Search results for Seguridad Ecológica

Seguridad Ecológica: 17.000 armas nucleares en el mundo

Imagen de Pierre J.

Fuente:  Público.

Kuniko Kimura y Mashasi Leshima recorren Europa recordando el horror de Hiroshima y Nagasaki, protestando por la presencia, aún, 70 años después, de 17.000 bombas nucleares en el mundo.

Es como si en plena locura (después de 120.000 muertos en el acto y 120.000 muertos en los días posteriores) cada año tras las tragedias no hubiésemos aprendido nada y hubiésemos fabricado 243 bombas atómicas.

la visita de la delegación japonesa ha servido para volver a traer a colación los riesgos que trae consigo la presencia de bases militares en territorio español de países que utilizan la tecnología atómica con fines bélicos: EEUU y Reino Unido.

Además,

el Convenio de cooperación de Defensa con EEUU no prevé ningún mecanismo para garantizar que los buques y los aviones que pasan por las bases no portan armamento nuclear y además también existe la práctica administrativa de no preguntar qué tipo de armamento llevan los buques y aviones que pasan por las bases

Actualmente se tiene seguro que hay armas nucleares en 9 países:

  1. Estados Unidos.  Durante la Guerra Fría, llegó a poseer unas 35.000 armas atómicas. En la actualidad (2012) los Estados Unidos disponen de unas 2.150 ojivas nucleares activas (1.950 estratégicas y 200 tácticas) más otras 2.800 en reserva y unas 3.000 almacenadas para desmantelamiento, para un total de aproximadamente 8.000
  2. Rusia.   Actualmente (2012) dispone de unas 4.430 ojivas nucleares activas (2.430 estratégicas y 2.000 tácticas) más unas 5.500 almacenadas para desmantelamiento, lo que totaliza unas 16.000
  3. Gran Bretaña.  Mantiene la flota Trident de submarinos nucleares equipada con algo menos de 160 ojivas nucleares activas, sobre un total de 225.
  4. Francia.   El Charles de Gaule es actualmente el último portaaviones con armas nucleares desplegado en un país. En 2008, el presidenteNicolás Sarkozy anunció que Francia disponía de 300 armas nucleares en total, de las que 240 serían estratégicas y 60 tácticas.
  5. China.   Se estima que en 2011 disponían de unas 240 ojivas nucleares, de las que aproximadamente 178 se encontrarían activas.
  6. India.  En 2010 se estimaba que India disponía de entre 60 y 80 armas nucleares.
  7. Pakistán.  En 2011 se estimó que Pakistán posee entre 90 y 110 armas nucleares.
  8. Corea del Norte.  se le estimaron un máximo de 10 ojivas atómicas disponibles.
  9. Israel.  Posee alrededor de 200 a 500 armas nucleares

En cuanto al listado de ensayos nucleares, las cifras también son colosales:

1054 realizados por USA hasta 1992 en Nevada, Alaska, Colorado, Missisipi y Nuevo Méjico.  Desde 1963 todos los ensayos han sido subterráneos.

La Unión Soviética ha realizado 715 pruebas nucleares entre 1949 y 1990.

Francia ha realizado 210 pruebas nucleares entre 1960 y 1996.

China 45 ensayos nucleares.  De Gran Bretaña y los demás países no hay datos.

Es decir, al menos, 2024 ensayos nucleares han liberado radiactividad a atmósfera, hidrosfera y geosfera.

En cuanto a los daños que causó, causa o causará una bomba atómica podemos destacar:

  • Muerte inmediata en la zona cero.
  • Pulso de radiación ionizante.  Una bomba de 1 megatón alcanzaría hasta los 15 km alrededor
  • Pulso electromagnético.  Parece que no afecta a los seres vivos, pero sí a las infraestructuras, aparatos y vehículos que utilicen componentes electrónicos.
  • Destello luminoso.  Cegará temporalmente a toda persona que se encuentre mirando hacia la dirección de la explosión en un radio de 500 km.
  • Pulso térmico.  Para una bomba de 20 megatones cualquier persona en 45 km a la redonda sufrirá quemaduras de 2º grado.
  • Onda de choque.  Corre a 1.224 km / h.
  • Lluvia radiactiva local que se propaga por el viento
  • Oscurecimiento radioeléctrico.

Efectos retardados:

  • Incendios
  • Contaminación radiactiva
  • Invierno nuclear
  • Destrucción de la sociedad

Y aún así seguimos cuidando que estén a pleno estado de producir una catástrofe nada más y nada menos que 17.000 bombas nucleares.

Nuestra cultura es militarista y violenta, propia de seres dementes. Nuestros gobiernos que apoyan y fomentan las armas nucleares son culpables de todos y cada uno de los accidentes y muertos.  El gobierno español debería emprender una política internacional activa contra las armas nucleares.

¿Cuántos millones de € habrá malgastado la humanidad en esta locura?

Share

Seguridad ecológica

Fuente:  El País.

Muchas veces nos hemos preguntado ¿qué hay que defender?  Esta es la idea clave para construir un modelo de defensa.  Actualmente, la defensa militar encubre turbios intereses (negocios de las multinacionales del armamento) o se describe académica y políticamente como una defensa ante riesgos.  Nadie nos explica qué es un riesgo y, sobre todo, nadie reconoce que esto es trampa porque un riesgo siempre existe y no se puede recurrir a riesgos sociales, políticos, económicos, militares o de cualquier otra naturaleza para acabar justificando, siempre, el mismo tipo de defensa, la militar.

La propia defensa militar actual reconoce a muchas de las características del actual sistema ecológico en desequilibrio que caracteriza al planeta como generadoras de conflictos graves a corto, medio y largo plazo:  se habla de guerras por el agua, por la energía, por las migraciones debidas a los cambios climáticos, etc.  Y con ello se vuelve a justificar la defensa militar.

En nuestra opinión, si los riesgos o los enemigos son otros muy distintos, también ha de ser otra y muy diferente la manera de encararlos.

1.-  ¿Quién es el enemigo desde el punto de vista de la seguridad ecológica?

Las catástrofes naturales, la contaminación, la lluvia ácida, la superpoblación, el cambio climático, la sequía, la deforestación, la pérdida de suelo fértil, la pérdida de biodiversidad, los problemas en la capa de ozono, la destrucción de los ecosistemas marinos, terrestres y fluviales, el consumismo exacerbado, el injusto reparto de la riqueza y de los bienes, la inseguridad alimentaria …

Nuestra relación con la naturaleza está muy bien caracterizada por Jeffrey Sachs en su artículo «Boletín de notas para Río + 20», el cual citamos arriba como fuente:  Una de las publicaciones científicas más destacadas del mundo, Nature, ha publicado un boletín de notas mordaz antes de la cumbre de Río+20 sobre desarrollo sostenible. Las notas de la aplicación de los tres grandes tratados firmados en la primera Cumbre de la Tierra de Río en 1992 eran las siguientes: Cambio Climático, suspenso; Diversidad Biológica, suspenso; y Lucha contra la Desertificación, suspenso. ¿Puede todavía la humanidad evitar que la expulsen?

El razonamiento que sigue Sachs es contundente y lo enuncia como cosa sabida por todos:  Sabemos desde hace al menos una generación que el mundo necesita cambiar de rumbo. En vez de hacer que la economía mundial funcione con combustibles fósiles, tenemos que usar mucho más las alternativas bajas en carbono como la energía eólica, solar y geotérmica. En vez de cazar, pescar y deforestar la tierra sin tener en cuenta las repercusiones para otras especies, tenemos que acompasar nuestra producción agrícola, nuestra pesca y nuestra explotación forestal a la capacidad de carga del medio ambiente. En vez de dejar a la gente más vulnerable del mundo sin acceso a la planificación familiar, a la educación y a la atención sanitaria básica, tenemos que acabar con la extrema pobreza y reducir los índices de fertilidad en aumento que persisten en las partes más pobres del mundo.  En resumidas cuentas, tenemos que reconocer que, con 7.000 millones de personas hoy en día, y con 9.000 millones hacia mediados de siglo, todas interconectadas en una economía mundial de alta tecnología y que hace un uso intensivo de la energía, nuestra capacidad colectiva para destruir los sistemas sobre los que se sustenta la vida no tiene precedentes.

Ciertamente, hemos llegado a un punto en el que nuestra seguridad depende de la ecología.  Y no de la ecología de una ciudad o de un país, sino de la ecología a nivel planetario.  Hemos roto los equilibrios de la naturaleza con nuestro egoísmo personal y como especie animal, nos hemos cegado en un desarrollismo que nos lleva a la extinción, condenamos a una gran parte de la humanidad y de los seres vivos al hambre, a la sed y a la enfermedad, sin querer darnos cuenta de que, desde el primer mundo somos los causantes de estas situaciones tan injustas e inhumanas.

2.-  ¿Quiénes son los aliados en la seguridad ecológica?

La prevención de desastres naturales, las energías limpias y renovables, la planificación familiar, la solidaridad alimentaria, la reforestación, el cuidado de la flora y fauna, la investigación científica, el respeto a los ecosistemas, a sus dinámicas y a sus equilibrios, el decrecimiento, la justicia social, …

Las ongs que trabajan por todo lo anterior con carácter verdaderamente innovador  y las empresas y países que, poco a poco, van intentando variar sus políticas y actuaciones hacia lo ecológico.

3.-  Es vital abandonar el viejo modelo de defensa militar y adoptar un modelo basado en los grandes retos de la humanidad, uno de ellos el ecológico.

Lejos, por nuestra parte, de querer defender las viejas ideas como la patria, sí nos interesa proponer el concepto de seguridad ecológica.

Este concepto nos hace enfocar nuestras relaciones con la naturaleza como una de las principales áreas que hay que defender para poder tener una calidad de vida aceptable.  Por el contrario, lo militar que es un gasto social y ecológicamente inútil e, incluso, contraproducente, se convierte en uno de los enemigos que hay que combatir.

¿Alguien duda de que son los propios militares los principales promotores de las armas de destrucción masiva como las NBQR (Nuclear, Biológicas, Químicas y Radiactivas)?  ¿Qué puede aportar de positivo lo militar en disminuir la contaminación o en luchar contra el cambio climático?  Cualquier actuación que se nos ocurra puede ser realizada de manera más eficaz por medios civiles.  En este escenario corre prisa acometer planes de reconversión de la industria militar hacia finalidades civiles y ecológicas, también es imprescindible acabar con la producción de armas y con su comercio, y derivar estas industrias de muerte a otras que mejoren la calidad ecológica del planeta.

4.-  La seguridad ecológica nos lleva a abandonar los enfoques nacionalistas.

Aquí, en el concepto de seguridad ecológica, ya no es válido el enfoque nacional o nacionalista.  Simplemente no sirve de nada.  La contaminación no tiene fronteras ni las conocen el cambio climático, la deforestación, la sequía, la superpoblación, el consumismo, etc.  Este enfoque de nuestra seguridad es muy interesante porque nos lleva a transgredir uno de los grandes tabúes políticos de nuestra cultura, el enfoque nacionalista.  Ante él se yergue la colaboración entre países, entre municipios, entre industriales y entre ciudadanos como la única manera posible de combatir problemas que a todos nos afectan y que cada vez son de más necesaria solución.

5.-  ¿Quién es el protagonista de la seguridad ecológica?

Frente a la estatalización y la militarización de la defensa nacional o militar clásica, la seguridad ecológica potencia unos protagonistas mucho más variados.  Ciertamente las naciones pueden jugar un papel importante, pero también los juegan las empresas y, lo que es más interesante, lo puede y debe jugar el individuo y sus formas habituales de organizarse, las ongs.

Ahora el enfoque da a los ciudadanos mucho más protagonismo:  podemos «librar batallas» en los terrenos personales (moderando nuestro consumismo, por ejemplo), en los terrenos asociativos (a través de la lucha ecologista), en los terrenos empresariales (fomentando líneas de actuación ecológicas en nuestras empresas:  promoción del reciclaje, utilización de energías más limpias, etc.), y en los terrenos políticos habituales (obligando a los partidos políticos a que varíen su línea en política de defensa para defender lo que realmente es importante, la seguridad ecológica).

6.-  ¿Cuáles pueden ser los objetivos de una seguridad ecológica?

Aquí puede haber múltiples propuestas y muchas de ellas loables y perfectamente válidas.  Un buen resumen, o un buen punto de partida sería lograr los objetivos del milenio.  Si luchamos para lograrlos, nuestra seguridad ecológica, nuestra calidad de vida y nuestras posibilidades de supervivencia como especie se multiplicarían.

Share

Seguridad alimentaria.

Cielos+y+campos+de+la+pampa+Argentina+22+%2F+Skies+and+fields+from+Argentina%27s+pampa+22

Fuente:  Alberto Cique Moya para IEEE.

El texto del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) sobre seguridad alimentaria ha sido elaborado por el Jefe del Departamento de Defensa Biológica NBQ y alerta sobre el significado estratégico que hacia el futuro tendrá para la seguridad el control de los alimentos y de sus precios, como factor principal de la geopolítica.

Se sabe que la acumulación de alimentos y la lucha por su control ha sido un factor importante de dominación y de guerras en los siglos pasados y, dado que se espera que  se acentúen los efectos negativos del calentamiento global y del nefasto uso de los recursos por el capitalismo, lo será probablemente en el futuro.

El autor del texto señala que la inseguridad alimentaria, por ello, va a adquirir una dimensión importante en el nuevo diseño militar de la seguridad, de la seguridad global, y añade que Rusia está jugando un papel relevante al quererse convertir en la principal despensa y canal de distribución (y deteminación de precios) de los alimentos a escala mundial.

El estudio enfatiza algunos aspectos que, según el autor, tienen una evidente dimensión militar dentro de este conflicto, como es lo que llama agroterrorismo, y sabotajes alimentarios, o los conflictos por la escasez, o de acceso al agua , que pueden generar guerras, o la movilidad humana que puede suponer la subida al Norte de los pueblos subsaharianos, donde se espera que ocurran los peores impactos del calentamiento global.

Sin embargo, el estudio cae en algunos errores de bulto, como el de considerar que en realidad estamos ante una situación de escasez de alimentos (cuando en realidad el planeta tierra tiene para alimentar cuatro veces la población actual) y no ante un problema de desigual reparto y de injusticia estructural, o el de enfocar la seguridad alimentaria desde una óptica de dominación y de control de recursos y no desde una óptica de cooperación y de desarrollo justo.

Si, efectivamente, la seguridad alimentaria es uno de los problemas de seguridad actual, no lo es por su dimensión militar, que en definitiva lo que procura es el egoísmo, el situarnos, el acumular fuerza para mantener el status quo que nos beneficia, sino por su dimensión humana, de falta de garantías de igualdad y de necesario cambio social hacia la justicia y hacia el combate contra la violencia estructural.

Curiosamente astimos a una expansión de la idea militarista hacia los aspectos de la seguridad humana que no tienen que ver con el militarismo y, a la vez, a un repliegue de las dimensiones y del tratamiento civil de los problemas mundiales de índole civil.

La seguridad ecológica, la seguridad alimentaria, el desarrollo de los derechos humanos, la construcción de un orden internacional justo, son efectivamente dimensiones de la seguridad. En realidad son las dimensiones de la seguridad humana, pero conseguirlas no depende del enfoque militar, sino que precisa superarlo en un enfoque humano que promueva la cooperación y la noviolencia y para conseguir llevarlo a cabo se necesita, entre otras muchas cosas, la desmilitarización de la idea de defensa.

Share

La apuesta antimilitarista como prioridad en la lucha ecologista

Coido+en+provincia+de+A+Coru%C3%B1a

Por Manuel Calavera

Fuente: La Tarcoteca

Por medio de este blog hemos tenido acceso a un artículo (en inglés) titulado «Environmentalists Are Ignoring the Elephant In the Room: U.S. Military Is the Worlds Largest Polluter» y publicado en WashingtonsBlog, que explica por qué es esencial a la apuesta ecologista el enfoque antimilitarista y la lucha contra los ejércitos como uno de los primeros agentes contaminantes y promotores del desastre ecológico en que vivimos.

Con cita de diversos medios más o menos oficiales, el artículo explica que los ejércitos y la industria bélica son las industrias más contaminantes del planeta y que pugnan cada vez más por un control «sucio» de los recursos y materias primas.

Por poner un ejemplo, cita fuentes de Newsweek en un reportaje de Alexander Nazaryan de 17 de julio de 2014 titulado «The US Department of Defense Is One of the World’s Biggest Polluters», publicado en Newsweek, que se refieren a EEUU y que nos puede ofrecer una idea del devastador efecto del militarismo sobre el medio ambiente:

El Departamento de Defensa de EE.UU. es uno de los peores contaminadores del mundo. Su huella empequeñece a la de cualquier corporación: 4.127 instalaciones repartidas en 19 millones de acres de suelo americano [unos 76.900 Km2]. Maureen Sullivan, que dirige los programas ambientales del Pentágono, dice que su oficina se encarga de 39.000 zonas contaminadas.

Camp Lejeune es una de los 141 zonas contaminados financiado por el Superfondo del Departamento de Medioambiente, que han sido clasificadas para recibir subsidios especiales de limpieza del gobierno federal. Esos sitios son aproximadamente el 10% de todos los sitios Superfund (sitios especialmente contaminados) de Estados Unidos, lo que indica que fácilmente contamina más que cualquier otro. Si ampliamos la definición más allá de las instalaciones del Pentágono, cerca de 900 de los 1.200 o más sitios Superfund en América son instalaciones militares abandonadas o sitios que de otro modo apoyan necesidades militares.

Otro articulo de Emerson Urry, de 15 de febrero de 2016, publicado con el nombre de «The Department of Defense Is the Third Largest Polluter of US Waterways» en Truth-Out, afirma que

el ejército de EEUU es el tercer mayor contaminador de las vías navegables de EEUU

Y en The Washington Post, publicado el 20 de mayo pasado por Cralg Whitlock y Bob Woodward con el nombre de «At the Pentagon, overpriced fuel sparks allegations — and denials — of a slush fund«, se nos explica el tremendo consumo de combustible del ejército estadounidense,el primer consumidor del mundo y aporta una terrorífica gráfica al respecto

 

Según este artículo

El Departamento de Defensa es el mayor consumidor individual de combustible en el mundo. Cada año compra cerca de 100 millones de barriles de petróleo refinado para sus aviones, buques de guerra, tanques y otras máquinas. El pentágono ha acumulado un superávit de $ 6 billon desde 2010 por sobrecompra de las fuerzas armadas de combustible

En Diciembre de 2009, Sara Flounders, en «Winner of Project Consored top 25 articles for 2009 – 2010 news stories: Pentagon’s role in global catastrophe«, del International Action Center, reflexiona

El hecho de que el ejército estadounidense sea una de las mayores fuentes mundiales de C02 es un secreto abierto del que nadie se está ocupando. Si el C02 provoca el calentamiento y el ejército es uno de los mayores productores de C02, entonces cualquier conversación sobre el cambio climático que no incluya a los militares no es más que aire caliente

También Ban Ki Moon, en 2014 (por aquel entonces era Secretario General de la ONU)  afirma en  el texto «Wats´s the environmental impact of modern war?» publicado en The Guardian que

El medio ambiente ha sido durante mucho tiempo una silenciosa víctima de la guerra y el conflicto armado. Desde la contaminación de la tierra y la destrucción de los bosques hasta el saqueo de los recursos naturales y el colapso de los sistemas de gestión, las consecuencias ambientales de la guerra suelen ser generalizadas y devastadoras.

Podríamos extender las citas, los estudios y los aspectos relacionados con la seguridad ecológica que los ejércitos, su actividad, sus objetivos de dominación, destruyen constantemente. Sería redundar en una idea que, a pesar de ser obvia, no es operativa. No sirve para mover ni un milímetro las agendas políticas y las propuestas a favor de un planeta más sano y sostenible.

Es curioso. El primer contaminante mundial, el primer causante del desastre ecológico, el pilar a su vez que garantiza con el uso de la guerra o la amenaza de hacerla, el escenario de dominación-depredación que padecemos, no aparece en los tratados sobre el clima.

La actividad militar, tan depredadora, no sólo no está prohibida, sino que, por si faltara algo, está exenta de cualquier compromiso climático y de cualquier mirada crítica.

Y es más curioso aún comprobar como el discurso oficial de los centros de estudio, de los centros bienpensantes e incluso de los principales lobbys pro-ecológicos del planeta no introduzcan en su agenda de prioridades acabar con el militarismo, frenar la actividad militar, impedir su efecto contaminador, evitar la guerra y su preparación.

Es muy curiosa la desconexión de un sector muy importante del ecologismo con la lucha antimilitarista.

Contamos con un claro mapa que señala uno de los principales focos del mal está en los ejércitos y la actividad bélica, pero miramos para otro lado procurando evitar roces con el potente lobby militar y de las industrias de la guerra.

Muy,  pero que muy sospechoso.

El ejército y el militarismo odian la ecología y abominan de un planeta sostenible, pero se valen de una propagandística difusión de una ecología ad hoc que sirve a sus intereses y presionan para que cualquier compromiso climático los deje fuera de limitaciones y reglas de juego.

Con razón el presidente promilitarista de EE.UU. sirve a esta coherencia y mientras aumenta el presupuesto militar y redefine la política exterior imperial para vencer en cualquier guerra y ante cualquiera que se les cruce, reduce a la nada cualquier compromiso climático. Es de suyo.

Share

Transarmemos estos presupuestos contra natura

Imagen de José Antonio Moreno Cabezudo

 

Fuente:  El Diario.

En muchas charlas preguntamos al público qué es lo que ell@s, realmente, quieren defender. Al principio suele reinar el silencia.  Claro, nunca se les ha dado la oportunidad de contestar la pregunta básica que organiza la defensa:  ¿qué se quiere defender?  Y no se les da la oportunidad para que no tengan ideas, para que no haya debate, para que no existan opiniones.  Porque la Defensa es una cuestión de Estado y esto significa que es una política inamovible y de derechas militaristas y violentas.

Dejamos pasar algún minuto y les preguntamos de nuevo.  ¿Les vale con las fronteras, las instituciones, la patria, la nación, el status quo?  La respuesta es que no.

¿Entonces?

Siempre hay alguien que de manera tímida abre el fuego y declara que lo que quiere defender es la sanidad.  Nosotros lo apuntamos.  Luego la gente se anima.  Se suman la educación, la vivienda, …. y el medio ambiente.

Nosotros les decimos que su opción puede ser tan válida como cualquier otra y que tienen tanto derecho a plantearla como los demás; que quizá, si no les preguntan es porque no quieren que salgan estas respuestas.

Informa El Diario que los presupuestos que ha presentado el PP lo son contra natura.

Se refieren a que, por ejemplo:

El recorte del 23% en el presupuesto del Organismo Autónomo Parques Nacionales condena las principales reservas de nuestra naturaleza al deterioro.

La conservación de la naturaleza sigue siendo una cuestión menor para este Gobierno, como lo demuestra el nuevo recorte a las políticas medioambientales en los Presupuestos Generales del Estado. Siempre me he preguntado por qué los políticos conservadores son tan poco conservacionistas. Por qué muestran tanta afición por determinadas actividades extractivas vinculadas al medio natural y tan poco interés por las destinadas a su conservación y custodia, como por ejemplo el mantenimiento de los Parques Nacionales.

Si disfrutásemos de un mejor medio ambiente nuestra salud lo agradecería, también nuestro ocio y, por supuesto, muchas actividades económicas que sacan sus materias primas de la naturaleza de forma contaminada o en menor cantidad.

Sin embargo, la Seguridad Ecológica, un tipo de Seguridad Humana, no es importante para el PP.  Prefieren enclavar un polígono de tiro en medio de un Parque Natural y Reserva de la Biosfera y bombardear Bardenas una y otra vez con miles de kilos de munición.

Transarme es quitar poder (también económico) a lo militar para, a la vez, dotar de poder (también económico) a una forma alternativa de ejercer la defensa de manera noviolenta.

¿De dónde se pueden sacar recursos para mejorar y proteger nuestros Parques Nacionales?  Pues, en nuestra opinión, del comercio de armas, de la deuda militar, del despilfarro militar, de las intervenciones militares en otros países, …

En efecto, presupuestos contra natura y contra el gasto social, y contra los derechos y libertades.

Share

Otra vez maniobras con fuego real en Bardenas Reales

Bomba+va

Por Luis Sanz

Fuente: El Diario

Entre los días 7 y 8 de febrero, de nuevo maniobras militares con fuego real del ejército del Aire en Bardenas Reales.

Estas maniobras forman parte del entrenamiento para participar en el ejercicio de entrenamiento para la guerra que se va a realizar con EEUU en breve. Nos preguntamos a qué se debe tal ejercicio con EEUU, ¿dónde nos pretenden embarcar nuestros políticos y militares?, ¿qué nueva causa militar piensan los americanos que abracemos en su nombre?

El ejercicio no será  el único del mes, pues se espera una repetición del mismo a finales de Febrero.

Si acudimos al documento de autopropaganda del Ejército del Aire sobre Bardenas Reales, nos podemos quedar sorprendidos cuando dicen que Bardenas no vale nada y por eso es idóneo para el uso militar

Las Bárdenas son un entorno idóneo para un polígono de tiro, debido a que no existe en veinte kilómetros a la redonda ni una sola pequeña aldea, ni un solo caserío. La pobreza del suelo, arcilloso y salino, incapaz de retener el agua de lluvia, ha creado este desierto poblacional… Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento.

Bardenas es sobrevolada prácticamente a diario por aviones de guerra: el propio documento explica que

Así pues, es aquí donde el Ejército del Aire encontró, a principios de la década de los cincuenta, el lugar perfecto para instalar su mayor centro de adiestramiento. Desde entonces hasta ahora raro ha sido el día en que no han sobrevolado el cielo bardenero formaciones de Sabres, Phamton, Mirages o F-18. De hecho, mientras usted está leyendo este artículo es más que probable que un avión de combate del Ejército del Aire este adiestrándose sobre Bárdenas. Y es que, si algo caracteriza al Polígono de Tiro, es su operatividad, con cerca de doscientos días al año de vuelos.

Es decir, prácticamente a diario el Ejército se hace presente en la vida de los  pueblos circundantes de Bardenas Reales y molesta al vecindario con sus ruidos, vuelos, accidentes…

Habitualmente disparan «bombetas» (también llamados en argot militar ladrillos), bombas sin carga explosiva, pero

También, de forma esporádica, son lanzadas bombas reales, o misiles aire-tierra, en maniobras como el DAPEX o la Tormenta, para comprobar que este material responde a las características que las fuerzas aéreas esperan de ellos, sobre todo cuando son de reciente incorporación al arsenal del Ejército del Aire.

Otra página del Ministerio de defensa nos explica que no sólo tiran bombas y bombetas:

También se realizan ejercicios de ametrallamiento con los cañones de 20 y 30 milímetros de los F-18 y Mirage F-1 respectivamente.

Pero vayamos a la idea del «fuego real». Hemos acudido al catálogo de bombas que tiene el ejército del aire para intentar averiguar qué es lo que van a tirar en Bardenas. En el capítulo de bombas aire/tierra, es decir, las que llevan los aviones de combate, los pesajes van desde las 2000 libras (900 kg) a los 250 kilogramos, pasando por bombas de 500 kilogramos cada una. No sabemos cuáles de todas serán pero si nos ponemos en el mejor de los casos, lanzarán no menos 2000 kilogramos de explosivos en estas operaciones, lo cual nos hace pensar que el aprecio por la seguridad ecológica de la zona es cero en el ejército que supuestamente está para protegen el territorio, no para bombardearlo.

Avanzando un poco más, hace poco se supo que España había comprado bombas aire-superficie a través de la OTAN. Un armamento vendido por el departamento de Estado de EEUU a la OTAN para que lo revendiera a sus países miembros. Concretamente bombas guiadas por láser GBU48, GBU 49 y GBU 12.

Dado que las maniobras con fuego real en Bardenas intentan probar el nuevo armamento a disposición del ejército, es probable que vayan a tirar alguna de estas bombas.

  • La GBU 48 es una bomba guiada por láser de 1000 libras, ahora con mejoras. De ellas el ejército del aire ya ha hecho una prueba con éxito hace poco en Cádiiz, La fabrica la emprepsa Raytheon y su precio unitario en 2008 era de 145.000 dólares por bomba, según Infodefensa.
  • La GBU 49 es otro arma guiada por láser y tiene un peso de 500 libras (450 kilos de explosivo).
  • En cuanto a la GBU 12 es otra bomba guiada por láser y por GPS  y cuenta con 500 libras de peso. La fabrican la anterior Raytheon y también Lockheed Martin.

Si se trata de alguna de estas bombas estarán arrojando a Bardenas no menos 2000 libras de explosivo, una verdadera pasada.

Nos cabe otra duda: ¿Qué hace la población circundante de las Bardenas ante esta nueva agresión?, ¿qué hace la Junta de Bardenas que supuestamente debe velar por el parque natural y sus valores? Si acudimos al comunicado de nuestros amigos de Bardenas Ya respecto de estas maniobras, nos dicen que

De la Junta no esperamos nada, acostumbrada que está a bañarse en sangre de inocentes para seguir gobernado una institución medieval por encima del pueblo de Navarra y manejando un inmenso caudal de dinero que esperamos que el Gobierno de Navarra investigue su uso, pidiendo cuentas, recibos, y y responsabilidades a los gerentes presentes y pasados de la Junta, caiga quien caiga.

y

Pero sí esperamos algo más de los Pueblos congozantes, que no se escuden en las rentas que reciben de la desgracia que llevamos a otros pueblos, y con la ayuda del Gobierno de Navarra, o sin ella porque con la muerte no se tiene que hacer negocio, objetar de ese impuesto de la guerra y decir NO a la renovación del contrato el 2018, para que las Bardenas vuelvan a ser Libres y para el Pueblo.

De modo que la aspiración de desmilitarizar las Bardenas y rescatarlas para los usos lógicos de la zona y, si nos apuran, para la humanidad, evitando que en éste se entrenen las guerras que luego se despliegan por el mundo, choca con las bombas que lanzan los militares primero contra las propias Bardenas y la seguridad ecológica de la zona, y sobre todo, contra la paz y la humanidad.

Share

Los ecologistas no son el enemigo

Imagen de Lur Rusines

Imagen de Lur Rusines  Titulada:  Desobediencia.

Fuente:  La Marea.

Os recomendamos la lectura del artículo de Olivia Carballar en La Marea.

Cualquier lucha ecologista, feminista, pacifista, pro tercer mundo, animalista, … corre el peligro de ser interpretada como una lucha contra los intereses económicos de uno u otro pueblo, ciudad o país.  ¿Quién nos dará empleo si la gente no viene a visitarnos para ver cómo se mata a un toro, de qué viviremos si no es de empleados de una base militar, no os dais cuenta de que si filtráis que nuestro agua tiene mercurio será peor para todos, para nuestras ventas de hortalizas, para el turismo, …?

Cualquiera que lucha por la mejora de cualquier aspecto de la sociedad se ha quedado estupefacto cuando alguien bienintencionado (de los malintencionados ni hablamos) le acusa de ser el enemigo de los intereses del común.

Los pacifistas lo que queréis es que nos invadan, el ecologismo impide el desarrollo de los pueblos, el feminismo amordaza al hombre y sus sentimientos, los animalistas no pensáis en los humanos, antes nosotros que el Tercer Mundo, …

Olivia Carballar nos lo deja muy claro en su artículo:  los ecologistas no eran el enemigo.  El enemigo era una industria minera irrespetuosa con el medio ambiente y los habitantes de la zona, el enemigo eran unas administraciones que miraban para otro lado.

En este blog siempre hemos apostado por los movimientos sociales.  Ellos son los que verdaderamente defienden lo que queremos defender y son los verdaderos actores de la lucha social por una defensa de la Seguridad Humana y la Seguridad Ecológica:  medio ambiente, educación, salud, empleo, etc.  Y lo hacen con metodologías de acción noviolentas y promoviendo la participación desde la base.  En muchos movimientos de base la gente colabora con su tiempo libre, con su propio dinero, con sus vacaciones, con lomejor de sí …

Sus desobediencias son las semillas de un futuro más justo, más ecológico, más humano, más pacífico.  No son chiquilladas o cabezonerías.  No son bravuconadas.  Son muestras de un alto compromiso personal y político que se expresa en grupos en los que no se quiere conquistar el poder, sino ejercerlo en común y desde la base; en los que no se busca llegar a la cumbre de la pirámide sino compartir responsabilidades y trabajos.

Conviene recordarlo.  Recordarlo y apoyarles, animarles, sonreírles.

Share

101 propuestas pacifistas para los programas electorales

Imagen de Portaldelsur.es

Va llegando el momento de proponer, escuchar, debatir y decidir qué propuestas van a llevar los partidos políticos a los ciudadanos.  ¿También en materia de Defensa?.

Suponemos que, como siempre, serán muy pocos los partidos que tengan un verdadero interés por consultar a las ongs sobre sus respectivos campos de trabajo.  Sin embargo, quizá las izquierdas IU, PODEMOS, EQUO, …, tengan a bien detenerse a analizar las siguientes 101 propuestas en política de Defensa.

Son 101.  Son muchas.  Lo cual quiere decir que hay mucha tela que cortar en este asunto.  Sobre todo, teniendo en cuenta que normalmente es un tema que no se suele debatir mucho, ni con mucha profundidad.  De la misma manera, son una referencia importante los 17 epígrafes que proponemos y que marcan los 17 aspectos sobre los que deberían debatir los partidos políticos y los ciudadanos y que, hastala fecha, pasan desapercibidos entre genralidades y brindis al sol.

Que sean 101 propuestas no significa que sean todas las que se podrían realizar en Defensa.

Esperamos que sean útiles y que se debatan.  Por nuestra parte, estamos dispuestos a ambas cosas con quien lo solicite.

Al final, hay una pequeña bibliografía, que pensamos que puede ser de ayuda.

 

101 PROPUESTAS ELECTORALES EN  POLíTICA DE DEFENSA

1.-  Objetivos de la Defensa.

1.1.  Transarme.  El objetivo fundamental de esta propuesta es iniciar un proceso de transarme (doble política consistente en, por un lado promover la desmilitarización progresiva de la defensa, y, por otro, promover una política defensiva noviolenta) que tiene como objetivo a largo plazo desmilitarizar por completo la política de seguridad y enfocarla a la segridad humana..

1.2.  Diseñar un mecanismo participativo socialmente de evaluación anual de las necesidades de la Defensa y adecuar con él el proceso de transarme.

1.3.  Establecer una Secretaría de Estado de Transarme y otra de Defensa Noviolenta en el Ministerio de Defensa.

 

2.- Democratizar el planeamiento de la defensa

2.1. Democratizar la elaboración de la Directiva de Defensa Nacional (DDN)

2.2. Información y control parlamentario de todos los pasos del planeamiento de la Defensa.

2.3. Fomentar la participación social en el planeamiento de la Defensa y en el Consejo Nacional de la Defensa

2.4. Debate y formación social sobre la seguridad humana como alternativa a la defensa militar.

2.5.-  Debate social sobre de qué nos tenemos que defender y cómo.

 

3.- Economía de la Defensa.

3.1. Someter a un estricto control los Presupuestos Generales del Estado en materia de Defensa:

  • Cuantificando todo el gasto militar disperso en diversos ministerios y organismos autónomos.  Luego unificándolo en los presupuestos del Ministerio de Defensa.
  • Sometiendo a criterios civiles normalizados todo el presupuesto militar, sus contratos, su gestión y su auditoría.
  • Auditoría ciudadana del gasto militar, la política de inversiones, compras y contratos.
  • Congelando los Programas Especiales de Armamento y auditando la deuda que generan.  Luego reducirlos.
  • Desinversión militar del Estado en empresas militares
  • Reforma legislativa para que el gasto militar y los organismos militares tributen en los tributos locales, autonómicos y estatales oportunos y para el pago de las tasas que correspondan.
  • Fomento de modalidades ciudadanas de fiscalización de la economía de la Defensa, asícomo de la Objeción Fiscal y laboral.

3.2. Liquidación del Gasto Militar:

  • Transparencia del Gasto Militar en las liquidaciones.
  • Utilización del criterio OTAN para la cuantificación del Gasto militar efectivo
  • La IGAE debe establecer recomendaciones para la correcta imputación y transparencia del Gasto Militar.
  • Prohibición por ley de aumentar las partidas militares por medio de créditos extrapresupuestarios o de acceso al Fondo de Contingencia.

3.3. Cuantificar, publicitar y establecer alternativas a la deuda militar generada hasta la fecha

3.4. Reducción del Gasto Militar real en un 30% del actual.

3.5. Reconversión mediante transferencias del Gasto Militar reducido hacia Gasto Social prioritario

3.6.  Promover que el Estado no contrate con Banca no Ética que dedique inversiones a lo militar.

3.7.  Habilitar una partida presupuestaria para educación por la paz a nivel estatal, de comunidades autónomas y de ayuntamientos.

 

4.-  Acabar con el despilfarro militar.

(Por ejemplo, las siguientes medidas, no es exhaustivo):

4.1.  Supresión de la Guardia Real.

4.2.  Supresión de la Patrulla Aspa, la Patrulla Águila y Patrulla Acrobática de Paracaidismo.

4.3. Supresión de las subvenciones para vuelos y apartamentos de vacaciones de militares.

4.4.  Suprimir las subvenciones para la peregrinación a Lourdes de militares.

4.5.  Suprimir las campañas de publicidad de las Fuerzas Armadas.

4.6.  Suprimir los campeonatos militares de tiro y otras pruebas de competición.

 

5.- Efectivos:

5.1. Rebajar los efectivos militares a 65.000 efectivos, cantidad operativa en la actualidad según el M. de Defensa

5.2. Reducción de Altos mandos hasta una ratio de 1/10

5.3.  Reducción de cupos de admisión en las Academias Militares para oficiales y suboficiales.

5.4. Generación de planes de reconversión de empleos militares e incentivos a actividades socialmente útiles.

5.5.  Garantizar un nivel asistencial, de provisión social (jubilaciones, etc..) e inclusión suficiente para las personas dependientes de forma directa en la actualidad del sistema de defensa militar (jubilados, familiares con derechos de prestaciones, etc.) para evitar que actúen en contra del proceso y para respetar sus derechos como ciudadanos.

5.6.  Desmilitarización de la Guardia Civil.

 

6.- Defensa y política exterior

6.1. Cese del intervencionismo militar

6.2. Salida de la OTAN

6.3.- Denuncia de los acuerdos militares vigentes con EE.UU y de los acuerdos relativos a las bases americanas en territorio español.

6.4.- Cancelación de todas las intervenciones y planes relativos a las fronteras avanzadas

6.5.- Reconversión de todas las partidas y actuaciones destinadas a organismos internacionales militares y a cooperación militar hacia la consecución de los Objetivos del Milenio y a programas de cooperación destinados a tal fin.

6.6.- Fomentar la política de Seguridad Humana en la UE y en los diversos foros internacionales en que se participa.

6.7.- Desmilitarizar el enfoque militarizado de la política migratoria y de refugio y asilo.

6.8.- Promover programas de alto el fuego y desmilitarización en lugares en conflicto.

6.9.- Financiar y desarrollar políticas de acogida de refugiados y desertores de las guerras.

6.10. Cancelar la presencia española en los foros militares e instrumentos destinados a la Política militar de la UE

6.11.  Promover el cierre de la Agencia Europea del Armamento.

6.12.  Promover la desmilitarización de la PESC.

6.13.  Promover la reconversión de la industria militar europea.

6.14.  Imponer impuestos por la paz a las industrias armamentísticas europeas hasta su reconversión.

6.15.  Progresiva reducción de los cuerpos de intervención rápida europeos.

 

7.-  Defensa e industria

7.1.- Normativa estricta sobre incompatibilidades para prohibir las puertas giratorias en materia militar-industrial

7.2.- Desincentivar el comercio de armas mediante una normativa restrictiva que impida que España se convierta en una potencia exportadora de armamentos y que se promueva o fomente la guerra y el uso de armas a escala mundial

7.3.- Renegociar a la baja los Programas Especiales de Armamentos comprometidos (PEAS I)

7.4.- Cancelar definitivamente todos los programas y propuestas de PEAS II

7.5. Incentivar mediante estímulos económicos y prohibiciones legales la reconversión de la industria militar hacia necesidades y oportunidades civiles y socialmente útiles.

7.6. Prohibir la subvención pública de la industria militar.

7.7. Desmantelar el polo militar industrial y reorientar sus empresas y capacidades hacia otros sectores, principalmente encaminados a la economía social y verde.

7.8.  Desmilitarizar la I+D+i nacional.

7.9.  Promover la desmilitarización de todas las empresas en las que participa la SEPI.

7.10.  Prohibir el uso militar de drones y robots.

7.11.  Invertir en economía social y ecológica sostenible en las zonas dependientes del monocultivo militar.

 

8.- Militarismo y territorio

8.1. Catalogar todos los bienes inmuebles pertenecientes o adscritos a la Defensa o Guardia Civil.

8.2. Plan de reconversión de propiedades militares a usos civiles

8.3. Establecer un Plan de Choque para poner a disposición de políticas sociales de vivienda los inmuebles militares.

8.4. Revisar la legislación vigente sobre zonas de interés para la defensa y supeditar éste a los intereses sociales.

8.5. Suprimir el INVIED y crear una Agencia civil encargada de enajenar o revertir a usos civiles el patrimonio militar excedente.

8.6. Suprimir los campos y polígonos militares de entrenamiento.

8.7. Desmilitarización de los Espacios Naturales:  transferir los espacios naturales en propiedad del Ministerio de Defensa a organismos civiles de gestión de la Red Natura.

 

9.  Organismos Autónomos Militares

9.1.  Auditar los Organismos Autónomos Militares.

9.2.- Transferir sus competencias e infraestructuras a organismos civiles.

9.3. Desmantelar los complejos más indeseables, como el Instituto Tecnológico de La Marañosa.

 

10.  Ciberdefensa.

10.1.-  Suprimir el Mando Conjunto de Ciberdefensa y todas las actuaciones de este tipo.

 

11.  Cultura de la Defensa.

11.1.  Suprimir todas las fiestas militares y la militarización de las fiestas y simbologías civiles.

11.2.-  Fomentar la educación para la paz y el abordaje noviolento de los conflictos en los planes de estudio.

11.3.  No subvencionar centros de estudios o think tank militaristas.

11.4.  Promover la resolución noviolenta de conflictos a todos los niveles sociales.

11.5.  Estimular la cultura de paz mediante el impulso de centros de estudios específicos y el apoyo a los movimientos sociales y noviolentos.

11.6. Fomentar la difusión de la seguridad humana y las alternativas noviolentas.

 

12.  Un Estado dentro del Estado

12.1. Desmilitarizar la Unidad Militar de Emergencias.  Reconversión de efectivos y materiales a otros ministerios

12.2.  Suprimir la sanidad militar y transferir todas las prestaciones sanitarias al sistema nacional de salud ordinario.

12.3.  Transferir al Ministerio de Sanidad la Farmacia Militar.

12.4.  Suprimir todas las prestaciones asistenciales y sociales militares y asimilar a los militares y sus familiares al resto de ciudadanos.

12.5.  Transferir ISFAS al sistema de seguridad social ordinario

12.6.  Suprimir la Justicia Militar y la legislación especial militar

12.7.  Suprimir los Centros Universitarios de la Defensa.

12.8.  Transferir el SEPRONA, con su personal e infraestructuras, al Ministerio de Medio Ambiente.

12.9.  Reconvertir a uso civil las piscinas y centros deportivos militares.

12.10.  Transferir a uso civil todo el equipamiento cultural (museos, castillos, …) de Defensa.

 

13.  Comisión de Defensa y Parlamento

13.1. Dotar a la Comisión de Defensa de verdaderas capacidades de participación, propuesta y control de la política de defensa.

13.2. Establecer un plan anual de trabajo de control para dicha Comisión.

13.3.  Establecer un calendario de informaciones del Ministerio de Defensa a la Comisión de Defensa sobre cada uno de los capítulos de su política militar y de la política noviolenta.

 

14.  Consejo de Defensa Nacional.

14.1.-  Modificar la composición del Consejo de Defensa Nacional quitando el peso actual de los ministerios de interior y defensa e incorporando sectores sociales pluralistas que puedan contribuir a la consecución de los Objetivos del Milenio.

14.2.-  Modificación de todos los órganos consultivos y asesores en materia de defensa para hacer participar a la sociedad civil.

 

15.  Militarismo y Medio Ambiente.

15.1.  Calcular la huella ecológica de la Defensa.

15.2.  Promover planes para disminuir su huella ecológica.

15.3.  Promover en países de nuestro entorno intercambiar ayuda en Seguridad ecológica y obtención de los Objetivos del Milenio por reducción de armamento.

15.4.  Promover en la Unión Europea el establecimiento de impuestos ecológicos contra el cambio climático debido a los ejércitos.

 

16.  Desmilitarizar la Casa del Rey.

16.1. Suprimir todos los cuerpos militares de la Casa del Rey.

 

17.  Suprimir el Centro Nacional de Inteligencia.

17.1.   Suprimir el CNI

17.2   Reconvertir sus instalaciones y personal a sectores socialmente útiles.

 

Bibliografía recomendada:

 

 

 

 

 

 

 

Share

Desmilitaricemos la lucha contra los incendios y devolvamos competencias a Medio Ambiente

Fuente:  LaMoncloa.gob

 

Todos los años, llegando a estas fechas, nos sorprende todo lo que se publicita en los medios informativos sobre los grandes esfuerzos que hacen la UME – y el Ministerio de Defensa, por supuesto – para luchar contra los incendios veraniegos.

Evidentemente estamos por la realización de todas estas labores, y apoyaríamos aún más durante todo el año, si con ello se diese más empleo público y se cuidasen mejor los bosques y campos.

Lo que no entendemos es la razón de militarizar la lucha contra incendios.  Ahora parece que la UME (Unidad MIlitar de Emergencias) son expertos para todo, pero habría que pensar si esto es así y si no existen gentes y estructuras civiles con mucha más experiencia y capacidad de afrontar los incendios.

A las pruebas nos remitimos, comparemos los despliegues:

Por parte del Ministerio de Defensa:

En la campaña contra incendios forestales 2013 la Unidad Militar de Emergencias contará con un total de 1.500 militares en lucha directa contra incendios forestales, encuadrados en los Batallones de Intervención y articulados en treinta Secciones, entre las que se incluyen las dos ubicadas en Canarias: una en Gando (Gran Canaria) y otra en Los Rodeos (Tenerife). Además, como en campañas anteriores, la Unidad dispondrá los apoyos logísticos y operativos necesarios para las intervenciones, encuadrados tanto en los Batallones de intervención como en el Regimiento de Apoyo a Emergencias, lo que elevará a tres mil el número de efectivos involucrados, tanto en ataque directo al fuego, como en labores de apoyo.

Además de sus bases principales –Torrejón de Ardoz (Madrid), Morón (Sevilla), Batera (Valencia), Zaragoza, San Andrés de Rabanedo (León), Gando (Gran Canaria) y Los Rodeos (Tenerife)–, la Unidad Militar de Emergencias tendrá prevista la ocupación temporal de los destacamentos que sean precisos para su activación en caso necesario, en función del riesgo de incendios forestales. Inicialmente, se prevé desplegar temporalmente en el destacamento de Marin (Escuela Naval Militar), en Mallorca (Base Jaime II) y Granada (Base de Armilla).

Con este despliegue, la Unidad Militar de Emergencias estará en disposición de intervenir en todo el territorio nacional en un plazo inferior a cuatro horas desde que se haya autorizado su intervención, con excepción de las Illes Balears, las plazas de Ceuta y Melilla. En estas localidades, el Ejército de Tierra mantendrá, dentro del plazo de cuatro horas y si la situación lo requiere, la capacidad para prestar exclusivamente labores de apoyo, hasta el despliegue de las Unidades de la Unidad.

Además,

el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas continuará operando durante esta campaña los aviones apagafuegos CL 215-T, adscritos orgánicamente al Ministerio de Defensa y funcionalmente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como los CL 415-T del Ministerio de Defensa.

Tras la debida coordinación con la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, está previsto que estos aviones desplieguen, desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, de manera escalonada, en ocho destacamentos permanentes, aunque será de trece el máximo número de aviones desplegados de forma simultánea. El periodo de máximo esfuerzo abarcara del 1 de julio al 15 de septiembre.

Pero aquí no acaba la cosa porque habría que añadir el esfuerzo de la Guardia Civil:

La Guardia Civil dedicará, aproximadamente, 4.100 efectivos a las labores de prevención, intervención e investigación de los incendios. De este modo, en la fase de prevención, las Patrullas de la Unidades Territoriales, las Patrullas de la Agrupación de Tráfico, del Servicio de Montaña y del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), así como los medios del Servicio Aéreo de Vuelo y del Servicio Marítimo desde el mar, vigilan y avisan en caso de detectar un foco de incendio. Por otro lado, en la fase de intervención se colabora con los servicios de emergencia, y en la fase de investigación los equipos del SEPRONA y de las Unidades de Policía Judicial realizan inspecciones oculares, investigan y analizan todos los incendios.

Asimismo, se subraya el énfasis de las actuaciones de prevención en la Comunidad Autónoma de Galicia, donde la Guardia Civil cuenta ya con 153 especialistas del SEPRONA dedicados a estas tareas, dieciocho equipos de investigación de incendios forestales y una Unidad Policial contra el crimen incendiario. Con motivo de la campaña de prevención para el año 2013 se refuerza dicho dispositivo con diecinueve efectivos de la Agrupación Rural de Seguridad, veinte del Escuadrón de Caballería, dieciocho del SEPRONA, diez de la Policía Judicial, así como dos helicópteros, uno con base en La Coruña y otro en León, para tareas de prevención y vigilancia.

Nos preguntamos:  ¿quién paga los aviones apagafuegos que son orgánicamente del Ministerio de Defensa, pero funcionalmente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente?  ¿Quién compró los aviones?  ¿Quién paga las reparaciones?  ¿Quién paga la gasolina?

Expléndido despliegue militar, sobre todo si lo comparamos con el civil:

Los helicópteros de la Dirección General de Tráfico prestan importantes servicios en este ámbito a la hora de detectar incendios.

El Ministerio de Agricultura contará con 65 aeronaves de distintas capacidades, ubicadas en diversas bases de la geografía peninsular e insular. Estos medios aéreos son:

  • 14 aviones Canadair (CL 215T) con capacidad de descarga de 5.500 litros.
  • 3 aviones Canadair (CL 415) con 6.000 litros de capacidad.
  • 15 aviones (Fire Boss AT 802 y Airtractor 802), con capacidad de depósito de 3.100 litros.
  • 8 helicópteros bombarderos Kamov K32A con capacidad de carga de agua de 4.500 litros.
  • 19 helicópteros biturbina con capacidad de descarga de 1.500 litros. Se utilizan para el apoyo al trabajo de las brigadas, así como para su transporte.
  • 4 helicópteros BK 117 para apoyo en actividades de defensa contra incendios.
  • 2 aviones de comunicaciones y observación ACO, equipados con material de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de video continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo. Las imágenes fijas se reciben en las Centrales de Operaciones y sirven de ayuda en la toma de decisiones, y los vídeos en las unidades móviles desplazadas sobre el terreno.

Medios humanos

Para apoyar las labores de extinción el Ministerio cuenta también con medios humanos, organizados en:

  • 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), que, durante cuatro meses, desarrollan su actividad en labores de extinción, trabajando en prevención fuera del periodo de alto riesgo. Están especializadas en el combate de grandes incendios.De ellas nueve pertenecen a las BRF-A, que constan de tres equipos de un técnico, dos capataces y catorce brigadistas, y una a las BRIF-B, compuesta por equipos de un técnico forestal, un capataz y siete brigadistas.

Es decir, los aviones con mayor capacidad de agua son del Ministerio de Defensa, y es ridículo comparar los 1.500 efectivos de la UME y los 4.100 de la Guardia Civil frente a las 10 brigadas del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente con un total de 468 personas.  Es decir, sólo el 7’7 % de las unidades dedicadas a luchar contra el fuego van a ser civiles.

Para más inri, hemos mirado la página web del 43 Grupo de las Fuerzas Armadas y nos enteramos de que su historia es peculiar:

el Ministerio de Agricultura no era ajeno al grave problema de los incendios forestales y decidió adquirir los primeros CL-215, que se recibieron el 8 de febrero de 1971 en la Base Aérea de Getafe procedentes de Montreal, encuadrándose en el 803 Escuadrón de Fuerzas Aéreas.

 

Es decir, puro militarismo patrio en el que un ministerio civil comprar los aviones y los pone a disposición de los militares.  Entonces esto era normal porque eran los tiempos de Franco y había una dictadura militar, pero … ¿ahora?  Pues sigue siendo lo mismo.  La misma práctica y … posiblemente también la misma dictadura militar de facto.

¿Son los militares los más capacitados para defender nuestra seguridad ecológica en lo que a incendios se refiere?  Mucho nos tememos que no, como intentábamos demostrar en el artículo:  «Los desmanes del militarismo (V)«.

Es necesario que los grupos pacifistas y ecologistas tomen conciencia de este problema y reivindiquen la desmilitarización de la lucha contra incendios y el traspaso a Medio Ambiente de competencias y de los medios que existen para que sean manejados desde parámetros civiles.

Entre tanto los militares aprovecharán para colgarse medallas, alardear de los favores que nos hacen y lo beneficiosos que son, y quejarse del escaso presupuesto que tienen.

Share

¿Quién puede tener interés en invertir en extinción genética?

Mon%C3%B3logos+de+la+Ciencia

Por Landahlauts

Fuente: Eldiario.es

Es una pregunta absurda. Nadie puede tener interés en invertir en extinción genética, o al menos, nadie puede tener interés en invertir para un fin perverso (¿puede haber alguno que no lo sea?) en este tipo de investigaciones.

Pero es una pregunta cruelmente real, porque una agencia militar de EE.UU. va a invertir nada menos que 100 millones de dólares en investigación en extinción genética, teóricamente aplicable a mosquitos que portan la malaria, roedores y otros bichos molestos, pero que, según sospecha la ONU, bien puede ser una inversión con aplicaciones militares.

Podemos hacernos preguntas morales en general, como por ejemplo, si la extinción genética, aunque sea de bichos que nos molestan, es éticamente admisible. O podemos preguntarnos lo mismo desde el punto de vista ecológico, científico.  Es decir, ¿sabemos qué consecuencias ecológicas puede tener la extinción de una especie de mosquito?  Véase, como ejemplo, la actual preocupación por otro insecto, las abejas y el descontrol ecológico que parece que se puede montar con su desaparición.  Pero, más allá de todo esto, no nos cabe en al cabeza qué pregunta cabe hacerse si, de rondón, la investigación en extinción genética puede perseguir fines militares y se promueve desde una agencia militar de EE.UU.

Afirma la noticia que

 la agencia secreta estadounidense Defense Advanced Research Projects Agency (Darpa, por sus siglas en inglés) se ha convertido en la mayor inversora a nivel mundial para las investigaciones sobre «deriva genética»

Al parecer, la sospecha de un uso militar de este tipo de investigaciones está a la orden del día entre los científicos y genetistas, que lógicamente muestran su preocupación y escándalo, máxime cuando uno de los principales intereses en estimular estos estudios es una agencia militar. Tal vez veremos los progresos en forma de armas biológicas.

A algunos expertos de la ONU les preocupan las consecuencias no intencionadas. Uno de ellos dijo a the Guardian: «Quizá seas capaz de eliminar algunos virus o una población entera de mosquitos, pero puede que también se produzcan efectos ecológicos posteriores sobre especies que dependen de ellos».

«Mi principal preocupación», explica, «es que hagamos algo irreversible para el medio ambiente, a pesar de nuestras buenas intenciones, antes de que sepamos con toda seguridad cómo va a funcionar esta tecnología».

Otro experto alerta de la gravedad. Estados Unidos, al parecer, ha gastado entre 2008 y 2014 más de 820 millones de dólares en biología sintética y desde 2012 lo ha hecho principalmente con la agencia Darpa (la que ahora invierte en extinción genética).

Todd Kuiken, que ha trabajado en el programa GBIRd, que recibe 6,4 millones de dólares (unos 5,4 millones de euros) procedentes de Darpa, explica que la importancia fundamental del Ejército estadounidense en la financiación de la tecnología genética significaba que «los investigadores que dependen de las subvenciones para sus investigaciones puede que reorienten sus proyectos para adaptarse a los limitados objetivos de esas agencias militares».

Conocemos el testimonio de importantes científicos contra la guerra y las armas. Y parece que ahora queda en parte en sus manos luchar contra esta lacra de la investigación y hacen muy bien alertándonos de lo que está pasando.

Entonces volvemos al principio. Ya sabemos quién tiene interés en este tipo de inversiones y sospechamos el para qué. Ahora nos resta por saber cómo impedimos que sigan adelante con sus perversos planes.

Share
:)
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed