La militarización de los corresponsales de guerra

Imagen de Lieven SOETE

Imagen de Lieven SOETE

Fuente:  Infodefensa.

El militarismo lo abarca todo.  También el sector de la información y el periodismo.

El 30 de septiembre finalizaron las XIII Jornadas de Corresponsales de Guerra del Ejército de Tierra.

El curso ha durado 7 días y ha formado a 25 periodistas para trabajar como corresponsales de guerra o bien empotrados en las propias unidades militares o para trabajar por su cuenta como freelance.

Nos ha sorprendido el listado de los talleres incluidos en el curso:

  • localización y señalización de minas y artefactos explosivos improvisados
  • primeros auxilios en zonas de conflicto
  • mecánica básica de vehículos en despliegues
  • conducción 4×4
  • cultura awareness
  • autoprotección
  • control de stress
  • prácticas nocturnas con unidades del Ejército
  • maniobras de embarque, desembarque y vuelo en helicóptero
  • riesgo NBQ, etc.

Como se ve, nada de periodismo, mucho menos de cultura de la paz, y sí mucho de militarismo, guerra y cómo ser útil para cuando estén empotrados.

Como se ve, el Ejército quiere que haya periodistas en sus misiones armadas en territorio extranjero.  Confían en que sus comentarios serán loables para la institución armada.

Hay dos aspectos más que nos han llamado la atención:

  • La selección de los aspirantes al curso se hace con criterios propios del Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.  Es decir, suponemos que antes se leerán su historial para ver cuáles han sido sus crónicas y opiniones sobre el militarismo y el intervencionismo patrio
  • El curso no tiene coste alguno para los concurrentes (sólo deberán pagarse alojamiento y traslado).  Con ello se empieza cuidando muy bien a aquellos periodistas que luego hablarán de las andanzas de los militares españoles en el extranjero.  Es decir, el curso tiene como función principal hacer amigos entre los civiles periodistas y, de paso, militarizarles un poco.

¿Es ética esta manera de actuar del Ejército de Tierra?  ¿Es un despilfarro que se dedique los recursos económicos cuantiosos (sólo hay que ver qué medios de transporte se usan en el curso) sin cobrar nada a los beneficiados?  ¿Quiere la sociedad española con sus impuestos militarizar a los periodistas?  ¿Sabemos de algún apartado de la vida civil en la que se forme a los periodistas gratis, a cargo de los presupuestos del Estado?

¿Se verá comprometida la imparcialidad y el espíritu crítico de los periodistas tras este curso?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed