Con la guerra no se juega, ¿o sí?

PatioDeArmas

Transcribimos el comunicado que nos remite la Asamblea por la paz de Siero sobre las actividades «educativas» y dirigidas a niños que realiza el acuartelamiento Cabo Noval,

«De nuevo la campaña de marketing de los militares llevó a que escolares de ambos sexos fueran llevados por sus profesores al acuartelamiento “cabo Noval” para mostrar las bondades de la guerra, y, según algunas profes, para buscar salidas profesionales para sus estudiantes.

Si esta fuera en verdad la misión directa de los colegios públicos, buscar empleos, las profesoras y profes tendrían un amplio abanico de tareas, todas más pedagógicas que implicarse tan hondamente en la propaganda militarista.

“Niños que juegan a ser soldados” titula LNE: puertas abiertas en el cuartel, dice EC.

Cuando la más elemental de las pedagogías centra la mirada en la construcción de la paz, y los valores que la pueden propiciar son colocados en primer orden de las tareas de profesorado y madres y padres y familias y entorno, y cuando se está solicitando que los militares no vayan a las escuelas a incitar sus estilos de violencia institucional, van estos profesores y se dejan engatusar por los uniformes y las armas, y con toda la imprudencia del mundo implican a sus estudiantes en la “aventura” de matar.

No importa que a las fronteras de los países europeos estén llegando millones de personas que huyen de guerras provocadas con armas, con uniformes, con intervenciones militares similares a las que fueron a admirar al “cabo Noval”.  ¿No les importa transmitir valores de respeto a los derechos humanos, y por lo mismo, de cumplimiento del sagrado derecho de asilo y refugio que la UE niega a estas Personas refugiadas que son cosecha de siembras de guerra parecidas a las propugnadas en  el “cabo Noval”?.

¿Les han explicado estos profes a sus estudiantes las causas de las guerras, en Iraq, en Afganistán , en el Líbano, en Siria..?

A los ocurrentes militares profesionales, que tan caros nos salen en el presupuesto cuyo ministro “de la guerra” procedente de las empresas de armamentos se salta a la torera y aumenta considerablemente sin importar si hay otras necesidades sociales más perentorias,

¿Por ninguna “casualidad” se les ha ocurrido poner una indumentaria sionista, o “guantanamera”, para señalar a dónde dirigir sus disparos, si es que estos dos lugares, Israel y USA, sí que están condenados por crímenes de guerra, en vez de la sirvengüencería de caracterizar a los futuros muertos como palestinos..? ¿o es un aporte “gratuito” al sionismo dominante, que tiene estos días a 9 víctimas en Asturias, dos de ellas de Siero, por oponerse a los bombardeos de Gaza de 2014, donde asesinaron a 1500 de esas personas del pañuelo palestino, 600 de los cuales eran guajes de la edad de los que fueron “de visita” al cuartel de la Belga?

Y las 1200 hectáreas de este cuartel, con antiguos bosques degradados y propiciadores de incendios, ¿no estarían mejor en manos comunitarias o del ayuntamiento, para crear empleos, trabajos productivos, de los que defienden la tierra y la vida, en vez de la pedagogía de muerte de este viernes funesto de armas y comedura de coco antipedagógico?

Ahora que comienza la campaña del IRPF, bueno es recordar que, para quienes propugnamos que no hay que colocar ni una peseta, ni un euro, ni una mujer, ni un hombre para la guerra, corresponde y se puede y se debe hacer objeción fiscal al gasto militar, y desde luego, que las madres y padres, que el profesorado, que la gente de trabaja en la educación y quienes se ven concernidos en ello.. declaren sus territorios libres de propaganda militar, zonas de paz donde los valores no puedan ser pervertidos para la destrucción, de la vida, del medio ambiente , de la cultura o de la sensatez.
Asamblea por la Paz de Siero.»

Share

One comment

  1. […] las sociedades de Barcelona, Siero, Gerona y otras tantas consiguen, poco a poco, levantar el dedo contra la intromisión de la […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed