Otro incendio militar

%C2%A1A+m%C3%AD+la+Legi%C3%B3n%21

Julio César Cerletti García

Fuente: EP Andalucía

Hay titulares de noticias que dejan en muy mal lugar a su redactor, como es el caso del que refiere EP Andalucía, que de aséptico y equidistante, acaba siendo cómico y deja la simpleza acrítica de quien lo publica a la altura del barro.

Controlado el incendio forestal en Sierra Alhamilla, que solo ha afectado a suelo militar“. Pásmense.

¿Podría haberse titulado “Nuevo incendio de un campo militar“, por ejemplo, o “otra vez los militares achicharran el campo”?

Sí, pero sería cargar las tintas sobre los militares, poner el foco de atención sobre la actividad militar, decir que de nuevo otro incendio de las instalaciones militares, otra muestra del peligro de la actividad militar, etcétera.

Y eso es lo que pretende, parece ser, ocultar el informante en su sesgada información.

Al parecer, el incendio “forestal” se produjo el martes en los terrenos militares de la sierra Alhamilla, anexa a la base “Álvarez de Sotomayor”, en Almería, uno de los principales campos militares de Andalucía y al servicio, en este caso, de la Legión.

Inicialmente, ante el incendio en el campo de maniobras anexo a la base (zona donde hay que recordar que está vetado el paso de civiles, lo cual es muy indiciario de cómo se produce el incendio) acudieron 47 bomberos forestales, probablemente del pueblo de Viator o de cualquier otro de los circundantes, no lo dice la noticia, que se limita a decir que eran miembros del INFOCA (el Plan de Actuación en incendios forestales de la Junta de Andalucía).

La UME, que inicialmente no acudió al desaguisado (porque la UME, como hemos denunciado alguna que otra vez, solo acude a los sitios cuando hay que hacerse una foto o cuando las cosas ya están solventadas o casi) fue la encargada de certificar la “extinción” del incendio, dice la noticia.

Resta decir que el campo de tiro, donde el incendio al parecer ha ocurrido, es utilizado para lanzar bombas, lo cual incrementa el peligro del incendio.

Una vez más, asistimos a un ejemplo (uno entre muchos) del peligro de lo militar para nuestras vidas. Eso sí, nos informan de ello de forma tal que parece que les debemos agradecimiento por ponernos en tan severo riesgo.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed