El acuerdo programático Podemos-IU en materia de Defensa

 

los dosjuntos

Fuente: El diario

Hemos leído con nuestro consabido buen ánimo el acuerdo programático llamado Cambiar España: 50 pasos para caminar juntos, que aparece en la información de El Diario, buscando, como hacemos con cada declaración política de la diestra o la siniestra, lo que tiene que ver con la materia militar y de la política de seguridad y defensa.

Andábamos algo ilusionado cuando oímos bramar a Don Mariano Rajoy y a ese otro señor de la otra derecha que parece sacado de una foto de vendedores de tecnocasa, que era un acuerdo de radicales y extremistas, pensando que entre los cincuenta pasos (se nos antojan pocos para una legislatura que se prevé larga y tortuosa) alguno darían en relación con el creciente militarismo que padecemos.

Lo que sí dice el acuerdo

El acuerdo hace una única mención, para decir que pretenden que el gasto de la política de Defensa en 2019 sea de sólo el 0,8% del PIB español, frente al que dicen es hoy, del 1%.

Al respecto la falta de precisión resulta algo alarmante:

Defensa reconoce que se está gastando el 0´8%, ¿de dónde sacan esa cifra del 1 %?

¿Tal vez al gasto del Ministerio de Defensa suman los gastos de los organismos autónomos militares y los créditos del Ministerio de Industria a Defensa?

Seguro que no incluye ni las clases pasivas militares (que con arreglo a los criterios OTAN es gasto militar, ni los de la Guardia Civil, que igualmente son gasto militar según el criterio OTAN, ni de las partidas disfrazadas y ocultas en los otros 11 ministerios -todos menos uno- del gobierno de Rajoy, o en otras instituciones del estado, o en el pago de intereses de la deuda militar, o en las partidas extrapresupuestarias de más de 2.000 millones de euros programadas para cada anualidad del 2016 a 2019).

Desde luego no todo el gasto militar, que según nuestros cálculos ronda el 2,72% del PIB.

Pero además, es que el 0,8 que dice que va a mantener es la cifra que sin pudor reconoce el gobierno ahora, lo que nos indica que la reducción, en realidad, no reduce mucho, lo que nos hace afirmar que el paso se queda en minipaso, en paso en falso, en paso del cangrejo.

Convendría en todo caso precisar más el tema de la política de gasto en defensa que pretenden llevar adelante, no sea que el cambio se quede en que nada cambia, como es habitual en esta política, y los confluyentes se acomoden a los intereses de los de siempre en esta materia.

Lo que no dice el acuerdo

Y si lo que dice el acuerdo dice poco y no dice bien, no podemos sentirnos más tranquilos viendo lo que no dice, las ausencias, lo obviado tal vez y quién sabe si lo que no se pretende, por tanto, es caminar en esta senda de política desde la izquierda para derrotar al PP.

No dice nada de cosas que, a nuestro juicio, debería decirse algo y que, en ocasiones, los programas de uno u otro «confluidos» sí han dicho algo antes. Entre estos temas silenciados encontramos

  • La OTAN y las bases militares
  • Las operaciones militares en el exterior
  • La ingente deuda militar por compra de armas
  • La industria militar y el girapuertismo en el sector
  • los créditos a interés cero que otorga industria a las industrias militares
  • Los derechos en las fuerzas armadas
  • La transparencia y auditoria del gasto militar
  • Los créditos extrapresupuestarios y fraudulentos para aumentar el gasto militar por la puerta de atrás
  • La venta de armas
  • La política exterior militarizada
  • El complejo militar-industrial
  • La desastrosa situación de Navantia
  • El segundo ciclo de rearme del ejército español

Estas ausencias no pueden sino llevarnos a una conclusión: dentro de las políticas que se han pactado no hay ningún compromiso relativo a lo militar.

¿Qué política de defensa constituirá un hipotético gobierno confluido?

Es evidente que los silencios no permiten, por otra parte, ni siquiera esbozar los pasos que se pretenden dar en política de defensa e internacional, pues el silencio puede significar tanto continuismo como silenciamiento de las intenciones. Deberemos probablemente esperar a los programas para conocer algo mejor las intenciones.

En todo caso, sí es significativo que la temática ni siquiera aparezca en la agenda de preocupaciones que exigen puntos de acuerdo entre dos fuerzas que pretenden presentar una oferta al electorado. Tal vez dan por descontado el absoluto desconocimiento de estas materias por parte de la masa ingente y desinformada de «electores» y el escaso peso de la izquierda antimilitarista existente, que o bien se supone que votarán con la nariz tapada por aquello del voto útil, o que al no vociferar no existe y no pasará factura.

Es una obviedad el componente militarista de algunos perfiles destacados de las formaciones confluidas (incluso destacados miembros de cuerpos militares), lo que se corrobora tanto por el escaso interés por estos temas en las sucesivas legislaturas por parte de los que han tenido asiento en los escaños congresuales, como por la falta de interés en los programas políticos y por algunas declaraciones públicas desafortunadas.

No parece augurarse un planteamiento ni coherente ni alternativo en materia de defensa, a salvo de que los próximos días conozcamos algunos datos que nos puedan hacer cambiar de opinión.

De lo examinado no parece, contradiciendo a Rajoy, que al menos en esta materia la confluencia vaya a ser radical ni alternativa, aunque no podemos afirmar lo mismo del epíteto de extremista, pues si sigue incólume la política militarista del rajoinato, tal vez sí podremos calificarla de extremista y continuista.

Share

2 comments

  1. […] la izquierda política. Dicha coalición presentó un documento de medidas en su puesta en escena, del cual ya comentamos la escasa (por ser optimistas) relevancia que entre sus compromisos comunes d…. Es por eso, como ya anunciábamos, habría que esperar a los programas de cada coaligado para […]

  2. […] la izquierda política. Dicha coalición presentó un documento de medidas en su puesta en escena, del cual ya comentamos la escasa (por ser optimistas) relevancia que entre sus compromisos comunes d…. Es por eso que, como ya anunciábamos, habría que esperar a los programas de cada coaligado para […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed