Archive for ciberactivismo

Dossier informativo contra la Feria de Armas HOMSEC

La coordinadora Desarma Madrid ha realizado un dossier informativo contra la Feria de Armas HOMSEC que se «celebrará» entre el 14 y el 16 de marzo en el IFEMA de Madrid.

En el dossier se habla de:

 1.- La historia de las anteriores ferias, esta es la 6ª.

2.-  La justificación que se hace de HOMSES por sus promotores.

3.-  Los promotores de HOMSEC, militares de alta graduación retirados que ahora hacen negocio con el comercio de armas.  Algunos de ellos son ex golpistas del 23-F

4.-  Una breve contextualización del comercio de armas.

5.-  El rechazo social a HOMSEC.

6.-  Los promotores y los 90 grupos firmantes del dossier.

Lo puedes visitar en:  https://www.scribd.com/document/337851038/Dossier-Homsec-Desarma-Madrid

Dossier Homsec Desarma Madrid by Colectivo Utopía Contagiosa on Scribd

Share

Las razones que hacen que Turquía sea un polvorín a punto de estallar

Imagen de Óscar Cuadrado Martínez

Fuente:  Andreas Speck y Hülya Üçpınar (ésta última desde Estambul).

Ayer publicábamos algunos de los tenebrosos datos que nos hacen preocuparnos por la situación política y social turca.  Hoy queremos seguir dando voz a Andreas Speck y a Hülya Üçpınar, pero desde el punto de vista del análisis político.

Parece difícil de entender por qué todo esto está sucediendo ahora, después de que parecía que el AKP y Erdogan trataron de abordar al menos algunas de las preocupaciones de la población kurda de Turquía, que constituye alrededor del 20% del total población turca, y después de un alto al fuego y algún tipo de proceso de paz desde 2013. Sin embargo, creemos que hay una serie de explicaciones que se aúnan para explicar el retorno a la guerra y la represión en las regiones kurdas.

1. Nunca hubo un proceso de paz genuino o una “apertura kurda”

Se puede cuestionar si alguna vez una un proceso de paz genuino. Como señalan Simon E. Walman y Emre Caliskan: “El deterioro de las relaciones turco-kurdas no constituyen una ruptura del proceso de paz simplemente porque para empezar nunca hubo un proceso de paz real. Faltaban todos los componentes principales de un genuino proceso de reconciliación entre kurdos y turcos.

A llamada Apertura kurda se acompañó de un resurgimiento de las investigaciones judiciales y los arrestos de activistas consideradas miembros del PKK y después la prohibición del Partido de la Sociedad Democrática pro-Kurda (DTP) el 11 de diciembre de 200990, seguida por una nueva ola de represión.

Cuatro años después el patrón fue muy similar: otra vez un partido pro-kurdo – el HDP – ganó votos del AKP en las provincias kurdas, esta vez incluso superando el umbral del 10% a nivel nacional. Poco después, el gobierno del AKP abandonó oficialmente el proceso de paz y aumentó la represión contra la sociedad civil kurda. Las “elecciones súbitas” de noviembre de 2015 que siguieron – y tuvieron lugar en un clima de represión y violencia – vieron cómo el AKP recuperó algo del terreno perdido en las provincias kurdas, pero no el suficiente para hacer que el HDP bajara por debajo del umbral del 10% y por tanto que saliera del parlamento.

Se puede preguntar si el proceso de paz y el acuerdo de Dolmabahce del 28 de febrero de 2015 no tenían como objetivo principal garantizar la hegemonía del AKP en las provincias kurdas y en Turquía en general, más que la paz. Puesto que esta estrategia no funcionó – en parte debido a los acontecimientos al sur de la frontera, en Siria – ya no servía a ningún fin y se abandonó.

2. La guerra en Siria cambió los cálculos del AKP y de Erdoğan

Es imposible separar la reanudación de la guerra en las regiones kurdas de Turquía de la guerra en Siria, y lo que está sucediendo en Siria – o, especialmente, lo que ocurrió en Rojava (las provincias kurdas en Siria) – ha afectado y afecta a la capacidad del AKP para mantener su apoyo en las regiones kurdas del país – de hecho, las elecciones del 7 de junio de 2015 vieron desplomarse el apoyo al AKP en las provincias kurdas.

Turquía ha sido un actor activo en la guerra civil siria, con el claro objetivo de derrocar el régimen sirio. Turquía apoya a una variedad de grupos de la oposición siria, especialmente de tendencias islamistas tales como Ahrar ash-Sham91 y Jaysh al-Islam92, y el país ha sido acusado repetidamente de también apoyar a la filial de Al Qaeda el frente Al Nusra93 y el ISIS94, los dos últimos especialmente para enfrentarse a la población kurda siria. El primer ministro turco Ahmet Davutoğlu dijo en una entrevista en inglés con Al-Jazeera el 23 de febrero de 2016 que “si el pueblo sirio está todavía allí, defendiendo sus tierras, es gracias a nuestro apoyo.95

Como consecuencia de la actual guerra civil en Siria, el Partido de la Unión Democrática Kurda sirio (PYD), que tiene lazos con el PKK, tomó el control de una parte significativa de la región que bordea Turquía. El gobierno turco consideró esto como una amenaza potencial, no solo porque estos territorios podrían albergar infraestructura del PKK, sino sobre todo porque podrían emerger como estados independientes de facto. “En respuesta, Turquía cortó los suministros a los territorios bajo control kurdo incluso cuando fueron atacados por las fuerzas del ISIS. La negativa a ayudar a la población kurdo siria contra ISIS (…) encendió a la población turca de etnia kurda, que apoyó ampliamente los esfuerzos para defender a las kurdas sirias96

Y cuando en junio de las YPG/YPJ tomó “la ciudad fronteriza de Tel Abyad al ISIS, Erdoğan reaccionó con enfado y anunció que ‘Nunca permitiremos el establecimiento de un estado en el norte de Siria ni en nuestro sur. Continuaremos nuestra lucha en este sentido, cueste lo que cueste. No vamos a hacer la vista gorda con esto.’ Esta reacción muestra cómo Erdoğan siempre ha estado mucho más cómodo con el territorio controlado por el ISIS en la frontera turca que con el experimento kurdo con la autonomía.97

3. El fin de le hegemonía del AKP después del Parque Gezi y Rojava

Las protestas por toda Turquía desencadenadas por las protestas en el Parque Gezi en 2013 fueron un primer signo de que cada vez hay más descontento en Turquía con la política de Erdoğan y su partido AK.

las protestas se saldaron con un gran coste humano: ocho personas murieron, al menos cuatro como resultado de la violencia policial. Unas 8.000 personas fueron heridas, 104 tenían heridas graves en la cabeza y 11 perdieron un ojo, principalmente por las pelotas de goma disparadas por la policía104

La siguiente fractura en la hegemonía del AKP la causó el sitio de Kobanî en Rojava (Kurdistán sirio) por el ISIS durante el otoño y el invierno de 2014, y la respuesta del gobierno turco. Como dijimos antes, el gobierno del AKP está extremadamente preocupado por la región kurda autónoma de facto al sur de su frontera en Siria, similar al Kurdistán iraquí. Y el presidente Erdoğan equiparó a la población kurda de Kobanî y a quienes la defienden con asaltantes yihadistas. “Es un error verlos de forma distinta, necesitamos tratarlos conjuntamente” dijo en octubre de 2014.107

4. La llamada “crisis de las personas refugiadas” y la “guerra contra ISIS” hacen a Turquía más poderosa

La guerra en Siria y la crisis humanitaria que está causando (sumado a las continuas guerras en Iraq, Afganistán, etc) han aumentado la posición geoestratégica de Turquía, o, por decirlo de otra forma: quizá ahora la Unión Europea y EEUU necesitan a Turquía más de lo que Turquía los necesita a ellos.

Los EEUU han tenido mucho interés en que Turquía esté en su coalición anti-ISIS, y Turquía ha dudado durante mucho tiempo. Turquía se unió a la coalición anti-ISIS liderada por EEUU en septiembre de 2014, durante un encuentro en una cumbre de la OTAN112. Tal como señaló The Guardian en julio de 2015, “Erdoğan se ha centrado más en frustrar las ambiciones separatistas de la población kurda en zonas sin ley de Iraq y Siria que en derrotar a las y los terroristas” y “los servicios de inteligencia [de Turquía] han sido acusados de apoyar secretamente a ISIS y otros grupos islamistas como medio para contener al pueblo kurdo”. Esto no cambió demasiado, aunque en julio de 2015 Turquía permitió a los EEUU usar su base aérea de Incirlik y posiblemente otras bases aéreas para operaciones contra ISIS113, y Turquía empezó con unas pocas incursiones para bombardear posiciones de ISIS en Siria, pero usó la oportunidad para también golpear posiciones del PKK

En relación a la Unión Europea, Turquía está en una posición aún más fuerte. Turquía es uno de los países que más personas refugiadas sirias reciben, con una estimación de más de 2,5 millones de refugiadas sirias viviendo en Turquía. Turquía es ahora la principal ruta de paso de migrantes especialmente de Siria, Iraq y Afganistán hacia la Unión Europea. De las más de un millón de migrantes que entraron en la Unión Europea en 2015, sobre el 80% llegaron a Grecia desde Turquía117. Después del caos inicial en la Unión Europea, ahora hay un consenso cada vez mayor para “contener el flujo de migrantes” en la frontera de la EU, lo que resulta una presión sobre Grecia para que aumente sus controles fronterizos, y un acuerdo con Turquía valorado en 3.000 millones de Euros además de reavivar las negociaciones UE-Turquía para su admisión como miembro. A cambio, Turquía se compromete a tomar medidas drásticas en sus fronteras y mantener a las refugiadas en el país118, y un acuerdo de deportación por el que se llevaría de vuelta a las migrantes cuyas solicitudes de asilo sean denegadas en los estados miembros de la UE. Menos de dos meses después, Turquía ya empezó a pedir más dinero a la UE119 como aportación a los más de 10.000 millones de euros que el estado ya ha gastado en las refugiadas sirias. En el momento de escribir este texto, la UE y Turquía están negociando un nuevo acuerdo que incluye una ayuda financiera por parte de la UE de 6.000 millones de euros120.

Dadas ambas, las necesidades de la cooperación turca de EEUU y la UE, Turquía está en una posición fuerte para esperar el silencio sobre lo que está haciendo en su región kurda a cambio de la cooperación que se le pide. Incluso sin una solicitud oficial, es poco probable que EEUU o la UE critiquen a Turquía demasiado alto, dado que necesitan a Turquía más de lo que Turquía les necesita.

Como se ve, la situación en Turquía es altamente preocupante, por ello os proponemos que os suméis a la siguiente protesta en la red:

Estimada Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, para afrontar la violencia y las violaciones de los derechos humanos en Turquía, particularmente en las regiones del este de Turquía impactado por la guerra entre el gobierno turco y el PKK, los gobiernos europeos no deberían mirar hacia otro lado por más tiempo. Exigimos de usted que:

  • Inste a las partes del conflicto, especialmente al gobierno turco y el PKK, a un alto el fuego inmediato y la reanudación de las negociaciones de paz;
  • Inste al gobierno turco a actuar de acuerdo con todos los tratados internacionales sobre Derechos Humanos firmados por Turquía, y sobre todo a abstenerse de implicar a la población civil en el conflicto;
  • Pare el comercio de armas en la región;
  • Use todos los medios posibles, la OSCE y el Consejo de Europa, para promover la protección de los Derechos Humanos de toda la ciudadanía de Turquía y de las personas refugiadas que están actualmente en Turquía, y la reanudación del proceso de paz.
  • Involucre a la OSCE para que envía una misión de observación a Turquía.
Share

Nueva invasión de un pueblillo por el Ejército

Bo%C3%AD+ta%C3%BCll

Por joan ggk

Fuente: La Vanguardia

Los militares de la base Alvarez de Castro, siguiendo su tradicional mal gusto, ha vuelto a invadir un pueblillo, Sant Climent Sescebes, en una de sus absurdas maniobras, apostando soldados en posición de ataque y con armas ligeras en ristre en las esquinas del municipio cuando los chavales salían de las escuelas.

Los militares han alegado en descargo de su actuación apabullante que no creyeron necesario informar porque se trataba de un entrenamiento habitual, y no implicaba nada especial.

Es una bonita manera de entender la normalidad. Imaginamos qué cara pondrían los militares si, con plena normalidad, un batallón de pacifistas se planta en las puertas de un cuartel y, normalmente, se dedican a realizar una pintada normal, por poner un ejemplo. Ya tenemos noticias de cómo se las gastan, si recordamos las severas penas y multas solicitadas para los antimilitaristas que con toda normalidad (y más razón si cabe) se sentaron en Bétera frente a unos tanques que los militares querían sacar a pasear en una operación militar nada normal y bien agresiva.

En todo caso, los ejemplos de invasiones y amedrantamientos a pueblillos por parte de militares en ejercicios no son ni mucho menos excepcionales y no parecen un modo nada lógico de actuar.

Los pueblos tienen derecho a  vivir en paz y a no verse invadidos, de vez en cuando, por prácticas injustificadas y molestas.

Share

Drones de madera para el activismo social

El Flone es un dron dedicado al activismo social /LABoral/S. Redruello

/LABoral/S. Redruello

 

Fuente: El diario

Conocimos a uno de los promotores del proyecto en Elche hará tres años. Nos mostró algunas de sus creaciones y habló largo y tendido de su idea de poner la tecnología de los drones y otras cosas al servicio del activismo social.

Ahora leemos la materialización de la versión 3.0 de aquella idea de usar drones para el activismo social. Un drone activista puede valer para grabar excesos policiales, desahucios o acciones noviolentas. Puede documentar activismo y puede informara los activistas de diversos escenarios.

El Drone social, que llaman FLONE (Flying Phone)10, se ha diseñado en material accesible, barato y reciclabe para generar los menos residuos y quitar complejidad al proceso, facilitando su uso por los activistas

…es un plataforma de madera con hélices y unas gomas de sujeción para albergar un teléfono móvil. La última versión puede cargar 400 gramos y se maneja desde otro teléfono, a través de una aplicación específica, a una distancia de 200-300 metros, con wifi, o 50 metros, por bluetooth.

Su  hardware y su  software son libres, otra característica que los hace altamente útiles para el activismo.

El prototipo es pequeño para poderlo sacar del taller sin un vehículo y carece de cámara y GPS para aprovechar los recursos que supone simplemente adosarle el teléfono que ya llevamos en nuestros bolsillos y, así, generar menos residuos y abaratar su fabricación.

Los activistas han hecho ya uso del aparatito en varias ocasiones, las más sonadas

Flone también ha tomado planos cenitales de un mural de cartulinas verdes y rojas en una concentración de la PAH para decir que «Sí se puede». O proyectado sobre la sede de la editorial RBA la corona llena de mierda que Juan Carlos I pasaba a su hijo al abdicar en la famosa viñeta autocensurada de El Jueves. O mapeado el suelo con objetivos medioambientales, a través del empleo de la fotografía para hacer cartografía.

La última iniciativa, efectuada por Amorós en colaboración con un activista japonés, Takahiro Yamaguchi, (Aeracoop ya no trabaja de manera conjunta) hace apenas medio mes, supone una vuelta de tuerca al prototipo. En vez de un teléfono, han incorporado en esta ocasión un mecanismo que activa una lata de spray para hacer grafiti. Ya hay colgado un vídeo con los primeros ensayos. Amorós apunta a otros usos potenciales, algunos de los cuales prohibiría la nueva ley de seguridad ciudadana, como documentar vertederos ilegales o «devoluciones en caliente» en la frontera con Marruecos.

Le deseamos a Flone larga vida como una herramienta más al servicio del activismo social.

Share

Ley de Seguridad Nacional: un modo sutil de permitir estados cercanos a la excepción, pero sin garantías

P1050810+Viejas+cicatrices+de+cadenas

Por María Arias Menchen

El Gobierno, en este último estertor del Rajoinato ha aprovechado el último consejo de ministros antes de las elecciones locales para aprobar su proyecto de «Ley de Seguridad Nacional»

Como ocurre con tantas medidas del creciente militarismo, ésta también ha pasado con absoluta discreción y sin que los medios de información le dediquen ni una coma.

Tampoco parece que a los políticos, que se les llena a menudo la boca de grandes palabras y de proclamas en defensa de la libertad, les haya afectado ni mínimamente la publicación de esta norma que, como veremos, refuerza la militarización de la seguridad.

Este proyecto pretende, entre otras cosas, permitir que el Presidente de Gobierno pueda incorporar una categoría más de control sumario y autoritario de la población a los ya recogidos en la constitución y en la ley orgánica 4/1981 de 1 de julio para los supuestos de «emergencia», «excepción» o «sitio», el llamado «estado de interés para la seguridad».

Esta nueva categoría relaja más aún los requisitos y controles garantistas que la ley establece para los casos tasados de dichos estados excepcionales, permitiendo una invasión de esta especie de obsesión por el control social y la militarización a otras situaciones en las que el poder entienda que se pone en peligro el status quo pero que no son tan graves como una catástrofe, un riesgo de cuartelazo o de invasión, etc.  ¿A qué tipo de situaciones puede estarse refiriendo?  ¿Huelgas?  ¿Protestas? ¿Invasiones de fincas militares como las Turquillas o las Bárdenas Reales? ¿Ataques a los ciberactivistas?  ¿Desobediencia civil?…

Dice el anteproyecto que la ley

Regula las situaciones de interés para la seguridad nacional y rellena un vacío normativo existente entre las crisis más graves (estados de alarma, situación y sitio) y aquellas otras que han de afrontarse con medios y recursos más habituales

Pero la norma va más allá de una autorización algo burda al Presidente de Gobierno para usar el aparataje policial-militar para lo que le dé la gana y concibe la seguridad desde una óptica reforzadamente militarista, integrando en ésta y bajo el enfoque militarista  tanto lo que tiene que ver con lo policial, como las relaciones exteriores en su conjunto: señala la nota del Consejo de Ministros que el «Sistema de Seguridad Nacional» es una política de Estado (lo que quiere decir que es incuestionable y no sometida a cambios sino a consenso entre los que mandan) y que

Se establece un Sistema de Seguridad Nacional que se basa principalmente en el Consejo de Seguridad Nacional que preside el presidente del Gobierno y en el que se integran, como componentes fundamentales, la Defensa Nacional, la Seguridad Pública y la Acción Exterior, así como otros ámbitos de especial interés en el momento actual, como pueden ser la ciberseguridad, la seguridad energética o la protección de infraestructuras críticas.

Una nueva vuelta de tuerca en la concepción militarista de la seguridad, alejada de la idea de seguridad humana y de los instrumentos de la cooperación-noviolencia. Una seguridad, por tanto, que es, precisamente por sus características de dominación y violencia, uno de nuestros peores enemigos a la hora de construir un mundo más justo y respetuoso de la seguridad de las personas y de la naturaleza.

Share

Una vuelta de tuerca más en la militarización de la seguridad: se aprueba el Plan Estratégico Nacional de lucha contra la radicalización violenta

kameras

Daniel Lobo

 

Fuente: Consejo de Ministros de 20-1-2015

Muy grave nos parece lo que comentamos hoy.

El Consejo de Ministros de 30 de enero de 2015 aprobó el «Plan Estratégico nacioal de lucha contra la radicalización violenta«, documento que hay que enmarcar necesariamente en el contexto de refuerzo de la idea de seguridad de corte militar y recorte de libertades que se está impulsando desde los centros de poder a partir (y sobre todo, con la excusa de) los atentados terroristas sufridos en los últimos años.

Luego hablaremos de este contexto y enmarcaremos el Plan con otras medidas adoptadas por el gobierno del PP y otras en fase de deliberación (algunas incluso pactadas con la otra pata del PP, de siglas y compromisos cada vez más inseparables) con las que, al parecer, van a modificar el actual marco legal y social.

Pero comentemos ahora el plan. Y empecemos por lo que dice y cómo lo dice:

¿Unos antecedentes que justifican este Plan?

Comienza el Plan elaborado por el departamento que dirige el halcón (por cierto de afinidades religiosas y políticas muy a la derecha del Padre) Don Jorge Fernández  por explicar las razones que llevan al gobierno a establecer ahora este Plan, y que son:

  1. La existencia de una clara amenaza terrorista (cita atentados en Estados Unidos de 2001, Indonesia de 2002, Marruecos en 2003, España en 2004, Reino Unido en 2005 y ahora en Francia). No cita, tal vez por irrelevantes para la concepción de la seguridad desde la que se elabora este plan, la mayoría de los atentados terroristas que han tenido lugar en países del propio área a la que implícitamente se refiere el plan en todo momento, ni los variopintos atentados provocados por alguno de nuestros aliados, como el caso de Israel, o los otros provocados por error por tropas de nuestro propio bando en las diversas guerras con las que hemos intervenido en el área referida. Tampoco refiere nada en relación a las causas y antecedentes políticos, históricos, económicos, sociales, etc., que dan lugar a este terrorismo, ni a las prácticas políticas que podemos estar llevando nosotros que puedan provocar un cierto odio o una estrategia de reacción que provoque que nos tengan en el punto de mira).
  2. Europa ha definido la lucha contra el terrorismo como uno de los ejes de su política de seguridad (cita el documento de la UE  que puede consultarse aquí «Estrategia de la Unión Europea para la Lucha Contra la Radicalización y la Captación de Terroristas«) cuyo enfoque remilitariza abiertamente la idea de seguridad interior e inicia un soterrado pero firme avance de las ideas más militaristas en torno a la seguridad, eso sí, sin que la crítica de los grupos sociales o políticos alternativos se haya hecho oír al respecto ni en la sociedad ni en el parlamento europeo).
  3. La estrategia se seguridad nacional española sitúa el terrorismo internacional como la principal amenaza para la seguridad de España (cita para ello el documento Seguridad Nacional, un proyecto compartido de 2013. Deja de citar los de ámbito militar que con más precisión enmarcan este proceso en el enfoque militarista, como es la propia directiva de defensa nacional 1/2012, máximo documento del planeamiento militar español)
  4. La lucha contra el terrorismo viene priorizada en el documento «Estrategia integral contra el terrorismo internacional y la radicalización aprobado en 2010 (curiosamente es un documento aprobado en junio de 2010, con Zetapé, por la Comisión de Situaciones de Crisis, y luego ratificado por el Gobierno de Rajoy en 2013. Dicho documento está declarado secreto).

Pues bien, vistos estos antecedentes «justificativos», a saber:  los atentados, Europa, nuestra política de defensa y seguridad, nos podemos preguntar si tales antecedentes son en realidad justificativos de una respuesta tan unilateral y reactiva y, más en concreto, si este argumentario justifica un plan de seguridad que busca remilitarizar, como veremos, la idea de seguridad, e implicar de forma contundente en dicha estrategia a los entes locales y autonómicos de competencias tales como escuelas, servicios sociales, educación, etcétera, a los trece ministerios, y a las entidades sociales que el gobierno «estime oportuno».

Nuestra respuesta, la anticipamos ya, es no. No porque los problemas de seguridad no se pueden enfrentar desde una respuesta meramente reactiva, de vigilancia y control policial-militar y que huye de estudiar el fenómeno en su complejidad, buscando atajar las causas con medidas más transversales y con metodologías alternativas.

El plan, como veremos, no contiene una sola medida educativa, social,  de prevención basada en la idea de Seguridad Humana, de interculturalidad o convivencia, de enfoque noviolento, sino, sencillamente, la implantación de unos protocolos de  información a las diversas policías, en el ámbito «interno» y de protagomismo del Ejército en el ámbito exterior.

Da por ello más bien la impresión de que el plan es previo a la justificación: se pretende imponer unas políticas y se ha buscado un argumentario ad hoc (y por cierto ampliamente simplista) para «justificarlas»

Unos objetivos reactivos e indefinidos.

Continúa el Plan diseñando los objetos a los que pretende responder, que son:

  1. Responder a la radicalización violenta
  2. Cumplir con las directrices de la Unión Europea
  3. imponer un «consenso» entre las administraciones, la sociedad civil y los colectivos vulnerables o en riesgo de radicalización
  4. Implicar y obligar a todos los Ministerios de la administración general del Estado y entidades sociales bajo coordinación del Ministerio del Interior (y aunque no lo dice en los objetivos sí en las medidas, de Defensa):

Llama la atención la amplitud e indefinición de los sujetos sobre los que se piensa aplicar esta política, calificados como «radicalización violenta».  ¿Que se considera como «radicalización violenta»?  ¿Entra únicamente el fenómeno yihadista que aparentemente justifica este plan?, ¿se entiende extensible a la violencia fascista que hemos visto retransmitida en campos de fútbol y otros eventos deportivos?  ¿Incluye los «grupos antisistema» que forman parte de las obsesiones del Ministro del Interior?, ¿es extensible a los «radicales», expresión usada por el PP para referirse despectivamente a cualquiera que no sean ellos?…

En segundo lugar acudimos a la misma indefinición si nos fijamos en la idea de «violencia» que subyace al texto: ¿Qués e entiende por radicalización «violenta»?, ¿qué entra en la categoría «violento» objeto de este especial tratamiento represivo?

La cuestión no es baladí, porque el proyecto de código penal que el PP propone en el nuevo pacto con el PSOE, su otra pata, aplica diversos tipos delictivos encaminados a reprimir penalmente como delitos de terrorismo conductas como «desórdenes públicos», «actos contra el patrimonio», «ultrajes a España»  o «alteraciones de la paz pública» que sospechosamente nada tienen que ver con el terrorismo ni con la violencia en sí, tal como denuncia por ejemplo la imparcial, objetiva y liberal Amnistía Internacional,  y que parecen más bien pensados para un ejercicio de represión contra la disidencia, la protesta o la movilización social contra los mandamanses, como puede ser el ejemplo de las movilizaciones de las plataforma de hipotecados o de la Hepatitis C, las movilizaciones similares a las de «rodea el Congreso» y tantas acciones noviolentas ejercidas por grupos pacifistas, ecologistas, altermundistas, de ocupación y de diverso signo en estos últimos tiempos.

Una tercera crítica la encontramos en este criterio autoritario de pretender imponer un consenso desde arriba que afecte y obligue a todos. Es comprensible que un ministro perteneciente al Opus Dei, como es el caso del actual de Interior, o un partido popular que recogió los rescoldos de las derechas más agrias de toda la vida y que fue fundado por un señor que fue ministro de Franco y predicó un concepto de orden público de honda raíz autoritaria, piensen que el consenso es algo parecido a la sumisión, pero cualquier manual actual acerca de la construcción de los consensos descarta esta modalidad de consensos a la búlgara. El consenso no es fruto de la autoridad, sino del diálogo y la construcción en común y, que se sepa, es imposible de imponer a la sociedad a su pesar.

Desvela este objetivo un deje altamente deficitario en cuanto a calidad democrática se refiere, y más aún si se intenta imponer obligatoriamente.

Estamos con ello ante unos objetivos políticos de muy poco calado democrático, de un sesgo autoritario apabullante y que se fijan más en la represión de la disidencia mediante medidas reactivas que en abordar el complejo fenómeno del terrorismo desde su multidimensionalidad.

Unos ámbitos de actuación que refuerzan el papel preponderante de lo militar y nos considera enemigos internos

Si los presagios que se intuyen de lo ya comentado son malos, las cosas tienen la capacidad de empeorar mucho más. Y así ocurre que cuando el plan se refiere  a los ámbitos de actuación en los que se va a desarrollar esta política fija tres, a cual peor:

  1. El ámbito interno, coordinado por el Ministerio del Interior y donde pretende articularse a todos los niveles: desde el estatal al autonómico y local, pasando por la sociedad civil. En este, dice el plan, el escenario principal de actuación será el municipio, donde pretende vincular en la «lucha·» a diversos actores.
  2. El exterior, al parecer coordinado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, pero con un fuerte protagonismo (de hecho es el actor único) del Ministerio de Defensa y del Ejército. Según el plan, este nivel se realizará «en atención a los intereses y zonas de influencia de España», idea bastante difusa pero que no está puesta ahí de forma ingenua, ya que hace relación al propio planeamiento militar de la defensa y a la idea de que España, más allá de defender su territorio y sus fronteras, defiende militarmente sus intereses en cualquier parte del globo, y de  otra brillante y peligrosa idea plasmada en un plan de estrategia militar español, la de que tenemos unas «fronteras de seguridad avanzadas«  que tienen que ver con nuestras zonas de influencia y su tratamiento militar (Mali, Centroáfrica, Somalia, Golfo de Guinea, etc.).
  3. El indefinido mundo del «ciberespacio» donde afectará, dice el plan, a actores y contenidos y que será controlado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) que depende del Ministerio del Interior e íntimamente relacionado (si no subordinado) con el Mando Conjunto de Ciberdefensa, dependiente del Estado Mayor de la Defensa, cuyos cometidos son (esto no lo cuenta el Plan que comentamos) : «1.- Garantizar el libre acceso al ciberespacio, con el fin de cumplir las misiones y cometidos asignados a las Fuerzas Armadas, mediante el desarrollo y empleo de los medios y procedimientos necesarios.2.- Garantizar la disponibilidad, integridad y confidencialidad de la información, así como la integridad y disponibilidad de las redes y sistemas que la manejan y tenga encomendados.3.- Garantizar el funcionamiento de los servicios críticos de los sistemas de información y telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas en un ambiente degradado debido a incidentes, accidentes o ataques.4.- Obtener, analizar y explotar la información sobre ciberataques e incidentes en las redes y sistemas de su responsabilidad.5.- Ejercer la respuesta oportuna, legítima y proporcionada en el ciberespacio ante amenazas o agresiones que puedan afectar a la Defensa Nacional.6.- Dirigir y coordinar, en materia de Ciberdefensa, la actividad de los centros de respuesta a incidentes de seguridad de la información de los Ejércitos y Armada y el de operaciones de seguridad de la información del Ministerio de Defensa.7.- Ejercer la representación del Ministerio de Defensa en materia de ciberdefensa militar en el ámbito nacional e internacional.8.- Cooperar, en materia de ciberdefensa, con los centros nacionales de respuesta a incidentes de seguridad de la información, de acuerdo con lo que determinen las estrategias y políticas nacionales de ciberseguridad en vigor, así como con otros centros militares de respuesta a incidentes de seguridad de la información en el ámbito internacional.

Bajo este triple escenario se pueden leer algunas conclusiones que empeoran las cosas:

a) La consideración del espacio interior como un espacio de intervención de esta idea de seguridad difusa y militarista, que nos vuelve a convertir, si alguna vez dejamos de serlo para la doctrina de la seguridad militar, en el enemigo interno. Todas las personas y todos los ámbitos de nuestra actuación somos susceptibles de ser considerados parte del problema y de que nos apliquen las políticas de seguridad pretendidas.

b) La ocupación de espacios tradicionalmente ajenos a la seguridad militar se agranda.  Ahora el municipio, el espacio local, el pluriespacio público, son objetos de preocupación de esta idea de seguridad y, como veremos más adelante, los diversos mecanismos municipales pensados tiempo atrás para la convivencia y la prestación de servicios a la comunidad, agentes de esta extensión de la idea de seguridad y de sus políticas de control. No sabemos lo que pensarán las diversas propuestas políticas municipalistas de esta extensión de la militarización al espacio local. ¿Le parecerá bien a las candidaturas ciudadanas, a los partidos no manchados por el extractivismo político deplorable que nos aqueja, a las nuevas agrupaciones de electores, que se les obligue a participar de esta idea de enemigo interno? ¿Dirán algo al respecto en sus programas? ¿Alertarán a la ciudadanía de la necesidad de empoderamiento social para abordar estas temáticas de forma alternativa?

3) Se legitima la intromisión de lo militar y de la idea de seguridad en la propia privacidad y en la red. El fantasma del riesgo ciberterrorista deroga, de facto, la vigencia del derecho a la intimidad en relación a la propia comunicación y cibervida que se pretendió garantizar (ciertamente con la boca pequeña) en la decrépita y plagada de promesas incumplidas constitución del 78.

4) La idea militarista de seguridad, criticada por Naciones Unidas cuando acuñó el término de «Seguridad Humana» como alternativa  esta, gana terreno y remilitariza espacios, contenidos y libertades anteriormente ajenas a lo militar.

5) Se incrementa, en consonancia con la estrategia neoliberal, todo el arsenal de políticas de disciplinamiento social, cuyo interés prioritairo es convertirnos de ciudadanos en súbditos, pero usando al retórica de los derechos (la zanahoria) y la política del recorte de derechos y aspiraciones (el palo).

La estructura de mando: De nuevo organigrama autoritario-militar

Dicen los entendidos que una imagen vale más que mil palabras y, aunque la que presentamos es engañosa (elude al militarismo, director de la orquesta) permite comprobar el grado de enfoque represivo y militar de todo el asunto.

 foto1Este organigrama se corresponde con la estructura nacional de coordinación del plan. Como podemos ver, la coordinación de todo el plan, en lo que se refiere a la cuestión interior, se encuentra en el «grupo nacional de lucha contra la radicalización violenta» coordinado por Interior, con especial aportación del CNI (que hasta ahora no habían mencionado en todo el plan), los 12 ministerios restantes, la Federación Española de Municipios y Provincias, la Fundación Pluralismo y Convivencia (una fundación estatal creada para tratar temas de pluralismo religioso) y «otras entidades públicas y privadas que se considere necesarias (un indefinido que no queda nada claro).

Nos da una muestras clara de la expansión de la idea de seguridad como orden público policial, cuando no meramente militarista, que se mantiene en este plan y del papel de mano extendida allá donde tiene más difícil el acceso lo policial/militar que se quiere hacer jugar a las entidades sociales, y a los propios ayuntamientos.

Siguiendo con la estructura del plan propuesto encontramos que éste define una serie de «agentes» del mismo:

  • En el ámbito de la lucha interna:
    • policía local
    • policía autonómica
    • Ayuntamiento
    • juzgados
    • centros escolares
    • Asuntos sociales
    • entidades sociales
    • colectivos de riesgo
  • En el ámbito externo:
    • Ministerio de Defensa
    • Fuerzas Armadas
  • En el ciberespacio:
    • El CITCO, El CNI

La expansión del militarismo a la idea de seguridad

Hemos explicado anteriormente que la idea de seguridad humana tiene poco que ver con la idea militar de seguridad, basada en aspectos de orden público, represión, imposición legal y violenta, defensa de unos supuestos intereses vitales allende las fronteras, etc.

La idea de Seguridad Humana, acuñada por el PNUD, habla de desarrollo humano, de disfrute de derechos y libertades, de disminución de la pobreza, de garantías frente a la enfermedad, la incultura, la pobreza, y ofrece un carácter universal a estas dimensiones, añadiendo que la seguridad humana en un punto del planeta depende de la de los demás, y se consigue incrementarla incrementando la de los demás, pues son interdependientes.

Este enfoque propondría otro tipo de medidas para abordar el fenómeno del terrorismo internacional, basadas en la comprensión entre los pueblos, en la inversión para conseguir sociedades más igualitarias y con estándares de disfrute de bienes sociales y garantías de vida digna, en educación, en políticas de igualdad, en solidaridad, …

Un enfoque que busca abordar lso conflictos de forma constructiva y noviolenta.

Pero, por desgracia, este enfoque choca con una realidad cruel donde la dominación y la violencia son las políticas rectoras y donde la imposición de explotación, dominación, depredación de recursos, expolio e imposición militar de todo ello son el abc de cada día.

En el caso concreto de los países occidentales no puede decirse que basen su «bienestar» en la colaboración con el bienestar de otros pueblos, sino al contrario, en la dominación abusiva de éstos, y también en políticas que los debilitan, como son la venta de armas, la promoción de la guerra en su interior, la potenciación de la rivalidad y la corrupción, etc., todo lo cual es un verdadero caldo de cultivo para el resentimiento y, también, para reacciones basadas en los mismos parámetros de dominación y violencia.

El plan ahora comentado no hace sino expandir estas ideas reactivas a áreas donde hasta ahora no tenía espacio el ideal de seguridad militar. Y lo hace de la mano de otro paquete de medidas de recorte de derechos y libertades, como el paquete recientemente negociado por el PP-PSOE de políticas antiterroristas, o la reforma del código penal, o la creación de un adefesio constitucional que es el estado de crisis en en anteproyecto de ley de seguridad nacional.

Una expansión de la visión autoritaria y militarista muy en consonancia con la desconposición acelerada del régimen vigente.

Share

España patrocinará unas maniobras OTAN con participación de, nada menos, que 20.000 militares

 

Imagen de Fotos Baiz

Fuente: El Confidencial Digital

Nos proporciona esta noticia Irene Álvarez, que nos sigue a menudo en otras redes, y a quien aprovechamos para agradecer el esfuerzo.

La OTAN celebrará, bajo el patrocino de España y Portugal, su mayor maniobra militar desde el final de la Guerra Fría, con nada menos que 20.00 efectivos desplegados para tal ejercicio, que llevará por nombre ocurrente el de «Trident juncture» cuya traducción no acabamos de encontrar lógica (lo cual no es lo menos lógico que encontramos en toda la parafernalia OTAN).

El ejercicio se realizará en otoño de 2015 (esperamos que para entonces las brillantes ideas de la élite hayan permitido también que la base de Morón sea una de las principales bases militares de EE.UU. para las operaciones en África y hayan incrementado su presencia militar) se entiende como un ejercicio de «ALTA VISIBILIDAD» (osea, que lo que quieren es que se vea que son capaces de todo) y tiene como finalidad poner a punto a los ejércitos «aliados» para lo que será la constitución de su «fuerza de reacción» .

Para conocer los pormenores del ejercicio, y de paso ajustarnos un poco más, hemos acudido a la revista defensa.com, donde nos cuentan más correctamente lo que se pretende hacer y nos informan que estas maniobras tienen dos fases:

La primera fase, del 3 al 16 de octubre de 2015, consistirá en un ejercicio de puestos de mando asistido por ordenador y servirá para adiestrar y certificar la 16º rotación de la Fuerza de Respuesta Aliada (NRF) cuyo Mando Componente Terrestre (LCC) será ejercido por el HQ NRDC-ESP.

La segunda fase contará con la participación de más de 20.000 soldados y tendrá lugar entre el 21 de octubre y el 6 de noviembre de 2015. Esta fase servirá para ejercitar un número significativo de fuerzas terrestres, navales y aéreas que desplegarán mayoritariamente en España. El objetivo de adiestramiento se define en el marco de la Iniciativa de Fuerzas Conectadas (CFI en sus siglas en inglés) acordada por la OTAN para mantener la interoperabilidad alcanzada en Afganistán entre las fuerzas internacionales que han combatido codo a codo en ese país durante más de una década.

Es decir, se trata de una visualización intimidatoria encaminada a cortar a posibles oponentes militares que va a poner en tierra en España unos 20.000 efectivos durante unas 3 semanas.

Tal vez a los enemigos acabe disuadiéndolos, pero, ¿y a nosotros mismos?

Share

EL CNI y su papel en el «ciberespacio»

%22ESPIAS%22+MADRID+RETIRO+006

Pedro Jiménez Beatríz Rodríguez

Fuente: Heraldo

Hemos leído en un medio promilitar donde los haya una noticia que no sabemos si calificarla de humorística o de ciencia ficción.

Se han celebrado las «VIII jornadas sobre la Defensa del Patrimonio tecnológico frente a los ciberataques», organizadas por el CCN-CERT (Centro Criptológico Nacional), dependiente del CNI, nuestro opaco Centro de Espías.

En ellas el jefe de los espías españoles, según la noticia, ha asegurado que

la ciberdelincuencia y los cibertaques son un «grave problema» y ha destacado el trabajo de los expertos en este campo y su ayuda para que los españoles «vivan mejor» y «más seguros».

¡Cuánto tendremos que agradecer a la abnegada entrega de estos espías, gracias a cuya abnegación y buen hacer vivimos mucho mejor, tanto que ni lo notamos!

El caso es que en 2014 estos buenos señores nos han librado de una buena: gracias a su pericia se han logrado repeler 13.000 ciberataques (ciberincidentes lo llaman ellos), un 80% más que el año pasado, fundamentalmente en los sectores energético, de defensa, aeroespacial, farmacéutico y químico.

Por lo que parece estos ciberataques tienen que ver con el robo de nuestra inigualable competencia en los principales campos científicos y tecnológicos, en los que como se sabe guardamos secretos que no sólo afectan básicamente a nuestra seguridad, sino a la propia estabilidad del planeta y diríamos nosotros del propio universo conocido.

Nos imaginamos, por poner un ejemplo, que los ciberenemigos se hayan hecho con los peligrosos secretos de la fabricación de los submarinos de Navantia (esos que no emergen por un diseño con sobrepeso) o con alguno de los expedientes de licitación de las industrias militares. Todo un peligro.

El jefe de los espías además se creció en el acto y se dirigió a nosotros, los ciudadanos de a pié mondo y lirondo para afirmar que

Pretendemos seguir estando a la vanguardia y trasladar al ciudadano la confianza» de que «hay alguien que le defiende»,

Imagínense, el día menos pensado nos ciberdefienden los ordenadores personales y entonces sí que se monta la mundial.

Mientras tanto, guardemos la confianza. Aunque parezca que la casta nos tiene abandonados a nuestra (mala) suerte, ya saben. Hay alguien que se preocupa por nosotros: los espías.

A lo mejor nos acaban pidiendo hasta el aguinaldo.

Share

¿Qué queremos defender?: Defensa embiste a Greenpeace

Fuente:  Greenpeace.

Unos activistas de Greenpeace han hecho una protesta noviolenta contra las prospecciones petrolíferas frente a las costas de Canarias.  El tema ha sido muy debatido política y socialmente.  Hace poco informábamos de las protestas antimilitaristas en Canarias por el aumento de maniobras militares y por la irresistible militarización de Canarias y Andalucía.  Es lógico que parte de la población proteste ante la política de hechos consumados de la petrolífera Repsol.  Lo hicieron noviolentamente, pero obtuvieron una respuesta violenta por parte, nada menos, del Ministerio de Defensa y de uno de sus patrulleros:  el Relámpago.

Unas imágenes son mejores que las palabras:

 

El resultado ha sido penoso para el Ministerio de Defensa y muy grave para Greenpeace.  Dos voluntarios heridos, una de ellas graves, y dos botes inservibles tras la embestida de la Armada.  ¿Responderá Defensa de los daños o volverá a quedar impune?

Ya se han producido concentraciones de protesta tras la agresión del Ministerio de Defensa.

Y, de nuevo, recomendamos la lectura atenta de nuestro artículo «El coste militar del petróleo canario«.  Y de otra faceta menos conocida del desaguisado constante de lo militar en Canarias:  «Un vertedero submarino de material militar en desuso en Canarias«.

¿Qué es lo que queremos defender y quién lo defiende?  Estas son dos preguntas que solemos hacer constantemente para ayudar a la gente a que comience a analizar las cuestiones de Defensa desde una perspectiva alternativa.

Por un lado, Defensa defiende los intereses de las petrolíferas, de Repsol en concreto, de las élites económicas con sus apoyos políticos del PPPSOE.

Por otro lado, la ong Greenpeace defiende las energías alternativas, la lucha contra el cambio climático, el respeto a la biodiversidad marina, la no contaminación de sus aguas.  Parece que la población les apoya, como podemos ver en el enlace que encabeza esta noticia.

La idea de que una alternativa noviolenta de defensa existe y se aplica ya queda patente en estos hechos.  Los activistas de Greenpeace defienden de manera noviolenta los ideales de Seguridad Humana que muchas personas pensamos que han de ser el objetivo de nuestra defensa:  la ecología, el desarrollo de tecnologías limpias, etc.  Son ellos, con su trabajo diario los que realmente defienden lo que queremos defender y, coherentemente, lo hacen con una metodología noviolenta, comprometida y que da alternativas factibles.  Ellos son, con sus actuaciones, parte de ese paradigma noviolento que hemos bautizado como paradigma de cooperación-noviolencia.

Por contra, el Ministerio de Defensa usa la violencia y defiende un mundo contaminado, que no respeta a la biodiversidad, contaminante.  Y lo hace de manera violenta y armada.  Hay que recordar que el Relámpago es el tercero de los Buques de Acción Marítima (BAM) construidos mediante los Programas Especiales de Armamento (PEAS) mediante la concesión de créditos a interés cero a la industria armamentística y que, en conjunto, han provocado una deuda de 30.000 millones que deberemos pagar todos los españoles.  Dicho buque ha estado participando en otra gran operación de defensa de los intereses de otro oligopolio, el de los atuneros españoles.  Posee un cañón de 76 mm/62, 2 montajes automáticos de 25 mm, y 2 ametralladoras de 12’7 mm, además de un helicóptero, 8 soldados de las fuerzas especiales y 10 infantes de marina.  Su tripulación total es de 46 personas, con 6 oficiales.  Esta es la «cultura de defensa» que nos quiere vender Morenés.  Por su parte, la Armada dice que

  • no embistió
  • y que los ecologistas pretendían abordar a la nave petrolera.
  • El buque de acción marítima Relámpago, con base en el Arsenal de Las Palmas y a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, «está llevando a cabo actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a las Islas Canarias para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, debidamente autorizadas por el gobierno de la Nación, del barco Rowan Renaissance«
  • «La defensa de los intereses vitales y estratégicos de España es un objetivo primordial de la seguridad nacional, y la libertad de explotación de los recursos energéticos disponibles debe considerarse en ese ámbito»

Además, según han ido pasando los días, Defensa se ha ido volviendo más cerril en sus alegatos y ha acabado diciendo que

El Ministerio de Defensa ha justificado este lunes la actuación de la Armada en el incidente con Greenpeace el pasado fin de semana en la zona donde se llevan a cabo los sondeos en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a Canarias, ya que considera que «hizo lo que tenía que hacer» para evitar que la ONG cometiera un «delito de piratería» como es el abordaje de un barco.

Y la polémica sigue en auge:

En cuanto a la joven que resultó herida al caer al agua desde la lancha de Greenpeace y golpearse con una hélice, Defensa asegura que es «imposible» que el golpe proviniese de una de las hélices de las lanchas de la Armada, ya que éstas se encuentran «protegidas» precisamente para evitar este tipo de accidentes. Así, el ministerio considera que las heridas de la joven, que está ingresada en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, debieron producirse por el golpe de la hélice de la lancha de Greenpeace, si bien la ONG niega este extremo porque subraya que sus zodiac no tienen hélices externas.

Por su parte, el Ministro de Industria, Soria también ha hecho declaraciones:

El ministro de Industria, José Manuel Soria, explicó que la Armada tiene que preservar el orden en la zona de los sondeos petrolíferos y «eso es lo que ha hecho y lo que va a seguir haciendo», añadió.

Por último, destacar que tanto Coalición Canaria como el PSOE han pedido la comparecencia de Morenés par que dé explicaciones.  Y Los Verdes exigen la dimisión de Morenés.  Por su parte EQUO exigirá responsabilidades a Morenés y Soria y condenó el grave incidente.

Queda en manos de la ciudadanía decidir cuál es el modelo de Defensa que queremos.

Para aquellos que quieran solidarizarse con Greenpeace y protestar contra las prospecciones petrolíferas en Canarias, os dejamos el siguiente link de una ciberacción.

Share

Guerra digital en Gaza

Imagen de Naughton

El horror por las imágenes de muertos, heridos y destrucción en Gaza nos ha acompañado este verano de forma tan patente que, quizás, hemos tenido poco tiempo para reflexionar sobre asuntos menores, aunque importantes, de esta guerra.  Nos referimos a todo lo relacionado con la ciberseguridad y con el uso de las redes sociales.  En ellas también se ha librado esta guerra.  Como informa La Razón:

Tal y como sucediera hace dos años con la Operación Pilar Defensivo contra las milicias terroristas de Hamas, durante la Operación Margen Protector que ha tenido lugar este verano, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han empleado masivamente los medios de comunicación digital como herramientas de información pública, propaganda y contra-propaganda. Su empleo no sólo ha vuelto a poner de manifiesto el valor intrínseco del ciberespacio y la información como dimensiones del entorno operativo o la necesidad de emplear la comunicación estratégica en los conflictos armados; sino también han vuelto a ratificar que las capacidades cibernéticas e informativas están plenamente integradas en el planeamiento y conducción de las operaciones militares.

Para comprender la importancia estratégica de los medios de comunicación digitales para las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) deberemos retroceder al año 2008, cuando la Comisión Vinograd1 – encargada de depurar responsabilidades y proponer medidas para evitar la repetición de los errores cometidos durante la operación Recompensa Justa (2006) en Líbano – concluyó que la deficiente gestión informativa llevada a cabo por el gobierno y las FDI contribuyeron a que tanto la opinión pública doméstica como la internacional calificaran esta operación como un fracaso israelí a pesar de haber alcanzado la mayoría de sus objetivos estratégicos frente a Hezbolah. Aunque esta Comisión propuso introducir profundos cambios en la política de comunicación del gobierno y de las fuerzas armadas israelíes, la operación Plomo Fundido de invierno de 2008-09 contra Hamas supuso un nuevo revés en la comunicación estratégica del país.

Tras perder la batalla de las narrativas en el Líbano (2006) y en Gaza (2008-09), las FDI se vieron obligadas a replantear sus métodos y herramientas de comunicación estratégica. Durante la Operación Pilar Defensivo (2012) Israel explotó el potencial de los medios de comunicación digitales – especialmente las redes sociales, las plataformas multimedia y los blogs – para informar de sus acciones y alterar la percepción pública del conflicto.

Es decir, Israel prepara sus guerras con años de antelación y hace lo mismo en la cuestión de las Redes Sociales y los blogs.  Se trabajan sus futuras guerras con prevención para ir «conquistando» una visión internacional que les conviene y que les justifica luego, cuando cometen sus atrocidades.

Tienen una estrategia que no es ni mucho menos improvisada y que está basada en:

1.-  Dotaciones económicas importantes:

Tras el éxito informativo de la Operación Pilar Defensivo, las FDI recibieron una importante inyección económica para reforzar su presencia en medios de comunicación digitales con el fin de consolidar su comunicación en distintos canales y en varios idiomas.

2.-  Coordinación e innovación tecnológica.

Además, la Unidad del Portavoz de las FDI2, en su afán por mejorar la capacidad informativa del ejército, adquirió nuevas capacidades tecnológicas que le permiten seleccionar y editar las imágenes procedentes de las unidades que se encuentran en el campo de batalla para enviarlas de forma casi simultánea a los blogs y a las cuentas de las redes sociales de las FDI.

Además, al igual que ocurrió en 2012, un conjunto de cuatrocientos estudiantes israelíes han apoyado la labor de las FDI en las redes sociales mediante la operación ‘Israel Under Attack’ que se desarrolla en treinta y un idiomas en sesenta y dos países.

3.-  Control de lo que dicen en las redes sociales sus soldados:

Además, desde 2012, tras detectar el uso que los adversarios hacen de la información que los soldados comparten en las redes sociales, ha aumentado considerablemente el control sobre su uso, en especial de las de uso más común como Facebook, Twitter y Whatsapp. Como consecuencia se han multiplicado los mecanismos de monitorización de la actividad de los miembros de las FDI en las redes sociales, especialmente la de aquellos destinados en unidades que manejan información clasificada o sensible, y se ha impuesto un estricto código de conducta en el uso de Internet.

La réplica en las redes sociales:

Es de resaltar que en esta última guerra promovida por Israel ha habido contestación en las Redes Sociales y que es necesario resaltar su papel de contrainformación para la opinión pública.

Así, las víctimas de ambos bandos eran permanentemente contabilizadas y nos informaban de una guerra asimétrica con más de 2.000 muertos palestinos y más de 10.000 heridos palestinos, mientras en el bando israelí los muertos han sido 65 muertos, según nos cuentan en Público.

En esta noticia se nos muestran distintos titulares y fotografías que tienen por objeto dejar claro que los periódicos oficiales dan una información muy distinta a las de las Redes Sociales, acusando a los medios habituales de proximidad (por ignorancia o por opciones políticas o económicas) con los postulados israelíes y por la baja solidaridad con los gazatíes.

Sabemos que los medios no son libres ni pueden hacer frente a las presiones. La televisión pública española sacó a Yolanda Álvarez, corresponsal de TVE, de Gaza tras las presiones israelíes. La propia embajada en España la acusó de hacer “propaganda”, de ser una “activista de Hamás” e incluso de crear  escenas “resultado de un cásting y selección de escenarios al dictado de Hamás” para sus “crónicas dramatizadas”. ¿Qué pasaría si no llegase a las redes? Por suerte sí lo hizo y mientras TVE callaba, la periodista multiplicaba por 3 sus seguidores en Twitter en apenas 2 días y sus crónicas aumentaron en visitas.

Otro aspecto a reseñar son los periodistas independientes:

Ante la manipulación de los medios, queda la opción de los periodistas independientes. Sin las ataduras ni las presiones del establishment.  Isabel PérezAlberto SiciliaJuan Gómez o Ana Garralda podrían ser algunos de los nombres de aquellos periodistas que informan libremente a costa de arriesgar su vida al adentrarse en el fuego cruzado.

Y, por último, las redes sociales también han valido para otra forma muy distinta de entender los conflictos y guerras:  desde posturas noviolentas la gente ha usado las redes sociales para ejercer la crítica, las acciones internacionales de protesta y para demostrar su solidaridad.

Los autores del artículo acaban con una reflexión muy importantes:

Una vez más, Internet nos ha enseñado que mientras siga siendo libre, intoxicar la información seguirá siendo inútil. La sociedad civil tendrá la opción de comparar, descubrir y conocer al alcance de un click. El establishment no lo tendrá tan fácil.Estamos ante el verdadero cuarto poder en red.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed