La ciudad también viola

Os recomendamos que veáis este vídeo para admirar la valentía y la sencillez con la que una admirable mujer narra los hechos que sufrió.

La violación como método de plusvalía, como negocio inmobiliario, de violencia estructural y cultural.

¿Dónde somos capaces de llegar en nuestra inhumanidad y por nuestras ansias de lucro?

Ocultar los hechos no vale de nada.  Solamente dándoles publicidad nos harán reflexionar y nos impulsarán a la solidaridad.

 

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed