El Ministerio de Defensa gastó 2.334 millones de euros más de los presupuestados en el ejercicio de 2015

Por Mambrú-La PanteraRossa

Fuente: BOE.

Según la Resolución de 1 de abril de 2016, de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE)  por la que se publican las «Operaciones de ejecución del Presupuesto del Estado y de sus modificaciones y operaciones de Tesorería» del mes de diciembre de 2015″ el Ministerio de Defensa gastó en el ejercicio de 2015 la escandalosa cifra de 2.334 millones de euros más de los presupuestados.

Como hemos denunciado hasta la saciedad, Defensa, año tras año, recurre a este truco contable de presupuestar un gasto muy inferior al que ejecuta a lo largo del año, con lo que pretende dar la impresión de que el gasto de dicho ministerio es inferior al que realmente es.

Debemos recordar, a su vez, que el gasto del Ministerio de Defensa es únicamente un componente del gasto militar real, que se distribuye y disfraza en todos los ministerios menos el de Justicia y en otros organismos y entes estatales.

A título de ejemplo, el año pasado desvelamos que el presupuesto previsto para 2015 sería de al menos de 23.373,93 millones de euros, un 420% más de lo inicialmente presupuestado: En esa ocasión, y con arreglo a nuestro informe sobre el gasto militar de 2015 calculamos que el sobrecoste que gastaría de más defensa respecto de lo liquidado (atendiendo al promedio desde 2002 a 2013 de sobregasto según las liquidaciones publicadas por la IGAE) sería de al menos 1.070,9 millones de euros, cuando, como vemos, el sobregasto supera los 2.334 millones, un 40.4 % más de lo inicialmente presupuestado y un 28,8% del total del presupuesto real del MInisterio de Defensa.

El aumento del gasto del ministerio es brutal, y como tendremos ocasión de mostrar en breve en el informe sobre el gasto militar previsto para 2016 nos sitúa en un gasto militar real previsible para 2016 de más de 31.000 millones de euros sobre los 5.787,89  millones presupuestados torticeramente.

Por otra parte, esta práctica común del MInisterio de Defensa de programar un gasto deliberadamente inferior al que se sabe que se va a ejecutar ha sido denunciada tanto por el tribunal de Cuentas como por la propia IGAE y ha motivado (en lo que respecta al uso indebido de créditos extrapresupuestarios para cubrir partidas que no se dotan inicialmente de presupuesto a sabiendas de su enorme peso) un recurso de inconstitucionalidad por parte de una parte del parlamento, disconforme con esta trampa constante.

El gasto militar español es escandaloso por muchas razones, y las trampas con las que se disfraza por nuestra inamovible élite político militar se nos antoja especialmente sangrante dada la situación general de la sociedad.

En los tiempos que corre, que el ministro en funciones de Hacienda pide austeridad a las comunidades autónomas (que ejecutan principalmente gasto social) mientras que Defensa sobreabunda en la trampa y el gasto innecesario, una alternativa al déficit pasa por drásticos recortes en defensa y no en los gastos sociales. No acertamos a encontrar las razones por las que las Comunidades Autónomas amedrentadas por el ministro en funciones no proponen esta alternativa social.

AHora que se acerca la declaración de la renta, más que nunca, las razones de la desobediencia al gasto militar se justifican con este nuevo dato conocido. La objeción fiscal es una respuesta ciudadana ante el parasitismo de lo militar y el consenso mudo de los políticos complacientes.

Share

One comment

  1. […] curar, educar o preservar el entorno natural. Según los análisis del grupo Utopía Contagiosa, el dinero gastado en conceptos militares en 2015 superó en 2.334 millones de euros lo que había sido …, un 40.4 % más del presupuesto inicial. En este completo informe realizado también por Utopía […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed