Defensa concede 18’8 millones de € a General Dynamics en adjudicación sin publicidad

Imagen de Shankar S.

Fuente:  El País.

Muy mal tiene que andar la cosa y muy descarada debe ser la falta para que el Ministerio de Hacienda corrija la plana al de Defensa, cuando ambos son cogestores del complejo militar-industrial:

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha declarado nulo un contrato del Ejército de Tierra por valor de 18,8 millones de euros. La Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico adjudicó sin licitación ni publicidad a la empresa estadounidense General Dynamics suministros y servicios de mantenimiento de los carros de combate Leopardo.

Para eludir la licitación pública, el contrato se presentó como una adenda a la orden de ejecución para la compra de 235 carros de combate Leopardo, fabricados en España por la empresa Santa Bárbara Sistemas, propiedad de la compañía estadounidense General Dynamics, que data de diciembre de 1998, hace ya 18 años.

El tribunal razona que las trampas de Defensa tienen como interés máximo beneficiar a General Dynamics

El argumento utilizado para justificar la adjudicación directa de este contrato, advierte la resolución, “ampararía cualesquiera adjudicaciones que se realizasen directamente a esta empresa [General Dynamics], sin publicidad ni concurrencia, de nuevos bienes o servicios, sin matiz ni límite temporal alguno”, con la única condición de que estuviesen vinculados con el programa Leopardo, lo que “no es admisible”.

Defensa, como es de esperar, sólo tiene un argumento:  ellos hacen lo que quieren y cuando quieren, sin tener que respetar a nadie ni a ninguna ley porque de ellos depende el bien máximo de la defensa nacional.

Pese a ello, el tribunal ha declarado nulo el contrato, advirtiendo de que “su adjudicación por el procedimiento negociado sin publicidad no está justificada”, ya que no se acreditó una necesidad imperiosa o imprevista, y de que la licitación debió haberse publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE).

Como se ve, este es un ejemplo de la manera de hacer negocios de Defensa.  Posiblemente sea la punta del iceberg y nos estemos perdiendo formas poco éticas de negociar de Defensa en muchos contratos.  Así, no solamente son las puertas giratorias, sino también las malas prácticas en la contratación las que nos hablan de corrupción y despilfarro en las cuentas de Defensa.  Otro ejemplo de impunidad militar y de la nula responsabilidad política y penal de los gestores de Defensa.

¿Alguien se une a nosotros para pedir una auditoría independiente para las cuentas del Ministerio de Defensa?

 

 

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed