Archive for actos

España al mando de la misión militar europea en el Mediterráneo

Revista a la tropa

Fuente: Libertad Digital.

Pues aquí lo tienen. La ministra de la guerra presidiendo un acto en Tarento en el que se escenifica que el ejército español asume, de la mano del ejército italiano, el mando militar de la misión de Europa en el Mediterráneo.

Porque Europa ha militarizado el enfoque de la inmigración hacia su interior (producto en parte de sus malas políticas en África y Oriente Medio) y ha encontrado la brillante idea de sustituir la perspectiva social y de derechos humanos de la movilidad humana (la perspectiva que mantienen el PNUD y las declaraciones internacionales de derechos humanos, incluyendo la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Inmigrantes y sus Familiares aprobada por la ONU y que Europa se niega a reconocer y la codificación del derecho de asilo y refugio, que Europa se empeña en despreciar)  por la más chusca y cuartelaria del control (militar) de las fronteras que establecen el límite ricos/pobres.

Héte aquí que, para esta Europa tan cafre y heredera de sus peores demonios, el problema de movilidad se ha convertido entonces en un problema de fronteras y el problema de fronteras, en una especie de salto de birlibirloque que ofende al sentido común, en una especie de guerra sin cuartel contra los más vulnerables que requiere un ejército, una armada, un lógica de combate, para abordarlo.

Pero Europa necesita adornar de palabrería sus malas artes y, en un ejemplo más de la agnatología militar, nos dice que todo este aparataje militar es un despliegue humanitario de tipo buenista, como si, pongamos por caso, el lobo se comiera las ovejas por pura compasión con ellas, o en el campo de tiro de Bardenas (un ejemplo tal vez más apropiado) se lanzasen bombas con uranio empobrecido para preservar la naturaleza y el liviano vuelo del alimoche.

De modo que Europa mantiene una guerra contra la inmigración, que es como si dijéramos una guerra contra la perspectiva de los derechos humanos, por pura compasión y amor al prójimo. Y España es el capitán del operativo, y trabajarán a fondo en tal misión, como ha dicho el contralmirante español al mando del tinglado, “duro, con entusiasmo y dedicación”, nada menos.

Nos informa, por su parte, Europa Press que el abrumador despliegue militar europeo en esta guerra no es moco de pavo: forman parte más de 2.380 personas y 25 países.

¿Y lo contentos que se ponen estos tipos con sus ceremonias escenificando la falta de pudor y el desencadenamiento de este tipo de guerras blandas y sutiles?

Como saben que nadie va a levantar el dedo, que la sociedad pasa de lo que no ve…

¿Cuánto nos cuesta desencadenar esta guerra desigual y contra quienes no son nuestros enemigos, sino nuestras víctimas? No lo sabemos. No lo podemos saber porque no se detalla en ningún sitio y nadie tiene interés en preguntarlo.

Merece la pena contrastar esta política nefasta de Europa con la falta de políticas virtuosas hacia la paz, a las que no destina ni personal, ni recursos, que se sepa.

La guerra renta mucho más que la paz y, sobre todo, tiene nombre, apellidos y direcciones entre los accionistas de las principales y más prestigiosas corporaciones e instituciones.

Se nos ocurre relacionar esta monstruosa realidad con la reflexión del geógrafo americano Reece Jones en su libro “Violent borders“, del que nos habla en una jugosa entrevista.

Jones dibuja un siniestro panorama en el que las políticas diseñadas para limitar la migración fracasan en ese propósito, y en cambio desvían los flujos migratorios hacia rutas más violentas, llenando las fronteras marítimas y terrestres de cadáveres.

De modo que las fronteras tienen, dice el analista, una finalidad muy funcional para el mantenimiento de las lógicas de dominación y violencia impuestas por el capitalismo

En el libro, trazo una conexión entre el sistema actual y la esclavitud, la servidumbre, el feudalismo y las leyes de pobres, vagos y maleantes. Todos eran mecanismos para limitar la capacidad de los pobres de desplazarse para buscar salarios más altos y para obligarles a seguir viviendo en una zona concreta, y así acceder a su mano de obra y explotarla para lucrarse. Hoy en día vemos un proceso similar a mayor escala. Lo que antes sucedía dentro de cada país ahora sucede entre países, de modo que los pobres hoy están ‘contenidos’ por fronteras, pasaportes o el concepto de ciudadanía, produciendo una relación muy parecida a la de antaño.

Hemos avanzado poco, pero sobre todo puede que hacia atrás, como los cangrejos, porque ahora además desencadenamos políticas conscientes de guerra para proteger estas fronteras y perpetuar la violencia estructural que imponen.

El autor opina de Europa, que con su insufrible verborrea de mentiras dice haber eliminado las fronteras cuando no ha hecho sino acorazarlas

la narrativa de que la UE ha eliminado las fronteras es falsa. Más bien las movió de sitio. Aunque es cierto que la UE eliminó las divisiones entre sus países miembros, nunca deshizo las fronteras externas. Todo lo contrario. En los últimos veinte años, mientras aumentaba el número de migrantes, la UE ha dedicado gran empeño a restringir el movimiento, en especial en el Mediterráneo. España, por ejemplo, permitió el libre movimiento desde el Norte de África hasta que se unió al Tratado Schengen, en los noventa. Francia permitía sin restricciones reales la inmigración de África durante los ochenta. Tanto en la frontera Sur de EE.UU. como en las de la UE, se observa una tendencia clara: mientras se levantan muros, se endurecen los controles migratorios, se destinan más agentes a patrullar los espacios fronterizos, no se consigue el objetivo de frenar la inmigración, pero sí que se disparen las muertes. En 2017, mueren dos personas de cada cien que intenta cruzar el Mediterráneo. Esa cifra era de 0,3 en 2015. Hay muchísimos más barcos patrullando, y se han construido muros, por ejemplo en los Balcanes, cerrando una ruta de acceso relativamente fácil a la UE. Todo este endurecimiento empuja a la gente hacia rutas realmente peligrosas y hace que muera mucha más gente en los viajes.

Total, que todo encaja. Las fronteras, instrumento de guerra. El ejército, para defender la violencia estructural que desencadenan:  el silencio de la gente, cómplice, mediocre, ciego, como en todo fascismo.

Y la tropa de trapo de Cospedal dirigiendo el cotarro en el Mediterráneo y sacando pecho de este papelón.

Share

jornadas antimilitaristas en Guadalajara

Mañana viernes, dentro de las jornadas antimilitaristas que se celebran en Guadalajara en respuesta al desfile militar que el sábado tendrá lugar en dicha capital, participaremos en una charla, con el título “Propuestas antimilitaristas de lucha social y alternativas a la defensa militar”

La charla será en la C/ Marqués de Santillana 18, de Guadalajara, en el local de El Rincón Lento.

Hora: 18.00

Convoca: Sindicato de Oficios Varios – CNT Guadalajara

Invitamos a quienes tengáis la oportunidad de acudir, a participar en esta charla.

 

Share

La delegación de Gobierno de Madrid reprime a Desarma Madrid

Madrid se está convirtiendo en una especie de porquizal de la majadería, la arrogancia de los políticos y la infamia, y como punta de lanza de esta vanguardia del autoritarismo ultramontano, la represión de toda lucha social pacífica por medio de leyes sacadas de la noche de los tiempos por el PP y sus cómplices .

Y como no puede ser de otro modo, nos tenía que tocar la china.

O le tenía que tocar la china a un compañero cualquiera. En este caso escogieron a uno de Yayoflautas, de los muchos manifestantes que el pasado 14 de marzo nos manifestamos bajo la convocatoria de Desarma Madrid en la Puerta del Sol para protestar por la celebración en IFEMA de una feria de armas, HOMSEC, algo insólito en una ciudad digna y pacífica, si es que la hubiera.

A la manifestación acudieron diputados, concejales y otras hierbas solemnes, pero por lo que se ve, la Delegación de Gobierno decidió emprenderla contra los viandantes del común, que a lo mejor son más asustadizos.

De modo que nos han iniciado, en los lomos de un compañero al que quieren hacer promotor de todo, expediente sancionador, cuya rocambolesca y burocrática narratio facti dice así:

El día 12 de marzo de 2017, sobre las 19 horas, un grupo formado por unas cien personas se concentró en la Plaza de Sol de Madrid para expresar su protesta por la feria de armas que tenía lugar en IFEMA, entre los manifestantes destacaba usted al frente de la marcha protestando con una pancarta y haciendo uso del micrófono para emitir frases que luego eran coreadas por el resto de los manifestantes. En todo momento se le identifica como el dirigente, pues también indica a los demás cuando deben cantar o depositar en el suelo las pancartas. Asimismo usted se presentó como interlocutor con la policía y procedió a utilizar la megafonía para dar por finalizada la concentración, haciendo caso los demás manifestantes a su petición.

Dado que dicha manifestación no se había sido debidamente comunicada a la Delegación del Gobierno de Madrid, los responsables del dispositivo policial comisionados al lugar, titulares del carné número tal y cual (no los ponemos por razones obvias) procedieron a la identificación de las personas que pudieran ser responsables del acto, constatando que era usted el promotor de la convocatoria.

Mucho nos lamentamos de que tal regalo literario no lo haya echo un Umbral, más florido en su narrativa, o un Saramago, que nos hubiera divertido con más oficio, o incluso un Pemán o un de Prada, puestos a buscar un facha que al menos escriba con holgura, pero es lo que hay, un chupatintas de mala estopa y peor lírica al servicio de las intenciones de una delegada de gobierno desangelada, lo cual no habla nada bien de la reforma moral que la derecha nos pretende aplicar disciplinadamente y a golpe de corneta.

No vamos a entrar en razones leguleyas, que ya se encargarán los  compañeros de Legal Sol de recurrir la desfachatez esta y de invocar derechos humanos y positivos, razones de forma y fondo, fueros y desafueros y otras lindezas por el estilo, que parece que es el lenguaje que entiende bien esta fase decadente del rajoinato.

Pero, hombre, que uno sea promotor de un acto por el hecho de emitir frases “que luego eran coreadas por el resto” o porque indica a los demás “cuando deben cantar” o dejar de hacerlo, es mezclar el culo con las témporas. Vale que nos sirve para reírnos un rato de la aplastante “hinteligencia” burocrática, pero … una cosa es iniciar un canto y otra promover una protesta.

¿No ven que tan inconsistente razonamiento se desdice con el ejemplo (poco ejemplar) de los promotores de cosas en general y contra la propia lógica que aplican día a día los dirigentes todos, desde el plasmático presidente de gobierno en adelante, e incluso alcanzando a la Delegada de Gobierno de Madrid; ejemplo que consiste más bien en ponerse a la retaguardia (a veces incluso ocultándose de los hechos por si les pillan) y tirar la piedra y esconder la mano?.

¡Pero hombre, buenas gentes del cuerpo policial, compañeros de fatigas (cierto que en el otro lado de la lucha) en esto de protestar por la desfachatez de vuestros amos, trabajadores en funciones y ciegamente mandados por doña Concepción Dancausa (firmante del paquete a nuestro compañero) para menesteres tan poco agradables como este de amedrentar los derechos de protesta de los ciudadanos con denuncias y brabuconadas ante tropelías tales como la venta de armas de los sanguinarios señores de la guerra,..!. Vale que hacéis lo que os manda quien no sabe mandar, sino ser mandona, pero… pero eso de determinar un jefe, un promotor, un caudillo en una protesta de antimilitaristas, caracterizada por un asamblearismo incompatible con la idea de democracia que cabe en esas cabezas pétreas del PP, …¿no es pasarse?, ¿no viene en vuestro manual de diligencias anti-ciudadanas que los asamblearios no tienen jefes ni promotores?, ¿que responden todos por igual?, ¿que todos o ninguno?

Habría sido mejor “empurar” a todo el grupo, a cien euros por cabeza, en vez de a uno solo por director de cánticos y llevar una pancarta cuando pancarta llevábamos todos y la iniciativa del canturreo era más bien anárquica o si se quiere autogestionada por cada cual según le venía en gana.

¿No veis que la señora delegada de gobierno, hoy tristemente implicada en una causa por corrupción que al parecer no merece aplicación de ley de seguridad alguna, busca un chivo expiatorio no para sancionar conductas incívicas, sino para asustar a algún que otro desipstadillo por si cuela?

¿No veis que hacéis el juego a la pretensión de usar las leyes contra la ciudadanía y que eso no tiene nada que ver con proteger el orden público o la seguridad humana, sino con vapulearla?

¿No os han dicho en algún cursillo al efecto que a estos insumisos la obediencia de las leyes injustas y el miedo al castigo no les amedrenta y más bien las usan como arma noviolenta para deslegitimar la injusticia y combatirla?

En fin, que no lo ven, porque quien se empecina en obedecer a ciegas no necesita los ojos para gran cosa.

Pretende la Delegación de Gobierno de Madrid imponer una multa de cien euros, que es como matar moscas a cañonazos, porque no se les comunicó a las altas instancias gubernamentales una manifestación que, sin embargo, no está prohibida por la ley, dado que el derecho de manifestación se considera fundamental en nuestro orden de leyes.

Y el caso es que lo que va a conseguir, al margen de dejar clara la perversión de la norma sancionadora y de la actuación de la Delegada de Gobierno, es permitirnos difundir aún más la denuncia del militarismo y sus complicidades institucionales.

La Delegada de Gobierno actúa no con imparcialidad, como si dijéramos con una cierta equidistancia ante los echos, sino apostando por los señores de la guerra y su negocio. Y eso huele fatal para un olfato fino y sensible.

Y, paradoja, su denuncia a los que actúan con decencia, en este caso el compañero amenazado y los antimilitaristas concentrados, viene a convertirse en la denuncia de las fobias de la furibunda derecha y la injusticia de la sanción que se pretende imponer.

Osea, un despropósito a sumar a la cadena de despropósitos por los que una élite extractiva nos quiere hacer descender hasta el fondo de la olorosa mierda en la que navega el final decadentoso y lento del régimen.

Ladran, luego cabalgamos.

Share

¡Fuera de Madrid, señores de la guerra!: 14 de Marzo, 19 horas, Sol

Imagen de Desarma Madrid

 

Share

Yayoflautas dice no a los señores de la guerra en Sol

Os invitamos a un nuevo acto para protestar contra la feria de armas de HOMSEC que se celebrará en marzo.

Lo convocan YAYOFLAUTAS MADRID y colabora DESARMA MADRID.

Os esperamos:

 

Share

Charla sobre HOMSEC en el Ateneo de Madrid el sábado 25 de febrero

Por Maria Victoria Caro Bernal

El próximo sábado, 25 de febrero, a las 21,00 horas, la Plataforma Desarma Madrid dará una charla en la tradicional “Tertulia de las tres Tertulias” del Ateneo de Madrid, sobre HOMSEC y los señores de la guerra.

El Ateneo de Madrid está en la calle Prado 21 y el evento tendrá lugar en la Sala de la Cacharrería, presentada por María Victoria Caro.

 

Share

Charla de presentación de la campaña contra Homsec 2017 de Desarma Madrid

Os invitamos a asistir a la charla que se celebrará el 16 de febrero de 2017 en el local de la CAUM para presentar la campaña contra la feria de armas madrileña de HOMSEC 2017.

Está organizada por Desarma Madrid.

Share

Dossier informativo contra la Feria de Armas HOMSEC

La coordinadora Desarma Madrid ha realizado un dossier informativo contra la Feria de Armas HOMSEC que se “celebrará” entre el 14 y el 16 de marzo en el IFEMA de Madrid.

En el dossier se habla de:

 1.- La historia de las anteriores ferias, esta es la 6ª.

2.-  La justificación que se hace de HOMSES por sus promotores.

3.-  Los promotores de HOMSEC, militares de alta graduación retirados que ahora hacen negocio con el comercio de armas.  Algunos de ellos son ex golpistas del 23-F

4.-  Una breve contextualización del comercio de armas.

5.-  El rechazo social a HOMSEC.

6.-  Los promotores y los 90 grupos firmantes del dossier.

Lo puedes visitar en:  https://www.scribd.com/document/337851038/Dossier-Homsec-Desarma-Madrid

Dossier Homsec Desarma Madrid by Colectivo Utopía Contagiosa on Scribd

Share

Movilización en Sant Climent contra el campo de tiro

ICIP

Fuente: TV3

Da noticia la televisión catalana de la concentración de vecinos contra el campo de tiro de Sant Climent Sescebes (Gerona) provincia de  y las permanentes molestias de los militares a la pacífica población civil.

El 12 de octubre más de quinientas personas han acudido a la protesta convocada contra estas maniobras. Un nuevo ejemplo de la movilización de la gente contra las molestias constantes de la preparación de la guerra.

Nos parece importante poner en valor, precisamente porque la coincidencia de intereses entre los señores de la guerra y los dueños de los medios de comunicación resulta palmaria, estas cotidianas y frecuentes acciones de la gente común en protesta contra la preparación de la guerra.

Share

Celebremos el militarismo

Imagen de El Coleccionista de Instantes

Imagen de El Coleccionista de Instantes

Resulta asombrosa y turbadora la persistencia de esa anacrónica celebración anual del 12 de octubre, que mezcla la exaltación de los ejércitos y nostalgia con la idea de la “nación española” y más allá de ésta, de la hispanidad, denominación que edulcora la que antaño tenía la fiesta, “de la raza”.

En dichos fastos pone todas sus complacencias el Ministerio de Defensa, principal protagonista del evento, como punta de lanza que es de su política de adoctrinamiento en eso que llaman “cultura de la defensa” y que se concibe como una exaltación de las virtudes militares y de la parafernalia militarista encaminada a adormecernos, aún más, en la aceptación del ejército como una institución legítima y normalizada, columna vertebral del Estado (dicen los estereotipados discursos al uso) y mascarón de proa de la política exterior “cola de león” de nuestra élite dominante.

La exhibición de 2016 le va a costar al erario público, según declaraciones del Ministerio de Defensa, la friolera de 800.000 euros, la mitad más o menos para el gran desfile militar de Madrid.

La cifra, al parecer, incluye sólo el gasto que el Ministerio de Defensa destina a tales fastos, pero no es todo el dinero público que provocará este evento, pues a ello hay que sumar, al menos, el que supondrá el corte de calles y refuerzos de policías nacional y locales (1.500 policías reforzarán el desfile, cesión de espacios y otros pequeños gastos que ni están cuantificados ni desglosados pero que, sin embargo, se producen.  Habrá que sumar, al menos, lo que cuesten los 18 actos en Andalucía, 12 en Murcia, 11 en Castilla León, 11 en Galicia, 7 en Madrid,  5 en Aragón, 4 en Canarias, 4 en Castilla La Mancha, 3 en Cataluña, 3 en Baleares, y 1 en Ceuta, Extremadura, Melilla, Valencia y Asturias  y actividades sensibleras como grabar en video 22 flexiones “por España” y mandarlas al hashtag “#22porEspaña”.

¿Qué ha pasado en años anteriores?

2015, 800.000 euros, pero sin incluir la exhibición de vuelo de la que no se dio información.

2014:   823.000 euros

2013: 823.000 euros

2012: 1 millón de euros

2011: 2,8 millones de euros

Sumadas estas cifras de los últimos 6 años, se han despilfarrado nada menos que 7,05 millones de euros, un dinero que, sin duda, podría haber paliado muchas de las graves y cotidianas amenazas que la seguridad de los españoles padecen a diario.

Por tanto, celebremos el militarismo:

  • Celebremos que no nos dejan opinar sobre la política de defensa y la Directiva de Defensa Nacional sigue siendo aprobada sin contar con el Parlamento.
  • Celebremos que nos dicen que van a gastar en Defensa un presupuesto de  5.787’89 millones € y realmente nos engañan con un gasto militar superior a los 30.928 millones de €.
  • Celebremos que nos engañan ocultando el 81’29 % del gasto militar existente.
  • Celebremos que ocultan gasto militar en 12 de los 13 ministerios existentes.
  • Celebremos la deuda militar de más de 16.127 millones de € que acumularemos sólo en 2016.
  • Celebremos que somos considerados el enemigo por muchos países dado que actualmente tenemos 17 misiones militares en el exterior y hemos llegado a las 79 desde tiempos de González.
  • Celebremos un gasto militar diario de 84’5 millones de €.
  • Celebremos ser el 6º exportador mundial de armas.

Y, ya de paso, celebremos el paro, la precariedad, los desahucios, los despidos de profesores, médicos y enfermeros, la contaminación, el envenenamiento de las aguas, la corrupción política, …

Y hartos de celebrar, quizá algún día comprenderemos el error de asimilar patrias con ejércitos, política exterior con violencia, recuperación económica con venta de armas.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed