Presentada una Iniciativa Legislativa Popular sobre Bardenas Reales en el Parlamento de Navarra

2013-02-21+Lana+banatu

Rufino Lasaosa

ILP POLÍGONO DE TIRO (2)

El 12 de Diciembre de 2012 se ha presentado en el registro del Parlamento de Navarra una instancia con una iniciativa para el desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas Reales, que los compañeros de Bardenas Ya nos han hecho llegar tras realizar gestiones para obtener su texto.

La iniciativa, según aparece en una primera página titulada “comisión promotora” la realiza a título individual una persona de 20 años, si bien afirma que en la recogida de firmas para llevar adelante la iniciativa han ayudado “varias organizaciones y colectivos” (no menciona ninguno en concreto).

El articulado de la propuesta cuenta con cinco artículos.

El primero viene a decir que se debe considerar Bardenas Reales un espacio unitario, y no puede considerarse por separado como un subespacio independiente el polígono de tiro del que goza en exclusiva el Ministerio de Defensa.

Imaginamos que la finalidad de esta declaración es al de impedir que las 2.222 hectáreas del polígono puedan (como hasta ahora) seguir considerándose como una excepción a la declaración de espacio natural y reserva de la biosfera de los que cuenta Bardenas Reales y que no pueda excluirse de su normativa (incompatible con un campo de entrenamiento militar donde se hacen ensayos con fuego real).

Un segundo artículo dispone que el ejército sólo podrá seguir utilizando el polígono de tiro de Bardenas Reales hasta el fin de la ampliación del contrato en 2018.

En el tercero se explica que en el caso de que el ejército no acepte esto, el gobierno navarro defenderá ante el gobierno español el que solo pueda ser usado por el ejército español y no por los otros ejércitos de la OTAN, dado que los navarros votaron contra la OTAN en el referéndum convocado en su día.

En el artículo 4 se dice que llegado el plazo de finalización de la prórroga del contrato en 2018, el gobierno navarro instará a las poblaciones congozantes a oponerse en bloque a la renovación del convenio y a dejar la representación de sus intereses en el gobierno navarro, se supone que para que éste las represente y se oponga a la continuación del campo de tiro.

Así mismo dispone que en el caso del desmantelamiento en dicha fecha, el gobierno navarro mediante las consejerías competentes desarrollará un plan de ayudas a las poblaciones afectadas.

Y el artículo 5 dispone que dichas ayudas se llevarán a cabo en el plazo de cinco años, desde 2019 a 2023.

Dicha propuesta ha tenido un cierto eco mediático regional a pesar de ser una iniciativa aparentemente individual.

En orden a una valoración de ésta que pasa por ser la primera iniciativa popular de desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas Reales, tiene como aspecto positivo el que abre una vía de participación popular para conseguir el objetivo de desmantelar la base militar y señala una fecha concreta, el primer período (finales de 2018) de vigencia del actual acuerdo entre Defensa y la Junta de Bardenas Reales.

Otro acierto es el de prever planes de desarrollo alternativo para Bardenas y de implicar en ellos a la administración autonómica.

Que el parlamento navarro se posicione por medio de una ley al respecto puede servir al objetivo de conseguir unas Bardenas libres y desmilitarizadas.

Ya veremos el recorrido que la mesa del Parlamento le da a la iniciativa: si la rechaza, si la estudia, si la enmienda y corrige en aspectos sustanciales ya sea para mejorarla o para rebajar sus contenidos, según sean las fuerzas en liza.

Desde nuestro punto de vista la iniciativa nace con algunas debilidades que pueden amortiguar la buena intención de la misma:

  1. No cuenta, hasta donde sabemos, ni con consulta, ni con diálogo, ni con apoyo de las organizaciones que se están movilizando para conseguir la desmilitarización de Bardenas Reales. Una iniciativa más dialogada y trabajada en común podría tener más peso político.
  2. En cierto modo prevé que ninguna negociación permitirá llegar a la desmilitarización de Bardenas en 2018 y propone una salida que entendemos inadecuada de negociación para que el campo de tiro sea usado por el ejército español pero no por los de la OTAN, con lo que no se resolvería el meollo del problema.
  3. Se centra demasiado en el diálogo bilateral entre Defensa y el gobierno navarro, pidiendo incluso que los municipios deleguen su representación en este, olvidando tanto la capacidad de dinamización de los municipios como el especial papel de algunos de ellos como “congozantes” en la junta de Bardenas, firmante de los acuerdos con Defensa.
  4. De haberse promovido una verdadera iniciativa legislativa popular de amplia participación y firma más masiva, la fuerza de la propuesta sería mucho más evidente y la posibilidad de que los partidos la eludan o manipulen mucho menor.
  5. Habría sido ideal conjugar una iniciativa legislativa de desmilitarización de Bardenas con un mayor rigor y contundencia, pero sobre todo, coordinada con la iniciativa de consulta popular que ya se está estudiando por las campañas en liza. En definitiva debe ser el pueblo el que elija su destino y muestre su rechazo al militarismo.

En todo caso, seguiremos el desenlace de la propuesta para valorar su recorrido y consecuencias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed