Archive for ciberdefensa

Morenés quiere comprar drones a Israel

When+in+Rome

AK Rockefeller

Fuente: Aurora

Como se sabe, en este segundo ciclo de rearme del ejército español, donde, de momento, tienen previsto acumular al menos otros 10.000 millones de euros a la deuda militar impagable actual (de más de 30.000 millones), los ideólogos del armamentismo español están pensando en adquirir barcos de proyección (las famosas fragatas F-110), submarinos (los S-80 si consiguen que acaben flotando), vehículos 8×8 (para las operaciones a miles de kilómetros de las fuerzas terrestres de invasión que tenemos desperdigadas), aviones de abastecimiento en vuelo (para poder mandar «nuestros» cazas a miles de kilómetros a hacer la guerra) y drones.

¿Y dónde mejor que en Israel, que  ha acreditado el uso militar de drones asesinando a sangre fría con ellos a civiles y militares palestinos, para comprar estos aparatos.

Una de las claves del viaje del ministro Morenés a Israel es esta: adquirir aviones no tripulados con amplia experiencia y aprender del ejemplo israelí en su uso.

DIce Morenés, ese incansable puente entre la industria militar y la política,

El gobierno de Israel tiene una visión mucho más amplia de lo que son este tipo de amenazas porque la vive mucho más cercana. A mí me ha enriquecido muchísimo y profundamente haber tenido esta conversación.

y, para justificar el ijnterés por los drones (que por cierto se van a usar para algo muy diferente al «terrorismo islámico· que aparentemente justifica este armamento y, a poco imaginativos que seamos, nada decente

A nosotros también nos afecta enormemente, porque la inestabilidad del terrorismo islámico, la capacidad de destrucción que tiene, es global

Pero, por si fuera poco, Morenés confirma que España volverá a Irak y ofrece tres premisas del nuevo intervencionismo post-aznarial en Irak

Nosotros siempre entramos en estas operaciones para contribuir a la paz mundial pero fundamentalmente bajo tres premisas: el cumplimiento de la misión, el cumplimiento de nuestros acuerdos con nuestros aliados y una tercera fundamentalísima la seguridad de la gente que enviamos allí

Este mismo tipo de noticias lo ofrece Infodefensa, comentando el entusiasmo del ministro en la base israelí de Tel Nof

Ya lo ven, ahora lo de el respeto a la legalidad internacional o de los derechos humanos se ha caído por completo de las condiciones de participación en esas guerras de agresión en las que nos esta embarcando el Rajoinatio.

Todo vomitivo.

Y, por cierto, ¿qué crítica se hace a esta política desde los partidos políticos «de la oposición», esas maquinarias de domar y engañar a la gente en beneficio de los intereses de los de siempre?

La respuesta es un sonoro silencio. Ahora están a preparar las elecciones municipales.

Share

Guerra digital en Gaza

Imagen de Naughton

El horror por las imágenes de muertos, heridos y destrucción en Gaza nos ha acompañado este verano de forma tan patente que, quizás, hemos tenido poco tiempo para reflexionar sobre asuntos menores, aunque importantes, de esta guerra.  Nos referimos a todo lo relacionado con la ciberseguridad y con el uso de las redes sociales.  En ellas también se ha librado esta guerra.  Como informa La Razón:

Tal y como sucediera hace dos años con la Operación Pilar Defensivo contra las milicias terroristas de Hamas, durante la Operación Margen Protector que ha tenido lugar este verano, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han empleado masivamente los medios de comunicación digital como herramientas de información pública, propaganda y contra-propaganda. Su empleo no sólo ha vuelto a poner de manifiesto el valor intrínseco del ciberespacio y la información como dimensiones del entorno operativo o la necesidad de emplear la comunicación estratégica en los conflictos armados; sino también han vuelto a ratificar que las capacidades cibernéticas e informativas están plenamente integradas en el planeamiento y conducción de las operaciones militares.

Para comprender la importancia estratégica de los medios de comunicación digitales para las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) deberemos retroceder al año 2008, cuando la Comisión Vinograd1 – encargada de depurar responsabilidades y proponer medidas para evitar la repetición de los errores cometidos durante la operación Recompensa Justa (2006) en Líbano – concluyó que la deficiente gestión informativa llevada a cabo por el gobierno y las FDI contribuyeron a que tanto la opinión pública doméstica como la internacional calificaran esta operación como un fracaso israelí a pesar de haber alcanzado la mayoría de sus objetivos estratégicos frente a Hezbolah. Aunque esta Comisión propuso introducir profundos cambios en la política de comunicación del gobierno y de las fuerzas armadas israelíes, la operación Plomo Fundido de invierno de 2008-09 contra Hamas supuso un nuevo revés en la comunicación estratégica del país.

Tras perder la batalla de las narrativas en el Líbano (2006) y en Gaza (2008-09), las FDI se vieron obligadas a replantear sus métodos y herramientas de comunicación estratégica. Durante la Operación Pilar Defensivo (2012) Israel explotó el potencial de los medios de comunicación digitales – especialmente las redes sociales, las plataformas multimedia y los blogs – para informar de sus acciones y alterar la percepción pública del conflicto.

Es decir, Israel prepara sus guerras con años de antelación y hace lo mismo en la cuestión de las Redes Sociales y los blogs.  Se trabajan sus futuras guerras con prevención para ir «conquistando» una visión internacional que les conviene y que les justifica luego, cuando cometen sus atrocidades.

Tienen una estrategia que no es ni mucho menos improvisada y que está basada en:

1.-  Dotaciones económicas importantes:

Tras el éxito informativo de la Operación Pilar Defensivo, las FDI recibieron una importante inyección económica para reforzar su presencia en medios de comunicación digitales con el fin de consolidar su comunicación en distintos canales y en varios idiomas.

2.-  Coordinación e innovación tecnológica.

Además, la Unidad del Portavoz de las FDI2, en su afán por mejorar la capacidad informativa del ejército, adquirió nuevas capacidades tecnológicas que le permiten seleccionar y editar las imágenes procedentes de las unidades que se encuentran en el campo de batalla para enviarlas de forma casi simultánea a los blogs y a las cuentas de las redes sociales de las FDI.

Además, al igual que ocurrió en 2012, un conjunto de cuatrocientos estudiantes israelíes han apoyado la labor de las FDI en las redes sociales mediante la operación ‘Israel Under Attack’ que se desarrolla en treinta y un idiomas en sesenta y dos países.

3.-  Control de lo que dicen en las redes sociales sus soldados:

Además, desde 2012, tras detectar el uso que los adversarios hacen de la información que los soldados comparten en las redes sociales, ha aumentado considerablemente el control sobre su uso, en especial de las de uso más común como Facebook, Twitter y Whatsapp. Como consecuencia se han multiplicado los mecanismos de monitorización de la actividad de los miembros de las FDI en las redes sociales, especialmente la de aquellos destinados en unidades que manejan información clasificada o sensible, y se ha impuesto un estricto código de conducta en el uso de Internet.

La réplica en las redes sociales:

Es de resaltar que en esta última guerra promovida por Israel ha habido contestación en las Redes Sociales y que es necesario resaltar su papel de contrainformación para la opinión pública.

Así, las víctimas de ambos bandos eran permanentemente contabilizadas y nos informaban de una guerra asimétrica con más de 2.000 muertos palestinos y más de 10.000 heridos palestinos, mientras en el bando israelí los muertos han sido 65 muertos, según nos cuentan en Público.

En esta noticia se nos muestran distintos titulares y fotografías que tienen por objeto dejar claro que los periódicos oficiales dan una información muy distinta a las de las Redes Sociales, acusando a los medios habituales de proximidad (por ignorancia o por opciones políticas o económicas) con los postulados israelíes y por la baja solidaridad con los gazatíes.

Sabemos que los medios no son libres ni pueden hacer frente a las presiones. La televisión pública española sacó a Yolanda Álvarez, corresponsal de TVE, de Gaza tras las presiones israelíes. La propia embajada en España la acusó de hacer “propaganda”, de ser una “activista de Hamás” e incluso de crear  escenas “resultado de un cásting y selección de escenarios al dictado de Hamás” para sus “crónicas dramatizadas”. ¿Qué pasaría si no llegase a las redes? Por suerte sí lo hizo y mientras TVE callaba, la periodista multiplicaba por 3 sus seguidores en Twitter en apenas 2 días y sus crónicas aumentaron en visitas.

Otro aspecto a reseñar son los periodistas independientes:

Ante la manipulación de los medios, queda la opción de los periodistas independientes. Sin las ataduras ni las presiones del establishment.  Isabel PérezAlberto SiciliaJuan Gómez o Ana Garralda podrían ser algunos de los nombres de aquellos periodistas que informan libremente a costa de arriesgar su vida al adentrarse en el fuego cruzado.

Y, por último, las redes sociales también han valido para otra forma muy distinta de entender los conflictos y guerras:  desde posturas noviolentas la gente ha usado las redes sociales para ejercer la crítica, las acciones internacionales de protesta y para demostrar su solidaridad.

Los autores del artículo acaban con una reflexión muy importantes:

Una vez más, Internet nos ha enseñado que mientras siga siendo libre, intoxicar la información seguirá siendo inútil. La sociedad civil tendrá la opción de comparar, descubrir y conocer al alcance de un click. El establishment no lo tendrá tan fácil.Estamos ante el verdadero cuarto poder en red.

Share

En 2025 no se verá el Sol

Futuro + Policía + Drones

Pascal

Fuente: Infodefensa

Decía un chiste popular que si los idiotas volaran, no se vería el Sol, pero para 2025 la causa de no ver el Sol será otra: el ejército planea «operar» cientos de drones en 2025.

No veremos el Sol.

Seremos vigilados por cientos de drones del ejercito, operando sobre nuestras cocorotas.

Según los mandos del ejército, es que operen cientos de estos cacharros para defendernos, aunque cabe sospechar a qué tipo de defensa se pueden referir cuando planean poner en el cielo aparatos que constantemente nos estarán mirando, transmitiendo nuestras andanzas a centros de control militar, y que además pueden portar toneladas de armas con las que, de nuevo, parece ser que nos piensan defender.

De momento las fuerzas armadas españolas están probando la versatilidad y eficacia de estos cacharros (de los que aun tienen pocos) en sitios lejanos donde importa poco la intimidad y la iniciativa de las gentes de a pié, como son Afganistán o Mali.

Las nuevas posibilidades militares y de negocio de estos curiosos cacharros han sido desgranadas, ante el alborozo de militares y vendedores de armas, en la jornada UNVEX-14, en realidad una excusa de una feria de venta de armas puesta en marcha por los fabricantes de DRONES con asistencia de la plana mayor de los ejércitos españoles y de sus corifeos de la prensa acrítica del régimen.

Si traducimos esto, lo que nos están diciendo es que, junto con el otro mantra del momento (la ciberdefensa), el rearme español de aquí a 2025 va a consistir, sobre todo, en sistemas no tripulados de cacharritos de estos.

Eso sí, todo a costa de nuestros impuestos.

Share

INDRA se adjudica el chollo de la guerra electrónica

La Defensa + + + Que Viene + - + Elcano

Elcano RIE

Fuente: Infodefensa

No hace mucho advertíamos que la excusa de la ciberdefensa y la guerra electrónica sería en breve la excusa para el incremento del gasto militar.

El pasado mes de junio hemos visto el primer atisbo de ello: el ejército de tierra acaba de hacer la primera adjudicación «para el mantenimiento y la adquisición de repuestos de sistemas de EW (guerra electrónica)Msilex y Scater Monint Sur»  a INDRA por la nada despreciable cifra de 3 millones de euros.

La cifra puede parecer aún pequeña, pero hay que tener en cuenta que la ciberdefensa es aún un bluf sin contenido y que el ejército de tierra es una mera parte del aparato militar español, por lo que es de esperar adjudicaciones más jugosas en un futuro cercano y para los otros ejércitos y dispositivos de defensa.

Como suele ser habitual en el ejército de tierra, el acuerdo se ha llevado a cabo mediante adjudicación a dedo por medio de procedimiento no negociado y sin publicidad.

La justificación de esta contratación a dedo ha sido que existen razones técnicas para hacer a INDRA proveedor único.

Es lógico.Y que nadie vaya a pensar que el hecho de que el Ministerio de Defensa esté apostando fuerte tanto por controlar directamente INDRA para sus propósitos (incluso proponiendo la sustitución de su actual jefe por otro más proclive a los intereses militares) o de que esté a punto de adquirir el 20% de su capital tengan nada que ver con esta exclusividad «técnica» de INDRA. Seguro que, fuera de INDRA, no hay capacidades técnicas en ningún lado.

Al fin y al cabo, con INDRA de ariete, todo queda en casa y se matan dos pájaros de un tiro.

Share

Defensa arremete con el cuento de la ciberdefensa para proponer aumento del gasto militar

Cartel del XXVI Seminario Internacional de Seguridad y Defensa

Fuente: La tribuna de Toledo

En el Parador de Toledo, y a todo trapo, como ocurre con todos los actos que patrocina Defensa con su cacereado plan de austeridad,  se ha celebrado la XXVI edición del «seminario internacional de Seguridad y Defensa» de la Asociación de Periodistas Europeos, uno de los muchos lugares usados por el Ministerio de Defensa para su propaganda ideológica y la difusión de su visión militarista del mundo.

En esta ocasión el seminario ha sido la excusa adecuada para que el Ministerio «justifique» la neceidad de un nuevo ciclo de rearme y de aumento del gasto militar, esta vez centrado en nuevos enemigos (dado que los de antes se han vuelto imposibles o increíbles) como es los ciberataques, la inseguridad de los ciudadanos en las redes, los hackers y ciberactivistas… , dada la dependencia que la sociedad tiene del ciberespacio.

Aseguró Morenés que,

«los militares son el pilar decisivo de este sistema y por tanto, tienen que contar con las mejores herramientas y tener la mejor preparación para poder anticiparse y detectar a tiempo las amenazas».

Osea, que según Defensa, tenemos un ejército «imprescindible e incuestionable» para garantizar la seguridad de las redes informáticas y el ciberespacio, que no se sabe muy bien qué nueva dimensión tiene, y necesitamos invertir en gasto militar precisamente por esa grave amenaza.

Tal vez a una cabeza normalmente ordenada le parezca un exceso, pero qué le vamos a hacer, los que piensan en Defensa tienen su propia visión del mundo y siempre será mejor que nos asusten con un ataque informático que con uno de marcianos, como en las pelis americanas.

El caso es que este nuevo esfuerzo de defendernos del puro humo no sale gratis y, según Defensa, exige profunda inversión y un gasto mayor que el que estamos asumiendo con estos enemigos (también hipotéticos) del espacio de tres dimensiones de toda la vida.

Y como no puede ser menos, en palabras del Ministro en el parador toledano (por cierto, con muy buenos canapés que hacen en el susodicho según nos ha informado alguien que estuvo allí una vez por la patilla y que imaginamos que habrán servido en esta ocasión al respetable)

 las Fuerzas Armadas ya se están preparando para defenderse de los ataques a través de la red si bien ra veces hay problemas dentro de esta «carrera permanente a la adaptación al I+D+i».

lo que traducido a román paladino quiere decir que va a pedir más pasta en los venideros presupuestos y, dado el enfoque que van a dar a esta «ciberdefensa» como adaptación al I+D+i, también es previsible que se incluyan además en las partidas del ministerio de industria y otros.

Share

Las fuentes de energía, objetivo de la dominación militar

Por Rodrigo Gómez Sanz

Fuente: Lainformación

el control dominio y seguridad de los recursos energéticos se va a configurar como la piedra angular del desarrollo de la humanidad».

Lo ha dicho Pedro Morenés, ministro de defensa español y ex-vendedor de armas al mundo entero, en la Jornada «Energía y geoestrastegia 2014», jornada que ha valido para presentar un libro del mismo nombre, bajo los auspicios del presidente de Repsol,  Antonio Brufau, y el consejero delegado de Gas Natural Fenosa y presidente de Enerclub, Rafael Villaseca. 

Estos capitostes unen sus esfuerzos en esta reflexión que enlaza intereses aparentemente tan distantes: fuentes de energía (necesarias para el desarrollo humano) y militarismo (que impone una solución violenta y de dominación sobre las mismas).

Morenés lo deja claro. Es un hombre sin pelos en la lengua ni remordimientos en la conciencia. Para él la seguridad energética es

una variable estratégica de crucial importancia en el panorama global internacional, tanto de la acción diplomática y económica de los países como de su política de seguridad y defensa

No sabemos si es que los grandes capitostes de las industrias expoliadoras de energía en España unen, además, sus propósitos con el aparato armado que propicia el pensamiento militarista y aspiran también al «control, dominio y seguridad de los recursos energéticos» con tanta desfachatez.

Es curioso que las grandes palabras del conferenciante hablen de seguridad energética para referirse al cruce de intereses entre las grandes multinacionales suministradoras de energías y el control y dominación que se busca, manu militari, sobre las fuentes de energía. Es curios este uso malintencionado de la idea de seguridad energética cuando, por otros medios, nos enteramos que un porcentaje nada desdeñable de personas en España (no digamos en otros lugares menos privilegiados) sufren pobreza energética a causa de las reglas de la lógica capitalista.

¿Qué seguridad energética es la que predican los dueños de las energías? ¿La de las personas de carne y hueso o el aseguramiento egoísta de las fuentes en mano de los acaparadores que generan violencia estructural con su actuación inmoral?

Morenés ha avanzado un poco más, para negar la relevancia de los aspectos humanos y ecológicos en la idea militar de seguridad energética. Según el diario de donde tomamos la noticia,

Morenés también ha dicho que la política energética de la UE no debe ceñirse básicamente a los aspectos medioambientales y debe alcanzar una «verdadera política energética común, donde se fomenten las interconexiones

Nada de veleidades sentimentales: negocio y dominación, como está mandado.

Share

Por qué no nos alegra que USA vaya a reducir su ejército a niveles previos a la II Guerra Mundial

Fuente:  Público.

El número total de soldados de los que ahora dispone USA es de 520.000.  Los planes anunciados por Hagel el 24 de febrero pretenden dejarlos en 440.000 – 450.000 soldados.  La publicidad militarista nos anuncia que es la cantidad más baja desde 1940. (Quizá haya, incluso, que bajar hasta los 420.000 soldados si se vuelven a ejecutar recortes presupuestarios en 2016 para contener el déficit).

La primera razón por la que no nos alegra esta rebaja es que no nos parece una rebaja real.  Es como si nos subieran el precio de la luz un 400 % y luego acabasen bajándolos hasta el 387 % (¿os suena?).  No dejamos de pensar que el número de soldados yankis es elevadísimo, no responde a una política de defensa propia, sino que representa, bien a las claras, sus intenciones imperialistas e intervencionistas en el mundo entero.

Por otro lado, la noticia nos dice que

El presupuesto de Defensa será presentado el 4 de marzo y estará dotado con 496.000 millones de dólares, un nivel que respeta el techo de gasto fijado por el Congreso, y que se completará con 26.000 millones de dólares más autorizados por la Casa Blanca para mantener entrenamientos y maniobras.

Es decir, que en total van a gastar 522.000 millones de dólares.  Lo cual es nuestra segunda razón para no mostrar alegría porque echando cuentas, los 522.000 millones de dólares repartidos entre los 445.000 soldados yankis, nos sale que cada soldado tiene aparejado un gasto de 1’17 millones de dólares, lo cual en euros son 851.877 €.

Esto nos demuestra que el ejército estadounidense tiene muchos soldados y que, además, o sobre todo, es un ejército muy tecnologizado y muy armado.  Nadie va a pensar que cada soldado cobra más de 850.000 € al año.  Es decir, lo que va a ocurrir es que se van a cambiar soldados por tecnologías y nuevas armas, no que se va a limitar el militarismo yanki.

Otra mirada comparativa es dividir los 522.000 millones de dólares de gasto militar estadounidense por los 316 millones de habitantes.  Entonces tendríamos un gasto de 1.652 dólares por habitante y año (1.203 € por habitante y año).

Según nuestros propios datos, el gasto militar por español y año, en 2014 va a ser de 592’2 €, cantidad que es ya de por sí un despropósito.  Con ello se ve que los yankis gastan el doble que nosotros, cuando nosotros gastamos en Defensa el 7’80 % de todos los presupuestos generales del Estado y que escondemos gasto militar en 12 de los 13 ministerios.

Por último, tampoco mostramos alegría por los siguientes hechos:

Para esta nueva época el Pentágono contempla más recursos para el desarrollo de «drones» -aeronaves no tripuladas-, ciberdefensa y nuevas tecnologías para mantener la hegemonía en ese campo militar frente a la emergente China.

Y todas estas tecnologías implican una menor necesidad de soldados para matar a cualquiera en cualquier lugar del globo, o hundir empresas desde una cómoda oficina, porque, a partir de ahora pueden hacer esto de otro modo, sin usar de esos soldaditos.  Es decir, Estados Unidos no va a tener una política menos militarista, menos violenta y menos intervencionista en el mundo.

En conclusión, lo que nos anuncian propagandísticamente, la reducción de efectivos a niveles de 1940 no es más que una artimaña para ocultar una remilitarización tecnológica de los EE.UU.

En muchas ocasiones hemos argumentado por qué el desarme solo no es una política interesante para los pacifistas, este es un nuevo y buen ejemplo de por qué.

Share

Otro aspecto de la seguridad que se militariza: la ciberseguridad

Dedicamos un artículo amplio al tema de la ciberseguridad porque es la primera vez que España tiene política en este sentido y nos parece importante analizar desde la perspectiva noviolenta esta nueva ampliación del concepto de seguridad hacia las redes telemáticas.

Documento oficial de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional (2013).

El 5 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia de Ciberseguridad Nacional 2013.  El documento lleva el sello del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia del Gobierno y fue aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional, compuesto por los integrantes de la foto:

Hay que decir que el término ciberseguridad ya aparecía en la Estrategia Española de Seguridad de 2011, poco se había desarrollado desde entonces.

Lo primero que se destaca en la introducción del documento aprobado es que:

La Estrategia de Ciberseguridad Nacional se adopta al amparo y alineada con la Estrategia de Seguridad Nacional de 2013, que contempla la ciberseguridad dentro de sus doce ámbitos de actuación.

La Estrategia de Ciberseguridad Nacional (ECSN) consta de 5 capítulos:

Capítulo 1.  El ciberespacio y su seguridad.

El desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) ha generado un nuevo espacio de relación en el que la rapidez y facilidad de los intercambios de información y comunicaciones han eliminado las barreras de distancia y tiempo. (…) las redes y los sistemas de información y de telecomunicaciones han venido a difuminar las fronteras, haciendo partícipes a sus usuarios de una globalización sin precedentes que propicia nuevas oportunidades, a la vez que comporta nuevos retos, riesgos y amenazas.

Cuando se inaugura un nuevo aspecto de la política de defensa hay que esperar que sean contestadas, en el primer documento que elabora el gobierno, las preguntas más básicas:  ¿Cuáles son estas amenazas, de qué nos tenemos que defender, a quién tenemos que defender?

La ECSN pasa a definir las características de los ciberataques:

  • Bajo coste:  muchas de las herramientas utilizadas por los atacantes pueden obtenerse de forma gratuita o a un coste muy reducido.
  • Ubicuidad y fácil ejecución:  porque es independiente de la localización de los agresores, no siendo imprescindible, en muchos casos, grandes conocimientos técnicos.
  • Efectividad e impacto:  debido a la ausencia de políticas de ciberseguridad, la insuficiencia de recursos y la falta de sensibilización.
  • Reducido riesgo para el atacante:  por la facilidad de ocultación y porque el marco legal es dispar o inexistente.

Los riesgos y amenazas son enumerados:

  • Estados extranjeros.
  • Causas técnicas.
  • Fenómenos naturales.
  • Hacking.
  • Conflictos.
  • Crimen organizado.
  • Amenazas internas.
  • Terrorismo.
  • Sabotaje.
  • Hacktivistas.
  • Individuos aislados.
  • Delincuencia.
  • Espionaje.
  • Organizaciones terroristas.

Estamos totalmente sorprendidos porque tras más de 6 meses de negociaciones el nivel de concreción es bajísimo:  causas técnicas (¿?), fenómenos naturales (¿?), conflictos (¿?).  Por otro lado, se nota, en la reiteración, una cierta fijación:  hacking, hactivistas;  terrorismo y organizaciones terroristas.  Parece que hay pocos riesgos y amenazas y los quieren duplicar para rellenar, si es así, nos extraña que no hayan incluido junto a crimen organizado, organizaciones criminales, y junto a individuos aislados, las individuas aisladas.  Por otro lado, ¿qué serán las amenazas internas?  ¿Volvemos a los tiempos de Franco en los que el enemigo éramos la gente de la calle?

También nos preocupa otro aspecto que se omite totalmente.  ¿Pueden los militares y civiles ejecutores de la ECSN convertirse en parte de lo que quieren combatir?  Es decir, mucho nos tememos que pare evitar el hacking van a hacer hacking, que para evitar el espionaje cibernético van a hacerlo ellos.  Así, nuevamente, lo que lograremos será que España se convierta en el enemigo de mucha gente.

Por otro lado, teniendo en cuenta el peligro que anunciamos, habría que tener un código ético y también un código de sanciones para que aquellos que se dedican a la ciberdefensa no puedan hacer, sin pagar por los malos usos, todo aquello que les dé la gana.

Capítulo 2.  Propósito y principios rectores.

Los principios rectores son muy bonitos:

  • Liderazgo nacional y coordinación de esfuerzos.  Ambos los asume el presidente del Gobierno.  (Pues si lidera Rajoy, vamos apañados, las amenazas y los riesgos se estarán carcajeando).
  • Responsabilidad compartida.  Todos los agentes públicos y privados, incluyendo también a los propios ciudadanos han de sentirse implicados con la ciberseguridad.  (¿Qué significa esto, que si algo sale mal, será culpa nuestra?, ¿que nos van a dejar decidir algo?, ¿que vamos a poder decidir cuánto dinero y a dónde va dedicado? Realmente es curiosísima y cansina la retórica del gobierno PPPSOE en la que nos quieren hacer sentir interesados e implicados en cosas sobre las que ni nos han preguntado).

Y todos ellos, respetando y fortaleciendo la protección y el pleno disfrute de los derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución y en instrumentos internacionales de la importancia de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos o el Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Capítulo 3.-  Objetivos de la Ciberseguridad.

Son seis los objetivos que fija la ECSN:

Objetivo 1:  Garantizar que los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que utilizan las Administraciones Públicas poseen el adecuado nivel de ciberseguridad y resiliencia.

Aquí aclaramos que resiliencia es  es la capacidad de un sistema de soportar y recuperarse ante desastres y perturbaciones.  Es decir, que se asume que no hay posibilidad de un adecuado nivel de ciberseguridad que nos proteja de los actos enemigos y que es tan importante dotarnos de capacidad de recuperación.

Objetivo 2:  Impulsar la seguridad y resiliencia de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones usados por el sector empresarial en general y los operadores de Infraestructuras Críticas en particular.

Es decir, que esta parte del Estado, liderada por los militares, se pondrán al servicio de la seguridad y resilencia del sector empresarial.  Esto nos parece escandaloso pues supone que con el dinero de todos vamos a beneficiar a los grandes del sector empresarial.  Nada se dice de proteger y favorecer la resiliencia de las ongs o de los movimientos de base, ni de la sociedad en general.  Parece claro que la opción no es neutra sino que se configura otra vez para favorecer la seguridad, ciberseguridad en este caso, de las elites de la sociedad.

Objetivo 3:  Potenciar las capacidades de prevención, detección, reacción, análisis, recuperación, respuesta, investigación y coordinación frente a las actividades del terrorismo y la delincuencia en el ciberespacio.

Objetivo 4:  Sensibilizar a los ciudadanos, profesionales, empresas y Administraciones Públicas españolas de los riesgos derivados del ciberespacio.

¿Sensibilizar o adoctrinar?  Más bien parece que lo que buscan es que digamos que sí a todo lo que proponen aunque lo que proponen sea vaguedades como las que hemos visto más arriba.

Objetivo 5:  Alcanzar y mantener los conocimientos, habilidades, experiencia y capacidades tecnológicas que necesita España para sustentar todos los objetivos de ciberseguridad.

Es decir, ¿el gobierno se plantea gastar miles y miles de euros en llegar a unos conocimientos y habilidades que no explica cuáles son?  Quiere esto decir que España se va a dedicar, como nos tememos a formar hacktivistas, saboteadores digitales y espías del ciberespacio para hacer todos estos delitos con la cobertura legal de estar usando la fuerza del Estado?  Si esto fuera así, no estaríamos de acuerdo, al igual que denunciamos el terrorismo de estado.

Objetivo 6:  Contribuir a la mejora de la ciberseguridad en el ámbito internacional

Con los mimbres explicados anteriormente y sin explicar este punto, mucho nos tememos que simplemente el gobierno del PP pretende realizar, en la medida de lo posible, a escala española, las mismas actividades que recientemente han causado escándalo internacional y aceradas críticas europeas por parte del espionaje de Estados Unidos.  Parece que sí anuncian que España colaborará con los estados que necesiten capacitación mediante la política de cooperación al desarrollo, es decir, parece que se darán cursos en el extranjero que no serán financiados por el Ministerio de Defensa, sino por Exteriores, lo cual puede contribuir a aumentar el gasto militar oculto en otros ministerios diferentes al de Defensa.

Toda esta indefinición nos hace sospechar que esta ciberdefensa española va a ser otro peligro más para la sociedad española.

Capítulo 4.-  Líneas de acción de la ciberseguridad nacional.

  • Capacidad de prevención, detección, respuesta y recuperación ante las ciberamenazas
  • Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Administraciones públicas.
  • Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Infraestructuras Críticas.
  • Capacidad de investigación y persecución del ciberterrorismo y la ciberdelincuencia.
  • Seguridad y resiliencia de las TIC del sector privado.
  • Conocimientos, Competencias e I+D+i
  • Cultura de la ciberseguridad.
  • Compromiso internacional.

Capítulo 5.-  La ciberseguridad en el Sistema de Seguridad Nacional.

Imagen de Thiber

En la imagen anterior viene bien explicadito, y como una imagen vale más que mil palabras …

Lo que queda claro es que va a haber dos comités, suponemos que con media docena, una docena o docena y media de personas cada uno, que cobrarán sus buenos sueldos por hacer … ¿nada?

La verdad es que tampoco nos queda claro.  Sólo dar relevancia a la noticia de El País que asegura que ha habido mucho rifi-rafe por la presidencia del Comité de Ciberdefensa entre los responsables de Presidencia (CNI), Industria, Exteriores, Interior y Defensa.

Finalmente, se ha optado por una solución salomónica. Los altos cargos del CNI, Interior, Industria, Defensa y Exteriores se turnarán, por periodos de un año, al frente del comité. El primer turno corresponderá al director del centro de inteligencia, Félix Sanz —o, en su defecto, a la secretaria general del CNI, Beatriz Méndez de Vigo—, que será el Representante Nacional de Ciberseguridad y representará a España en los foros internacionales.

Además, sobre la financiación de estas nuevas estructuras de la defensa patria, hay que destacar que

La estrategia carece de dotación económica, por lo que su puesta en práctica dependerá de las asignaciones previstas en los presupuestos de los distintos ministerios.

Otras vertientes de la ECSN:  el negocio.

Curioso.  Hace poco hacía su aparición el primer think-tank español sobre ciberseguridad.  Se llama Thiber y está dirigido por Enrique Fojón, Guillem Colom y Adolfo Hernández.  Y que cuenta con la colaboración de tres entidades públicas:  la Universidad Autónoma de Madrid, el Centro de Seguridad Industrial, ISMS Forum Spain;  y tres entidades privadas:  Vulnex, Ecix y Secure Tech.

Mucho nos tememos que este sea otro intento, disfrazado con el miedo que mete a la gente el tema de la seguridad, para hacer otro negocio con los amiguetes.  No olvidemos que la cúpula del Ministerio de Defensa han sido importantes miembros del negocio armamentístico.

Según Atenea Digital hay 600 empresas esperando a que se desarrolle esta ECSN para lucrarse

de ayudas para implementar el software necesario para que Pymes y grandes empresas no sean vulnerables a robo de información industrial o estafas. Precisamente, según ha sabido Atenea, esta dotación económica aún inexistente será articulada a partir de los presupuestos de los distintos ministerios implicados, sobre todo Interior, Industria y Defensa.

¡BINGO!

Ayudas a los industriales, más gasto militar, más gasto militar oculto en Interior e Industria. Una vez más, el viejo truco.

Share

Las guerras son un gran negocio mundial: en 2011 reportaron una facturación de más de 465.000 millones de dólares

Hercules+C-130J

Fuente: El Blog Salmón

Refiere el blog salmón las cifras que el SIPRI ha dado sobre la venta de armas en el mundo, referidas a 2011, último año analizado por esta entidad.

Según tales datos, la guerra es un buen negocio. De hecho la facturación (y por tanto el gasto) en armamentos de las 100 primeras empresas de armas en el mundo en 2011 superó los 465.000 millones de euros, un 14% más que en el año anterior. Dice también el SIRPI que desde el año 2002 las ventas de armas de las 100 primeras empresas de la muerte en el mundo han aumentado un 60%.

Como se ve, mienten quienes nos dicen que el gasto militar disminuye y que los países, con la crisis, no invierten en militarismo.

Pero eso no es todo. Según el SIPRI las 10 primeras empresas en venta de armas del mundo acumulan más del 50% del total de venta de armas. ¿Por casualidad podemos preguntarnos de dónde son estas «principales» industrias de la muerte? La respuesta es sencilla: de EE.UU y de países de la UE, los principales enemigos de la paz mundial.

Veamos el triste ranking:

  1. Lockheed Martin (EE.UU), con una venta en 2011 de 33.270 millones de dólares y unos beneficios de 2.655.
  2. Boeing (EE.UU) con ventas de 31.830 millones de dólares y beneficios de 4.018 millones.
  3. BAE Systems (Reino Unido), con venta de 29,150 millones y beneficios de 2.349 millones.
  4. General Dynamics (EE.UU) con 23.760 millones de dólares de facturación y 2.526 de beneficios.
  5. Raytheon (EE.UU) con 22.470 millones de negocio y 1.896 de beneficio.
  6. Northgroup (EE.UU) con 21.390 millones de negocio y 2.118 de benficio.
  7. EADS (Alemania, Francia y España) con 16.390 millones de dólares de negocio y 1.442 de beneficio.
  8. Finmeccanica (Italia) con 14.560 millones de dólares de negocio y 902 de beneficio.
  9. L3 Communications (EE.UU) con 12.520 millones de negocio y 956 de beneficio.
  10. Unted Technologies (EE.UU) con 11.640 millones de negocio y 5.347 de beneficio.

Nos dice el SIRPI que ningún sector industrial en el mundo ha crecido tanto como este. Seguro que sale algún remilgado diciéndonos que hay sectores mucho más ricos y que el gasto en armas es de mindundis, pero el SIPRI dice lo que dice y parece que la codicia de las empresas busca negocio en este indecente sector de muerte.

Podríamos hacernos preguntas más inquietantes (de hecho las hacemos pero dada la opacidad del sistema armamentista las respuestas que podemos dar son demasiado vagas como para darlas en este momento) como, por ejemplo, quién financia la producción de estas empresas, quién está en sus accionariados o en sus consejos y órganos directivos, cuántos políticos, incluidos presidentes de gobierno y ministros variopintos, se dedican a ayudar a estos sectores, cuántos sedicentes representantes de la ciudadanía y cargos públicos tienen fondos y participaciones en fondos de inversión que entran en el negocio de la venta de armas, cuántos periodistas adocenados cobran de estos engendros, cuánto condicionan la investigación científica y tecnológica y en detrimento de qué sectores, o qué relación hay entre la venta de armas a países y el aumento o cronificación de la conflictividad violenta.

Nos daríamos un escandaloso sorpresón, menor probablemente del que nos daríamos si al mirar en el espejo de nuestros propios comportamientos y modos de vida descubriéramos que en realidad también nosotros sostenemos estas industrias, ya sea manteniendo ahorros o nóminas en los bancos financieros de las mismas, ya apoyando determinadas empresas, ya votando a políticos y opciones netamente favorables al desarrollo de la industria militar, ya omitiendo la responsabilidad de luchar por la abolición de la producción armamentista.

Share

El ejército recluta hackers para su guerra

Anonymity%3B+and+the+Internet.

Fuente: Portalparados.

Nuevamente tenemos en solfa el tema de la ciberdefensa, la nueva justificación inventada por el ejército para justificar su enorme gasto militar.

Ahora busca 20 civiles expertos en redes sociales y nuevas tecnologías para hacer de hackers al servicio del ciberespionaje (¿nos irán a hackear como enemigos?, ¿o a espiar los teléfonos, como hacen sus primos de EEUU y Reino Unido?)

La convocatoria se realiza a personas entre 18 y 57 años que sean licenciados o diplomados en sistemas, ingenieros en telecomunicación y especilistas en programación (con lo que el que ha hecho la convocatoria demuestra su burriez, pues para ser licenciado o similar hay que tener mucho más de 18 años), y a ser posible con masteres en geoestrategia militar, análisis de inteligencia o seguridad informática, y no tener antecedentes penales.

Los seleccionados deberán pasar por una formación militar específica para cepillarles bien las ideas con la toxina militarista y se integrarán en la reserva militar.

Sus funciones serán escalofriantes para nuestros derechos ciudadanos:

Los nuevos hackers tendrán como misión defender los sistemas de información del Ejército, neutralizar posibles ataques enemigos y reparar los sistemas dañados cuando se produzcan filtraciones. Harán frente tanto a amenazas internas como externas.

Por cierto, su trabajo no será una bicoca, pues trabajarán sólo cuando sean llamados específicamente, lo que se conoce como una mierda de contrato y es que hasta en eso da la nota nuestro militarismo.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed