Nuestra guerra en Mosul

Concentraci%C3%B3n+en+la+preparaci%C3%B3n

Por Gabriel Baiz

Fuente: Elespañol

Para vergüenza de quienes aún piensan que la dignidad y la ética valen para algo y no se rinden ni abstienen a la fatalidad dictada por los intereses creados del poder y del dinero, siempre adobados con el discurso ultraderechista en vigor, resulta una bochornoso conocer ahora la participación, «a la chita callando» de España en la guerra desencadenada por el ejército irakí, con el apoyo estadounidense en Mosul.

Esta guerra es, al parecer, nuestra guerra y bien que se enorgullece la prensa más atrabiliaria de ello.

Mosul está cercada desde hace tiempo; las capacidades para liberarla no han sido aprobadas hasta hace apenas unos días. Las tropas iraquíes llevan meses adiestrándose en el manejo de armas y perfeccionando sus habilidades de combate. Una instrucción en la que han participado los efectivos del Ejército español, desempeñando un papel destacado en la operación Inherent Resolve.

Así pues, somos protagonistas de una guerra que, sin embargo, el Ministerio de Defensa no esconde del todo, pues

El Estado Mayor de la Defensa informa de la celeridad con la que los efectivos españoles han tenido que adiestrar a las tropas locales, en turnos de mañana, tarde y noche: «Los entrenamientos se hacen contrarreloj para ponerla [a la Brigada 36] lo antes posible a disposición del Gobierno de Irak y emplearla en los combates contra los últimos reductos del Daesh

y

El trabajo realizado por los 300 efectivos españoles desplegados en Irak ha servido para formar a las unidades de élite que tienen por objetivo liberar Mosul. La mayoría de ellos se encuentra en Besmayah, aunque también hay un pequeño contingente en Bagdad. Además, un puñado de soldados se han trasladado a las inmediaciones del bastión del Estado Islámico para culminar la formación de los efectivos que entrarán en combate.

Y es que esa guerra es, inconfundiblemente, nuestra guerra; en la que hemos adiestrado a un ejército para que la combata en nuestro nombre y por nuestros siniestros intereses.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed