Volveremos a ser Policía Aérea en el Báltico en 2017 y 2018

Imagen de Ejército del Aire España

Imagen de Ejército del Aire España

Fuente:  La Razón.

Es una misión militar compartida en la que los países de la OTAN ponen a disposición de Letonia, Lituania y Estonia sus pilotos y cazas para evitar la invasión de su espacio aéreo por parte de cazas rusos.

Es decir, se cambia una invasión militar del espacio aéreo por otra.

Ya estuvimos allí en 2015 y en 2016.

Además, según el JEMAD sólo es necesaria la autorización del Consejo de Ministros, pero no del Parlamento y mucho menos el debate social.

ya que al tratarse de una operación enmarcada en la pertenencia a la Alianza Atlántica, no es necesaria la aprobación del Congreso de los Diputados.

En 2017 el despliegue tendrá lugar entre el 1 de marzo y el 1 de julio.  Es decir, los F-18 permanecerán alejados de su teórica misión principal, la defensa del territorio español, durante 4 meses.  Esto nos lleva a concluir que su presencia en nuestros cielos no es, ni mucho menos, tan necesaria y que tales aviones sobran en realidad.

El contingente no será moco de pavo: 115 efectivos y 4 cazas.

Lo que se les ha olvidado contarnos es el precio de la aventura para el entrenamiento de nuestros pilotos.  ¡Qué curioso!  Posiblemente, como siempre, lo harán con cargo a los presupuestos generales del Estado pero sin figurar en las partidas del Ministerio de Defensa, sino ocultándolo en los créditos extrapresupuestarios.  Porque aunque los haya prohibido el Tribunal Constitucional, hay instituciones más altas, y a nadie se le escapa que una de ellas es la OTAN.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed