Autorizan a Defensa la disposición de 700 millones más para comprar combustible en los próximos 2 años

Por ruimc77

Fuente: Infodefensa

Aprovechando que estamos con presupuestos prorrogados y que, al parecer, no van a someter a debate en el Parlamento otros nuevos, al menos de momento, Defensa ha comenzado a pasar la gorra de la recaudación para asegurarse pasta ante cualquier eventualidad.

Si hace unos días hablábamos de los casi 1.000 millones de € para privatizar la asistencia sanitaria militar con los que contará el ISFAS, ahora podemos hablar de los 711´29 millones con los que contarán los ejércitos para gasolina, que tenemos un ejército muy consumidor de gasolina (¿cuánto, por cierto, supone un gasto así en emisiones y deterioro del medio ambiente?).

711´29 millones para dos años y para los tres Ejércitos. Una cifra astronómica. Y antiecológica, pues el Ejército se caracteriza, entre otra larga serie de males, por su muy negativo antiecologismo, como ya analizamos en otro momento.

Lo acaba de aprobar el Consejo de Ministros del día 13 de octubre, tras el ardor guerrero del día de la raza.

Por poner un ejemplo, el 21 de octubre de 2016 el Consejo de Ministros (también ante presupuestos prorrogados) hizo un acuerdo para dotar a la Armada de 106 millones de euros para gasolina durante 2016 y 2017, según denunciamos.

Ahora hablamos de 711’29 millones para los tres Ejércitos.

Una simple división de la partida entre los tres Ejércitos, a falta de otros datos en el acuerdo del Consejo de Ministros, nos habla de, al menos, un previsible incremento de las partidas de gasolina, pues tocarían por Ejército y año a unos 11’54 millones de euros (y en el bienio anterior la Armada tocó a 106 millones de €).     12 millones más, un pico de más de 11’83  %(no está nada mal).

De este modo, todo mal en la nefasta y dilapidadora gestión de la política de defensa:

  • Mal porque se compromete un gasto sin presupuestos, condicionando éstos.
  • Mal porque se hace sin control, a las bravas, por acuerdo del Consejo de Ministros en este período de prórroga presupuestaria.
  • Mal porque es una barbaridad de dinero.
  • Mal, rematadamente mal, por su impacto ecológico.
  • Mal porque es un despilfarro más.

Como siempre, rematadamente mal.  Cospedal, muy mal.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed