¿Es España cómplice de la violencia desatada por el militarismo en Egipto?

Luxor+Temple%3A+Opet+Festival

Por Kairoinfo4u

Fuente: El Mundo

Los informes de Amnistía Internacional sobre la situación de Egipto son demoledores:

La actuación de los servicios militares en Egipto desde que se desencadenó la abortada primavera árabe ha sido de una elocuente violencia política y de fuerte militarización del estado. En 2013 respaldó el derrocamiento del presidente electo y,más tarde, el sostenimiento de todo el modelo de represión desencadenado bajo la presidencia del país por parte del General Al Sisi.

En la actualidad las cosas tienden a dar la peor versión del militarismo egipcio:

Las autoridades siguen reprimiendo la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica. Detienen y encarcelan a periodistas y a quienes se muestran críticos en Internet, y hostigan a grupos de derechos humanos.

y

Se han promulgado nuevas leyes represivas, entre ellas una que en la práctica prohíbe las protestas. También hay una nueva ley antiterrorista que confiere al presidente poderes similares a los del estado de excepción y le permite “adoptar las medidas necesarias para garantizar el orden público y la seguridad”, así como la capacidad de imponer cuantiosas multas a periodistas cuya información sobre el “terrorismo” difiera de las declaraciones oficiales.

La violencia se ha extendido por el país. En octubre de 2015, más de 200 personas perdieron la vida de manera violenta tras la explosión de un avión comercial ruso cuando sobrevolaba el Sinaí; muchas personas afirmaron que fue derribado por una bomba. El fiscal general de Egipto en El Cairo y varios jueces en el norte del Sinaí también perdieron la vida en ataques reivindicados por grupos armados, lo que representa una amenaza a la independencia del poder judicial.

Es este uno de los elocuentes frutos del militarismo, intrínseco a éste.

Amnistía internacional, dice El Mundo

Advierte de que 12 Estados de la UE podrían ser «cómplices de la oleada de homicidios ilegítimos, desapariciones y torturas» que sufre el país

¿Y España, colabora con esta situación? Parece que sí. Somos cómplices, dice el Mundo y aprovechamos el desaguisado para proporcionar material militar a los represores, detallando la denuncia de Aminstía Internacional de que España incumple el embargo de armas a Egipto. En un reciente comunicado Amnistía pone el dedo en la llaga y señala, entre otros, a España:

Los Estados de la UE que transfieren armas y equipos policiales a las fuerzas egipcias que cometen desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias a escala masiva actúan de forma temeraria y podrían ser cómplices de estas violaciones graves.

En 2014 los países europeos autorizaron 290 licencias para transferir equipos militares a Egipto por un valor total de más de 6.000 millones de euros. Los artículos incluyen armas pequeñas, armas ligeras y munición, vehículos blindados, helicópteros militares, armas más pesadas para uso en operaciones antiterroristas y militares, y tecnología de vigilancia. Además de España, han proporcionado armamento Alemania, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Reino Unido, República Checa y Rumania.

Dice la nota de prensa de Amnistía Internacional

Solamente en 2014, los Estados de la UE autorizaron 290 licencias para transferir equipos militares a Egipto por un valor total de más de 6.000 millones de euros (6.770 millones de dólares estadounidenses). Los artículos incluyen armas pequeñas, armas ligeras y munición, vehículos blindados, helicópteros militares, armas más pesadas para uso en operaciones antiterroristas y militares, y tecnología de vigilancia.

Los países de la UE que suministran armas a Egipto mediante exportaciones o corretaje desde 2013 son los siguientes: Alemania, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Reino Unido, República Checa y Rumania.

Según Privacy International, empresas de varios países de la UE (incluidos Alemania, Italia y Reino Unido) han suministrado también a las autoridades egipcias sofisticados equipos o tecnologías destinados a su uso en la vigilancia estatal que Amnistía Internacional teme que podrían emplearse para reprimir la disidencia pacífica y violar el derecho a la intimidad.

y concluye que

Suministrar armas que probablemente alimentarán esta represión interna en Egipto es contrario al Tratado sobre el Comercio de Armas, en el que son partes todos los Estados de la UE y viola la Posición Común de la UE sobre exportaciones de armas”

En el caso español, el Gobierno dio luz verde en 2014 a 13 licencias de exportación de material de defensa por valor de 182,4 millones de euros. Entre las autorizaciones «figuran seis aviones de transporte militar, repuestos y documentación».

Si esos 182,4 millones de euros hubieran servido para el desarrollo del pueblo egipcio los veríamos hasta poca cosa, pero se han entregado no para mantequilla, sino para cañones con los que reprimir al pueblo pobre, lo que hace a los vendedores de armas españoles unos verdaderos impresentables.

Por si fuera poco, el Ministro de defensa Pedro Morenés ha estado, con toda pompa y circunstancia, de visita en Egipto hace pocas semanas, visitando al propio presidente Al Sisi y a su cúpula militar, lo que mucho nos hace temer que el colaboracionismo con la represión militar continuará si topos como este están al frente del MInisterio de Defensa español en el futuro.

 

 

 

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed