INDRA cabrea a Cospedal

Bienvenidos%21%21

Por Baldiri

Fuente: Hispanidad.com

En el interminable sainete de nuestros políticos de pro y su idea de crear un «polo militar industrial» de relumbrón, ya tenemos, y no ha hecho más que empezar, a otra ministra de defensa cabreada.

Y es que una de las patas del proyecto, que no acaba de fraguar, de construir este engendro lo constituye INDRA, una empresa participada por la SEPI y que Defensa considera imprenscindible en su estrategia de promocionar la industria militar española y la venta de armas. ¿Será porque, a diferencia de las otras de las que cuenta ese «polo» INDRA parece saneada? ¿Será porque, después del fiasco de los submarinos que no flotan, los «productos» de INDRA van a pasar a ser los más demandados de nuestra industria militar?

El caso es que INDRA es un gallinero, como la propia SEPI y la idea de poner la industria pública al servicio de la venta de armas.

Aprovechando que la SEPI, socia mayoritaria de INDRA, no cuenta actualmente con presidente y camina como pollo sin cabeza, el actual presidente de INDRA (recordemos que el anterior Ministro de Defensa ya maniobró, aunque fracasó en su empeño, para que nombraran presidente de INDRA a alguien más afín a sus intereses de volcar a esta empresa al militarismo de forma total) ha hecho oídos sordos a los cantos de sirenas militares y se ha dedicado a formalizar compromisos para diversificar su actividad hacia campos ajenos a lo militar, adquiriendo acciones de Telecom y cabreando con ello a Cospedal, que ve disolverse cual azucarillo la megalomanía del polo militar industrial español.

Y en estas nos encontramos ahora con que ya son tres los ministros, cual trío calaveras, cabreados por el asunto de la SEPI y su orientación futura: el de Hacienda, con Montoro al frente, que se las ingenió la pasada legislatura para hacer depender la SEPI de su ministerio y no del de Industria donde antes estaba; el de Economía, con De Guindos que a su vez es ministro de Industria y que reclama que le devuelvan a Industria (y en este caso le entreguen a él) el dominio de la SEPI, y el de Defensa, con Cospedal furibunda, porque al anterior ministro de Defensa le prometieron que la orientación hacia la Defensa de las principales y más estratégicas sociedades dependientes de SEPI la ostentaría Defensa, y ve ahora cómo va a ser que no.

Parece, con todo, que todos tienen demasiados intereses en mangonear la SEPI. ¿Por qué será?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed