Suicidios en la Guardia Civil: más de uno al mes y otro más mensual que lo intenta

Imagen de Adrián Fernández García

Fuente:  Público y 20 minutos.

Existe un gran malestar en la Guardia Civil porque se produce en sus filas un suicidio cada 26 días.  En total, desde 1982 ha habido 447 muertes, con una media de 14 agentes muertos al año.  Y todo ello gracias a que no lo consiguieron 401 guardias más, que sí que lo intentaron.

Parece claro que las autoridades del Ministerio del Interior quieren ocultar la gravedad de problema y no confeccionan estadísticas militares sobre suicidios, lo cual nos parece un grave caso de manipulación informativa:

El 13 de mayo fue el día elegido por Guardia Civil para conmemorar en Toledo el 172 aniversario de la creación del cuerpo. El encargado de organizar los actos de la celebración era el capitán psicólogo N.G.C., de 48 años y padre de dos hijos. El mismo día del evento y ya en las instalaciones de la Comandancia, el guardia civil tomó su arma y se quitó la vida.

El suceso fue denunciado por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la principal unión de agentes del cuerpo, que fue criticada duramente por ello por el delegado de Gobierno de Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio: «Es muy indignante que se hable de algo que se está investigando y cuando la persona en cuestión está todavía en el tanatorio».  La AUGC respondió al delegado de Gobierno preguntándose si también le parecía muy indignante que el suicidio de agentes «siga siendo un drama oculto en el cuerpo, dada la reiteración de sus responsables a la hora de negar esta negra evidencia«.

No existe una base de datos oficial sobre el tema.  Tampoco sobre los suicidios de los soldados en los tres ejércitos, es decir, también el Ministerio de Defensa oculta esta situación.  Pero la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) está intentando recabar datos por otros medios:

Ante la falta de una base de datos oficial, la AUGC elaboró su propio informe sobre el suicidio de guardias civiles con información obtenida gracias a preguntas parlamentarias realizadas por distintos partidos políticos, datos facilitados por la Dirección General del cuerpo e información de la prensa. La investigación concluyó que más de 450 guardias civiles se han quitado la vida desde 1982. La tasa de suicidios en el cuerpo fue de 11,2 suicidios por 100.000 en 2014, por un 8,42 del resto de la población.

La diferencia entre los suicidios en la benemérita y el resto de la sociedad es muy grande para pasar desapercibida. Más de un suicidio al mes es un dato al que habría que dar importancia.

«En algo más de 30 años han fallecido por suicidio más del doble de personas que por atentados de ETA, la organización terrorista más activa en la historia de nuestro país».

La propia AUGC propone soluciones para este drama:

Una de ellas sería la creación de un protocolo de supervisión y asistencia psicológica «absolutamente externo a la Guardia Civil, ajeno por tanto a la cadena de mando». «Es evidente que el tratamiento dentro de un sistema sometido a las jerarquías militares no resulta fiable ni eficaz en estas situaciones», enfatizan la asociación, formada por unos 31.000 afiliados de un total de 68.000 agentes.

Y otra vez nos encontramos que la cadena de mando militar no funciona convenientemente, ahora en un aspecto humano y que interesa a sus propios cuadros.

Otra de las medidas es impedir que, por norma general, los guardias civiles dispongan de su arma las 24 horas del día, en vez de guardarla en armerías controladas. Esta facilidad de acceso a un arma de fuego aumenta significativamente el riesgo de suicidio, tal y como varios estudios alrededor del mundo han concluido, recoge el informe de AUGC.

Es decir, las armas no son buenas ni para quienes las portan.  Razón de más para abolirlas.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed