La Patrulla Águila sigue derrochando el dinero público a espuertas

Son varias las ocasiones en las que hemos denunciado el despilfarro continuo que supone para los contribuyentes las actuaciones por medio mundo de la Patrulla Águila.

Últimamente están que no paran.  El día 10 actuaron por Teledeporte al final de la etapa de la Vuelta Ciclista a España.  Llegaron los corredores a la base militar de Aitana para dar publicidad gratis a las Fuerzas Armadas.  O quizá no fue gratis y hemos tenido, entre todos, que pagar el dispendio por medio de los presupuestos o los gastos extraordinarios del Ministerio de Defensa.

 

Hoy toca, otra vez hablar de sus exhibiciones publicitarias en:

  • El Air Power 16 en Austria, los pasados 2 y 3 de septiembre, donde 300.000 personas asistieron a sus maniobras.  Participaron en el evento 240 aviones de 20 países.  Es decir, no son sólo las Fuerzas Armadas españolas las que participan en estas cuestiones propagandísticas, sino que son muchos más ejércitos
  • Antes lograron el trofeo al mejor display en el SIAF 2016 de Eslovaquia, a finales de agosto.  En dicho evento sus actividades tenían mucho que ver con la defensa de nuestras fronteras, como se puede apreciar en su siguiente twit:

 

  • A finales de julio estuvieron en el Festival Aéreo TorreMar Air Show, en Vélez-Málaga.
  • Poco antes hicieron de las suyas en Santiago de la Ribera, en Murcia.  Por cierto, también firmaron pósters.

 

  • A mediados de julio entrenaron sobre el Mar Menor, también en Murcia.
  • Poco antes, pusieron fin a la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos tenientes en la Academia General del Aire, también en Murcia.
  • A primeros de julio estuvieron exhibiéndose en Lisboa.  La vuelta la hicieron por el camino más largo, dado que bordearon por Granada y Almería.  Sin reparar en gastos, vamos.

  • En junio recibieron en Sevilla al avión solar que ha dado la vuelta al mundo, el solar impulse

Bueno.  Como muestra de sus intrepideces ya vale.  Un verano pleno de actividad y cada una de ellas plena de despilfarro militar.  Y cada despilfarro genera deuda militar que acabarán pagando los contribuyentes civiles.  No hay crisis para el despilfarro militar.

Parecen empeñados en demostrar que la defensa no es una cosa seria, sino un jueguecito veraniego de colorines.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed