Archive for actualización gasto militar 2015

Nuevos datos corregidos sobre Gasto Militar en el Estado Español

La realización anual del estudio sobre el Gasto Militar que llevamos haciendo desde 2012 es un trabajo arduo por varias causas:

  • La dificultad de encontrar datos en el maremágnum de cifras que son los presupuestos
  • La dificultad de entender los presupuestos en sus múltiples presentaciones y con la terminología técnica que se utiliza
  • La voluntad política de ocultación de una gran parte del Gasto Militar
  • La falta de referentes políticos y económicos con criterios contrastados y consolidados. Dicho de otro modo, muchas veces pensamos que estamos abriendo brecha y que es muy fácil que cometamos errores.

Hoy tenemos que pedir disculpas por un error grave de concepto que ha supuesto que durante años, sin intención, nos equivocáramos con las cifras que hemos ofrecido.

Mucha gente ha confiado en nuestros análisis y criterios y nos sabe mal habernos equivocado.

El problema ha sido parte de la contabilización de la Deuda Militar.  Durante muchos años hemos defendido que el Estado genera Deuda Militar no sólo con las actividades del propio Ministerio de Defensa, sino con las de otros ministerios y partidas presupuestarias que contribuyen al Gasto Militar evaluado con criterio OTAN.  Ahora lo seguimos defendiendo.

Sin embargo, hemos de reconocer que hemos cometido un error de concepto al contabilizar como parte del Gasto Militar anual uno de los tres tipos de Deuda Militar que hemos descrito y cuantificado habitualmente.  Seguimos defendiendo que se deben computar en el Gasto Militar anual la deuda militar extraordinaria porque estos gastos se realizan fuera del presupuesto y, por lo tanto, han de sumarse a los gastos presupuestados.  En uno de ellos el Tribunal Constitucional nos ha dado la razón y, por ello, el Ministerio de Defensa se ha visto obligado a aflorar los gastos en PEAS (Programas Especiales de Armamento) en su presupuesto de 2017.  También consideramos que se debe incluir en el Gasto Militar la parte militar de los intereses que genera la deuda que cada año es necesaria para poder ejecutar los presupuestos.

En cambio, pensamos que nos hemos equivocado al sumar también la que nosotros denominamos Deuda Militar Ordinaria porque ésta es la cuantía en la que nos hemos de endeudar para poder abordar los gastos presupuestarios de Defensa, con lo que queda reflejada en los gastos presupuestarios.

Resumiendo, e intentando solventar los errores que hemos cometido, os ofrecemos un resumen de las principales cifras del Gasto Militar español de los años 2015, 2016, 2017.  Y pedimos a toda la gente que ha confiado en nosotros disculpas, confiando en que, con juicio crítico, sigan valorando nuestro trabajo.

Una vez subsanado el error se puede comprobar que las cifras sobre Gasto Militar siguen siendo igualmente escandalosas y hacen necesario un control parlamentario y una auditoría independiente.

He aquí los datos corregidos:

Share

El Ministerio de Defensa gastó 2.334 millones de euros más de los presupuestados en el ejercicio de 2015

Por Mambrú-La PanteraRossa

Fuente: BOE.

Según la Resolución de 1 de abril de 2016, de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE)  por la que se publican las «Operaciones de ejecución del Presupuesto del Estado y de sus modificaciones y operaciones de Tesorería» del mes de diciembre de 2015″ el Ministerio de Defensa gastó en el ejercicio de 2015 la escandalosa cifra de 2.334 millones de euros más de los presupuestados.

Como hemos denunciado hasta la saciedad, Defensa, año tras año, recurre a este truco contable de presupuestar un gasto muy inferior al que ejecuta a lo largo del año, con lo que pretende dar la impresión de que el gasto de dicho ministerio es inferior al que realmente es.

Debemos recordar, a su vez, que el gasto del Ministerio de Defensa es únicamente un componente del gasto militar real, que se distribuye y disfraza en todos los ministerios menos el de Justicia y en otros organismos y entes estatales.

A título de ejemplo, el año pasado desvelamos que el presupuesto previsto para 2015 sería de al menos de 23.373,93 millones de euros, un 420% más de lo inicialmente presupuestado: En esa ocasión, y con arreglo a nuestro informe sobre el gasto militar de 2015 calculamos que el sobrecoste que gastaría de más defensa respecto de lo liquidado (atendiendo al promedio desde 2002 a 2013 de sobregasto según las liquidaciones publicadas por la IGAE) sería de al menos 1.070,9 millones de euros, cuando, como vemos, el sobregasto supera los 2.334 millones, un 40.4 % más de lo inicialmente presupuestado y un 28,8% del total del presupuesto real del MInisterio de Defensa.

El aumento del gasto del ministerio es brutal, y como tendremos ocasión de mostrar en breve en el informe sobre el gasto militar previsto para 2016 nos sitúa en un gasto militar real previsible para 2016 de más de 31.000 millones de euros sobre los 5.787,89  millones presupuestados torticeramente.

Por otra parte, esta práctica común del MInisterio de Defensa de programar un gasto deliberadamente inferior al que se sabe que se va a ejecutar ha sido denunciada tanto por el tribunal de Cuentas como por la propia IGAE y ha motivado (en lo que respecta al uso indebido de créditos extrapresupuestarios para cubrir partidas que no se dotan inicialmente de presupuesto a sabiendas de su enorme peso) un recurso de inconstitucionalidad por parte de una parte del parlamento, disconforme con esta trampa constante.

El gasto militar español es escandaloso por muchas razones, y las trampas con las que se disfraza por nuestra inamovible élite político militar se nos antoja especialmente sangrante dada la situación general de la sociedad.

En los tiempos que corre, que el ministro en funciones de Hacienda pide austeridad a las comunidades autónomas (que ejecutan principalmente gasto social) mientras que Defensa sobreabunda en la trampa y el gasto innecesario, una alternativa al déficit pasa por drásticos recortes en defensa y no en los gastos sociales. No acertamos a encontrar las razones por las que las Comunidades Autónomas amedrentadas por el ministro en funciones no proponen esta alternativa social.

AHora que se acerca la declaración de la renta, más que nunca, las razones de la desobediencia al gasto militar se justifican con este nuevo dato conocido. La objeción fiscal es una respuesta ciudadana ante el parasitismo de lo militar y el consenso mudo de los políticos complacientes.

Share

¿Hay gasto militar disfrazado en el presupuesto del Congreso de los Diputados?

Por Radio HUancavilca

Hace un tiempo detectamos la existencia de partidas de gasto militar en el presupuesto del Senado.  Concretamente 10.302 euros destinados a pagar reuniones de las asambleas parlamentarias de la OTAN y otras instituciones interparlamentarias de carácter militar.

El propio Senado avisaba en la aportación de datos que nos ofreció que la mayor parte de las aportaciones a estas estructuras se pagaban desde el presupuesto de las Cortes Generales que gestiona el Congreso de los Diputados.

Por ello nos pusimos manos a la obra e indagamos en el Congreso. Solicitamos a su portal de transparencia la oportuna información, que nos han contestado con bastante celeridad y sin mucho rodeo.

Esta es la respuesta:

Contribuciones pagadas por las Cortes Generales a las Asambleas Parlamentarias de las que participa durante el ejercicio 2015:

Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) 193.781,00€
Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) 142.072,00€
Asamblea Parlamentaria de la Unión Interparlamentaria (UIP) 326.906,06€
Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa No se paga contribución
Asamblea Parlamentaria de la Unión para el Mediterráneo (UpM) No se paga contribución

No es posible concretar las asignaciones destinadas  a las comisiones de seguridad o defensa puesto que en las facturas remitidas por las Asambleas Parlamentarias no se desglosan dichos conceptos.

De tan estimable respuesta tenemos varias cosas:

  1. El reconocimiento de que el Congreso de los Diputados contribuye económicamente al gasto militar, aunque dado el criterio de gasto que se utiliza, no está contabilizado específicamente el quantum.
  2. El reconocimiento de que al menos 193.781 € se destinan desde el Congreso a la OTAN.
  3. La existencia de otras cuantías, cuantiosas, en las restantes asambleas parlamentarias donde se deciden aspectos relacionados con la seguridad y defensa militar, aunque es Congreso no tiene contabilizado el gasto para estos propósitos que desarrolla.
  4. La toma de conciencia, por nuestra parte, de que una serie de diputados (y senadores) están involucrados en una definición de la política militar internacional grave y deplorable, lo cual no parece que despierte mucho interés ni que goce de ninguna publicidad.

Sería aconsejable conocer cuál es la contribución real del parlamento español que, en nuestro nombre, realiza gasto militar.   Por transparencia y por ética.

Share

El PP benefició a la militarista Indra antes de irse (a medias)

Imagen de Feans

Fuente:  Indra.

Indra es propiedad de la SEPI en un 20’14 %.  Además, la SEPI pertenece al Ministerio de Hacienda.

Según la propia empresa,

Indra se ha hecho con contratos por un importe global de unos 200 millones de euros dentro de los programas adjudicados en el pasado mes de diciembre por el Ministerio de Defensa con el respaldo del Ministerio de Industria y Turismo para la modernización de las Fuerzas Armadas Españolas.

Y sí, lo han leído bien.  Con el respaldo del Ministerio de Industria y Turismo.  Así de claro.  El que tiene buenos padrinos consigue buenos contratos.  Es el mundo de las finanzas, del amiguismo, del enchufismo y de las puertas giratorias.

Lo ha conseguido en tres programas distintos:

1.-  La fragrata F-110.

Dentro de la UTE que ha formado con Navantia, Indra participa en los programas tecnológicos asociados al desarrollo del sistema de combate de las futuras fragatas F-110, habiéndose hecho con contratos por valor de 94 millones de euros con un plazo de ejecución que se extiende hasta 2020.  (…)  Dentro del programa F110, Indra se responsabilizará del desarrollo de los sistemas radar y de defensa electrónica y de infrarrojos.

2.-  Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8)

dentro de la UTE que forma con GDELS-SBS y SAPA trabajará en programas tecnológicos asociados al desarrollo del futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8) por valor de 28 millones de euros y un plazo de ejecución hasta 2018.  (…)   la compañía desarrollará todos los sistemas electrónicos (infrarrojos, visión perimetral, dirección de tiro, sistema de gestión de combate, protección electrónica y gestión de comunicaciones) de estos vehículos. El Ejército de Tierra español planea adquirir un mínimo de 500 vehículos de este tipo a partir de 2018.

3.-  Helicóptero de combate NH90.

El sistema de simulación del helicóptero NH90, que Indra se ha adjudicado íntegramente por 77 millones de euros y plazo de ejecución hasta 2020.  (…)  que estarán situados en la base de helicópteros de Agoncillo (La Rioja) y operarán integrados con los simuladores de helicópteros, también desarrollados por Indra, que se encuentran en las bases de Colmenar Viejo (Chinook, Cougar y H135) y Almagro (Tigre). En su conjunto estos simuladores funcionan de un modo completamente integrado y constituyen el centro de simulación militar de helicópteros más avanzado de Europa.

Como se ve, una característica que es importante resaltar es que todos estos contratos se han dado con dos rasgos comunes:

  • En el último mes de la legislatura del PP.  Es decir, el PP antes de irse, y por si acaso, ha intentado dar un buen impulso a Indra y a la industria militar española.
  • Todos los 200 millones se conceden a finales de 2015, pero se seguirán pagando en 2016, 2017 y 2018.  Algunos llegarán a pagarse hasta 2019 y 2020.  Con ello se logran dos propósitos:
    • Hacer más difícil su seguimiento y control.
    • Hipotecar a quién gobierne en los próximos 5 años.  Así, nadie en la industria militar echará de menos al militarismo del PP.

Por último, señalamos que Indra es una de las empresas más importantes en el Complejo Militar-Industrial español, lo cual lo ratifica

 

la propia compañía con las siguientes palabras:

Indra es una compañía de referencia en el mercado mundial de la Defensa y Seguridad que participa en los programas de defensa europeos y españoles más avanzados, tales como el desarrollo del Eurofighter, A400M, helicóptero Tigre, sistema de posicionamiento global Galileo, desarrollo de satélites de observación de la Tierra Paz e Ingenio y los buques más avanzados de la Armada española, entre otros. Sus sistemas de defensa aérea protegen, dentro del mando de la OTAN, el flanco sudoeste del continente europeo. La compañía suministra sus radares 3D a países de los cinco continentes.

Casi nada.

Share

Más de 1000 millones de euros gastados en 2015 en injerencia militar en el exterior

Amnesty+supporters+in+Albert+Square

Fuente: EFE

informa el Ministerio de Defensa, como quien no quiere la cosa, que España se gastó en 2015 la terrorífica cifra de 1.034 millones de euros en misiones militares en el exterior (15 en total).

Llama la atención porque lo presupuestado para este capítulo en los presupuestos generales del estado en 2015 fue de 15,86 millones de euros, nos parece más que evidente el intento de ocultar el enfoque intervencionista y derrochador de la política militar española.

¿Y para 2016? Las cosas siguen igual. Se presupuesta 16 millones de euros, pero se gastará una cantidad desmesuradamente superior, dado que a excepción de Afganistán, donde se reduce el contingente militar, se van a mantener los restantes lugares de presencia militar española, pero con la sospecha de que se ampliará la fuerza militar en Mali (dada la exigencia francesa al respecto y que ya no tienen que disimular el descarado apoyo nuestos bienpensantes políticos) y se van a emprender nuevas misiones militares en el báltico; se van a mandar soldados a Polonia de la recientemente creada fuerza de reacción de la OTAN y se van a reforzar las misiones de Turquía y a abrir un nuevo frente de batalla en el Golfo de Guinea, donde el Ministro Morenés ya ha anunciado que van a ir a contribuir a mejorar la establidad (y no a liarla parda como sospechamos nosotros).

Todo este chorro de dinero que malgastaremos en exportar militarismo, ¿a quién beneficiará?

En primer lugar debemos contar entre los beneficiarios a los militares que participan en estas misiones, pues sus ingresos aumentan con las mismas, como hemos desvelado en otros artículos de este blog.

También debemos contar con unos “beneficiarios” inconscientes, que son los ahorradores e inversores que apuestan por fondos y productos manchados por la financiación del militarismo. Seguramente no son conscientes de que su interés en el ahorro y el beneficio se realiza a cargo del sufrimiento de otros pueblos.

Beneficia también al cúmulo de intereses inmovilistas que garantiza los 20.000 puestos de trabajo del sector militar-industrial (muy pocos puestos de trabajo en comparación con otros sectores) y que convierte en dependientes del monocultivo de la fabricación de armas a regiones donde están erradicadas las principales industrias militares, condenándolas a la dependencia o la pobreza. En este eslabón de beneficiarios se encuentran también los sindicatos del régimen, empeñados en mantener las cosas como están y en luchar por carga de trabajo para el sector militar, pues así contentan a su clientela.

Más fuertemente, beneficia a las industrias militares y al llamado “polo militar industrial español”, que aprovecha este tipo de conflictos para “vender” nuevas armas al Gobierno español (ahora están empeñados en los blindados 8×8 al  “haberse quedado antiguos los anteriores, así como en nuevos programas de aviones A400 y helicópteros, programas de drones, fragatas y nuevos aviones de combate), así como a los países susceptibles de comprar armamento español (lo ven en vivo y en directo, por lo que las operaciones militares son una excelente promoción de esta industria interesada en las guerras).

También beneficiará a la banca armada, que financia la producción de armas españolas y por tanto interesada en el estímulo de este sector industrial y en la inversión pública en armas.

Beneficia mucho más a los pocos privilegiados que deciden el orden mundial y diseñan la geopolítica y, a nuestra pequeña escala, a la élite propia empeñada en reforzar un status quo que les beneficia de forma contundente.

Beneficia a nuestra casposa casta política que se pavonea por el mundo exhibiendo el músculo pretoriano al servicio de los intereses de los más poderoso y como nuestra seña de identidad en las relaciones internacionales.

Beneficia de forma velada, soterrada, inconsciente, a la sociedad que basa su opulencia en esta serie de eslabones de dominación y es este el hilo por donde es posible desmadejar la enorme madeja de desgracias que genera el complejo militar industrial.

Somos la gente de a pié quienes podemos empezar a desobedecer a esta lógica, quienes podemos empezar a dejar de prestar apoyo a los bancos que invierten en armas, a los fondos y productos de todo tipo relacionados con las empresas militares, quienes podemos pedir cuentas y hacer valer nuestra opinión ante los partidos y sindicatos cómplices que callan y apoyan a este complejo de intereses… quienes podemos empezar a vivir de otra manera.

No queremos que el año que viene más de 1000 millones de euros se malgasten en financiar intervenciones militares en el exterior. Mejor que se dediquen a fines socialmente útiles, y si de ayudar a gente de otros pueblos se trata, que se inviertan en verdadero desarrollo justo y no en militarismo.

 

Share

Patrimonio militar en Zaragoza

Elysa+Love++-+Proyecto+tattoo+Zaragoza

Turol Jones, un artista de co

Zaragoza pasa por ser una provincia con hondo arraigo del militarismo, sobre todo si juzgamos por el inmenso patrimonio que allí tiene el ejército.

Si repasamos la base de datos de bienes patrimoniales del Estado, que publica la página de Transparencia del Gobierno, resulta que Zaragoza cuenta con 37 inmuebles de distinto tamaño: de ellos 14 son de carácter rústico, 20 edificios y 5 solares.

¿Es Zaragoza de los militares?

Estos bienes patrimoniales suponen nada menos que 350.143.453 metros cuadrados, algo más de 1/3 de los 1.063.000.000 metros cuadrados de la provincia.

Adjuntamos la localización, a la que luego haremos algunas precisiones

TIPO
LOCALIZACION USO TITULAR SUPERFICIE (m2)
Rústico Zaragoza 50 001 017 PJ ACAMPO GASCON MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 2523
Rústico Zaragoza 50 441 002 CR PIÑERAS CN POLIGONO 7 PARCELAS 28 – 2 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 4965
Rústico Zaragoza 50 001 005 CR FRANCIA KM. 4 A 9 INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 2740
Edificio Zaragoza 50 001 019 PJ GARRAPINILLOS MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 206044
Rústico Rioja,La 26 001 007 CR ZARAGOZA, KM 7 LA RAD MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 5515424
Rústico Zaragoza 50 001 005 CR FRANCIA KM. 4 A 9 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 338390160
Rústico Zaragoza 50 201 009 PJ PEÑA DE LA MORA (PARC.1, 2, 3, 4, 5 Y 6) INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1
Edificio Zaragoza 50 001 014 C MONZALBARBA 8 8 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 459913
Solar Zaragoza 50 001 008 CR C.N. ZARAGOZA – VALENCIA KM. 7 INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1
Edificio Zaragoza 50 001 010 CR LOGROÑO PK 8 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 341734
Rústico Zaragoza 50 477 001 PO POLIGONO 28 PARCELA 159/2 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 4900
Rústico Zaragoza 50 708 001 PJ GARRILLO Y LA SIERRA MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 2550
Edificio Zaragoza 50 324 001 PJ EL FRASNO MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 437190
Edificio Zaragoza 50 001 008 CR C.N. ZARAGOZA – VALENCIA KM. 7 INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1
Edificio Zaragoza 50 001 001 C VIA SAN FERNANDO S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 26012
Edificio Zaragoza 50 001 019 PJ GARRAPINILLOS INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1
Rústico Zaragoza 50 201 001 PJ CEMENTERIO CATOLICO MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 40
Edificio Zaragoza 50 001 026 C 027 SAN IGNACIO DE LOYOLA 1 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 231
Rústico Zaragoza 50 441 001 PO POLIGONO 7 PARCELAS 5 (PARTE) 6 Y 7 (PARTE) MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 2200
Edificio Zaragoza 50 001 003 PZ ARAGON 9 9 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 1634
Edificio Zaragoza 50 001 008 CR C.N. ZARAGOZA – VALENCIA KM. 7 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 2421926
Edificio Zaragoza 50 001 011 CR LOGROÑO S/N INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1
Edificio Zaragoza 50 001 012 C VIA IBERIA 1 – 15 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 92709
Solar Zaragoza CR N-232 PK.243,200 MARGEN DCHA, C/ PADRE BENITO FEIJOO 2 INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 4081
Rústico Zaragoza 50 594 001 CN BAJO DE OITURA POLIGONO 22 PARCELA 22 /PARTE) MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 7000
Edificio Zaragoza 50 001 009 D – AVENIDA DE LA ALMOZARA, S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 94180
Edificio Zaragoza 50 001 016 PZ LOS SITIOS 8 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 892
Rústico Zaragoza 50 001 020 CN CUARTE S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 5413
Rústico Zaragoza 50 528 001 CR MADRID – BARCELONA MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 900
Edificio Zaragoza 50 001 011 CR LOGROÑO S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 74955
Solar Zaragoza 50 001 006 AV AMERICA S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 600
Edificio Zaragoza 50 201 003 AV GARCIA OLAYA 15 15 MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 207959
Edificio Zaragoza 50 001 025 CR VALENCIA S/N INSTITUTO DE VIVIENDA, INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO DE LA DEFENSA Ministerio de Defensa 1747490
Edificio Zaragoza 50 231 001 PJ VERTICE ESTEBAN MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 81930
Edificio Zaragoza 50 001 002 C VIA SAN FERNANDO S/N MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 576
Rústico Zaragoza 50 606 001 PO POLIGONO 1-25 PARCELA 5 (PARTE)
MINISTERIO DE DEFENSA
Ministerio de Defensa 3785
Edificio Zaragoza 50 001 007 D CALLE SERRANO SANZ, 9 DUPLICADO MINISTERIO DE DEFENSA Ministerio de Defensa 792
 TOTAL 350143453

Si observamos los datos proporcionados por la página de Transparencia podemos extraer una primera conclusión: tanto las identificaciones por distritos, como la ausencia de referencia catastral nos impiden conocer:

a) La ubicación exacta

b) El valor de mercado de este ingente patrimonio militar.

Pero, en segundo lugar, resulta que este patrimonio reconocido tampoco es todo el patrimonio militar en Zaragoza. Como botón de muestra, en la actualidad hay varios inmuebles en proceso de venta por el INVIED (Instituto de Vivienda, infraestructuras y Equipamiento de la Defensa), los cuales no están catalogados en el paquete de patrimonio anterior. Y si el INVIED puede vender estos bienes es porque son suyos. Veamos:

Invied dispone de un listado de “subastas en curso” dentro de la cual anuncia la venta de varios locales en Zaragoza con arreglo a la siguiente lista

1) calle Flora Tristan nº 2 -1, Bj-2, en Zaragoza, 295,07m² y valor de salida 262.509,03 €

2) calle Flora Tristan nº 2, -1, Bj-1, en Zaragoza, 295,02m²  y 262.464,54 €

3) calle Santiago Ramón y Cajal, 37, Bajo 5, en Zaragoza; 97,00 m² y 80.899,63 €

4) Avda. Cesar Augusto nº 17-19, Bajo 3, en Zaragoza; 2.680,97 m² y

3.337.148,13 €

5) calle José Camón Aznar nº 5, Bj-2, en Zaragoza; 87,15 m² y 75.540,75 €

6) calle Jorge Manrique 1, -1, Bajo 1, en Zaragoza; 164,53 m² y 146.374,12 €

7) calle Pedro Cerbuna 41, Bajo 2, en Zaragoza; 22,30 m²  y 27.207,50 €.

La suma de estos locales en venta supone un beneficio para INVIED de al menos 4.192.143,7 millones de euros que reinvertirán en nuevas infraestructuras militares y armas.

Además  tenemos que sumar las ventas inminentes que el mismo organismo publicita, donde encontramos la inminente venta del Polvorín de la Peña de la Mora, en Calatayud, con 184,700 metros cuadrados, aunque desconocemos el precio de este enclave (que tampoco forma parte del catálogo de bienes patrimoniales del ejército).

Además hay otras dos ventas directas adjudicadas “a dedo” en la C/ Padre Benito Feijóo y un segundo local en la Avenida Cesar augusto 17-19, que desconocemos en qué cantidad se han dado, pero que han tenido lugar hace poco.

¿Está ahora completo el catálogo? Quién lo sabe. Pero parece que no, porque si atendemos a la lista de acuartelamientos del Ejército en Zaragoza, resulta que algunos, de ellos tampoco aparecen en el catálogo de bienes militares del patrimonio, como al Academia de Logística, situada en la Avenida de las Fuerzas Armadas sin número de Calatayud, o el Cuartel General de la Brigada Logística, que se encuentra en el Paseo del Canal 1, o el Regimiento de Pontoneros, que está en la C/ Alfocea sin número de Monzalbarba, o la Agrupación de Sanidad 3, que está en la localidad de San Juan de Mozarrifar.

¿Tenemos ahora un listado completo? Tampoco, porque amén de estas instalaciones y patrimonio cabe la sospecha de la existencia de otro que no tengamos controlado  y la evidencia de un ingente patrimonio a sumar: el que pertenece a la Guardia Civil, cuerpo militar como se sabe.

Si tenemos en cuenta esta situación podemos afirmar que, al menos territorialmente Zaragoza pertenece a los militares.

¿Implica esto una pérdida de oportunidades vitales para las gentes de Zaragoza?

La segunda pregunta supone la alerta de lo grave que para Zaragoza es esta situación: más de 1/3 de su territorio pertenece directamente al militarismo y a sus usos.

Pero esto no es todo. Conforme a una ley de antes de la Constitución (ley 8/1975) y tal y como destacamos en nuestro estudio “Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas 2015″  los derechos de uso y propiedad en zonas declaradas de interés para la defensa (lo que incluye tanto los terrenos militares como los próximos) están condicionados a la aquiescencia militar y pueden restringir usos, cultivos, pasos, inscripciones de titularidad, negocios jurídicos, etc., sobre estos territorios. Incluso más: el interés para la defensa puede suponer, por ejemplo, que prevalezca el uso militar y el interés de unas maniobras sobre otro interés publico, pudiendo incluso realizar maniobras y otro tipo de actividades sin dar cuenta a la autoridad civil siquiera.

Y no acabamos aquí:  el amplio territorio militar destinado a la venta está exento del pago de impuestos como el de plusvalía.

Igualmente, los bienes militares están exentos del pago de IBI a los municipios (lo cual, en el caso del campo de golf que hay dentro de la base aérea de Zaragoza no parece admisible ni siquiera como bien “afecto a la defensa nacional” pues no se adivina qué afección a la defensa puede tener que los militares cuenten con un campo recreativo para jugar al golf (por cierto, que es regado por una empresa de Florentino Pérez).

Del mismo modo están exentos del pago de diversas tasas e impuestos (impuesto de tracción mecánica, pago de tasas de alumbrado, alcantarillado, residuos, etc) a pesar de gozar de todos los servicios de que dota la administración, así como del impuesto de actividades económicas (por ejemplo el Museo que existe dentro de la base aérea) tanto el Ministerio de Defensa como los organismos autónomos militares.

Esto no es todo: consiguen convenios preferentes con ayuntamientos, para la colocación de personal militar en las policías locales y otros funcionariados.

Existen también apoyos institucionales a actos militares y a patrocinios a actividades de los ejércitos, así como diversos actos institucionales que consagran la idea de lo militar en las localidades.

Por si fuera poco, lo militar tiene también una tremenda afectación ecológica, ya sea por las enormes emisiones de la actividad militar, ya por el peligro intrínseco de incendios forestales (por ejemplo, es habitual el incendio del campo de San Gregorio y su extensión a los territorios colindantes por causa de las actividades militares) y por el deterioro ambiental, como se ha comprobado en las recientes maniobras Trindet Junscture, donde únicamente en petroleo para las actividades militares se ha gastado más de 1,2 millones de litros de combustible en los ejercicios de San Gregorio, según informa Infodefensa.

Y, hablando de San Gregorio, el enclave supone una de las principales bases militares de Europa y uno de los principales centros de entrenamiento de la nueva guerra sutil promovida por los centros de poder de occidente, una razón más para la movilización en Zaragoza al rescate de la paz global en el planeta.

Pero no es solo esto: el contraste del ingente patrimonio militar en desuso con las necesidades también ingentes de índole habitacional y social, urbanísticas, agrícolas y medioambientales,  de la población de Zaragoza nos da una muestra de la pérdida de posibilidades vitales y el empobrecimiento de la sociedad zaragozana por la extensión del militarismo en Zaragoza.

¿Es posible otro uso?

Si tomamos referencia de  la operación “cuarteles” promovida por el Ayuntamiento de Zaragoza en los años 80, que supuso la compra de bienes militares por más de 360.00metros cuadrados (entre ellos los edificios de Aljafería, Hípica, los cuarteles Palafox y Hernán Cortés y el edificio del Gobierno MIlitar, re3convertidos en espacios culturales, universitrios, etc.) podemos ver que las posibilidades de un rescate del patrimonio militar puede abrir posibilidades para la sociedad.

En aquel caso la broma costó dinero municipal (1.200 millones de pesetas) pero ¿tiene que ser así en el futuro?

Nosotros entendemos que la reivindicación de recuperación debe ir acompañada de la exigencia de que lo público revierta en la sociedad y no sirva para operaciones especulativas destinadas a financiar el militarismo, la compra de armas o las infraestructuras militares.

También aquí debe haber un rescate ciudadano. ¿Lo reivindicará la sociedad de Zaragoza o preferirá seguir perteneciendo a los militares?

Un reto para el movimiento antimilitarista y alternativo de Zaragoza y del resto del Estado.

 

Share

Por fin (¿por descuido?) el Gobierno español reconoce que hemos participado en una guerra (no declarada)

Comunicaci%C3%B3n+telem%C3%A1tica+de+nacimientos+al+Registro+Civil

Cristina Cifuentes

Fuente: Cuatro

Nuestros flamantes políticos se han pasado los años explicando la retórica de la “presencia” española en Afganistán ocultando que España estaba participando no en una acción humanitaria, ni altruista, ni nada de eso, sino en una guerra donde éramos enemigos de otros contrincantes.

Ahora, cuando anuncian (también mentirosamente) que España se retira de Afganistán (aunque quedarán 20 militares de asesores en Kabul, lo que quiere decir que no se han ido del todo), la hija del fallecido General Sanz de Santamaría, doña Soraya, vicepresidenta del gobierno de Mariano Rajoy, ha explicado que

No podemos olvidar que veníamos a una guerra que ha exigido un enorme esfuerzo y sacrificio de los militares españoles hasta sus últimas consecuencias

Ya lo ven, fueron a una guerra y ahora, cuando ya no puede pasarles factura política y la intoxicación con la mentira ha conseguido adormecer todas las conciencias, lo dice nada menos que la principal portavoz del gobierno.

Una guerra en la que hemos estado involucrados 14 años nada menos, en las que hemos tomado parte en acciones militares de ataque, matado contendientes, recibido muertos propios, y toda la parafernalia de desastres que supone una guerra.

Una guerra que ha costado al menos (si creemos a la vicepresidenta, cosa que tendemos a no hacer porque en gasto militar nuestros políticos se suelen quedar cortos a la hora de explicarnos su magnitud) 3.682 millones de euros del bolsillo de los españoles (a razón de 263 millones de euros por año, algo más de 700.000 euros al día), lo que supone que a cada persona de las que vivimos aquí (usando el censo oficial a enero de 2015), le ha costado esta agresión 79,16 euros de su dinero.

¿Está usted dispuesto a dar 80 euros para invadir un país lejano donde no se nos ha perdido nada?  Según el gobierno de turno es una buena inversión.

¿Y para qué ha servido esta agresión con tan alto coste económico, con pérdida de vidas, con devastación de infraestructuras, con una enorme huella ecológica y con un impacto ético indecente?  Lo expresa la señora Vicepresidenta en funciones (hasta nuevas elecciones):

ha supuesto una gran experiencia para las tropas españolas al haber podido asumir simultáneamente retos de muy diferente naturaleza, lo que ha contribuido a la “modernización” de las Fuerzas Armadas española

Ya lo ven: la preocupación por los afganos brilla por su apabullante y sonora ausencia. La preocupación por la democracia, de cuya palabra se les ha llenado la boca del ministro para abajo a todos los propagandistas de la guerra, no sale en el relato. Lo importante es que hemos entrenado a los soldaditos.

¿Acaso le han preguntado estos tipos a alguien si queríamos gastar este dineral y si queríamos rebajar el nivel de nuestra dignidad al de agresores de otro pueblo para entrenar a los soldaditos y que se modernicen?  ¿Acaso nos han preguntado alguna vez si queremos modernizar al ejército a este precio?, ¿si queremos modernizarlo incluso?, ¿si preferimos invertir 3.600 millones de euros en modernizar al ejército en tareas de agresión militar o si preferimos invertir en desarrollo solidario con los pueblos más pobres?

No. Eso no se pregunta. Tal vez la respuesta sería incómoda para los que deciden por nosotros y tal vez esa incomodidad aguaría los festejos donde los políticos usan palabras gruesas mientras ejercen su influencia militar.

Share

El desfile militar sobre Madrid costará más de 800.000 € y tendrá como invitado de honor al Comandante Supremo de la OTAN

Patrulla+%C3%81guila

Dawlad Ast

Fuente: Vox Populi

De nuevo reaparece en nuestras vidas el desfile militar de todos los años, heredero él del llamado “de la Victoria” de otros tiempos oficialmente superados.

En esta ocasión el Desfile cuenta con la novedosa presencia del Comandante en Jefe de la OTAN (recordemos que la OTAN actualmente tiene un despliegue en España de más de 20.000 efectivos realizando unas maniobras militares que se precian de ser las más masivas desde la caída del muro de Berlín)  para significar el abrazo total de nuestros gobernantes y de sus ejércitos con la política de injerencia militar de esta organización odiosa. ¿Se puede llamar a esto sumisión o defensa de lo que a la gente le interesa defender? Seguro que hay opiniones para todos los gustos.

El evento, dentro de la tradicional austeridad que predican en el ejército, va a costar más de 800.000 euros y contará con la colorista presencia de la patrulla acrobática y funambulera Águila (por cierto de un escaso sentido para la defensa de la sociedad y sin embargo altamente cara para nuestros presupuestos), lo que remarcará el aire festivo-pachanguero de la celebración.

Solo la instalación de las tribunas donde se codeará la crème de la crème de la casta (y puede que algunos de los salidos de otros extractos pero con interés en el cambio de estado) va a costar 237.000 euros, lo que daría para subvencionar, por ejemplo, un gran puñado de libros a familias sin recursos, sin duda algo mucho menos necesario que contar con una gran pasarela para el bamboleo modístico de nuestros personajes de pro.

Los madrileños tienen la suerte, desde la semana pasada, de oír de vez en cuando los aviones militares rebasando la barrera del sonido y navegando a sus anchas por el medio de la ciudad, que para estos asuntos siempre hay barra libre.

Share

VI juegos militares mundiales

Cartel VI Juegos MIlitares Mundiales

Por Fejuchile.cl

 

Fuente:  Defensa.com

Con pompa y boato, se prepara nuestra gloriosa delegación militar/guardiacivilesca, compuesta por 76 aguerridos atletas y 23 aguerridas atletas, con dirección a Gyeongsangbuk-do, en Corea del Sur, donde tendrá lugar el encuentro deportivo más importante después de las olimpiadas civiles.

Para mandar esta delegación, existe un organismo específico militar  (otro más, lo que demuestra que lo militar es un estado dentro del estado, con departamentos paralelos en todas las esferas y autonomía y exclusividad) de deporte, el Consejo Superior de Educación Física y Deportes de las FAS, dependiente de la Secretaría de Estado de Administración Militar. Se trata de un ente de naturaleza militar creado por Orden 601/79 de 19 de enero y reorganizado por Orden de 11 de octubre de 1993.

El hecho de que exista este organismo implica la existencia de una estructura “deportiva” pagada desde todos con cargo a los presupuestos de defensa  y que manda soldados a competiciones deportivas a costilla nuestra.  De hecho el artículo 2 f) de la citada Orden establece como funciones de este Consejo “Aprobar el anteproyecto de su presupuesto y solicitar los créditos necesarios para el cumplimiento de sus funciones”.

La nutrida representación española en estas olimpiadas militares (a las que acuden 110 países y 8.700 atletomilitares) va a participar en 13 disciplinas y, dice la noticia, “algunas específicamente militares como

Pentatlón Militar, Pentatlón Naval y Pentatlón Aeronáutico, Paracaidismo y Orientación

No se nos ocurre, tal vez hoy nos hemos levantado poco imaginativos, en qué consiste la especificidad del “pentatlón militar respecto al pentatlón sin adjetivo, por poner un ejemplo, pero en este mundo al revés todo es posible.

También participarán en otras especialidades que la fuente consultada llama no-específicamente militares, como golf (por cierto una especialidad que tiene que ver muy poco con la actividad militar y la supuesta defensa de España, pero muy del uso militar dado que con los impuestos de todos pagamos determinados campos, clubs e instalaciones militares de alto lujo para este deporte y a los cuales solo pueden ir militares); tiro o esgrima.

En otras especialidades, como por ejemplo los diversos deportes de equipo (balonmano, baloncesto, voleibol, etc., al parecer los mili-atletas españoles no compiten, lo que refuerza la idea de que el soldado español es poco colaborativo y mal dotado para trabajo en equipo y estratégico.

Añade la noticia que

La delegación española llegará a Corea el 30 de septiembre y se alojará en tres de las ciudades en las que se desarrollarán los Juegos, concretamente en las de Goesan (donde residirán los equipos de Atletismo, Judo, Pentatlón Aeronáutico y Orientación), Mungyeong (equipo de Golf) y Yeongcheon (el resto de los equipos), en villas ‘olímpicas’ montadas por el Ministerio de Defensa Nacional de la República de Corea.

No nos dice la noticia cuánto dinero del erario público se van a calzar en el gasto de llevar a estos “atletas” a Corea del Sur, pero no parece que desplazar a 99 atletas con toda la pléyade de asesores, entrenadores y auxiliares, representantes del Consejo Superior de Educación y Deporte militar, añadidos y  quien sabe si clac animadora, vaya a salir gratis.

¿Despilfarro militar? Si nos atenemos a una definición estricta del término, parece que sí. Incluso lo parece si somos relajados en las definiciones.

Por eso nos extraña el énfasis que el propio Ministerio da a esta noticia en su página web, donde la anuncia a bombo y platillo (no de los de tiro) sin reparar en que alguien puede cuestionarse el propio hecho de estas competiciones, el cachondeo de que se encuadre como actividad promocionada por el Ministerio dentro de lo que tiene que ver con la supuesta defensa de España o el que todo este despilfarro vaya a  ser pagado por todos nosotros.

Parece que no han reparado en que ya no nos tragamos las noticias como si fueran sapos.

Share

Otros 20 millones más de Gasto Militar extra encontrados en un decreto ley sobre la recuperación de la paga mangada a los funcionarios

Super+huevo

Urko Dorronsoro

Fuente: BOE

El bueno de nuestro Gobierno, solidario como pocos al entender -por fin- que los funcionarios sufrían mucho por la pérdida de la paga extra que les birlaron en 2012, consideró necesario devolverla poco a poco.

Y para ello, el pasado sábado 12 de septiembre publicó un Real Decreto con el número 10/2015 que devuelve una cuarta parte de lo quitado, y que reza así ” Real Decreto 10/2015 de 11 de septiembre, por el que se conceden créditos extraordinarios y suplementos de crédito en el presupuesto del Estado y se adoptan otras medidas en materia de empleo público y de estímulo a la economía“.

Vean qué inocente título para devolver algo debido. Nada que objetar. Calma total.

Pero leído el dicho decreto con más precisión, el mismo no se conforma con lo anunciado, devolver algo de lo suprimido en la paga de los funcionarios, sino que, de paso, aprovecha para cascarnos otros 20 millones de euros de gasto militar por el morro.

Ya comienza a ser un poco vergonzosa y pueril esta nueva fórmula de mentirnos con el gasto militar, escondiéndolo en cada norma ingenua que se publica para que no nos demos cuenta. ¿Cómo vamos a pensar bien de unos ministros que practican esta especie de falsificación permanente de la realidad?  ¿Por qué necesitan esconder estos gastos burdos?  ¿Tanto temen al escrutinio de la opinión pública?

El decreto no anuncia el gasto militar, pero lo mete en el articulado e incluso en la exposición de motivos. En concreto dice así la exposición de motivos

El Ejercito de Tierra precisa completar con urgencia la disponibilidad de vehículos tácticos y logísticos para renovar y reponer aquellos vehículos que han sufrido un deterioro prematuro, como consecuencia del uso intensivo a que es sometido el material, así como para llevar a cabo la preparación del personal encuadrado en los sucesivos relevos, empleando medios similares a los desplegados en las operaciones en el exterior, de modo que se facilite el conocimiento de los mismos y de los procedimientos de empleo de cada uno de sus elementos. Se trata de disminuir los riesgos derivados del uso inadecuado o de reacciones de respuesta no entrenadas

Ya ven, teníamos vehículos militares al parecer recientemente adquirido s pero que han sufrido un “deterioro prematuro” por su “uso intensivo” en “operaciones en el exterior”.

Nosotros que creíamos que el material militar, tal como cacarean siempre, está sometido a un uso intensivo siempre porque nuestras abnegadas fuerzas armadas trabajan más de la cuenta y sufren lo indecible por nuestra seguridad; nosotros que creíamos que el material militar se fabrica par aun uso intensivo (y diríamos que además truculento) y no para que se deteriore a la primera de cambio, nos enteramos que todo lo gastado hasta ahora es poco, se han deteriorado los vehículos dado que hacemos mucho uso del mismo en operaciones en el exterior (precisamente en operaciones de esas que nos venden que son de rutina, que no son de guerra, que no estamos en guerra, etcétera).

Y el articulado ordena la concesión del crédito en cuestión, 20 millones de euros a financiar con la emisión de nueva deuda:

Artículo 5. Concesión de un crédito extraordinario en el presupuesto del Ministerio de Defensa. Para la adquisición de vehículos destinados al Ejercito de Tierra, se concede un crédito extraordinario en el Presupuesto de la Sección 14 «Ministerio de Defensa», Servicio 12 «Ejercito de Tierra», Programa 122A «Modernización de las Fuerzas Armadas», Capitulo 6 «Inversiones Reales», Artículo 65 «Inversiones militares en infraestructura y otros bienes», Concepto 651 «Adquisición de Vehículos Militares», por importe de 20.000.000 de euros.

De este crédito podemos decir alguna cosa más, y nada buena:

  • Muestra un cinismo desesperante. Porque si hay que suplementar nada menos que en 20 millones de euros la partida del concepto 651 del programa 122 “adquisición de vehículos militares” de los presupuestos generales del estado aprobados hace menos de un año, y hay que hacerlo por el rápido deterioro de los que tenemos por su uso intensivo, no resulta creíble que este aparezca como un gasto imprevisto, sino que se debía conocer con antelación suficiente dicho deterioro. ¿Por qué no se incluyó el gasto en los presupuestos ordinarios entonces? Sencillamente, porque se usa este truco de presuùestar menos (para decir que se invierte poco en lo militar) pero suplementar luego de más (para gastar más de lo que nos publicitan).
  • Muestra una falta de transparencia sonrojante. Porque el Ministerio “cuela” este gasto en una norma (un Real Decreto que ni siquiera tiene control parlamentario previo) que nada tiene que ver con la materia, con la exclusiva finalidad de esconderla a la opinión pública. SI tan urgente, inopinado y justificado fuera el gasto “necesario” ¿no habría sido lo suyo decirlo a las claras, en una norma específica, someterlo a control y debate?
  • No se justifica la necesidad de esos vehículos para la supuesta labor de defendernos que se supone que “legitima” a los ejércitos. Porque son vehículos necesarios para una labor que no es defensiva. Se nos dice que es para las operaciones de injerencia militar en las que España anda embarcada, operaciones que son ajenas a la defensa de la sociedad o del territorio y que tienen que ver única y exclusivamente con planteamientos de dominación geopolítica en las que, sin aquiescencia de la sociedad, nos han embarcado los políticos y militares.
  • Generan nueva deuda militar. Dado que se trata de créditos extrapresupuestarios que se financian con la emisión de deuda pública al no poder meterse en el llamado “fondo de contingencia” (que por cierto también usa el Ministerio de Defensa todos los años con profusión para rebasar con la voracidad que le caracteriza sus compromisos de gasto). Los caprichos de defensa nos endeudan cada día más, arrastrando ya una deuda multimillonaria que responde a los intereses conjuntos del llamado complejo militar-industrial y sus bases cómplices en las puertas giratorias políticas.
  • Da la impresión de que se pretende saldar todos los compromisos y prebendas posibles con el complejo militar industrial “antes” de que haya elecciones y pueda cambiar algo.  Hace unos días informábamos de que según la liquidación provisional relativa a los dos primeros trimestres de 2015 efectuada por la IGAE, Defensa ya llevaba gastados casi 2.000 millones de euros más de los presupuestados en los PGE. Al poco tuvimos conocimiento por el BOE de que los 850 millones de euros comprometidos por el Gobierno para pagos de PEAS en 2015 y que no habían computado aún en esa liquidación, fueron aprobados por Ley 32/2015 de 10 de septiembre. Ahora van estos otros 20 millones más. Asistimos a un saco sin fondo que nutre al militarismo patrio.
  • El gasto militar, cada vez más desmesurado e injustificado. Nada justifica estos ardides. Se busca aumentar desmesuradamente el gasto militar, que ya supera en cifra real anual el 2% del PIB y sigue creciendo.

Razones de más para acabar con esta pesadilla.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed