Archive for democracia participativa

Informe sobre el gasto militar 2015.

Presentamos el informe sobre el gasto militar 2015 de España, un estudio del gasto militar previsible, oculto en partidas de 12 de los 13 ministerios y de otros organismos en los presupuestos generales del estado que se han tramitado en el Parlamento, así como en gastos extrapresupuestarios que de forma opaca aprueba el gobierno.

Aportamos además un estudio general sobre gasto militar y unas lineas sobre el comportamiento y la postura de los partidos políticos del parlamento ante el gasto militar, así como diversas propuestas de transarme para conseguir la desmilitarización de  la defensa  y del gasto militar.

GASTO MILITAR ESPAÑOL 2015 by utopiacontagiosa

” title=”Gasto militar 2015″>

Se consolida la intención de Defensa de blindar el gasto militar

umpffgrr%21%21%21%21+%28against+censorship%21%21%29

Rachel Cobcroft

Fuente; Infodefensa.

El miércoles 12 de noviembre el Ministro de Defensa ha anunciado la intención de blindar el gasto militar. Recoge Infodefensa las principales conclusiones y anuncios del posicionamiento del Ministro.

 ha anunciado que en 2015 promoverá una dotación extraordinaria, “con un mecanismo avalado por la ley y tras un prolijo debate parlamentario”.

Por otra parte, Morenés ha reiterado que se dispondrán de unos 80 millones de euros para la construcción de la futura fragata F-110 y los blindados 8×8.

Además, ha recordado que las operaciones de mantenimiento de la paz seguirán financiándose con cargo a los fondos de contingencia, y ha resaltado que el presupuesto para 2015 es el adecuado para garantizar la seguridad y la defensa de España y cumplir las obligaciones internacionales.

Primera sorpresa: Van a blindar por medio de un mecanismo legal este aumento del gasto militar para que nadie se lo pueda echar abajo en el futuro.

Segunda, sorpresa: Piensan pasar el rodillo diputadil tras un “prolijo” (el hombre es un optimista) debate en el anodino parlamento.

Tercera sorpresa: esta ·nueva financiación es acumulativa y servirá para el siguiente ciclo de rearme previsto (el primero nos ha generado ya una deuda militar  de 30.000 millones de la que aún no hemos salido), con la adquisición de vehículos 8×8, nuevas fragatas F-110…

Cuarta: Seguirán ocultando el enorme coste de las operaciones de injerencia militar en el exterior (ya llevamos 70 y una cantidad descomunal de dinero dilapidado en ellas) mediante la trampa de los fondos de contingencia, de uso frecuente para el militarismo.

Además nos ha dado otra sorpresa más: Cuando ha dicho (como siempre) que España debe pagar su deuda militar para ser alguien en el concierto de las naciones y que no nos tomen por un país poco serio (cosa que dudamos que no ocurra ya pero no precisamente por los argumentos que da el ministro) ha desvelado que los empleos directos de la industria militar son 20.000: Y decimos que es una sorpresa porque, generalmente, nos hablan de entre 40.000 y 50.000 empleos directos (más del doble); lo que nos permite observar que la “industria militar” no es ni puede ser un verdadero polo de desarrollo, ni genera los puestos de trabajo que aparentemente la justifica, sino que, sencillamente, es muy lucrativa para los accionistas (generalmente grandes familias, bancos y fondos especulativos, junto con el propio Estado) de la misma y muy corrosiva para la sociedad que la padece.

Como vemos, la locuacidad del ministro tal vez le ha hecho desvelar muchas más malas políticas de las que este señor tan sigiloso suele permitirse.

Enmiendas a la totalidad en los Presupuestos Generales. En Defensa algo hemos avanzado, pero tan poco…

Pastelitos+de+colores

Armando G Alonso

Fuente: Congreso de los Diputados

Las Cortes Generales publicaron el pasado 21 de octubre el boletín 118-4, Serie A, en el que se contienen las enmiendas a la totalidad de los PGE.

Hemos leído estas enmiendas para verificar el grado de importancia que los partidos políticos de esta última fase de la decadencia partitocrática han dado al gasto militar y, a decir verdad, volvemos a concluir, como en años anteriores, que la importancia de tan desmesurado gasto sigue siendo residual y, por decirlo así, únicamente pertinente para partidos “menores”, mientras parece que el consorcio PP/PSOE sigue apostando por el silencio y la política opaca de cara al gasto militar.

Empecemos por las citas expresas que denuncian este gasto militar como una razón más (entre otras y en todos los casos no de las más significativas) para rechazar totalmente los presupuestos presentados por el Marianismo en el poder.

Uxúe Barco, de Geroa Bai, denuncia (pág. 2)

Mención especial merece el Ministerio de Defensa que ya en los tres últimos ejercicios presupuestarios la diferencia entre el presupuesto presentado en el Congreso y el resultado final ha sido del 50 %. Todo hace indicar que la previsión para este año es la misma: el presupuesto inicial de este Departamento de 5.765 millones de euros, se verá incrementado considerablemente y casi de tapadillo a través de la aprobación de un real decreto en pleno mes de agosto al objeto de financiar la compra de armamento e intentando evitar así un titular incómodo

Por su parte, el diputado Baldoví, de Compromis, señala

Contrasta vivamente con el aumento del 0,4 % del ministerio de Defensa, que es el tercer presupuesto entre todos los ministerios, con una asignación de 5.765 millones. Y que, tradicionalmente, vuelve a incrementarse en verano con nuevas asignaciones con reales decretos estivales

Y los diputados de AMAIUR Onintza Enbeitia , Larreina Valderrama, Ariztegui Larrañaga,  Cuadra Lasarte, Iker Urbina, Iñarritu García y   Errekondo Saltsamendi, (págs 17 y 18)  añaden

Con dichos fondos se financian competencias no asumidas como son los gastos de la Monarquía, las fuerzas de seguridad del Estado, el ejército, las grandes infraestructuras inútiles y, cómo no, al pago de la deuda.

y más adelante

Es más a través de estos presupuestos tenemos que contribuir con más de dos mil cien millones anuales destinados en su mayor parte a gasto improductivo y socialmente inútil, como puede ser el sustento de la Monarquía; … o de un Ministerio de Defensa y un ejército que, por mor de una cláusula constitucional introducida de forma ilegítima y copia de la legislación franquista, se arroga el papel de «garante de la unidad de España

También la diputada Jordá y Roura, de ERC (pág 25)

Los presupuestos de la crisis» contrastan con el mantenimiento, de facto, del gasto militar. En este sentido, hemos de denunciar la falsedad del presupuesto del Ministerio de Defensa, no solo porque no incorpora todo el gasto militar repartido entre casi todos los Ministerios, sino porque a lo largo del año se prevé su incremento mediante el Fondo de Contingencia o, incluso, mediante créditos que aumentan la deuda,  como ha sucedido en los últimos años en que el presupuesto del Ministerio de Defensa se ha incrementado, de manera estructural y extrapresupuestaria, alrededor de en un 25 %

Se explayan un poco más M.ª Olaia Fernández Davila y Rosana Pérez Fernández, del BNG (pág 28) al señalar que

Reinciden en la obsesión armamentística del Gobierno A pesar de que en los presupuestos desciende el presupuesto destinado al Ministerio de Defensa, se vuelve a privilegiar la I+D militar, en donde programas como el «apoyo a la innovación tecnológica en defensa» ve incrementada su dotación en 220,3 millones de euros, un incremento de un 64,1 % con respecto al año anterior. Sin embargo, lo que supone un escándalo de aún mayores dimensiones es el gran engaño contable al que asistimos en los últimos años, debido a la obsesión belicista y armamentística del Gobierno. El Ministerio ve incrementada considerablemente su dotación año tras año, sin que esto aparezca contemplado en los respectivos presupuestos.

En el verano del año 2012 se aprobó un crédito extraordinario de 1.782 millones de euros para pagar programas de armamento. Al año siguiente, volvió a suceder lo mismo por fechas estivales, esta vez con una cuantía de 877 millones. En el presente año se vuelve a repetir la operación, de nuevo se dota un crédito extraordinario para el mismo fin, esta vez de 883 millones de euros. Por lo tanto, Defensa ha recibido en estos tres años 3.542 millones fuera de presupuesto. Los créditos fueron destinados a «atender al pago de obligaciones correspondientes a programas especiales de armamento», lo cual es doblemente pernicioso. Por un lado, porque destinar esas estratosféricas cantidades a armamento en un contexto de fuerte crisis económica y social, con un fuerte incremento de la pobreza, desempleo masivo y miles de personas con graves carencias materiales supone una acción propia de un gobierno belicista que gobierna de espaldas a las necesidades de las mayorías sociales. Por otro lado, puesto que los créditos han sido destinados al pago de obligaciones ya conocidas en el momento de la presentación de los presupuestos, resulta evidente que el único propósito de dotar estas cantidades mediante créditos extraordinarios fuera del presupuesto es el de engañar a la ciudadanía. Ante estos créditos extraordinarios resulta evidente que los recortes sociales son exclusivamente fruto de una opción ideológica y no de una supuesta escasez de recursos. A estas alturas, solo nos queda preguntarnos a cuanto ascenderá el crédito extraordinario para pagar armamento en el próximo verano de 2015

A pesar de que en los presupuestos desciende el presupuesto destinado al Ministerio de Defensa, se vuelve a privilegiar la I+D militar, en donde programas como el «apoyo a la innovación tecnológica en  defensa» ve incrementada su dotación en 220,3 millones de euros, un incremento de un 64,1 % con respecto al año anterior. Sin embargo, lo que supone un escándalo de aún mayores dimensiones es el gran engaño contable al que asistimos en los últimos años, debido a la obsesión belicista y armamentística del Gobierno. El Ministerio ve incrementada considerablemente su dotación año tras año, sin que esto aparezca contemplado en los respectivos presupuestos.

Por último encontramos la queja de Izquierda Plural, mucho menos contundente que la del año pasado y centrada en un aspecto muy tangencial (pág. 41)

El gasto público en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) debería ser una prioridad para una salida firme de la crisis. Pero estos presupuestos, tal y como ha denunciado el colectivo Carta por la Ciencia, reflejan el nulo interés que este Gobierno tiene por la I+D+i. Las subvenciones para esta política se reducen ligeramente con respecto al año 2014 y lo que aumenta es la partida destinada a préstamos y en particular los destinados a gasto militar

LLama la atención el silencio de UPyD respecto del un gasto militar que en los últimos tiempos había venido denunciando por su falta de transparencia. A este silencio se incorpora el de PNV; Coalición Canaria, Foro y Convergencia y Unió.

También el PSOE, el otro pilar de la política monolítica de defensa, y desmintiendo las vaporosas declaraciones de su nuevo líder efímero,  se complace en la política militar y no critica en estas enmiendas el gasto militar.

Sorprende, con tanto silencio y tan poca crítica, que sin embargo se vaya haciendo real una de las críticas del gasto militar: no es creíble, no es transparente, se oculta en casi todos los ministerios y se aumenta a lo largo del año con argucias y artimañas como hacer uso del fondo de contingencia para “sobredotarlo” y aprobar créditos extraordinarios veraniegos para comprar armas.

Ya no es posible seguir ocultándolo y hasta los diputados lo conocen y (algunos) se atreven a criticarlo a pesar de la enorme mordaza que hay sobre la materia.

Es llamativa la “rebaja” de crítica de la izquierda plural respecto del gasto militar. Habrá que esperar al estudio de las enmiendas al articulado para ver si se confirma o se desmiente la sospecha, aunque de momento no parece pintar muy bien el panorama. Tal vez la apuesta de los líderes más mediáticos de su “competidor” Podemos, que aplauden con las orejas al militarismo, hayan servido para rebajar el tono crítico al gasto militar que poco a poco iban alcanzando.

Con una deuda militar que ya acumulaba más de 30.000 millones de euros y ahora sumará otros 10.000 más y unos presupuestos distribuidos en casi todos los ministerios, de cuatro veces el gasto militar reconocido, el posicionamiento tenue de los partidos, ante una sociedad informada debería pasarles factura política. Pero ya se guardan de apostar por una sociedad informada.

En resumen, pequeños avances, pero… menos de lo deseable..

Violencia estructural y defensa de unos pocos: 1 rico de España tiene lo mismo que todos los habitantes de Zaragoza o Sevilla

Recordaci%C3%B3n+de+la+Batalla+del+Pichincha

MunicipioPinas

Fuente: Ecodiario

Vamos a hacer una asociación de noticias “perversa y demagógica”, como nos gusta a nosotros:

Por una parte, acudimos a una noticia que señala que OXFAM, en su informe “Iguales: Acabemos con la desigualdad extrema” sitúa a España como el segundo país más desigual de Europa y que aquí hay 20 personas, las 20 más ricas, que tienen tanta riqueza como el tercio más pobre de la población española (14 millones de españoles).

Por hacer algunas comparaciones:

  • 20 personas frente a 14 millones de personas.
  • cada multimillonario gana lo que 700.000 personas pobres
  • Cada ricachón de estos lo mismo que toda la población de Valencia, o que Zaragoza o que Sevilla, o que Bilbao y Las Palmas juntas, o que Murcia y Valladolid juntas …
  • ¿Cuánto poder tienen estos tipos para decidir cuántos de nosotros no tendremos derecho a trabajar, o a la salud, o a la educación?
  • Podríamos seguir.

En segundo lugar, El Ministerio de Defensa decide que, a pesar de la enorme deuda militar de 30.000 millones de euros, que pesa como una losa sobre nuestras cabezas, ahora hace falta invertir otros 10.000 millones de euros más en armas, para defender a España y para ser respetados en el mundo.

Dice el Ministro  que esto es bueno para dotarnos de capacidades militares necesarias y para activar a las industrias militares españolas y que sean más competitivas (podemos traducirlo por vender más armas a los demás)

Para hacernos una idea, 10.000 millones de euros es

  • Algo mas que el presupuesto para 2015 de los ministerios de Educación, Cultura y Deporte; Sanidad, Servicios Sociales e igualdad y Fomento juntos.
  • 1.500 millones más de lo que gasta en sanidad al año la Junta de Andalucía
  • 7.000 millones de euros menos del presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2015.
  • la cantidad que Rajoy recortó en Sanidad y Educación en 2012.

La tercera: en la entrevista que el líder de Podemos ofreció en La Sexta a Jordi Évole, dijo, entre otras lindezas de un cierto tufo felipegonzalesco del 1982, que “el Ejército es fundamental, que una sociedad democrática necesita el Ejército y necesita Policía”. y que si fuera necesario aumentar el presupuesto de Defensa en España para “asegurar los derechos sociales”, lo haría.

En nuestra opinión la primera de las noticias desmiente de forma más que radical la “defensa social” que existe en nuestra sociedad. Que 20 tipos puedan pesar tanto económicamente como 14 millones de personas y no pase nada, habla de violencia estructural y de insostenibilidad del sistema montado. La prioridad no debería ser cambiar los collares de los perros para que todo siga igual, sino imponer un nuevo pacto político y constituyente que acabe radicalmente con el sistema de privilegios que permite el actual estado de cosas.

La segunda noticia nos explica a quién defiende el ejército. Para quién son los diez mil millones de euros que ya se han comprometido por “los de la casta” para el futuro, venga quien venga.

La tercera nos indica quién no se ha enterado de nada.

Sin mucho comentario añadido, que la primera afirmación de quien se predica alternativa, lo sea para afirmar el constructo militarista vigente y lo arraigada que está la “creencia” acrítica en los ejércitos incluso donde menos se puede esperar, ofrece una muy mala perspectiva de cambio. Que no haya ni la más mínima crítica ni a la burbuja militar de una deuda impagable, a la política que ha generado 70 intervenciones militares en el exterior, a la sumisión a la OTAN, a un ejército megacefálico y desmesurado, con un mando por cada 2 efectivos, con más de 3.300.000 personas comiendo del presupuesto militar, con un gasto militar que encubre y oculta casi cuatro de cada cinco euros del mismo, con una misión constitucional de hacer cumplir el estatus quo impuesto por la casta y con una industria militar mimada por la clase política y que es la séptima exportadora de armas del mundo y un factor esencial de la exportación de conflictos, no hace sino reforzar la mala imagen que Podemos tiene entre las personas que luchan por la paz. SI se pide ardor guerrero no será en nuestro nombre.

Lo mejor es que en PODEMOS hay mucha gente que sí que opina que el militarismo es una lacra.

Avance del Gasto Militar español 2015

Como en años anteriores, hemos analizado el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015. Mas adelante editaremos el informe completo sobre dicho gasto militar.

De momento adelantamos la tabla provisional (siempre a última hora pueden aparecer variaciones, como el año pasado en el que en pleno debate de los presupuestos, el gobierno comprometió gasto extrapresupuestario y no contemplado en los presupuestos de 2014, para reflotar a Navantia y con cargo a los gastos de 2014).

El gasto oculto es desmesurado y la aplicación del mismo un verdadero peligro para nuestra seguridad, al margen del tremendo agravio comparativo respecto de las partidas sociales que, día a día, se van sacrificando para satisfacer a la oligarquía y sus mercados.

Si la queréis ver en la red, pinchad aquí.

Sirva la presente tabla de avance del tremendo gasto militar español para 2014 como poco (23.318,66 millones de euros)

CONCEPTOIMPUTADOSUBTOTAL
MINISTERIO DE DEFENSA5.767,77
Ministerio de Defensa6.767,77
CLASES PASIVAS MILITARES3.519,72
Pensiones y prestaciones3.294,96
Prestaciones no funcionarios9,88
Pensiones de guerra214,88
ORGANISMOS AUTÓNOMOS MILITARES1.686,27
INVIED216,13
ISFAS1.332,04
INTA138,13
EMPRESAS PUBLICAS SECTOR DEFENSA¿?
CASA DEL REY0´83
PRESIDENCIA223,68
CNI223,68
MINISTERIO DEL INTERIOR2.600,68
Formación45,65
Reserva G. Civil187,65
Organismos Internacionales1,9
Política Inmigración irregular0,6
Personal Guardia Civil2.028,39
Resto G. Civil336,36
MINISTERIO DE EXTERIORES171,53
Fundación Real Instituto Elcano0,15
Asociación Atlántica Española0,01
Transportes M. Defensa1,23
Participación en Organismos Internacionales de Seguridad170.14
Agregadurías militares¿?
MINISTERIO DE FOMENTO0,22
Coordinación civil-militar en Agencia de Seguridad Aerea0,22
MINISTERIO DE INDUSTRIA604,76
Apoyo innovación tecnológica sector defensa563,92
Satélite "PAZ-INGENIO"º25,00
Programa de Observación por satélites de la tierra15,84
Apoyo a internacionalización de ICEX ¿3,80?
Compensaciones por intereses al sector naval¿70,75?
Primas a la naval¿43,75?
Subvención para reindustrialización zonas deprimidas (Vigo, Cadiz)¿40,09?
Subvenciones a Proyectos estratégicos del sector aeronaútico¿188,73?
MINISTERIO DE EMPLEO0,5
barco medicamentalizado Esperanza del Mar0,5
MINISTERIO DE MAGRICULTURA0,5
Barcos de apoyo al índico0,5
MINISTERIO DE HACIENDA¿?
Aviones cedidos a Defensa por Agencia Tributaria¿?
MINISTERIO DE SANIDAD0,3
Productos de uso, consumo y uniformidad femenina0,3
MINISTERIO DE ECONOMIA4,8
Base Antártica Gabriel de Castilla4,5
Red de Seguridad biomédica0,3
MINISTERIO DE EDUCACIÓN0,3
Conservación de bienes culturales de defensa0,3
CENTROS UNIVERSITARIOS DE LA DEFENSA14,43
TOTAL DE GASTOS ANTES DE DEUDA14.596,29
DEUDA MILITAR 8.722,19
DEUDA ORDINARIA5.730,27
DEUDA EXTRAORDINARIA2.820,90
INTERESES DE DEUDA171,02
TOTAL DE GASTO MILITAR23.318,48

¿Cuánto gasto militar se esconde en el Ministerio de Educación?

Tertulias+del+Pasillo+%2F+Corredor+de+la+Muerte

Por Rastrillador

Los presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para el ejercicio 2015 contienen alguna sorpresa que no ha sido sufucientemente destacada.

Concretamente, que mantiene alguna partida destinada a financiar actuaciones o patrimonio de Defensa.

Aunque no es fácil detectar estos gastos (y de hecho no hemos encontrado la partida específica y la cantidad concreta que destinan a ello), lo cierto es que los presupuestos de 2015 contemplan al menos dos partidas:

  1. Programa 322B Educación Secundaria, Formación Profesional y Escuelas de Idiomas

El programa tiene una partida global de 237,24 millones de euros, destinados a Educación Secundaria, Formación Profesional y Escuelas de Idiomas. De ellas una pequeña parte (insistimos: desconocemos el montante porque no lo explican) se destina a actuaciones que tiene que ver con el Ministerio de Defensa y por tanto son gasto militar.

Así lo podemos comprobar en la página 234 de la memoria explicativa de los presupuestos de este ministerio, al hablar de la formación profesional (uno de los subprogramas del programa):

El presente presupuesto servirá, así mismo, para continuar con el resto de la normativa de ordenación académica de las enseñanzas de formación profesional y efectuar los desarrollos curriculares de los títulos de formación profesional, tomando para ello la referencia del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales. Estos currículos son de aplicación directa en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, centros del Ministerio de Defensa y centros en el Exterior), y sirven como referente a las comunidades autónomas que así lo deseen para el desarrollo de currículos propio

2.- Programa 337B: Conservación y restauración de bienes culturales.

Curiosamente, como veremos, va a pagar también restauración de bienes de propiedad de los ejércitos y del Ministerio de Defensa.

La partida global de conservación y restauración de bienes culturales es de 18,55 millones de euros, pero no está desglosado, por lo que es imposible saber qué cantidad del mismo se destinará a defensa.

En la página 550 de la citada memoria se detalla la existencia de actuaciones para el Ministerio de Defensa en materia de restauración de bienes, ya que, se nos dice, existe un plan nacional de arquitectura defensiva, el cual, como se dice en los presupuestos:

Plan Nacional de Arquitectura Defensiva

El Plan Nacional de Arquitectura Defensiva fue aprobado por el Consejo del Patrimonio Histórico en el año 2006 y, tras ser revisado y actualizado, fue aprobado en su actual versión en el año 2012. En él se considera que el término Arquitectura Defensiva comprende el conjunto de estructuras que se han construido a lo largo de la historia para la defensa y control de un territorio, del cual forman parte indisoluble.

Los castillos, murallas, torres, y fortalezas integran uno de los conjuntos más  numerosos y variados del Patrimonio Histórico, siendo además muchos de ellos propiedad del Estado. Las actuaciones se coordinan con las comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos, etc., así como con el Ministerio de Defensa, respecto de los  bienes de su propiedad en los que se interviene para su restauración o conservación preventiva

Según la memoria (en la página 556), realizará en 2015 quince actuaciones específicas en materia del Ministerio de Defensa, pero no especifica el montante económico, por lo que no sabemos cuánto dinero del presupuesto total se destina a éstos.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa cuenta con un amplio catálogo de  centros culturales y deportivos, otro de Centros de Investigación, y hasta un tercero de centros de enseñanza de cuya financiación, excluidos los centros universitarios de la defensa de los que hemos hablado en otra entrada, nada se dice ni en los Presupuestos del Ministerio de Defensa, ni en los del de Educación, ni en ningún otro, a pesar de lo cual no hace falta ser un genio para pensar que de algún lado recibirán sus dotaciones para funcionar.

No sabemos, pues nada se dice, si desde el Ministerio de Educación se subvencionan o se financian de alguna manera este amplio dispositivo de centros y sería bueno saberlo, pues las dotaciones de todo tipo de éstos constituyen también gasto militar.

En resumen, el departamento de Wert también financia, en cantidad muy inferior a otros ministerios, gasto militar y sería muy bueno para la transparencia saber en qué medida y por qué.

Los Organismos Autónomos Militares incrementan el gasto militar en otros 1.686´3 millones de €

IMG_20141002_182805

Presupuestos Generales del Estado 2015

El Gobierno ha presentado en el Parlamento el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015 y nosotros, fieles a nuestro compromiso, hemos comenzado a desentrañarlo.

Como de costumbre, se nos ofrece una cifra oficial de Gasto de Defensa (5.767,77 millones de €, un 0,38% más que el año anterior) que dista mucho de ser la cifra del gasto militar español, muy por encima de la cifra oficial y oculto en infinidad de partidas de 12 de los 13 ministerios del gobierno de Rajoy (falta el de Justicia, donde de momento no hemos encontrado nada) y en otras partidas presupuestarias fuera de las ministeriales.

Con todo, el presupuesto del Ministerio de Defensa es el segundo más alto en gastos de todos los ministerios, solo por detrás de Empleo y Seguridad Social que cuenta en su presupuesto las prestaciones a parados (sin este rubro, el presupuesto de Defensa sería el más alto de todos).

En todo caso, el presupuesto de Defensa no sólo es engañoso porque oculta cuatro de cada cinco euros del efectivo gasto militar español, sino también porque, año tras año, el presupuesto ejecutado (es decir, el dinero efectivamente gastado) rebasa ampliamente al presupuestado, en una deliberada estrategia de ocultar el desmesurado gasto militar.

Por ello, entre el gasto de defensa presentado por el gobierno de España y el gasto militar real hay una sideral distancia y el descaro en la ocultación llega a tanto, que el propio Tribunal de Cuentas ha censurado este modo deliberado de ocultar el gasto militar que tiene el Gobierno Español.

Uno de los rubros de gasto militar que habitualmente se nos oculta es el que se corresponde con los Organismos Autónomos Militares. Los organismos autónomos son varias entidades con personalidad jurídica propia que gestionan determinadas funciones de los ejércitos. En la actualidad, y conforme a la reorganización que se ha producido existen tres organismos autónomos militares:

  • El INVIED (Instituto de la Vivienda, Infraestructuras y Equipamientos de la Defensa), que se encarga de todo lo relacionado con el patrimonio militar, con la enajenación y venta de terrenos militares (lo que incluye no pocos casos de verdadera especulación), con las ayudas a la vivienda de militares y con inversiones en armas e infraestructuras a partir de los “beneficios” de su gestión
  • El ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas), encargado de las prestaciones sociales y del equivalente a la seguridad social de los militares y de sus familiares.
  • EL INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) que se encarga de la investigación aeroespacial enfocada a lo militar.

Pues bien, cuando el Ministerio de Defensa nos dice que sus presupuestos son de sólo 5.767,73 millones de euros para 2015, está excluyendo, junto con otros muchos gastos militares, el gasto de estos Organismos Autónomos que, como vamos a ver a continuación, es muy importante, pues alcanza 1.686,3 millones de euros en 2015, un 6’23% y 98,92 millones de euros más que el año pasado.

Si vemos este gasto por partidas, encontramos que se distribuye del siguiente modo:

  • INVIED: 216,13 millones de euros.  En 2014 el INVIED recibió 149’96 millones de €.  A ellos habría que sumarle los 50’18 que recibió el Servicio Militar de Construcciones que, tras su reestructuración, ha pasado a manos del INVIED.  Por lo tanto el presupuesto conjunto de ambos en 2014 es de 200’14 millones de €.  En definitiva, el INVIED ha aumentado su presupuesto en 15’99 millones de €, es decir, un 7’98 % más.
  • INTA:    138,13 millones de euros.  El INTA, para el año 2015 va a asumir el Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo que en 2014 contó con un presupuesto de 5’31 millones de €.  A él habría que sumar los 100’27 millones de € que recibió el INTA en 2014.  El total son 105’58 millones de €.  Por lo tanto, el INTA en 2015 recibe 37’55 millones de € más, un 30’83 % más.  Porcentaje de aumento muy significativo.
  • ISFAS:  731,71 millones de euros (en el Programa 222M del Ministerio de Defensa) y otros 600’33 millones de € en la partida de “otros ministerios”, en el programa 929, numeral 160021.  Por lo tanto el ISFAS va a recibir en 2015 1.332’04 millones de €.  Si tenemos en cuenta que en 2014 recibió 1.284’66 millones de €, se ha aumentado su presupuesto en 47’38 millones de €, un 3’68 % más.

Si a los 5.767’77 millones que publicita el Gobierno que son el Presupuesto del Ministerio de Defensa sumamos los 1.686’3 millones de € de los Organismos Autónomos Militares, obtenemos una cifra de 7.454’03 millones de €, lo que supone que el Gobierno a través de los Organismos Autónomos Militares oculta un 29’23 % del gasto del Ministerio de Defensa.  He aquí la principal función de los Organismos Autónomos Militares:  ocultar una parte sustancial del Gasto Militar.

Llama la atención que Defensa no reconozca como gasto militar este gasto tan nítido y reconocido por la OTAN como gasto militar, sus propios Organismos Autónomos. Pero no es lo único: los Organismos Autónomos Militares tienen otras fuentes de ingresos y gastos fuera de los presupuestos generales del Estado que, precisamente por no formar parte de los presupuestos públicos, están exentos de control y transparencia y que aumentan más aún (no sabemos cuánto sino por las memorias anuales que con bastante retraso van ofreciendo estos organismos) el gasto militar.

Seguiremos informando.

Presupuestos militares: el CNI aumenta su partida en 2015

Imagen de CNI y genbeta.com

El CNI comprende el espionaje español y es desde su origen un instrumento militar y de la defensa, tanto por los mandos de este centro como por el personal a su cargo y las misiones encomendadas, ahora más centradas en la “defensa” de esa nueva entelequia que se han inventado y que se llama “fronteras avanzadas“, que sitúa nuestra “inteligencia militar” y expertos militares en lugares tan remotos como Mali, Sudán o Centroáfrica.

Llamativamente, desde que el PP entró en el gobierno en la última legislatura, el CNI se adscribió formalmente al Ministerio de la Presidencia, donde actualmente permanece, pero bajo control militar, como ya informamos en otro post de este blog.

Una de las principales razones por las que el CNI pasó al Ministerio de la Presidencia fue, precisamente, para que su presupuesto no computara como Gasto Militar.

Sin embargo, si seguimos el criterio de imputación de gasto militar de la OTAN, organismo nada sospechoso de ir contra lo militar, el CNI forma parte del gasto militar.

Dicho esto, ¿cómo ha sido tratado en los presupuestos de 2015 el CNI?

En realidad hemos pasado de una asignación, el ejercicio de 2014, de 203,68 millones de euros, que no está nada mal, a la actual de 223,68 millones, con 20 millones más en su presupuesto y un 9,81% de crecimiento en un año.

Como se ve, hay dinero para lo que se quiere y como iremos desgranando poco a poco, lo que se quiere es más militarismo.

La OTAN pide aumentar el gasto militar y la ONU reducirlo

Muammar Gaddafi + al + + + Muammar Kadhafi + RIP ++ coronel + Quaddafi + pintado + retrato + _DDC6340

Nicolas Fleury

Resulta cuando menos una sorpresa. Mientras los capitostes del mundo capitalista y su estructura militar, la OTAN, piden el aumento del gasto militar para poder vivir “seguros”, los de la ONU, que tampoco podemos decir que se hayan caracterizado por un buenismo excesivo, dicen todo lo contrario: que para estar seguros, los Estados lo que deben hacer es reducir dsu gasto militar e invertir en derechos sociales.

Dice el experto Albert de Zayas en el informe que ha presentado para el consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas “informe del Grupo de Trabajo intergubernamental de composición abierta sobre el proyecto de declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Paz, en su segundo período de sesiones” (A / HRC / 27/63), presentado hace unos días al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas reunido en Ginebra, en la 27 Sesión, que

El ‘Desarme para el Desarrollo’ es una estrategia de ‘ganar-ganar’ para los Estados y los pueblos. Ha llegado el momento de reducir la espiral de los gastos militares y de invertir en la investigación de las causas profundas de los conflictos y en el desarrollo de estrategias de prevención de conflictos y su resolución

Insiste también en que

“el coste en vidas humanas de todos los conflictos armados es asombroso, pero el coste económico de la guerra puede continuar durante generaciones

Y por si fuera poco, en las declaraciones efectuadas por el experto tras la presentación del informe, ha dicho que

Incluso un examen somero de la situación en todo el mundo revela que, en muchos países, la información precisa y comprensible sobre los gastos militares no está disponible. En algunos países, las actividades militares están ocultas por su inclusión en diferentes categorías, como energía, investigación o seguridad nacional

Parece que a la ONU comienzan a llegarle los clamorosos y perversos datos del militarismo y de su papel en la construcción de la injusticia mundial creciente. Ya nadie puede dudar del secuestro de la verdad y de la democracia que provocan los gobiernos en materia de gasto militar.

Además, el gasto militar es un círculo vicioso que agrede los derechos humanos y la propia seguridad humana, razón de más para que desembarazarnos de todo ello se haya vuelto una urgente tarea de cualquier agenda política decente y alternativa. Dice el experto al respecto

“Los gastos militares excesivos tienen su propia lógica y su propia dinámica. El carácter lucrativo de la industria de armamento puede socavar el objetivo de otro modo legítimo de proteger a la población de las amenazas externas

Pero las cosas no acaban ahí. Si el escenario es terrible, la proyección a futuro, si no le ponemos coto, es peor, porque ahora las nuevas estrategias del militarismo dominante refuerzan el papel maléfico de lo militar, al estarse proyectando toda una nueva generación de armamento para la dominación.

la investigación en nuevas armas que se pueden utilizar para disuadir, amenazar, atacar y ocupar territorios, como sistemas letales autónomos, “robots asesinos”, armas radiológicas, armas aéreas de combate no tripuladas y municiones en racimo.

Al parecer la ONU quiere promover una agenda de desmilitarización efectiva y de disminución del gasto militar. ¿Le dejarán los halcones que rigen el mundo no ya llevarlo a la práctica, sino incluso proponer tal agenda?

Y a todo esto ¿Se nos ocurre quién es el verdadero enemigo de la humanidad?

El CIS cabrea a los militares

Morane Saulnier G.14 + +% 281913% 29

Por sauce babilonia

Fuente: El Mundo.

Los militares no salen muy bien parados, a pesar de la intensa campaña de edulcorarnos lo militar que efectúan tanto los medios de comunicación como nuestros rancios políticos, en la opinión pública de la gente. A preguntas del CIS sobre el grado de compromiso militar de la sociedad, resulta que únicamente el 16 % de la población contesta que está dispuesta a “defender” a su país y más de un 55% rechazan expresamente hacerlo.

El representante de la Asociación de Militares Españoles (AME), coronel Leopoldo Muñoz, por ejemplo, ha llegado a decir que la culpa de este escaso ardor guerrero es de los políticos, afirmando algunas extravagancias que vamos a comentar. Entre sus declaraciones encontramos las siguientes referidas a los políticos:

“les han quitado el amor por su patria”,

y

“todos los gobiernos desde la Transición son responsables”.

y

 

“en algún momento los españoles les pedirán cuentas por ello: es un delito de lesa patria”.

Al margen de lo desfasado del lenguaje, identificar el amor a “la patria” (podríamos encontrar varias palabras mucho más adecuadas y menos ultras, como “comunidad” por ejemplo, pero dado que usa este residuo del peor nacionalismo, refirámonos al mismo) con el apego a lo militar aparece, cuando menos, como un exceso. Se puede tener amor a muchas cosas sin querer por ello un revival militarista para demostrarlo, aunque el Coronel añorante de otros tiempos no haya podido experimentar este tipo de adhesiones.

Pero si la primera idea, por poner un nombre a un tópico tan huero, parece una exageración, la segunda parece ya una inclinación ideológica preocupante.  De modo que del estado de opinión contrario a lo militar son responsables “todos los gobiernos desde la transición”. Al parecer tiempos pasados donde lo militar inundaba todo siempre fueron mejores para este tipo de pensamiento y la venida de un tipo de sociedad menos encorsetada en lo militar aparece como un suplicio.

Y la tercera idea, muy en consonancia con el recelo antipolítico del régimen franquista, es la del delito de “lesa patria” de los políticos. Algo que los culpa por timoratos y les pretende aplicar la pena rancia del patrioterismo. Algo que nada tiene que ver con el descrédito ganado por nuestra casta extractiva no por los males “antipatríóticos” de los que los militares les hacen responsables, sino por defender únicamente los intereses de la élite dominante, de la que el militarismo es una parte sustancial.

Pero además el argumento carece de toda objetividad. Los políticos, en una especie de pacto de silencio bastante vergonzante, han privilegiado el militarismo sin provocar la ruptura que era necesaria, de múltiples formas:

1) dotando al ejército de autonomía funcional y de espacios de absoluta impunidad donde los políticos no meten las narices.

2) Metiendo a España en la OTAN y dando con ello a los militares lo que querían, incumpliendo, por supuesto, las cláusulas del propio referéndum.

3) Con un gasto militar desmesuarado y oculto, del que participan 12 de los 13 ministerios, y que nos ha generado una deuda inmoral para comprar armas de más de 30.000 millones de euros.

4) Propiciando un intervencionismo militar exagerado, con 69 intervenciones militares en el exterior y más de 100.000 soldados mandados a ellas.

5) Estableciendo una justicia autónoma y separada para los militares.

6) Permitiendo que el territorio quede supeditado y los derechos sobre el mismo de la sociedad, a lo que el militarismo llama “zonas de interés de la defensa” hasta el punto en que en determinadas zonas de España hasta los derechos de propiedad de particulares y otras administraciones están condicionados a autorizaciones militares.

7) Permitiendo que en la actualidad sean más de 2.300.000 personas las que comen del presupuesto militar.

8) Fomentando una industria militar que es la séptima del mundo en venta de armas y conflictos al exterior.

9) Haciendo de los ejércitos el segundo terrateniente de España y permitiendo que los ejércitos por medio del INVIED actúen como compradores y vendedores de inmuebles y especulen con ello.

9) Haciendo que las decisiones relativas a la defensa nacional y su planeamiento no tengan control político ni social y sean uno de los espacios de autonomía de los militares.

10) Fomentando el puertagiratorismo entre lo militar, lo político y la industria militar.

11) Manteniendo unos ejércitos sobredimensionados e hipertrofiados.  Con sólo 2 soldados por cada mando.

12) encubriendo la corrupción.

13) facultando múltiples privilegios para los militares.

14) expandiendo la actividad militar a actividades de seguridad humana anteriormente en manos de la sociedad, como son la lucha contra las catástrofes naturales y otras.

15) detrayendo recursos sociales en privilegio del gasto militar.

No puede decirse que los políticos no apoyen el constructo militar, sino, más bien, que a pesar de los políticos y del esfuerzo por hacernos comulgar con ruedas de molino, los ciudadanos no hemos caído en la trampa y, lejos de no querer defender a la sociedad, lo que rechazamos es el modelo militar que defiende los intereses de unos pocos.

Pero el Coronel, en su enfado, soltó algo más: su añoranza por el servicio milita obligatorio. En este caso culpabiliza a Aznar por suprimirlo. Veamos

Al suspender el servicio militar obligatorio, la gente se ha quedado sin saber lo que es esto. Es un error total y absoluto. Y los ciudadanos no se apuntan al ejército porque no se sienten españoles. Eso es gravísimo”.

Tiene razón el Coronel en algo: al surpimirse el servicio militar, los jóvenes se han quedado sin saber lo que era eso, lo que es el ejército, en carne propia. Pero eso no es gravísimo, a pesar de los anhelos del Coronel, sino afortunado. Eso era una escuela de adoctrinamiento militarista. Era una injusticia social y, efectivamente, la gente aprendía en propia carne lo maléfico del militarismo.

De hecho, contra la opinión del coronel, los ciudadanos no se apuntaban al ejército porque sabían lo que era eso. Por ello se hizo la insumisión, para acabar con aquella lacra, que es lo que desencadenó la supresión del servicio militar, no por iniciativa de Aznar, sino porque los políticos defensores del sistema, Aznar entre ellos, no vieron otro modo de acabar con una disidencia antimilitarista tan sólida y con tanto apoyo social, que suprimir el servicio militar y aprovechar el despiste para dar una vuelta de tuerca más al militarismo español.

Por su parte, Mariano Casado, presidente de la AUME, la otra asociación de militares, más moderado que el coronel Muñoz, nos dice que la encuesta del CIS muestra que los distintos gobiernos no han hecho lo suficiente por divulgar la “cultura de defensa” y ve necesario trabajar con el conjunto de la sociedad civil para trasladar una imagen fiel y permeabilizar a las Fuerzas Armadas.

Casado aspira a que esa especie de “puertas abiertas” permanentes de los ejércitos y más esfuerzos de marketing y publicidad acabe de normalizar la institución militar como algo natural y hasta apetecible para la sociedad, pero sin caer en la cuenta de que, precisamente eso que reclama, es lo que de forma ininterrumpida y con una inversión nada desdeñable viene haciéndose ya tanto en los gobiernos del PP como del PSOE, ya sea mediante encargos publicitarios (bastante burdos, por cierto) para presentar una imagen tolerable de los ejércitos y sus actividades, o mediante actos mediáticos que sólo enervan a los más exaltados, como desfiles, simulacros de invasiones y operaciones, jornadas de puertas abiertas, actos militaristas en Juvenalia y otras exposiciones infantiles y juveniles, etc; o bien mediante acuerdos de colaboración con universidades, compra de periodistas, artículos pagados en medios de comunicación y otras calamitosas prácticas.

El grave problema, al parecer, no es que los españoles no quieran saber nada de la defensa, sino, más bien, que su idea de la misma difiere de la idea militar.

Y para muestra un botón:

  • La importante adhesión de los españoles a la causa de la paz y su movilización en contra de las guerras y de la participación española en las mismas
  • Las luchas sociales que se están protagonizando por la sociedad en defensa de lo que realmente interesa defender (sanidad, educación, democracia participativa, gastos sociales, inmigración, lucha contra la especulación bancaria y los desahucios, etc.) que muestra que la gente sí está dispuesta a arriesgarse por algo (o por mucho): precisamente por defender lo que realmente hay que defender y de la manera que hay que hacerlo (que por cierto también es alternativa a la manera militar).
  • El meritorio trabajo de cooperación desde un modelo alternativo que están realizando miles de personas en países con alto grado de conflictos y en temáticas altamente graves. Eso sí,
  • el importante trabajo que desde sectores altermundistas, ecologistas, etc. se realiza por cambiar el modelo actual.
  • El persistente trabajo antimilitarista que sigue manteniéndose a pesar de que, según nos dicen, se ha normalizado el ejército, y que puede observarse en la lucha contra la militarización del territorio, en la lucha en pro del desarme y la desmilitarización, en la objeción fiscal y la lucha contra el gasto militar, en la lucha contra las bases y campos militares, en el trabajo por la educación para la paz, etc.

En suma, un error de enfoque.

No es que la gente no quera defender a su comunidad. Es que al defenderla identifican unos contenidos diferentes y alternativos de los que propone el militarismo y unos enemigos distintos de los que supone una “hipotética” invasión (de hecho parece más bien que si seguimos la lógica actual ya estamos invadidos en no pocos aspectos precisamente por quienes aparecen como nuestros amigos), entre los que se encuentra todo el rancio discurso militarista y su instrumento de preparación de la guerra.

A %d blogueros les gusta esto: