Archive for convenios Ministerio Defensa

Defensa vuelve a intentar el pelotazo de la operación Campamento

20121105-007234

Por Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Fuente: el País

Nos informa El País de la intención de Cospedal de hacer caja con la ya varias veces fallida operación Campamento, en la que el Ministerio de Defensa pretende vender terrenos de propiedad del ejército en uno de los pelotazos de terreno más ingentes que se recuerdan.

Si hacemos memoria, la operación Campamento es un esperpento que solo busca lucrar a Defensa, como denunciamos en 2013. En 2015 se intentó colocar una millonada de metros cuadrados a un grupo empresarial chino para hacer una zona recreativa, y anteriormente a otro empresario estadounidense para hacer casinos, pero la operación fracasó en ambos casos.

Ahora se pretende sacar a la venta una “fase I” compuesta por 2,1 millones de metros cuadrados, pero, al parecer, encuentran reticencias en el Ayuntamiento para permitirles dicha venta.

Cospedal se ha comprometido, en el Senado y a preguntas de un senador del PSOE, a sacar adelante el pelotazo pese a quien pese (ella en realidad ha dicho “por encima de los colores políticos” que es la forma fina de decir que porque le sale de las mismísimas narices), tal como publica La Vanguardia.

Para demostrar que en esta materia los colores “políticos” no importan gran cosa, el senador del PSOE, mostrando su singular y secular sintonía con el PP, ha pedido a la ministra que se “cargue las pilas y haga realidad un proyecto que necesitan millones de madrileños”, lo que demuestra no tanto las necesidades de los madrileños (que no pasan precisamente por el lucro del ministerio de Defensa) como la igualdad de ideas del PP y el PSOE en esta materia.

Para PSOE y PP lo de la Operación Campamento no debe mezclarse con la política, justo lo contrario de lo que parece que le interesa a la ciudad de Madrid.

Y es que son como hermanos siameses.

Defensa y Ceuta, ¿relación manchada de sangre?

Imagen de Yassine Abbadi

Fuente:  El Pueblo de Ceuta

¿Ha cambiado de política el Ministerio de Defensa con respecto a las ciudades que le piden terrenos militares en desuso para dedicarlo a fines sociales?

Con Morenés estas peticiones estuvieron paradas o encontraron múltiples obstáculos.  Parece que Cospedal quiere agilizar las cosas, al menos en Ceuta.

En Ceuta gobierna Juan Jesús Vivas, del PP, desde 2003.  Lo que parece que ayuda a la negociación.  También ayuda que Ceuta es una ciudad que vive por y para los militares.

Juan Vivas ha comentado lo “especial” que es para Ceuta el Ministerio de Defensa por la relación “esencial” de la ciudad con el Ejército, que integran, ha dicho, personas que son “modelos de dedicación, profesionalidad, capacidad de sacrificio y patriotismo”. “Ceuta lleva al Ejército en el corazón, el alma y la memoria”, ha contextualizado la “estrecha” relación en que se traduce esa “consideración de respeto mutuo, afecto y colaboración en muchos campos”.

Tras una visita de Vivas a Cospedal en la sede del Ministerio, han sido varias las iniciativas del presidente ceutí que van a mirarse en un futuro próximo:

  • concertar la construcción de la pista de atletismo reglamentaria en la Base Única del Pardo de Santayana,
  • concertar el aprovechamiento como equipamiento social, de ocio y deportivo de las instalaciones ahora en desuso del Club de Tropa
  • concertar el uso de parte del antiguo Hospital Militar por parte de alguna entidad social, como Plena Inclusión, necesitada de nuevas instalaciones.
  • además, presidente y ministra han hablado de la regularización de viviendas levantadas en suelo militar en Príncipe Alfonso como parte del objetivo del Gobierno de normalizar esa barriada.

Por ahora no ha trascendido ninguna información de qué recibirá Defensa a cambio de estos cuatro conciertos.  Suponemos que pedirán dinero, mucho dinero, como siempre.  ¿Por qué?  Pues porque necesitan dinero para intentar paliar los huecos que deja en su economía el despilfarro militar, o las intervenciones militares en el extranjero y los Programas Especiales de Armamento (PEAS).

De alguna manera tienen que enjuagar el agujero de su burbuja financiera, y parece que optan porque sean las ciudades militarizadas quienes pagen, de sus presupuestos, el armamentismo de Cospedal.

Llama la atención que en ningún momento se critique el despilfarro que supone que Defensa haya tenido y tenga tantas infraestructuras y espacios tanto urbanos como rurales sin uso o infrautilizados.  Es un ejemplo de mala planificación y de priorizar los cañones sobre la mantequilla.

Son curiosas las noticias que se han publicado sobre estos conciertos.  Se destacan los bienes que va a obtener la ciudad, pero no se dice nada de cuánto les costará.  Y que lo que den a Defensa será un dinero manchado de sangre pues promoverá el intervencionismo militar español y la venta de armas.

Universidad de Granada, MADOC y Banco Santander unidos por el espíritu militar

Resultado de imagen de imagenes boe

Por BOE

Fuente: BOE

Si hace poco más de un mes nos hacíamos eco de los convenios del Banco Santander para financiar la estancia de cadetes de la Academia de Zaragoza en la Academia militar de West Point, con un acuerdo de 2013 que dotaba al Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) de 400.000 euros, ahora encontramos un nuevo convenio, esta vez suscrito a tres bandas, entre el MADOC, la Universidad de Granada y el propio Banco de Santander, “para la organización y el desarrollo de proyectos y actividades del MADOC”

Dice el convenio que el Banco de Botín contribuirá con el MADOC para

1.- Un proyecto de formación de cadetes en el extranjero, que se desarrollará durante el curso 2016/2017 en Estados Unidos y Francia.

2.-  La celebración de seminarios de expertos, que tendrán lugar durante el curso 2016/2017. 

3.- La dotación de becas o ayudas para la realización de prácticas de estudiantes universitarios en los órganos del MADOC, colaborando con la gestión del conocimiento –Centro de documentación, Militarpedia, etc.– con una duración cada una de seis meses.

4.- Edición de Publicaciones Militares (PMET) y de la colección Biblioteca Conde de Tendilla.

5.- La organización de un Congreso, que comprenderá todos los temas relacionados con el Ejército de Tierra, abierto a expertos y estudiosos civiles y militares, de ámbito internacional, que incluirá ponencias de personalidades relevantes y paneles multidisciplinares de comunicaciones.

Asimismo, el Santander ofrece su disponibilidad para colaborar con el MINISDEFMADOC y la UGR en el estudio, diseño y desarrollo de aquellos proyectos singulares y de carácter institucional que, existiendo presupuesto y, a propuesta del MADOC o de la UGR, pudieran ser considerados de interés por la Comisión Mixta de Seguimiento de este convenio de colaboración contemplada en la cláusula tercera.

Por parte del MADOC los compromisos son

El MADOC aportará todo el personal necesario, propio o no, para el desarrollo de las actividades y proyectos contemplados en la cláusula primera anterior, facilitando igualmente los medios e instalaciones necesarios para su ejecución.

El MADOC se ocupará del diseño, estudio, preparación, dirección y ejecución de los distintos proyectos, garantizando así los contenidos, la buena preparación y los mejores resultados de los mismos.

Las actividades a desarrollar en virtud de este convenio no implicarán compromiso económico alguno para el MINISDEF-MADOC.

y la universidad de Granada (UGR)

La UGR, a través del Centro Mixto UGR-MADOC, en adelante CEMIX, dependiente de la Comisión Mixta UGR-MADOC y bajo su dirección, es responsable de la gestión ordinaria de las actividades derivadas de la ejecución del Convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Universidad de Granada para la realización de actividades docentes, de investigación, de desarrollo tecnológico, culturales y de cualquier otro ámbito de interés mutuo, suscrito el 24 de septiembre de 2015. La UGR participará en las actividades desarrolladas en virtud del presente convenio dentro del Plan Anual de Colaboración UGR-MADOC.

El Santander, en todo este negocio, aporta la pasta y los otros la reciben para sus fines lucrándose de becas (caso de Defensa) y para legitimar a Defensa con una mala capa de barniz cultural (caso de la Universidad). En concreto

El Santander realizará una aportación a favor de la UGR, con la naturaleza prevista en el artículo 25 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, de ciento cincuenta mil euros (150.000 euros), que la UGR, a través del CEMIX, habrá de destinar al desarrollo de las colaboraciones generales, académicas y tecnológicas previstas en la cláusula primera y que son objeto del presente convenio de colaboración.

Osea, que junto con el dinero que el Santander pone para mandar soldaditos a las academias, de los que nos hemos hecho eco en otras entradas de este blog, aporta además una segunda contribución,esta vez a la Universidad de Granada, para que ofrezca formación militar y bajo la dirección del MADOC a los cadetes militares.

Lo dicho: universidad y banca, dos patas más del entramado colaborador del militarismo patrio. Un asquito.

Se confirma parte del gasto militar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Imagen de la Armada Española

Fuente:  Infodefensa.

Estamos de enhorabuena, aunque bien mirado habría que decir que estamos de enhoramala.  Nos explicamos:

El Consejo de Ministros autorizó una excepción a la orden del Ministerio de Hacienda por la que se cerraba el ejercicio presupuestario para todos los ministerios.  Pero, ya se sabe, Defensa es especial y cuenta con bula para seguir gastando.

Ahora van a dejar que los patrulleros Alborán, Tarifa y Arnomendi de la Armada española participen en las campañas pesqueras de la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.  El importe es de 2.278.163 € para el Alborán y el Tarifa y de 135.000 € para el Arnomendi.

El total suma 2.413.163 €.  Cifra nada despreciable y que pensamos que debe computar como colaboración del Ministerio de Agricultura al Gasto Militar.

En nuestro estudio “Gasto Militar 2016” incluíamos las siguientes partidas en el gasto militar del Ministerio de Agricultura:

Los 52’17 millones de € de 2016 corresponden a:

  • 16’75 millones de € destinados a patrulleras y otros barcos que se dedican a inspeccionar las campañas de pesca.
  • 0’5 millones de €, estimación muy a la baja, de lo que cuesta la colaboración de Agricultura al control de la piratería en el Índico.
  • 23’17 millones de € destinados por parte de la AEMET a su colaboración con el Ministerio de Defensa.
  • El subtotal hasta aquí sería de 40’42 millones de €.  Pero habría que añadir algunos gastos más, que sólo podemos estimar por no encontrar las cuantías en los Presupuestos publicados:
    • Facturas de intervenciones de la UME con carácter ecológico (incendios y catástrofes).
    • Colaboración de Medio Ambiente en el reciclaje de buques de la Armada.

Como se ve, un suma y sigue continuo a la hora de desvelar el total del Gasto Militar del Estado Español.

Polémica por el convenio de Ferrol y Defensa

Imagen de José Manuel García

Imagen de José Manuel García

Fuente:  La Voz de Galicia.

En julio de 2013 nos hacíamos eco de que El Ferrol:

En el mes de agosto se firmará el convenio por el cual el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Ferrol más de un millón de metros cuadrados que actualmente posee allí a cambio de una contraprestación de 500.000 euros, que irán a parar, como ya anunció el INVIED, a pagos de los programas de armamento que nos han endeudado por 30.000 millones de €.

(…)  Pero, al parecer, el acuerdo tiene una letra pequeña (ya nos extrañaba a nosotros) que no viene en el mismo: Según parece, a cambio de esta cesión, el ayuntamiento se había comprometido (y ahora ratifica su compromiso) a recalificar los terrenos del antiguo cuartel Sánchez Aguilera (más de 100.000 metros cuadrados) para permitir que Defensa pueda construir viviendas allí.

Al menos, durante dos décadas los ediles de Ferrol se ven obligados a negociar con Defensa la devolución de instalaciones militares al municipio para que puedan realizar planes civiles.

También La Voz de Galicia nos informa de

El Concello de Ferrol firmó en 2015, aún con el anterior gobierno municipal, la última versión del acuerdo. En ella, a diferencia de en los textos anteriores firmados por los dos ejecutivos precedentes, se incluía una contrapartida económica que la administración local debía pagar al ministerio. Lo hacía a cambio de la inclusión de dos parcelas: la del observatorio de Monteventoso -incluida en convenios anteriores pero que posteriormente se retiró del listado de propiedades a ceder- y, especialmente, la antigua estación de radio de Mandiá. Por ello, se debían pagar 560.000 euros, una parte en el momento de la firma y la restante, cuando se sucribieran oficialmente las escrituras de compraventa.

Así, el Ayuntamiento ha pagado ya a Defensa 140.000 euros. ¿Qué pasará con ese dinero si finalmente se desiste y no se lleva adelante el convenio? Responde el alcalde: «Se consideramos que os informes de Intervención son os correctos e as valoracións son tamén correctas, pagarase o segundo prazo», aseguró. En caso contrario, «se consideramos que non é beneficioso para os intereses da cidade de Ferrol, terá que ser demandado o reembolso desas cantidades», advierte. «Estamos a falar de case 500.000 -concretamente 420.000- e queremos saber se corresponde pagalos ou non», apunta.

Parece que los desacuerdos abarcan a ambas partes:

Después de que trascendiese un escrito del ministerio en el que advierte de que podría denunciar el acuerdo por el retraso en la aprobación de la reparcelación del Sánchez Aguilera, el alcalde, Jorge Suárez, dejó la puerta abierta a desistir de ese convenio si se considera que no es beneficioso para la ciudad.

El regidor expresó varias dudas sobre el convenio «que hai que clarificar e ter ben claro o que se acorda antes de dar ese paso». En concreto, mostró la disconformidad municipal que ya había avanzado hace meses respecto a las tasaciones realizadas por Defensa de las propiedades y los informes de fiscalización.

Apuntó que la valoración realizada por el ministerio es «unilateral» y sin justificar «en base a que criterios se fai». Incide en que se trata de una decisión que compromete una cantidad importante del erario público y también «parcelas para edificar no centro da cidade». Por ello, reclama que se clarifiquen esos extremos y que una vez aclarados «ver se ese convenio é bo para os intereses da cidadanía de Ferrol».

En todo caso, Suárez mantiene que hacerse con la propiedad del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera es «fundamental» para la recuperación de la ciudad, pero «resúltanos difícil de entender esas taxacións unilaterais». El Concello ha encargado una asistencia técnica a la empresa Entyl para que realice una valoración propia de los bienes «para determinar se é adecuada ou non conforme aos intereses de Ferrol».

Intercambio de cadetes hispano-francés. ¿un Erasmus militar encubierto?

%C3%81vila.+Jura+de+banderas+de+los+nuevos+cadetes+de+la+Academia+Militar.+Plaza+de+Santa+Teresa.

avilas.es

Fuente: BOE

El BOE del pasado 14 de noviembre contiene una serie de convenios universitarios para impartir clases relacionadas con la defensa y de interés del Ministerio de Defensa y apoyar el mostrenco llamado “cultura de la Defensa”. Concretamente se trata de los acuerdos con las universidades de Las Palmas, la de País Vasco, la de Castilla-León y otro último de la Complutense de Madrid.

En realidad este tipo de convenios se extiende por todas las universidades y prácticamente no ofrece novedades ni en sus materias (cursos específicos, jornadas de enfatización de los ejércitos, doctorandos y asignaturas militaristas en masteres y títulos sobre cooperación al desarrollo o cultura de paz) ni en el papel de la universidad (dotar de estudiantes, de profesores y de argumentos, por peregrinos que sean) o de los ejércitos (proveer económicamente con desembolsos que suelen rondar los 12.000 euros por universidad).

Llama la atención únicamente en cuanto que refleja el papel de la universidad como puntal acrílico de la cultura militarista, todo un contrasentido que la empequeñece.

Pero en el BOE del 14 de noviembre, una semana después de asumido el cargo por la ministra de defensa, aparece un nuevo convenio que, por dos razones resulta llamativo:

La primera, porque contiene un acuerdo de carácter militar, pero oculto en un acuerdo internacional aprobado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, es decir, se usa el Ministerio de Exteriores como cobertura para aprobar una norma de contenido militar y carácter internacional, pero que bien puede pasar desapercibida en su contenido militar para el común de los mortales.

La segunda, porque esa norma establece un convenio entre España y Francia para el “intercambio” de cadetes (¡y familiares¡) entre las academias militares de uno y otro Estado. Un convenio peculiar que, además, nos da noticia de la extensión de estea especie de intercambio de cadetes entre los diversos países de la OTAN, ¿Un Erasmus militar?

Veámoslo:

El convenio señala  que este tipo de intercambios se fundamentan en el Tratado de la OTAN, que los admite en su artículo 3, así como en su ulterior desarrollo por medio del  Convenio entre los Estados partes del Tratado del Atlántico Norte relativo al Estatuto de sus Fuerzas (SOFA OTAN) firmado en Londres el 19 de junio de 1951 y los diversos acuerdos habidos con anterioridad entre España y Francia.

Es decir, anuncia que estos intercambios son habituales entre los cadetes de los países OTAN. Para ilustrarlo hemos tenido conocimiento de la existencia de otros entre españoles y estadounidenses (hace poco comentábamos que estos los viene apoyando económicamente el Banco de Botín),  o los que comenta una noticia de 2010 referidos a cadetes de Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal y Suecia que “estudiaban” en la Academia de San Javier.

Todo ello muy en consonancia con el anuncio, referido al año 2008 que señalaba que la Unión Europea estudiaba ya entonces crear un “Erasmus” militar para todos los países de la citada Unión menos Gran Bretaña.

El artículo 3 del acuerdo hispano-francés define el “Erasmus” entre ambos países con la siguiente finalidad

El oficial o cadete de intercambio participa en todas las actividades del organismo de formación. La finalidad del intercambio es permitir al oficial o cadete imbuirse de la cultura militar de la Academia anfitriona, que establecerá un programa pormenorizado del intercambio cuyo contenido y duración será acordado entre ambas Academias. Dicho programa podrá incluir las siguientes actividades: – un curso de inmersión cultural y lingüística; – un curso de investigación y enseñanza académica; – un periodo de adiestramiento militar táctico y técnico; – un curso de instructor durante un periodo de instrucción académica, táctica o técnica

En cuanto a la duración del curso es elástica, pues (art. 6)

El tiempo de permanencia del oficial o cadete en la Academia anfitriona vendrá determinado por la duración del ciclo de formación estándar o por mutuo acuerdo entre la Academia de procedencia y la Academia anfitriona. Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Los cadetes durante su estancia en el otro país, dependerán funcionalmente de las agregadurías militares de sus correspondientes embajadas (Art 7) y será el país de procedencia el que se haga cargo de los gastos de sus cadetes en el otro país (art 17) si bien el anfitrión le proporcionará al cadete

el alojamiento en la Academia anfitriona – la manutención en la Academia anfitriona – el acceso a toda dependencia (club, tiendas de efectos…) en las mismas condiciones que sus propios oficiales o cadetes. – los gastos de transporte, manutención y alojamiento derivados de las misiones específicas ordenadas por la Academia anfitriona

Osea, un verdadero Erasmus militar que nos pensaban pasar de forma desapercibida por si cuela.

Un colegio público y elitista dentro de un recinto militar. Un anacronismo más

 

colegio general izquierdo

CEIP General Izquierdo

Fuente: BOE

¿Sería sorprendente conocer que un recinto militar albergue un colegio público, pagado con fondos públicos, y perteneciente a la red de colegios de una Comunidad Autónoma, pero sólo para uso de los hijos del personal militar y civil que trabaja en dicho recinto?

¿Nos parecería un anacronismo digno de otro mundo o de otras épocas?

Pues el tal centro existe. Se llama “Colegio General Izquierdo (CEIP General Izquierdo) y se encuentra dentro del recinto militar de La Marañosa, en San Martín de la Vega (Madrid).

Del recinto de la Marañosa ya hemos hablado largo y tendido: una fábrica militar desde donde se fabricó entre otras lindezas gas mostaza para tirárselo a los rifeños, o se investiga ahora con armamento NBQ con absoluta opacidad.

El colegio “General Izquierdo” se creó por Orden Ministerial de de 15 de enero de 1948, BOE nº 103 de 11 de junio del mismo año, con objeto de atender a la educación primaria de los hijos de los jefes, oficiales y personal civil que trabajaba en la fábrica de muerte.

Este engendro continuó en activo por los años, y fue primeramente asumido por el Ministerio de Educación por Orden Ministerial de 1 de octubre de 1976 (BOE de 15 de noviembre), pasando luego a regirse por Real Decreto 295/1988 de 25 de marzo (BOE del 14 de abril de 1988) que aprueba el primer convenio de colaboración entre Defensa y Educación para mantener este colegio dentro de un recinto militar,convenio luego renovado en períodos sucesivos, pasando a depender de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid en el año 2001

Entre las peculiaridades del colegio, cuenta con 247 alumnos y su  Consejo Escolar cuenta con un representante del Ministerio de Defensa. No adivinamos a entender para qué.

El Colegio en cuestión debería haber desaparecido, si leemos los diversos convenios establecidos entre el Ministerio de Defensa y el de Educación, primero, y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid a partir del año 2001, pero sigue en pié.

Y,lo que es más grave, la Resolución 420/38163/2016, de 14 de octubre, de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Defensa (BOE de 31 de octubre de 2016), en la que se publica la sexta renovación del convenio, prorroga su mantenimiento al menos hasta el curso 2019/2020.

La justificación de las sucesivas prórrogas para mantener un colegio público de uso exclusivo de hijos de militares y trabajadores de un centro militar y dentro del recinto militar es que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de San Martín no han encontrado terreno y medios para construir un colegio fuera y el ejército cede generosamente un espacio que tienen destinado a colegio para tales fines. Y, añadimos nosotros, tampoco para distribuir a los alumnos en otros centros.

Parece una razón  poco creíble y muy incompetente: que la administración educativa y un municipio no encuentre modo desde 1976 a la fecha para construir un colegio destinado a 247 alumnos no resulta, ni de lejos, justificable.

Conforme al convenio que ahora se renueva por sexta vez, la Comunidad de Madrid corre con todos los gastos propios del centro escolar (reparaciones, mejoras, etc) y con los impuestos que se deriven, debe conservar las instalaciones en perfecto estado y corre también con todo el gasto de personal. También correrá con el gasto de transporte escolar al alumnado (según la página web del centro, usado por casi todo el alumnado)

Si sumamos el número de años de vigencia del convenio (15 hasta la fecha)  y las inversiones y gastos habidos por parte de la Comunidad de Madrid para mantener el centro, así como el gasto en transporte escolar que, según la página web del centro, dispone, nos parece evidente que haber realizado un colegio moderno en condiciones más civiles no es un gasto tan desproporcionado y alejado al de mantener este colegio dentro de un recinto militar y solo para hijos de militares.

Un total despropósito.

Botín (Banco Santander) nombrado cadete honorario a título póstumo

Imagen de Aristipo Crónica Popular

Imagen de Aristipo Crónica Popular

Fuente:  El Confidencial Digital.

¿Os extraña que Botín sea nombrado cadete honorífico a título póstumo?

Todo tiene que ver con que

En sus últimos años de vida, Emilio Botín estrechó sus relaciones con el Ministerio de Defensa, y especialmente con la Academia de Zaragoza. El entonces presidente del Banco Santander dio un discurso ante los alumnos del Centro Universitario de la Defensa en 2011, inaugurando así una jornada de conferencias.

Pero todo ello tuvo el correspondiente colofón monetario, que era lo que espera el Ministerio de Defensa y

Dos años más tarde, en 2013, el Santander firmó con el Ministerio de Defensa y el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC). La entidad bancaria se comprometía a aportar 400.000 euros anuales para formación.

Mediante ese convenio, cinco alumnos de la Academia General de Zaragoza estudian cada año un curso completo en la academia de West Point, el centro de formación militar más prestigioso de Estados Unidos.

Es decir, que 400.000 € anuales es lo que vale ser nombrado cadete honorario.

400.000 € anuales para que 4 alumnos estudien en West Point.  ¿Es un despilfarro en lo militar?  ¿Estarán de acuerdo los accionistas en este gasto?  ¿Se les habrá, siquiera, consultado?

La noticia también tiene que ver con la banca armada.  Como se ve en la tabla siguiente, del informe “Evolución de la Banca Armada en España“, el Santander el el tercer banco privado que más fondos de inversión, acciones y bonos tiene en empresas de armas de la banca española entre 2009-2013:

En definitiva, lo que ha hecho la Academia de oficiales de Zaragoza es rendirse a los datos, reconociendo a uno de sus grandes colaboradores:

La protección de los leones marinos y el derroche militar

Skye+Sea+Lions

lacajadezapatos

Fuente: EMAD

La campaña del militarismo por encontrar nuevas justificaciones a su injustificado argumentario general no tiene límites y todo vale.

Esto incluye la defensa de los leones marinos, que al parecer debe realizarse (también) manu militari y con el derroche de recursos que podrían destinarse mucho mejor a instituciones diferentes a los ejércitos.

Tal vez por eso los centros especializados en la defensa de la naturaleza, pero con menos recursos económicos y peor trato institucional, se ven tentados de dejarse usar por la propaganda militar para conseguir unos mínimos que de otro modo no conseguirían.  Es una perversión, que a veces se redobla cuando otras empresas privadas entran en el estrecho lazo de complicidades.

En nuestro caso, el ejército acaba de suscribir un convenio con la Fundación Oceanografic, la empresa de la Comunitat valenciana Ciudad de las Artes y las Ciencias SA, y la empresa AVANQUA, nada menos que para el cuidado de los leones marinos.

El convenio responde a un proyecto que ya es llamativo en su nombre, “Leones Marinos Asistencia Social y Conservación de la Especie” y tiene un doble objetivo

Por un lado, el programa pretende evaluar el potencial de esta especie como asistentes en labores de rescate acuático y en otras actividades de relacionadas con la protección de vidas humanas, búsqueda, salvamento, rescate, lucha contra la contaminación marina y otras acciones que puedan mejorar la capacidad de respuesta en la gestión de emergencias.

Es decir, que lo que se pretende es militarizar a los leones marinos, que es el único argumento que entienden los militares.  De otro modo no estarían dispuestos a hacer algo por ellos.

En este caso, no acabamos de ver qué pinta el ejército en este convenio. Según se dice

La colaboración de las Fuerzas Armadas se realizará mediante la participación en convenios específicos derivados de este Convenio Marco con el MINISDEF. La naturaleza, términos y alcances de esta cooperación se determinarán por acuerdo entre las partes, resaltando las diversas actividades que puedan contribuir a mejorar el cumplimiento de las misiones encomendadas a las Fuerzas Armadas, especialmente en el ámbito de las emergencias.

No queda claro en qué consiste, fuera de la propaganda, la actividad que desempeñará el Ministerio de Defensa, ni el gasto que supondrá todo esto, pero de lo que no nos cabe duda es de que  para proteger a diversas especies marinas, entre ellas el león marino, es preferible aparcar la idea de defensa militar y destinar recursos a la protección civil de la naturaleza, y sobre todo, a las ONGs ecologistas que son las que mejor y más han defendido la biodiversidad en nuestro país.

Lo demás es ganas de marear la perdiz y mera propaganda militar.

¿Recuperación de terrenos militares para San Fernando (Cádiz)?

camposoto

José M. Ruibérriz

Fuente: La Vanguardia

San Fernando viene reivindicando desde hace más de 14 años la recuperación de terrenos militares para las necesidades del municipio, pero hasta ahora Defensa se ha negado a ello. Hace ya tiempo nos hicimos eco de esta situación.

Hace unos días Defensa comunicó que se aviene a negociar, y propone entregar las instalaciones en desuso del Centro de Formación de Tropa número dos y el Regimiento de Artillería de Costa número cuatro, por no tener ya actividad.

El municipio no quiere este caramelo envenenado y reivindica otra zona de Camposoto,  fuera del área de alta actividad militar y con “mayor capacidad de desarrollo real”.

Donde el municipio reclama terrenos para el desarrollo local, Defensa busca un negocio fácil y desprenderse de una obsolescencia que no les sirve para nada y en una zona de ínfimo aprovechamiento social, pues no en vano está en el meollo del área de alta actividad militar y afectado por el famoso “interés para la defensa” que limita al capricho militar los usos del terreno.

Esperemos que la presión social haga que los intereses de los militares queden, por una vez, doblegados por las necesidades sociales.

A %d blogueros les gusta esto: