¿Para qué nos sirve el buque de guerra A-14 Patiño?

 

Imagen de www.armada.mde.es

El buque de guerra A-14, denominado Patiño, es un buque de reaprovisionamiento de combate que fue construido por Bazán en El Ferrol y botado en 1994.  Y cuenta con:

  • habitualmente lleva tres helicópteros Sikorsky SH-3 Sea King para realizar aprovisionamientos verticales y otras operaciones,
  • 2 cañones Oerlikon GAM-B01 de 20 mm /85
  • 4 ametralladoras medias «Browning» de 12,7 mm y 2 ametralladoras ligeras MG-42
  • en cuanto a guerra electrónica lleva 6 lanzadores de chaff, señuelo para torpedos Nixie, ESM/ECM:  Sistema Aldebarán.
  • La tripulación está compuesta por 154 personas.

Por su condición de Buque de Aprovisionamiento para el Combate y Hospital, la función primordial del «Patiño» es la de proporcionar combustible, agua, munición, víveres, repuestos, pertrechos, vestuario, farmacia y asistencia sanitaria a las unidades de combate en la mar.  Recientemente, se ha adaptado la habitabilidad, los sistemas de comunicaciones y la infraestructura del buque para capacitarlo como buque de mando, capaz de acomodar a un Jefe de Agrupación y a su Estado Mayor y dotarles de los medios de mando y control necesarios para realizar su función.

Suele estar fuera de su base unos 120 días al año. Es decir, uno de cada tres días, tampoco mucho.  ¿Qué ocurre, que no tiene misiones para defender España, que está sobredimensionada nuestra armada?, o que ¿es otra chapuza de construcción como los S-80 y no es capaz de estar alejado de su base porque necesita continuamente reparaciones?

Los dos próximos meses va a estar en aguas de Canadá, junto a barco canadienses y yankis, para hacer ejercicios en las costas norteamericanas.  La gran novedad es que se embarcarán en él 35 militares canadienses que serán instruidos por los españoles.

La misión se produce por petición de la Marina Real Canadiense

Este apoyo descansa en el principio de solidaridad entre miembros de la OTAN, por el que un país proporciona una capacidad de la que otro carece, todo ello sin que suponga un coste adicional y sin que sea una merma en las propias capacidades operativas de la Armada.

El objetivo que persigue la Marina canadiense con el despliegue del ‘Patiño’ es mejorar el adiestramiento de su personal en el área de aprovisionamiento en la mar y en la protección de Unidades de Alto Valor.

Por su parte, estos apoyos suponen para España una serie de ventajas, como el prestigio exterior para la Armada, así como los beneficios del adiestramiento para las dotaciones y el intercambio de conocimientos y experiencias con la integración en otra marina aliada.

Parece claro que si va a estar 2 meses fuera sin defender nuestras costas es que realmente no hay mucho peligro en ellas y, por lo tanto, este buque no es necesario para nuestra defensa.

También nos surge la duda de quién pagará el despliegue.  Malo si lo hacemos los españoles a cambio de más prestigio militar e intercambio de supuestos conocimientos. Nueva prueba de despilfarro militar.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed