Nueva misión del Ejército: ahora el Polo Sur

imanes

Por Sebastián Rebolledo

Fuente: Confidencial

Se pensarán ustedes que nuestra política exterior consiste, como decimos a menudo desde estas páginas, en mandar soldaditos a troche y moche a pelear en cuanta guerra haya por doquier, como si no tuviéramos otra cosa mejor que hacer.

¡Demagogos! como si nuestros soldados no hicieran otras cosas.

Y en efecto. hacen otras cosas, principalmente porque la obsesión por militarizar todos los aspectos de la seguridad hace que ahora también emprendan «ellos» misiones que no tienen el más mínimo sentido desde el punto de vista militar, como las que realiza, por ejemplo, la UME, o las que tienen lugar en el Polo Sur, donde, que se sepa, no existe ningún conflicto militar que requiera de una intervención de militares.

Pero, entonces, ¿qué hacen nuestros militares en el Polo Sur?

¿Pero es que están en el Polo Sur?

Así lo dice El Confidencial, que titula uno de sus artículos » El Ejército se prepara para su nueva misión en el Polo Sur».

Ya lo ven, no sólo están, sino que preparan una misión, lo cual es algo más y diferente que el mero estar.

La nueva misión comenzará el próximo mes de diciembre, cuando se desplacen a bordo del buque Hespérides hasta la base española, situada en la Isla Decepción –a 14.000 kilómetros de España-.

Vayamos reteniendo ideas:

  • El buque Hespérides, que fue pagado por la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT), aparentemente pertenece al CSIC, pero que está dado de alta en la lista de buques de la Armada española.
  • La campaña en la Antártida, que es financiada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
  • El ejército, que la considera una misión propia ¿por qué?, ¿qué tipo de misión militar es esta?

Para este año, el ejército ha seleccionado su personal, 13 militares, preparando para ello unas jornadas de ejercicios en el Parque Natural de Posets-Maladeta, en el Pirineo oscense.

Dice El Confidencial que

El componente militar estará bajo el mando del comandante Valentín Benitez. Está integrado por un Comandante Médico, un Comandante Intendente, una Capitán Veterinaria, dos oficiales de comunicaciones, dos suboficiales de Motores, dos suboficiales de Instalaciones y dos militares de tropa que se ocuparán de cocina y alimentación.

Recapitulemos:

  • Nos encontramos ante una operación aparentemente científica pero que encubre una operación militar
  • Operación militar que no tiene sentido militar aparentemente
  • Que es sufragada por el Ministerio de Economía, otra de las contribuciones al gasto militar español,
  • Con un barco oceanográfico pagado desde una comisión interministerial ajena a Defensa pero para que el barco quede adscrito al inventario de barcos de la Armada (una manera algo curiosa de adquirir barcos para Defensa):

¿Estamos  o no ante una prueba más de la expansión del militarismo hacia todas las direcciones y comiéndole el terreno a la investigación civil?

Por si faltaba algo, hemos acudido a la página web del Ejército de Tierra para describir para qué quieren los militares ir al Polo Sur. Escalofriante:

  • Mantener la presencia de España en el territorio antártico.
  • Proporcionar apoyo logístico a la investigación científica.
  • Realizar proyectos de interés para el Ejército.
Share

One comment

  1. […] que, como hemos explicado hace unos días, Defensa mantiene una misión militar en la Antártida. Una misión por la que una comisión […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed