El penúltimo Consejo de Ministros del año también incrementa el gasto militar

British+Soldier+Training+Malian+Soldiers

Por Defence Images

Fuente: Consejo de Ministros.

Parece que el Gobierno no quiere acabar el año sin incrementar sus políticas militares.

En el Consejo de Ministros de 22 de diciembre, penúltimo del año, han tomado acuerdos relativos a la participación española en operaciones militares en el exterior hasta diciembre de 2018. Concretamente para prorrogar la participación española en tropas de guerra fuera de España. El listado es abrumador y demuestra nuestro intervencionismo.

Operaciones con la UE:

  • Mantenimiento de la Operación “EUFOR ALTHEA”, en Bosnia y Herzegovina
  • Operación EUTM-Mali, como su nombre indica, en Mali.
  • Operación EUTM-RCA, en República Centroafricana.
  • En el cuerno de África, operación EUNAVFOR ATALANTA.
  • En Somalia, Operación EUTM Somalia.
  • En el mediterráneo para “evitar la piratería”, EUNAVFOR MED Sophia.
  • Integrando la “Fuerza de Reacción Rápida” de la UE, liderando un Battle Group (EUBG).

En total siete operaciones de guerra.

Operaciones con la OTAN:

  • En la fuerza de la OTAN “Presencia Avanzada Reforzada” (e-FP), en Letonia.
  •  En el Flanco Sur, dentro del Plan Permanente de Defensa Aérea “Persistent Effort” de la OTAN, con el despliegue de misiles Patriot en Turquía y con su contribución a la “Operación OTAN de Policía Aérea en el Báltico” (“Baltic Air Policing”) en Lituania u otro país Báltico (es decir, aunque se da como una única operación, en realidad hay dos, una en Turquía y otra en el Báltico).
  • En el Mediterráneo, en la operación de seguridad marítima “SEA GUARDIAN” de la OTAN.
  • En Afganistán, en la misión “Resolute Support”, con presencia en Kabul y un cuartel en Kandak.
  • Y manteniendo unidades militares a disposición de las Fuerzas de Respuesta de la OTAN y de las Fuerzas Navales Permanentes aliadas (SNMG, de escoltas, y SNMCMG, de cazaminas), aportando buques de la Armada en diferentes periodos

Total, cinco operaciones (seis en realidad) más.

Coalición contra el DAESH:

  • España mantendrá su compromiso con este esfuerzo internacional y potenciará su liderazgo de la Base de Besmayah, en Irak.

Una operación más a sumar a las doce ya glosadas.

Operaciones de la ONU:

  • Misión “UNIFIL” en el Líbano.
  • Misión de observación en Colombia.
  • Despliegue de la Unidad Militar de Emergencias en situaciones de catástrofe.
  • Despliegue de un máximo de cincuenta observadores/monitores militares, oficiales militares de enlace y asesores militares para contribuir a determinadas acciones (véase lo indefinido del asunto) de ayuda humanitaria.

Otras cuatro misiones, lo que nos sitúa en un total de 17 misiones, cifra que no coincide con las 21 misiones (Túnez, Senegal, Mauritania, Golfo de Guinea) que el propio Ministerio de Defensa reconoce en su página web.

Es llamativo que la propia nota que realiza el Consejo de Ministros permite pensar que va a aflorar en los Presupuestos Generales del Estado el importe de ese desmesurado apartado de presencia militar española en el exterior. Lo dice así:

Los gastos derivados de la participación española en estas operaciones se financiarán con cargo a la rúbrica presupuestaria “Participación de las Fuerzas Armadas en Operaciones de Mantenimiento de la Paz”.

Aumento de tropas en Mali.

El Consejo de Ministros ha aprovechado para añadir otro acuerdo relativo a la injerencia española en las guerras emprendidas en interés de la actual geopolítica de dominación de la que formamos parte.

Lo dice así

incremento del número de efectivos en la participación de las Fuerzas Armadas en la misión de entrenamiento en Mali de la Unión Europea hasta un máximo de 292 efectivos, desde los 140 actuales.

La guerra en Mali debe ir mal, aunque no es esa la noticia que nos llega. De otro modo no se explica la necesidad de aumentar la tropa.

En todo caso, un aumento de tropa implica además un mayor gasto militar, lo que tendrá su reflejo probablemente en las cuentas de 2018.

Y otros 39´9 millones de euros más de gasto autorizado.

¿Les parece poco? Nunca es poco para la voracidad militar.

El propio Consejo de Ministros ha autorizado una partida más de gasto militar, esta vez por la nada despreciable cifra de 39.926.000 euros, para vigilantes de seguridad.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del Acuerdo Marco que posibilitará la prestación de los servicios de seguridad, vigilantes con y sin armas, para el Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos, con un valor estimado de 39.926.000 euros.

De nuevo, impresionante el despilfarro en vigilantes para vigilar a nuestros propios vigilantes. Parece una inocentada, pero no estamos aún en el día apropiado, por lo que la broma se torna un escándalo.

Eso sí, un nuevo escándalo que no hará mover una pestaña a nuestra flamante casta política, que no tiene costumbre de incomodar al Ministerio de Defensa con minucias como el brutal y creciente gasto militar, el despilfarro descarado que esconde y la falta de control político de este tipo de medidas. No se les vaya a indigestar el espíritu navideño.

 

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed