso, no acabamos de ver qué pinta el ejército en este convenio. Según se dice

La colaboración de las Fuerzas Armadas se realizará mediante la participación en convenios específicos derivados de este Convenio Marco con el MINISDEF. La naturaleza, términos y alcances de esta cooperación se determinarán por acuerdo entre las partes, resaltando las diversas actividades que puedan contribuir a mejorar el cumplimiento de las misiones encomendadas a las Fuerzas Armadas, especialmente en el ámbito de las emergencias.

No queda claro en qué consiste, fuera de la propaganda, la actividad que desempeñará el Ministerio de Defensa, ni el gasto que supondrá todo esto, pero de lo que no nos cabe duda es de que  para proteger a diversas especies marinas, entre ellas el león marino, es preferible aparcar la idea de defensa militar y destinar recursos a la protección civil de la naturaleza, y sobre todo, a las ONGs ecologistas que son las que mejor y más han defendido la biodiversidad en nuestro país.

Lo demás es ganas de marear la perdiz y mera propaganda militar.

Que dimitan todos los implicados en en mantenimiento de campo militar de Bardenas Reales

David+and+Noa+at+a+rock

Antonio Lainez

Fuente: La Vanguardia

De forma residual y sin sacar las oportunas consecuencias, la prensa ofrece una noticia que está destinada a pasar desapercibida como si fuera intrascendente: después de 16 años sin haberse reunido sino una sola vez y para constituirse como tal, el pasado 19 de octubre se ha reunido el “Consejo Asesor de Bardenas Reales”, que ha estado presidido por la Directora General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio,  Eva García Balaguer, y con asistencia del presidente de la Comunidad de Bardenas Reales.

Dicho así parece que simplemente se trata de que ahora se reúne un órgano que la ley establece como obligatorio pero que hasta la fecha no se reunía. Pero es mucho más, pues hay que poner la noticia en su contexto.

Primero, porque no es casualidad que este órgano, que no se reunía a pesar de tenerlo que hacer por ley, venga a reunirse ahora justo después de que las movilizaciones de la población bardenera respecto de la presencia de la base militar en el centro de la reserva de la biosfera de Bardenas Reales empiecen a ir mucho más allá de una testimonial marcha anual de protesta y comiencen a preocupar, incluso a la OTAN, que no quiere que la población se pronuncie respecto a su principal campo de entrenamiento para las operaciones de guerra en las que participa.

Parece que la movilización social, con el mensaje de exigir la plena desmilitarización de Bardenas y de abrir una vía de consulta popular sobre la presencia militar en dicho enclave y de resolver el contrato semi-blindado de que goza el ejército, empieza a hacer mella.

Segundo, porque indagando en el significado de este Consejo Asesor que no se reúne desde hace la tira de años, resulta que este órgano es de obligado cumplimiento desde el momento de la declaración de Bardenas como Parque Natural, pero en Bardenas se lo guisaba y se lo comía todo entre la opaca y poco democrática Junta de Bardenas y el ejército, sin dar cauce a ninguna otra expresión.

El Consejo Asesor fue creado por la ley foral de Navarra que constituyó Bardenas Reales como parque nacional, pero solo se había reunido una vez, precisamente para formalizar su constitución legal, pero luego había sido arrinconado. Mejor no contar con ojos críticos y poder firmar sin luz ni taquígrafos los acuerdos de cesión de terrenos al ejército para sus maniobras, y de poder hacer y deshacer sin tomar precauciones  de las que exige el acuerdo de la Junta de Bardenas con el ejército sobre el impacto de la actividad militar sobre el Parque Natural.

Y ahora ocurre que, por obligación legal, y después de la inclusión de Bardenas Reales en la Red Natura, resulta que por otra obligación legal (Ley 42/2007 del Patrimonio Nacional y la BIodiversidad) el estado debe de regular el parque como “Zona de Especial Conservación” con arreglo a las directivas europeas y de regular la gestión del parque y del patrimonio natural de este con arreglo a las exigencias de la normativa comunitaria, lo que pone en peligro, al parecer, la idea de seguir con el pasteleo de la Junta de Bardenas y el Ministerio de Defensa al respecto. Tal vez a Europa no le suene bien eso de un campo de entrenamiento militar en mitad de una Zona de Espacial Conservación y, precisamente para controlar el proceso, oportunamente, se reúne por segunda vez en su vida el consejo Asesor de Bardenas. ¿para envolver y legitimar la actuación previa de complicidad militar de la Junta de Bardenas?

Tercero: el cambio político propiciado por la nueva situación de reivindicación de poner fin a la base militar de Banderas por parte de las poblaciones ribereñas se acompaña por un hecho nuevo y un campo de confrontación más.

A partir de ahora Bardenas va a pasar a ostentar la categoría de Zona de Especial Conservación (ZEC).

Ello nos ofrece un nuevo campo de lucha: la UE, donde debemos denunciar la base militar dentro de esta zona y donde la sensibilidad y los apoyos puede ser relevante con la internacionalización de este conflicto.

Cuarto: porque quedan claras las tremendas complicidades promilitares que hasta ahora han sido la tónica administrativa y política y que, desde nuestro punto de vista, exigen responsabilidades y dimisiones .

Sólo el cambio de fuerzas políticas en la sociedad navarra y aragonesa, tanto a nivel local como foral y comunitario, con la ruptura del consenso de la derecha y el PSOE de toda la vida en torno al polígono militar de Bardenas, y la lucha de las sociedades ribereñas por ir más allá de lo testimonial y proponer el rescate de la soberanía ciudadana sobre los temas que les afectan y nos afectan tan decisivamente a todos ha obligado a esta reunión anómala para guardar las formas.

Algo está cambando, y ese algo se llama la lucha de la gente de a pié y el desvelamiento de las descaradas complicidades militaristas de la casta política y militar en contra de los intereses de las sociedades.

Todo ello obliga a incorporar otro elemento más, que es precisamente el de las responsabilidades que deberían asumirse.

¿Por qué el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en su actual o en las anteriores denominaciones, no ha aplicado las consecuencias derivadas de la ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad, hacia Bardenas Reales, declarada Reserva Natural y Reserva de la BIosfera e incluida en la Red Natura 2000? ¿No deberían pedirse responsabilidades y exigirse dimisiones en este ministerio, sospechoso siempre de un puertagiratorismo lacerante?

¿Por qué los gobiernos forales y parlamento navarro no han exigido el cumplimiento de la ley que ellos mismos aprobaron y han esperado la friolera de 16 años para reunir un Consejo que debería vigilar el contenido de la ley sobre el parque Natural? Debería haber aquí dimisiones y responsabilidades.

¿No deberían pedirse responsabilidades y dimisiones a los principales protagonistas del enjuague, Ministerio de Defensa y Junta de Bardenas?

¿No deberían pedirse a los partidos políticos que han consentido o promovido este desaguisado?

¿No debería exigirse al Sindicato de Agricultores de Bardenas; a la Comisión de Gremios Ganaderos; a la Asociación de Cazadores y Pescadores de Bardenas; al Centro de Estudios “Merindad de Tudela” y al  Consorcio “Eder”, todos ellos miembros del Consejo Asesor ineficaz? ¿No deberían estos exigir que el orden del día de la suguiente reunión de este Consejo incluyese tratar el tema de la desmilitrización de Bardenas y de la cancelación del convenio con Defensa?

¿No deberían pedirse también a los municipios consentidores, encubridores, cómplices?

Una noticia, como decimos, que no debe pasar desapercibida

 

HOMSEC 2017, la feria de armas madrileña

honsec-2015

Fuente: Portalferias.com

Se anuncia con todo descaro la VI edición de la feria de armas que se celebra en Madrid, en esta ocasión con el nombre de HOMSEC 2017.

Una feria de armas que pasa desapercibida para la ciudadanía, pero que trafica con este tipo de “producto” en nuestras propias narices, conviertiendo a Madrid en una ciudad de sangre.

A lo largo del tiempo que falta hasta este desgraciado acontecimiento iremos informando de las peculiaridades de la feria y de sus organizadores.

La convocatoria de ahora dice con toda la alegría del mundo que en esta edición se podrá negociar con fabricantes de los siguientes sectores:

• Plataformas terrestres, navales, aeroespaciales y no tripuladas.
• Mando y control, Comunicaciones, Ordenadores, Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR).
• Seguridad, vigilancia e identificación.
• Control y protección de fronteras e Infraestructuras críticas.
• Equipamiento policial y forense.
• Ciberseguridad.
• Sensores (ópticos, electroópticos, infrarrojos, radares, sonido, etc.).
• Armamento y municiones.
• Simulación, adiestramiento y formación, robótica.
• Logística, equipamiento individual y de campaña. Alimentación y catering, mantenimiento (MRO).
• Protección Civil, Sanidad y NRBQ.
• Nanotecnologías y nuevos materiales.
• Consultoría e Ingeniería.
Y afirma que el perfil del “expositor” en esta feria es el de
Fabricantes, integradores, importadores y suministradores de equipos, sistemas, servicios y componentes de interés para las Fuerzas Armadas, Cuerpos de Seguridad,Policías, Protección Civil y Emergencias, Agencias de Aduanas, Inteligencia y
Seguridad, y empresas de diferentes sectores.
• Integradores de sistemas.
• Desarrolladores de software de simulación y realidad virtual.
• Expertos en adiestramiento y formación.
• Universidades, centros tecnológicos e investigadores de tecnologías aplicadas.
Y promete la feria como un escaparate para
• dar a conocer las novedades y ofertas completas de productos y servicios en seguridad, defensa y protección ante el público objetivo.
• Es el escaparate idóneo para establecer nuevas relaciones y contactos de negocio con responsables políticos, militares, policiales, municipales y empresariales de seguridad.
• Una plataforma óptima para conocer las necesidades del cliente, nuevos mercados y nichos tecnológicos.
De modo que tenemos en ciernes y ante nuestras propias narices la pretensión de celebrar en Madrid, ciudad que en palabras de su alcaldesa se siente a sí misma de acogida y de paz, una feria de armas si alguien no lo remedia.
Por nuestra parte estamos empezando a concretar contactos para que la ciudadanía difunda esta aberración y exija a las autoridades políticas que la consienten (no en vano se pretende celebrar en IFEMA, en cuyo órgano rector participan tanto el Ayuntamiento como la Comunidad Autónoma, y cuenta con diversos apoyos institucionales de diversos ministerios) que retiren su apoyo a esta aberración o se retraten como colaboradores del sanguinario comercio de armas.
Seguiremos informando.

La huella ecológica de un portaaviones militar

Imagen de Esteban Villarejo

Fuente:  ABC.

El portaaviones Príncipe de Asturias contiene 8’5 millones de kilos de metal, que ahora se quieren subastar por, al menos, 2’4 millones de €.

Según redcicla.com

Un coche de tamaño medio requiere aproximadamente. 800 kg. de acero y 130 kg. de metales no ferrosos.  Por lo tanto, grosso modo, un coche medio necesita 930 kg de metales.  Si el Príncipe de Asturias tiene 8’5 millones de kilos de meta, con él se podrían haber hecho 9.139 coches.

Es decir, la huella ecológica de la fabricación del portaaviones equivale a la de 9.139 coches. Una barbaridad.

Otro dato comparativo es que la torre Eiffel cuanta con 7’3 millones de kilos de hierro, es decir, es sólo el 85’8 % del portaaviones.

¿Cuál sería la huella ecológica de un portaaviones, cuántos kilómetros cuadrados de selva son necesarios para producirlo?

La huella ecológica es

un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta, relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos.

Representa el área de tierra o agua ecológicamente productivos (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) e idealmente también el volumen de aire, necesarios para generar recursos y además para asimilar los residuos producidos por cada población determinada de acuerdo a su modo de vida, de forma indefinida.

El objetivo fundamental de calcular las huellas ecológicas consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y, compararlo con la biocapacidad del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad.

Seguramente es muy alta y, además, muy poco ética.  Por ello los 8’5 millones de kilos de metales del portaaviones Príncipe de Asturias son un ejemplo paradigmático de despilfarro militar.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed