Archive for desarrollo global

¿Sirven para algo los carísimos tanques Leopard?

Leopard+2A4

Vestman

Fuente: Infodefensa

Los famosísimos tanques Leopard de patente alemana (una parte de los cuales se fabrican en España) ganaron su reputación de arma letal en los múltiples ejercicios, simulaciones y maniobras militares, de forma que eran uno de los instrumentos de guerra más cotizados y reclamados por gran parte de los ejércitos mundiales.

Ejércitos como el alemán, el austriaco, el canadiense, el chileno, el danés, el español, el finlandés, el griego, el noruego, el holandés, el portugués, el sueco, el suizo, o el turco, entre otros muchos, se han gastado ingentes sumas de dinero, empobreciendo a sus poblaciones y asumiendo una brutal deuda militar, para comprar estos cacharros.

Ponerlos a prueba en una guerra de verdad y desmoronarse el prestigio de este arma de guerra han sido todo uno. Los turcos, que los han empleado para arremeter contra sus enemigos del Daesh en Al-Bab (Siria) han perdido 10 de un plumazo y han visto como otros muchos han quedado escacharrados, al parecer de forma irreversible.

La inexplicable ineficacia de estos tanques se ha visto magnificada porque al ingente número de soldados de infantería turcos, apoyados por estos tanques, se unía el apoyo aéreo de los rusos, que han podido comprobar como testigos el desastre del arma en cuestión.

Esta situación, que hace preguntarse a los militaristas si estos tanques sirven para lo que prometen, nos lleva a nosotros a hacer la pregunta más extensiva y la respuesta mucho más amplia.

¿Sirven los tanques para algo?  ¿Le sirven a alguien?

Primeramente, se ve que los tanques no sirven para lo que dice su “prospecto”, es decir, no tienen la eficacia militar que predican. Como toda la producción militar, es una verdadera chapuza. Y una chapuza muy cara y terrible.

En segundo lugar, no sirven tampoco para el bienestar de la gente de los pueblos cuyos ejércitos los compran. Su factura es carísima. Generan, como en el caso español, una ingente e impagable deuda militar y se pagan a costa de los bienes sociales que dejan de conseguirse al priorizar el gasto militar sobre las necesidades sociales.

Tampoco le sirven a la sociedad donde se producen dichas armas mortíferas, pues los cuantiosos beneficios que producen redundan en los accionistas de la empresa fabricante, que son los que efectivamente se enriquecen con ello, pero a costa de provocar dependencia de la producción militar en la zona donde se desarrollan estos tanques que, dado el sistema mecanizado de su producción, tampoco crean tanto trabajo como otros sectores.

No generan beneficio medioambiental, y son un instrumento altamente contaminante.

No generan beneficio para la paz mundial, sino que sirven a la causa de la guerra.

Sin embargo, genera ciertos beneficios:

  • A los accionistas de la industria militar, a los comerciantes, comisionistas, y demás cadena de negocio militar.
  • A la creación de conflictos bélicos y “amenazas” que sirven para “legitimar” la venta de armas y el negocio de la guerra.
  • A los políticos que asumen deuda ilegítima para adquirir estas armas que, a su vez, sirven para consolidar un status quo que les mantiene en su situación de privilegio, cuando no para conseguir además comisiones importantes.
  • A la petrificación de un modelo de política internacional basada en la división, la violencia estructural y la dominación que, curiosamente, beneficia a los estados productores y vendedores de armas y crea dependencia en los demás.

De modo que ya sabemos: la fabricación de tanques Leopard, como ejemplo de la venta de armas, sirve para algo y para alguien. Lo único que a lo que sirve es precisamente a lo más indeseable.indecente, perjudicial y necesario de cambiar de la faz de la tierra.

Otro globo-sonda: llegar a 26.500 millones de € de gasto para el Ministerio de Defensa

FP914+da+noi+l%27importante+%C3%A8+farsi+il+SUV.............+CongoRD+ex+Zaire%2C+Nord+Kivu%2C+Rutshuru+1990

La Mala Testa

Fuente: La Razón.

Las van tirando (con bala) poco a poco, a ver qué pasa.

Cospedal se prodiga en lanzar anuncios sobre el gasto militar. Ahora ha elevado la apuesta. Ya no son 1.800 millones de euros los que quiere subir el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2017, sino 2.076. Ya no es “un incremento anual para acercarnos a los compromisos adquiridos” como dice el mantra de los últimos tiempos, sino 26.500 millones de euros anuales para el Ministerio con plazo máximo en 2024 (dentro de 7 años),

Se precisa de un planeamiento y de una estabilidad que garanticen la disponibilidad de medios en plazo y forma que pueda desembocar en un compromiso presupuestario estable y duradero con la defensa, su dotación, su capacidad inversora y su base industrial

A eso es a lo que llama “recuperar músculo militar”, en una nefasta metáfora donde, según dice la ministra, el músculo a recuperar es la fuerza bruta, no el corazón (pongamos por ejemplo) o cualquier otro relacionado con mejorar el mundo en que vivimos.

Pero la ministra hace, como siempre se hace en Defensa, trampa. Porque cuando nos habla de ese abrumador aumento de gasto militar, sólo habla de incrementar las partidas de su ministerio, no de desvelar las otras partidas del gasto militar ocultas en otros ministerios (12 de los 13 existentes) o partidas externas (por ejemplo las clases pasivas militares o el fondo de contingencia desde el que se financian las operaciones en el exterior).  Para profundizar en estos temas recomendamos nuestro informe Gasto Militar 2016.

La ministra afirma que, de momento, no va a incorporar al presupuesto de defensa, por ejemplo, los más de 800 millones anuales que se gasta el estado en enviar tropas al extranjero, que seguirán en el famoso limbo donde la política militar esconde lo que no quiere que se sepa.

Así y todo, si empiezan a reconocer que quieren un gasto militar de 26.500 millones de euros anuales y aplicamos a este el criterio de deuda pública que venimos manejando (porque los presupuestos generales del estado españoles son deficitarios y lo seguirán siendo en las próximas décadas, lo que obligará a pagar la enorme deuda pública contraída y la que necesiten contraer a futuro), resultará que en los cálculos de gasto militar que venimos haciendo en nuestros sucesivos informes, nos vamos a acabar situando en un gasto militar final (gasto militar más deuda) por encima de los 50.000 millones de euros.

Y a esta política agresiva y militarista, según vemos día a día, le aplauden por igual la prensa amarilla más escorada a la derecha y la simplemente escorada a la derecha, sin que la crítica haga prácticamente acto de presencia a pesar de la desmesura, inmoralidad, insolidaridad y peligro que todo ello supone.

¿Y los partidos políticos? Pues o consintiendo o de vacaciones.  Que para eso comen de la misma entelequia y con iguales escrúpulos.

Las industrias militares de EEUU y la UE acaparan el 82,4 % de las ventas de armas mundiales

US+military+expenditures+1950-2015

Martin Broek

Fuente: El Diario

El negocio de la venta de armas sigue, al parecer, viento en popa.

Lo dice el informe del SIPRI, referido al año 2015, que señala una facturación mundial de más de 349.000 millones de euros, cifra similar a la de 2014 y que, según las estimaciones del SIPRI tiene una tendencia al aumento.

Tan curioso como la cifra es el conocer los principales causantes de tal venta de armas:

El “top 100”, que no incluye empresas chinas por falta de datos fiables, refleja el dominio abrumador de las firmas estadounidenses y de Europa Occidental, que controlan el 82,4 % de las transacciones y acaparan la lista de las diez primeras.

El desaguisado es abrumador, EE.UU. mantiene la mayor cuota del mercado, pero con ligeras bajadas respecto de años anteriores

Las compañías estadounidenses -39 de las 100 primeras- tuvieron unas ventas totales de 209.700 millones de dólares (198.000 millones de euros), casi el 57 % del total, consecuencia de que el departamento de Defensa de ese país es el principal comprador mundial y de que la mayoría de sus adquisiciones son a firmas nacionales.

Por contra, las empresas de armas europeas aumentan su exportación y

Las empresas europeas occidentales aumentaron su facturación un 6,6 %, hasta 95.700 millones de dólares (90.203 millones de euros), revirtiendo la tendencia negativa del año anterior, gracias en especial a una subida del 13 % de las firmas francesas por sus grandes contratos con Egipto y Qatar.

Con este panorama es obscena la justificación que suelen ofrecer para este aumento de lo militar los partidarios del militarismo. No se fabrican armas porque hay inseguridad mundial, sino que las armas que vendemos crean los conflictos y generan la inseguridad mundial que luego nuestra propaganda intenta usar para justificar su inmoral negocio de muerte.

¿Cómo pueden mantener en serio los dirigentes políticos, tan embadurnados en el expresionismo militarista que padecemos, que debemos fabricar armas  e incrementar los presupuestos militares porque nos amenazan de fuera, cuando somos los que proporcionamos el 85% de las armas del mercado mundial?

Se nos ocurre una explicación bien evidente que tiene que ver con las complicidades de la élite en este negocio que nos amenaza y empobrece a la mayoría de gente decente: la venta de armas es su negocio, la guerra es su negocio, la destrucción es su negocio y dominar con todo ello a los demás es su negocio y su objetivo.

Cospedal confunde Defensa con Seguridad

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Fuente:  Infodefensa.

Inventir en defensa es invertir en seguridad” dijo Cospedal.  Y de ello concluyó que hay que invertir más en defensa.

Así, sin ningún razonamiento previo o posterior, sin justificaciones.  Simplemente por que ella lo vale, porque sí.

Lo podría haber dicho Morenés.  O cualquiera de los ministros de Defensa previos, tanto del PP, como del PSOE, como de UCD.

Tras un mes de estudiar los temas más importantes de su nuevo cargo, Cospedal no ha innovado ni un milímetro.

Pero se equivocan.  Defensa se refiere a militar, a violencia, a relaciones internacionales de dominación.  Defensa se refiere a estados naciones, a exportación de armas, a guerras en todo el mundo. Defensa se refiere a militarizar la investigación y el desarrollo, a que exista un Estado militar dentro del Estado civil.  Defensa se refiere a gastar en cañones en detrimento al gasto en mantequilla.

Seguridad es poder tener acceso a cubrir tus necesidades básicas:  alimentación, vivienda, sanidad, escolarización, …  Seguridad es promover y ejercitar el desarrollo de los derechos económicos, humanos, civiles de cada persona.  La seguridad tiene que ver con los intereses de las personas, no de las naciones, la seguridad es inclusiva porque no depende de los intereses nacionales, sino de los intereses humanos que nos son comunes a todos.

Confundir la cultura de defensa con la cultura de paz es un grave error.  También lo es confundir Seguridad Nacional con Seguridad Humana.  O una opción política violenta e intervencionista elegida a conciencia.

¿Invertir en defensa es invertir en seguridad?

Es justo lo contrario, invertir en militares, en armas y guerras es ir contra los derechos humanos, civiles y ecológicos.  Invertir en defensa es invertir en violencia directa, estructural y cultural.  Miles de guerras nos lo confirman, pasadas, presentes y futuras.  Millones de muertos, de refugiados, de mutilados, de violadas, de niños que no han podido estudiar ni tener un futuro digno.

Cada euro invertido en Defensa es un euro invertido en un mundo peor.  Por ello aboga, no nos engañemos, Cospedal.

Que dimitan todos los implicados en en mantenimiento de campo militar de Bardenas Reales

David+and+Noa+at+a+rock

Antonio Lainez

Fuente: La Vanguardia

De forma residual y sin sacar las oportunas consecuencias, la prensa ofrece una noticia que está destinada a pasar desapercibida como si fuera intrascendente: después de 16 años sin haberse reunido sino una sola vez y para constituirse como tal, el pasado 19 de octubre se ha reunido el “Consejo Asesor de Bardenas Reales”, que ha estado presidido por la Directora General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio,  Eva García Balaguer, y con asistencia del presidente de la Comunidad de Bardenas Reales.

Dicho así parece que simplemente se trata de que ahora se reúne un órgano que la ley establece como obligatorio pero que hasta la fecha no se reunía. Pero es mucho más, pues hay que poner la noticia en su contexto.

Primero, porque no es casualidad que este órgano, que no se reunía a pesar de tenerlo que hacer por ley, venga a reunirse ahora justo después de que las movilizaciones de la población bardenera respecto de la presencia de la base militar en el centro de la reserva de la biosfera de Bardenas Reales empiecen a ir mucho más allá de una testimonial marcha anual de protesta y comiencen a preocupar, incluso a la OTAN, que no quiere que la población se pronuncie respecto a su principal campo de entrenamiento para las operaciones de guerra en las que participa.

Parece que la movilización social, con el mensaje de exigir la plena desmilitarización de Bardenas y de abrir una vía de consulta popular sobre la presencia militar en dicho enclave y de resolver el contrato semi-blindado de que goza el ejército, empieza a hacer mella.

Segundo, porque indagando en el significado de este Consejo Asesor que no se reúne desde hace la tira de años, resulta que este órgano es de obligado cumplimiento desde el momento de la declaración de Bardenas como Parque Natural, pero en Bardenas se lo guisaba y se lo comía todo entre la opaca y poco democrática Junta de Bardenas y el ejército, sin dar cauce a ninguna otra expresión.

El Consejo Asesor fue creado por la ley foral de Navarra que constituyó Bardenas Reales como parque nacional, pero solo se había reunido una vez, precisamente para formalizar su constitución legal, pero luego había sido arrinconado. Mejor no contar con ojos críticos y poder firmar sin luz ni taquígrafos los acuerdos de cesión de terrenos al ejército para sus maniobras, y de poder hacer y deshacer sin tomar precauciones  de las que exige el acuerdo de la Junta de Bardenas con el ejército sobre el impacto de la actividad militar sobre el Parque Natural.

Y ahora ocurre que, por obligación legal, y después de la inclusión de Bardenas Reales en la Red Natura, resulta que por otra obligación legal (Ley 42/2007 del Patrimonio Nacional y la BIodiversidad) el estado debe de regular el parque como “Zona de Especial Conservación” con arreglo a las directivas europeas y de regular la gestión del parque y del patrimonio natural de este con arreglo a las exigencias de la normativa comunitaria, lo que pone en peligro, al parecer, la idea de seguir con el pasteleo de la Junta de Bardenas y el Ministerio de Defensa al respecto. Tal vez a Europa no le suene bien eso de un campo de entrenamiento militar en mitad de una Zona de Espacial Conservación y, precisamente para controlar el proceso, oportunamente, se reúne por segunda vez en su vida el consejo Asesor de Bardenas. ¿para envolver y legitimar la actuación previa de complicidad militar de la Junta de Bardenas?

Tercero: el cambio político propiciado por la nueva situación de reivindicación de poner fin a la base militar de Banderas por parte de las poblaciones ribereñas se acompaña por un hecho nuevo y un campo de confrontación más.

A partir de ahora Bardenas va a pasar a ostentar la categoría de Zona de Especial Conservación (ZEC).

Ello nos ofrece un nuevo campo de lucha: la UE, donde debemos denunciar la base militar dentro de esta zona y donde la sensibilidad y los apoyos puede ser relevante con la internacionalización de este conflicto.

Cuarto: porque quedan claras las tremendas complicidades promilitares que hasta ahora han sido la tónica administrativa y política y que, desde nuestro punto de vista, exigen responsabilidades y dimisiones .

Sólo el cambio de fuerzas políticas en la sociedad navarra y aragonesa, tanto a nivel local como foral y comunitario, con la ruptura del consenso de la derecha y el PSOE de toda la vida en torno al polígono militar de Bardenas, y la lucha de las sociedades ribereñas por ir más allá de lo testimonial y proponer el rescate de la soberanía ciudadana sobre los temas que les afectan y nos afectan tan decisivamente a todos ha obligado a esta reunión anómala para guardar las formas.

Algo está cambando, y ese algo se llama la lucha de la gente de a pié y el desvelamiento de las descaradas complicidades militaristas de la casta política y militar en contra de los intereses de las sociedades.

Todo ello obliga a incorporar otro elemento más, que es precisamente el de las responsabilidades que deberían asumirse.

¿Por qué el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en su actual o en las anteriores denominaciones, no ha aplicado las consecuencias derivadas de la ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad, hacia Bardenas Reales, declarada Reserva Natural y Reserva de la BIosfera e incluida en la Red Natura 2000? ¿No deberían pedirse responsabilidades y exigirse dimisiones en este ministerio, sospechoso siempre de un puertagiratorismo lacerante?

¿Por qué los gobiernos forales y parlamento navarro no han exigido el cumplimiento de la ley que ellos mismos aprobaron y han esperado la friolera de 16 años para reunir un Consejo que debería vigilar el contenido de la ley sobre el parque Natural? Debería haber aquí dimisiones y responsabilidades.

¿No deberían pedirse responsabilidades y dimisiones a los principales protagonistas del enjuague, Ministerio de Defensa y Junta de Bardenas?

¿No deberían pedirse a los partidos políticos que han consentido o promovido este desaguisado?

¿No debería exigirse al Sindicato de Agricultores de Bardenas; a la Comisión de Gremios Ganaderos; a la Asociación de Cazadores y Pescadores de Bardenas; al Centro de Estudios “Merindad de Tudela” y al  Consorcio “Eder”, todos ellos miembros del Consejo Asesor ineficaz? ¿No deberían estos exigir que el orden del día de la suguiente reunión de este Consejo incluyese tratar el tema de la desmilitrización de Bardenas y de la cancelación del convenio con Defensa?

¿No deberían pedirse también a los municipios consentidores, encubridores, cómplices?

Una noticia, como decimos, que no debe pasar desapercibida

 

La OTAN se preocupa: sigamos en la lucha

David+and+Noa+at+a+rock

Manuel Fernandez

Fuente. Confidencial 

Nos dice la prensa afecta al militarismo que la OTAN se aja y entristece por la levantisca pretensión de navarros y aragoneses de someter a consulta cívica la continuidad del campo de tiro y maniobras de Bardenas Reales.

Dice la noticia que la OTAN pierde el sueño porque tanto

Podemos, como Bildu y otras plataformas antimilitaristas están trabajando para realizar una consulta o referéndum en 2018 entre los vecinos de las poblaciones locales.”

A la OTAN le preocupa la democracia y no sólo, ni tampoco principalmente, porque su ideario sea el de extenderla, sino por encima de otros motivos, porque no les parece bien que ésta se ejerza en realidad, sobre todo cuando el ejercicio democrático dice que los pueblos no quieren ni guerra, ni preparación de la guerra, ni el sistema de dominación y violencia del que la OTAN es pionera.

El asunto ha traspasado fronteras y, como ha sabido ECD, ha llegado incluso al seno de la OTAN. El campo de Bardenas, el más importante de Europa, es habitualmente utilizado por aeronaves de países socios de la Alianza. Las instalaciones son de suma importancia estratégica para la preparación de operaciones militares aliadas.

Ya lo ven, Bardenas, el campo de tiro más importante de Europa y al servicio de la dominación. Y nosotros sin acabar de enterarnos. Habitualmente usado para entrenar a los agresores europeos en las guerras en las que participan en nuestro nombre (por cierto sin preguntar a los europeos).

Y les preocupa el levantisco y pacifista rechazo navarro y aragonés, no el indecente uso invasor de este campo de tiro.

Una razón de más para seguir reivindicando una consulta a la sociedad sobre el uso de este campo de tiro. ¿Queremos que la OTAN y el ejército español se entrenen en Bardenas para sus actividades?  ¿Preferimos darle un uso alternativo?

Se nos ocurren más de una razón para que el referéndum contra el campo de tiro de Bardenas se celebre y más de mil para que, además, para que su reivindicación se convierta en un eje central del movimiento antimilitarista tanto en el Estado como internacional:

En cerrar el campo de entrenamiento de la OTAN en Bardenas nos jugamos gran parte de la lucha por la paz y contra el creciente militarismo de Occidente.

La guerra reduce la esperanza de vida en Siria en 5 años de media

Acto+de+solidaridad+con+los+refugiados+sirios+en+la+UVa+%2829%2F09%2F2015%29

Por Antonio J. García

Fuente: El Diario

Por mucho que nos intenten justificar desde algún punto de vista la guerra, lo cierto es que no tiene justificación alguna.

Ahora es un informe lanzado por una revista médica especializada,

la esperanza de vida de los hombres sirios pasó de 75 años en 2010 a 69 en 2013, mientras que la de las mujeres se ha reducido en 5 años, pasando de 80 a 75 en el mismo periodo.

y

los conflictos y las guerras que se han sucedido han tenido graves efectos sobre la salud y la esperanza de vida de las personas que viven en muchos de los 22 países de la región”. En particular, destacan la reducción de la esperanza de vida en Siria, Yemen, Libia, Túnez y Egipto, que desde 2010 amenaza con poner en peligro los avances en materia de salud alcanzados en los últimos dos decenios.

Y como a perro viejo todo se le vuelven pulgas, resulta que la guerra trae añadida una peculiar manera de defender la salud de los que supuestamente defiende

la región está perdiendo a muchos médicos y profesionales de la salud, que abandonan las áreas en conflicto en busca de una vida mejor en otro lugar

situación especialmente grave porque los ejércitos, con esa combinación de ardor guerrero y abnegación por el género humano, han acabado por considerar a los hospitales de las organizaciones humanitarias como un objetivo militar, demostrando con ello su aprecio por la vida.

El informe destaca que los estudios realizados sobre el terreno

 indican que solo en Siria se han registrado más de 370 ataques a instalaciones médicas desde el inicio del conflicto,en los que han muerto al menos 750 personas, entre médicos, sanitarios y pacientes.

Al parecer en los nuevos conflictos las pérdidas las pone la población civil, pero no los militares.

En todo caso, un evidente ejemplo de que las guerras sirven para empobrecer a los pueblos que las sufren y que solo las ganan los poderosos que las mandan hacer.

Entrega de material militar español a Somalia. ¿Es esto cooperar?

Renzi+riceve+il+Primo+ministro+della+Somalia

HarryKidd

Fuente: Infodefensa.

¡Que no se diga que no somos generosos! Regalamos material militar para Somalia.

En concreto 5.000 prendas entre uniformes, botas, boinas, correajes y otros utensilios.

¿Y quién fue el destinatario? Pues nada más y nada menos que la Alianza Nacional Somalí, una especie de alianza política de cuatro partidos políticos somalíes que reciben entrenamiento militar español por acuerdos con Europa.

¿Se trata al menos de un ejército regular de un estado? No exactamente, porque en Somalia el tema es que el estado como tal no existe y hay facciones políticas en guerra, con sus propias estructuras militares contendiendo.

Somalia no cuenta con gobierno estable, sino “un gobierno transitorio” sometido a “fideicomiso” de EE.UU., Naciones Unidas y la Unión Africana.

Tal vez la situación de Somalia permitiría ideas mucho más creativas para cooperar con su población que la de entregar armas y formación militar a una facción que pretende crear un ejército. Pero estas minucias no forman parte de la alta política que entienden nuestros preclaros líderes.

Es decir, que nosotros a lo nuestro: a ayudar a una facción en disputa a formar un ejército que vele por los intereses de occidente, mientras la gente necesita otro tipo de cosas más enfocadas a la seguridad humana que a la militar. Y tan frescos.

Ejercicios aéreos militares en Zaragoza

Double+Exposure+Test+%236

US Air Force

Fuente: Heraldo

Zaragoza, mejor dicho, la base militar de San Gregorio, le ha cogido gusto a eso de la OTAN, y ahora acoge la mayor exhibición aérea militar del año, con más de un centenar de cazas y helicópteros, pertencientes a 24 escuadrones de 15 países y un total de más de 2.000 militares que se pasearán por los cielos maños desde el día 16 de mayo hasta el 27 de dicho mes.

Infodefensa lo califica como el “mayor ejercicio aéreo de la OTAN en 2016”, lo que nos hace sospèchar que no se trata, frente a lo que dice el Heraldo, de una mera exhibición, sino de algo peor.

Al parecer toda la parafernalia de estos ejercicios “Tiger meet” cuenta con su propia propaganda y nada mejor que ofrecer una jornada de puertas abiertas para intoxicar las mentes más desprevenidas con alguna que otra floritura pensada al efecto. Reparen, amigos maños, que cuando un espectáculo no cuesta nada, el producto en venta es el visitante, o lo que es lo mismo, en este caso: les están dando gato por liebre, porque estos avioncitos curiosamente pintados no son para juguetear, sino que matan de verdad y estos de la OTAN los usan en los diversos conflictos internacionales en los que andan embarcados y, lo que es peor, el dispendio de las guerras que promueven lo pagan ustedes con sus impuestos.

Zaragoza ya ha sufrido a los militares hace poco en las maniobras Trident Juncture, sabe el caos que organizan en todos los sentidos. Esperamos que estén vacunados de estas ínfulas.

En todo caso, merece la pena destacar la protesta de la “Plataforma Distrito Sur de Zaragoza”, formada por las asociaciones vecinales de Montecanal, Arcosur, Valdespartera y Rosales del Canal, que se queja de la falta de información proporcionada.

La imponente deuda militar que esconden los presupuestos de Defensa de 2016 (parte 2)

ENCADENADO

Por Santojose 2004

Deuda militar. Una estrategia perversa

Uno de los componentes importantes de la deuda pública es la deuda militar: aquella generada por las políticas militares, por la adquisición de armamento y material militar, por las necesidades industriales del sector militar y por los presupuestos militares.

El peso de esta deuda, como veremos, es abrumador en España y en el resto de los países.

Pero antes de entrar al análisis de la misma, queremos ofrecer algunos datos que nos dan cuenta de la verdadera significación política de la deuda militar.

Explicábamos en una reciente entrada de nuestro blog, analizando el libro “”El mito de la guerra buena. EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial” de Jacques R. Pauwels, de la editorial Hiru, como la deuda militar es un instrumento privilegiado de dominación de los pueblos y de desgracia de las sociedades.

Estados Unidos, paradigma en el doble sentido de generador de deuda militar propia y de impulsor de la ajena, ofrece en su historia una buena lección al respecto.

Durante la primera guerra mundial Estados Unidos aprendió la dura lección: vender armas a crédito no era un buen negocio. De hecho, ellos las habían vendido a británicos y franceses y, una vez que estos estuvieron bajo la amenaza de perder la guerra, la inversión americana se vio en peligro, lo que obligó a dicha potencia a intervenir militarmente para evitar el colapso de sus clientes-deudores.

Al principio de la 2ª G.M. y ante demandas de compra de material bélico por parte de las potencias contrarias al eje, los yankis insistieron en el pago al contado para proveer de armas a éstos. Pero cuando Gran Bretaña comenzó a sufrir la falta de efectivo, los yankis no pudieron ignorar que los británicos habían absorbido el 40 % de sus exportaciones en unos momentos en los que se intentaba salir de la gran depresión a base de promover el comercio exterior, lo que obligó a nuevas fórmulas para vender a crédito.

Roosevelt convenció al Congreso para aplicar formas de pagos más benévolas a Gran Bretaña. El sistema se llamó “préstamo-alquiler” (Lend-Lease). Se introdujo en 1941 y dotaba a Londres de un crédito ilimitado para comprar armas y municiones. Con ello el valor de las exportaciones yankis aumentó:

  1. 1939: 505 millones de dólares
  2. 1940: 1.000 millones de dólares
  3. 1941: 1.600 millones de dólares
  4. 1942: 2.500 millones de dólares
  5. 1943: 4.500 millones de dólares
  6. 1944: más de 5.200 millones de dólares

No todos los pagos británicos fueron en dinero: este préstamo-alquiler se asoció a la promesa británica, conocida como “La Confederación” en virtud de la cual Londres se comprometía a desmantelar, acabada la guerra, su sistema proteccionista de tarifas de “Preferencia Imperial”, el cual limitaba la exportaciones americanas a Gran Bretaña y colonias. Este negocio permitiría a EE.UU. acabar con uno de sus mayores problemas durante la Gran Depresión: el déficit de demanda de sus productos.

El sistema de préstamo Lend-Lease consistía, en teoría, en que el Estado cebaba la economía por medio de los grandes pedidos y financiaba el esquema prestando el capital necesario. Como consecuencia, la deuda interna debería crecer, pero era de esperar que los altos beneficios generarían al Estado suficientes ingresos en concepto de impuestos, para permitir a Washington liquidar tal deuda.

Sin embargo, el esquema, realmente funcionaba de otra manera: el Estado usaba sus ingresos (basados en los impuestos que se cobraban a los contribuyentes) para pagar las pesadas facturas presentadas por las grandes corporaciones, que virtualmente monopolizaban los negocios Lend-Lease y la producción de armas. Estas facturas se pagaban por medio de los impuestos directos e indirectos, que durante la guerra eran sufragados más por los norteamericanos pobres y de clase media que por los de clase alta y las grandes corporaciones del país. Los enormes beneficios fueron para las compañías y los impuestos para el pueblo americano.

Gran Bretaña se benefició de los contratos “préstamo-alquiler” porque pudo continuar la guerra contra Hitler después de la caída de Francia. Pero, a largo plazo, Gran Bretaña pagó el precio de ver como EE.UU. se haría, años más tarde, con los negocios en gran parte del imperio británico.

Este mismo esquema que hemos explicado sigue vigente en la actualidad: EEUU; por tomar el ejemplo más paradigmático, financia la producción de armas y el imponente complejo militar-industrial, vía impuestos de los ciudadanos (que se empobrecen con ello) y mediante ayudas a dicho sector (que obtiene los beneficios principales). A su vez vende a crédito su material militar a otros Estados con la intervención incluso de la fórmula de garantía “gobierno a gobierno”. Ello incrementa la inseguridad global y obliga a constantes escaladas de armamento, lo que permite nuevas ventas y genera mayor deuda a los compradores y nuevas concesiones de toda índole a los vendedores.

Resultado de todo ello: un empobrecimiento mutuo de los pueblos vendedores (cuyas clases más pobres pagan el gran esfuerzo inversión en armas a costa de pérdidas de oportunidades de mejora de sus derechos y prestaciones) y de los pueblos compradores (adquieren deuda, pierden soberanía de decisión en sus políticas, pagan impuestos para sufragar las malas políticas de sus gobernantes) y un enriquecimiento de las élites vendedoras y de las élites compradoras.

Podemos poner de esta situación diversos ejemplos, pero ninguno más ilustrativo que el de Grecia, un gran cliente de las industrias militares durante el largo período desde los años 80 del siglo XX.

En la actualidad, la cuarta parte de la deuda militar griega se debe a deuda militar, una deuda impuesta en gran parte por los países occidentales más interesados en vender armas, especialmente querida por los gobernantes griegos por las grandes prebendas y sobornos que les reportaba y alimentada de forma insensata por estos porque suponía un gran tirón para su economía.
Patológicamente, cuando Grecia entra en bancarrota, los mismos que le vendieron armas de forma desmesurada, principalmente Alemania y Francia

estos países le piden a Grecia que recorte en pensiones y en otras partidas de gasto público mientras al mismo tiempo le exigen que cumpla los compromisos adquiridos en relación a las compras de armamento y vehículos, amén de que se niegan a perdonar parte de la deuda pública cuándo la misma ha sido incrementada en su propio beneficio.

Similar problema tiene Italia, Portugal, u otros países PIGS en Europa

Europa entera ha construido un perverso y voluminoso cuadro de deuda militar que convierte a los países deudores en dependientes de las políticas de los halcones y los intereses del complejo militar industrial.

 

A %d blogueros les gusta esto: