Archive for democracia directa

La insumisión y el legado de la lucha noviolenta

insumision

Por Roberto Moso

Comentamos una tribuna que publica Pedro Oliver en Público y que se titula “La insumisión antimilitarista en la nueva política”.

En el mismo, el amigo Pedro señala, con bastante acierto, algunos de los logros de la lucha política noviolenta llevada a cabo por el antimilitarismo del Estado español a partir de 1989. Una campaña promovida contra las leyes del servicio militar y de la objeción de conciencia, que garantizaban la sumisión forzosa a la prestación de un servicio militar (o su sustituto civil pensado como refuerzo de éste) ideado para perpetuar la razón militarista y el propio servicio como escuela de aprendizaje de sus prácticas y valores.

Destaca que la insumisión mostró, por primera vez, que era posible ganar a la “razón de estado” por medio de una estrategia noviolenta de lucha radical. Y en efecto, fue la demostración de la potencia política de la acción noviolenta y de la metodología de la desibediencia civil para conseguir cambios más o menos radicales en una sociedad plenamente instalada en la idea de democracia representativa y ologárquica.

Señala también cómo este legado se ha transmitido de forma clara a otras luchas sociales de cualquier ámbito, tales como ecologistas, feministas, altermunidistas, sindicales, etc. (en puridad habría que decir que también aprendió y adquirió préstamos de estas) y cómo afectó a éstas tanto en lo metodológico (trabajo de base, asamblearismo, metodología noviolenta) como en los medios y objetivos (desobediencia civil como práctica de reafirmación de los principios de democracia radical), hasta el punto de ser hoy en día parte del ADN de los nuevos y no tan nuevos movimientos sociales posteriores a la eclosión del 15M.

“dejó un legado fructífero en la cultura de protesta, una influencia que perdura.

y

quedó como un referente metodológico en el acervo colectivo de la protesta democrática y democratizadora.

… la memoria de la insumisión se convirtió en una especie de ADN asambleario, noviolento y desobediente que quedó inserto en la mayor parte de los movimientos sociales locales y globales de principios del nuevo milenio y de no pocos fenómenos de protesta de antes y después de la crisis iniciada en 2008, hasta la eclosión del 15M

Qué duda cabe que estos elementos son aportaciones de un valor inestimable y que sin la insumisión nuestra propia cultura política, incluidos  los horizontes de aspiraciones de tantas luchas, sería muy diferente y mucho más pobre.

Hasta aquí, quienes de una u otra forma participamos en su día de toda esa lucha (y vivencia) no podemos estar más satisfechos y agradecidos, tanto por lo logrado, como por lo aprendido en ese camino.

Se pregunta Pedro, con perplejidad que compartimos, cómo es posible que siendo tal legado una especie de hilo conductor de la actual cultura política de los movimientos sociales y de la propia cultura política, la llamada “nueva política” minusvalore todo esto y se arriegue a perder un potencial electorado. Lo dice así:

No nos cabe la más mínima duda de que el prestigio de la acción noviolenta en España se debe en gran medida al ciclo de 30 años de desobediencia civil protagonizado por el movimiento antimilitarista y, más en concreto, a la experiencia referencial de la campaña de insumisión. Con todo, lo mejor de todo es que esa memoria sigue viva. Quien la obvie, se encontrará con ella más temprano que tarde, y quien la desprecie, chocará de frente con su legado más emotivo y simbólico. ¿Cómo es posible que la “nueva política” de izquierda y el populismo de izquierda minusvaloren el legado de la insumisión y al mismo tiempo se declaran herederos del 15M? ¿Acaso creen que semejante contradicción no les perjudica?

Lejos de tener respuestas a esta perplejidad, a nosotros se nos acumulan las dudas y los desafíos. Pedro nos estimula a pensar en ellas porque su análisis es sugerente.

  • La primera duda se refiere a nosotr@s mism@s, al antimilitarismo.

Nos preguntamos cómo es, qué explicación tiene, que teniendo la potencia que tuvo el antimilitarismo en los años 90, tanto en su militancia como en sus apoyos sociales y en el cambio de mentalidad que produjo, la actual militancia antimilitarista se haya reducido casi a la puramente testimonial y residual y, con algunas excepciones, no se haya dado un recambio generacional ni la incorporación de gente joven.  Y añadida a esta, ¿cómo es que las actuales aspiraciones de la sociedad, en general, parezcan tan desconcetadas de los objetivos del antimilitarismo?, ¿no supimos transmitirlas?, ¿por qué no somos atractivos como militancia de las nuevas mentalidades?

Ciertamente podemos encontrar mucha gente que militó en el ciclo de protesta insumiso en organizaciones sociales de todo tipo, e incluso entre los militantes y cargos de algunos partidos nuevos y no tan nuevos. Pero… ¿la militancia antimilitarista?, ¿qué fue de ella?. ¿dónde se encuentra?, ¿cómo se expresa?

Asociada a esta pregunta, una nueva perplejidad. Hoy en día conocemos mucho más el militarismo, sus características, su funcionamiento, su papel global en la estrategia de dominación-violencia que define las políticas estatales y mundiales, su gasto militar, las puertas giratorias, su implicación en el desastre ecológico mundial y, en fin, tantos escenarios más, que cuando el movimiento antimilitarista tenía mejor salud. Sin embargo este conocimiento no nos ha llevado a un enriquecimiento de nuestros objetivos, ni a un incremento de nuestras apuestas, ni a una agenda de luchas más diversificada y radical, sino, al contrario, a un repliegue de “campañas y agendas” políticas,  que prácticamente se reducen a reconvertir los antaño fructíferos grupos antimilitaristas en grupos de acción directa puntual y sin más. ¿Responde a una reducción y concentración de esfuerzos dados los escasos medios a nuestro alcance?, ¿responde a una reducción de posibilidades en la agenda política actual?, ¿responde a una reducción de ideas?…

Antaño aspirábamos a una lucha cultural amplia, a la que dedicábamos campañas de educación para la paz, de nuevas metodologías de resolución de conflictos, de encuentro entre el antimilitarismo y el feminismo, o el ecologismo, o… ¡ tantas otras!. Aspirábamos a dinamizar a la sociedad en la resolución alternativa de conflictos, a promover una alternativa global de defensa -basada en la cooperación y la noviolencia- a la defensa militar, a abolir los ejércitos, a desenmascarar las guerras y sus intereses, a generar sinergias para la reconversión de la industria militar, a luchar contra la militarización social en todos los frentes, a promover un modelo de relaciones sociales alternativo…

Comparar la agenda no sólo de aspiraciones sino también de luchas y campañas del antimilitarismo insumiso de los años 90 con el actual panorama del antimilitarismo, de nuevo, nos produce perplejidad. ¿hemos perdido o ganado en el camino? Nosotros, sinceramente, no nos lo sabemos responder.

  • La segunda se refiere al legado en sí. ¿cuál fue el verdadero legado de la insumisión que permeó fructíferamente a la sociedad?

Es evidente que no todo el legado de la lucha insumisa caló con igual intensidad en la sociedad y sobre los movimientos sociales. Una gran parte, precisamente la de contenido explícitamente antimilitarista, se quedó en la superficie o se evaporó.

En nuestra opinión la principal contribución de la insumisión fue el prestigio no tanto de la noviolencia en sí como de la desobediencia civil como herramienta política útil. Pero una herramienta en cierto modo “neutra” en cuanto a su coherencia noviolenta. De los diversos enfoques de la desobediencia civil y del contenido explícitamente antimilitarista y noviolento de ésta ya hemos hablado en el libro “Política noviolenta y lucha social” publicado por ecologistas en Acción en 2012 y no es el caso repetirnos ahora.

Tal vez a ello podríamos unir una cierta cultura de lo asambleario, del trabajo sin delegación, directo, de base, igualitario, no sexista, que se interiorizó en los movimientos sociales con mayor acierto.

Son dos aportaciones monumentales y son dos elementos indisociables de la lucha de la insumisión y de la propia filosofía noviolenta y antimilitarista, pero no son todo el legado del antimilitarismo ni de la lucha noviolenta.

En cuanto a la desobediencia civil, ésta  traspasó la barrera de rechazo que la cultura imperante impone porque entraba en un diálogo (Pedro también lo apunta) bastante práctico con uno de los principales referentes de lucha social de las antiguas izquierdas: la lucha violenta (añadiremos por nuestra cuenta dos más: los partidos “representativos”  y la lucha sindical).

Precisamente donde la violencia era incapaz de romper la razón de estado en una “democracia occidental” y se mostraba más bien como un delirio indeseable (véase el caso de ETA) o un buen argumento para mientras se bebían unas cañas, pero inútil en otro plano, la insumisión, con su estrategia de lucha noviolenta (desobediencia civil, boicot, uso escénico de los juicios y de la represión, horizonte de sentido sin guerras ni ejércitos y aspiración creativa a construirlo aquí y ahora, etc.) tuvo la capacidad de mostrar en la práctica su potencial de desbordar al Estado y modificar el escenario político más allá de lo que éste calculaba. No ganamos el conflicto (si es que la aspiración en estos no puede ser otra que la de transformar los escenarios y reconfigurar los consensos, y no tanto una suma de tipo gana/pierde) pero cambiamos el panorama hacia una dinamización/transformación del mismo que no entraba en la hoja de ruta del poder y que, de nuevo, puede ser ahora o más tarde referente para nuevos desbordamientos de ésta.

Por otra parte, frente a una lucha sindical que aparentemente debía lograr por medio de la negociación y la huelga cambios esenciales en favor del “bienestar” socialdemócrata y que, en la práctica, y salvando honrosas excepciones, se mostró más bien como una herramienta ineficaz para tales fines, la desobediencia mostraba un horizonte de lucha mucho más ingobernable por parte de los que mandan. Idea que, a su vez, podemos trasladar a todo el modelo de representación y sobrerepresentación institucional y política existente.

Volvemos a decirlo. el valor de ésto es incalculable, impresionante, exitoso. Pero no es toda la riqueza que el antimilitarismo pretendía aportar y potencialmente puede aportar.

De este modo, el legado que permeó fue, principalmente, la desobediencia civil como herramienta y la organización horizontal y asamblearia como metodología organizativa. Si se quiere, con menor impacto, ciertos valores de la noviolencia centrados en la renuncia a la violencia en la acción política y la dinamización de un colchón social de apoyo a las luchas y una llamada estética a lo radical.

Pero no tanto el antimilitarismo como contenido (incluso los partidos de izquierda que aceptaron la desobediencia y la insumisión lo hicieron sin renuncias ni cambios fundamentales a sus postulados militaristas de siempre, a los que añadieron la desobediencia bien como otra herramienta complementaria o bien por puro oportunismo coyuntural) ni la noviolencia como apuesta por un paradigma alternativo de cooperación-noviolencia desde el que promover no solo protesta y denuncia, sino también alternativa y anuncio de algo diferente y radicalmente otro.

Sin duda el debate sobre la violencia política es mucho más complejo que la manida refriega habitual entre creyentes de una u otra cosa con sus ejemplos tópicos a cuestas).  No queremos ser simplistas. Pero también la noviolencia es algo más complejo que la caricatruresca figura de un tipo que, por no violentarse, renuncia ascéticamente a tomar partido y a comprometerse activamente en cambiar las cosas, o de un santón que renuncia a ver la crueldad del mundo por vivir en su mundo interior. Es, a la vez, 1) lucha contra todas las violencias (no sólo la directa, sino también la cultural y la estructural y el sumatorio de todas ellas en esa violencia sinérgica y global que impregna nuestro orden y paradigma) en todos los escenarios y en todos los momentos y 2) construcción alternativa de paz creativa y con contenidos en todos esos escenarios (directo, estructural, cultural) para construir esa sinergia en una paz global basada en la cooperación y la noviolencia como fuerzas rectoras.

El antimilitarismo cuenta con contenidos mucho más amplios que, en realidad, no han sido asumidos con igual éxito y que, por lo que parece, resultan quiméricos o inoportunos para la izquierda experta y los partidos políticos en su conjunto. Por ejemplo, no es lo mismo pedir una reducción o un cambio de partidas del gasto militar que un proceso de transarme que acabe trasladando todo el gasto militar, aunque sea de forma gradual, desde partidas destinadas a la defensa y al militarismo, a necesidades sociales y luchas por la seguridad humana, ajenas o contrapuestas a éste. No es lo mismo pedir que haya un cierto control de armas, a luchar para que se dé un proceso gradual de transarme que las elimine, o que se busque un control de las industrias militares a que se desarrollen políticas de reconversión de éstas a otros fines útiles o de desinversión y desincentivos para que desaparezcan. No es igual querer un ejército más o menos democrático que proponer la sustitución por políticas de transarme del modelo de defensa militar por un modelo de seguridad humana. No es lo mismo conformarse con no ser excesivamente partícipe en las políticas municipales con los intereses de los ejércitos o desarrollar “cumbres” mediáticas de expertos, que promover una política de paz que se base en la desmilitarización también municipal (ayudas y subvenciones a lo militar, desmilitarización inmobiliaria, del callejero y de las simbologías, propuestas de acogida efectiva de los desertores y damnificados de las guerras, prohibición de negocios relacionados con lo militar, promoción de una política de verdadera lucha contra la preparación y causas de las guerras, investigación y prácticas para la paz, etc.).

También es cierto que la escasa profundización del antimilitarismo en estos temas, su actual dificultad de diálogo y coordinación con otras tradiciones y luchas sociales, y  la dificultad de la difusión y divulgación de ellos hace más difícil que acaben echando raíces en la sociedad.

  • En tercer lugar, la referencia a la nueva política y su relación actual con el antimilitarismo.

Nuestro análisis coincide fundamentalmente con el de Pedro. Para la nueva (y no tan nueva) política, el antimilitarismo es algo no conveniente, cuando no irrelevante o excéntrico.

De ahí, y no solo de nuestras pocas fuerzas y de palmarios déficits de coordinación y optimización de nuestras propias capacidades, la difícil relación.

Pero debemos matizar un poco.

a) Esta irrelevancia e inconveniencia que forma parte de las actuales manifestaciones públicas de esta “nueva-vieja” política se concentra, principalmente, en sus líderes más mediáticos y sus círculos más próximos. No así, o al menos no tanto, en la gente sensible e incluso de sus militancias variopintas.

Probablemente las biografías de estos líderes explican de forma suficiente su astringencia al antimilitarismo: cálculo, tacticismo, prejuicios ideológicos, ideas férreamente militaristas y vanguardistas… No es probable que cambien de mentalidad sin más.

Pero, lo dice Pedro y nosotros lo compartimos, en el imaginario social hay aún mucho poso de viejas aspiraciones antimilitaristas. No se fuma bien el puro de nuevos alcaldes que encima se dicen antimilitaristas diciendo que no importa que se hagan barcos de guerra para países como Arabia Saudí con tal de dar trabajo en sus regiones, como no se asumen con facilidad otras manifestaciones de figuras mediáticas ciertamente muy alejadas de los postulados antimilitaristas. es cierto que los programas políticos presentados por todos esos nuevos actores (que en otros artículos de este blog hemos analizado críticamente) no nos permiten augurar nada bueno. Y es también cierto que a estos líderes nuevo-viejos algo de factura les ha de pasar (y les ha pasado ya) el manifiesto rechazo, cuando no desprecio, de estas sensibilidades.

Tal vez los “líderes” no nos dejan ver el bosque, pero no lo son todo. Ni siquiera en su panorama interno y … ¡tampoco son eternos!

Nuestra experiencia al menos dice eso. Cuando tomamos contacto, ciertamente el pobre contacto que podemos tomar en charlas y encuentros a los que nos  invitan (por cierto, a otros nos dejan de invitar, como es la Universidad de Verano de Anticapitalistas, ¿tal vez castigo por criticar a Kichi y sus barcos a Arabia Saudí?) con las gentes que participan de estos partidos y las que éstos son capaces de convocar, lo cierto es que la presentación del panorama del militarismo y de las propuestas de lucha que podría llevar a cabo una apuesta antimilitarista, llaman mucho la atención y agrupan mucha simpatía (también autocrítica a sus propias formaciones y a sus ya tradicionales postulados en la materia y reproches merecidos a nuestra ineficacia para dialogar con ellos).

No quiere decir más de lo que dice, pero es lo cierto que se detecta una sensibilidad creciente en la gente cuando pasa de la absoluta desinformación a un conocimiento mayor del tema y de su influencia en otras luchas y apuestas. A lo mejor no da para hacer de esta militancia dispersa y diversa activos antimilitaristas, ni para que promuevan, sin el apoyo suficiente al menos, un enfoque alternativo de múltiples temáticas en sus formaciones, pero tal vez, como antaño, sí sean simpatizantes proclives a cambios más radicales si somos capaces de rotularlos y proponerlos en términos de lucha política concreta y que les concierna.

Y es que la responsabilidad mayor de traducir en propuestas políticas la apuesta antimilitarista, queramos o no, sigue siendo de l@s  (pocos o muchos, emboscados o manifiestos) antimilitaristas que seguimos haciendo de esta nuestra militancia, o al menos una de ellas, fuerte.

Tampoco son pocos, parecerá a lo mejor una sorpresa, los cargos institucionales de municipios, diputados (autonómico y estatales) y otros que se sienten incómodos con el discurso oficial de sus líderes y que estarían por la labor de debatir más y de promover algunas de las propuestas antimilitaristas. ¿Las tenemos preparadas?.

Tal vez la vía institucional, y nosotros nos confesamos tan escépticos de ella como el que más, no sea la más eficaz y tal vez de ella solo quepa esperar el repliegue institucional, pero si nuestras luchas buscan un desbordamiento, tal vez contar con quien sea al menos capaz de un compromiso mínimo desde el lado obscuro o se preste de algún modo a servirnos de altavoz, o de proporcionarnos información, o de generar contradicción, no nos venga mal. Muchos de ellos incluso fueron compañeros en la lucha insumisa y asea como activistas, grupos de apoyo, etc.

b) Lo mismo ocurre en los espacios de la “sociedad civil” (al menos en nuestra corta experiencia): la gente en general simpatiza con lo que decimos y asume cómodamente (es decir, sin que les suponga un desequilibro mental) la apuesta desmilitarizadora. Tal vez también aquí nos está faltando capacidad de trabajo y acompañamiento con la gente común, ofrecer campañas concretas y asumibles de fácil contagio. Disolvernos en sus aspiraciones y luchas. Apropiarnos horizontalmente con ellos del tema de la defensa y de la necesidad de la alternativa al mismo.

Por fortuna, a niveles más locales, se empiezan a congregar gentes y nuevos grupos que llevan adelante  nuevas y antiguas apuestas antimilitaristas y las dinamizan.

Y no podemos dejar de reconocer la simpatía, tal vez aún simplemente simpatía, de muchos grupos sociales y movimientos hacia nuestras (aunque pobres) campañas y propuestas. Es cierto que el antimilitarismo no está aún incorporado de forma rotunda a sus luchas pero… es un camino a trazar en un terreno ya abonado donde tenemos mucho que dar y recibir.

En estas circunstancias, no siempre desfavorables como vemos, y habiendo  reducido el antimilitarismo su militancia y relevancia de forma drástica, ¿somos capaces de asumir el evidente reto de diálogo que requiere el hambre de la sociedad al respecto?, ¿tenemos identificadas las palancas que hemos de pulsar para estimular y dinamizar luchas sociales antimilitaristas para las que hoy en día tenemos identificados mejor que antes los actores, el conocimiento y la información precisa, los objetivos a perseguir?, ¿sabemos marcarnos una agenda de trabajo que vaya más allá de lo puramente testimonial o el activismo de testosterona?, …

¿Somos capaces, con igual energía, de aportar a la sociedad los contenidos antimilitaristas que se quedaron en el aire en la anterior campaña de la insumisión al servicio militar?

Sería nuestro tercer gran aporte a la democracia radical y al cambio de paradigma que se avecina.

Share

La resistencia de un barrio okupa en Gasteiz, ejemplo de defensa social noviolenta

Por Errekaleor Bizirik

Fuete: Público

El mayor barrio okupa y autogestionado del Estado se encuentra en Gasteiz y se llama Errekaleor. Agrupa al menos a 150 vecinos y vecinas.

Actualmente está cercado por la Ertzaintza, las fuerzas policiales vascas al servicio del orden propio de esta sociedad postcapitalista y sus poderes más localistas.

 El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha prometido que derribará Errekaleor quieran o no quieran sus actuales vecinos, a quienes el político del PNV definió como “antisistema”

¿Una niña de dos meses antisistema?, ¿un anciano de más de 70 años?, ¿un centro cultural?. A veces los alcaldes pasan de la temeridad a la comicidad y dan entre risa y lástima. Es el caso.

Errekaleor es el esqueleto que el anterior alcalde del PP, Alfonso Alonso, pretendía convertir en un nuevo diseño residencial al uso de los tiempos aquellos en que las políticas liberalizadoras del suelo acabaron por construir el desastre inmobiliario con el que nuestros ricos y sus representantes políticos nos atizaron y empobrecieron. Luego vino la gran crisis, la gran estafa, y el faraónico proyecto del alcalde Alonso se fue al traste.

Pero los vecinos del barrio fueron, no obstante, expulsados del barrio y obligados sin piedad a realojarse en otros lugares. Necesitaban en suelo libre para el negocio.

En septiembre de 2013, varios jóvenes se instalaron en uno de los portales vacíos. Fue la mecha que encendió la llama: en apenas unos meses, la vida volvió a esta desolada zona del extrarradio de Vitoria. El barrio renació y ahora es el mayor barrio autogestionado del Estado y con su funcionamiento abre una brecha que el decrépito poder de este decadentoso régimen no puede cerrar.

Hace pocos días Iberdrola cortó la luz a todo el barrio. El Alcalde tiene como objetivo desalojarlo y tirar, casa a casa, hasta la última piedra. Es intolerable, debe pensar, que a la gente la de por vivir a su manera y, de paso, nos jorobe las brillantes ideas urbanísticas con las que encandilamos a los votantes. Hay que dar ejemplo de seriedad y eficacia administrativa.

La gente prefiere decidir su propio destino a su manera y defiende lo que considera que ha de defender. En este caso la vida del barrio donde viven, frente a los intereses políticos de quienes tan desastrosamente nos conducen por el filo de un precipicio y aspiran a que les consideremos nuestros defensores.

Esta historia ya la hemos vivido en otros lugares y en otras épocas. Vecinos que tejen la convivencia en un sitio dejado a su suerte e intereses económicos y políticos que en un momento dado deciden que hay que echarlos a todos.

La historia, corta historia de menos de cinco años, de la lucha del barrio de Errekaleor, es en parte un ejemplo más de la lucha social de la gente por lo que le interesa defender frente a lo que los de arriba quieren defender en nuestro nombre y llaman seguridad. Seguridad humana frente a un enfoque de seguridad de los intereses de los de arriba.

El conflicto es inevitable.

Mientras se incorporaban nuevos vecinos y se ponían en marcha distintas iniciativas para rehabilitar la zona, los grupos municipales de PNV, PSE y PP se unían para advertir que no lo tolerarían. A finales del año pasado, la sociedad pública Ensanche 21 (que se reivindica como titular de este gigantesco espacio) decidió presentar una demanda de desahucio contra todo el barrio. La medida fue promovida por los representantes del PP y apoyada por PNV y PSE.

En ese contexto, el pasado jueves 18 llegaron varias dotaciones de los Antidisturbios de la Ertzaintza, quienes hacían de escoltas de un número más reducido de técnicos de Iberdrola. La misión de estos últimos era cortar la luz, mientras que los primeros se encargarían de apartar a quienes se pusieran en el medio. Así pudieron constatarlo los numerosos jóvenes que rodearon el transformador de la zona y que fueron sacados a rastras por los policías. Así, entre forcejeos, Iberdrola cumplió su cometido. Según explicó la Policía Autonómica, detrás del operativo se encontraba el departamento de Industria del Gobierno Vasco, que había solicitado el corte de energía por cuestiones de “seguridad”.

Pero los vecinos defienden lo que quieren defender y no se dejan amilanar. Es una lucha social y ahora han tenido una nueva idea que demuestra la eficacia de la defensa de la seguridad humana con metodologías de acción directa noviolenta, con estrategias de lucha social y con fórmulas de organización autogestionada y de base.

Los vecinos han iniciado un trabajo para autoabastecerse de electricidad y luz con energías limpias. Una vez que la coacción del ayuntamiento e Iberdrola les ha liberado de la atadura de las energías promovidas por el lobby energético, los vecinos han decidido generar energía limpia y solidaria y demostrar que hay vida más allá de Iberdrola y el muro de la Ertzaintza. Otro ejemplo que apunta al futuro que esta lucha social quiere construir y al pasado que denuncian y rechazan.

Donde los malos esperaban una coacción intolerable, han abierto sin quererlo una oportunidad a la creatividad y liberación de la gente.

Una semana después de ser apaleados por la Ertzaintza, los 150 vecinos de Errekaleor, el barrio autogestionado más grande del Estado, buscarán convertirse en la “mayor isla autosuficiente del sur de Europa”. El plan ya está diseñado: en los próximos días, la asamblea barrial pondrá en marcha una campaña de apoyo, dirigida a hacerse con 550 placas solares que permitirían dar luz a todas las casas de esta antigua zona obrera de Vitoria, contra la que hoy cargan (además de la Policía Autonómica) los responsables del PNV, PSE y PP.

La lucha empieza a ser conocida en otros lugares. El barrio aspira a ser el más grande barrio autogestionado y autosostenible del Sur de Europa y desata la simpatía y la solidaridad.

Así lo confirmaba el colectivo Errekaleor Bizirik (Errekaleor Vivo) desde su cuenta en Twitter, donde daba pistas sobre el futuro que intentarán construir. “¡Primer tweet sostenible! Hemos colocado la primera placa solar. Con tu ayuda serán muchas más”, anunciaban. Según señalaron a Público sus portavoces, la campaña será presentada formalmente el próximo sábado 3, en el marco de una manifestación a favor de este proyecto autogestionario que se realizará en la capital alavesa.

´Nos alegra este ejemplo que apunta directamente a la seguridad humana y a la defensa de lo que la gente quiere defender. Un ejemplo de defensa noviolenta que nos enseña además que podemos aspirar a otra defensa y a derribar la defensa militar.

Share

La delegación de Gobierno de Madrid reprime a Desarma Madrid

Madrid se está convirtiendo en una especie de porquizal de la majadería, la arrogancia de los políticos y la infamia, y como punta de lanza de esta vanguardia del autoritarismo ultramontano, la represión de toda lucha social pacífica por medio de leyes sacadas de la noche de los tiempos por el PP y sus cómplices .

Y como no puede ser de otro modo, nos tenía que tocar la china.

O le tenía que tocar la china a un compañero cualquiera. En este caso escogieron a uno de Yayoflautas, de los muchos manifestantes que el pasado 14 de marzo nos manifestamos bajo la convocatoria de Desarma Madrid en la Puerta del Sol para protestar por la celebración en IFEMA de una feria de armas, HOMSEC, algo insólito en una ciudad digna y pacífica, si es que la hubiera.

A la manifestación acudieron diputados, concejales y otras hierbas solemnes, pero por lo que se ve, la Delegación de Gobierno decidió emprenderla contra los viandantes del común, que a lo mejor son más asustadizos.

De modo que nos han iniciado, en los lomos de un compañero al que quieren hacer promotor de todo, expediente sancionador, cuya rocambolesca y burocrática narratio facti dice así:

El día 12 de marzo de 2017, sobre las 19 horas, un grupo formado por unas cien personas se concentró en la Plaza de Sol de Madrid para expresar su protesta por la feria de armas que tenía lugar en IFEMA, entre los manifestantes destacaba usted al frente de la marcha protestando con una pancarta y haciendo uso del micrófono para emitir frases que luego eran coreadas por el resto de los manifestantes. En todo momento se le identifica como el dirigente, pues también indica a los demás cuando deben cantar o depositar en el suelo las pancartas. Asimismo usted se presentó como interlocutor con la policía y procedió a utilizar la megafonía para dar por finalizada la concentración, haciendo caso los demás manifestantes a su petición.

Dado que dicha manifestación no se había sido debidamente comunicada a la Delegación del Gobierno de Madrid, los responsables del dispositivo policial comisionados al lugar, titulares del carné número tal y cual (no los ponemos por razones obvias) procedieron a la identificación de las personas que pudieran ser responsables del acto, constatando que era usted el promotor de la convocatoria.

Mucho nos lamentamos de que tal regalo literario no lo haya echo un Umbral, más florido en su narrativa, o un Saramago, que nos hubiera divertido con más oficio, o incluso un Pemán o un de Prada, puestos a buscar un facha que al menos escriba con holgura, pero es lo que hay, un chupatintas de mala estopa y peor lírica al servicio de las intenciones de una delegada de gobierno desangelada, lo cual no habla nada bien de la reforma moral que la derecha nos pretende aplicar disciplinadamente y a golpe de corneta.

No vamos a entrar en razones leguleyas, que ya se encargarán los  compañeros de Legal Sol de recurrir la desfachatez esta y de invocar derechos humanos y positivos, razones de forma y fondo, fueros y desafueros y otras lindezas por el estilo, que parece que es el lenguaje que entiende bien esta fase decadente del rajoinato.

Pero, hombre, que uno sea promotor de un acto por el hecho de emitir frases “que luego eran coreadas por el resto” o porque indica a los demás “cuando deben cantar” o dejar de hacerlo, es mezclar el culo con las témporas. Vale que nos sirve para reírnos un rato de la aplastante “hinteligencia” burocrática, pero … una cosa es iniciar un canto y otra promover una protesta.

¿No ven que tan inconsistente razonamiento se desdice con el ejemplo (poco ejemplar) de los promotores de cosas en general y contra la propia lógica que aplican día a día los dirigentes todos, desde el plasmático presidente de gobierno en adelante, e incluso alcanzando a la Delegada de Gobierno de Madrid; ejemplo que consiste más bien en ponerse a la retaguardia (a veces incluso ocultándose de los hechos por si les pillan) y tirar la piedra y esconder la mano?.

¡Pero hombre, buenas gentes del cuerpo policial, compañeros de fatigas (cierto que en el otro lado de la lucha) en esto de protestar por la desfachatez de vuestros amos, trabajadores en funciones y ciegamente mandados por doña Concepción Dancausa (firmante del paquete a nuestro compañero) para menesteres tan poco agradables como este de amedrentar los derechos de protesta de los ciudadanos con denuncias y brabuconadas ante tropelías tales como la venta de armas de los sanguinarios señores de la guerra,..!. Vale que hacéis lo que os manda quien no sabe mandar, sino ser mandona, pero… pero eso de determinar un jefe, un promotor, un caudillo en una protesta de antimilitaristas, caracterizada por un asamblearismo incompatible con la idea de democracia que cabe en esas cabezas pétreas del PP, …¿no es pasarse?, ¿no viene en vuestro manual de diligencias anti-ciudadanas que los asamblearios no tienen jefes ni promotores?, ¿que responden todos por igual?, ¿que todos o ninguno?

Habría sido mejor “empurar” a todo el grupo, a cien euros por cabeza, en vez de a uno solo por director de cánticos y llevar una pancarta cuando pancarta llevábamos todos y la iniciativa del canturreo era más bien anárquica o si se quiere autogestionada por cada cual según le venía en gana.

¿No veis que la señora delegada de gobierno, hoy tristemente implicada en una causa por corrupción que al parecer no merece aplicación de ley de seguridad alguna, busca un chivo expiatorio no para sancionar conductas incívicas, sino para asustar a algún que otro desipstadillo por si cuela?

¿No veis que hacéis el juego a la pretensión de usar las leyes contra la ciudadanía y que eso no tiene nada que ver con proteger el orden público o la seguridad humana, sino con vapulearla?

¿No os han dicho en algún cursillo al efecto que a estos insumisos la obediencia de las leyes injustas y el miedo al castigo no les amedrenta y más bien las usan como arma noviolenta para deslegitimar la injusticia y combatirla?

En fin, que no lo ven, porque quien se empecina en obedecer a ciegas no necesita los ojos para gran cosa.

Pretende la Delegación de Gobierno de Madrid imponer una multa de cien euros, que es como matar moscas a cañonazos, porque no se les comunicó a las altas instancias gubernamentales una manifestación que, sin embargo, no está prohibida por la ley, dado que el derecho de manifestación se considera fundamental en nuestro orden de leyes.

Y el caso es que lo que va a conseguir, al margen de dejar clara la perversión de la norma sancionadora y de la actuación de la Delegada de Gobierno, es permitirnos difundir aún más la denuncia del militarismo y sus complicidades institucionales.

La Delegada de Gobierno actúa no con imparcialidad, como si dijéramos con una cierta equidistancia ante los echos, sino apostando por los señores de la guerra y su negocio. Y eso huele fatal para un olfato fino y sensible.

Y, paradoja, su denuncia a los que actúan con decencia, en este caso el compañero amenazado y los antimilitaristas concentrados, viene a convertirse en la denuncia de las fobias de la furibunda derecha y la injusticia de la sanción que se pretende imponer.

Osea, un despropósito a sumar a la cadena de despropósitos por los que una élite extractiva nos quiere hacer descender hasta el fondo de la olorosa mierda en la que navega el final decadentoso y lento del régimen.

Ladran, luego cabalgamos.

Share

8 de marzo: día de lucha

Acampada mujeres en Sol

Fuente: Utopía Contagiosa

Dos grandes acciones nos aparecen en el ya cercano horizonte del 8 de marzo. Son acciones de lucha que, creemos, merece la pena compartir y apoyar.

La primera es la acción, mediante su acampada con huelga de hambre iniciada, hace más de 24 días, por la asociación de mujeres Ve la Luz, a la que luego se han sumado otras activistas, contra el maltrato a mujeres y la violencia machista.

Las mujeres acampadas han dicho que no piensan levantar su acción hasta que se asuman los 25 puntos del manifiesto que han elaborado, en el que piden un pacto de estado contra la violencia machista. Han logrado una gran repercusión mediática, pues ocupan la plaza de Sol, cuna de las reivindicaciones (desatendidas y ninguneadas) de cambio de la sociedad desde el 15-M.

La gran repercusión conseguida por esta acción noviolenta  ha puesto sobre el tapete uno de los aspectos más sangrantes de la violencia contra las mujeres, la impunidad y, si se quiere, la falta de protección de las víctimas, y ha metido en la agenda mediática este tema, de forma que los políticos, siempre tres o cuatro pasos por detrás de la realidad, se han visto obligados a escuchar en el Parlamento esta reivindicación.

Con independencia de que las medidas propuestas tienen un enfoque acusadamente legalista y de que hacen hincapié en algunas medidas que pueden implicar mayor control social, lo cual no siempre es el mejor remedio, lo cierto es que nos enseñan la fuerza de la acción directa y de construir reivindicaciones desde la calle y desde la gente, sin esperar que los de arriba cambien las cosas y apelando a la movilización consciente de la gente.

Las mujeres, dicen, agradecen el apoyo y la simpatía social, pero piden que se las acompañe en la acción, no solo firmando un manifiesto, y saben que es este el modo de derribar los muros del status quo.

En segundo lugar, contamos con otra iniciativa que, al igual que la anterior, hace primar el valor de la acción directa y de la lucha en la calle. Se trata de la Huelga internacional de mujeres promovida por la organización argentina Ni una Menos, apoyada por múltiples plataformas y organizaciones, y que pide destinar el 8 de marzo a ser una jornada de lucha con acciones como manifestaciones, paros parciales en el trabajo o no consumir en empresas que se publicitan con anuncios sexistas, con el objetivo principal de reivindicar la lucha contra la violencia machista, contra la brecha salarial o el derecho al aborto.

El paro internacional de mujeres ha sido bien acogido en otros países, dice Público, como Australia, Brasil, Ecuador, Alemania, Honduras o Turquía y pretende mediante una movilización igualmente simbólica y coordinada en múltiples países, poner en la agenda un tema que el poder pretende sencillamente obviar a escala global. También en Madrid el Movimiento feminista llama a esta lucha con un paro de empleo, consumo y cuidados de 12 a 12´30 el 8 de marzo.

Otro ejemplo de movilización y llamada a nuestro compromiso activo y personal y a la acción directa como instrumentos de lucha social y de cambio político, pues en definitiva se trata de asumir la política en nuestra propia acción, la plaza pública como ágora de construcción política y de desbordar el corsé leguleyo y administrativo con el que nos van imponiendo la sumisión y el control, también en estas luchas.

El tercer ejemplo lo constituye la llamada del movimiento feminista a hacer del 8 de marzo un día de combate y no de mero folclore. La coordinadora feminista por ejemplo, llama a la movilización y dice que el 8 de marzo las feministas seguimos en las calles¡ por nuestros derechos ¡Ni un pasó atrás¡

En Madrid por ejemplo la manifestación será a las 19 horas desde Cibeles.

Otras manifestaciones a las que se pude acudir por ejemplo:

ALICANTE
Huelga de consumo durante todo el día
Paro de tiempo parcial en los puestos de trabajo de 12 a 13 hrs
Manifestación desde la Plaza de los Luceros a las 19.30 h
Feministes en lluita, pels drets de les dones, juntes som més
Convoca: Plataforma Feminista de Alicante – PFA

- ALMERIA
Alas 20:00 Calle Aguilar de Campoo
Hoy no es un dia de celebración, es un día de reivindicación
Convoca:Plataforma de Acción Feminista de Almería
https://www.facebook.com/events/1291329107649201/

- BARCELONA
Acciones…Vaga de Totes s’adhereix al Paro Internacional de Mujeres
convocat a nivell mundial pel 8 març de 2017.
12h-12:30h Aturada de dones.
Properament més informació a la nostra web https://vagadetotes.wordpress.com/ i per aquí :https://www.facebook.com/events/717715915073048/

A las 19:00 Manifestación Plaça Universitat
La revolució imparable de les dones
Convoca:Comissió unitària pel 8 de març

- BURGOS
Concentración en el HUBU(Hospital Universitario de Burgos) a las 11:00-11:30
http://asambleafeministaburgos.blogspot.com.es/2017/03/8-de-marzo-nosotrasparamos.html

A las 20:00 Plza. del Cid
Por un 8 de marzo, feminista y combativo¡
Convoca:Coordinadora Feminista de Burgos

- CASTELLÓ
A las 19:00h. Plaça Mª Agustina
Juntes som més fortes,Fem Xarxa
Convoca:Dones En Lluita Castelló
https://www.facebook.com/events/576324982573979/

- CORDOBA
A las 19:00 salida Jardines de la Agricultura (los patos)
Feminismos es…y será.
Convoca:Plataforma Nosotras Decidimos Cordoba

- CUENCA
A las 20:00 cruce carretera/sanchez vera
Somos la mitad, queremos la mitad de todo
Convoca:Comando Violeta Cuenca
https://www.facebook.com/events/119972921857959/

- ELX – ELCHE
De 12:00 a 12:30 Paro laboral, academico, de cuidados
A las 18:00 Paro Mundial, pikoteo feminista(plaza de las flores)
A las 20:30 Plaça de l´Aparadora-Plaça de Baix
“Contra les violències, resistències.”
Convoca:Plataforma feminista Elx pel dret a decidir‎
https://www.facebook.com/events/1911934789085242/

-  EUSKAL HERRIA

  • BILBO paro de empleo, cuidados y consumo de 12:00 a 12:30,esquina gran via-alameda de urquijo frente al corte ingles Convoca: Bilboko Koordinakunde Feminista

Contra la barbarie hetereopatriarcal,feminismoa zorroztu

  • BAIONA– A las 18:30 Herriko Etxea
  • BILBO – 19.30 Arriaga plazatik manifestazioa
  • DONOSTIA – A las 19.00 Boulevardetik manifestazioa
  • GASTEIZ – A las 20:00 San Antonetik manifestazioa
  • IRUÑEA – A las 20.00 Gaztelu Plazan manifestazioa

Convoca: Martxoak 8ko, Euskal Herriko Koordinadora Feminista

- JAEN
A las 19:00 concentracion en la subdelegación del gobierno
Convoca:Comando Sororidad

- GALICIA

  • FERROLTERRA 19h Concentración en (praza do inferniño)
  • OURENSE a las 12h Paro simbólico en (Praza maior) / 20h Mani-festa-acción da Castañeira aos Xardíns Padre Feijóo Fronte ao Machismo e Capitalismo: SEMPRE FEMINISMO! Convoca;Marcha Mundial Mulleres Galiza https://www.facebook.com/marchamundialmulleres.galiza/
  • LUGO 8 de marzo: 20:00 diante do concello Aquelarre Feminista Convoca:Plataforma Feminista Lugo

- GARES
A las 20:00 concentración en la plaza
Convoca:IAF Izarbeibarko Asanblada Feminista

- GIJÓN
Para aquellas que no pueden sumarse al paro el día completo, está realizada la comunicación para concentrarse de 12 a 12:30 en todos los Ayuntamientos de Asturias.
A las 19:00 Plza. Humedal de Xixón.
Toes Somos Refuxaes
Convoca:Plataforma Feminista d’Asturies
https://www.facebook.com/events/297628897320874/

- GRANADA
12:00-12:30 Paro de empleo, cuidados y consumo
12.30 a 14.00 en la Plaza del Carmen para visibilizar el Paro Internacional de Mujeres
Convoca:Asamblea Feminista Unitaria

A las 18:30 salida Plza.Mariana Pineda
Dignas, diversas, insumisas y juntas contra todas las violencias
Convoca:Plataforma 8 de marzo

- HUELVA
Saldremos desde la Rotonda del Litri a las 19,30 horas.
“Día por los derechos de las mujeres”.
Convoca:el Movimiento Feminista de Huelva.
https://www.facebook.com/events/1929454457276595/

- HUESCA
A las 20.00 en la Plza. de Zaragoza
Convoca:Coordinadora 8marzo Huesca

- LEON
A las 12h, concentración-cacerolada en Pl. Botines (León) por el Paro Internacional
de las mujeres 8M
Si no puedes acudir, súmate, de 12h a 12h30, al paro de empleo, cuidados y consumo.
A las 19:30 Manifestación Inicio en Pl. Guzmán, finalizando en Pl. san Marcelo
Convoca:Movimiento Feminista de León
https://www.facebook.com/Asociaci%C3%B3n-Leonesa-Simone-de-Beauvoir-319529068104880/

- LLEIDA
A las 19:30 Plça de la Catedral
Contra el patriarcat, acció feminista
Convoca:Marea Lila Lleida

- LOGROÑO
A las 20:00 plaza.Mercado
Mujeres en pie de guerra
Convoca:Mujeres en Rebeldia
https://www.facebook.com/events/1274991665872015/

- MADRID
12:00 a 12:30 horas: Paro de empleo, cuidados y consumo.
19:00 horas: Manifestación (Cibeles-Plaza España)
Juntas y Fuertes,Feministas Siempre
Paro Internacional contra el Heteropatriarcado
Convoca:Movimiento Feminista de Madrid
https://www.facebook.com/events/620853901456352/

- MURCIA
apoyar el Paro Internacional de Mujeres convocado de 12h. a 13h.preparado por un conjunto de federaciones de mujeres de distintos sindicatos.
A las 19:00 Plza. de la Merced
Convoca:Marcha 7N Región de Murcia
https://www.facebook.com/events/781200785364297/

- PALMA DE MALLORCA
A las 19:30 Plaça de sa Porta Pintada
Som la força que mou el món. Dones, organitzem-nos!
Convoca:Moviment Feminista de Mallorca
https://www.facebook.com/events/1267742256650209/

- PLASENCIA
A las 12:00 concentración en la plaza mayor
Nosotras paramos, Huelga de cuidados, Boicot economico
Acudid vestidas de negro
Convoca:Mujeres Libres de Extremadura

A las 20:00 manifestacion salida del parque de la coronación
Convoca:Asociacion 8 de marzo de Plasencia

- PONFERRADA
Manifestación Nosotras Paramos :A partir de las 12:00 con salida de la Plaza de Lazúrtegui de Ponferrada
Convoca:Colectivo 8 de Marzo
Plataforma Berciana Contra las Violencias Machistas
https://www.facebook.com/events/1598280496849610/

- MANRESA
A las 19:30 a la Benplantada
Sortim de l’ombra!
Fartes de ser humiliades pels vostres privilegis
Convoca:Comissió 8M

- SALAMANCA
A las 20:00 plza.Mayor
No me felicites, lucha¡
Convoca: Movimiento Feminista Salamanca
https://www.facebook.com/events/772201312929799/

- SANTANDER
A las 19:30 plza.Numancia-Plza.Ayuntamiento
Todas las mujeres, todos los derechos, todos los dias¡
Convoca:Comisión 8 de marzo de Cantabria.

- SEGOVIA
A las 20:00 Plaza Azoguejo
Convoca:Diversos colectivos

- SEVILLA
A las 20:00h. en la plza.Nueva
“Nada que celebrar, mucho que reivindicar”
Convoca:Plataforma 8 de marzo

- TARRAGONA
A las 19:00 Plaça Imperial Tarraco
Ni agressions ni explotació,Feminisme i Autoorganització
Convoca:Plataforma 8 de Març

- VALENCIA

De 12:00-12:30 Crida a l’Atur Internacional de Dones a València
Vaga de treball i de cures
https://www.facebook.com/events/1221296504652397/

A las 19.30 h.Jardins del Parterre
Dones, lliures i arreu d’un mon sense fronteres.
Convoca:Moviment Feminista de Valenciá
https://www.facebook.com/events/2030821990478630/

- VALLADOLID
A las 20:00 en la Plza. Fuente Dorada
Convoca:

- ZARAGOZA
“Insumisas al sistema patriarcal, paramos el 8M”
De 12 a 12.30h.Parón Laboral y Huelga de Cuidados contra el sistema heteropatriarcal y capitalista
Convoca:Febrero Feminista
https://www.facebook.com/febrero.feminista/

A las 19:00 Glorieta Sasera
Doblemente Precarias, doblemente revolucionarias¡
Convoca:Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza.

 

Share

Presentación pública de 2018 Bardenas Libres

castildetierra

Por Manuel Fernandez

Acompañamos la invitación de 2018 Bardenas Libres para el acto de presentación pública de la campaña Bardenas Libres 2018.

El próximo 4 de marzo presentaremos públicamente 2018 Bardenas Libres, que decida el pueblo.  Una iniciativa que aglutina un gran espectro social y político, para trabajar por el desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas y realizar consultas populares al respecto tanto en Nafarroa como en Aragón.

La cita será en el Centro Cultural Sarasate de Castejón a las 12 horas.  La apertura de puertas será a las 11,30, así que reserva un hueco en tu agenda para ese día, donde compartiremos nuestro trabajo, nuestras ganas de seguir luchando contra un polígono que exporta guerras a otros países, y donde entre todas seamos capaces de construir nuevos modelos de relación entre pueblos, basados en el respeto mutuo.

Os esperamos.

Share

Más bombardeos en Bardenas Reales

Por Bardenas Ya

Fuente: Noticiasdenavarra.com

Del 22 de febrero al 3 de marzo, nos informa Noticias de Navarra, el Ejército del Aire tendrá a bien bombardear con fuego real un poco sobre las Bardenas Reales, para poner a punto a sus pilotos, los cuales van a mostrar sus habilidades guerreras en “el ejercicio de entrenamiento aéreo avanzado más importante a nivel internacional que, organizado por la Fuerza Aérea estadounidense”, al que han sido invitados.

Los pepinos los van a lanzar desde los aviones más avanzados de los que dispone el Ejército del Aire español, los carísimos Eurofighter, lo cual es una suerte para los vecinos de los pueblos circundantes, que podrán disfrutar de forma totalmente gratuita del ruido ensordecedor, de las maniobras endiabladas y de la contaminación tanto de los aparatos como de las bombas que arrojen, lo cual no es algo que se vea todos los días (en Bardenas casi todos, cierto es).

Es también una suerte que en plena época de nidificación de las aves protegidas del circundante Parque Natural (y Reserva de la Biosfera) de Bardenas Reales (parque todo el territorio de Bardenas menos el centro del mismo, que es donde está la base militar), éstas puedan además aclimatarse al ruido de los aviones y al bombardeo, para así no sentirse alteradas en épocas sucesivas y poder mantener intactos sus valores naturales.

Por otra parte es de agradecer que los vecinos y visitantes del parque esta vez hayan sido advertidos de no pasar por los caminos, la haberse puesto un aviso en la página web de la Junta de Bardenas, como se sabe muy visitada (modo “ironía on”), donde explica que eviten los caminos, pues

por motivos de seguridad, afectarán al uso normal de los caminos y sus alrededores”

También debemos alegrarnos de que afortunadamente este tipo de operaciones militares con fuego real se realicen una vez al año, tal como afirmó el responsable de la Base al cortejo de diputados forales cuando hace unos días visitaron la base, si bien no acabamos de aclararnos a qué se refiere el ejército con una vez al año si tenemos en cuenta que esta es la segunda vez del año en la que anuncian maniobras con fuego real. ¿Hablaría en sentido metafórico?, ¿no sabría contar?, ¿justo el año militar comienza y termina en febrero? Pelillos a la mar.

Es curioso. Más que curioso. Precisamente cuando la movilización popular anuncia su próxima presentación en público para exigir el desmantelamiento de la base de Bardenas y proponer un camino de decisión popular para lograrlo, es cuando el ejército muestra sus intenciones incendiarias y demuestra su obstinado apego a la preparación de la guerra a cualquier precio.

Share

Gorbachov teme una guerra ¿fría?

One+Of+These+Things+Is+Not+Like+The+Others

Toni Martínez

Fuente: Infolibre

No sabemos si el último ex-dirigente de la URSS, Mijail Gorbachov, sigue siendo clarividente o alucina. Desde luego en materia de militarismo y guerra no parece hablar de oídas, y eso ya nos hace, cuando menos, escuchar con atención su perorata.

Y dice que la actual militarización de la política y la escalada de armamentos que se observa le recuerdan a otros tiempos y no auguran nada bueno, para afirmar en una entrevista concedida a la revista americana Time (traducir por tiempo, no por timo que tal vez es más acorde al devenir actual de los americanos) que:

parece que el mundo se está preparando para la guerra

Se refiere el ex-líder soviético como signos de preocupación a la escalada militar OTAN-Rusia y al creciente despropósito del gasto militar creciente mientras que las necesidades humanas se desprecian. Lo dice así

Mientas los presupuestos nacionales apenas pueden cubrir las necesidades sociales básicas, el gasto militar no deja de crecer

Y con ello es un nuevo líder mundial que asocia gasto militar con pérdida de oportunidades de desarrollo humano, o dicho a nuestro modo, un gasto militar que se muestra como uno de los principales factores de negación de la paz y de la seguridad humana (una paz y un seguridad en cuyo nombre los instalados en la élite mundial justifican el gasto militar, que entienden como un sacrificio de la sociedad por su  propio bien, aún a pesar de que únicamente sirve para engrosar sus generosas cuentas bancarias y sus privilegiados intereses de élite) y que aparece como la principal amenaza a la paz.

Gorbachov entiende nuestro mundo de forma distinta a los actuales dirigentes políticos, que predican el antagonismo, el racismo, la idea de enemigo, los intereses egoístas  y la imposición por la fuerza

en el mundo moderno, las guerras deberían ser desterradas, ya que ninguno de los problemas globales se arreglan así, ni la pobreza, ni el medio ambiente, ni la migración, ni el crecimiento demográfico ni las faltas de recursos

Gorbachov, probablemente, pase por un desfasado entre los dirigentes políticos en activo o reconvertidos a consejeros de las multinacionales más variopintas. Al fin y al cabo predica la sencilla receta de mirar por el bien común y cree a pesar de lo vivido en la trasnochada idea del “gana/gana” y del diálogo. No entiende las profundas razones de estado que desde hace siglos predica el realismo político de los señores de la guerra y que ahora parece que nos puede mandar a la depuradora de los deshechos por el sumidero de la historia rancia.

Share

Avanza la lucha contra el campo de tiro de Bardenas Reales

Bentayga+y+Roque+Nublo

Kevin Scuiller

Fuente. El ConfidencialDigital

Informa un medio, con tono protestón y chusco, de la iniciativa del Parlamento de Navarra por la que se ha aprobado una declaración institucional exigiendo al Gobierno Central el desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas Reales.

Ha sido comenzar la gente de la zona, tanto del lado navarro como del aragonés, a articular iniciativas para desbordar la lucha cuasitestimonial que se llevaba hasta ahora de protesta contra el campo militar de Bardenas, y empezar a proponer la soberanía de la gente sobre las decisiones sobre el campo de tiro, y ya tenemos a las instituciones, hasta ahora acomodadas en un posibilismo rampante y entregado, a pleno rendimiento pidiendo ponerse a la cabeza de la lucha por la desmilitarización de Bardenas Reales.

De modo que los parlamentos, el navarro y esperamos que en breve el aragonés también, exigen al parlamento nacional la desmilitarización de este espacio.

La noticia que comentamos dice más cosas. Dice una de las principales. Dice que el campo militar de Bardenas, como ya denunciaban los antimilitaristas, es el único campo de entrenamiento de la OTAN con fuego real para sus ensayos bélicos.

Es decir, es el campo donde la OTAN se entrena a lo bestia para su estrategia de guerra. Lo hace contaminando a los bardeneros (pues las bombas de fuego real no parecen, precisamente, placas solares) y lo hace, sobre todo, en perjuicio de la paz mundial, dos cosas que, se nos ocurre, pesan en el ánimo de las buenas gentes de la ribera, que ni quieren ser víctimas del militarismo ni, menos aún, sus complacidos cómplices.

La causa de Bardenas es la causa antimilitarista. Y por eso como antimilitaristas también nos sentimos concernidos por ese referéndum por la desmilitarización de Bardenas Reales.

De modo que saludamos los reflejos del Parlamento navarro al ponerse al lado de la lucha de la gente, pero sobre todo saludamos la iniciativa de llevar al debate de la propia gente el destino de Bardenas Reales, exigiendo la desmilitarización como fin y un referéndum como instrumento para ponerlo en práctica.

Share

Otra vez maniobras con fuego real en Bardenas Reales

Bomba+va

Por Luis Sanz

Fuente: El Diario

Entre los días 7 y 8 de febrero, de nuevo maniobras militares con fuego real del ejército del Aire en Bardenas Reales.

Estas maniobras forman parte del entrenamiento para participar en el ejercicio de entrenamiento para la guerra que se va a realizar con EEUU en breve. Nos preguntamos a qué se debe tal ejercicio con EEUU, ¿dónde nos pretenden embarcar nuestros políticos y militares?, ¿qué nueva causa militar piensan los americanos que abracemos en su nombre?

El ejercicio no será  el único del mes, pues se espera una repetición del mismo a finales de Febrero.

Si acudimos al documento de autopropaganda del Ejército del Aire sobre Bardenas Reales, nos podemos quedar sorprendidos cuando dicen que Bardenas no vale nada y por eso es idóneo para el uso militar

Las Bárdenas son un entorno idóneo para un polígono de tiro, debido a que no existe en veinte kilómetros a la redonda ni una sola pequeña aldea, ni un solo caserío. La pobreza del suelo, arcilloso y salino, incapaz de retener el agua de lluvia, ha creado este desierto poblacional… Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento.

Bardenas es sobrevolada prácticamente a diario por aviones de guerra: el propio documento explica que

Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento. Desde entonces hasta ahora raro ha sido el día en que no han sobrevolado el cielo bardenero formaciones de Sabres, Phamton, Mirages o F-18. De hecho, mientras usted está leyendo este artículo es más que probable que un avión de combate del Ejército del Aire este adiestrándose sobre Bárdenas. Y es que, si algo caracteriza al Polígono de Tiro, es su operatividad, con cerca de doscientos días al año de vuelos.

Es decir, prácticamente a diario el Ejército se hace presente en la vida de los  pueblos circundantes de Bardenas Reales y molesta al vecindario con sus ruidos, vuelos, accidentes…

Habitualmente disparan “bombetas” (también llamados en argot militar ladrillos), bombas sin carga explosiva, pero

También, de forma esporádica, son lanzadas bombas reales, o misiles aire-tierra, en maniobras como el DAPEX o la Tormenta, para comprobar que este material responde a las características que las fuerzas aéreas esperan de ellos, sobre todo cuando son de reciente incorporación al arsenal del Ejército del Aire.

Otra página del Ministerio de defensa nos explica que no sólo tiran bombas y bombetas:

También se realizan ejercicios de ametrallamiento con los cañones de 20 y 30 milímetros de los F-18 y Mirage F-1 respectivamente.

Pero vayamos a la idea del “fuego real”. Hemos acudido al catálogo de bombas que tiene el ejército del aire para intentar averiguar qué es lo que van a tirar en Bardenas. En el capítulo de bombas aire/tierra, es decir, las que llevan los aviones de combate, los pesajes van desde las 2000 libras (900 kg) a los 250 kilogramos, pasando por bombas de 500 kilogramos cada una. No sabemos cuáles de todas serán pero si nos ponemos en el mejor de los casos, lanzarán no menos 2000 kilogramos de explosivos en estas operaciones, lo cual nos hace pensar que el aprecio por la seguridad ecológica de la zona es cero en el ejército que supuestamente está para protegen el territorio, no para bombardearlo.

Avanzando un poco más, hace poco se supo que España había comprado bombas aire-superficie a través de la OTAN. Un armamento vendido por el departamento de Estado de EEUU a la OTAN para que lo revendiera a sus países miembros. Concretamente bombas guiadas por láser GBU48, GBU 49 y GBU 12.

Dado que las maniobras con fuego real en Bardenas intentan probar el nuevo armamento a disposición del ejército, es probable que vayan a tirar alguna de estas bombas.

  • La GBU 48 es una bomba guiada por láser de 1000 libras, ahora con mejoras. De ellas el ejército del aire ya ha hecho una prueba con éxito hace poco en Cádiiz, La fabrica la emprepsa Raytheon y su precio unitario en 2008 era de 145.000 dólares por bomba, según Infodefensa.
  • La GBU 49 es otro arma guiada por láser y tiene un peso de 500 libras (450 kilos de explosivo).
  • En cuanto a la GBU 12 es otra bomba guiada por láser y por GPS  y cuenta con 500 libras de peso. La fabrican la anterior Raytheon y también Lockheed Martin.

Si se trata de alguna de estas bombas estarán arrojando a Bardenas no menos 2000 libras de explosivo, una verdadera pasada.

Nos cabe otra duda: ¿Qué hace la población circundante de las Bardenas ante esta nueva agresión?, ¿qué hace la Junta de Bardenas que supuestamente debe velar por el parque natural y sus valores? Si acudimos al comunicado de nuestros amigos de Bardenas Ya respecto de estas maniobras, nos dicen que

De la Junta no esperamos nada, acostumbrada que está a bañarse en sangre de inocentes para seguir gobernado una institución medieval por encima del pueblo de Navarra y manejando un inmenso caudal de dinero que esperamos que el Gobierno de Navarra investigue su uso, pidiendo cuentas, recibos, y y responsabilidades a los gerentes presentes y pasados de la Junta, caiga quien caiga.

y

Pero sí esperamos algo más de los Pueblos congozantes, que no se escuden en las rentas que reciben de la desgracia que llevamos a otros pueblos, y con la ayuda del Gobierno de Navarra, o sin ella porque con la muerte no se tiene que hacer negocio, objetar de ese impuesto de la guerra y decir NO a la renovación del contrato el 2018, para que las Bardenas vuelvan a ser Libres y para el Pueblo.

De modo que la aspiración de desmilitarizar las Bardenas y rescatarlas para los usos lógicos de la zona y, si nos apuran, para la humanidad, evitando que en éste se entrenen las guerras que luego se despliegan por el mundo, choca con las bombas que lanzan los militares primero contra las propias Bardenas y la seguridad ecológica de la zona, y sobre todo, contra la paz y la humanidad.

Share

Defensa amenaza con expropiar las Bardenas Reales

Resultado de imagen de bardenas ya

Bardenas Ya

Fuente: El Confidencial

No nos sorprende, más bien viene a confirmar una tremenda sospecha, la amanaza del Ministerio de Defensa a la pretensión que los colectivos que en Navarra y Aragón vienen reivindicando la desaparición del anacrónico campo de entrenamiento militar de Bardenas Reales.

Ahora que las iniciativas ciudadanas comienzan a desbordar el círculo vicioso meramente testimonial y residual en que se había convertido últimamente la celebración de las marchas antipolígono; ahora que asistimos a la mayor movilización y ambición de las aspiraciones sociales de que se finalice definitivamente la dependencia de la zona bardenera del militarismo y que se exige una consulta popular y una herramienta legal para el desmantelamiento de la base en 2018; ahora que las iniciativas eco-pacifistas y sociales en torno a las Bardenas comienzan a tener mayor acogida en las corporaciones locales de la zona y en las nuevas coaliciones políticas que han roto los consensos cómodos de antaño; ahora que se cuestiona el propio papel legitimador del actual pasteleo que ha propiciado, con una nefasta política opaca y poco confesable, la Junta de Bardenas Reales; ahora que ocurre todo esto y se pone en peligro real el statu quo de la base militar en Bardenas, el ejército amenaza con expropiar las Bardenas y zanjar el asunto a la tremenda, a su modo, manu militari.

Resulta, cuando menos, ejemplar conocer las pretensiones de Defensa: mantener a todo trance el campo militar en un paraje paisajístico y medioambiental que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad y que el constante bombardeo por parte de los ejércitos español, de la OTAN y de otros ejércitos invitados, pone en peligro. No parece que la defensa de la sociedad que prometen sea compatible exactamente con bombardear y deteriorar un paraje como este y ello pone en una evidente contradicción al ejército.

Contradicción aún mayor porque la solución que se les ocurre a los responsables de este desaguisado es contestar con la amenaza de expropiación forzosa a las propuestas de consulta popular y de democracia. No parece que la democracia que supuestamente justifica la razón de ser del ejército (según sus propias declaraciones) se defienda precisamente negando la democracia.

No es tampoco la última contradicción, porque el campo militar de Bardenas, amén de deteriorar un paraje como este, amenaza la seguridad de los propios pueblos circundantes, congozantes o no, y son múltiples las ocasiones en que se ha datado la acumulación de accidentes y molestias para los ribereños, así como evidente el peligro a que están expuestos por contaminación debida a los materiales que acumula este entrenamiento militar. No parece que la defensa de la vida de los ciudadanos que se predica se defienda amenazando la vida de los ciudadanos, una nueva contradicción.

En Bardenas se entrena tanto el ejército español como los ejércitos de la OTAN, en maniobras que luego repiten en los escenarios militares de guerra donde participan. Es el más importante campo militar de la OTAN para tales entrenamientos y por tanto una de las puntas de lanza de la política de agresión que la alianza mantiene a escala planetaria. No parece que tampoco la paz, que justifica la existencia del ejército según sus propios manuales, ni la soberanía y la independencia, que son lugar común en el argumentario militarista, se defiendan con este capo militar. Más bien se niegan.

Todo ello nos hace pensar que la respuesta del Ministerio de Defensa amenazando con expropiar las Bardenas en caso de que l@s bardener@s y sus instituciones políticas no se las entreguen a su gusto y de buena gana, no hace otra cosa que desvelar lo nefasto de la institución militar y su desprecio absoluto por todo aquello que, en la opinión de la sociedad, debe ser defendido. Paradógicamente quienes nos dicen defender amenazan con una agresión en toda regla, pasando a ser de lo que hay que defenderse.

De todo ello se nos antoja que la lucha de Bardenas no es solo la lucha de Bardenas, y pasa a ser una causa global que debe trascender, con ser importante, el propio territorio, pues es también la lucha social contra el militarismo que agrede a todo el planeta y del que no podemos ser responsables ni consentidores.

En todo caso ¿qué diferencia tendríamos si expropian Bardenas respecto a la situación actual?  ¿No la tienen expropiada de facto y ante la pasividad comodona de los partidos de la casta?

De todo ello, se nos antoja que la lucha social de las poblaciones empeñadas en que una consulta popular sirva para desalojar de Bardenas al militarismo y reconvertirla en un paraje de paz, comienza a dar frutos saludables. Como los dio en Cabañeros (donde el ejército quiso llevar el campo de tiro cuando en Bardenas Reales la presión social fue más fuerte que ahora) cuando la movilización social obligó a los políticos y su oportunismo a prueba de todo a negar al ejército el campo de tiro que ansiaban.

So pacifistas y ecologistas pudieron en Cabañeros ¿Por qué no la movilización de los pueblos en Bardenas?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed