Desobediencia civil alemana contra la expulsión de inmigrantes

Imagen de Fibonacci Blue

Fuente:  La Nación.

¿Cómo podemos ser solidarios con los inmigrantes que son expulsados de nuestros países?  ¿Se puede recurrir a la desobediencia civil para poner en el candelero este problema político y humano y para lograr no colaborar con disposiciones injustas?

Cada vez más pilotos de línea alemanes se niegan a despegar llevando a bordo a inmigrantes cuyas solicitudes de asilo fueron rechazadas y deben ser expulsados hacia su país de origen. Este año, más 220 vuelos de línea fueron suspendidos por esa razón.

Según el gobierno de la canciller Angela Merkel , el número exacto de vuelos hasta ahora fue de 222 y se trató, sobre todo, de aviones de Lufthansa y de su filial low-cost, Eurowings, que se dirigían a Afganistán, país acosado por la violencia terrorista integrista.

Porque los gobiernos generan leyes pero en muchas ocasiones no generan legitimidad.  Así, por un lado,

Los pilotos de línea -como muchas ONG, médicos y otros sectores de la población- denuncian la hipocresía gubernamental que, incluso en el sitio web de su ministerio de Relaciones Exteriores, aconseja a sus ciudadanos abstenerse de visitar Afganistán, “debido a la masiva presencia de talibanes y fundamentalistas delEstado Islámico “.

pero por otro lado,

Alemania, que aceleró y endureció en los últimos meses el proceso de otorgamiento de asilo político a más de millón y medio de refugiados que entraron en su territorio desde 2015, considera a Afganistán como un país “seguro”. En consecuencia, sus ciudadanos no califican para obtener la autorización de permanecer y deben ser expulsados.

Y cuando un gobierno genera ilegitimidad e injusticia, faculta a sus ciudadanos para que legítimamente desobedezcan, como decíamos arriba.

Y la ilegitimidad que genera el gobierno alemán (al igual que el español, por supuesto) también cuesta dinero, y en grandes cantidades:

Esos procesos habrían costado unos 19 millones de euros al Estado alemán entre enero y noviembre de 2017, un aumento de 7,8 millones en relación al año anterior.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed