Nuevo engaño militar: aumentar el presupuesto militar con presupuestos prorrogados

El Gobierno aprovecha la prórroga de los presupuestos generales de 2017 para comprometer gasto militar por la puerta de atrás, como hizo en 2015, cuando tuvo que prorrogar los presupuestos de 2014 con su gobierno “en funciones”, y también en 2016 a falta de tener un gobierno votado en el Parlamento.

La suma del compromiso de gasto aprobado hasta ahora es escandalosa, al menos 864,41 millones de euros para 2018 y 1.748’82 millones de € en total (las partidas de CNI y los compromisos con NAVANTIA no detallan la cifra de gasto en los acuerdos del Consejo de Ministros).

ConceptoImporte (en millones de €)Estimación 2018
Para convenios de asistencia sanitaria con entidades privadas (privatización de la sanidad que debe prestar ISFAS) para 2018 y 2919 (Consejo de Ministros de 6 de octubre de 2017)971´69485´84
Combustible 2018 y 2019 (Consejo de Ministros de 13 de octubre)711´29359´55
CNI para renovación tecnológica e inversiones en infraestructuras (Consejo de Ministros de 27 de octubre de 2017)INDEFINIDOINDEFINIDO
Aumento de gasto para el INTA para equipamiento para el Centro de Investigación aerotransportada de Las Rozas en Lugo (Consejo de Ministros de 27 de octubre de 2017)3´423´42
Gastos plurianuales para armamento y tecnología militar compartida con UE, para 2018 a 2020 (Consejo de Ministros de 3 de noviembre de 2017)6´491´62
Acuerdo con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para celebrar contrato con Navantia para la Quinta adenda al convenio de colaboración existente (Consejo de ministros de 3 de noviembre)DESCONOCIDODESCONOCIDO
Acuerdo para adquisición de munición para el ejército para cuatro años (Consejo de Ministros de 11 de octubre de 2017)55´93 13´98
Totales1.748´82864,41

Nos encontramos con que Rajoy, que no cuenta con mayoría para aprobar presupuestos en 2017, ya ha comprometido, por si acaso, partidas que no están previstas en la prórroga ahora decretada de los presupuestos de 2017. Pero también ha comprometido, sin pasar por autorización parlamentaria alguna, gastos para 2018, 2019 y hasta 2020, condicionando así la política futura de cualquier gobierno.

Estas mejoras presupuestarias no son las únicas que ha introducido Rajoy para el año que viene. En Febrero de 2017 autorizó un gasto extra de 420.000 euros, 210.000 para 2017 y 210.000 para 2018, para que los militares mejoraran su inglés y en mayo de 2015 otros 139´1 millones para tres años para contratar transitoriamente servicios e infraestructuras de telecomunicación para la información de la defensa I3D.

El escándalo, lo decíamos al principio, se repite al menos desde 2015, en que Rajoy, con presupuestos prorrogados e imposibilidad de pactar unos nuevos, se fue saltando la regla de congelación de gasto, vía acuerdo del Consejo de ministros, con aumentos de dicho techo para lo militar.

En Consejo de Ministros de 11 de diciembre de 2015 se permitió aprobar partidas plurianuales para defensa 17´35 millones de euros para servicios de mudanza del Ministerio de Defensa, y de 21,39 millones para adquisición de misiles Envolved Sea Sparrow, junto con un partida para 2016 a 2018 de 89,29 millones de euros autorizados a Industria para financiar vehículos de combate 8×8 y Fragatas F-100, a los que podemos sumar los 60´17 millones autorizados en Consejo de Ministros de 4 de diciembre de 2015 para pago de organizaciones internacionales de carácter militar y operaciones en el exterior.

Y también en 2016 usó el mismo truco para aprobar en Consejo de Ministros de 21 de octubre de 2016 106 millones de euros más para gasolina y otros 16´7 para comida de lata ; más otros 25´6 millones para inversiones del INTA en antenas durante los años 2017 a 2019, otros 115´92 para restauración en 2017 y 1´5 más para auxiliares de servicio y control del Ministerio de Defensa, en el Consejo de Ministros de 16 de septiembre, también en funciones.

Se ve que el gobierno de Rajoy, a falta de hacer política para resolver los problemas de la sociedad, aprovecha los consejos de ministros del último cuarto del año en que prorroga los presupuestos para aumentar los compromisos de gasto militar, como si no pasara nada (de hecho no pasa porque no tenemos una oposición dispuesta a criticar en serio la política militar).

Y el año no ha acabado. ¿Qué más podemos esperar? Es cosa de repasar los sucesivos Consejos de Ministros.

Share

One comment

  1. Hay que decirselo a Cristóbal Montoro, para que el ministerio de Hacienda les haga lo mismo que al ayuntamiento de Madrid

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed