Las ayudas a la vivienda de los militares y el privilegio militar ante la tributación

Impuestos

Andrés Nieto Porras

Fuente: One Magazine

Queremos poner de manifiesto el trato de favor que se da a los militares en cuanto a las ayudas que reciben para la adquisición de vivienda por parte del INVIED, organismo autónomo militar dependiente del Ministerio de Defensa.

La Ley 26/1999 de 9 de julio, de medidas de apoyo a la movilidad geográfica de las Fuerzas Armadas, en su redacción vigente desde octubre de 2011 en que fue reformada, consagra una serie de privilegios destinados a incentivar la movilidad geográfica (cambio de lugar de trabajo que implique cambio de ciudad) de los militares, por medio de tres grandes lineas de actuación que se establecen en su artículo 1:

  a) Facilitar una compensación económica para atender las necesidades de vivienda originadas por cambio de destino que suponga cambio de localidad.   

b) Asignar en régimen de arrendamiento especial las viviendas militares en los casos singulares que se contemplan en esta Ley.  

c) Proporcionar ayudas para el acceso a la propiedad de vivienda.

Y, del mismo modo añade otro objetivo más

… racionalizar el uso y destino de las viviendas militares, estableciendo, en particular, las normas para la enajenación de todas aquéllas que no se destinen a los fines señalados en el presente artículo.

Dentro de el elenco de medidas que se dispone están las ayudas directas (subvenciones) a los militares para adquirir vivienda propia, un régimen que no se contempla en otros muchos cuerpos civiles de la administración del estado y que no cuenta, fuera de este estado permanente de privilegiar a lo militar, con apoyo por medio de dinero público.

Pues bien, precisamente para reforzar este carácter privilegiado de dicho régimen  y evitar que estén sujetas a retenciones legales (como sí ocurre en otros tipos de ayudas), el artículo 3.2 de la norma fija que

« La compensación económica, sin perjuicio de sus efectos fiscales, no tiene carácter retributivo»

Dado el carácter no retributivo de esta «ayuda» muchos fiscalistas aconsejan a los militares que perciben estos ingresos que o bien no declaren este ingreso en sus declaraciones de Hacienda o bien, para evitar una declaración paralela de Hacienda, declaren el ingreso pero acto seguido pidan a Hacienda una devolución por considerar que la ausencia de carácter retributivo de dicho ingreso supone una renta exenta.

Lo cierto es que Hacienda, por criterio general, considera que se trata de una renta declarable, pues es un ingreso que se otorga por un «segundo» pagador  (el INVIED, a pesar de pertenecer a Defensa, tiene identificación fiscal autónoma y funciona aparentemente como si fuera otra cosa, tal vez para disfrazar mejor el gasto militar español) y no estar sujeto a retención.

Sin embargo, la intención de la norma y la recomendación fiscal que suelen usar los beneficiarios de estas «ayudas» es la de intentar no tributar por esta ayuda que, como decimos, es atípica en otros cuerpos de funcionarios a los que no se incentiva la movilidad geográfica de este modo tan curioso.

¿Cuestionamos estas ayudas?

En cuanto que el derecho de toda persona a ser ayudada en conseguir una vivienda digna, por supuesto que lo deseable sería extender y garantizar el derecho de vivienda a todos y todas. Pero en cuanto que una prestación que implica un agravio comparativo de privilegio al estamento militar respecto a las necesidades de vivienda o incluso de movilidad funcional del resto de los mortales, es evidente que es más que criticable. No se nos ocurre ninguna buena razón que pueda invocarse a favor de este apoyo a los militares que no sea predicable del esfuerzo, abnegación, interés social del resto de los mortales. Y por último, es evidentemente cuestionable que estas ayudas pretendan exonerarse del pago de impuestos.

Y eso que sólo hablamos de las ayudas a la vivienda consistentes en prestaciones económicas, aunque la norma habla de otros tipos de ayudas militares a la vivienda que, igualmente, deben ser consideradas como un agravio comparativo respecto de otras profesiones y cuerpos de funcionarios.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed