Más dinero para los submarinos mal diseñados de Navantia

SPS+Siroco+%28S-72%29

BuquesdeGuerra.com

Fuente: Cadena SER

Informa la Cadena SER que los nuevos retrasos en la entrega de los submarinos obesos de Navantia a la Armada, «obligan» a un gasto adicional de 120 millones de euros para poder reparar la Carena de los S70 Mistral y Galerna.

Es curiosa la información por lo aséptica y desinformada.

El Estado encargó estos chismes con un coste inicial de 1.796 millones de euros, en un convenio firmado entre el entonces Ministerio de Industria, Energía y Turismo y la empresa IZAR en 1996 del que hemos buscado la referencia en el BOE y en la página web de transparencia del gobierno sin éxito.

Durante los primeros años el proyecto dormitó en la fase de diseño del ingenio, hasta que en 2004 el Ministerio de Defensa (que ya se las había ingeniado para que el de Industria «adelantara» a IZAR (luego reconvertida a NAVANTIA cuando el desastre de la empresa pública hace desgajar el negocio en dos empresas, una militar y otra civil) créditos «reembolsables» a interés cero, para la realización de varios prototipos de este submarino, que deberían empezar a entregarse en 2012.

Por unas cosas y otras, el submarino tiene sobrecostes, por lo que a 2013 ya se llevan gastados 2.134 millones de euros en el engendro.

El diseño es, como se sabe, una caquita y el submarino tiene problemas de «flotabilidad» que debe ser lo peor que le puede pasar a un submarino, lo que obliga a retrasos y sobrecostes variopintos.

En 2014 el Gobierno amplía el crédito de Navantia para este submarino en 759 millones de euros suplementarios, lo que nos pone ya en 2.893 millones de euros la broma.

Adicionalmente se establece un crédito más para reparar la carena del Submarino Tramontana y hacerle viable hasta al menos 2018, fecha en la que se supone que estará listo el nuevo diseño del submarino, este por otros. Fue por 42,6 millones más (ya nos ponemos en 2.935,6 millones) y se llegaría por reparaciones del carenado futuras (se veía venir) a más de 120 millones suplementarios.

Si vamos haciendo cuentas, resulta que los submarinos, inicialmente 1.200 millones de euros de gasto disparatado, pasan ahora al menos a 3.013 millones de euros.  Un 251% más del coste inicialmente previsto y un coste por unidad (se van a hacer cuatro) de 753,5 millones de euros.

¿Tiene sentido este gasto? Desde el punto de vista de la «defensa» no tiene sentido ninguno. Incluso si tener submarinos reportara algún beneficio a la seguridad de los españoles (lo que no ocurre) resulta que de características similares se fabrican a precios más bajos según os informa defensa.com.

Tampoco parece que lo tenga desde el aspecto tecnológico, pues los fallos de diseño son ya comidilla en el mercado del sector y España, que optaba al parecer por colocar submarinos a nuestro cliente militar Australia, ha quedado apeada de la carrera en favor de las japoneas MItsubitsi y Kawasaki.

Parece que el único, y siempre voraz, prepósito de la élite militarista y del complejo militar industrial español está en poder vender (cuando consigan que funcionen en condiciones) submarinos militares en el ya saturado mercado mundial de éstos. Un objetivo que enriquece a los fabricantes, empobrece a los compradores y depreda las zonas dependientes de la fabricación militar de Cádiz y Ferrol.

Menudo negociazo: costes para los demás y beneficios para la casta.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed