Acuerdo del Consejo de Ministros para dotar de munición al ejército por 55’9 millones de euros

Isso+d%C3%A1+um+trabalh%C3%A3o..

Por Juan Castillo

Fuente: La Moncloa

El Consejo de Ministros del 10 de noviembre de 2017 ha autorizado  la celebración del Acuerdo Marco para la adquisición de munición“, por un valor máximo estimado de 55.930.000 euros.

El acuerdo marco dará lugar a un contrato que tiene por objeto proveer de munición de calibre 155 milímetros al Ejército de Tierra y a la Armada.

La adquisición de este material se realizará en un lote único con el nombre de “Disparo rompedor (PR), compuesto de espoleta, proyectil y carga propulsora del calibre 155 milímetros ER”  que se adjudicará a la empresa elegida por Defensa. La duración del contrato contempla cuatro anualidades y una posible prórroga de otros dos.

El contrato será negociado sin publicidad, un tipo de contrato del que se recela en Europa y que el gobierno de Rajoy prometió suprimir de nuestra legislación a las autoridades europeas, según informa El País en Octubre de 2016.

Esta modalidad de contratación permite a la administración evitar la licitación pública e invitar a las empresas que le parezcan bien a hacer una oferta, y elegir la que le parezca mejor, eludiendo mesas de contratación, anuncios y trámites de transparencia.

¿No merece esta práctica, sobre todo en los programas plurianuales, una auditoría profunda?

Tampoco sabemos de dónde saldrá el dinero de estos compromisos que ahora autorizan. Tal vez de los sucesivos presupuestos generales, aún por materializar, tal vez de créditos extraordinarios que se creen ad hoc una vez se firme el contrato. Nada se dice. Nos quedamos además sin saber si incrementarán nuestra deuda militar imparable.

Muchas sombras en este nuevo acuerdo militar del Consejo de Ministros.

Nos parece un nuevo ejemplo de compromiso de gasto militar que aprovecha el encontrarnos con unos presupuestos prorrogados para realizar, por la vía del Consejo de Ministros, nuevas obligaciones plurianuales de gasto militar. Tal vez habría sido mejor esperar a unos nuevos presupuestos, pongamos por caso, que aprovechar el impasse de la prórroga de los actuales para comprometer más gasto militar a futuro. Sobre todo cuando nadie puede asegurar que dentro de un par de años siga gobernando el PP u otro partido con el mismo criterio político hacia el gasto militar.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed