Cascos y fundas para el Ejército en 2017

Bald+Eagle+watching+over+The+Passage

Dan Diffendale

Fuente: lqtdefensa

Nuevos cascos de combate y fundas serán una de las partidas que podemos llamar “de menudeo” del nuevo gasto militar 2017.

A lo largo de 2017 y hasta 2019, los militares recibirán hasta 40.000 nuevos cascos COBAT-1, comprados en el último ejercicio para sustituir a los actuales, mucho peores al parecer.

Junto con los cascos irán unas fundas textiles para cubrirlos que, por sus características, nos han arrebatado:

bolsillos posteriores para introducir contrapesos o accesorios, velcros para fijar parches o tiras reflectantes (tipo “ojos de gato”), trabillas para colocar elementos naturales que mejoren el mimetizaje con el entorno, luces químicas o elementos electrónicos de identificación, aberturas para el paso del correaje del sistema de visión nocturna, así como un tejido más resistente, incluyendo refuerzo frontal para evitar el desgaste que pueda producir el sistema de acople de las gafas de visión nocturna”.

¿Quién, dentro del contingente guerrero, no va a querer una de esas fundas al estilo Inspector Gadget, Ironman y otros grandes iconos de la imaginería antimalos?

De modo que nos podemos apuntar, en el capítulo de chorradas dignas de computar como despilfarro militar, otros 40.000 cascos y fundas de casco más.

Esto es un suma y sigue.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed