Search results for cara oculta

La cara visible (y terrible) de la política exterior española

Resultado de imagen de misiones españolas en el exterior

RTVE

Fuente: Larioja.com

Miren ustedes por donde, a veces para conseguir leer las verdades del barquero hace falta prescindir de los tan estereotipados medios escritos más reconocidos (que no se van a permitir con sus libros de estilo desvelar la miseria definitiva de nuestro sistema militarista) y buscar entre lineas en la inocencia de otros que simplemente hablan de sus cosas.

Y así, en el diario Larioja.com encontramos un titular, sin filtrar, suministrado tal vez por la agencia Efe, en el que pone en boca de Cospedal, la mediática ministra de defensa, la siguiente frase referida a la tropa española que actúa (militarmente) en Irak:

«Sois la cara visible de la política exterior»

 

Con lo que la ministra, casi sin quererlo (tal vez sin quererlo, sin el casi, en una de sus características meteduras de pata) certifica la identificación de la política exterior española con la agresión militar y con el envío de tropas al exterior, todo un despropósito, un pedo teológico,como quien dice, una asimilación burda y tétrica.

La cara visible de la política exterior, la cara por la que nos identifican y con la que nos visibilizamos consiste en un ejército en misiones de guerra en el exterior, como es el caso de estos que están en Irak enseñando a hacer la guerra que nos conviene a nosotros pero en la que no queremos asumir pérdidas, a los autóctonos para que la hagan en  nuestro nombre.

Por cierto que ahora, con la aquiescencia y visibilización sin disimulo de nuestro partido militarista transversal, compuesto por el PP-PSOE-C´S, el parlamento ha aplaudido esta idea del Gobierno autorizando el envío de más militares a Irak, para que se visibilice bien nuestra política exterior de mamporreros.

La cara visible, repetimos, que consiste en que somos reconocidos no por obras venturosas, sino por esta loca carrera por ser la avanzadilla militar de Occidente, como si nuestros tristes y mediocres políticos aspirasen a ser cola del león a base de proporcionar sus argumentos últimos, la ratio injusta de la imposición violenta.

Es triste esta asimilación y esta renuncia de la política exterior. No aspirar a mejorar el mundo, sino a meterlo en cintura a base de palos y realismo político a la vieja usanza.

Imaginamos que la ministra, con este giro conceptual de la política exterior entendida como un argumento militar más, estará de acuerdo con nosotros si, a partir de ahora, añadimos que además de las partidas específicas de gasto militar que hasta ahora se ocultan en los presupuestes del ministerio de Asuntos Exteriores, consideramos que la acción exterior en pleno que desarrolla España, debería consignarse en cierto modo como parte del monumental y tupido gasto militar español. Al fin y al cabo, la propia Cospedal habla de la subordinación de la política exterior al militarismo dominante y se queda tan fresca.

Para nosotros, los militares en escenarios de guerra no constituyen, en absoluto, la cara visible de la política exterior, sino, más bien, su cara más terrible y deplorable.

Share

El Secretario de Estado de Defensa desvela más partidas ocultas del Gasto Militar

1956+Ford+F100+Panel+Van

Por Adam Lerner

Fuente: Canal de TV del Congreso de los Diputados

La comparecencia del Secretario de Estado de Defensa en la Comisión de Defensa para explicar los presupuestos generales del estado en materia de defensa deparó alguna que otra sorpresa, y no solo para comprobar in situ que el Secretario de la cosa tiene una cara de hormigón armado:

Primero, por primera vez hubo una especie de queja y reconocimiento general entre los diputados de diverso signo de que el gasto militar presentado por el Ministerio es increíble. Nadie a estas alturas se cree los presupuestos presentados, año tras año, con cifras escandalosamente inferiores a las del gasto ejecutado por el propio Ministerio de Defensa al final de cada año, o, lo que es peor, de las que se ocultan en otras partidas y ministerios o mediante créditos extrapresupestarios a interés cero.

Segundo, sirvió para desvelar que el Ministerio contempla un crédito extrapresupestario de 950 millones de euros para pagar a las industrias militares por los programas de armamento (PEAS) encargados hasta la fecha y que nos han generado una deuda inmoral e impagable de 30.000 millones de euros.

Tercero: sirvió también para desvelar que el Ministerio de Defensa piensa realizar otros créditos, con cargo al fondo de contingencia, para operaciones militares en el exterior, por importe de 722 millones de euros.

Y cuarto, más grave aún, porque sirvió para que el Secretario de Estado anunciara un segundo ciclo armamentista, con inversiones desmesuradas que pretenden hacer (y que nos generarán una segunda deuda militar cuando aún no han sido capaces de pagar la primera) para comprar fragatas F100, drones, aviones de reabastecimiento en vuelo, y vehículos 8×8; todo ello material de Proyección (léase invasión) que poco servicio pueden hacer a una estrategia puramente defensiva que se supone que es la que asume el ejército español.

1) Todos saben que defensa miente.

En esta ocasión a las críticas ya más consolidadas en el tiempo de UPyD y de Izquierda Plural, que denuncian la falta de transparencia del gasto de defensa y la ocultación de una gran parte de este, se han unido las del PSOE, que hasta ahora ha hecho exactamente lo mismo cuando le ha tocado gobernar en el turno rotatorio que tiene montado el sistema.

El cambio del PSOE es llamativo, aunque a decir verdad poco creíble, aún, si tenemos en cuenta su actuación hasta ahora. ¿Será que piensan variar esta posición monolítica ?, ¿estarán dispuestos a expulsar a las puertas giratorias que hasta ahora han impedido una política diferente en materia de defensa?, ¿tendrá que ver algo con el tema que el propio secretario general del PSOE haya empezado a decir que hay que reducir el gasto militar y subir el social?, ¿será puro cálculo electoralista?

2) El gasto militar de 2015 se incrementa en otros 950 millones de euros ocultos que se dotarán mediante créditos extraordinarios a interés cero

Lo afirmó el Secretario de Estado cuando señaló que responde a compromisos adquiridos para el pago de los programas de armamento en vigor y que, a pesar de la crítica de toda la oposición respecto a esta fórmula de créditos extraordinarios y extrapresupestarios que disfrazan el verdadero gasto militar, en 2015 se volverá a realizar el pago de estos 950 millones de euros mediante un nuevo crédito extraordinario, fuera del presupuesto.

3) Otros 722 millones de euros ocultos para operaciones militares en el exterior

Lo refleja el periódico digital El Diario cuando analiza la intervención de Defensa en la Comisión de defensa

Para 2015 se espera que ocurra lo mismo, según confirmó en su comparecencia el secretario de Estado de Defensa, aunque con una cantidad algo más reducida debido a la retirada de nuestro contingente en Afganistán.

4) El inicio de un nuevo ciclo de rearme y de una segunda deuda militar inmoral

cuando aún no han sido capaces de pagar la inasumible deuda militar de 30.000 millones de euros en armamento que generaron entre los gobiernos del PP y el PSOE, y ni tan siquiera es seguro que se haya llegado a una reestructuración definitiva de la misma, ya están pensando en un segundo ciclo de compra de armas que implicará una segunda burbuja militar.

Según Infodefensa, el nuevo ciclo armamentista que se inicia en 2015 tiene como razón de ser

Ha añadido que este nuevo ciclo inversor ha sido diseñado para cumplir dos objetivos fundamentales: dotar a las Fuerzas Armadas de las capacidades necesarias para hacer frente a las amenazas de nuestro siglo, y capacitar a la industria del sector para mantener el nivel tecnológico alcanzado y reforzar su posicionamiento internacional.

Y ello, según el periódico cinco días, porque

El ministerio de Defensa contempla el ejercicio 2015 como el primero de un nuevo “ciclo inversor” en esta industria, fruto de un “cambio de tendencia económica” y de la incapacidad en los últimos años para “modernizar las capacidades de Defensa”,

Conclusión

En definitiva, Defensa reconoció otros 1.672 millones de euros ocultos que piensan destinar al gasto militar y que no están contemplados en el presupuesto.

La oposición protestó por este gato y por estos modales, pero parece que el secretario de estado se pasó la protesta por el arco del triunfo. Van sobraos.

Share

Nueva estrategia para ocultar el Gasto Militar de los Presupuestos del Estado: las partidas plurianuales

SE+VAIS+A+COMER+UNA+MIERDA+LOS+DE+INTERNET

Fuente:  Infodefensa.

Tradicionalmente, el Ministerio de Defensa escoge los meses próximos a las vacaciones de verano y navidad para «apalabrar» partidas de gasto convenientemente no publicitadas y para ensanchar el gasto militar sin que nadie se de cuenta.

En el último consejo de ministros previo al «puente» de Diciembre, Morenés ha obtenido diversos compromisos de gasto destinados a comprar armamento innecesario y que, como es de suponer, no entran en las cifras consignadas en los presupuestos generales del estado:

  • 95 millones de euros para la adquisición de nuevos helicópteros EC-135 y sistemas relacionados con el mantenimiento de los modelos NH-90 y HA-28 «Tigre» HAD-E
  • Otros 33’7 millones de euros para para el suministro de un sistema automático de mantenimiento estándar (banco SAME) y de conjuntos de programas de pruebas (TPS) para el diagnóstico de averías y reparación de distintos equipos de los helicópteros NH-90. Esta cantidad se diferirá en siete pagos: uno en 2014, otro en 2015 y así sucesivamente hasta 2020 (con lo que ya tenemos comprometido presupuesto militar de nuevo hasta 2020).
  • Además ha conseguido una «reestructuración» de pagos del helicóptero HA-28 Tigre, cuya dotación para 2013 es de 95,5 millones de euros y que ahora, además, costará otros 11,85 millones, de los que pagarán en 2014, 1,725 millones; en 2015, 1,725 millones; en 2016, 1,7 millones; en 2017, 1,7 millones; en 2018, 2,5 millones y en 2019, 2,5 millones.Eso no es todo, porque este último programa ya tenía otros compromisos de pago adquiridos antes y a liquidar en 2014 y 2015, por importes de   20.084.736,52 euros y 3.708.765,21 euros, respectivamente (importes que, por cierto, tampoco computan en los presupuestos generales del estado por su «carácter de gastos plurianuales) y que hacen que la broma final durante 2014 y 2015 sea respectivamente de 21.809.736,52 euros en 2014 y de 5.433.765,21 euros en 2015.

La suma de todos estos suplementos de gasto supondrá en realidad otros 152,48 millones de euros a diferir en diversas anualidades y que no aparecen contabilizados en los presupuestos generales ni aparecen imputados como gasto militar.

En lo que concierne concretamente al Gasto Militar de 2014, habría que sumarle 26 millones más de los helicópteros NH-90, 4’8 millones para el SAMET y 1’725 millones de € para los HA-28 Tigre, es decir, un total de 32’525 millones de €.  Es decir, los 27.345’98 millones de € se convertirían en 27.378’5 millones de €

El truquito de los compromisos plurianuales permite a Defensa:

  1. Ocultar gasto militar
  2. Evitar su contabilización y no incluir estos gastos en los presupuestos generales
  3. Comprometer políticas de adquisición de armas a largo plazo y por encima de una o dos legislaturas.
  4. Condicionar la política de defensa a la adquisición de armamentos
  5. Conseguir recursos donde los demás tienen recortes

Además de ello, parece una verdadera burla que Morenés haga esta jugada justo después de aprobarse los presupuestos generales en el Congreso. ¿No da a entender que se pasa a sus señorías (a pesar del nefasto papel que estos cumplen al servicio de los intereses de unos pocos) por donde le parece?

Podemos preguntarnos cómo es que no hay dinero para las prestaciones de la ley de dependencia, o para políticas activas de empleo, pongamos por caso, pero sí se pueden comprometer más de 152 millones de euros para comprar armamento innecesario, pero la respuesta es tan obvia que resulta ingenuo.

Share

El tribunal de cuentas desenmascara la insostenibilidad de Navantia

No+hay+descanso

Fuente: Tribunal de Cuentas.

En el recientemente publicado «Informe de la fiscalización de las actividades realizadas por la empresa estatal NAVANTIA 2007-2010 y su situación financiera a 31 de diciembre de 2010»  (informe 990) se describe la desastrosa situación de la empresa de fabricación de barcos de guerra y la ruina a la que nos lleva a todos.

Entre las nefastas consecuencias de la promoción de esta industria militar, el Tribunal de Cuentas nos dice

A 31 de diciembre de 2010, NAVANTIA presentaba un activo de 4.905.125 miles de euros y un patrimonio neto de 254.357 miles. Las cuentas de la Sociedad recogían, para los ejercicios de 2008, 2009 y 2010, unas pérdidas de 55.872, 82.659 y 46.045 miles, respectivamente.

Y más adelante

En el momento de la redacción de este Informe se habían rendido al Tribunal las cuentas anuales de NAVANTIA correspondientes al año 2011, que presentan unas pérdidas del ejercicio de 43.257 miles de euros y un patrimonio neto de 222.427 miles. Las citadas cuentas no han sido objeto de la presente fiscalización

Toda una fotografía de la ruina a la que nuestros políticos nos han llevado al fomentar una actividad tan inmoral y antieconómica como es la construcción de armas.

Desde nuestro punto de vista, era la crónica de una muerte anunciada. Regiones enteras en las que los intereses cortoplacistas de nuestras «élites», de la casta política que ahora se dedica a pedir más trabajo para Navantia y de los intereses creados, abocan a toda la población a la falta de salida, al apostarse todo a la industria militar y al no haber intentado una reconversión de la actividad armamentística hacia un desarrollo sostenible, alternativo y ético.

Sorprende ahora que todos estos cafres que engañaron a la población haciéndoles creer que Navantia era el futuro, sean ahora los mismos que, sin asumir ninguna responsabilidad, reclamen más carga de trabajo para Navantia, como si Navantia fuera la solución y no el problema.

Pero el informe nos deja ver otros aspectos hasta ahora ignorados u ocultados:

a) Navantia y sus pérdidas les viene muy bien a los políticos y a los gestores de las industrias estatales para disfrazar las ganancias del sector público empresarial y pagar menos impuestos.

Dice el informe

NAVANTIA forma parte a efectos de la tributación por el impuesto sobre sociedades del grupo consolidado fiscal nº 9/86 del que es empresa dominante la SEPI, titular del 100% de las acciones de NAVANTIA. Como consecuencia de ello la sociedad ha aportado al grupo fiscal sus bases imponibles negativas correspondientes a los años 2008, 2009 y 201012 Tribunal de Cuentas habiendo obtenido como compensaciones de la cesión 16.904, 37.748 y 14.406 miles de euros, respectivamente.

Es decir, las pérdidas de Navantia le han venido bien al SEPI para sanear sus cuentas de cara al impuesto de sociedades y tener que tributar mucho menos, una nueva muestra de la insolidaridad del militarismo.

b) La pérdida de Navantia fundamentalmente se debe al excesivo endeudamiento en armas del Estado Español que, sin tenerlo presupuestado en los PGE, contrata programas de armas con fondos de otros ministerios.

Ello implica que las pérdidas de Navantia las acabamos pagando nosotros de nuestros impuestos, a pesar de que los encargos que le hace el Estado no son ni transparentes ni se encuentran en los presupuestos del Estado.

Dice el informe

Las ventas al Ministerio de Defensa/Armada contabilizadas por NAVANTIA en el período fiscalizado fueron las siguientes:
(en miles de euros)

Año                                 importe                                  % sobre las ventas totales

2007                               629,361                                              50,2 %

2008                               704.531                                              48,2 %

2009                               701.508                                              44,3 %

2010                               802.829                                              50,6 %

Debido a que la Armada no ha contratado ningún gran proyecto de construcción de buques en el período 2007-2010 la mayor parte de estas ventas tuvieron su origen en los grandes proyectos de construcción de buques para la Armada, aprobados e iniciados en ejercicios anteriores a los del período fiscalizado, que se describen a continuación:

– Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC), entregado en 2010, para el que las ventas acumuladas desde el comienzo de su construcción (año 2005) ascendieron a 253.964 miles de euros, siendo su precio inicial de 228.756 miles.
– Cuatro Buques de Acción Marítima (BAM), programa cuya terminación estaba prevista para 2012, cuyo coste previsto era de 498.875 miles de euros, su precio inicial de 373.133 miles y las ventas acumuladas de este programa desde su comienzo (año 2006) hasta el 31 de diciembre de 2010 ascendían a 313.088 miles.
– Un portaviones (LHD), terminado en el año 2010, con unas ventas acumuladas desde su comienzo (año 2004) de 474.822 miles de euros y un precio inicial de 374.551 miles.
– Cuatro fragatas F-105, cuya terminación estaba prevista para el año 2012, con un coste final previsto de 896.348 miles de euros y unas ventas acumuladas a 31 de diciembre de 2010 desde su comienzo (año 2006) de 649.630 miles, siendo su precio inicial de 822.992 miles.
– Cuatro submarinos S-80, cuya terminación estaba prevista para el año 2017, con un coste previsto de 2.100.964 miles de euros y unas ventas acumuladas a 31 de diciembre de 2010 de 689.429 miles desde su comienzo (año 2004), siendo su precio inicial de 1.755.895 miles.

Al parecer, al haberse sobredimensionado Navantia para atender a estos ingentes contratos, al irse terminando estos y no haberse producido aún un nuevo ciclo de compra de armas por parte del Estado español, Navantia se encuentra en el atolladero y esto explica sus pérdidas.

¿Qué quiere decir esto? Pues, sencillamente,

1) que a Navantia la llevó a esta situación nuestra clase política instalada, al pedirle la fabricación de armas que, en palabras del anterior Secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, ni nos podíamos permitir, ni necesitábamos para nada, ni, lo que es peor, se iban a usar nunca.

2) Que ahora estas pérdidas las debemos pagar entre todos, dado que Navantia es una empresa pública estatal.

3) Que además, el desaguisado lleva a la ruina a regiones enteras que han dependido de Navantia, con lo cual miles de familias están en situación precaria por la irresponsabilidad de nuestros políticos y, de nuevo, el coste social de todo ello recaerá sobre todos nosotros, pero eso sí, sin ninguna responsabilidad para los culpables de la situación, que encima son los que ahora se erigen en abanderados de los trabajadores en riesgo.

3) Navantia además, cuenta con diversas fuentes de ingrersos extra del Estado que nos cuestan dinero a todos y nadie controla.

Dice el informe

En el periodo fiscalizado, además de la financiación del MITYC (Ministerio de Industria, Tecnología y Competitividad) destinada a los programas de construcción de buques para la Armada, NAVANTIA contó con anticipos reintegrables del Programa de Fomento de la Investigación Técnica (PROFIT) que concede el MITYC para la financiación de proyectos de investigación y desarrollo, que en el caso de NAVANTIA generalmente estaban vinculados a futuros proyectos de construcción para la Armada u otros proyectos de construcción para clientes diferentes. Con la misma finalidad también dispuso de otros préstamos que concede su matriz SEPI a sus filiales para el fomento de la investigación, estos últimos sólo reintegrables en caso de éxito parcial o total de los proyectos a los que se hubieran destinado. A 31 de diciembre de 2010 el saldo de los préstamos de SEPI ascendía a 193.662 miles de euros y el de los préstamos PROFIT a 9.230 miles.

4) Navantia no tiene la más mínima transparencia contable a efectos de control político y ciudadano.

Señala el informe

Los presupuestos de explotación y capital anuales y los programas de actuación plurianual de NAVANTIA no figuran incluidos de forma individualizada en los PGE porque forman parte de los que presenta su matriz SEPI de forma consolidada y, porque, de acuerdo con lo establecido en el artículo 66 de la Ley General Presupuestaria, NAVANTIA no está obligada a presentarlos de forma individualizada ya que no percibe con cargo a los PGE subvenciones de explotación o capital u otra aportación de cualquier naturaleza

Y más adelante que

también es cierto que las cuentas anuales de los ejercicios fiscalizados no ofrecen información sobre las ventas anuales y las operaciones relacionadas con el Ministerio de Defensa/Armada ni tampoco informan sobre el nominal de las deudas y créditos que la Sociedad tenía con ese Ministerio ni con el MITYC, a pesar de la importancia fundamental que tienen todas estas operaciones, deudas y créditos para comprender la situación financiera de la Sociedad (a 31 de diciembre de 2010 los valores contables por los que figuraban registradas las deudas de NAVANTIA con el MITYC y los derechos de cobro frente al Ministerio de Defensa suponían alrededor del 60% del pasivo y del activo, respectivamente, del balance de situación de NAVANTIA). Ello no es acorde con lo establecido por el PGC en su apartado 1o, Marco Conceptual de la Contabilidad, que establece que las cuentas anuales deben redactarse con claridad de forma que la información suministrada sea comprensible y útil y que, cuando se considere que el cumplimiento de los requisitos, principios y criterios contables incluidos en el PGC no es suficiente para mostrar la imagen fiel, se deben suministrar en la memoria las informaciones complementarias precisas para alcanzar ese objetivo

y

Los programas de actuación plurianual individuales de NAVANTIA elaborados para el período 2007-2010 presentan importantes desviaciones entre sus previsiones y los datos reales, debidas en gran parte al elevado desfase temporal existente entre las fechas en que se elaboran las previsiones y los períodos temporales a los que estas se refieren.

5) La situación financiera de Navantia es buena a pesar de sus «perdidas» y gracias a las inyecciones de dinero sin control que le ha dado por la patilla el Ministerio de Industria

A 31 de diciembre de 2010 la situación financiera de la Sociedad a corto plazo era sólida y solvente ya que disponía de un capital corriente (diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente) de 566.019 miles de euros,

Y ello porque

La principal causa de la existencia de activos financieros corrientes abundantes durante el período 2007-2010 está en la financiación anticipada de la construcción de buques para la Armada proporcionada por el MITYC (a la que nos hemos referido en el epígrafe III.2 del presente Informe) coincidiendo con un aumento de los contratos de Defensa en curso de ejecución en el período.

6) Navantia a futuro entrará en barrena si no le inyecta más dinero el SEPI, el Estado o el sursum corda.

Esto implica mayor gasto militar encubierto y mayor deuda militar que acabamos pagando, sin debate ni transparencia, entre todos.

pueden afectar a la liquidez, a la solvencia y a la capacidad futura para generar fondos sin necesidad de recurrir a aportaciones de capital por parte de SEPI, otras eventualidades que se señalan a continuación:
– Futuras demoras o aplazamientos en los pagos a realizar por el Ministerio de Defensa y reducción de la financiación aportada por el MITYC, como consecuencia de restricciones presupuestarias.
– Reducción en ejercicios futuros de la cartera de pedidos, que en el periodo fiscalizado ha pasado de 6.078.378 miles de euros a 31 de diciembre de 2007 a 2.859.293 miles al final de 2010 (2.188.160 miles en 2011) como consecuencia de los menores volúmenes de contratación de nuevos pedidos que pasaron de 1.823.385 miles en el año 2007 a 495.697 miles en el año 2010 (552.491 miles en 2011). Estos últimos volúmenes de contratación equivalen aproximadamente a un tercio de las ventas registradas en el año 2010.
– Aumento de los costes de subactividad originados por mano de obra e instalaciones no utilizadas como consecuencia de la reducción de los pedidos.
– Deterioro de la competitividad originada por la obtención de márgenes brutos de explotación negativos en proyectos en curso de ejecución en caso de que se incrementen los costes de producción sin que ello vaya compensado con alzas en la productividad; en el periodo fiscalizado, algunos proyectos que tenían como cliente
la Armada Española y cuyos contratos incluían cláusulas de revisión de precios, presentaban a 31 de diciembre de 2010 márgenes totales negativos acumulados desde su comienzo

Y por ello, Navantia solo es sostenible si es sostenida por el MInisterio de Defensa, lo que implica un claro reconocimiento de su absoluta obsolescencia e ineficacia y llevaría en buena lógica a deshacerse de este tinglado.

la situación financiera a largo plazo depende en gran medida de los pedidos que le encargue el Ministerio de Defensa y del mantenimiento de la financiación del MITYC.

7) El desbarajuste afecta también a los gastos de personal, sobredimensionados y usados como prebendas para mantener una industria militar ineficiente y al servicio de intereses del poder.

Dice el informe

 resulta que en el período fiscalizado se utilizaban los ascensos y promociones como medio para elevar las retribuciones del personal, al accederse a un nivel salarial superior por el mero transcurso del tiempo (la sustitución del sistema de ascensos por categoría por el sistema de ascensos por niveles salariales o “asimilaciones” a un nivel superior por el transcurso del tiempo había sido acordada en 2002 por los Comisión Negociadora del XXI Convenio Colectivo de BAZÁN). Las prácticas descritas afectan a la organización del trabajo y, en consecuencia, al logro de unos niveles de eficiencia y productividad suficientes para garantizar la viabilidad económica de la Sociedad.

Y más adelante, refiriéndose a los técnicos superiores en particular,

las retribuciones del personal encuadrado en la categoría de técnicos superiores han tenido, en su conjunto, crecimientos anuales superiores a los contemplados en los convenios colectivos

8) Navantia no es viable si sigue así y debe reorientarse.

Analizada esta actividad de Navantia, el Tribunal de Cuentas señala que

es imprescindible que NAVANTIA defina una estrategia empresarial cuyo objetivo sea el incremento de la competitividad de la Empresa mediante el necesario control y racionalización de los costes, en particular de los costes de personal, y que, además, reoriente básicamente su labor comercial a los ámbitos concretos de su actividad en los que ésta resulte mínimamente competitiva.

Todo un ejemplo que dice por sí solo por cuántas razones y sinrazones es imprescindible acabar cuanto antes con NAVANTIA, una (más) de las empresas militares que nos llevan a la ruina.

Share

Resistencia popular al reclutamiento en la Guerra Civil

Fuente:  Público.

Es curioso que sea un historiador británico James Mathews quien se haya preocupado por desvelar la cara oculta de la historia de las guerras, en este caso de la Guerra Civil Española:  hubo muchísimos españoles que no querían la guerra, que no querían participar, que buscaron miles de formas para no estar ni con los unos ni con los otros porque ambos utilizaban la violencia como forma de actuación política.

El libro se llama «Soldados a la fuerza» y analiza el reclutamiento obligatorio en la contienda.

Muchas veces se ha hablado de las dos españas, las que se enfrentaron por las armas.  Poco a poco va saliendo del olvido esa tercera españa antiguerrera, antibélica, que fue obligada por las otras dos a tomar partido.

Entre la España que apoyó el régimen legítimo de la República y la España que se levantó en armas junto al bando golpista de Francisco Franco, se sitúa una tercera España. Un país de pobres que fue reclutado a la fuerza, que trató por todos los medios posibles de eludir el servicio militar y al que la Guerra Civil le fue un conflicto distante, externo e impuesto desde arriba.

«En julio de 1936 solo una pequeña minoría de militantes había interiorizado una de las ideologías y estaba dispuesta a luchar y a matar para imponer sus puntos de vista sobre la otra España», escribe el historiador británico James Matthews en el ensayo Soldados a la fuerza (Alianza Editorial). Para defender su tesis, Matthews expone los esfuerzos que tuvieron ambos ejércitos para retener a sus reclutas durante toda la guerra. «Los reclutas de ambas zonas recurrieron a expedientes imaginativos y a menudo desesperados para eludir el servicio», prosigue.

Es necesario repensar la historia.  Hemos de ser conscientes de quienes la escribieron y de que investigar los conflictos humanos desde una perspectiva diferente, noviolenta, antimilitarista, quizá desvele muchas historias dignas de ser contadas y que nos puedan ayudar a educar desde la noviolencia y la paz en la resolución de los conflictos.

Una y otra vez se nos pregunta por ejemplos de luchas noviolentas porque nunca nos han informado de ello en nuestras clases en las escuelas, institutos y/o universidades.  Parece que el mundo de la noviolencia no ha existido a lo largo de la historia.  Y lo que se deduce de ello es que si no ha existido, no puede existir en el presente y no será posible en el futuro.  Ello nos conduce a negar la posibilidad de una alternativa a la defensa militar.

Sin embargo, como parece que demuestra este reciente libro, sí que hubo historias alternativas a la militar, también durante la Guerra Civil.  Bienvenida la iniciativa.

Share

Los desmanes del militarismo (1)

Pintando+amaneceres

FUENTE: Artículo publicado en el periódico semanal Es Hora por Utopía Contagiosa

El imaginario vigente en nuestro rancio patrioterismo militarista señala, no sin épica a tono, que el ejército es una de las mas gloriosas y abnegadas instituciones que nos podemos echar a la cara. Tan admirativa devoción viene acompañada de la sumisa admiración de las estruendosas manifestaciones (desfiles, exhibiciones aéreas y otros gestos) y por la exculpación a los desmanes que sus miembros realizan o han realizado, por inmorales o graves que sean o hayan sido estos, los cuales quedarán reducidos a actos de incontrolados o excepciones a la regla general

 Podríamos ejemplificarlo con la más reciente burriez militar: el vídeo recientemente difundido sobre los malos tratos y torturas ejercidas por efectivos militares españoles a un detenido irakí en Dinawiya allá por 2004. En el momento en que se tuvo publicidad nnegable de tal desmán, se aprestó la vocera del PSOE, Doña Trinidad Jiménez, a lamentar el hecho, a pedir, “si aun estamos a tiempo” el castigo de sus culpables, pero sobre todo a enfatizar las bondades de nuestro ejército y de sus misiones en el exterior, declarando la admiración del PSOE por el ejército y aclarando que estos hechos aislados no tienen nada que ver con la dicha institución. Llamativamente, el vídeo que desvelaba torturas quedó en flor de un día y ha sido devorado por el silencio posterior y, a lo que parece, empantanado ante una supuestamente independiente investigación por parte de la “justicia militar” (qué contrasentido que ellos tengan jueces propios y se juzguen a sí mismos). Ya nadie habla de ello. Los medios de comunicación cómplice miraron para otro lado y los políticos extractivos que soportamos se dedicaron a sus peleas urgentes y alejadas de la preocupación ciudadana.

 Podemos a ello sumar el papel exaltado de la televisión publica ante las manifestaciones religiosas de la semana santa malagueña, dando una cobertura inmodesta a la Legión (si, la Legión) procesionando con el “Cristo de la buena muerte”, con elogios nada recatados a este cuerpo militar tan poco conocido en sus actuaciones en el exterior de todos los tiempos, desde que el General Millán Astray, ese novio de la muerte que amenazó a la intelectualidad, la creó, hasta nuestros días.

 ¿Llama a alguien la atención la falta de criterio de nuestros informadores sobre temas de defensa?¿Alguna vez han tenido en sus “informaciones2 una fuente que no sea el pripio militarismo?¿Han oído un análisis alternativo de los hechos?¿No son agasajados mimados por el Ministerio de Defensa?

 Llama la atención la desbordante falta de información y el ensordecedor silencio de nuestros medios de comunicación, el desinterés culpable de nuestros políticos y sus preferencias temáticas, el irresponsbale silencio de las instituciones formales, de los “agentes sociales” y de casi todo el aparataje “académico” e “intelectual” hacia los desmanes del militarismo propio (nos aprestamos a señalar antes de que el cacareo argumental nos lo indique, que por otra parte no es ni peor ni diferente al de los otros militarismos mundiales, sino uno mas de sus ejemplos) y la complacencia en un sistema militar que consume ingentes recursos económicos (recursos por otra parte disfrazados sin que casi nadie los critique, a pesar de conocerse de sobra el escándalo de que algo más de 7 de cada diez € gastados en defensa son opacos al control presupuestario, o de que arrastremos una deuda de más de 32.000 mill. de € por culpa de la compra de armas pensadas para agredir a otros pueblos, deuda que crece año tras año) en detrimento del avance de los derechos y el desarrollo humano de nuestra sociedad y del resto del planeta.

 En el año 2003, el Colectivo Gasteizkoak publicó un pequeño texto en la editorial ZapAteneo (“La abominable cara oculta de los ejércitos humanitarios”) donde detallaba no una ni cien de las muy frecuentes violaciones de derechos de nuestras fuerzas militares patrias y de las de los demás en sus acciones en el exterior. Por dicho texto pudo enterase quien quiso de diversos ejemplos de maltrato de los ejércitos humanitarios, incluidos los patrios, que superan el centenar de casos. No mereció, en general, ningún respingo en las conciencias de nuestros bienpensates apolo-getas de la intervención humanitaria y no hemos oído (salvo que se nos haya escapado) que se haya realizado ni una sola comisión de investigación en el Parlamento, o al menos de carácter interno en los ejércitos o en el Ministerio de Defensa, para esclarecer estos casos. En 2008, el mismo Colectivo Gasteizkoak volvió a la carga demostrando con datos y explicaciones puntillosas de violaciones sistemáticas de derechos humanos y violencia sexista (“los ejércitos humanitarios. La violencia sexista militar” editorial ZapAteneo) que tampoco ha tenido la atención necesaria. El periodista Gervasio Sánchez ha denunciado torturas militares españolas en diversos foros, mereciendo consiguientemente el calificativo de radical e impresentable, poco cómodo a los círculos oficiales del bien, y desde luego poco escuchado, cuando no denostado, por éstos.

 Tampoco ha llamado la atención la opinión de la portavoz de la ONU Theres Gastaud en 1996 “las naciones unidas carecen de un sistema judicial y por tanto no pueden hacer nada. Son los países de donde proceden los soldados, es decir, la justicia nacional de cada estado implicado la que debe castigar a los cascos azules que han tomado parte en los ataques…” (El Correo 05-12-1996).

 Junto con los poco edificantes casos de malos tratos cometidos durante las diversa guerras donde nuestros disfrazados soldados jugaron a la ayuda humanitaria, tenemos casos en los últimos tiempos de tropelías en maniobras que han dado lugar a incendios en zonas forestales y agrícolas (hemos contado más de 10 en los últimos cinco años), de timos y estafas cometidos por mandos militares para cobrar subvenciones, dietas indebidas o mordidas a partidas de alimentos o similares, de vejaciones sexistas cometidas hacia compañeros o compañeras, de sobrevuelos de naves militares sobre pueblos que han mostrado un cierto ánimo independentista, de opiniones debidamente dosificadas de mandos militares, casi todos en la reserva como no puede ser menos, mostrando sus nostalgias por esos espadones de la dictadura o advirtiendo de la aplicación manu miliari del artículo 8 de la Consitución para salvaguardar la indisoluble unidad territorial, diversas corruptelas y mordidas dadas con motivo de los suministros de petróleo o alimentos, “corbatas” y sobresueldos que otros funcionarios no pueden ni soñar, molestias a las poblaciones olvidadas de la mano de Dios cometidas en simulacros de acciones militares contra pueblos enemigos, y un largo etcétera. ¿son, por casualidad, todo casos aislados?¿No marcan, cuando menos, una rara tendencia?

 Son muchos los escándalos sobre los que se ha pasado página de forma rápida y a menudo sin investigación por medio, a pesar de tratarse de verdaderos e inaceptables desmanes que serían intolerables en cualquier institución no armada de nuestra sociedad. ¿Por qué este trato diferente?

 Queremos con este artículo iniciar una serie de articulos sobre las actuaciones poco edificantes de los ejércitos. Pero hacerlo no fijándonos únicamente en la actualidad, que también, sino en los tiempos pretéritos, porque sostenemos que esos desmanes son una constante. Es más, son una característica del militarismo y de la defensa militar. Precisamente una característica que desmiente el papel salvícfico, benéfico y justificativo de los ejércitos.

 Los ejércitos son un mal. Hacen el mal. Sirven al mal. Y bien haríamos, como recomendó en su día nada menos que Albert Einstein, en deshacernos de ellos en beneficio de la propia humanidad.

 ¿No resulta asombroso y turbador que ninguna fuerza política del marco parlamentario se proponga en su práctica política la desmilitarización de la defensa, o al menos la reducción de esta al máximo posible?, ¿No aparece bochornoso el melífluo entreguismo de nuestros políticos a unas fuerzas armadas que no nos defienden de lo que la sociedad quiere defender? ¿Miedo, respeto o complicidad? Que cada uno escoja.

 Vayamos a recordar, a lo largo de cinco o seis artículos, el corolario de desmanes de los ejércitos desglosando algunas de sus más memorables actuaciones contra los derechos de los muchos.

 

Share

Cascos azules violan a víctimas en Haití

Fuente: El País

Según distintos medios, las denuncias sobre violaciones y abusos sexuales por parte de soldados de la ONU en Haití se remontan a mediados del mes pasado y al menos involucran a varios cascos azules prestados por Uruguay a la misión internacional.

Al parecer existe un supuesto video con pruebas de estos supuetos abusos, que desenmascararía que una de las cosas de las que es más necesario defenderse son, precisamente, los ejércitos, aunque sean «humanitarios».

En realidad este tipo de comportamientos por parte de los cascos azules y toda esa retórica de la ayuda humanitaria que los legitima, son más frecuentes de lo que parece, como ya documentó en su momento el texto del colectivo Gasteizcoak «la abominable cara oculta de los ejércitos humanitarios», del que recomendamos una relectura.

Haití no necesita ejércitos, sino ayuda a su desarrollo, cambios estructurales justos y empoderamiento como pueblo, algo muy diferente a lo que prometen los ejércitos y promueven las potencias mundiales.

Share

Otra posible nueva corrupción en el Ejército del Aire

Imagen de Realidad Expuesta

Fuente:  Público.

No es muy habitual que salten a la luz pública noticias sobre la corrupción dentro de las Fuerzas Armadas.  Ahora lo hace un caso de un coronel del Ejército del Aire y un par de suboficiales, a los que denuncia el comandante jefe del escuadrón de servicios y segundo al mando del aeródromo de Santiago.

Queremos, primero, valorar la valentía del comandante al poner en vía judicial las prácticas de sus tres compañeros.  Valentía que en muchas ocasiones suele ir acompañada de problemas para los que denuncian las malas prácticas, en lugar de problemas para los que las han perpetrado.

En las Fuerzas Armadas existe el problema de la obediencia debida y parece que ello se interpreta por muchos militares como que los que están por debajo de ellos en el escalafón han de mirar para otro lado cuando los mandos comenten malas prácticas.  Obediencia ciega es lo que se exige en muchas ocasiones y es contra lo que resulta difícil rebelarse dentro del estamento militar.

El caso es que el coronel acusado, presuntamente:

  • Habría beneficiado intencionadamente a la empresa Sumire Reformas SL, convirtiéndola de forma irregular en la concesionaria única de las obras efectuadas en el aeródromo durante su mando.
  • El coronel denunciado concedía los trabajos sin pedir presupuestos a otras empresas, aceptando el argumento de uno de los suboficiales investigados, jefe de infraestructura, que aseguraba que solo la citada quería «trabajar con la unidad».
  • El denunciante, acusa a su superior de haber utilizado su rango para beneficiar a dicha empresa incluso cuando, a instancia suya, se solicitaron presupuestos a otras empresas que ofrecieron precios menores que el propuesto por Sumire.
  • El coronel, presuntamente, procedió a ponerse en contacto por su cuenta con Sumire, que elevó un presupuesto de menor cuantía pero fechado el mismo día del original «para que nadie pudiera decir que habían tenido acceso a información privilegiada».
  • Además, el coronel ante la oposición del comandante procedió a rebajar de su valoración en su informe personal de calificación (IPEC) por parte del coronel por «intromisión en las competencias de los subordinados».  El IPEC evalúa las capacidades y el desempeño profesional de todos los miembros de las Fuerzas Armadas y les acompaña durante toda su carrera, siendo clave para los ascensos y los cambios de destino.

Además, el comandante denunciante explica otro caso:

  • El comandante que ha denunciado explica que este tipo de concesiones automáticas a determinadas empresas se hacían también con las compras de material y herramientas para los talleres del aeródromo.  Entre los varios casos que explica el denunciante está el de una soldadora que se compró de forma urgente a la empresa habitual, que se iba a usar para reparar la valla perimetral de la unidad.
  • La excusa puesta por uno de los suboficiales acusados es que la que obraba en poder de la unidad no cumplía con los requisitos reglamentarios para el trabajo.
  • No obstante, la valla terminó reparándose con resina epoxi y la nueva soldadora se dedicó, presuntamente, a «la realización de una parrilla de grandes dimensiones para las barbacoas que el jefe de unidad ofrecía con cierta periodicidad a personal del aeropuerto y de Santiago».
  • El texto de acusación explica que la soldadora que presuntamente se cambió por no cumplir con los requisitos necesarios apareció posteriormente oculta en un almacén al que solo tiene acceso uno de los suboficiales denunciados.

Recalcamos el asunto de las parrilladas para agasajar al personal y a las autoridades de Santiago.  Otro gesto de despilfarro militar escondido en los cuarteles.  ¿Cuántos como éste existirán a lo largo de todos los acuartelamientos militares?

Como se ve, parece que continua la tendencia ancestral en las Fuerzas Armadas de considerar que un elevado rango militar implica que lo que existe en un determinado cuartel o aeródromo es propiedad del militar de mayor graduación y puede usarlo como si estuviese en su propio cortijo.

Este es un caso, que se nos explicará que es un caso aislado, que nada tiene que ver con la esencia de las Fuerzas Armadas.  Sin embargo, en nuestra opinión, la multiplicidad de casos aislados debería preocupar al Ministerio de Defensa e, incluso, poner en tela de juicio sus procedimientos administrativos, las competencias de los mandos, la existencia de las justicia militar, anacronismo que en demasiadas ocasiones hace la vista gorda o carga las culpas contra el militar de más bajo rango, la nula auditoría externa e independiente que se realiza en los gastos de las Fuerzas Armadas, y la formación militar que les lleva a creerse con atribuciones excesivas.

Share

«La guerra es un fraude»: lo dice un coronel del Ejército de Tierra, diplomado de Estado Mayor, experto en geopolítica

Fuente:  La Vanguardia.

Acaba de sacar un libro y le interesa venderlo, y venderse como tertuliano, suponemos.  Por ello, ahora, decide publicar las verdades del militarismo de manera descarnada.  Hasta ahora ha vivido muy bien de los múltiples privilegios de ser militar.

Hablamos del coronel Pedro Baños, que acaba de sacar el libro:  «Así se domina el mundo:  desvelando las claves del poder mundial», en Ariel.

La entrevista es interesante:

¿La guerra es un fraude?

Sí, un fraude absoluto. A los militares se les convence de que vayan a la guerra por cuestiones de patriotismo, pero en realidad las guerras ocultan otros intereses mucho más espurios, casi siempre relacionados con intereses económicos.

Eso no nos lo cuentan.

Para que la población dé la anuencia para atacar a otro país transmiten que se va a liberar a alguien de algo. La ambición de dominio y sometimiento del prójimo es inmutable.

¿Geopoder es sinónimo de geopolítica?

Sí, países y grupos económicos poderosos que hoy ejercen un poder global. Debemos ser conscientes de la enorme influencia externa que, mediante la guerra psicológica y la desinformación, pesa sobre nuestras vidas.

¿El poder nos miente?

Lo que nos llega es una gran falsedad disfrazada de verdad. Y en su afán por perseguir la última noticia, los medios de comunicación olvidan profundizar en los porqués y los para qué. Si no entendemos cómo funciona el mundo, no podremos impulsar un mundo mejor, ni desenmascarar atrocidades como las de Siria.

Llama la atención el planteamiento egocéntrico del coronel:  la guerra es un fraude porque se engaña con patriotismo a los militares.  ¿Al resto de la población no?,  ¿No son culpables los propios militares, acaso su propaganda no es 100 % patriotismo?  Y no digamos a nivel de coronel, ahí pocas dudas tienen que el negocio es el negocio y que el futuro de muchos coroneles y generales está en la empresa privada, empresa armamentística, por supuesto.  Los militares de alto rango son unos de los principales valedores de la industria de muerte, del comercio de armas.

Luego reconoce que el principal objetivo de la cultura de defensa es fomentar la pasividad de la población en cuestiones de defensa para poder seguir haciendo lo que quieren en el actual statu quo:

¿La hipocresía rige la geopolítica?

Sí, las alianzas son siempre circunstanciales. Lo vemos dentro de la propia UE.

Los estados que defienden la paz son los más armados.

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU son los que poseen y venden más armas del mundo, cierto. El problema del armamento es que se termina usando, lo vemos continuamente. Todo ese armamento que Arabia Saudí compró compulsivamente lo está usando de forma tremenda en Yemen.

No lo entiendo, da mucha pena.

Si no entendemos cómo estos poderosos nos están sugestionando para que seamos pasivos ante el poder que ejercen sobre nosotros, estamos perdidos.

Cierto.

No es aceptable cómo retuercen el derecho internacional para su beneficio. Lo aplican de manera estricta a los demás, pero ellos no cumplen, como es el caso de Israel y EE.UU.

Al final, acaba advirtiendo sobre las empresas privadas en el mundo de la defensa:

El futuro militar ¿estará en manos de empresas privadas?

Esas compañías también están controladas por los que controlan los paraísos fiscales, y han impedido a la ONU una normativa universal.

Queda muy bonito hablar de los demás, hablar en general de política, pero si nos preguntamos qué es lo que ha promovido el coronel Baños en España, no sabremos qué decir.  Por ejemplo, ¿qué ha promovido en la cuestión de las puertas giratorias de los altos mandos de Defensa?, ¿qué ha promovido para que se corrijan los privilegios militares en España?, ¿qué críticas ha hecho a las múltiples injerencias españolas en el extranjero?, ¿qué críticas ha promovido al modelo actual de gasto en Defensa en el que un elevado porcentaje está escondido en otros ministerios?, ¿qué iniciativas ha firmado para promover una auditoría seria e independiente en los gastos de Defensa?, ¿ha ido a manifestaciones contra las bases militares yankis en España?, ¿a abogado por el transarme de dinero desde lo militar al gasto social?

Entonces, ¿qué lecciones de geoestrategia crítica puede dar un coronel que está plenamente integrado en el paradigma de dominación-violencia?

Share

Intercambiar deuda por salud; intercambiar armas por inversión social

Imagen de Pedro «Hasta que la deuda nos separe»

Fuente:  El País.

En cuán pocas ocasiones nos sentimos orgullosos de una política aplicada por el gobierno.  Y, sobre todo, si es del PP.

Y, acto seguido, una vez escrito lo anterior nos recorre un escalofrío de duda y de aturdimiento.  Nos es imposible controlar el impulso de pensar ¿dónde estará la trampa?, ¿qué será lo que ocultan?

En concreto la noticia dice que:

el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad español cancelará deudas por un importe total de 36 millones de euros. A cambio, los tres países (Camerún, República Democrática del Congo y Etiopía) destinarán un total de 15,5 millones de euros de fondos propios a programas de salud apoyados por el Fondo Global que, según su director de Relaciones Externas, Christoph Benn, “garantizará que el dinero se emplea de la mejor forma posible”. España es el tercer acreedor en sumarse a la iniciativa D2H, que ya promovió cinco acuerdos con Alemania y Australia entre 2007 y 2011 y que ha movilizado casi 200 millones de euros hasta la fecha.

Se cancela deuda a cambio de inversión en salud.  Increíble y maravilloso.

Un ejemplo de que las políticas «utópicas» que se proponen desde los movimientos sociales no son imposibles sino muy necesarias y reales, muy adaptadas a las necesidades y a las situaciones que se viven.

El acuerdo permitirá a Camerún invertir 9,3 millones de euros en programas contra el VIH; a Etiopía 3,2 millones de euros en iniciativas para reforzar su sistema de salud, y a RDC, 3,4 millones de dólares (en su caso el cómputo se hace en esta moneda) en programas contra la malaria. Un aspecto crucial de D2H es que el dinero procede de los propios países en los que se implementarán los programas. Según explica Benn, será el Ministerio de Economía de cada uno de los países africanos el que transfiera estos importes al presupuesto de la cartera de Salud. A partir de 2018, cada ministerio de sanidad implementará el proyecto correspondiente con el apoyo y la supervisión del Fondo Global, uno de los principales movilizadores de fondos en la lucha contra las tres epidemias en el mundo.

Este mecanismo de financiación innovador moviliza los recursos existentes en los países en vías de desarrollo y los canaliza hacia programas de salud nacionales que podrán mantenerse más allá del acuerdo de cancelación de deuda. Para este experto, un enfoque “mucho más sostenible que donaciones externas que se acaban en un momento dado”.

Las tres partes salen ganando, los países en desarrollo, el primer mundo y las agencias internacionales, veamos:

Dicho esto, el éxito de estos acuerdos trilaterales se basa en los incentivos que aportan a cada una de las partes. Un acreedor como España, por ejemplo, puede computar este canje como Ayuda Oficial al Desarrollo(AOD); donar unos recursos que de otro modo serían difícilmente recuperables, e implementar compromisos políticos en materia de salud global. Por su parte, los países beneficiarios reducen su deuda de inmediato y, como es el caso del presente acuerdo, pueden recibir un descuento en el importe a desembolsar como contrapartida. Además, pueden pagar en moneda local; aumentan la inversión nacional en salud pública y obtienen el estatus de donantes del Fondo Mundial. Este último también sale ganando en tanto que aumenta y diversifica los recursos disponibles para la lucha contra el sida, tuberculosis y malaria.

¿Se podrían multiplicar estas políticas?  ¿Se nos ocurre alguna manera más de llevarlas a cabo para lograr un mundo mejor?

  • Intercambiar armas que serían destruidas por inversiones en programas de salud, ecología, educación, medio ambiente, vivienda, en países en guerra o que han sufrido un conflicto bélico.  Esto supondrían una efectiva desmilitarización de muchos países, una bajad notable en los niveles de violencia y, por otro lado, defender lo que realmente se quiere defender en la sociedad:  salud, ecología, educación, …  Un mundo más desmilitarizado y con menos armas conllevaría un mundo más seguro para todos, incluidos nosotros.
  • Lo anterior conllevaría que nuestra indecente industria militar rebajaría sus ventas.  Ello también se puede tratar con este mecanismo, pero haciéndolo con carácter interno:  por ejemplo, destinar el millar de millones que anualmente gastamos en PEAS (Programas Especiales de Armamento) para que las empresas militares reconvirtiesen sus producciones hacia otros campos más sociales:  ecología, salud, educación, vivienda, …

Como se ve, no se piden imposibles, ni políticas que no estén adecuadas a la realidad social que vivimos, lo que se pide es un cambio de políticas que deja beneficios sociales para nosotros y para el Tercer Mundo, escenario elegido para probar nuestras armas en combate y poder venderlas a mejor precio.

Share
:)
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed