El Secretario de Estado de Defensa del Rajoinato se postula para responsable del área de inversiones en armas de la OTAN

HachikoRatilOTANRusleWati

Por Joolsgriff

fuente: Infordefensa

El caso del Secretario de Estado de Defensa Pedro Argüelles (en funciones) es un claro ejemplo de anticipación y tacto político. Es uno de los hombres más ricos de nuestro panorama político (dicen las malas lenguas) y uno de los famosos de la jet-set madrileña, pero debe aburrirse y aprovecha su momento.

Todavía tenemos medio moribundo y caliente el cadáver del gobierno del PP en España, y sin haber cesado del todo aún de su cargo de Secretario de Estado de Defensa, ya está al acecho de un nuevo puestecito, ahora en el área de inversiones de armas de nada menos que la OTAN, donde se juega una gran parte de la tostada de las inversiones de armas mundiales.

Es este un caso de verdadero e insólito apego a un cometido: de vendedor de armas en su día pasó a comprador de las mismas (ahora para el Estado español) y, dado que se ha debido crecer en el empeño, muestra su gran experiencia como aval para pretenderse ahora comprador de armas para la OTAN.

El sector debe estar brindando con tan conveniente candidato.

Desde luego, para una OTAN que se ha propuesto incentivar la inversión de todos sus socios en defensa y que aspira a un gasto militar europeo del 3% del PIB de sus estados miembros, no es mal curriculum el de un Secretario de Estado que ha mostrado su celo en dichas compras para un Estado que, en capítulos no militares, ha sufrido amplios e injustos recortes pero que ha sabido sacar a flote el desmesurado gasto militar español y las apuestas de las empresas de armas.

Pretende Arguelles sustituir al actual responsable, el francés Patrick Auroy, quien lleva la tira en el puesto y antes de éste estuvo en la dirección de armamentos del Ministerio de Defensa francés, lo que nos muestra las preferencias girapuertistas del sector, que todo queda entre amigos y conocidos.

Nuestro hombre en la industria militar no es, como puede suponer cualquier persona en sus cabales, el único que aprovecha el tirón de la descomposición galopante del ministerio de Morenés. Otro miembro de su equipo, el actual Secretario General de Política de Defensa, Alejandro Alvargonzalez, también busca nuevo acomodo en la OTAN, y en concreto se postula como secretario general adjunto de Asuntos Políticos y Política de Seguridad, un carguito como quien dice.

Y es que hay que seguir la tradición.

Share

One comment

  1. […] empezamos a comprender por qué algunos de los cargos de Defensa del PP se quieren pasar ahora a la OTAN, concretamente al …. Es que huelen el negocio a la […]

Responder a La OTAN ofrece negocio a la industria militar española | utopiacontagiosa.org Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed