Banca Armada: la financiación de la industria armamentística por la banca española

Fuente:  Evolución de la Banca Armada en España.

El informe sobre el que hoy hacemos hincapié es de octubre de 2013 y está elaborado por Jordi Calvo Rufanges y los investigadores de apoyo:  Jordi Alsina, Ainhoa Díaz, Arnau Jordà, Cristina Mediavilla y Blanca Nogueras.

El núcleo del trabajo es hacer una radiografía de la financiación de la industria armamentística por la banca española.  ¿Quiénes son los culpables de esta economía tan poco ética?  ¿Cuáles son las principales cifras?

En el cuadro siguiente se agrupan los fondos de inversión, las acciones y los bonos en empresas de armas de la banca española en el periodo de 2009 a 2013.  Llama mucho la atención el papel preponderante de la SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales) que pertenece al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.  La SEPI tiene un Consejo de Administración integrado, además de por su presidente, por el vicepresidente de esta Sociedad Estatal, con el mismo cargo en el Consejo, por el secretario del Consejo y por los vocales, que representan a los ministerios de Defensa; Hacienda y Administraciones Públicas; Industria, Energía y Turismo; Economía y Competitividad; Fomento; Empleo y Seguridad Social; Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y Presidencia.

Es decir, el Estado, a través de la SEPI, financió a traves de fondos de inversión, acciones y bonos entre 2009 y 2013 919’49 millones de € a la industria militar.

banca armada 1

Por otro lado, es de destacar el importe total de las inversiones de SEPI, más bancos y aseguradoras: 1.679’58 millones de € en 5 años, a una media de 355’9 millones de € al año.

banca armada 2

A la participación del Estado a través de SEPI hay que unir la que tiene el mismo Estado y se desarrolla a través del ICO (Instituto de Crédito Oficial) que pertenece al Instituto de Economía y Competitividad.  El ICO es un banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

Por tanto, de esta manera sibilina el Estado desde 2009 a 2013 concedió 116 millones de € de créditos a la industria militar. Por supuesto, con el dinero de todos los contribuyentes. SI a ello unimos los créditos de apoyo al sector industrial militar que el Estado ofrece anualmente a las industrias de guerra a interés cero a través del MInisterio de Industria, la cifra de apoyo estatal resulta más abultada aún.

Pero aquí no acaba todo y hay otras formas de financiación de la industria militar:

banca armada 3

Con todos estos datos, el ranking de la Banca Armada española quedaría de la siguiente forma:

banca armada 4

Del total de 7.238’6 millones de €, la parte del Estado, la parte que financiamos todos con nuestros impuestos supuso el 14’3 % y un total de 1.035’49 millones de €.

Un estado el nuestro altamente inversor en militarismo. ¿No resulta algo sorprendente y peligroso?

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed