¿Cómo nos queremos defender? El caso del rescate de emigrantes

Imagen de La Veu del País Valencia

Misma fuente y sólo un día de diferencia entre estas dos noticias:

Público, 24-06-2016:

Una fragata española rescata a 352 personas en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia.

Viajaban en tres embarcaciones diferentes y han sido auxiliados por la embarcación desplegada dentro de la misión Sophia de la UE de lucha contra las mafias de tráfico de seres humanos.

El pasado 26 de mayo, la Reina Sofía, apoyada por un avión D-4 del Ejército del Aire, y el buque de la Guardia Civil Río Segura, rescató 96 personas que viajaban en varias embarcaciones de goma y madera en aguas del Mediterráneo

El pasado 29 de abril la fragata Numancia, también en la misma operación, rescató 132 personas y coordinó el rescate de 326 más en aguas frente a la costa de Libia.

Un día antes, también intervino en el rescate de 599 personas que navegaban a la deriva con destino a Europa.

En total:  1.505 personas rescatadas en 3 meses y con la intervención de 2 fragatas, un buque de la Guardia Civil y un avión D-4 del Ejército del Aire.

Público, 25-06-2016:

Médicos sin Fronteras rescata a 2.028 personas del Mediterráneo en las últimas 36 horas.

En lo que va de 2016, más 2.800 personas han muerto en el mar; 1.000 más que en el mismo período del año pasado. Desde la reanudación de las operaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF) en 2016, los equipos de la organización a bordo de los barcos Dignity I, Bourbon Argos y Aquarius han salvado a 5.653 personas en 44 operaciones de rescate diferentes.

Lo primero que queremos resaltar es que la noticia sobre el rescate de nuestra Armada tuvo mucho más eco en la prensa que la de MSF, ya se ocupa de ello el Ministerio de Defensa que lo difunde por todas las redes sociales.

Lo segundo que queremos comparar es la eficacia.  MSF obtiene una eficacia del 34’75 % más y con muchos menos recursos y gastos del contribuyente.

Parece que queda demostrado que las cuestiones humanitarias por la vía militar son mucho más costosas e ineficaces.

Así, sin nos queremos defender del drama que supone la emigración en el Mediterráneo y consideramos que esto nos ataca más como personas y como ciudadanos, por ejemplo, que proteger a los atuneros españoles en el Océano Índico, tendremos que concluir que los medios civiles y la actuación mediante la organización por ongs es mucho más eficaz que la metodología militar.

A los datos nos remitimos.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed