Cospedal se compromete al servilismo militar americano. ¿Aumentar el gasto o aumentar el engaño?

Por Reiterlied

Fuente: Infolibre

El aparato de propaganda del Ministerio de Defensa filtra a la agencia estatal de noticias EFE el mensaje enlatado que le interesa a Doña Dolores de Cospedal, ministra de Defensa en esta segunda etapa del silente rajoinato.

Porque la doña ha ido a rendir el besamanos vasallo y feudal a James Matis, ministro de defensa de USA, y a proclamar allí su admirable fascinación por decir que sí a todo lo que diga el amo.

Infolibre se hace eco y nos alarma del compromiso de Doña Dolores de aumentar el gasto militar para aplacar la voracidad del águila calva americana, que está hambrienta de carroña, como se ve.

La doña, con su calculado mensaje para la propaganda al uso expresó

la necesidad y el compromiso de aumentar las inversiones en defensa tanto en España como en el conjunto de los países aliados

Pero que no se engañe el respetable. La realidad es que la doña lo que pretende es ir poco a poco aflorando el enorme gasto militar oculto que Defensa engulle año tras año y que en estos momentos, tanto por la labor incansable de denuncia de los antimilitaristas y de las organizaciones pacifistas, así como por la insoslayable crítica del propio Tribunal de Cuentas, de la IGAE y del propio Tribunal Constitucional, se ha vuelto insoslayable y necesariamente han de aflorar.

El hedor de tanta mentira huele de lejos y la ministra ha emprendido el camino, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, para ir poco a poco aflorando el gasto militar oculto y, de paso, con sus argucia contables de ida y vuelta, intentando aplacar las ínfulas del tal Trump haciéndole creer que esta “afloración” de las partidas militares escamoteadas de control presupuestario riguroso, se está obedeciendo en hacer crecer el gasto militar en sí.

De modo que la doña quiere engañarnos a todos de una sola tacada. A Trump diciéndole que el gasto crece (cuando sólo se explicita el escondido). A nosotros, el apaleado y resignado respetable, diciéndonos que el gasto crece (cuando se aflora el escondido) porque no queda más remedio (con lo que quiere aprovecharse del decretazo del americano para hacernos comulgar con ruedas de molino que antes, en otras circunstancias, no se hubiera atrevido el PP a desvelar por miedo al descontento). A los medios, que no se enteran de nada, haciéndoles cómplices acríticos de sus mensajes y mentiras (lo cual no es especialmente difícil en unos medios tan serviles como la propia casta a la que sirven).

¿Pero aumentará en realidad el gasto militar español a nuevas inversiones en armas y ejércitos (lo que hará más insostenible su financiamiento que actualmente y nos endeudará a todos por más lustros) o simplemente aflorarán a los presupuestos generales de los años sucesivos lo que se llevan gastando de escondidas desde hace más de dos décadas?

Esperemos que sólo lo primero y esperemos más aún que la sociedad, cuando conozca la escalofriante cifra anual de gasto militar español no se trague la píldora de la exigencia americana ni se crea ninguna de las argucias de la ministra de los diferidos y otras ocurrencias.

Lo que no nos cuenta la noticia, ni la de Infolibre, ni la de EFE, es la parte jugosa que sospechamos del encuentro de Doña Dolores y Don James. El más que previsible contrato con el amo americano para adquirir los supercaros (y super innecesarios) aviones de combate F35 que codician la armada y el ejército del aire. ¿Por qué ningún periodista le pregunta a la ministra por esta nueva pleitesía con el amo americano?

Y en breve nos darán la noticia (eso sí, sin decirnos cuánto nos costarán en realidad, ni cuánto nos costará a su vez deshacernos de los aviones de combate europeos encargados y ahora desestimados, ni lo que nos supondrá de dependencia tener estos sistemas de armas, ni los añadidos que conllevarán en otros materiales imprescindibles para dichos aviones y así un largo rosario de pequeños detalles que acaban implicando sobrecostes de más del 50% sobre el precio original de los programas de armas contratados por los gobiernos españoles).

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed